viernes, 8 de enero de 2010

SOLOMON KANE

FICHA TÉCNICA

Título: Solomon Kane
Título original: Solomon Kane
Dirección: Michael J. Bassett
País: Francia, Reino Unido, República Checa
Año: 2009
Fecha de estreno: 01/01/2010
Duración: 104 min.
Género: Aventuras, Acción, Fantástico
Reparto: James Babson, Laura Baranik, Geoff Bell, Matthew Blood-Smyth, Brian Caspe, John Comer, Mackenzie Crook, Christian Dunckley Clark, Jason Flemyng, Patrick Hurd-Wood
Guión: Michael J. Bassett
Distribuidora: Aurum Producciones
Productora: Davis-Films, Czech Anglo Productions, Wandering Star Pictures

SINOPSIS

Una nueva adaptación de una de las novelas del creador de Conan, Robert E. Howard. Bajo el marco del siglo XVII encontramos a Solomon Kane (James Purefoy), un puritano guerrero cuyo objetivo es terminar con todo el mal que alberga el mundo. Así pues sus aventuras nos llevan a conocer todo tipo de lugares, desde los rincones más oscuros de las principales capitales europeas, hasta las frondosas y peligrosas junglas africanas.

CRÍTICA

Antes de comenzar tengo que aclarar que no soy seguidor de la obra de Robert E.Howard (creador del famoso Conan) ya que la fantasia heroica y/o el género de espada y brujeria no ha sido para mi algo mucho más allá de un simple entretenimiento (por ejemplo los comics de Thor, que estarían englobados más o menos en ese género nunca me han atraido mucho. Pese a ello soy el primero en valorar la calidad que tuvo el primer film de Conan protagonizado por Schwarzenegger, y lo correcto del segundo)

En este caso la adaptación de Solomon Kane partía con la (relativa) ventaja de parecer algo más al estilo de El Señor de los Anillos y no tanto a los mundos donde circula el anteriormente citado Conan. Además tengo que reconocer que el aspecto visual del protagonista me recordaba bastante a como iba caracterizado Hugh Jackman en Van Helsing, film del que personalmente guardo un grato recuerdo (pese a disparates como lo de los huevos de vampiro...) Por eso pensé que era un film tan perfecto como cualquier otro para comenzar mis visitas al cine del 2010.

Error por mi parte (no siempre se acierta): si mucho se criticó en su momento a tantos y tantos films de fantasía infantil que surgieron a raiz del éxito de la franquicia de Harry Potter (por ejemplo La brújula dorada), otro tanto se puede decir de esta película pero respecto a la trilogia de El Señor de los Anillos. Y es que TODOS los ambientes y TODAS las escenas por donde se mueve el protagonista, bien sean lúgubres cavernas o tenebrosos lugares, recuerdan a la citada saga dirigida por Peter Jackson. En ese sentido incluso el propio protagonista (James Purefoy) realiza una interpretación a medio camino entre el Aragorn que encarnó Viggo Mortensen (al que recuerda mucho por su aspecto, sobretodo en escenas como en la que está borracho en la posada) y el Lobezno de Hugh Jackman (por su caracter bravucón y su forzada ¿regeneración? en escenas como la de la curación de sus manos tras la crucifixión). El problema es que Purefoy no es ni Mortensen ni Jackman, lo que provoca que tengamos un protagonista cuyo semblante, actitud, maneras y aventuras recuerdan en todo momento a otros personajes mejor logrados.

Lo citado antes no sería problema si como mínimo la película entretiene, pero el problema es que su guión va dando bandazos hasta que finalmente afronta un tramo final con "efecto Star Wars" (por las relaciones que se descubren entre el protagonista y los villanos, al estilo de cuando Darth Vader le dice a Luke que es su padre), y que se soluciona de una manera tan simplona (tanto monstruo de fuego del espejo... ¿para ESO?) que te hace replantear QUÉ te estaba contando la película (en si la salvación de la damisela de turno)... y si era necesario alargarlo de manera tan innecesaria e insustancial. A todo este conjunto añadamos también unos efectos visuales simplemente correctos (y también muy deudores de la citada trilogia fílmica de El Señor de los Anillos de Tolkien y Jackson) y lo que obtendremos es una película prescindible y simple que solo servirá si uno es muy aficionado al personaje adaptado o no pide muchas exigencias a lo que vea en pantalla.

LO MEJOR: Tampoco esperaba gran cosa... aunque si algo más que esto.

LO PEOR: Probablemente el personaje daba para una adaptación de mayor envergadura y menos parecida a tantos y tantos films del mismo estilo, lo que provoca que no se vea nada más allá de 104 minutos rutinarios y nada destacables.

2 comentarios:

Clayton dijo...

Está claro, amigo Chacal, que nunca llueve a gusto de todos y que para gustos, sobre todo en el cine, colores... A mí me pareció un producto muy digno. Es evidente que sus influencias son más que notorias, pero también es indudable que ESDLA principalmente, y otras cintas menores también, han marcado un estilo del cual no quieran alejarse nuevos proyectos con la intención de contar con el beneplácito del espectador. No obstante, me ha gustado mucho la crítica, aunque no la comparta, y te felicito por ella.

Goku_Junior dijo...

La peli es cutre que te cagas. Es VanHelsing pero cutre y cambiando la gracia de Jackman (a pesar de que lobezno origen sea una patata el tio es un gran actor, vease "la fuente de la vida") por la soseria el dramatismo de Purefoy (más que drama, es masoquismo).