domingo, 10 de enero de 2010

BROTHERS con TOBEY MAGUIRE, JAKE GYLLENHAAL y NATALIE PORTMAN

FICHA TÉCNICA

Título: Brothers
Título original: Brothers
Dirección: Jim Sheridan
País: Estados Unidos
Año: 2009
Fecha de estreno: 05/03/2010
Duración: 105 min.
Género: Drama, Thriller, Bélico
Reparto: Jake Gyllenhaal, Natalie Portman, Tobey Maguire, Clifton Collins Jr., Bailee Madison, Sam Shepard, Mare Winningham, Taylor Geare, Patrick Flueger, Carey Mulligan
Guión: David Benioff
Productora: Palomar Pictures, Relativity Media, Michael De Luca Productions

SINOPSIS

El capitán Sam Cahill (Tobey Maguire) recibe la llamada del ejército de los Estados Unidos para incorporarse a la Guerra de Afganistán. Sam encarga a su hermano Tommy (Jake Gyllenhaal) que cuide de su esposa, Grace (Natalie Portman), y de sus hijos, mientras él está fuera. Tommy acepta sin sospechar que está a punto de caer en un triángulo amoroso del que no sabe si puede o quiere salir.

CRÍTICA

Como en tantas y tantas ocasiones previas, nuevamente estamos ante un remake de Hollywood, en este caso de un film danés que, como en tantas y tantas ocasiones, no he visto. Pero aunque desconozco la original Brothers de Susanne Bier, el tener aqui tras las cámaras a Jim Sheridan y el llamativo trio de protagonistas que tiene la película (Tobey Maguire, Jake Gyllenhaal y Natalie Portman) fue lo que me animó a verla. Y no me arrepiento de ello.

A lo largo de la historia han sido muchos los libros, películas y obras de todo tipo que han hablado sobre la guerra, o para ser más exactos sobre las consecuencias y trastornos mentales de la guerra en la vida de los soldados que vuelven del frente. En ese sentido las hemos visto desde todos los perfiles, y el que nos cuenta la película probablemente no por conocido y previsible es menos desgarrador. Aqui he de hacer un inciso para aplaudir la decisión de hacer hermanos en la ficción a los dos actores protagonistas, ya que aparte del innegable parecido que hay entre ellos está la curiosidad de que muchas veces se ha rumoreado el nombre de Jake Gyllenhaal en caso de que Tobey Maguire abandonara la franquicia de Spiderman.

Uno de los mayores aciertos de Brothers es contarnos una historia compacta y sin fisuras en el tiempo adecuado, ya que en un momento en que parece que la duración de cualquier film se puede dilatar hasta la extenuación, los 105 minutos de esta cinta parecen sorprendentes. Pese a ello el dilema moral y familiar sobre el que se centra la historia queda perfectamente planteado durante su primera hora, siendo el resto del metraje las consecuencias del mismo. En ese punto destacaría yo la escena que se marca Tobey Maguire en la cocina en la parte final de la película, la cual a muchos les puede parecer de un histrionismo digno de Jack Nicholson, pero que personalmente creo que sirve como perfecto ejemplo de la tensa situación mental que arrastra su personaje, con las continuas dudas sobre lo que él cree que ha sucedido y lo que pasó en verdad (sumado a lo que tuvo que hacer él en el frente de batalla).

Como contraste, las interpretaciones de Gyllenhaal y Portman pueden parecer más tranquilas, pero aún así encierran en ellas todo un dramatismo que ira dilatándose a lo largo del metraje, teniendo su punto álgido cuando al final todos los personajes hayan de tomar la decisión de como continuar viviendo este triángulo amoroso. Pero lo que en otras manos podría haber finalizado en una telenovela, Sheridan lo lleva a buen puerto, sin en ningún momento juzgar a sus personajes sino simplemente mostrándonos sus acciones, dejando a juicio del espectador quien cree este que tiene más razón y quien está más equivocado (nunca se juzga como adúltera al personaje de Portman, de aprovechado al de Gyllenhaal o de desequilibrado al de Maguire, pese a que en parte son eso... aunque también mucho más que eso).

Por cierto, aparte de lo acertado del trio protagonista me gustaría también destacar a la jovencita (apenas tiene 10 años) Bailee Madison, quien interpreta a una de las hijas del matrimonio formado por los personajes de Maguire y Portman. Puede pasar bastante inadvertida a lo largo de la película, pero mucha atención a la escena que sirve como detonante final a lo de la tensa situación mental de su padre (en la ficción) y donde su actuación es tan digna o más que la de cualquiera de los actores que comparten cartel con ella.

LO MEJOR: El trio de actores protagonistas (cuarteto si incluimos la escena al final de la jovencita Bailee Madison) junto con la acertada duración del conjunto (sin dilataciones temporales innecesarias) y la correcta labor tras las cámaras del director (no cayendo en el defecto de convertir esto en una telenovela).

LO PEOR: Como remake que es habría que ver la original, que probablemente ahonde más en detalles que aqui sólo se tocan superficialmente. Asimismo tampoco es muy sorprendente a estas alturas hablar de los traumas bélicos en los soldados que vuelven de la batalla.

1 comentario:

Pablo dijo...

Tengo mucha curiosidad por ver si Tobey realmente da la talla.