domingo, 14 de enero de 2007

EL TRUCO FINAL (EL PRESTIGIO)

Ficha técnica

Dirección: CHRISTOPHER NOLAN
Intérpretes: HUGH JACKMAN, DAVID BOWIE, SCARLETT JOHANSSON, ANDY SERKIS, CHRISTIAN BALE, MICHAEL CAINE, PIPER PERABO
Guión: ED DECTER, JOHN J.STRAUSS
Producción: AARON RYDER, EMMA THOMAS
Fotografía: WALLY PHISTER
Montaje: LEE SMITH
EEUU, 2006
Duración: 128 MINUTOS

Sinopsis:

Todo comienza en el agitado Londres de finales del siglo XIX. En una época en la que los magos son los ídolos más reconocidos, dos jóvenes magos se proponen labrar su propio camino a la fama. El ostentoso y sofisticado Robert Angier (Hugh Jackman) es un consumado artista, mientras el rudo purista Alfred Borden (Christian Bale) es un genio creativo que carece de la desenvoltura necesaria para mostrar al público sus mágicas ideas. Al principio, son dos compañeros y amigos que se admiran mutuamente. Sin embargo, cuando el mejor truco de ambos se echa a perder, se convierten en enemigos irreconciliables e intentan por todos los medios superar al otro y acabar con él.

Crítica

No es recomendable hacer comparaciones cuando uno va a ver una película, pero ultimamente Hollywood ha puesto de moda que eso sea asi cuando te estrena en una misma temporada (y en ocasiones con pocos meses de diferencia) dos títulos cuya premisa argumental es la misma, aunque luego las historias sean diferentes. Ese caso ya se ha dado anteriormente ("Deep Impact" y "Armageddon", "Bichos" y "Antz", etc.) y en esta temporada se ha repetido con "El Ilusionista" y "El truco final (el prestigio)". El nexo de unión de ambas películas es la magia a finales del siglo XIX, la resolución y la historia son diferentes, el resultado final igual.

"El Ilusionista" es una película que se enmarcaría dentro del film de época con romanticismo, aventura y un halo de misterio que se conserva hasta su sorprendente revelación final, que cuadra todo lo anteriormente visto para encontrarnos con una película cuyo resultado final es notable. "El truco final" también sería película de época, pero aqui no hay romanticismo como en la otra, los personajes principales de este film se basan en la envidia y en la codicia, ambas de cara a superar a su oponente. Eso les lleva a una lucha sin cuartel en la que todo vale con tal de ser el mejor mago, aquel que realice la fantasia más portentosa, aunque eso les lleve a las puertas de la muerte... o se las haga cruzar. Eso provoca (o al menos a mi me provocó) una falta de empatia hacia los personajes, ya que no guardan el aura de misterio que si tenía el de Edward Norton en "El Ilusionista", y eso sin despreciar en ningún momento la labor de los actores, porque todos ellos estan muy bien en sus respectivos papeles (desde Hugh Jackman y Christian Bale como los dos magos rivales hasta Michael Caine como su mentor, pasando por David Bowie y Andy Serkis en dos papeles secundarios pero importantes así como Scarlett Johansson en un papel quizás poco desarrollado pero que ella hace llamativo con sus innegables encantos personales).

Asimismo "El Ilusionista" planteaba unas fantasias sobre el escenario más o menos creibles (aunque es evidente que se utilizaron efectos especiales para recrearlas, todas ellas estan basadas en trucos de magia más o menos parecidos a los que se solian hacer en aquella época). "El truco final" tiene también algunos trucos que seran facilmente identificables por aquellos que hayan visto alguna vez un espectaculo de magia (los anillos de metal insertados, la bola o la moneda detrás de la oreja, el escapismo,...) pero el problema está cuando el personaje de David Bowie presenta la máquina con la que uno de los magos realizará su gran truco. Y aqui ya entramos en el terreno de la ciencia-ficción, no sólo porque lo que hace la máquina (y provoca el truco) no nos es explicado nunca (¿desde cuando la electricidad provoca "eso"?), sino porque además no resulta creible teniendo en cuenta el tono más o menos plausible que ha tenido la película hasta ese momento.

Claro está que eso nos lleva a la parte final, donde también vemos (como en "El Ilusionista") que nada es lo que parece y que ambos personajes han utilizado diferentes estratagemas. El problema está en que la explicación de lo que hace la máquina de Tesla (el personaje de David Bowie) y la aparición del hermano gemelo de uno de los personajes lo encontré una resolución bastante tópica (aunque no por ello negaré que no funcione en el argumento del film). Eso quizás se debe a que al explicarnos el truco (como cita un personaje a lo largo de la historia) este pierde todo su encanto, pero mientras que en "El Ilusionista" la explicación final sorprendía y te hacía sentir realmente (bien) engañado por el director como si de un mago se tratara, la resolución de "El truco final" parece más bien una manera de intentar hacer encajar todos los detalles de la historia de manera correcta... aunque no sorprendente.


