viernes, 15 de enero de 2010

Pressbook de SHUTTER ISLAND de MARTIN SCORSESE con LEONARDO DICAPRIO

shutter_island_ver2_xlg


LEER PRESSBOOK DE SHUTTER ISLAND DE MARTIN SCORSESE CON LEONARDO DICAPRIO

“Entre la idea
y la realidad,
entre la noción
y el acto
cae la sombra”
– T.S. Eliot, “Los hombres huecos”


Del director ganador de un Oscar® Martin Scorsese y basada en el best-seller de suspense de Dennis Lehane llega Shutter Island, una inquietante historia de misterio e intriga psicológica que transcurre en una isla fortaleza que alberga un hospital para criminales trastornados.
En 1954, en el apogeo de la Guerra Fría, el agente federal Teddy Daniels (Leonardo DiCaprio, tres veces candidato al Oscar) y su nuevo compañero Chuck Aule (Mark Ruffalo) deben acudir a Shutter Island para investigar la inexplicable desaparición de una peligrosa asesina múltiple de una habitación cerrada del infranqueable Hospital Ashecliffe. Rodeados de psiquiatras inquisitivos y de peligrosos asesinos psicópatas en la remota isla, la atmósfera inquietante e imprevisible sugiere que nada es lo que parece.
Con un huracán azotando, la investigación avanza rápidamente, pero a medida que la tormenta cobra fuerza, las sospechas y los misterios se suceden, a cada cual más terrorífico e intrigante. Hay pistas y rumores de oscuras conspiraciones, sórdidos experimentos médicos, control mental, pabellones secretos e incluso sospechas de lo sobrenatural. Entre las sombras del hospital, perseguido por las terribles acciones de sus escurridizos habitantes y las desconocidas intenciones de los médicos, Teddy se verá obligado a medida que avanza la investigación a enfrentarse a algunos de sus miedos más profundos y devastadores y empezará a temer que no salga con vida de la isla.
Paramount Pictures y Vértice Cine presentan Shutter Island, una película de Phoenix Pictures en asociación con Sikelia Productions y Appian Way, dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo, Ben Kingsley, Michelle Williams, Emily Mortimer, Patricia Clarkson y Max von Sydow. La película está dirigida por Martin Scorsese a partir del guión de Laeta Kalogridis basado en la novela de Dennis Lehane. Los productores son Mike Medavoy, Arnold W. Messer, Bradley J. Fischer y Martin Scorsese. Los productores ejecutivos son Chris Brigham, Laeta Kalogridis, Dennis Lehane, Gianni Nunnari y Louis Phillips. El director de fotografía es Robert Richardson. El diseñador de producción es Dante Ferretti. La película ha sido montada por Thelma Schoonmaker. La diseñadora de vestuario es Sandy Powell. El supervisor de efectos visuales es Rob Legato. Co-producen Joseph Reidy, Emma Tillinger y Amy Herman. El supervisor musical es Robbie Robertson. La película está pendiente de clasificación.

Viaje a Shutter Island: De Lehane a Scorsese

Tras terminar su novela Mystic River, en la que se basó la oscarizada película de Clint Eastwood, el escritor Dennis Lehane cambió radicalmente de dirección. Alejándose de los ambientes de clase trabajadora de Boston por los que es conocido, Lehane creó una intriga psicológica plagada de terror y ambientada en el apogeo de la paranoia de la Guerra Fría en los años 50, en la que las líneas que separan la cordura y la locura, la verdad y el engaño empiezan a difuminarse.
Shutter Island mezcla elementos de misterio gótico, novela de detectives, conspiraciones, vueltas de tuerca y un terror al estilo de Edgar Allan Poe para crear un inquietante efecto que coge al lector por sorpresa. A lo largo de cuatro intensos días en la isla donde se encuentra el Hospital Ashecliffe para Criminales Trastornados, en medio de un terrible huracán de categoría 5, la novela presenta una insólita investigación criminal sin ningún contacto con el mundo exterior en la que los dos investigadores solitarios se ven sometidos a una creciente tensión. El agente Teddy Daniels se verá obligado a enfrentarse a un mundo en el que la psique humana está peligrosamente descontrolada y acechan terribles secretos, recuerdos aterradores y verdades enterradas.
El libro parte del enigma de la inexplicable desaparición de una asesina de un centro de alta seguridad, pero dentro de su laberinto de espeluznantes giros inesperados trata temas como el trauma persistente de la segunda guerra mundial, el potencial del siglo XX para infinitud de conspiraciones, el debate sobre los tratamientos psiquiátricos invasivos y, sobre todo, el extraordinario poder de la psique humana para eludir todos los intentos científicos y legales por controlarla.
Janet Maslin, del New York Times, calificó la novela, que se convertiría en uno de los best-sellers de 2003, de “inesperadamente original” y “con cualidades cinematográficas”. El productor Bradley J. Fischer, uno de los socios de Phoenix Pictures, estaba produciendo el thriller de David Fincher Zodiac cuando compró el libro en un aeropuerto y se quedó tan atrapado por su angustiosa atmósfera y por la maraña de temas contemporáneos que inmediatamente quiso llevarlo a la pantalla.
“Yo ya era un gran admirador de Dennis Lehane, pero no estaba preparado para esta novela”, recuerda Fischer. “Es un thriller y un misterio gótico, pero es mucho más que eso, por su profundidad y porque trata temas morales muy serios. El argumento, denso e inquietante, contiene una serie de giros que te dejan desconcertado.”
En cuanto pudo hacerse con los derechos, Fischer se puso manos a la obra junto con el presidente de la compañía, Mike Medavoy. El ejecutivo de Phoenix Pictures Arnold W. Messer se les unió como productor.
Fischer se puso en contacto con Laeta Kalogridis, una guionista conocida por su gran afinidad con el suspense, la aventura y los personajes complejos. Después de trabajar con ella en el thriller de acción ambientado en la época de los vikingos El guía del desfiladero, los productores de Phoenix sabían que tenía el potencial creativo para llevar a buen puerto el proyecto. “Sabíamos que Laeta sería capaz de hacer que las maravillosas palabras de Dennis Lehane cobraran vida con todas las posibilidades que ofrece el cine”, dice Fischer.
Kalogridis, que también es una de las productoras ejecutivas de Shutter Island (junto a Chris Brigham, Lehane, Gianni Nunnari y Louis Phillips), estaba entusiasmada con el reto de adaptar el rico material de la historia de Lehane, que se va entretejiendo mediante flashbacks, alucinaciones y fantasías, jugando con el tiempo cronológico y la huidiza naturaleza de la realidad en cada momento. Se metió de lleno a explorar el amplio espectro de complejos temas que plantea Lehane, desde el terrorífico pasado de las instituciones mentales y la sórdida ciencia detrás de las lobotomías a espantosos hechos históricos como los campos de concentración nazis y los experimentos de control mental de la Guerra Fría.
“A Laeta la historia le impactó tanto como a mí”, comenta Fischer. “Comprendió que la narración tiene distintos hilos y capas para los que hay que encontrar un equilibrio – la adaptación no fue fácil – pero exploró distintas direcciones para los personajes y formas de presentar los flashbacks. Pronto tuvimos un guión con el que Mike Medavoy y yo estábamos muy satisfechos.”
Más incluso que la novela, para la que el autor se inspiró en parte por su amor por el cine de serie B, el guión recuerda a películas clásicas de Hollywood como el misterio sobre cambios de identidad Laura, de Otto Preminger, y Shock Corridor, de Sam Fuller, sobre la situación en los hospitales mentales. Era evidente que para hacerle justicia necesitarían a un director con un profundo conocimiento del cine y una pasión por la interacción psicológica.
El primer nombre en el que pensó Fischer fue el del director ganador de un Oscar, Martin Scorsese. Los ejecutivos de Phoenix se pusieron en contacto con el prolífico pero siempre ocupado director sin demasiadas esperanzas porque supusieron que, después de ganar el Oscar al mejor director por Infiltrados, era poco probable que aceptara.
No pudieron haber escogido un mejor momento. Scorsese no solo estaba disponible sino que el estilo y la temática de Shutter Island le cautivaron. Cuando Phoenix le envió el guión, estaba inmerso en la narración de Val Lewton: The Man in the Shadows, un documental sobre el creador detrás de las películas de terror de la RKO de los años 40 tan influyentes como La mujer pantera y Yo anduve con un Zombie. Scorsese tenía ganas de revisar el concepto de terror existencialista. “A Marty le atrajo la idea de rodar una historia de terror gótico envuelta en misterio”, explica Fischer. “Se entusiasmó con la idea desde el principio. Cuando me llamó su agente para decirme que quería dirigir Shutter Island, dijo: ‘Marty dice que le recuerda a una película alemana antigua llamada... llamada...’ Mientras intentaba recordar el título, dio la casualidad que yo tenía delante de mí en mi oficina un cartel enmarcado de esa película, una de mis favoritas, un clásico mudo del cine expresionista alemán. ’Dijo que le recordaba a El gabinete del Dr. Caligari’, sugerí yo. ‘Sí’, gritó su agente. ‘¡Esa era!’”
Fischer continúa: “Que el guión le recordase a la misma película de terror de la época Weimar que a mí fue impresionante. De todos modos, no me sorprendió. Siempre asocié El gabinete del Dr. Caligari a Shutter Island. Marty también es un admirador de esa película y fue uno de sus muchos referentes durante el rodaje. A partir de ese momento, las cosas avanzaron rápidamente. Lo que Marty vio en la historia y los distintos niveles que encontró en el material hicieron que fuera un proyecto mucho más complejo de lo que nos habíamos imaginado.”
Scorsese dice que el guión de Shutter Island le enganchó en la primera lectura. “No sabía nada de la historia y empecé a leerla a las diez y media de la noche. Tenía que irme a la cama porque madrugaba al día siguiente, pero no podía apartar los ojos del guión y los distintos niveles de la historia no dejaban de sorprenderme”, recuerda.
Sintió una conexión inmediata con la mezcla de géneros clásicos de intriga, desde un oscuro cine negro al terror con mayúsculas. “Este es el tipo de película que me gusta ver, el tipo de historia que me gusta leer”, explica Scorsese. “Todos estos años, creo que me he mantenido alejado de ciertos tipos de película que emulan un estilo que en cierta manera me parece un referente, pero al final son las películas que vuelvo a ver una y otra vez. Siempre me han atraído este tipo de historias. Lo interesante es que la historia y la realidad de lo que está pasando van cambiando constantemente y hasta la escena final todo se basa en cómo se percibe la realidad.”
“Más que la ambientación o la manera de contar la historia, para mí lo importante es lo que le sucede al personaje de Teddy, que me parece muy emotivo. Esa fue la conexión emocional.”, continúa:
Scorsese usó los elementos de cine negro del guión de Kalogridis para profundizar en las microdinámicas y maquinaciones psicológicas de los personajes, combinando una gran riqueza visual con emociones subyacentes para que el público acompañe a Teddy Daniels en su viaje al límite. Desde el comienzo de la pre-producción, el director inspiró al reparto y al equipo técnico con una serie de proyecciones nocturnas de películas, algunas legendarias y otras desconocidas, que trataban los temas y estilos presentes en Shutter Island.
Entre las escogidas por Scorsese destacaban Laura, de Otto Preminger; la oscura historia de traiciones de Jacques Tourneur de 1947 Retorno al pasado; el thriller de Edward Dmytrykde de 1947 Crossfire, sobre el asesinato de un soldado judío después de la segunda guerra mundial; el drama policial de 1952 de Nicholas Ray La casa en la sombra; el debut como director de Karl Malden Labios sellados, de 1957, un intenso drama psicológico sobre un soldado americano que se enfrenta a un juicio marcial; El proceso, de Orson Welles, adaptación de 1963 de la historia surrealista de Franz Kafka en la que un hombre que es detenido sin más explicación acusado de un crimen que desconoce; los documentales de John Huston San Pietro y Let There Be Light, este último sobre soldados que regresan sufriendo lo que se denominó “síndrome de guerra”; referentes del cine de terror como La casa encantada, de Robert Wise, y Suspense, de Jack Clayton; y varias películas de Val Lewton, a las que Scorsese debe su aprecio por el género del thriller de terror, entre ellas la enigmática The Seventh Victim, sobre una mujer que busca a su hermana desaparecida en una secta satánica.
La lista también incluía un documental obligatorio de 1967: el polémico Titicut Follies, de Frederick Wiseman, que llegó a estar prohibido y que expone el trato a los pacientes en un hospital para criminales trastornados. El documental proporcionó a los actores y al equipo una percepción desgarradora de cómo eran los centros mentales en los 50 y los 60, antes de que las reformas modernas mejoraran las condiciones y dieran prioridad a los derechos del paciente. Ambientada en el Instituto Correccional de Massachusetts para Criminales Trastornados de Bridgewater, la película recrea sin tapujos un centro en el que se desnudaba a los pacientes, se les encadenaba a la pared de la celda, se les alimentaba por la fuerza y se les despojaba de la más mínima dignidad humana. La película tendría una gran repercusión. Al poco de su estreno, la indignación pública era tal que se inició una demanda colectiva contra Bridgewater, lo que a su vez dio lugar a cambios permanentes en la forma de dirigir las instituciones estatales de todo el país.
“Ver Titicut Follies hizo que los actores y el equipo técnico vieran de primer mano el tipo de mundo que se retrataría en la película”, señala Fischer. “Fue una experiencia muy impactante para todos nosotros.”

