martes, 11 de enero de 2011

Un interesante documental: COMPRAR, TIRAR, COMPRAR... ¿porque con todos los avances tecnológicos que tenemos las cosas son tan perecederas, duran tan poco? Además nuevo trailer en castellano de 127 HORAS y todos los Chaca-Links de la jornada en FACEBOOK y TWITTER

Bajo estas líneas teneis el interesante documental Comprar, tirar, comprar:
  • Baterías que se "mueren" a los 18 meses de ser estrenadas, impresoras que se bloquean al llegar a un número determinado de impresiones, bombillas que se funden a las mil horas… ¿Por qué, pese a los avances tecnológicos, los productos de consumo duran cada vez menos?
Más información en este enlace, y también en el blog Naturaleza y Medio Ambiente, donde además podéis descargarlo por megaupload. Tras él teneis el nuevo trailer en castellano de 127 horas, que se estrena en cines el próximo 4 de febrero, y además los Chaca-Links de la jornada por Facebook y Twitter.


1 comentario:

Trepamuros dijo...

¿Hace falta un documental para tener respuesta a eso?. Yo diría que no. Es tan sencillo como que en un mundo consumista, para hacerte de oro, haces productos que caduquen al poco tiempo para que sigan comprando. Antes las cosas duraban más, ahora si pasan del año es casi un milagro, aunque las cuides. Y aunque no siempre se cumpla, a veces vale más la pena comprar algo más caro que estar comprando lo barato. Me explico. Desde que empecé a comprar MP3 y MP4, lo hacía siempre de ofertas, marcas no conocidas, pero a los meses o al año cuando no dejaban de funcionar, se volvían locos o se les jodía la pantalla, etc. En cambio, desde que me regalaron uno de Sony no he tenido ningún problema y ya llevo dos años con él. Sé que es un caso particular, obviamente no la norma, por eso digo que a veces vale más la pena tirar a lo caro para que realmente te dure algo. Pero también se da, y mucho, que lo caro se estropee también demasiado pronto. Tengo un amigo que se compró un reproductor Blu-Ray que en menos de un año dejó de leerle los DVD. No los Blu-Ray, que llega siempre algún momento en que alguno te exige actualizar el aparato. Se le quedó cara de tonto y una indignación de tres pares de cojones, como es natural. Ya no se puede fiar uno de nada y básicamente casi todos los productos están hechos para eso, para durar poco. Ya no prima el buen trato al consumidor, sino la necesidad de consumir. Si alguien se queda sin móvil saben que a los 2 días o antes se pilla otro. En fín.