Y claro, vuelvo a insistir en que a eso ayuda unos personajes con los que nunca te puedes acabar de identificar, porque si bien a priori uno diría que el personaje de Hugh Jackman es el mago bueno y el de Christian Bale el mago malo, son tantas las fechorias que se comenten mutuamente que (como les dicen en un momento de la historia) son "tal para cual". Eso si, reconociendo la buena actuación de los dos protagonistas, realmente muy bien en sus respectivos papeles, aunque si en lo que a labor actoral nos referimos, lo más llamativo no sería la presencia de Michael Caine (auténtico actor de la vieja escuela que realiza magistralmente su participación en esta película, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados) sino David Bowie, con un aspecto y una caracterización tan diferentes a lo que nos tiene acostumbrados que realmente sorprende. Y aunque su papel no está muy desarrollado que digamos, también está muy llamativa Scarlett Johansson.

En resumidas cuentas, un espectaculo entretenido con un gran plantel actoral pero que quizás peca de unas ambiciones que luego no se ven reflejadas ni en pantalla ni en el resultado final del film una vez acaban los títulos de crédito.

CALIFICACIÓN: ···

LO MEJOR: Los actores (tanto principales como secundarios), la ambientación y la entretenida historia.

LO PEOR: Poca empatia hacia los protagonistas, la historia bordea sin necesidad la ciencia-ficción y el horrendo título español ("El truco final (el prestigio)" en lugar del original (y más breve) "El prestigio").

13 comentarios:

Shroeder dijo...

Tesla era un visionario, adelantado a su tiempo. Hay experimentos suyos que todavía nadie ha logrado duplicar.

La gracia de la historia es que lo que Tesla entrega es una máquina cuántica, de ahí la alusión a los gatos. Ya sabes: pasas un electrón, o un gato, y al otro lado tienes dos electrones, o dos gatos. Uno vivo y otro muerto. O sí. O no.

David Fernández dijo...

A mi, aún reconociendo que es muy tramposa (por otra parte lógico, teniendo en cuenta la temática de la cinta) me encantó. Técnicamente casi perfecta (algo ya habitual, tratándose de Nolan), con actores estupendos, y un par de interesantes giros argumentales.

No entiendo esta frase: "no resulta creible teniendo en cuenta el tono más o menos plausible que ha tenido la película hasta ese momento", ni "la historia bordea sin necesidad la ciencia-ficción". ¿Porqué sin necesidad? En ningún momento se comenta que la simple y pura electricidad haga "eso". No sabemos exactamente en qué consiste el ingenio inventado por Tesla, pero no creo que por ello desentone con el tono de la obra. Añadir tintes de ciencia-ficción en el S.XIX no me parece especialmente desacertado, y aunque el final puede parecer un poco forzado, a mi me sorprendió, y mucho, por inesperado, y por lo maravillosamente bien que encaja con las imágenes iniciales: cómo Nolan nos enseñó sus cartas desde el principio (los sombreros, Caine enseñándole un truco a la niña, las reacciones de la esposa de Bale...), haciéndolas encajar al final.

Por otra parte, yo sí pude llegar a empatizar con los personajes. Entiendo (que no comparto) su rivalidad, sus ambiciones, deseos, sueños y frustraciones. Y a ello ayuda la más que correcta interpretación de Jackman y Bale.

Sólo una cosilla más, que espero no tomes a mal: a mi no me afectó, porque vi la película ahora mismo, pero avisa de SPOILERS, porque en tu (muy buena, aunque no comparto tu opinión) reseña sueltas uno muy, pero que muy bestia.

Un saludo, Chacal.

Chacal dijo...

David, yo no tengo ningún problema en aceptar ciencia-ficción en el siglo XIX. Todas las novelas de Verne y el estilo de ciencia-ficción que en ellas hay (o en, por ejemplo, "La liga de los hombres extraordinarios") me gusta, y mucho. Pero yo esperaba de "El truco final" algo parecido a "El ilusionista" pero sobre la rivalidad entre estos dos magos. Y eso es más o menos lo que parece que me voy a encontrar hasta que aparece la máquina de Tesla, que si, que es un visionario y todo lo que quieras, pero que ya enmarca la película en la ciencia-ficción, rompiendo para mi el tono que tenía hasta entonces (y reconociendo, eso si, lo bien que resuelve Nolan la situación, porque una cosa es que guste más o menos, que sea más o menos coherente y otra que, como mínimo, no sorprenda, cosa que si hace).