Shutter Island al descubierto: Los personajes

En el centro del suspense y la escalada de terror de Shutter Island encontramos la desgarradora experiencia de Teddy Daniels, el curtido veterano de guerra y agente federal que llega a la isla hospital para investigar la desaparición de una asesina, sólo para adentrarse cada vez más en un abismo de enigmas vertiginosos, tormentosos recuerdos y miedo inexorable. Tras toparse con un obstáculo tras otro en su investigación, Teddy tiene motivos para creer que está siendo manipulado, observado e incluso drogado, lo que le lleva hasta los límites oscuros y difusos de su propia cordura. Quizás le están advirtiendo de que no indague en la verdad sobre Shutter Island o es víctima de un terrible experimento, pero no cabe duda de que hay planes ocultos que atan a Teddy a este lugar impenetrable.
Para interpretar a un personaje tan contenido, pero cuyas facetas más ocultas saldrán a la luz en cuestión de días, los productores pensaron desde el principio en Leonardo DiCaprio, tres veces nominado al Oscar, que ha madurado en la pantalla hasta ser uno de los actores actuales con más carisma. “Cuando pensamos en Marty inmediatamente nos vino Leo a la cabeza, primero porque era un papel perfecto para él y segundo por el increíble éxito de sus otras colaboraciones con Scorsese.”, dice Fischer.
Scorsese respaldó la decisión sin dudarlo. “Después de haber trabajado con él en Gangs of New York, El aviador e Infiltrados, enseguida pensé en él para el papel”, dice. “Tenemos una forma de trabajar juntos y sabía que podía confiar en él como artista para alcanzar todos los estados psicológicos y emocionales por los que pasa el personaje de Teddy y la transformación que sufre. ¿Que si le he visto hacerlo antes? No a este nivel, creo. A medida que se hace mayor, tiene cada vez más matices.”
DiCaprio aceptó nada más leer el guión. “Me atrajeron muchas cosas del personaje”, explica. “Teddy llega a Shutter Island decidido a resolver un misterio y a averiguar lo que está pasando, pero también tiene sus propios planes y secretos. Su viaje es mucho más complejo de lo que parece a simple vista. Una de las cosas que más me gustan de la historia es que no deja de desconcertarte. Funciona a muchos niveles, es como un pastel gigante con muchas capas.”
“Me enamoré de la complejidad de Teddy, con su búsqueda de la verdad, que despierta algo en él y que también despertó algo en mí. El final me impactó profundamente.”, continúa.
También le atrajo la idea de volver a trabajar con Scorsese. “Una cosa que no creo que mucha gente sepa de Scorsese es lo mucho que confía en los actores y lo mucho que depende de que estos hagan los deberes antes de empezar a rodar”, comenta DiCaprio. “Es un genio del cine y sabe cómo conducir la mente humana y retratar aspectos de la condición humana, pero permite que los actores sean realmente los que dicten lo que utiliza en la pantalla.”
Tras aceptar el papel, DiCaprio comenzó una investigación por su cuenta. Se documentó sobre la formación que recibían los agentes federales de los años 50 y sobre las experiencias de los veteranos de la segunda guerra mundial y se informó de las técnicas psiquiátricas empleadas en las instituciones mentales en esa época. También leyó una y otra vez la novela de Lehane. “Tener a alguien como Dennis Lehane, que crea personajes tan complejos, te da muchos puntos de referencia y un buen material para empezar a trabajar”, dice.
El grueso de su preparación fue, sin embargo, una serie de largas conversaciones con Scorsese. “A Marty le encanta comentar hasta el más mínimo detalle y eso te ayuda a concretar quién es tu personaje y a hacer que resulte más creíble en pantalla. Comentábamos las escenas casi como detectives de homicidios, repasando hasta el más mínimo detalle. Esa es una de las partes más interesantes, difíciles, aterradoras y divertidas de hacer este tipo de películas, porque, cuando llegas al rodaje, estás realmente comprometido con algo.”
En el caso de este personaje en particular, estas conversaciones tuvieron especial importancia. “Con Teddy, había una fina línea que no queríamos cruzar y eso fue todo un desafío”, explica DiCaprio. “Necesitaba que Scorsese me marcara las pautas de hasta dónde podían ir las cosas. En un segundo visionado se pueden apreciar muchas de estas sutilezas.”
Otra fuente de inspiración para DiCaprio fue el reparto que le acompañaba. “Hay interpretaciones formidables, con personajes tan trabajados que cobran vida”, dice. “El reparto está espectacular y te convence de que los personajes que encuentras en Shutter Island son reales y tangibles.”
DiCaprio tenía mucho interés en trabajar con Mark Ruffalo, que interpreta a Chuck Aule, el nuevo compañero de Teddy que también se verá arrastrado por los misterios y conspiraciones de la isla rocosa. “Hacía mucho que quería trabajar con Mark. Su carrera está llena de interpretaciones fantásticas y ultra-realistas”, dice. “Su personaje, Chuck, tiene una interesante relación con Teddy. Empiezan a forjar una relación de confianza, pero sospechan de las intenciones del otro. Mark aporta algo necesario a la película y compensa a mi personaje de una manera muy profunda.”
Ruffalo se ha revelado como uno de los actores protagonistas más versátiles e interesantes, tras trabajar en películas como Puedes contar conmigo, de Kenneth Lonergan; Olvídate de mí, de Michel Gondry; y Collateral, de Michael Mann. Dice Scorsese: “Llevaba queriendo trabajar con Mark desde que le vi en Puedes contar conmigo, de la que fui productor ejecutivo. Con Mark puedes lograr una intensa conexión emocional. Es creíble a cualquier nivel cuando interpreta personajes complejos.”
A Ruffalo le atrajo la oportunidad de trabajar con Scorsese y DiCaprio, pero fue lo imprevisible del guión lo que acabó de convencerle. “Al principio crees que es sólo una historia interesante de detectives, pero a medida que avanza te vas encontrando con sorpresas y giros inesperados y el guión resulta ser muchas otras cosas que no te esperabas”, dice. “Todo es cada vez más extraño y te transporta a otro mundo. A medida que leía el guión me iba dando cuenta de que interpretar a Chuck, que juega un papel mucho más importante de lo que parece al principio, sería un reto extraordinario.”
Preparar el papel fue un gran desafío para Ruffalo. “Tenía que resolver el problema de cómo manejar las sutilezas del personaje”, explica. “Parece que Chuck está ahí para proteger a Teddy, pero en el fondo también le está empujando hacia una revelación. Hay un interesante tira y afloja interpretativo.” Una de las claves era conseguir que su personaje mantuviera el interés al ver la película por segunda vez, incluso después de que se desvelaran todos los secretos de la historia. “Creo que la segunda vez que la ves aprecias pequeñas pistas de lo que está pasando realmente, aunque sin levantar grandes sospechas”, dice Ruffalo. “Todo se basa en cómo escucho y respondo ante ciertas cosas, en cómo miro a Leo.”
Ruffalo vio cumplido su deseo de trabajar con DiCaprio. “Hace mucho que le admiro y le he visto madurar como actor. No sabía con qué me iba a encontrar, pero descubrí que es uno de los actores más trabajadores y entregados. Trabaja sin descanso, estudiando constantemente sus frases y hablando sobre los personajes. Nunca estaba satisfecho, pero, al mismo tiempo, es muy generoso con los otros actores. Realmente me dejó impresionado.”
Ruffalo encontró inspiración en el entusiasmo de Scorsese. “La película en un lienzo en blanco para el virtuosismo de Scorsese”, dice. “Está llena de secuencias de fantasía, flashbacks, elegancia de época, estados mentales alterados, cine negro, elementos sobrenaturales y personajes muy trabajados. Le permite poner en práctica todo lo que siempre ha amado del cine. Una de las mejores cosas de trabajar con Marty es que aprecia de verdad a los actores y le encanta crear un entorno de trabajo donde todo el mundo puede aportar su visión. Fue un proceso muy colaborativo. Todos nos sentábamos a hablar de los personajes. También hablábamos de mitología, historia y, sobre todo, de cine, remitiéndonos a los clásicos para explorar los personajes y captar el estilo del cine negro. En cada fotograma pasan muchas cosas a todos los niveles y creo que eso la convierte en una experiencia cinematográfica muy satisfactoria. “, prosigue.
El ganador de un Oscar Ben Kingsley se unió al reparto para interpretar al brillante Dr. Cawley, que psicoanaliza cada movimiento de Teddy y Chuck tras pedirles que encuentren a su peligrosa paciente. Scorsese llevaba tiempo queriendo trabajar con Kingsley y pensó que el papel sería perfecto para él. “Ben fue una elección obvia por su dedicación, concentración y compasión. Eso es lo importante del personaje del Dr. Cawley – su dedicación y su capacidad de encontrar algo humano en sus violentos pacientes”, dice el director.
A Kingsley le atrajo la historia y, sobre todo, las intenciones secretas de su personaje. “Esta historia es como una excavación arqueológica en la que te vas encontrando una capa detrás de otra”, dice. “Eso me gusta, y me gusta el Dr. Cawley porque esconde extraordinarios secretos que irán saliendo a la superficie. Tiene una interesante visión de su profesión en una época en la que se libraba una batalla entre los antiguos tratamientos y los nuevos fármacos y e intervenciones como las lobotomías.”
Kingsley llegó al rodaje con su propia visión del aspecto que debería tener el Dr. Cawley. “Lo de tener en la cabeza la imagen exacta del personaje me viene de mis días de Shakespeare”, dice. “Escogí su traje verde, su pipa y unos maravilosos zapatos de cuero de Oxford que le anclan a la tierra. Me lo imagino como un hombre con los pies en la tierra, pero con la cabeza en las alturas de la ciencia.”
Disfrutó especialmente interactuando con el resto del extraordinario reparto. “Leo está en la etapa Hamlet de su vida y este papel le da una oportunidad extraordinaria de mostrar esa madurez. Mark Ruffalo irradia afecto y lealtad; Michelle Williams tiene una vulnerabilidad hermosa y conmovedora; Emily Mortimer es exquisita, como un pájaro que golpea sus alas contra una ventana; Patricia Clarkson rebosa calma e inteligencia y Max von Sydow, con su impresionante autoridad, está soberbio. Marty los utilizó como un pintor, colocando un color al lado de otro para lograr un mayor efecto. Es un lujo formar parte de un proyecto como este.”
Dolores, la mujer de Teddy, es un personaje clave interpretado por la candidata al Oscar Michelle Williams (Brokeback Mountain), que no dudó ni un instante a la hora de aceptar un personaje tan poco común. “Es un papel muy exigente, lo cual es algo que siempre me atrae”, dice. Reconoce que el personaje le afectó mucho más de lo que había previsto “Fue muy duro interpretar a Dolores. Es como estar en una pesadilla de la que no puedes despertar y que no para de cambiar y de volverse cada vez más oscura.”
Para profundizar en la psicología y la veracidad de Dolores, Williams leyó mucho sobre patologías psiquiátricas, vio documentales y habló con varios médicos. “También hablé mucho con Marty”, explica, “porque una de las cosas más importantes es establecer la confianza.”
La época en la que transcurre también despertó el interés de Williams. “Los años 50 fueron una época de incertidumbre. Dolores está atrapada en su paranoia con la guerra, con ser espiada, con no estar a salvo”, señala. “Tuve que compadecerme de ella por todo lo que le estaba pasando.”
A menudo el rodaje de Williams estuvo pasado por agua, inundado con diluvios inducidos por el sueño. “Me pasé dos meses haciendo el mismo movimiento empapada de arriba a abajo”, ríe. “Estuve casi todo el rodaje con los dedos arrugados pero todo forma parte de la manera de Marty de contar la historia y me encantó ser parte de ella.”
Dice DiCaprio de Williams: “Michelle da el peso emocional a toda la película con una intensa interpretación que va al fondo de quién es esta pareja.”
Dolores no es la única mujer que ronda a Teddy Daniels durante su visita al hospital Ashecliffe. Está también Rachel Solando, la peligrosas asesina trastornada cuya inexplicable desaparición le lleva a la isla. Rachel aparece en dos encarnaciones, interpretada por la candidata al Oscar Patricia Clarkson (Retrato de April) y la prometedora Emily Mortimer (Match Point).
Dice Scorsese de Clarkson: “Su escena con Leo en la cueva es una de mis favoritas. Es como el Oráculo de Delfos. Es un encuentro ritualista, casi como un antiguo mito, pero Patricia interpreta al personaje con una gran sinceridad. Ahí no hay trampa. Es una actriz muy versátil.”
Clarkson estaba intrigadísima por el papel de su personaje dentro de la estructura de la historia. “Ella es otro giro dentro de la película que funciona a varios niveles. Cuando aparece mi personaje, crees que puede ser la que revele la verdad, la que aporte algo de consuelo y marque el final del viaje, pero entonces descubres que todavía quedan muchas sorpresas. Esto es lo maravilloso de la novela y del guión.”
Otro incentivo para Clarkson fue trabajar con DiCaprio. “Consigue una transformación total de su personaje, pero de una manera muy sutil y delicada. Me encantó trabajar con él porque en cada toma se entrega al 2000%”, dice.
Para Emily Mortimer, su papel también resultó irresistible. “Rachel es un personaje fantástico e intimidante porque nunca la ves cuerda en la película”, comenta. “Fue muy emocionante penetrar en el mundo gótico de los años 50 recreado por Marty, que nos remonta al estilo de las películas que se hacían entonces. Lo que más me gusta de la película es que plantea una pregunta que todos nos hechos hecho alguna vez: ¿Estoy loco o es el mundo el que está loco? Rompe con la percepción de lo que es real y lo que no, y Marty capturó esto a la perfección.”
Scorsese también se quedó prendado de la interpretación de Mortimer. “Su forma de interpretar a Rachel es muy conmovedora. Me la creí totalmente y el giro de su personaje lo hace realmente escalofriante.”
Quizá lo que más le costo a Mortimer fue reconocer que formaba parte de un reparto tan distinguido. “Estaba muy orgullosa de ser parte del reparto, pero también fue difícil porque ahí estaba yo, teniendo que hacerme la loca delante de gente como Leonardo DiCaprio, Sir Ben Kingsley y Mark Ruffalo, aunque me apoyaron en todo. Leo es un actor muy generoso. Me hizo sentir muy cómoda”, dice. “Nuestros personajes tienen una dinámica interesante por el contraste entre lo que ves en la pantalla y lo que está sucediendo realmente en los recovecos de sus mentes.”
DiCaprio también disfrutó de la dinámica. “La interpretación de Emily es increíble y su personaje es un revulsivo para Teddy”, dice.
Otro impactante papel secundario es el del recluso de Shutter Island George Noyce. Una cara misteriosa del pasado de Teddy, Noyce está interpretado por Jackie Earle Haley (Little Children), otro actor que interesaba a Scorsese. “Me pareció fantástico en Little Children y fue muy interesante trabajar con él”, comenta el director. “Manejó el diálogo con Teddy de manera fascinante. Deja al personaje de Teddy conmocionado y es uno de los puntos fuertes de la película.”
Dice Haley, que tuvo que someterse a largas sesiones de maquillaje para interpretar al maltratado Noyce: “George comparte con Teddy una escena crucial y no puedo describir la emoción que sentía al trabajar con Leo mientras Marty daba indicaciones. Era un sueño hecho realidad. Entre toma y toma Marty venía, nos movía y cambiaba pequeños detalles para mejorar el resultado.”
El legendario Max von Sydow (La escafandra y la mariposa) completa el espectacular reparto de la película interpretando al Dr. Naehring, una de las figuras más amenazadoras y siniestras de Ashecliffe. Dice Scorsese: “Max von Sydow es un grande del cine. Creo que le vi por primera vez en El séptimo sello, de Bergman, y su trayectoria a lo largo de 50 años ya forma parte de la historia del cine. Es fascinante observar el control que tiene. Posee la inteligencia y la confianza para plasmar la naturaleza de este hombre, un antiguo nazi. También representa la otra cara de la profesión psiquiátrica. El Dr. Naehring no es un villano, sino alguien que cree de verdad en lo que hace.”

SOBRE EL REPARTO

LEONARDO DICAPRIO (Teddy Daniels) es un reconocido actor nominado al Oscar en tres ocasiones. Recientemente fue candidato al Globo de Oro al mejor actor por su papel de Frank Wheeler en Revolutionary Road.
En 2007 volvió a ser candidato al Oscar por su interpretación en Diamantes de sangre, de Edward Zwick, por el que también fue nominado a un Globo de Oro, un Critics’ Choice Award y un premio del Sindicato de Actores. Ese mismo año DiCaprio también fue candidato al Globo de Oro, a un BAFTA, a un Critics’ Choice Award y a un premio del Sindicato de Actores por su trabajo en Infiltrados, su tercera colaboración con Martin Scorsese y ganadora del Oscar a la mejor película. También compartió una nominación al premio del Sindicato de Actores al mejor reparto con el resto de los actores de Infiltrados.
Previamente había sido nominado al Oscar por el premiado biopic de 2004 de Scorsese El aviador. Su interpretación de Howard Hughes también le valió un Globo de Oro al mejor actor dramático, sendas nominaciones a los Critics’ Choice Award y los BAFTA y dos nominaciones a los premios del Sindicato de Actores, una al mejor actor y otra al mejor reparto.
El año pasado DiCaprio protagonizó Red de mentiras, de Ridley Scott.
Nacido en Hollywood, California, DiCaprio empezó a actuar a los catorce años. Su papel revelación fue el de Tobias Wolff en la adaptación del director Michael Caton-Jones del drama autobiográfico Vida de este chico, en la que trabaja con Robert De Niro y Ellen Barkin. Ese mismo año, DiCaprio protagonizó junto a Johnny Depp ¿A quién ama Gilbert Grape?, de Lasse Hallström, que le valió su primera nominación a los Oscars y los Globos de Oro por su interpretación de un chico disminuido psíquico. Por esta película también recibió un National Board of Review Award al mejor actor de reparto y el New Generation Award de la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles.
En 1995, DiCaprio trabajó en tres películas muy distintas, empezando con el western de Sam Raimi Rápida y mortal, con Sharon Stone, Gene Hackman y Russell Crowe. Recibió excelentes críticas por sus interpretaciones del drogadicto Jim Carroll en el desgarrador drama Diario de un rebelde y del poeta pansexual Arthur Rimbaud en Vidas al límite, de Agnieszka Holland. Al año siguiente, DiCaprio protagonizó la adaptación contemporánea que hizo Baz Luhrmann de Romeo y Julieta de William Shakespeare, por la que ganó el premio al mejor actor en el Festival de Berlín.
Posteriormente se unió al reparto estelar de La habitación de Marvin, por la que compartió una nominación a premio del Sindicato de Actores al mejor reparto con sus compañeros, entre los que figuraban Meryl Streep, Diane Keaton y Robert De Niro.
En 1997, DiCaprio protagonizó el éxito de taquilla Titanic, por el que fue nominado a un Globo de Oro. La película batió todos los récords de taquilla y ganó 11 Oscars®, entre ellos el de mejor película, y sigue siendo la película más taquillera de todos los tiempos. Sus trabajos posteriores incluyen un doble papel en El hombre de la máscara de hierro; La playa; Celebrity, de Woody Allen; Atrápame si puedes, de Steven Spielberg, por la que volvió a ser nominado al Globo de Oro; y Gangs of New York, su primera película con Martin Scorsese.
Además de por su carrera como actor, DiCaprio es conocido por su compromiso con el medioambiente. A través de la Leonardo DiCaprio Foundation, que fundó en 1998, y posteriormente con LeonardoDiCaprio.org, ha colaborado con otras organizaciones dedicadas a concienciar sobre los problemas medioambientales. La fundación se centra en el calentamiento global, las fuentes de energía renovables y la conservación de la biodiversidad. Es miembro del consejo de NRDC y Global Green USA. En 2007, escribió, produjo y puso la voz al premiado documental de temática medioambiental The 11th Hour.
A principios de 2008, la Fundación DiCaprio se unió a la California Community Foundation, y pasó a llamarse The Leonardo DiCaprio Fund at CCF. Sus fondos seguirán apoyando causas medioambientales a través de becas y participación activa.