En cuanto al argumento fragmentado que citas, eso no me afectó. Desde Tarantino hasta Tommy Lee Jones, hay muchos que lo han utilizado. Y aqui está correctamente empleado.

Por cierto, respecto al spoiler, ¿a cual te refieres? Que cite que uno de los personajes tiene un hermano gemelo (porque igual te refieres a este) no es spoiler porque no cito quien ni mucho menos las repercusiones de eso.

David dijo...

Hombre, si vas a ver la peli ya advertido de que uno de lo0s personajes tiene un hermano gemelo, la cosa cambia y mucho. Ya estás al acecho, y lo cierto es que se intuye que "ese" personaje tiene algo raro. Me refiero

SPOILER

al ayudante de Bale, quien casi no habla durante todo el metraje, y a quien se le enfoca sólo de pasada

FIN DE SPOILER

Sólo es una opinión: respeto mucho tu formaq de escribir, y creo que sabes que soy asiduo de este blog, pero como espectador, si se hubiera dado el caso de que hubiera leido esta reseña antes de ver la peli (en mi caso complicado: intento evitar leer acerca de peliculas que me interesan, al menos hasta haberlas visto), me habría fastidiado bastante. Pero insisto, alomejor es que yo soy muy especial para estas cosas.

Un saludo, y perdona si resulto pesado, en serio.

Chacal dijo...

De pesado nada David, encantado de recibirte por aqui siempre que quieras.

Y si, puede que el detalle del hermano, aunque no se den datos, ponga sobreaviso a un posible espectador. Pero bueno, creo que es un simple detalle que no desvela nada, más al contrario hará fijarse aún más a un posible espectador... y luego todo depende de que la resolución de lo de ese hermano le guste o no.

El_Nene dijo...

No entiendo porqué dices que esperas algo como el ilusionista, si lo único que las enlaza es el tema de la magia: son dos historias totalmente distintas, con tramas totalmente distintas, y estilos totalmente distintos, que tratan el tema de la magia desde puntos totalmente distintos. Es como esperar que todas las peliculas de romanos que se hagan a partir de ahora sean iguales a Gladiator.

En el ilusionista tambien habia bastante de ciencia ficcion:

SPOILER
El truco del espejo, o los "fantasmas" que en realidad son hologramas, en esa época, y con tanta interaccion con el medio (niños que caminan entre el público, hablan, etc...), para aquella época son bastante de ciencia ficcion, por ejemplo
FIN SPOILER

Ademas, hay que tener en cuenta que El Prestigio fué rodada antes que EL Ilusionista, a pesar de que se ha estrenado despues.

travismagee dijo...

Película enormemente interesante...sobre el papel, pero decepcionante en su resultado final. Por eso mismo, porque la historia promete muchísimo y está abierto a un sinfín de posibilidades que debieran haber fascinado, y sin embargo resulta farragosa, carente de la más mínima lógica y con un final que se diluye en sí mismo.
El primer tercio está muy bien, con la presentación de los personajes, su interrrelación y el truco que desencadena la cruenta y bastante estúpida guerra entre los dos protagonistas.
Y cuando parece que el espectador quedará arrebatado ante la curiosa y rica historia, comienza una narración oscura, como he dicho antes, farragosa, donde todo se confunde y la credibilidad brilla por su ausencia.
Y es que, tal y como sucedía en la superior "El ilusionista", en este tipo de filmes, el envoltorio puede ser más importante que lo que hay dentro, pero cuando hay sobre todo humo (envuelto en muchos rayos debido a la electricidad, invento de finales del siglo XIX, que tanta importancia tiene en el filme y en la historia de la Humanidad), la historia se resiente, dejando toda la fuerza y razón de ser en el truco final, en la finalización de la historia. Y esta no puede ser más desilusionante. Algo que se escapa a la magia y entra en lo cotidiano, en lo estrictamente real y humano. Algo, por otra parte, bastante previsible pues no podría ser otra cosa, aunque se la haya revestido anteriormente con ropajes de fantasía y ciencia ficción.
Estéticamente hay escenas bellísimas, como el momento de la introducción de un ataúd en un nicho. En cuanto a la ambientación, se nota un esmerado trabajo en cuanto a la dirección artística, así como en el vestuario y peluquería y maquillaje.
Sin embargo, el guión tiene bastantes agujeros y la dirección de Nolan, toma un impulso respecto a su anterior filmografía, pero para atrás. El ritmo comienza siendo bueno pero más tarde todo se supedita a preparar al espectador a un final "abracadabrante", ilusionándole en vano, visto su bastante menor resolución.
En el capítulo interpretativo, las tres actrices se comen con patatas a los protagonistas, con un Hugh Jackman, especialmente mediocre, muy por debajo de su, por otra parte, difícil papel.
En defintiva, en lo que a mi respecta, "The Prestige" me ha supuesto un menor entretenimiento, que no me ha aburrido, eso no, pero sí decepcionado, hasta el punto de que se me habrá olvidado dentro de una semana o así. Como si no hubiera visto nada.