MARK RUFFALO (Chuck Aule), uno de los actores más solicitados de Hollywood, se siente igual de cómodo en el cine y en el teatro y ha trabajado con directores de la talla de Ang Lee, Martin Scorsese, Michael Mann, David Fincher, Fernando Meirelles y Michel Gondry.
Sus últimos trabajos han sido Donde viven los monstruos, dirigida por Spike Jonze, y The Brothers Bloom, una aventura internacional de timadores dirigida por Randan Johnson (Brick). El reparto incluye a Adrien Brody, Rachel Weisz y Rinko Kikuchi.
En 2008, Ruffalo trabajó en A ciegas, de Miramax, dirigida por Fernando Meirelles (Ciudad de Dios, El jardinero fiel). En la película, basada en la novela del ganador de un Nóbel José Saramago, una plaga de ceguera afecta a todos los habitantes de una ciudad anónima. Sus compañeros de reparto fueron Julianne Moore y Danny Glover. A ciegas se proyectó en el Festival Internacional de Cine de Cannes y en el Festival Internacional de Cine de Toronto.
En 2007, Ruffalo trabajó en la película de Focus Features Reservation Road junto a Joaquin Phoenix y Jennifer Connelly. La película se presentó en el Festival Internacional de Cine de Toronto. Ese mismo año, Ruffalo actuó en Zodiac, de Paramount Pictures, junto a Jake Gyllenhaal y Robert Downey Jr. Ruffalo interpretaba al Detective Dave Toschi, que dedicó su carrera a encontrar al asesino del zodiaco. Phoenix Pictures ha comprado los derechos de The Brass Wall como vehículo de lucimiento de Ruffalo. Interpretará a un policía que se infiltra en la familia criminal Lucchesi de Nueva York para resolver el asesinato de un bombero.
En 2006, Ruffalo fue nominado a un Tony por su debut en Broadway en el revival del Lincoln Center Theater de Awake and Sing!, de Clifford Odets, ambientada en la época de la Gran Depresión. Ruffalo interpretaba a un veterano de la primera guerra mundial que perdió una pierna durante la guerra. El reparto incluía a Ben Gazzara, Zoë Wanamaker y Lauren Ambrose. Ese mismo año, Ruffalo trabajó en All the King’s Men con Sean Penn, Kate Winslet y Jude Law. La película se estrenó en 2006 en el Festival Internacional de Cine de Toronto. En 2005, Ruffalo protagonizó junto a Reese Witherspoon Ojalá fuera cierto, de DreamWorks. El año anterior había trabajado en la película de Michael Mann Collateral junto a Tom Cruise, y en Ya no somos dos de Warner Independent, junto a Naomi Watts, Peter Krause y Laura Dern. Ruffalo fue también el productor ejecutivo de la película, que se mostró en el Festival de Sundance en 2004. También en 2004, protagonizó junto a Jennifer Garner la comedia romántica El sueño de mi vida y trabajó con Jim Carrey y Kate Winslet en Olvídate de mí, de Charlie Kaufman.
En 2003, Ruffalo actuó junto a Meg Ryan en En carne viva, de Jane Campion y en Mi vida sin mí, escrita y dirigida por Isabel Coixet y en la que también trabajan Sarah Polley y Scott Speedman.
Ruffalo se ganó el respeto de la crítica en el año 2000 por su papel en Puedes contar conmigo, de Kenneth Lonergan, junto a Laura Linney y Matthew Broderick. Por su interpretación, ganó el premio al mejor actor en el Festival de Cine de Montreal de 2000 y el New Generation Award de la Asociación de Críticos de cine de Los Ángeles. La película, producida por Martin Scorsese ganó el Gran Premio del Jurado a la mejor película y el Waldo Salt Screenwriting Award en el Festival de Sundance del año 2000.
Otros de sus trabajos son What Doesn’t Kill You, drama autobiográfico dirigido por Brian Goodman; La última fortaleza, junto a Robert Redford y James Gandolfini; Windtalkers junto a Nicolas Cage; XX/XY; Committed; Cabalga con el diablo, dirigida por Ang Lee; 54; Safe Men; The Last Big Thing; A Fish in the Bathtub, con Jerry Stiller; y Life/Drawing, de Dan Bootzin.
Ruffalo empezó en el teatro, donde destacó en This is Our Youth, escrita y dirigida por Kenneth Lonergan, por la que recibió un premio Lucille Lortel al mejor actor. Ruffalo ha ganado varios premios por otros papeles, entre ellos un Dramalogue Award y un Theater World Award. En el año 2000, Ruffalo participó en el montaje off-Broadway de The Moment When, una obra del ganador de un Pulitzer y un Tony James Lapine.
Tras formarse con Joanne Linville en el prestigioso Stella Adler Conservatory, Ruffalo debutó en el teatro con Avenue A en el Cast Theater. Continuó colaborando con The Cast Theater y actuó en varias obras premiadas de Justin Tanner, entre las que destacan Still Life with Vacuum Salesman y Tent Show.
Ruffalo, que también es guionista, director y productor, co-escribió el guión de la película independiente The Destiny of Marty Fine, primera finalista en el Slamdance Film Festival de Park City, Utah en 1995. Paralelamente, ha dirigido varias obras y monólogos. En 2000, dirigió la obra original de Timothy McNeil Margaret en el Hudson Backstage Theatre de Los Ángeles.
Ruffalo vive en Los Ángeles.

BEN KINGSLEY (el Dr. Cawley) ganó un Oscar, dos Globos de Oro y dos premios BAFTA por su fascinante retrato del líder indio Mahatma Gandhi. Desde entonces, ha continuado aportando detalles y matices a todos sus personajes. Candidato al Oscar en tres ocasiones, por Bugsy (1991), Sexy Beast (2000) y Casa de arena y niebla (2003), ha interpretado todo tipo de papeles, desde el recio vicepresidente de Estados Unidos en Dave, presidente por un día al maquinador Fagin de Oliver Twist. Tras ser nombrado caballero por la Reina Isabel II en 2001, Kingsley ha continuado obteniendo reconocimientos como la estrella internacional que es.
Tiene pendiente de estreno Prince of Persia: The Sands of Time, de Disney, basada en el popular videojuego y protagonizada por Jake Gyllenhaal; y Teen Patti, un thriller sobre un genio de las matemáticas que se mete en el mundo de las apuestas, en la que comparte pantalla con Amitabh Bachchan.
Curtido en el teatro británico, Kingsley comenzó su carrera profesional tras ser aceptado en la Royal Shakespeare Company en l967, en la que interpretó desde papeles en El sueño de una noche de verano, La tempestad, Bruto en Julio César a los protagonistas de Otelo y Hamlet, entre otros. Sus más recientes proyectos de teatro incluyen The Country Wife, El jardín de los cerezos, A Betrothal, El hombre elefante y Esperando a Godot.
Su carrera cinematográfica comenzó en l972 con el thriller El miedo es la clave, pero la fama le llegaría una década más tarde con la épica Gandhi, dirigida por Richard Attenborough. A esta película, que le valió un Oscar, le seguirían El riesgo de la traición, El diario de la tortuga, Harem, La isla de Pascali, Sin pistas (donde interpreta al Dr. Watson y Michael Caine a Sherlock Holmes) y The Children, junto a Kim Novak. Durante la década de los noventa, Kingsley se distinguió en papeles como el de Meyer Lansky en Bugsy, y en películas como Los fisgones, En busca de Bobby Fisher y Dave, presidente por un día. En 1994, fue nominado a un BAFTA por su memorable interpretación de Itzhak Stern en la ganadora de siete Oscars La lista de Schindler, de Steven Spielberg.
En la última década, Ben Kingsley ha seguido siendo un actor solicitado de gran presencia. Después de películas como Reglas de compromiso, ¿De qué planeta vienes? y Sexy Beast, con la que obtuvo una nominación al Oscar por su papel de un brutal gangster, en 2004 volvió a ser nominado por el papel de un orgulloso inmigrante iraní en la premiada Casa de arena y niebla. Entre sus películas de los últimos años destacan Oliver Twist, de Roman Polanski; El caso Slevin; You Kill Me, de John Dahl; y la saga sobre el imperio romano The Last Legion. Otros tíyulos recientes que dan más perspectiva a su carrera incluyen The Wackness, en la que interpreta a un psiquiatra adicto a las drogas, junto a Josh Peck, Famke Janssen, Olivia Thirlby y Mary-Kate Olsen; y el thriller Transsiberian, en el que da vida a un misterioso viajero, junto a Woody Harrelson, Eduardo Noriega y Thomas Kretschmann. Recientemente protagonizó Elegy; 50 hombres muertos, un thriller ambientado en la peligrosa Irlanda de los 80; y la comedia Negocios de guerra con John Cusack, Hilary Duff y Marisa Tomei.

La conmovedora interpretación de MICHELLE WILLIAMS (Dolores) en Brokeback Mountain, de Ang Lee, le valió un premio de la Broadcast Film Critics Association y nominaciones a la mejor actriz de reparto en los premios del Sindicato de Actores, los Globos de Oro, los BAFTA y los Oscars. Uno de sus últimos trabajos ha sido la película independiente de Kelly Reichardt Wendy y Lucy, que recibió excelentes críticas. Su conmovedora y evocadora interpretación de Wendy le valió un Premio de la Crítica de Cine de Toronto a la mejor actriz y su tercera nominación al Independent Spirit Award.
En 2004, Williams compartió una nominación a los premios del Sindicato de Actores al mejor reparto con sus compañeros de Vías cruzadas, de Thomas McCarthy,. En 2005, Williams fue nombrada Female Star of Tomorrow por el Motion Picture Club. En 2007 fue nominada a un Independent Spirit Award a la mejor actriz por Tierra de abundancia, de Wim Wenders.
Acaba de terminar de rodar Mammoth, de Lukas Moodysson, junto a Gael García Bernal, y Blue Valentine, de Derek Cianfrance, con Ryan Gosling.
Otros de sus trabajos son Incendiary, de Sharon Maguire; Synecdoche, New York, de Charlie Kaufman; I'm Not There, de Todd Haynes; Imaginary Heroes, de Dan Harris; A Hole in One, de Richard Ledes; The Hottest State, de Ethan Hawke; The Hawk Is Dying, de Julian Goldberger; No soy nadie sin ti, de Sandra Goldbacher, y Aventuras en la Casa Blanca, de Andrew Fleming.
En televisión, Williams protagonizó junto a Chloë Sevigny la película para la HBO Mujer contra mujer, de Martha Coolidge. Durante seis años interpretó el personaje de Jen Lindley en la exitosa Dawson crece. La serie se estrenó en 1998 y fue una de las más vistas de la cadena The WB.
Sobre los escenarios, Williams recibió excelentes críticas por su interpretación de Varia en El jardín de los cerezos, de Chéjov, en el Festival de Teatro de Williamstown; por Smelling a Rat, de Mike Leigh, en el Teatro Samuel Beckett y por su debut en el circuito off-Broadway con Killer Joe.

EMILY MORTIMER (Rachel Solando) ha interpretado a un gran número de personajes, entre ellos su papel revelación en la exitosa Lovely & Amazing, una historia tragicómica sobre cuatro mujeres descontentas pero fuertes, y las lecciones que aprenden al convivir con las agotadoras exigencias de sus respectivas neurosis. La película le reportó excelentes críticas y un Independent Spirit Award en 2003 a la mejor actriz de reparto.
Últimamente Mortimer ha trabajado en películas de todo tipo, entre ellas la exitosa comedia Lars y una chica de verdad, junto a Ryan Gosling y Patricia Clarkson; Redbelt, de David Mamet, ambientada en el mundo de las artes marciales de Los Ángeles; Match Point, de Woody Allen, con Scarlett Johansson, Jonathan Rhys Meyers y Matthew Goode; y la exitosa comedia La pantera rosa, donde interpreta a Nicole, la desventurada secretaria del inspector Clouseau, junto a Steve Martin.
Otros de sus títulos son Mi querido Frankie, de Shona Auerbach, por la que fue nominada a un London Film Critics Award por su interpretación de una madre soltera con problemas económicos que se muda a una ciudad de la costa escocesa con su hijo sordo; la primera película de David Mackenzie, Young Adam, protagonizada por Ewan McGregor, por la que obtuvo una nominación a la Mejor Actriz Británica en los Empire Awards de 2004 y una nominación a la mejor actriz británica de reparto en los premios del Círculo de Críticos de Cine de Londres; Bright Young Things, el debut como director de Stephen Fry; Trabajos de amor perdidos, de Kenneth Branagh; Elizabeth, de Shekhar Kapur; Los demonios de la noche, con Michael Douglas y Val Kilmer; Formula 51, con Robert Carlyle y Samuel L. Jackson; Scream 3, de Wes Craven; El chico, junto a Bruce Willis; y la película independiente de Helmut Schleppi A Foreign Affair, con Tim Blake Nelson y David Arquette. También puso al voz al personaje de la joven Sophie en la versión en inglés de El castillo ambulante, de Walt Disney Studios, dirigida por el afamado animador japonés Hayao Miyazaki.
En el último año no ha dejado de trabajar en todo tipo de proyectos, entre ellos el thriller de Brad Yerson (El maquinista) Transsiberian, que protagoniza con Woody Harrelson y Ben Kingsley; y The Pink Panther 2, en la que retoma su papel junto a Steve Martin.
Mortimer también ha trabajado en proyectos de todo tipo para la BBC y e interpretó al personaje recurrente de Phoebe, el interés amoroso de Alec Baldwin durante la temporada de 2007 de la serie de éxito de la NBC 30 Rock.
Mortimer hizo su debut en el circuito off-Broadway en el Atlantic Theater (Febrero 2008 – abril, 2008) con el estreno mundial de Parlour Song, escrita por el reputado dramaturgo Jez Butterworth y dirigida por Neil Pepe. También ha participado en los montajes de El mercader de Venecia en el Lyceum Theatre y The Lights en el Royal Court. Mientras estudiaba inglés en la Universidad de Oxford, Mortimer tuvo papeles importantes en numerosas sobras, incluido el de Ofelia en Hamlet, en el Oxford Shakespeare Festival; Gertrudis en Hamlet, Lady Nijo/Winn en Top Girls en el Festival de Edimburgo; Miss Burstner/Leni en El proceso en el Oxford Playhouse; y Helena en El sueño de una noche de verano en la Old Fire Station de Oxford. También concibió, dirigió y actuó en un montaje de Don Juan ganador del Drama Cupper.
En noviembre de 2007, Eric Idle (Monty Python) la invitó a participar en dos funciones de su nueva obra What About Dick? en el Teatro Ricardo Montalban. El reparto estelar incluía a Billy Connolly, Tim Curry, Eric Idle, Eddie Izzard, Jane Leeves, Jim Piddock y Tracey Ullman. Subtitulada A Film for Radio, en la obra en proceso de Idle los ocho actores se reúnen en el escenario para interpretar un serial radiofónico clásico, What About Dick?, en el Lux Radio Theater en 1948.
Mortimer nació en Londres. Es hija del afamado escritor Sir John Mortimer y de Penelope Glossop. Mortimer estudió en la prestigiosa St. Paul’s Girls School en Barnes, Londres. Estudió inglés y ruso en la Universidad de Oxford entre 1990 y 1994. En 2002 se casó con el actor Alessandro Nivola y en 2003 nació su primer hijo.

La actriz nominada a un Oscar y ganadora de un Emmy PATRICIA CLARKSON (Rachel Solando) se defiende con la misma soltura en el cine, el teatro y la televisión. Con la comodidad con la que interpreta a sus personajes ha logrado el respeto de la crítica y se ha ganado a pulso ser una de las actrices más respetadas de la industria. Esta primavera, Clarkson fue galardonada por ShoWest con el Independent Award a la Excelencia Interpretativa por su compromiso con el cine independiente. Este verano, Clarkson repitió con Woody Allen en Si la cosa funciona junto a Larry David y Evan Rachel Wood. La película se estrenó este año en el Tribeca Film Festival.
Uno de sus últimos trabajos es Phoebe in Wonderland junto a Elle Fanning y Felicity Huffman. Peter Travers de Rolling Stone escribió ”Es una actriz hechicera que hace magia, ya sea en televisión (A dos metros bajo tierra), teatro (Un tranvía llamado Deseo) o en películas como High Art y Lejos del cielo pasando por Retrato de April, Vías cruzadas y Vicky Cristina Barcelona. Clarkson está en estado de gracia en Phoebe in Wonderland.”
El año pasado Clarkson recibió excelentes críticas por su trabajo en Elegy, de Isabel Coixet, junto a Sir Ben Kingsley, Penélope Cruz y Dennis Hopper. También estuvo entre el reparto de Vicky Cristina Barcelona, escrita y dirigida por Woody Allen, y Married Life, de Ira Sachs junto a Chris Cooper y Pierce Brosnan.
Otros de sus trabajos son Lars y una chica de verdad, Blind Date, All the King’s Men, Buenas noches y buena suerte, The Dying Gaul, The Woods, Lejos del cielo, El milagro, High Art, Dogville, Bienvenidos a Collinwood, El juramento, La milla verde, Cuando me enamoro, La lista negra, Rocket Gibraltar, Tune in Tomorrow, El secreto de Joe Gould, Escalofrío (Wendigo) y Los intocables de Elliot Ness, de Brian De Palma, su debut en el cine.
En 2003, Clarkson trabajó en dos películas independientes que le valieron un reconocimiento sin precedentes. Fue nominada a un Oscar®, un Globo de Oro, un premio del Sindicato de Actores, un Broadcast Film Critics Award y un Independent Spirit Award por Retrato de April. El Festival de Sundance le concedió el Premio del Jurado a la mejor interpretación por Retrato de April, Vías cruzadas y All the Real Girls. Vías cruzadas le reportó dos nominaciones a los premios del Sindicato de Actores como mejor actriz y como mejor reparto. El National Board of Review y la Sociedad Nacional de Críticos de Cine la nombraron Mejor Actriz de Reparto del año por su trabajo en Retrato de April y Vías cruzadas.
Ganó el premio a la mejor actriz de reparto del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York y el de la Asociación Nacional de Críticos de Cine por su trabajo en Lejos del cielo, de Todd Haynes. Por ese mismo papel también fue nominada a un premio de la Crítica de Cine de Chicago. Por el personaje de Greta en High Art, de Lisa Cholodenko, fue candidata a un Independent Spirit Award.
En televisión, Clarkson ganó un Emmy en 2002 y 2006 por su papel invitado en la serie de culto de la HBO A dos metros bajo tierra.
Clarkson empezó su carrera como actriz en los escenarios de Nueva York. En teatro ha representado Eastern Standard, Maidens Prayer (por la que fue nominada a un premio del Outer Critics Circle y a un Drama Desk Award), Raised in Captivity, Oliver Oliver, The House of Blue Leaves y Three Days of Rain. Ha actuado en el Festival de Teatro de Williamstown, el South Coast Repertory y el Yale Repertory.
Nacida y criada en Nueva Orleáns, Clarkson empezó a actuar en obras del colegio. Tras estudiar locución en la Universidad del Estado de Louisiana durante dos años, se trasladó a la Fordham University de Nueva York, donde se licenció con honores en artes teatrales. Estudió en la prestigiosa Escuela de Teatro de Yale, donde actuó en Electra, Pacific Overtures, Pericles, La Ronde, Los bajos fondos y El misántropo.
Actualmente vive en Nueva York.

El legendario actor MAX VON SYDOW (el Dr. Naehring), que ha recibido incontables premios y lleva 60 años haciendo películas, es conocido por su extraordinaria colaboración con el gran director sueco Ingmar Bergman. Entre las once películas de Bergman en las que trabajó se encuentran clásicos como El séptimo sello, El rostro, El manantial de la doncella, Como en un espejo, Vargtimmen y La vergüenza y trabajó en otras películas suecas como Los emigrantes y La nueva tierra.
Von Sydow debutó en el cine con la película sueca Bara en Mor en 1949 y su primer papel en Hollywood fue el de Jesucristo en la superproducción La historia más grande jamás contada, de George Stevens.
Ha trabajado en clásicos como Hawaii, El exorcista, de William Friedkin; La carta del Kremlin, de John Huston; Los tres días del Cóndor, de Sydney Pollack; Hannah y sus hermanas, de Woody Allen; y Dune, de David Lynch; así como Pelle, el conquistador (por la que fue nominado a un Oscar al mejor actor), La muerte en directo, El viaje de los malditos y muchas otras.
Algunos de sus trabajos recientes son Mientras nieva sobre los cedros, de Scott Hicks; Minority Report, de Steven Spielberg, y Heidi, de Paul Marcus, y recibió los elogios de la crítica por su actuación en la película de Julian Schnabel La escafandra y la mariposa. Actualmente está rodando Robin Hood, de Ridley Scott.
Nació en Lund, Suecia y estudió en la escuela de interpretación del Teatro Real de Estocolmo entre 1948 y 1951, donde representó Peer Gynt de Henrik Ibsen. En Suecia también actuó en Enrique IV, de Luigi Pirandello; La gata sobre el tejado de zinc, de Tennessee Williams; La valse des toréadors, de Jean Anouilh; El misántropo, de Molière, Los condenados de Altona, de Jean-Paul Sartre; Pato silvestre, de Ibsen, y muchas más.
Actuó en Broadway en Night of the Tribades y Duet for One, y después de haberlo interpretado en Suecia, repetiría en el papel de Próspero en La tempestad, de Shakespeare, que se representó en el Old Vic de Londres.
En 1988, dirigió la película Katinka, basada en la novela de Herman Bang.
Actualmente vive en París con su mujer Catherine, directora de cine.