Chacal dijo...

Nene, si no me equivoco creo que "El ilusionista" ya estaba en la fase de montaje cuando en "El prestigio" aún no estaba claro quienes serian sus protagonistas principales. De hecho la primera se rodó a principios del 2005 estrenándose a finales del 2006 porque tuvo problemas para encontrar distribuidora, mientras que "El prestigio" se rodó entre finales del 2005 y principios del 2006, con estreno USA en octubre de aquel mismo año.

Chacal dijo...

Además, Nene, el detalle que comentas de "El Ilusionista" si se puede enfocar en la ciencia-ficción... si no fuera porque como no queda claro como lo realizan, entraría más en el fantástico, el terreno normal de un film como aquel.

Aqui tampoco te explican el funcionamiento de la máquina de Tesla. Pero es una máquina. Con lo cual ya no hay magia ni fantasia sino ciencia-ficción.

Anónimo dijo...

La novela de Christopher Priest, autor DE CIENCIA FICCIÓN es de 1995

Chacal dijo...

Pues si es un autor de ciencia-ficción (lo cual no dudo, porque no he tenido el placer de leer nada de él) entonces el fallo digamos que no está en la obra original, que probablemente no esconde sus orígenes, sino en su traslación a pantalla grande, intentando aparentar una cosa y ser otra.

O sea, que aunque sea una película sobre magos digamos que a la película le falta esa "magia" que si tenía "El Ilusionista" (y no sólo en los trucos) y que aqui brilla a intervalos pero es bastante irregular.

Anónimo dijo...

Ya veo que todos "preferís ser engañados", como dice la película. La primera frase de la película es "presten atención". Toda la película en sí misma se estructura igual que un truco de magia que sale a la perfección.
¿Pero todos pensáis que de verdad funcionaba esa máquina de clonar? Dadle mas vueltas a toda la película, pensad realmente cuantos supuestos "clones" habéis visto juntos en el mismo plano de la película. Toda la historia de Angier en Colorado es vista a través del diario FALSO que tene Borden!! Y cuando dispara sobre su propio clon, es algo que le está contando Angier a Borden, no algo que de verdad ocurra sólo por que lo muestre la imagen (¿No habéis visto "sospechosos habituales"?)La máquina no funciona, pero Hugh Jackman te hace creer que sí, porque se guarda un as en la manga desde el principio, y es su propio doble, el que SE HACE PASAR POR BORRACHO para engañar a Borden(no os parece que, del mismo modo que el disfraz del doble de Borden canta mucho, el doble borracho de Angier sobreactúa enormemente? Nolan no hace ninguna trampa) Todo el aparataje que rodea al truco de Angier es pura distracción, es igual que el mago chino que fingía SIEMPRE que tenía mal las piernas, de hecho son escenas idénticas, el chino subiendo a la carroza tras acabar el show y los viejos ciegos cargando las cajas misteriosas tras acabar el gran truco, todo forma parte de la actuación. Hay muchas pequeñas pistas que Nolan va dejando a lo largo de todo el film, que hacen plantearse cual es realmente la explicación. Una pregunta más: ¿Quién gana? ¿Quién obtiene realmente el "prestigio", la mirada atónita del que está ante lo que no puede creer? Una máquina de clonar que intenta ser una máquina de teletransportar... Por favor, es el truco que explica otro truco, eso lo viene haciendo Tamariz desde siempre!! Y Angier gana el mayor prestigio porque consigue que Borden, su rival, se lo crea, se quede con la mirada atónita, aunque sea a costa de morir y de haber preparado el asesinato de su doble. Sólo hay que buscar un poco en google para encontrar estas explicaciones mucho más desarrolladas y bastante mejor expuestas. Así que de Ciencia Ficción nada. Aunque, claro, también podemos quedarnos con la explicación fácil, no es contradictoria, simplemente es ciencia ficción. Un saludo

sofia martínez dijo...

¡Entretenida! Buena opción para pasar el rato, por cierto me recuerda a una serie de HBO llamada El Hipnotizador. Como todas las películas tiene sus puntos a favor y en contra, en general me parece que vale la pena.