Sobre el equipo técnico

MARTIN SCORSESE (director/productor) nació en 1942 en Nueva York, y se crió en el barrio de Little Italy, que años más tarde inspiraría varias de sus películas. Scorsese se licenció en Cine en 1964 y en 1966 hizo un máster en el mismo campo en la Escuela de cine de la Universidad de Nueva York. Durante esa época rodó numerosos cortometrajes, entre ellos The Big Shave. En 1968, dirigió su primera película, ¿Quién llama a mi puerta?. En 1970 fue asistente de dirección y montador del documental Woodstock y agradó a la crítica y al público con la película de 1973 Malas calles. Scorsese dirigió su primer documental, Italianamerican, en 1974.
En 1976, su película Taxi Driver ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Le siguieron New York, New York en 1977, El último vals en 1978 y Toro salvaje en 1980, que recibió ocho nominaciones a los Oscars, entre ellas las de mejor película y mejor director. Más adelante dirigiría El color del dinero, La última tentación de Cristo, Uno de los nuestros, El cabo del miedo, Casino, Kundun y La edad de la inocencia, entre otras. En 1996, rodó un documental de cuatro horas, Un viaje personal con Martin Scorsese a través del cine americano, que dirigió junto a Michael Henry Wilson. El documental fue un encargo del British Film Institute para conmemorar el centenario del nacimiento del cine. En 2001, Scorsese estrenó Mi viaje a Italia, un documental en el que repasa con cariño su amor por el cine italiano.
Su ansiado proyecto Gangs of New York se estrenó en 2002 y ganó numerosos premios, entre ellos el Globo de Oro al mejor director. En 2003, PBS emitió la serie de siete documentales Martin Scorsese Presents: The Blues.
El aviador se estrenó en diciembre de 2004 y ganó cinco Oscars, además del Globo de Oro y del premio BAFTA a la mejor película. En 2005, No Direction Home: Bob Dylan fue emitido como parte de la serie “American Masters” en la PBS y fue distribuido en DVD en todo el mundo por Paramount Home Entertainment. Su última película, Infiltrados, se estrenó con gran excelentes críticas en octubre de 2006 y le reportó el Globo de Oro, el Critics’ Choice Awards, el Premio de los Críticos de Cine de Nueva York, el premio del National Board of Review y el premio del Directors Guild of America al mejor director, además de obtener cuatro Oscars incluidos los de mejor película y mejor director.
Shine a Light, su documental sobre los Rolling Stones en concierto, se estrenó en todo el mundo el 4 de abril de 2008.
Otros de los premios y galardones que ha recibido son el León de Oro del Festival de Venecia (1995), el premio honorífico del American Film Institute (1997), el premio honorífico del Directors Guild of America (2003)l, el Kennedy Center Honors (2007) y fue el homenajeado en la gala de 1998 de la Film Society of Lincoln Center.
Scorsese es el fundador y presidente de The Film Foundation, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la conservación de la historia del cine.
En el Festival de Cannes de 2007, Scorsese presentó la World Cinema Foundation, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la conservación y restauración de películas dañadas, con especial atención a las de países en vías de desarrollo que carecen de los recursos técnicos y económicos para restaurarlas ellos mismos. Scorsese es su fundador y presidente.

LAETA KALOGRIDIS (guionista/productora ejecutiva) ha escrito varios episodios de la serie de televisión Birds of Prey, de la que también fue productora ejecutiva. Escribió el guión de las películas Guardianes de la noche, Alejandro, de Oliver Stone, El guía del desfiladero y Scream 3.
Kalogridis escribió el piloto y varios episodios de la serie de televisión The Bionic Woman, de la que también fue productora ejecutiva.

MIKE MEDAVOY (productor): Si pensamos en las mejores películas americanas de los últimos 35 años hay muchas posibilidades de que Mike Medavoy tuviera algo que ver en su éxito. Nacido en Shangai, China, en 1941 de padres rusos judíos, vivió en Chile de 1947 a 1957. Medavoy empezó su carrera en los Estudios Universal en 1964 y en 1971 obtuvo un puesto en International Famous Agency. En 1974, United Artists le contrató como vicepresidente sénior de producción y formó parte del equipo responsable de Alguien voló sobre el nido del cuco, Rocky, Annie Hall, Apocalipsis Now, Toro salvaje, Network y El regreso.
En 1978, Medavoy co-fundó Orion Pictures y mientras estuvo en la compañía se estrenaron Platoon, Amadeus, RoboCop, Hannah y sus hermanas, Terminator, Bailando con lobos y El silencio de los corderos.
En 1990, Medavoy fue nombrado presidente de TriStar Pictures, donde fue responsable de Philadelphia, Terminator 2: el juicio final, Algo para recordar, Máximo riesgo, El rey pescador, Leyendas de pasión y Hook. De todas las películas en las que ha participado, 16 han sido nominadas al Oscar a la mejor película y siete de ellas obtuvieron la estatuilla.
Últimamente, como presidente y co-fundador de Phoenix Pictures, Medavoy ha llevado a la pantalla El escándalo de Larry Flynt, Verano de Corrupción, La delgada línea roja, El 6º día, Basic, Holes, All the King’s Men, Zodiac y Miss Potter, entre otras. En la actualidad, Phoenix está produciendo Shanghai, protagonizada por John Cusack.
Medavoy participa activamente en la comunidad y es miembro de varios consejos universitarios y del Council of Foreign Relations. Ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, la Palma de Oro honorífica del Festival de Canes y la Legión de Honor del gobierno francés.

A lo largo de su distinguida carrera, ARNOLD W. MESSER (productor) se ha labrado un nombre como una de las figuras más importantes de la industria del cine y la televisión. Actualmente, como presidente y jefe de operaciones de Phoenix Pictures, Messer aporta sus conocimientos y experiencia para que la empresa sea un referente dentro de la industria del cine y la televisión.
Nacido en Lincoln, Nebraska, Messer es licenciado en Derecho por la Universidad de Harvard. Comenzó su carrera en el negocio del espectáculo como asesor sénior de Columbia Pictures Television en l979. Tras su paso por la vicepresidencia de asuntos comerciales de Viacom International, Messer regresó a Columbia, donde fue vicepresidente sénior y posteriormente vicepresidente ejecutivo de asuntos comerciales. En 1983, fue nombrado vicepresidente ejecutivo sénior y presidente del grupo de telecomunicaciones de Tri-Star Pictures, donde supervisó toda la producción de películas y actividades de marketing de la compañía.
En 1987, Messer regresó a Columbia Pictures como vicepresidente ejecutivo y supervisó las actividades de producción televisiva y distribución a nivel mundial y negoció sustanciosos contratos con televisiones internacionales. En 1989, fue nombrado presidente del grupo de distribución internacional de Sony Pictures Entertainment, donde fue responsable de todas las actividades internacionales y operaciones de mercado. En 1992, Messer hizo que su división ganara más de mil millones de dólares de beneficios brutos en todo el mundo. Ese mismo año fue ascendido a vicepresidente ejecutivo de Sony Pictures Entertainment, haciéndose cargo de una estrategia global a largo plazo y supervisando la producción internacional.
En 1994, Messer creó su propia compañía, Phoenix Pictures con su amigo Mike Medavoy. Tras meses de preparativos, Phoenix comenzó su actividad en noviembre de 1995.
En Phoenix, Messer ha producido numerosas películas. Las más recientes son Zodiac, protagonizada por Jake Gyllenhaal, Robert Downey Jr. y Mark Ruffalo y dirigida por David Fincher, y Miss Potter, protagonizada por Renée Zellweger, Ewan McGregor y Emily Watson y dirigida por Chris Noonan.

BRADLEY J. FISCHER (productor) empezó su carrera en Phoenix Pictures en agosto de 1998 como ayudante ejecutivo de Mike Medavoy, presidente y director ejecutivo. En 1999 fue ascendido a director de desarrollo, en 2002 a vicepresidente de producción, en 2004 a vicepresidente sénior de producción y en 2007 a co-presidente de producción.
En Phoenix Pictures, Fischer ha estado detrás del descubrimiento, desarrollo y producción de importantes proyectos, entre ellos el éxito de crítica Zodiac, de David Fincher, película de la que fue productor.
En 2007 Fischer también fue productor ejecutivo de tres películas: la comedia de Warner Bros. Hasta que el cura nos separe, dirigida por Ken Kwapis y protagonizada por Robin Williams, John Krasinsky y Mandy Moore; El guía del desfiladero, saga vikinga dirigida por Marcus Nispel y distribuida por Twentieth Century Fox; y El último asalto, dirigida por Rod Lurie y protagonizada por Samuel L. Jackson, Josh Hartnett, Alan Alda y Teri Hatcher.
Entre los proyectos que Fischer está desarrollando en Phoenix Pictures destacan RoboCop, de la que David Self está escribiendo el guión y que dirigirá Darren Aronofsky; Koko, de Peter Straub, con guión de Ken Nolan (Black Hawk derribado); The Moon Is a Harsh Mistress, basada en el clásico de la ciencia-ficción de Robert Heinlein ganador del Premio Hugo; The Brass Wall, basada en el libro de David Kocieniewski y que estará protagonizada por Mark Ruffalo; y está en negociaciones con Alex Proyas y Frank Darabont.
Paralelamente a su trabajo en Phoenix Pictures, Fischer está también en la junta directiva del Stella Adler Studio of Acting de Los Ángeles.
Fischer nació en Nueva York y se licenció en Cine y Psicología en 1998 en la Universidad de Columbia. Vive en Los Ángeles con su mujer, Karen, y sus tres perros, Bentley, Chloe y Katie.

Los dos títulos más recientes de CHRIS BRIGHAM (productor ejecutivo) como productor ejecutivo son La momia: La tumba del emperador dragón, de Rob Cohen, y El buen pastor, dirigida por Robert De Niro. También fue productor ejecutivo de El aviador, de Martin Scorsese y de las exitosas comedias de Tribeca Films Una terapia peligrosa y Otra terapia peligrosa, ¡Recaída total!, dirigidas por Harold Ramis y protagonizadas por Robert De Niro y Billy Crystal. Otras películas de las que ha sido productor ejecutivo son El conde de Montecristo, La leyenda de Bagger Vance, Al cruzar el límite y Antes y después. Brigham ha trabajado como director de producción de El sabor de la muerte, Seis grados de separación, Entrevista con el vampiro y El aceite de la vida.

DENNIS LEHANE (producto ejecutivo/escritor) se crió en Dorchester, en el extrarradio de Boston. Después de que su primera novela, Un trago antes de la guerra, ganara el premio Shamus, publicó otras siete novelas con William Morrow & Co. que han sido traducidas a más de treinta lenguas y se han convertido en best-sellers internacionales: Darkness; Take My Hand; Sacred; Gone, Baby, Gone; Plegarias en la noche; Mystic River; Shutter Island; y The Given Day. Morrow también le ha publicado Coronado, una colección de cinco relatos y una obra de teatro. Tanto Mystic River como Gone, Baby, Gone han sido llevadas al cine. Además de su faceta de novelista, Lehane fue uno de los guionistas de la exitosa serie de la HBO ambientada en Baltimore The Wire.
Lehane estudió en la Universidad Internacional de Florida y es el escritor residente de Eckerd College de St. Petersburg, Florida, donde dirige la conferencia de escritores Writers in Paradise. Antes de dedicarse de lleno a escribir, Lehane fue asesor de niños maltratados y disminuidos psíquicos, camarero, conductor de limusinas, librero y trabajó cargando camiones. Él y su mujer viven a caballo entre St. Petersburg y Boston.

GIANNI NUNNARI (productor ejecutivo) es el presidente, fundador y director ejecutivo de Hollywood Gang Productions. Pictures. La cartera de proyectos de Nunnari, a la que hacen referencia múltiples publicaciones especializadas, incluye algunas de las películas más esperadas de Hollywood. Es uno de los productores de la superproducción ambientada en la antigua Grecia 300, que lleva recaudados 700 millones de dólares. La película fue el estreno del mes de marzo con más éxito de la historia en Estados Unidos y recaudó 300 millones en sólo 22 días. Anteriormente, Nunnari produjo la oscarizada Infiltrados, de Martin Scorsese, que fue la película más rentable del director.
Entre 1987 y 2007, Nunnari fue presidente y co-fundador de Cecchi Gori Pictures, Inc., (“CGP”). CGP era el brazo de producción y distribución en Estados Unidos del conglomerado audiovisual con sede en Italia Cecchi Gori Group Fin. Ma. Vi. CGP se convirtió en el modelo de producción internacional con base local e interés comercial a nivel mundial. Esta forma de hacer cine es la base de la filosofía de Hollywood Gang. Además de capitanear todas las actividades de Cecchi Gori en Estados Unidos, Nunnari formó Penta Pictures, una sociedad conjunta con Silvio Berlusconi.
Para CGP, Nunnari produjo varias películas italianas destinadas al mercado americano. En 1991, Cecchi Gori produjo Mediterraneo, una película italiana de bajo presupuesto que entusiasmó al público americano. Gracias en gran parte al esfuerzo de Nunnari, Miramax compró Mediterraneo y la distribuyó en todo el mundo. Posteriormente ganó el Oscar a la mejor película extranjera.
Nunnari convenció a su amigo Massimo Troisi, una estrella del cine napolitana conocida sobre todo por su peculiar visión de la comedia, para que dirigiese y protagonizase El cartero y Pablo Neruda. Una vez más, la fórmula funcionó. Con Nunnari a cargo de la distribución internacional y la campaña publicitaria, El cartero y Pablo Neruda fue un éxito en todo el mundo, tanto de crítica como de público. La película obtuvo un Oscar®, y otras cuatro nominaciones, incluida la de Mejor Película.
El mayor éxito de la estrategia de Nunnari de producir películas extranjeras para el mercado americano fue La vida es bella, dirigida y protagonizada por Roberto Benigni. Nunnari orquestó la distribución mundial de la película, que no sólo fue un éxito de crítica, sino que triunfó en taquilla. La vida es bella ganó numerosos premios, incluido el Oscar al mejor actor, a la mejor película extranjera y a la mejor banda sonora original e hizo ganar a Cecchi Gori más de 25 millones de dólares, además de recuperar la inversión inicial de 6 millones.
Nunnari también ha desarrollado o producido muchas películas de Hollywood, entre las que destacan Seven, protagonizada por Brad Pitt, Morgan Freeman, Gwyneth Paltrow y Kevin Spacey; Alejandro, dirigida por Oliver Stone y protagonizada por Anthony Hopkins, Colin Farrell, Angelina Jolie y Val Kilmer; y Abierto hasta el amanecer, protagonizada por Harvey Keitel, George Clooney y Quentin Tarantino.
A finales de 2009 Miramax estrenó Todos están bien, de Hollywood Gang, una comedia familiar agridulce protagonizada por Robert De Niro, Kate Beckinsale, Sam Rockwell y Drew Barrymore.
Nunnari tiene actualmente tres películas en preproducción: Eleven Minutes, basado en el best-seller de Paulo Coelho; War of Gods, para Relativity Media y Universal; y Silence, el próximo proyecto de Martin Scorsese.

LOUIS PHILLIPS (productor ejecutivo) es vicepresidente ejecutivo sénior de producción, post-producción y música en Phoenix Pictures.
Phillips empezó su carrera en 1979, y desde entonces ha trabajado en más de 40 películas. Tras empezar en la producción independiente en Nueva York y Los Ángeles con numerosas películas, entre ellas Arthur, el soltero de oro y Por favor, maten a mi mujer, trabajó nueve años en Touchstone Pictures y Buena Vista Pictures, pertenecientes a Walt Disney Studios. Durante este periodo supervisó la producción de un gran número de películas, entre ellas Los comediantes (Funny Bones), Amor loco, 9 días, Locos invasores del espacio, Qué no hacer con un millón de dólares, Cheque en blanco, La fuerza del valor, Es Pat, Ernest Scared Stupid, My Boyfriend’s Back y Shipwrecked.
Phillips pasó a trabajar en Paramount Pictures, donde como productor ejecutivo supervisó las películas Good Burger, Cláusula de escape, Jade, Hard Rain, Harriet the Spy, El santo y Un timador con alas. Tras su paso por la Paramount, fue tres años vicepresidente de administración de producción para Jim Henson Pictures, supervisando Los teleñecos en el espacio, Elmo en el país de los gruñones y Rat.
En 2000, Phillips entró en Phoenix Pictures como vicepresidente sénior de producción y post-producción. Trabajó como director ejecutivo de All the King’s Men, de Steven Zaillian, para Columbia Pictures; de la película independiente Un país en África, dirigida por John Boorman, y de La amenaza invisible - Stealth, de Rob Cohen, para Columbia.
Phillips fue productor ejecutivo de Zodiac, de la Paramount, dirigida por David Fincher; Miss Potter, de Weinstein Company; El último asalto, de Bob Yari Company; Holes, de Disney, dirigida por Andy Davis; Basic, de John McTiernan y fue co-productor de El guía del desfiladero, de Twentieth Century Fox y de Hasta que el cura nos separe, de Warner Bros. También produjo Urban Legends: Bloody Mary.
Phillips se diplomó en el Peter Stark Motion Picture Producing Program de la Graduate School of Cinema (University of Southern California) en 1984, y obtuvo una licenciatura del Franklin and Marshall College en 1982.

ROBERT RICHARDSON (director de fotografía) ha ganado dos Oscars a la mejor fotografía por El aviador, de Martin Scorsese, y la superproducción de Oliver Stone JFK.
Shutter Island es su quinta colaboración con Scorsese, tras trabajar con el influyente director americano en Casino y Al límite. Recientemente, Richardson supervisó a un equipo de cinematógrafos de primera línea que capturaron cámara en mano el enardecedor directo de los Rolling Stones en Shine a Light.
Nacido en Cape Cod, Richardson estudió en la Escuela de Diseño de Rhode Island y en el American Film Institute. Ha trabajado en Salvador, Platoon, Nacido el cuatro de julio, Ocho hombres, Algunos hombres buenos, El hombre que susurraba a los caballos, Asesinos natos, Mientras nieva sobre los cedros, Kill Bill: Vol. 1 y 2 y Malditos bastardos. Richardson ha sido director de fotografía de varios documentales de Errol Morris, entre ellos Fast, Cheap and Out of Control, Mr. Death y el estremecedor documental sobre Abu Ghraib Standard Operating Procedure. Actualmente se encuentra rodando Eat, Pray, Love, de Ryan Murphy, protagonizada por Julia Roberts.

Para DANTE FERRETTI (diseñador de producción), ganador de dos Oscars al mejor diseño de producción, Shutter Island es su sexta colaboración con Scorsese, tras La edad de la inocencia, Casino, Kundun, Al límite, Gangs of New York y El aviador, por la que obtuvo su primer Oscar.
Ferretti también ha trabajado con los directores Julie Taymor (Titus), Martin Brest (¿Conoces a Joe Black?), Neil Jordan (Entrevista con el vampiro), Franco Zeffirelli (Hamlet), Terry Gilliam (Las aventuras el barón Munchausen), Jean-Jacques Annaud (El nombre de la rosa), Ettore Scola (La noche de Varennes), Liliana Cavani (La piel) y Elio Petri (La clase obrera va al paraíso).
Diseñó cinco películas para Pier Paolo Pasolini (Saló o los 120 días de Sodoma, Las mil y una noches, Los cuentos de Canterbury, el Decamerón y Medea) y otras cinco para Federico Fellini (La voz de la luna, Ginger y Fred, Y la nave va, La ciudad de las mujeres y Ensayo de orquesta).
En 2007 Ferretti ganó el Oscar al mejor diseño de producción por su trabajo en Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet, de Tim Burton. Anteriormente ya había sido nominado por Gangs of New York, Kundun, Entrevista con el vampiro, La edad de la inocencia, Hamlet y Las aventuras del barón Munchausen. Ha recibido tres premios BAFTA por El aviador, Entrevista con el vampiro y Las aventuras del barón Munchausen y fue candidato con Cold Mountain, Gangs of New York y La edad de la inocencia. También fue nominado a los premios del Art Directors Guild por Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet, El aviador, Gangs of New York y Titus. Entre otros muchos galardones internacionales, recibió el premio de la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles por Gangs of New York y El aviador. En 2006, Ferretti ganó el Camerimage Lifetime Achievement Award por sus méritos en el diseño de producción. Otros títulos recientes en los que ha trabajado son Cold Mountain, de Anthony Minghella y La dalia negra, de Brian De Palma.
Además de en el cine, Ferretti ha trabajado para prestigiosos teatros de la ópera, como La Scala de Milán, el Teatro Colón de Buenos Aires, el Teatro de la Ópera de Roma y la Ópera de la Bastilla, en París.

THELMA SCHOONMAKER (montadora) nació en Argelia, donde su padre trabajaba para la Standard Oil Company. Creció en la isla de Aruba y estudió ciencias políticas y ruso en la Cornell University, con la intención de dedicarse a la carrera diplomática. Mientras estudiaba en la Universidad de Columbia, respondió a un anuncio en el New York Times para unas prácticas como asistente de montaje. La experiencia le hizo querer aprender más sobre el mundo de la edición.
Durante un curso de verano de seis semanas en la escuela de cine de la Universidad de Nueva York conoció a Martin Scorsese y Michael Wadleigh. Años después montaría la primera película de Scorsese, ¿Quién llama a mi puerta? Posteriormente editó varias películas y documentales antes de supervisar el montaje del documental de Wadleigh de 1971 Woodstock, por el que fue candidata al Oscar.
Schoonmaker ha recibido tres Oscars, los más recientes por Infiltrados, en 2007, y El aviador, en 2004. En 1981, ganó un Oscar y un BAFTA por Toro salvaje. Desde entonces ha trabajado en todas las películas de Scorsese: El rey de la comedia, Jo que noche, El color del dinero, La última tentación de Cristo, el segmento Life Lessons de Historias de Nueva York, Uno de los nuestros (por la que ganó un BAFTA y fue candidata al Oscar), El cabo del miedo, La edad de la inocencia, Casino, Kundun, Al límite y Gangs of New York, por la que obtuvo otra nominación al Oscar.
Realizó el montaje del documental de Scorsese Un viaje personal con Martin Scorsese a través del cine americano, co-producción de la BBC y Channel Four para conmemorar el centenario del cine, y el documental sobre el cine italiano Mi viaje a Italia.
Cuando no está montando alguna película, se dedica incansablemente a promocionar las películas y escritos de su difunto esposo, el director Michael Powell.

La ganadora de dos Oscars SANDY POWELL (diseñadora de vestuario) recibió el Oscar en 2004 por el vestuario de El aviador. En 1999, consiguió su primera estatuilla por el vestuario de Shakespeare in Love, tras haber sido nominada ese mismo año por Velvet Goldmine.
Sus trabajos más recientes son la próxima película de Julie Taymor The Tempest; La reina Victoria, de Julian Fellowes, y Las hermanas Bolena. Anteriormente fue responsable del vestuario de dos películas de Scorsese: Infiltrados y Gangs of New York, por la que fue nominada al Oscar. Sus diseños pueden verse en Lejos del cielo, de Todd Haynes; Sylvia y Mrs. Henderson presenta, dirigida por Stephen Frears y protagonizada por Judi Dench, por la que fue nominada al Oscar y al BAFTA.
Entre sus primeros trabajos destacan tres películas de Derek Jarman: Caravaggio, Depuis Le Jour - Aria y The Last of England. En 1991, diseñó el vestuario para seis películas: Lunes tormentoso, For Queen & Country, Venus Peter, Killing Dad, El milagro y The Pope Must Die.
Otros de sus trabajos fueron Eduardo II, Juego de lágrimas, Orlando (nominación al Oscar, Evening Standard Award), Wittgenstein, Being Human, Entrevista con el vampiro (nominación al BAFTA), Rob Roy, Michael Collins, Contracorriente, Las alas de la paloma (nominación al BAFTA y al Oscar), Hilary y Jackie, El viaje de Felicia, El fin del romance (nominación al BAFTA) y Miss Julie.
Powell ha diseñado el vestuario para los montajes de Lindsay Kemp de El sueño de una noche de verano, Nijinsky y Cruel Garden, esta última para el Festival de Ballet de Londres. También concibió los trajes para el montaje de Gerard Murphy de Eduardo II de la Royal Shakespeare Company; Una fantasía del Dr. Ox, dirigido por Atom Egoyan en la English National Opera; Rigoletto de Verdi, en Ámsterdam, y la mayoría de los espectáculos de Choolmondeleys y Featherstonehoughs con la directora y coreógrafa Lea Yerson.
En 1998, Powell ganó el Technicians Award de otorgado por Women in Film & Television que, en 2005, le concedería el AFM Lighting Craft Award.

ROB LEGATO (supervisor de efectos visuales) se licenció en Cinematografía en el Brooks Institute of Photography de Santa Barbara. Tras completar sus estudios, empezó a trabajar en la recién formada H.I.S.K. Productions (Hagmann, Impastato, Stephens & Kerns) produciendo anuncios para el director David Impastato. Luego pasó a trabajar en Robert Abel & Associates, donde fue productor, supervisor de efectos visuales y director de anuncios de televisión con efectos visuales. Gracias a esta experiencia empezó a trabajar como supervisor y director freelance para empresas de publicidad, antes de dedicarse a la producción para televisión.
Legato fue supervisor de efectos visuales de la serie de televisión The Twilight Zone durante su segunda temporada. Gracias a esta serie empezó a trabajar para los estudios Paramount en Star Trek: La próxima generación, donde fue supervisor de efectos visuales y director de la segunda unidad durante cinco años y dirigió varios episodios. Legato asumió la producción y supervisión de efectos visuales de la nueva serie Star Trek: Espacio profundo nueve, además de dirigir uno de los episodios de la primera temporada. Por Star Trek: La próxima generación y Star Trek: Espacio profundo nueve ganó dos premios Emmy a los mejores efectos visuales.
Legato fichó por Digital Domain, la empresa de efectos visuales creada por James Cameron, Stan Winston y Scott Ross. Fue supervisor de efectos visuales, director de la segunda unidad y director de efectos de fotografía de Entrevista con el vampiro, de Neil Jordan, y supervisor de efectos visuales de Apolo 13, de Ron Howard, por la que obtuvo su primera candidatura al Oscar y un premio BAFTA. Su siguiente encargo, Titanic, de James Cameron, le ocupó varios años y la película sería uno de los mayores éxitos de la historia del cine. Además de hacerle ganar su primer Oscar, la película recaudó un total de once estatuillas (incluida la de mejor película y la de mejores efectos visuales) y se convirtió en una de las más taquilleras de todos los tiempos. Durante su paso por Digital Domain, Legato también ofreció asistencia de última hora a Kundun, de Martin Scorsese, y Armageddon, de Michael Bay.
Legato dejó Digital Domain para unirse a Sony Pictures Imageworks, donde trabajó como supervisor de efectos visuales en dos películas de Robert Zemeckis: Lo que la verdad esconde y Náufrago.
Legato fue supervisor sénior de efectos visuales de Dos policías rebeldes II, nominada a un premio de la Visual Effects Society a los mejores efectos visuales, y del fenómeno internacional Harry Potter y la piedra filosofal. Posteriormente fue el director de la segunda unidad y supervisor de efectos visuales de El aviador, por la que obtuvo tres premios de la Visual Effects Society y el Satellite Award a los mejores efectos visuales. Volvió a trabajar con Scorsese en Infiltrados, que obtuvo cuatro estatuillas, incluida la de mejor película; el proyecto comercial de 10 minutos The Key to Reserva, que obtuvo el premio Clio; y el documental sobre los Rolling Stones Shine a Light.
Durante ese periodo, Legato diseñó los efectos de la superproducción de James Cameron Avatar. Fue director de la segunda unidad, operador de cámara y supervisor de efectos visuales en la segunda película de Robert De Niro como director, El buen pastor. Legato también trabajó en el documental de Errol Morris SOP.
Actualmente se encuentra en la fase de post-producción de su primera película como director, Choose, en la que también se encarga de la dirección de fotografía y del montaje.

JOSEPH REIDY (co-productor) ya había sido co-productor y primer ayudante de dirección on Infiltrados. Shutter Island es su decimotercera colaboración con el director, para el que ya había co-producido El aviador, Shine a Light, Gangs of New York y Al límite, y fue primer ayudante de dirección y productor asociado de Casino y La edad de la inocencia. Fue también primer ayudante de dirección de El cabo del miedo, La última tentación de Cristo y El color del dinero, así como primer ayudante de dirección y director de la segunda unidad en Uno de los nuestros.
Reidy también ha repetido en múltiples ocasiones con otros directores. Con Oliver Stone fue primer ayudante de dirección y productor asociado en JFK, The Doors y Nacido el cuatro de julio, y primer ayudante de dirección en Hablando con la muerte. Reidy trabajó con Robert Redford como primer ayudante de dirección y co-productor de El hombre que susurraba a los caballos y La leyenda de Bagger Vance y primer ayudante de dirección en Quiz Show, el dilema. Trabajó con Mike Newell como primer ayudante de dirección en La sonrisa de Mona Lisa y Donnie Brasco y colaboró con Sidney Lumet en Antes de que el diablo sepa que has muerto y Declaradme culpable. Otros de sus trabajos como primer ayudante de dirección son Sleepers, de Barry Levinson; Una historia del Bronx, de Robert De Niro; La noche y la ciudad, de Irwin Winkler; La Escalera de Jacob, de Adrian Lyne; La sombra del testigo, de Ridley Scott; La casa de Carroll Street, de Peter Yates; Che: Guerrilla, de Steven Soderbergh; Revolutionary Road, de Sam Mendes; Love and Other Impossible Pursuits, de Don Roos y Remember Me, de Allen Coulter.

EMMA TILLINGER (co-productora) es presidenta de producción de Sikelia Productions y trabaja con el premiado director Martin Scorsese en todos los aspectos de sus múltiples proyectos. Tillinger comenzó su carrera en la industria del cine como ayudante del director y productor Ted Demme, con el que trabajó en la aclamada Blow, protagonizado por Johnny Depp y Penélope Cruz. Bajo el ala de Demme, Tillinger trabajó como asistente en el documental nominado a un Emmy A Decade Under the Influence. En 2003, Tillinger fue nombrada asistente ejecutiva de Martin Scorsese, puesto que ocuparía durante tres años. Durante este periodo, Tillinger le asistió en The Blues, El aviador y No Direction Home: Bob Dylan.
En 2006, Tillinger fue nombrada presidenta de la productora de Scorsese Sikelia Productions. Fue productora asociada de Infiltrados, protagonizada por Leonardo DiCaprio, Matt Damon y Jack Nicholson y producida por Graham King y Brad Grey. La película obtuvo cuatro candidaturas a los Oscars, entre ellas la de mejor película. Co-produjo el documental sobre los Rolling Stones Shine a Light. Tillinger fue también productora asociada del documental nominado al Oscar The Betrayal – Nerakhoon, dirigido por Ellen Kuras.
Actualmente Tillinger está produciendo el próximo documental de Scorsese sobre el director Elia Kazan, A Letter to Elia.

AMY HERMAN (co-productora) se introdujo en la industria del cine de la mano del productor Robert Greenhut en las películas de Woody Allen Hannah y sus hermanas y Días de radio. La experiencia le sirvió para convertirse en una de las directoras de producción más solicitadas de la Costa Este y trabajar con algunos de los directores más respetados, como Martin Scorsese, Mike Nichols, James L. Brooks y Robert Redford.
Entre las películas más destacadas en las que ha participado se encuentran Big, Armas de mujer, Uno de los nuestros, Algo para recordar, Quiz Show: El dilema, Jerry Maguire, Seis grados de separación, Mejor imposible, El hombre que susurraba a los caballos, Otra terapia peligrosa, ¡Recaída total!, Brigada 49 y Dark Water. Recientemente ha co-producido el musical de Mel Brooks Los productores y la próxima película de Disney Step Up 3D.

El cantautor, guitarrista y productor ROBBIE ROBERTSON (supervisor musical) es una de las figuras más legendarias e influyentes del rock, un símbolo viviente de la música folk, la espiritualidad y el carácter multicultural de Canadá. Desde sus comienzos como telonero a sus premiados discos y bandas sonoras para importantes películas de Hollywood, Robertson ha estado en el epicentro del panorama musical durante más de cuatro décadas. De madre mohawk y padre judío, Robertson se crió en Toronto y en la reserva india de la Seis Naciones. “Mis primeras vivencias en Seis Naciones, donde la música, la familia y las historias eran todo lo mismo, tuvieron en mí una gran influencia”, recuerda.
Se dio a conocer a principios de los sesenta como integrante de The Hawks, teloneros de la estrella rockabilly Ronnie Hawkins. Posteriormente el grupo pasó a ser conocido como The Band. Se fueron de gira con Bob Dylan, actuaron en Woodstock, y grabaron discos que tuvieron muchísimo éxito, como Music from Big Pink (1968), The Band (1969), y su canto del cisne, El último vals (1976), capturado en el largometraje documental dirigido por Martin Scorsese y producido por Robertson.
Mantiene una longeva relación profesional con Scorsese, y ha colaborado en la música de Toro salvaje (1980), El rey de la comedia (1982), El color del dinero (1986), y Gangs of New York (2002). También ha sido actor y productor, como en el caso de Carny (1980) y Cruzando en la oscuridad (1995).
Sus éxitos van desde clásicos como ”The Weight”, ”Up on Cripple Creek” y ”The Night They Drove Old Dixie Down” a los más recientes “Showdown at Big Sky” y “Broken Arrow.” Ha actuado con estrellas de la talla de Neil Young, Joni Mitchell, U2, Peter Gabriel, Daniel Lanois y Gil Evans y ha publicado cuatro discos. Fue incluido en un especial de la PBS sobre la música nativa americana. Actualmente está trabajando en un musical de Broadway sobre los nativos norteamericanos.
Entre los premios y honores que ha recibido destacan numerosos Juno Awards; estrellas en el Paseo de la Fama de Canadá (2003) y en el Rock and Roll Hall of Fame (1994, como componente de The Band); el premio honorífico de los Aboriginal Achievement Awards (2003); el Native American Music Lifetime Achievement Award (1998); y fue nombrado Doctor honoris causa por la Queen’s University y la York University.

No hay comentarios: