lunes, 28 de marzo de 2011

Pressbook completo de la película THOR de KENNETH BRANAGH (adornado con toda la galería de posters de esta adaptación del comic de MARVEL)

Paramount Pictures y Marvel Entertainment presentan la esperadísima versión cinematográfica de “Thor”, recién salido del panteón de legendarios superhéroes que han hecho soñar a generaciones de lectores. La épica aventura de “Thor” traslada el Universo Marvel desde la Tierra en el presente hasta el reino místico de Asgard. En el centro de la historia está el Poderoso Thor, un poderoso pero arrogante guerrero cuyos imprudentes actos reavivan una antigua guerra. Como consecuencia, Thor es castigado a ser enviado a la Tierra, donde se ve obligado a vivir entre humanos. Cuando el villano más peligroso de su mundo envía a las fuerzas más oscuras de Asgard, Thor aprende lo que hace falta para ser un verdadero héroe. “Thor” es el relato del periplo mítico de un hombre: de petulante príncipe heredero al trono, a humilde superhéroe que se gana el derecho a ser un líder.

Paramount Pictures y Marvel Entertainment presentan Una Producción Marvel Studios de Una Película de Kenneth Branagh: “Thor”, protagonizada por Chris Hemsworth, Natalie Portman, Tom Hiddleston, Stellan Skarsgård, Colm Feore, Ray Stevenson, Idris Elba, Kat Dennings, con Rene Russo y Anthony Hopkins como Odin. La película está dirigida por Kenneth Branagh. El guión es de Ashley Edward Miller & Zack Stentz y Don Payne, con un argumento de J. Michael Straczynski y Mark Protosevich. Está producida por Kevin Feige. Los productores ejecutivos son Alan Fine, Stan Lee, David Maisel, Patricia Whitcher, Louis D’Esposito. El director de fotografía es Haris Zambarloukos, BSC. El director artístico es Bo Welch. El montaje es de Paul Rubell, A.C.E. El diseño de vestuario es de Alexandra Byrne. Los coproductores son Craig Kyle y Victoria Alonso. El supervisor musical es Dave Jordan; la música es de Patrick Doyle. La película aún no ha sido calificada. www.Thor.Marvel.com.

UN FORMIDABLE RUIDO DE TRUENO

En 1962, los ahora legendarios Stan Lee y Jack Kirby presentaron El Poderoso Thor a los lectores de Marvel Comics, dando comienzo a una nueva era de acción y aventuras con su enfoque del dios vikingo del martillo. A pesar de los nombres poco familiares, la historia se basaba en conflictos familiares y universales que han provocado dramas entre los hombres desde el principio de los tiempos: un hijo impaciente por demostrarle su valía a su padre, un hermano letalmente resentido, y una mujer que ayuda a un hombre a ver el mundo con nuevos ojos. Sangre real, mortíferas venganzas, el orgullo y la posterior caída. En resumen, en cualquier mundo, son historias que merecen ser contadas.

Miembro fundador del grupo de superhéroes conocido como “Los Vengadores”, Thor surgió de la misma pluma de Marvel Comics que previamente había dado vida a Iron Man, los Cuatro Fantásticos, X-Men y Spiderman.

Kevin Feige, productor de la película “Thor” y co-presidente de Marvel Studios, recuerda: “Stan Lee cuenta que, después de que Jack Kirby y él hubieron creado a los otros héroes, pensaron: 'Hagamos un dios, ¡y luego derribemos a ese dios!' Y en una decisión inteligente, buscó en la mitología noruega, porque mucha gente estaba familiarizada con las mitologías griega y romana, pero no tanto con la noruega. Cuando uno lee esas historias, es de lo mejor de Marvel Comics, porque se trata de gente que es muy humana, a pesar de sus poderes, a pesar de poder convocar a la tormenta, el trueno y el rayo. Hay temas familiares, con los dos hermanos, Thor y Loki, peleándose. Es un drama familiar, y tienen tantos defectos como nosotros, o cualquiera de los héroes de Marvel. Eso es lo que hace que sea tan fácil identificarse con los personajes de Marvel”. “En el cine, hemos explorado a muchos de los héroes de Marvel con base en este mundo”, continúa Feige. “Pero por algo se le llama el universo Marvel. Es un lugar enorme, y con “Thor” nos vamos a un nivel cósmico”.

Fue el desmesurado Thor el que también sedujo al director Kenneth Branagh cuando era un niño en el Belfast de los años sesenta. “En Irlanda del Norte llueve mucho y casi siempre está nublado”, recuerda Branagh. “El color de las portadas de los tebeos de Marvel resaltaba en las estanterías, y El poderoso Thor era el que siempre me atraía”. “Me gustaban sus cualidades primordiales: la conexión con algo antiguo, sus caracteres que recordaban a Stonehenge, y simplemente la fuerza bruta del personaje. Es el primero en cumplir ese cliché de nunca pedirle a nadie que haga algo que uno mismo no haría. De hecho, casi todo el tiempo tienes que intentar impedirle que haga algo que nunca se te ocurriría”.

Además, es esa naturaleza muy decidida y obstinada la que resulta ser el punto flaco del carácter de Thor, la que realmente se interpone entre él y el trono que desea más que ninguna otra cosa. Un cuerpo admirable y el éxito en la batalla no bastan para preparar a un príncipe para gobernar a su pueblo: los accesos de rabia, las decisiones imprudentes, los actos apresurados, todo eso son cosas que resultarán ser fatales para un rey. Son también los rasgos que pueden causar y de hecho causan la autodestrucción de un ser humano, incluso sin el peso de una corona sobre la balanza.

“Lo genial de la conexión de Marvel con la mitología noruega es su comprensión de que la dimensión humana que hay en el centro de los relatos épicos es el cemento que lo une todo”, observa Branagh, que algo sabe sobre cuentos míticos, habiéndose labrado una reputación interpretando (como actor, director teatral y cineasta) historias de Shakespeare repletas de intrigas familiares. “Hay una euforia, una especie visceral de gozo indirecto al ver a esos personajes pasar por las mismas cosas que nosotros”.

El productor Feige corrobora: “”Cuando los personajes reaccionan ante las situaciones del mismo modo que lo haríamos nosotros, cuando se ven inmersos en situaciones abrumadoras y no pueden arreglárselas fácilmente, cuando tienen que superar tribulaciones y penalidades como las que nosotros superamos todo el tiempo, entonces eso es real, es algo con lo que uno se puede identificar. Así que da igual que seas un multimillonario fabricante de armas o el hijo de Odín, si tienes que enfrentarte a esos temas o problemas (incluso si tienes defectos dentro de tu personalidad), eso te convierte, esencialmente, en uno de los nuestros. Stan y Jack hicieron muchas cosas divertidas en los primeros cómics de Thor (a los que luego dio vida Walt Simonson) con las que J. Michael Straczynski ha hecho un magnífico trabajo en los cómics recientes. Ha tomado los mitos y los ha traído a casa. Puede que hayas oído hablar de Thor, Loki, Odín… lo que no sabías es que son reales. Y que si pudieras conseguir un transporte intergaláctico y atravesar unas cuantas dimensiones y otros pliegues espaciales, te encontrarías con ellos. Ese es el concepto que ha sido desarrollado y aplicado a esta adaptación”.

J. Michael Straczynski, un premiado guionista (la película varias veces nominada al Óscar de 2008 “El intercambio”) y escritor de los cómics de Thor desde julio de 2007 hasta noviembre de 2009, se sintió encantado de que eligieran a Branagh para dirigir el debut cinematográfico del héroe. “Con su formación clásica y su habilidad para el lenguaje, Ken tiene la capacidad de hacerlo majestuoso y accesible a la vez. Es capaz de hacer descender a esos dioses hasta donde una persona pueda entenderlos”. Feige se extiende sobre por qué fue Branagh el favorito de Marvel. Observa el productor: “Como bien han subrayado personas mucho más inteligentes que yo, los cómics son la mitología actual, y Ken Branagh es alguien capaz de adaptar la literatura como nadie. Es, en el fondo, un narrador muy dotado, y eso es lo que queríamos, alguien que pudiera contar la historia. Hace siglos, esas historias se contaban alrededor de la hoguera, y hoy es bastante parecido, sólo que el fuego es la luz del proyector”.

No hace falta decir que los cómics fueron la principal fuente de material para todos los implicados en el proyecto, pero a medida que el proyecto se iba transformando y pasando de la página en cuatricomía a la pantalla cinematográfica, otras obras literarias se convirtieron también en referentes para los cineastas, el equipo de Thor y los actores. A quienes participaron en la pre-producción (y más tarde, cuando a los actores se les encargó la tarea de dar vida a los personajes de Marvel) se les proporcionaron materiales de referencia sobre los vikingos y la mitología noruega junto con un montón de cómics, y varias novelas incluidas por si acaso ( Siddhartha de Hermann Hesse, por ejemplo). Chris Hemsworth, el fornido australiano que obtuvo el papel de Thor, explica: “Era como una clase en el colegio: me daban libros sobre gente que se encontraba a sí misma y entonces asumía la realidad de su existencia. Ken sabía que estaban relacionados con la historia que íbamos a contar”.

Entonces, ¿será un caso típico de ese mecanismo literario que en las clases de la universidad llaman 'ironía' el que Thor en realidad se encuentre a sí mismo... al perderse?  “Thor es casi invulnerable”, apunta el guionista Ashley Edward Miller. “Es sobrenaturalmente fuerte, puede volar y está provisto de un gran martillo con el que controla las tormentas. Al ser príncipe y un chico importante, nunca ha oído la palabra 'no', y se le ha permitido siempre hacer prácticamente todo lo que ha querido. Ahora bien, en el punto en el que en otras historias al héroe le pica una araña o le atraviesa un rayo gamma, Thor es despojado de todas las cualidades y pertenencias que le hacen ser quien él cree que es. Y encima, le destierran a un lugar extraño. Eso le convierte en un príncipe destronado que ahora es un paria, y así, es uno de los nuestros”.

Bueno, uno de nosotros si tuviéramos el físico y el aspecto de... un dios, andando por el desierto de Nuevo México... el mismo desierto en el que cierta investigadora, Jane Foster, está efectuando un trabajo de campo sobre unos fenómenos inexplicables en el cielo nocturno. “Jane está muy concentrada en su investigación”, dice Natalie Portman, quien interpreta a la esotérica científica. “Probablemente ha llegado el límite de la astrofísica, porque cree en cosas que a la mayoría de sus colegas le podrían parecer chaladuras. Su llegada parece demostrar cosas que ella supone que son verdad.

“Al principio, Jane cree que Thor es un tema para estudiar”, continúa la actriz. “Aparte de su propio equipo de investigación, ella es la único testigo del extraordinario suceso que han observado sobre las llanuras de Nuevo México, así que él es importante para su trabajo. Lentamente, comienza a sentirse identificada con él y, bueno, sus emociones comienzan a sacar lo mejor de ella, pero luego se enfrenta al desafío omnipresente para todo científico o académico inmerso en una investigación: ser objetivo”.

De forma muy parecida a su personaje, quien llega a apreciar el tiempo que pasa en esa tierra extraña, Hemsworth disfrutó con los intercambios más pequeños y no heroicos que ayudan a transformar al joven príncipe. “Thor está llena de grandes momentos, con muchísima acción y pirotecnia, pero algunas de mis secuencias favoritas son entre Thor y Jane: conversaciones normales, cotidianas. Rodamos esas escenas en Nuevo México, con un hermoso fondo de montañas. Eso sí, tuvimos que espera a que la nieve se fundiera, pero creó un bello entorno. Esas fueron las escenas en las que aprovechamos toda la investigación del personaje, los libros sobre observar la existencia y encontrar la tuya. Y poder interpretarlo con Natalie... bueno, un sueño para mí”.

Sin embargo, esa no es la actitud de Thor cuando aterriza (primero con una explosión, y luego con un golpe en el todo-terreno a toda velocidad de Jane) en la Tierra. Pero vivir entre humanos, que le parecía irrelevante desde su majestuosa posición en Asgard, es una revelación para Thor. Por supuesto, nadie sabe quién es él, de hecho, Jane y su equipo piensan que es un nómada del desierto un poco raro (y quizás alguien sin techo). “Thor aprende a través de Jane Foster lo mucho de lo que son capaces los humanos”, dice el guionista Zack Stentz. “Es una de las mejores facetas de la naturaleza humana: cuando nos encontramos contra la pared y toda esperanza está perdida, en esos momentos, es cuando encontramos la medida de lo que somos, esos pueden ser nuestros grandes momentos. Ahí es cuando Thor se transforma, ese es su periplo. Está a punto de abandonar, porque ya no es el que solía ser. Pero entonces, descubre lo que puede llegar a ser”.

Hemsworth coincide, y comenta: “Todo trata acerca de que Thor aprenda humildad. Al principio aparece como un joven arrogante con un montón de poder a su disposición. Cuando se enfrenta a su padre, es castigado siendo desterrado a la Tierra para aprender una lección, en igualdad de condiciones con el resto de los terrícolas, o sea, como un mortal”. “Ken dijo ya desde el principio que se trataba de una historia sobre padres e hijos”, continúa Hemsworth. “El escenario es una historia sobre dioses, pero en el fondo, trata acerca de los seres humanos”.

* * *

Por muy místicos que sean, los personajes de “Thor” tenían que ser interpretados por seres humanos (o sea, simples mortales). Pero haría falta un puñado de actores con talento (que cumplieran una serie de criterios bien definidos en cuanto a todo, desde la estatura hasta el físico) para dar vida a los habitantes de los tres mundos que contiene el relato de Marvel sobre el dios del trueno y su familia, sus compañeros guerreros y sus mortales enemigos.

“Chris Hemsworth parece un superhéroe”, dice Stan Lee, productor ejecutivo y creador de Marvel. “Sin maquillaje ni vestuario, es un tipo realmente fuerte, animoso y emocional. Vestido de Thor, parece como si poseyera la madurez y la sabiduría necesaria para soportar el peso del mundo sobre sus hombros”. El veterano coordinador de especialistas Andy Armstrong coincide: “Chris es auténtico. Pertenece a esa extraordinaria categoría en la que todas las mujeres le encuentran muy atractivo, y sin embargo también todos los tipos se identifican con él. Cuando le vi trabajar, hice que gran parte de la acción fuera más pesada y con más contacto. Es tan duro y acelerado como cualquier especialista, una versión moderna de alguna estrella del cine de los años cincuenta como Robert Mitchum”.

Como se demostraría con los escenarios y los trajes, 50 años de sesiones de cómics habían producido multitud de interpretaciones del icónico personaje. “Ha sido dibujado con más músculos de los que podría tener un ser humano”, dice el productor Kevin Feige. “Pero sabíamos desde el principio que no queríamos contratar a ni a un culturista ni un luchador”. “Decidimos buscar al actor que encajara mejor en el papel, ya fuera conocido o no, porque el personaje tiene, de por sí, un gran tirón”, continúa. “Probamos a decenas y decenas de personas, e hicimos pruebas de cámara con cuatro o cinco. Al final no hubo dudas, era Chris. Tiene una gran presencia, tiene humor, y puede decir esa frases tan grandiosas de una manera que uno se las cree. Uno se preocupa por él, y eso es lo que hace que contemplar a alguien sea atractivo”.

El tamaño también importaba. “Hay otros personajes (Volstagg, y los Gigantes de Hielo) que son más grandes que Thor, pero él es una figura imponente sin ninguna manipulación, y eso es un punto a su favor“, concluye Feige. Branagh recuerda los primeros días del proceso de casting. “Esperamos y miramos y buscamos durante mucho tiempo, hasta que presentimos que teníamos exactamente a la persona adecuada. Chris es muy impresionante, con un físico que daba la sensación de poder soportar el intenso entrenamiento físico al que le íbamos a someter. Tiene una inteligencia interpretativa muy especial, y la capacidad de aprovechar su lado primario. En su prueba de cámara, contó una historia acerca de una de las hazañas de Thor con tal entusiasmo, gracia, fuerza y sentido del peligro, que enseguida supimos que él era nuestro Thor”.

Branagh se sintió también complacido de poder contratar a Tom Hiddleston como Loki, el hermano de Thor. Tras haber actuado con Hiddleston en teatro, en una obra en la radio y en la premiada serie de TV “Wallander”, conocía muy bien el registro de Hiddleston. “Necesitábamos a alguien con muchísima versatilidad y una absoluta falta de temor a ser las muchas clases de personalidades diferentes en las que se convierte Loki. Tom también hace una pareja maravillosa con Chris. Ambos son grandotes, se sienten como hermanos, con el tipo apropiado de cualidades opuestas y complementarias”.

Una vez que Thor cae a la tierra, aterriza justo en el camino de Jane Foster, que es igual de guapa que de inteligente. Dice Feige: “Queríamos que Jane, el primer amor más famoso de Thor, formara parte de esta historia sobre su origen. En el cómic original, es una enfermera, pero queríamos actualizarla, y la hicimos una doctora que, estando en la universidad, se empezó a interesar más por la astrofísica que por la anatomía. Pero estaba claro que necesitábamos a alguien con belleza, que pudiera también dar la talla para ser la novia de un superhéroe, y que tenía que ser también completamente creíble como una mujer claramente inteligente y fuerte. Así que al principio, cuando estábamos confeccionando listas de gente para las audiciones, la describíamos una y otra vez como teniendo las cualidades de Natalie Portman. Así que, en un momento dado, algún genio fue y dijo: 'Vale, ¿y por qué no se lo pedimos a ella?'”

Al parecer, el proyecto tenía muchos puntos de interés para la recién oscarizada actriz, pues no sólo era fan del género y del universo de los cómics de Marvel, sino que estaba sumamente interesada en trabajar con el director Kenneth Branagh. Hubo varias reuniones entre la actriz y el director, en donde se enfatizó que Jane no iba a ser 'el tipo de damisela en apuros atada a las vías del tren', sino de hecho un factor clave para motivar a Thor en su transformación a lo largo de toda la película. A Portman la mandaron a casa con un montón de libros de ciencia y biografías (“que ella probablemente leyó aquella noche”, bromea Feige) y regresó con el personaje de Jane Foster, lista para rodar y dispuesta a sumergirse en los desmesurados acontecimientos.

Por supuesto, la clave para Portman estaba en el intensa concentración con que se afinaban los personajes por entre el impresionante paisaje de los platós de acción. Dice: “Creo que el liderazgo de Ken ha hecho que este proyecto sea muy, muy especial. He trabajado en varias producciones a gran escala, y esta es la primera vez que realmente he sentido tal nivel de intensidad y concentración en la interpretación por parte de un director. Me parece extraordinario poner tanto énfasis en la interpretación, la historia y los detalles, y creo que todo eso hace que los grandes y excitantes momentos de acción sean más reales y, en cierto modo, más entretenidos”.

Portman acaba de interpretar el que quizás haya sido uno de los papeles más difíciles de su carrera como adulta (el de la bailarina al filo tanto de la grandeza como de la locura en la película de Darren Aronofsky “Cisne negro”), y no tenía mucha intención de embarcarse directamente en otro proyecto, y sobre todo en uno de una escala tan grande como “Thor”. Explica la actriz: “Pasé un año entrenándome, y trabajando con Darren, de puntillas, todos los días. Había estado durmiendo unas cuatro o cinco horas cada noche, y estaba sencillamente agotada. Probablemente me hubiera apuntado mejor a alguna especie de cura de reposo, pero trabajar con Ken era una oportunidad demasiado buena como para dejarla escapar. Y me alegro mucho de haber firmado”.

En el papel del mentor de Jane, el profesor Andrews, a Portman se le unió un compañero de reparto de un proyecto anterior, la película del período oscuro de Milos Forman “Los fantasmas de Goya”. Stellan Skarsgård (quien interpretó a Goya) admite: “No es un papel muy grande, pero el proyecto me resultaba atractivo por varias razones: poder rodar en Nuevo México, trabajar de nuevo con Natalie, con quien tuve una experiencia fantástica en “Los fantasmas de Goya”, participar en una historia tan grande y desmesurada, y todo ello bajo la dirección de Ken. Aparte de cualquier gran peso psicológico de mi personaje o de enormes cantidades de tiempo en la pantalla, esas razones eran estupendas para firmar. Y por encima de todo, resultó muy divertido”.

En el papel de la irónica y observadora becaria que trabaja junto a Jane y Andrews, Kat Dennings pudo aprovechar su temprana relación con los cómics de Thor. Explica Dennings: “Tengo un hermano mayor que era un gran coleccionista de cómics. De pequeña, yo miraba a hurtadillas su colección y sus muñecos articulados, y tengo que decir que Thor siempre me atrajo. Siempre me gustó la mitología, y Thor es el dios del trueno de la mitología noruega, y era un personaje tan vívido que me parecía que estaba impreso en la conciencia de los niños, y ciertamente en la mía. Así que, como puedes imaginar, conseguir un papel en la película de “Thor” es para mí un sueño hecho realidad. Y siempre es estupendo poder trabajar con amigas como Natalie”.

Con la leyenda de la interpretación Sir Anthony Hopkins en el papel de Odín, el rey en decadencia y padre de Thor, subió el listón para los jóvenes actores, sobre todo para Hemsworth, y más concretamente en la escena en la escena fundamental en la que Thor es expulsado a la Tierra. Recuerda Chris: “La película llevaba un mes de rodaje y yo me estaba empezando a sentir bien, como que ya tenía controlado al personaje. Así que llegó el día de la gran confrontación entre padre e hijo. Es algo muy colérico, con ambos gritándonos el uno al otro. Entonces Ken se acerca a Anthony y le dice: 'Deja que te afecte. Altérate. Te desafío. Y Anthony se queda un callado un segundo y luego responde: 'Vale, buena idea'. Así que yo me preguntaba: 'Madre mía, ¿qué es lo que va a hacer ahora?'”

“Y empezamos la escena de nuevo”, continúa Hemsworth, “y yo hago mi entrada. Entro, hago mi parte, y él se queda callado. Sus ojos empiezan a encenderse. Es el padre herido y desilusionado porque su hijo le ha faltado al respeto, y ha deshonrado a la familia, al reino y a todos sus principios. Y uno se da cuenta de que le está rompiendo el corazón”. “Cuando dijeron '¡corten!', la gente estaba llorando. Luego el equipo empezó a aplaudir y recuerdo que pensé: 'Eso ha sido impresionante... y yo no hago falta. Más me valdría tirar el martillo y marcharme'. Pero esos son los momentos para los que uno vive en este trabajo”, concluye Hemsworth. “Esa noche, llamé a mis padres en Australia para contárselo y que se hicieran una idea de lo que les esperaba”.

Tom Hiddleston (en el papel del Loki, el hermano de Thor), también forma parte de la escena del destierro. Hiddleston coincide con su compañero de reparto y observa: “Algo sucedió en aquella toma. Fue como si cambiara el aire de la habitación. A mitad de la toma, empecé a llorar, lo que no importaba porque, afortunadamente, la cámara no me estaba enfocando. Pero todo el mundo presente en la sala lo estaba sintiendo. Después, me fui hacia él y le dije: 'Tony, tengo que decirte que eso ha sido una de las cosas más extraordinarias que he visto como actor'. Y él me dijo: 'Qué bueno es ese Branagh, ¿no?'”

La humildad de un gran rey, algo que también pueden poseer los grandes actores. Hopkins admite que puede que no fuera muy fan de los cómics de Thor (“Yo leía El Capitán Marvel, y aquellos cómics de posguerra”), pero sí lo era de su director. “Mi agente me llamó y me dijo que si quería interpretar a Odín, así que me reuní con Ken, con quien ya había coincidido antes varias veces. Es un personaje muy atractivo, un hombre brillante. Un gran actor y un gran director. Es uno de esos tipos imparables que piensan que si pones todo tu empeño en algo, puedes hacer prácticamente cualquier cosa. Y él lo pone todo de su parte, así es su personalidad. Creo que trabajar en esta película ha sido uno de los mejores momentos de mi vida. ¡De hecho, me gustaría haber tenido más cosas que hacer en ella!”

En el papel de Frigga, la esposa de Odín, fue contratada la calmosa y serena Rene Russo, y al igual que el resto de los miembros del reparto de “Thor”, la actriz tenía su propia mezcla de razones para participar. Russo sonríe: “Bueno, en realidad llevaba casi tres años sin hacer nada, y entonces me llegó este proyecto. Se me ha dicho que yo soy 'una actriz contemporánea', con lo que quiera que eso signifique, así que interpretar a esa reina, con un acento, junto a Anthony, con quien tenía la mayoría de mis escenas... bueno, pensé que iba a ser un poco difícil, pero también pensé que iba a ser genial. Al final pensé: 'Vale, soy una reina, y estoy trabajando con Kenneth Branagh, ¿no es eso genial?' Era un reto, pero fue divertido. ¡Eso es para mí un gran día en el trabajo!” Hemsworth también se quita el sombrero ante el director: “Te impulsa en todas y cada una de las direcciones que podría tomar tu personaje. Seis o siete tomas, siendo cada una de ellas una versión diferente de lo que podría hacerse con la misma escena. Me decía: 'Intenta esto y sonríe todo el rato. Vale, ahora hazlo con crueldad'. Es como forjar metal. Él seguía trabajando hasta que funcionaba lo mejor posible”.

El veterano Hopkins se sentía tan lleno de energía como los actores que interpretaban a sus hijos. “Ken Branagh me devolvió mis cualidades”, admite. “Sinceramente, estaba pensando retirarme y dejar la profesión, pero trabajar con Ken y con estos jóvenes actores ha sido una inyección de nueva energía en mi vida. Aunque todos los del reparto estaban en trance por poder trabajar con el venerable Hopkins, uno de los miembros del reparto lo consideraba en realidad un impedimento para crear a su personaje: el actor canadiense Colm Feore, contratado para el papel de Laufey, el rey de los Gigantes de Hielo. Feore bromea: “Cuando me dieron el papel, yo seguía intentado averiguar quién era mi personaje... ¿quién era en realidad ese tipo? Y luego, cuando Ken contrató a Tony, le dije que me lo había chafado, porque para entonces ya había decidido que iba a interpretar a Laufey como lo haría Anthony Hopkins. Así que, ¿qué iba a hacer ahora? Ken dijo: 'Bueno, supongo que podemos filmarte primero'. Así que revisé mi actuación, y se hizo más al estilo de Tony Hopkins, pasado por el filtro de Max von Sydow, ¡y con un poco de Paul Scofield por si acaso!”

Sin inmutarse por los amables cumplidos, el propio Hopkins participó en algunas pequeñas bromas por su cuenta. “A veces llamaba a Ken 'Gobernador'”, recuerda Hopkins. “Uno le ve andando por plató y es muy autoritario, pero no de una manera pomposa. Tiene un gran sentido del humor, una gran compasión, mucha energía y una visión filosófica de la vida. Hace falta mucho valor para hacer una película tan grande como esta, y eso es lo que él tiene. Y no sólo valor, sino talento y tenacidad, y eso es enriquecedor”. Entre los reyes, el reconocimiento del valor es un signo tácito de sumo respeto. En su esencia, la historia de “Thor” trata de la relación de un padre, Odín, con su hijo y heredero al trono, Thor, y acerca de ganarse el respeto y de respetar.

ESE PRIMER PASO ES ALGO SENSACIONAL

La historia comienza en Asgard, el reino celestial en lo más alto del universo, gobernado por el ahora decrépito Odín, que se prepara para cederle corona a su hijo, Thor. Odín ha mantenido la paz en todo el Universo mediante un tratado, pese a las añejas rencillas por parte de Laufey, el enemigo de Odín, quien gobierna el reino helado de Jotunheim. El día en el que Thor va a ser coronado, un pequeño grupo de guerreros de Laufey irrumpe por la fuerza en el palacio, en una violación directa del tratado de paz. Indignado por la afrenta, Thor se toma grandes libertades en su obstinada búsqueda de venganza, y sus acciones producen unos resultados casi catastróficos. Odín destierra a Thor a la Tierra (un reino inferior llamado Midgard) desprovisto de todo aquello que le define, incluido Mjolnir, el enorme martillo que utiliza en la batalla.

Thor cae desde los cielos hasta un paraje del desierto de Nuevo México, en donde la astrofísica Jane Foster, su mentor el profesor Andrews y la becaria Darcy están investigando unas perturbaciones en el cielo. Mjolnir también cae a la tierra, creando un gran cráter junto a la localidad de Puente Antiguo. La agencia gubernamental súper-secreta ESCUDO llega rápidamente al lugar, mientras los lugareños curiosos hacen deporte intentando levantar el resplandeciente martillo. Pero éste no se mueve.

Mientras tanto, en Asgard, Loki, el hermano de Thor, una clase diferente de aristócrata que tiene una desequilibrada relación de amor/odio con su hermano, ha heredado la corona de Asgard, ya que Odín ha caído enfermo. Decidido a impedir lo que quiera que sea que Loki haya planeado hacer cuando tenga todo el control sobre Asgard, una partida de guerreros, entre ellos el veterano Volstagg (Ray Stevenson), siguen a su camarada hasta ese nuevo y extraño mundo con la ayuda del guardián de las puertas de Asgard, Heimdall (Idris Elba). Pero poco después de llegar a Nuevo México y de localizar a su perdido líder, el grupo descubre que no han sido los únicos en estrellarse en este rincón de Nuevo México. Thor tendrá que enfrentarse a uno de los enemigos más mortíferos que haya encontrado jamás, y esta vez no posee ninguno de sus poderes para asegurarse la victoria.

Así pues, una historia y tres mundos, y para los realizadores, cada mundo tenía que parecer tan real como los demás. La tarea se volvía aún más peliaguda si se tiene en cuenta que uno de esos tres mundos (Midgard, o sea la Tierra) es, de hecho, un mundo muy real. En cuanto a Asgard y Jotunheim, la tradición de Marvel los define como lo más diametralmente opuestos posible. Asgard es dorado, resplandeciente de poder, y está envuelto en una sensación de orden en el mundo que es la consecuencia de siglos de paz y de un liderazgo fuerte. Pero mientras que Asgard disfruta del sol de la victoria, Jotunheim está cubierta por las sombras de la derrota (o eso piensa Laufey y su pueblo). Es una tierra helada, habitada por enormes Gigantes de Hielo de piel azul, que no sueñan con otra cosa que vengarse de los ciudadanos de Asgard. ¿No afirma la sabiduría ancestral que la venganza es un plato que se sirve mejor frío? Entonces, puede que sólo sea cuestión de tiempo el que Laufey se ponga en marcha para aplastar a Odín y conquistar Asgard.

Para cubrir el vacío de realidad entre Midgard, Asgard y Jotunheim, Branagh necesitaba crear “una fusión entre los espectaculares requisitos del mundo físico de los dioses y la Tierra contemporánea. Teníamos que encontrar un estilo que los uniese, pero que permitiera a los personajes ir de un sitio al otro, para conseguir así la emoción, la sensación de pez-fuera-del-agua, y la diversión, que es muy importante en 'Thor'”. El guionista Don Payne lo plantea de otra manera: “Cuando va desde Asgard a Jotunheim, y de allí a la Tierra y nuevamente a Asgard, se trata de un viaje bastante fuerte. Queríamos darle a los espectadores que no sean fans, como yo, la oportunidad de sentarse cómodamente, asimilarlo todo, y sentirlo. Tenían que ser entornos diferentes, pero todos ellos dentro de la misma realidad”.

Para dar vida a estos mundos, Branagh eligió al director artístico Bo Welch, cuatro veces nominado al Óscar. “Lo que yo quería de Bob, y que él me proporcionó a espuertas, eran acciones de la imaginación variadas y diversas”, afirma Branagh. “No le daba miedo el desafío de representar el Asgard cósmico, la Tierra contemporánea y el terrorífico mundo helado de Jotunheim. Ni tampoco le daba miedo el reto creativo de viajar entre esas tres dimensiones, ni de combinarlas todas. Tiene una formación variada, y está listo para cualquier cosa”.

Incluso con todos los materiales disponibles (cortesía de Marvel), y la abundancia de elementos de documentación y referencia, el mundo de Asgard estaba lejos de ser como un prêt a porter, que es justo como los realizadores pretendían que fuera. “Bo nos ofreció decenas y decenas de manera de interpretar Asgard”, dice Branagh. “Sus ideas se basaban en inspiraciones procedentes de la Tierra, de los cómics, y de la idea que tenemos de lo que hay en el espacio gracias al telescopio Hubble, de lo que vemos literalmente en el cosmos. La investigación acerca de lo que es posible en astrofísica, y la posibilidad de viajar y de que haya vida ahí afuera, llegó gracias a Bob y a su departamento... y nosotros lo trabajamos y lo construimos desde los cimientos”.

A Welch le complacía la idea de crear esos otros mundos, pero el diseñador pronto se dio cuenta de que el proceso iba a ser, en una palabra, complicado. A lo largo de los años, numerosos artistas han colaborado en los cómics de Thor, y cada uno de ellos le había dado un toque único a la estética de Asgard y de sus habitantes. “En la dirección artística, uno normalmente cuenta con unas pistas visuales muy concretas, pero los cómics de Thor variaban muchísimo de una entrega a otra, así que las pistas visuales estaban desperdigadas por todas partes”, explica Welch.

Los que al final serían los enormes platós de Welch para Asgard y Jotunheim, construidos en los Estudios Raleigh de Manhattan Beach, California (y agrandados posteriormente con ayuda de los efectos especiales), fueron concebidos a lo largo de muchos meses. Según Welch: “La parte más difícil era encontrar la estética de Asgard. Pero no lo conseguimos ni al primer intento, ni al segundo ni al tercero. Fueron los meses y meses explorando, buscando localizaciones y pensando en abstracto los que nos llevaron a mí y a los ilustradores hasta los lejanos confines del universo... y curiosamente, terminamos llegando a una solución relativamente sencilla”.

“Ken y yo decidimos que, puesto que está habitado por dioses guerreros que viven en lo más alto de los nueve reinos”, sigue explicando Welch, “su privilegiada perspectiva del universo sería muy avanzada, pacífica y elegante, sin verse empañada por los detalles que asociamos a los humanos. Fue evolucionando hacia un entorno arquitectónico minimalista, con un pequeño soplo de añeja tensión nórdica en los detalles, para relacionarla con la mitología noruega”. Pero los diseños nórdicos no iban a ser la únicas influencias sobre el diseño de Welch. “Estuvimos de acuerdo con [el creador de Thor] Jack Kirby en cuanto al, por así decir, mobiliario de Asgard, como por ejemplo el trono y la cama de Odín... piezas de decorado muy concretas situadas en entornos muy serenos. Creo que es el equilibrio perfecto entre Kirby y el modernismo, con un toque noruego antiguo para completarlo”.

El reino resultante complació a su hacedor. Continúa Welch: “Al principio, uno sólo piensa en términos de imaginería: ¿cuál es la imagen? Luego, comienza la diferenciación entre lo que va a ser real y lo que va a ser digital. Siempre funciona mejor para todo el mundo si se crea en la práctica la mayor cantidad posible de cosas... le da a los actores, al director y a todos los demás algo a lo que agarrarse”. Con todo el mundo advertido de que había que buscar lo creíble en lo fantástico, los actores se sintieron muy complacidos de poder basar su trabajo en sitios muy reales. Anthony Hopkins sacó mucha inspiración de la representación física de Asgard, y le pareció que los escenarios le infundían mucha verosimilitud a sus interpretaciones. Hopkins confiesa: “Los platós de Bo son impresionantes. Fui a echarles un vistazo mientras los construían y pensé: 'Bueno, no voy a tener mucho que hacer, sólo dejarme barba, decir las frases, aparecer en escena, ponerme la armadura... y dejar que suceda”.

Hiddleston estaba igualmente impresionado, sobre todo para el plató para el Observatorio de Heimdall. Es ahí donde también ocurren algunas de las escenas más importantes de Hiddleston. Tom cuenta: “El observatorio está situado al borde de una ciudad que está en el espacio y donde viven los dioses. Idris Elba, quien interpreta a Heimdall, el guardián de los dioses, se sienta allí, observando todo el universo. No nos quedamos cortos en “Thor”, todo es lo más grande posible”.

El director de fotografía Haris Zambarloukos desempeñó un papel fundamental en la creación del ambiente de cada reino, y colaboró estrechamente con Welch y Branagh ya desde las primeras fases de diseño. “Asgard es cálido”, afirma Zambarloukos. “Debido a la reflectancia de las pinturas metálicas y acabados brillantes utilizados en los escenarios y los trajes, se hizo evidente que ese espacio necesitaba reflejar la luz, y no ser iluminado directamente. No hay focos, solamente unos cuantos fuegos y los rayos del sol, con muchos colores dorados y planos circulares que hacen que parezca que uno flota por el espacio”.

Pero no toda la historia de “Thor” es luz, sol y tranquilo bienestar. “Jotunheim es lo contrario de Asgard”, es un sitio muy frío”, continúa Zambarloukos. “Yo me lo imagino como la idea vikinga del infierno, en donde están atrapados en un bosque interminable donde nieva constantemente, siempre hace mucho frío y no hay forma de guarecerse ni de entrar en calor”. “Se suponía que iba a ser un planeta crepuscular de espacios abiertos, pero sombrío y ominoso”, continúa el director de fotografía. “Colaboramos con [el director de efectos especiales] Dan Sudick desde el principio, y encontramos la forma de utilizar unos torbellinos de niebla que eran a la vez fríos y un poco siniestros. Hay un resplandor, pero no es un resplandor cómodo”.

Zambarloukos encontró inspiración para sus visiones celestiales buscando en una dirección casi opuesta. “Una de mis mayores influencias fue el trabajo del fotógrafo subacuático David Doubilet. Logró algo que estábamos buscando, y que era un mundo que no conocemos pero que está descrito de una manera muy bella, sin mucho artificio. La forma en la que fotografía, por ejemplo, una mata de algas, puede hacerla parecer como si procediera del espacio”.

Nacido en la isla de Chipre y escolarizado en el sistema educativo griego, Zambarloukos se crió estudiando mitología... y leyendo cómics. “Thor era uno de mis favoritos, porque incluía algunas de las narraciones que me habían enseñado siendo un niño”, recuerda. “Con todo proyecto basado en un libro o en una obra, o en cualquier otra fuente que alguien pueda conocer, creo que uno quiere llevar a los espectadores a un lugar adonde no han llegado con esa historia, incluso aunque sea un territorio familiar. En el momento en el que ves a Thor con su capa y su martillo, ya sabes dónde estás”.

Zambarloukos utilizó decenas de majestuosos planos con la grúa en sus descripciones de los reinos donde Thor habita y los que visita. Según Haris: “Queríamos regresar a la belleza y la elocuencia de la filmación clásica y épica. Es una de las clases más difíciles de filmación, pero creo que atrapa completamente al público y le va bien a un personaje como Thor. Estamos contando la historia del dios del trueno nórdico, y creo que uno tiene que ser tan atrevido como lo es tu personaje, y en este caso en concreto, ser un poco grandioso con tus movimientos de cámara”.

BIENVENIDOS A LA TIERRA ENCANTADA

Como bien saben los fans de Thor (y como los espectadores pronto sabrán), los dioses viajan de un reino a otro mediante un portal celestial (o, como lo llamaría Jane Foster, “un agujero de gusano”). Son lanzados desde el Observatorio de Heimdall en el borde de Asgard, con una explosión de energía. Es así como Thor y su pequeño grupo de guerreros se trasladan a Jotunheim (buscando venganza), y cómo Thor termina en Nuevo México (pagando las consecuencias).

Como escritor de los cómics de El Poderoso Thor durante dos años, J. Michael Straczynski fue el primero en meter al superhéroe en la Tierra Encantada. “Hubo un tiempo en la mitología griega y romana en que los dioses y los humanos caminaban juntos”, afirma Straczynski. Formaban parte mutuamente de su vida cotidiana. Así que la idea de anclar a Thor en Nuevo México parecía algo natural para redondear al personaje. Es inmensamente gratificante ver crecer ese desarrollo y cómo esta película ha dado vida a esa idea”.

La montaña vino a Mahoma con la creación de los platós, tanto de Asgard como de Jotunheim, en estudio (y mediante ordenador), pero los realizadores viajaron hasta Nuevo México para filmar localizaciones durante unas seis semanas a principios de la primavera de 2010 para rodar las escenas de la Tierra. Cualquiera que conozca el clima de ese estado sabe también que llamar 'primavera' a marzo y abril de ninguna manera va a traer un clima favorable al rodaje en exteriores. Los actores y el equipo se encontraron habitualmente con nieve, granizo y fuertes vientos, pero la experiencia únicamente pareció aumentar la 'magia' comunal en el plató. Para Branagh, la naturaleza del estado y su gente le añadieron una plus de atractivo a la película. Dice medio en broma: “Estamos en una parte del mundo donde la gente mira de verdad al cielo. Si eres de otro mundo, y te gustaría tener la posibilidad de que te den la bienvenida al llegar a la Tierra, es un buen sitio para aterrizar”.

A Welch también el gustó esa idea. “Decidimos ya desde el principio que, puesto que los reinos celestiales están causando perturbaciones en el cielo, queríamos una localización en Asgard que ofreciera planos con ingentes cantidades de cielo. Eso sugería algún desierto, así que un pueblecito en el desierto con un gran cielo se convirtió en el concepto”. El guión de “Thor” sugería también otra serie más de circunstancias que se grabaron en la mente de Welch. Lo describe así: “La confrontación final entre Thor y el Destructor a mí me parecía como el duelo de un western. Eso me llevó al rancho de Tom Ford donde se rodaron películas como Silverado’, ‘Wyatt Earp’ y 'El tren de las 3:10'. nuestro duelo es un enfoque actualizado de un tiroteo clásico que tiene lugar en la calle principal de un pueblo del Salvaje Oeste”.

El pueblo ficticio que se convertiría en Puente Antiguo está localizado en el rancho de 10.000 hectáreas en las afueras de Galisteo, Nuevo México, a unos 45 kilómetros al sur de Santa Fe. (En la finca de Ford ya existía un anticuado pueblo del Oeste, al que Welch y su equipo sometieron a profundos cambios). Aunque en los primeros desarrollos del guión se jugaba con la idea de meter a Thor en el salvaje Oeste de la década de 1850, se decidió que el gancho de la historia dependía de identificarse no sólo con los personajes, sino también con el entorno en el que se encuentran. Según Welch: “En lugar de filmarlo como un pueblo de la época de 1850, decidimos hacerlo real. Queríamos que pareciera un personaje, que se pudiera sentir empatía por sus habitantes cuando el Destructor empieza a destrozarlo”.

Zambarloukos describe el estilo resultante de Puente Antiguo como “norteamericano al estilo de Edward Hopper, que a Ken, a Bo y a mí nos encantaba. Siempre intentábamos tener una algodonosa nube en el cielo azul, y diversas capas en nuestros paisajes, con algo construido por el hombre en primer plano, y una naturaleza perfecta de fondo”. Welch también quería evocar algo de Asgard en Puente Antiguo. “El Observatorio de Heimdall es la entrada a Asgard, a través del Puente del Arco Iris, hasta un palacio central flanqueado por edificios”, explica. “En Puente Antiguo, tenemos una calle que sale del desierto, flanqueada por edificios, y que conduce hasta una vieja tienda de coches usados. Smith Motors, de una forma un tanto extraña, recuerda la forma del palacio de Asgard... pero es mucho una versión mucho más modesta, y un poco desgarradora”.

Después de haber diseñado los fantasiosos entornos de Asgard, Jotunheim, el Observatorio de Heimdall y el Puente del Arco Iris, a Welch le pareció que trabajar en Puente Antiguo era “como unas vacaciones. No obstante, tenía que encajarlo con el resto de la película, entrelazarlo con el resto de los reinos”. Los que estén familiarizados con lugares que se supone que son la pista de aterrizaje de seres de otro mundo, reconocerán que todo aparato (y piloto), con independencia del planeta de donde proceda, necesita algún sitio para aterrizar. Así que Welch y su equipo diseñaron una pista de aterrizaje: se creó una plantilla (inspirada en las antiguas runas y dibujos célticos). Una vez que se hubo aplicado dicha plantilla a la finca de unos 7 metros de lado (se esparcieron rocas de lava sobre las líneas marcadas por la plantilla), un espacio circular del desierto se transformó en un lugar adecuado para un aterrizaje procedente de Asgard.

Richard Bloom, ayudante del director artístico, era el encargado de aplicar la plantilla. Él y su ayudante Megg Fleck solían llegar a la localización bastante antes del amanecer, mientras la gente del equipo preparaba el lugar. “Siempre entrábamos dentro del círculo llevando puestas unas zapatillas sin huellas, para intentar mantear el diseño inmaculado”.

CAPAS Y ARMADURAS DIGNAS DE UN REY

Una cosa es crear reinos habitados por dioses, y otra vestir a esos dioses. Esa tarea recayó en la diseñadora de vestuario Alexandra Byrne, ganadora del Óscar en 2008 por su trabajo en la película de Shekhar Kapur “Elizabeth: La edad de oro”.

Branagh sabía que “Thor” iba a suponer un gran desafío para cualquier diseñador de vestuario, como lo era para su director artístico. “Hay multitud de opciones de grandes artistas dentro de los casi 50 años de cómics de Thor”, explica. “Necesitábamos a alguien con muy buen gusto para que encontrase la forma de rendir nuestro homenaje a algunas enriquecedoras e icónicas versiones del personaje, pero que aún así situase la película en el año 2011, ya que estamos trabajando en el cine contemporáneo”.

Branagh y Byrne colaboraron por primera vez hace 20 años en el teatro, y Branagh sabía que no vacilaría a la hora de tomar decisiones atrevidas: “A Alexandra no le da miedo la teatralidad, por así decir, de algunos ropajes. No le da miedo trabajar con colores vivos, cortes nítidos y siluetas marcadas. Ella asume todo eso, y está muy interesada en lo que pasa físicamente con las ropas ajustadas y con esculpir el cuerpo”.

Byrne aceptó el encargo teniendo un conocimiento activo de la mitología nórdica, adquirido al leerle historias a sus hijos antes de dormir, y tenía a su disposición la pila de tebeos de Thor de su hijo. Pero, mientras buscaba claves visuales e información, realizó también un esfuerzo concertado para buscar más allá del consabido terreno de la historia y sus raíces. Afirma Byrne: “Trabajo mucho mediante la observación. Ojeo toda clase de libros en busca de lo inesperado, y luego hago unos grandes collages de ideas que me parecen relevantes para algún personaje o momento de la historia”.

Como se necesitaba un gran grupo de diseñadores colaborando en un gran proyecto, Alexandra colaboró estrechamente con Branagh, Welch y los productores para crear una estética para Asgard. “Estábamos creando un mundo desconocido, y la gente tenía que tener un aspecto que encajara con el entorno. Al final, Bo y yo inventamos el término 'modernismo antiguo'”.

La capa de Thor fue uno de los mayores retos de Byrne. Sabía muy bien que no iba a pasar sin transición de dibujo a prenda completada. Sin embargo, siendo Byrne como es, tenía una fe inquebrantable en que ella y su equipo podrían hacerlo. “Cada vez que decíamos 'capa', alguien decía: 'Eso se hará en post-producción. No serás capaz de que funcione'”, recuerda Byrne. “Pero nuestra capa sí que funciona... porque la hicimos antes de dibujarla”. “La corporeidad y el movimiento son los grandes componentes de estas ropas”, continúa. “No queríamos terminar con un dibujo que no pudiera ser confeccionado, así que montamos un taller en donde hacíamos ejemplos prácticos junto con los dibujos, a medida que el proceso iba avanzando”. Mucho más que un elegante adorno, la capa define a Thor, junto con su casco con alas y su escudo.

“La capa tenía que parece a la vez completamente creíble y sublimemente mágica” , dice Byrne. “En los cómics, Kirby la utilizaba como un gran recurso gráfico para el movimiento, la tensión y el dramatismo. Así que nuestra capa necesitaba tener esa clase de expresividad. También tenía que enmarcar la forma y las proporciones de Chris cuando no está moviéndose, y luego henchirse, moverse y volar con él cuando está luchando. Es fácil conseguir que una capa haga todo eso en un dibujo, pero no es tan fácil con un trozo de tela”.

Dicha tela es de lana, que Byrne y su equipo encontraron en Inglaterra. Tras repetidos experimentos tiñéndola, consiguieron un tono de rojo que les gustó a todos. “Teníamos un cementerio de capas que no gustaron”, dice bromeando. “Pero seguimos adelante, probando nuevos tejidos, y diferentes formas de corte, bordado y confección. Finalmente, llegamos a un punto en el que proclamamos: 'La capa está lista. No la toquéis. Dejadla sola”. Durante ese período, el físico de Hemsworth era también un trabajo en curso. “Estaba trabajando mucho en el gimnasio y nosotros seguíamos la evolución de su cuerpo”, declara Byrne. “En un momento dado, llegamos a pensar que íbamos a necesitar un traje acolchado para hacerle parecer más grande, pero al final, lo hizo todo él. Todo es suyo”.

Cuando llegó Hemsworth, Byrne y su equipo llevaban más un año trabajando en la creación y diseño de vestuario. “Fue el momento en el que dijeron: 'Tenemos que hacer que te siente bien'”, dice Hemsworth. “Era increíblemente bonito y con muchos detalles, y la primera vez que me puse esas ropas, me sentí realmente como el personaje”. Con una construcción compleja a base de muchas capas de tela, cuero y armadura, el traje de 'héroe' de Thor resultante (el principal diseño para la mayoría de las escenas) era pesado y daba calor. Normalmente se tardaba una hora en vestir al actor (y otros 90 minutos para el peinado y el maquillaje para transformar completamente al australiano de pelo pajizo en el rubio dios del trueno).

“Las dos primeras semanas de rodaje, yo estaba empapado en sudor”, dice Hemsworth riendo. “Me pasé los cuatro mese anteriores intentando ponerme todo aquel peso y de repente, se me caía todo. Pero a Alexandra y a su equipo se les ocurrió lo del chaleco refrigerante, que creo que es el que llevan los pilotos de coches de carreras, un chaleco con pequeños tubos por donde corre agua fría para refrigerarte. Fue un alivio”.

En la Tierra, Thor viste modestamente con una sencilla camisa de franela y unos vaqueros normales. Pero cuando aparecen sus amigos para rescatarle, todos visten la parafernalia completa de Asgard. La llegada a Puente Antiguo de Volstagg, Fandral y Hogun (junto con Sif, la hermosa doncella guerrera) es una mezcla de muchas cosas... un poco sorprendente, ligeramente emocional y más que ligeramente cómica. Los lugareños nunca han visto nada como ellos (¿Son una banda de rock? ¿Artistas de circo? ¿Una banda de moteros?), pero los guerreros no son conscientes de ello. Comenta Byrne: “Tenían que parecer a la vez reales e irreales. A mí, lo que más me ilusionaba era ver a los guerreros y a Thor en la Tierra, porque todos nos preguntábamos qué efecto se produciría cuando esos tipos empezaran a caminar por un pequeño pueblo de Norteamérica. Es casi como si tuvieran que tener su propio tema musical atronando desde unos altavoces”.

EL DIOS/HOMBRE QUE CAYÓ A LA TIERRA... LUCHANDO TODO EL CAMINO

La fotografía principal de Thor comenzó el 11 de enero de 2010 en Manhattan Beach con una enorme secuencia de lucha entre los de Asgard y los Gigantes de Hielo. Thor demuestra lo mortíferos que pueden ser él y su martillo, lo que le dio a Hemsworth la ocasión de demostrar lo que había conseguido en cuatro meses de entrenamiento.

“Tienes muchísima adrenalina dentro de ti al principio de cada toma, y creo que hacerla salir físicamente es el mejor remedio para eso”, dice Hemsworth (quien superó todas las expectativas en su entrenamiento y tuvo que reducir algo de masa muscular en las dos semanas anteriores al comienzo del rodaje). “Correr por ahí con esas ropas grandes y pesadas, sudando, peleando, hiriéndonos a nosotros mismos, es algo que te quita las telarañas”.

Hemsworth y Andy Armstrong se inspiraron en Mike Tyson al determinar el estilo de lucha de Thor cuando está blandiendo a Mjolnir. La decisión fue una gran imagen para el joven actor: “He boxeado mucho a lo largo de los años, y aquello tenía sentido para mí. Decidimos que sería así como lucharía Thor: muchos hombros y caderas, grandes movimientos, una postura firme, con los pies bien asentados en la tierra”.

Mjolnir es un complemento majestuoso, armado con las portentosas palabras de Odín: “Quien porte este martillo, controlará el rayo de la tormenta”. Según el encargado de utilería, Russell Bobbitt, se manejaron casi 200 dibujos (con distintas formas), y se tardó casi 14 semanas en conseguir el diseño que fue finalmente aprobado. Como con otros elementos del diseño de “Thor”, el objetivo era crear algo que quedase bien en el mundo actual, pero que tuviera el aroma del trabajo original de Stan Lee y Jack Kirby. (Aunque, para decir la verdad, no era la pesada arma de metal que aparentaba ser: Mjolnir fue fabricado con resina maciza, con una armadura interior para que encajase el mango de aluminio, que estaba envuelto en cuero repujado.

A Bobbitt le encargaron también que creara las armas características para Sif, los Tres Guerreros, Heimdall, Loki y, por supuesto, Odín. Se fabricaron versiones de goma más ligeras de esas armas para las escenas con especialistas. La versión heroica de Gungnir, la lanza que cambia de forma de Odín, se hizo de latón macizo, labrada con dibujos que incluían una representación de Yygsadril, el viejo árbol que reúne a los nueve reinos, y en su forma final, pesaba más de 13 kilos. “Anthony Hopkins llevó los 13 kilos de peso de Gungnir todos los días del rodaje”, dice Bobbitt. “Un par de veces le di una más ligera, cuando me parecía que podría quererla, pero siempre me la devolvía y me decía: 'Russell, dame la auténtica'”.

No se le dice que no a Odín.

Cuando Mjolnir cae a la Tierra, crea un cráter gigante en las afueras de Puente Antiguo. Los agentes de ESCUDO rodean la zona con una barrera de túneles tubulares, donde Thor libra otra reñida batalla, esta vez a puñetazo limpio. Hemsworth recuerda: “Andy y el tipo de los especialistas dijeron: 'Vale, tú llegas, le tiras un puñetazo, una patada'. Y yo les dije: '¿No lo ensayamos?' Y ellos dijeron: 'No, vamos a rodarlo ya'. La idea era hacer que pareciera brusco y real y confuso, no una pelea de kung fu coreografiada. Fue endiabladamente divertido”.

Bastante menos divertido (puesto que el héroe no sólo está luchando por su vida, sino también por las vidas de los amigos que han venido para defenderle) es el grandioso enfrentamiento entre Thor y el Destructor, que se desarrolla en las calles ahora en ruinas de Puente Antiguo. “Cuando estábamos hablando de esa lucha, nos poníamos como niños frenéticos”, dice Hemsworth. “Era un estupendo remate para todas las secuencias de acción, y muy bien equilibrado entre el tipo más duro y el tipo más malvado”.

Vic Armstrong, director de segunda unidad, y su equipo habían hecho saltar por los aires la mayor parte del pueblo en los días anteriores, y las anteriormente limpias calles aparecían sembradas de ardientes brasas y cristales rotos. Un Destructor estacionario de tres metros de altura estaba agachado en el medio de la calle, y sus movimientos serían articulados en post-producción por el equipo de efectos visuales de Wes Sewell. En el plató, Branagh y el primer ayudante de dirección Luc Etienne narraban vívidamente el caos para Hemsworth y sus compañeros guerreros de Asgard, mientras intentaban por turnos neutralizar a su implacable enemigo.

El Destructor estuvo al servicio de Odín durante muchos años, para frustrar cualquier amenaza a la frágil paz existente. Pero llegados a este punto de la historia, está bastante claro que alguien le está controlando a él y a su invencible armamento. “El nombre lo dice todo”, afirma Branagh encogiéndose de hombros. “Es un aparato desalmado, violento, destructivo y de gran poder, una armadura vacía ocupada por la persona que le controla en ese momento. Realiza una aparición grandiosa y potente en nuestra película, ¡pero tendréis que verla para saber lo que pasa!”

* * *

De hecho, hay muchos elementos sorprendentes en “Thor”, el mayor de los cuales es un reparto que incluye a oscarizados y veteranos actores y una pléyade de jóvenes promesas. La lista de miembros del equipo técnico es un catálogo completo de laureados artesanos cinematográficos.¿Y al frente de todo ello? Un hombre al que se ha llamado más de una vez “el próximo Laurence Oliver”.

Ver un proyecto de tanto nivel y tan alto octanaje dirigido por uno de los mejores interpretes de la que es posiblemente la mejor pluma de la literatura inglesa (o sea. Shakespeare, amigo) puede que sorprenda a los fans del género. Y sin embargo, posiblemente la persona más sorprendida por ello sea el propio Branagh.

Kenneth Branagh concluye: “Creo que me sorprendí un poco a mí mismo cuando acepté. Por una parte, nunca me imaginé a mí mismo haciendo una película de superhéroes. Pero al mismo tiempo, cuando pensaba en las partes que constituyen esta historia, veía que tenía todo lo que me encanta. Tiene varias batallas grandiosas y tiene un héroe que es un joven arrogante y obstinado, que tiene que enfrentarse a su pasado y solucionar una relación complicada con su padre. Hay muchos europeos salvajes acuchillándose a muerte en diversos momentos, y en realidad, a mí me recordaba mucho a “Enrique V”. Me dije a mí mismo: 'Ya he pasado antes por esto...' Así que se podría decir que yo empecé en películas bélicas de acción y aventuras, solo que en ellas la gente hablaba raro”.

ACERCA DE MARVEL ENTERTAINMENT

Con un catálogo de más de 5.000 personajes, Marvel Entertainment, LLC es una de las principales compañías mundiales de entretenimiento basadas en personajes. Las operaciones de Marvel se concentran en utilizar las franquicias de sus personajes para licencias, entretenimiento, publicaciones y juguetes. Entre las principales áreas de negocio de Marvel Entertainment están los largometrajes, DVDs/videos para casa, productos de consumo, videojuegos, muñecos articulados y muñecos de rol, televisión y promociones. Basándose en su éxito creativo durante más de 60 años publicando cómics, Marvel ha sabido transformar con éxito su icónicos personajes de cómic en supertaquilleras sagas cinematográficas.

En diciembre de 2007, The Walt Disney Co. completó su adquisición de Marvel Entertainment y de su catálogo de personajes. “The Walt Disney Co. es el sitio perfecto para el fantástico catálogo de personajes de Marvel dada su probada capacidad para expandir la creación de contenidos y la licenciación de negocios”, dice Ike Perlmutter, director ejecutivo de Marvel. “Para Marvel , es una oportunidad sin parangón para desarrollar sus vibrantes propiedades en cuanto a personajes y marcas al acceder a la inmensa organización e infraestructura de Disney en todo el mundo”

El renacimiento en Hollywood de Marvel Studios ha sido espectacular, con sagas que han roto récords como “Iron Man”, “Spider-Man”, “X-Men”, “Los Cuatro Fantásticos” y “El jinete fantasma”, consiguiendo como consecuencia una serie consecutiva de 8 números uno en las taquillas en el fin de semana de su estreno. Desde 1998, las películas de Marvel han recaudado más de 6 mil millones de dólares en las taquillas de todo el mundo, consolidando firmemente a la empresa como una de las marcas de entretenimiento más rentables del mundo.

Marvel Entertainment está produciendo actualmente “El Capitán América: El primer Vengador”, dirigida por Joe Johnson. Entre sus futuras películas en fase de desarrollo están “Los Vengadores”, “Iron Man 3”, “Spider-Man 4”, “Deadpool”, “El Hombre Hormiga” y “X-Men Orígenes: Magneto”.

Kevin Feige, co-presidente de Marvel Entertainment y productor de “THOR”, explica por qué Marvel ha tenido tanto éxito al adaptar sus personajes de cómic a la gran pantalla: “El secreto de los cómics de Marvel es la profundidad y complejidad de sus personajes, todos los cuales tiene algún tipo de defecto. Eso es lo que hace interesantes a nuestros personajes y es la razón por la que han resistido el paso del tiempo. Esa dinámica también nos ha permitido trasladar con éxito los personajes de Marvel al medio cinematográfico, y darlos a conocer a un amplio sector del público que nunca ha leído un cómic. También hemos sido muy afortunados al haber podido atraer a directores y actores de muchísimo talento, así como a los mejores técnicos cinematográficos desde el primero hasta el último, lo cual ha dado como resultado las mejores películas mega eventos del panorama cinematográfico”.

Marvel Entertainment, LLC, un filial propiedad absoluta de The Walt Disney Company, es una de las principales compañías mundiales de entretenimiento basadas en personajes, con un catálogo de probada eficacia de más de 8.000 personajes que llevan más de setenta años apareciendo en una gran variedad de medios. Marvel utiliza las franquicias de sus personajes en entretenimiento, licencias y publicaciones.

ACERCA DEL REPARTO

El actor australiano CHRIS HEMSWORTH (Thor) se está convirtiendo rápidamente en uno de los actores más solicitados de Hollywood. Realizó su debut cinematográfico en EEUU con la película de J.J. Abrams “Star Trek,” interpretando el papel protagonista de George Kirk junto a Chris Pine, Eric Bana, Zachary Quinto, Zoë Saldana y Karl Urban. Además de conseguir el papel protagonista en la esperadísima versión del cómic de Marvel a cargo de Kenneth Branagh, también va a protagonizar el remake de Dan Bradley de “Amanecer rojo” en el papel interpretado por Patrick Swayze en 1984, y la película con guión de Whedon “Cabin in the Woods” (junto a Richard Jenkins y Bradley Whitford), ambas para MGM. Hemsworth comenzará el año que viene la producción de “Los Vengadores” de Marvel, interpretando de nuevo al personaje de Thor.

Hemsworth se hizo famoso en Australia gracias a un papel recurrente en la popular serie de TV “Home and Away”. Su interpretación le valió el premio al mejor actor revelación en los premios de la televisión australiana Week Logie de 2005, además de dos nominaciones previas en 2004. Entre sus otros títulos de crédito en la televisión australiana están “Fergus McPhail”, “The Saddle Club”, “Marshall Law”, “Guinevere Jones” y “Neighbours”. Entre sus otros títulos de crédito cinematográficos están la película de Stephen Milburn Anderson “Ca$h” y el cortometraje independiente “Tom and Nancy Go Boating”. Hemsworth nació y se crió en Australia.

NATALIE PORTMAN (Jane Foster) acaba de ganar su primer Óscar a la mejor actriz tras recibir la que era su segunda nominación por su fabulosa interpretación en la película de Darren Aronofsky “Cisne negro”, aclamada por la crítica. Por dicho papel, Portman recibió también el Globo de Oro y los premios BAFTA, Screen Actors Guild y Critics Choice. Próximamente, Portman aparecerá en la película de David Gordon Green “Your Highness”, coprotagonizada por Danny McBride, James Franco y Zooey Deschanel. La historia gira en torno a un arrogante y perezoso príncipe que tiene que llevar a cabo una misión para salvar el reino de su padre, con Portman como su enamorada. Esa película de Universal Pictures está previsto que se estrene el 8 de abril de 2011. Después de “Thor”, aparecerá en la película de Spencer Susser “Hesher,” protagonizada por Joseph Gordon Levitt y Rainn Wilson. El estreno de la película, que Portman también produce, está previsto para el 13 de mayo de 2011 a cargo de Wrekin Hill/Newmarket Films.

En cine, Portman ha actuado en más de 25 películas, entre las que se encuentran “Heat”, “Beautiful Girls”, “Todos dicen te quiero”, “Mars attacks!”, “A cualquier otro lugar”, (nominación al Globo de Oro), “La fuerza del amor”, “ Cold Mountain”, “Algo en común”, “Zona libre”, “V de Vendetta”, “Paris je t’aime”, “Los fantasmas de Goya”, “El sabor de la noche,” “Mr. Magorium y su tienda mágica”, “La otra hermana Bolena”, “New York, I Love You”, “Hermanos” y “Sin compromiso”. Además, protagonizó las películas de George Lucas “La Guerra de las Galaxias: Episodio I – La amenaza fantasma”, “La Guerra de las Galaxias: Episodio II – El ataque de los Clones”, y “La Guerra de las Galaxias: Episodio III – La venganza de los Sith”. Las precuelas de la inmensamente popular trilogía de “La Guerra de las Galaxias” de los años setenta y ochenta figuran entre las películas más taquilleras a nivel mundial de todos los tiempos.

En teatro, Portman protagonizó la producción de Mike Nichol con Shakespeare in the Park de “La gaviota”, junto a Meryl Streep, Kevin Kline y Philip Seymour Hoffman así como la producción de James Lapine para Broadway de “El diario de Anna Frank”.

Detrás de la cámara, Portman ha probado suerte escribiendo, dirigiendo y produciendo. Entre sus títulos de crédito están “Eve”, la cual escribió y dirigió, y que narra la historia de una joven que muere en la fecha de su abuela. La película se estrenó en 2008 en el Festival de Venecia, y está protagonizada por Lauren Bacall, Ben Gazzara y Olivia Thirlby. También escribió y dirigió un cortometraje para “New York, I Love You”, acerca de un día en la vida de un padre y su hija en Central Park. La película, estrenada en octubre de 2009, está realizada por 12 cineastas, cada uno de los cuales dirigió un corto ilustrando el tema universal del amor dentro de los cinco distritos de Nueva York. Además, fue productora ejecutiva y protagonista de la adaptación de Don Roos de la novela de Ayelet Waldman “El amor y otras cosas imposibles,” junto a Scott Cohen y Charlie Tahan. La película, que se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Toronto de 2009, gira en torno a una joven que trata de recuperar su matrimonio mediante su relación con su hijastro.

Portman está actualmente desarrollando proyectos cinematográficos mediante su productora, handsomecharlie Films. Junto con la productora Annette Savitch, la empresa se dedica a buscar películas inteligentes y accesibles de distintos géneros, así como comedias dirigidas a las mujeres. Handsomecharlie films desarrolló recientemente “Orgullo y prejuicio y zombies” con Darko Entertainment en Lionsgate, y se han asociado con Plan B en Paramount para producir “Important Artifacts”, basada en el libro de Leanne Shapton, con Brad Pitt y Portman como protagonistas y guión de Greg Mottola. Entre las películas realizadas por la productora están “Sin compromiso”, protagonizada por Natalie Portman y Ashton Kutcher y dirigida por Ivan Reitman, y “Hesher,” protagonizada por Joseph Gordon Levitt, Natalie Portman y Rainn Wilson y dirigida por Spencer Susser.

Portman se convirtió en la primera Embajadora de la Esperanza para FINCA, un programa de microcréditos bancarios rurales que ofrece pequeños préstamos y planes de ahorro a las familias más pobres del mundo para que puedan crear sus propios puestos de trabajo, aumentar los ingresos familiares y mejorar su calidad de vida, reduciendo así la pobreza a nivel mundial. Como Embajadora de la Esperanza, Portman ha demostrado ser una persona consciente y comprometida a nivel mundial, que apoya el trabajo de FINCA mediante su esfuerzo y sus visitas a los programas internacionales de FINCA en países como Guatemala, Ecuador y Uganda. También se ha entrevistado con miembros del Congreso de EEUU para hacer presión en apoyo de los fondos internacionales para microcréditos.

Licenciada en psicología por Harvard, Portman ha estudiado también en la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde aprendió árabe y hebreo, y estudió Antropología de la Violencia e historia israelí.

TOM HIDDLESTON (Loki) nació en Londres y se crió en Oxford, donde se educó en The Dragon School, y después en Eton College, donde, bajo la supervisión de un grupo de profesores con muchísimo entusiasmo, comenzó a aumentar su interés y su participación en el cine y en el teatro. Recuerda que, con 14 años de edad, le llevaron a ver la obra de Ibsen “John Gabriel Borkman” en el National Theatre en 1996 (dirigida por Richard Eyre, con Paul Scofield, Vanessa Redgrave y Eileen Atkins), y se sintió profundamente inspirado e impresionado tanto por el texto como por las interpretaciones. Fue un momento decisivo. Siete años después, interpretaría al hijo de Vanessa Redgrave en el biopic de HBO/BBC sobre Churchill, “The Gathering Storm”.

Hacia el final de su época en la escuela, Hiddleston solicitó una plaza para estudiar a los clásicos en la Universidad de Cambridge, y le ofrecieron una plaza en Pembroke College, el alma mater de Peter Cook, Ted Hughes y Eric Idle. Antes de empezar, en el verano de 1999, interpretó al capitán Stanhope en una producción de la obra de R.C Sheriff “Journey’s End”, junto a un reparto de antiguos compañeros de clase, que montaron con el único objetivo de participar en el Fringe Festival de Edimburgo. Tuvo un éxito mucho mayor de lo que esperaban. The Scotsman les valió cinco estrellas, y la última frase de su crítica decía: “Ya no se hacen cosas así”. Durante su segundo curso en Cambridge, apareció en una producción de la obra de Tennessee Williams “Un tranvía llamado deseo” a cargo de Lorraine Hamilton, de la famosa agencia de actores Hamilton Hodell, y poco después consiguió su primer papel en televisión en la adaptación a cargo de Stephen Whittaker de “Nicholas Nickleby” (2001) para ITV, protagonizada por Charles Dance, James D’Arcy y Sophia Myles.

Durante sus dos últimos años en Cambridge, interpretó sendos papeles en dos sensacionales dramas para televisión coproducidos por HBO y la BBC. El primero fue “Conspiracy” (2001), una película que cuenta la historia de la Conferencia de Wannsee en 1942 donde se consolidó la decisión de exterminar a los judíos de Europa. La película motivó el primer encuentro de Tom con Kenneth Branagh, quien interpretaba el papel protagonista de Heydrich. El segundo proyecto llegó en 2002 con el biopic de Winston Churchill “The Gathering Storm”, aclamado por la crítica y protagonizado por Albert Finney y Vanessa Redgrave. Tom interpretó el importante papel de Randolph Churchill, el hijo de Winston, y califica aquella experiencia en concreto (la de trabajar junto a Finney y Redgrave, así como con Ronnie Barker, Tom Wilkinson y Jim Broadbent) como extraordinaria, algo que cambió su punto de vista sobre el arte, el oficio y la vida de un actor. Fue entonces cuando pensó en solicitar plaza en la escuela de arte dramático.

Tom se licenció en la Universidad de Cambridge en el verano de 2002, con un “doble diploma de primera” y se inscribió en RADA ese mismo otoño. Se licenció de RADA en junio de 2005, y en unas pocas semanas consiguió el papel de Oakley en la película independiente británica “Unrelated”, ópera prima de la directora Joanna Hogg. “Unrelated” cuanta la historia de una mujer de unos cuarenta años que llega sola a la casa italiana de vacaciones de una amplia familia burguesa. “Unrelated” se estrenó en 2007 en el festival Times BFI 51st de Londres, donde consiguió el premio FIPRESCI de la crítica internacional, y seguidamente ganó el premio Guardian First Film, el premio del periódico Evening Standard a la mejor debutante para Joanna Hogg, y fue nominada al premio a la mejor película del Evening Standard y al de mejor director novel del Critics’ Circle. También apareció en el puesto 21º de las mejores películas de la década del periódico The Guardian.

A su regreso de Italia, Tom conoció a Declan Donnellan, director artístico de la multi-premiada compañía teatral Cheek By Jowl, y consiguió el papel de Alsemero en “The Changeling” de Thomas Middleton, coprotagonizada por Olivia Williams y Will Keen. La producción estuvo seis meses de gira por Europa en 2006, y se representó en la sala principal del Barbican durante seis semanas. Por “The Changeling”, Tom fue nominado en 2006 al premio Ian Charleson, que premia las interpretaciones clásicas excepcionales de actores de menos de 30 años.

En 2007, Cheek By Jowl le pidió de nuevo a Tom que interpretase al héroe, Leonato Póstumo, y al anti-héroe Cloten, en la producción de Declan Donnellan de “Cymbeline”, la obra póstuma de Shakespeare. Esa producción estuvo de gira por todo el mundo durante siete meses, representándose en Nueva York, Milán, París, Madrid, Moscú y en el teatro Barbican de Londres. The Guardian alabó así la interpretación de Tom: “La jugada maestra de la producción de Donnellan es hacer que tanto Póstumo, quien llega a dudar de la fidelidad de Imogena, como Cloten, estén interpretados por el mismo actor, Tom Hiddleston. Recuerden ese nombre porque ese muchacho algún día será una estrella, y muy merecidamente”. The Sunday Times coincidía en que Tom se había adueñado del espectáculo: “ Tom Hiddleston interpreta a Cloten como a un pijo presuntuoso, realizando la interpretación más sobresaliente de la velada”. A finales de ese verano, Tom rodó el drama de época de BBC “Miss Austen Regrets”, acerca de los últimos cinco años de la vida de Jane Austen. Interpretó el papel de John Plumptre junto a Olivia Williams, Imogen Poots, Hugh Bonneville y Greta Scacchi. Llegó a ganar tanto un premio BAFTA como un premio del Writer’s Guild de Gran Bretaña.

Debido a la fuerza de su interpretación en “Cymbeline”, Tom fue invitado a realizar una audición para el papel de Casio en la producción de Michael Grandage de “Otelo” en el teatro Donmar Warehouse, protagonizada por Ewan McGregor, Chiwetel Ejiofor y Kelly Reilly. La obra se estrenó con inmejorables críticas. The Independent on Sunday afirmó: “McGregor se ve eclipsado por Tom Hiddleston, un actor primerizo y casi desconocido a quien hay que seguir la pista. Su joven Casio es asombrosamente carismático y peligroso a su manera, mezclando ingenuamente los deberes profesionales y los líos de faldas”. En 2008, Tom fue nominado dos veces al premio Laurence Olivier en la categoría de mejor actor novel por “Cymbeline” y “Otelo”, consiguiendo el premio por su actuación en “Cymbeline”.

En 2008, Tom volvió a reunirse con Kenneth Branagh para rodar la primera parte de “Wallander”, una serie de televisión nominada al Emmy, al Globo de Oro y al premio Satellite basada en las novelas de detectives del escritor sueco Henning Mankell. Ese mismo año, Tom protagonizó la producción de Donmar Warehouse/West End de la obra de Chejov “Ivanov”, junto al propio Branagh y Gina McKee y Andrea Riseborough.

Además de rodar la segunda parte de “Wallander” en 2009, Tom protagonizó también la segunda parte de “Return to Cranford”, muy alabada por la crítica y ganadora de sendos premios BAFTA y Emmy, y coprotagonizada por Judi Dench y Jonathan Pryce. En 2009, Tom filmó también la segunda película de Joanna Hogg, “Archipelago”, en la que interpreta al protagonista, así como el papel protagonista de Loki en la película de Kenneth Branagh “Thor” para Marvel. En 2010, Tom ha rodado diversos proyectos, entre ellos la película de Woody Allen “Midnight in Paris”, la película de Steven Spielberg “War Horse”, y “The Deep Blue Sea,”junto a Rachel Weisz.

Oriundo de Suecia, STELLAN SKARSGÅRD (Profesor Andrews) está considerado como uno de los mejores actores de teatro y cine de su país. Comenzó su carrera con la Real Compañía de Arte Dramático de Estocolmo, en donde pasó 16 años trabajando con directores de la talla de Alf Sjoberg e Ingmar Bergman. El papel que le dio la fama llegó en la película sueca de 1982 “The Simpleminded Murderer”, por la que recibió el premio al mejor actor en el Festival de Cine de Berlín. Además de las más de 30 películas que protagonizó en Suecia, entre sus otros títulos de crédito están “La insoportable levedad del ser”, “La caza del Octubre Rojo”, “ The Ox” (nominada al Óscar a la mejor película extranjera), “Rompiendo las olas” (que ganó el Gran Premio del festival de Cannes de 1996), y la película noruega “Insomnia”. Skarsgård ha recibido premios del Festival de Berlín, de la academia cinematográfica sueca, del Festival de Cine de Rouen, el festival de Cine de Chicago, el Festival de Cine de San Sebastián, y el Festival de Cine de Telluride. Ganó el premio al mejor actor europeo en el cine mundial (1998).

Actualmente está trabajando en la película de David Fincher “The Girl with the Dragon Tattoo”, la inminente “Los Vengadores” (dirigida por Joss Whedon), y acaba de terminar la película de Lars von Trier “Melancholia”. Aparece también en otros éxitos como “Ángeles y demonios”, “Mamma Mia!”, la segunda y la tercera parte de la saga de “Piratas del Caribe”, y en “El indomable Will Hunting”.

COLM FEORE (Laufey) es un talentoso veterano con un amplio bagaje profesional. El talento de Feore cruza muchas fronteras: con un gran éxito internacional, actúa tanto en inglés como en francés y ha conquistado muchos medios, con papeles protagonistas en teatro, cine y televisión.

Feore aparecerá próximamente en la nueva serie dramática de Showtime “Los Borgia”. Coprotagonizará junto a Jeremy Irons la historia de esa poderosa familia italiana de 1492. Feore interpreta al cardenal Giuliano Della Rovere, el archienemigo de Rodrigo Borgia (Irons). También aparecerá en la película de Paramount Pictures “Thor” junto a Anthony Hopkins, Chris Hemsworth y Natalie Portman. Feore interpreta a Laufey, el Rey de los Gigantes de Hielo, en la adaptación de Marvel Comics. Recientemente, apareció como estrella invitada en el episodio de “Ley y Orden UEV” titulado “Flight”. Feore es Berkhoff, el director del colegio donde estudia el Leon Bronstein interpretado por Jay Baruchel de “Los Trotsky”.

Elogiado como un fino actor teatral, recientemente realizó un regreso triunfal al famoso festival canadiense Stratford Shakespeare Festival, en donde interpretó dos papeles protagonistas: “Cyrano de Bergerac”, dirigido por Donna Feore, y “MacBeth”, dirigido por el director artístico del Stratford, Des McAnuff.

En los cines canadienses, próximamente aparecerá en un proyecto producido y dirigido por Kevin Tierney y titulado “French Immersion”. Feore y Tierney han colaborado en varias películas con felices resultados, entre ellas la recientemente estrenada “Los Trotsky”, y en la película “Bon Cop, Bad Cop”, una de las películas canadienses con mayor recaudación de todos los tiempos.

En 2005, Feore protagonizó junto a Denzel Washington y recibió numerosos elogios de la crítica por su interpretación de Casio en la producción en Broadway de la obra de Shakespeare “Julio César”. La potencia de su interpretación le valió el premio St. Clair Bayfield, que representa la mejor interpretación de un actor en un obra de Shakespeare en la zona metropolitana de Nueva York.

Entre los títulos de crédito cinematográficos de Feore están la película de Universal nominada al Óscar “El intercambio” para el director Clint Eastwood, la película ganadora del Óscar “Chicago” (que también ganó en 2003 el premio del SAG al mejor reparto de una película), “Las crónicas de Ridick”. “El exorcismo de Emily Rose”, “ Paycheck”, “Pánico nuclear”, “Treinta y dos cortometrajes sobre Glenn Gould” (que ganó el premio Genie a la mejor película y le valió una nominación por su interpretación), “El dilema” y “Tito”.

Su lista de títulos de crédito en la pequeña pantalla es tan extensa como variada, abarcando desde papeles históricos en “Nuremberg”, “El día que dispararon a Reagan”, “And Starring Pancho Villa as Himself”, “Empire” y “Trudeau” (por la que ganó en 2002 el premio al mejor actor en el Festival de Televisión de Montecarlo y el Premio Gemini 2002 al mejor actor en una miniserie), hasta dramas clásicos entre los que se encuentran “Romeo y Julieta” y “La fierecilla domada”. Feore ha interpretado también muchos papeles en serie contemporáneas de tanto éxito como “24,” “Flashpoint”, “El Ala Oeste”, “ Boston Public” y la miniserie canadiense “Slings and Arrows II”, una mirada entre bastidores al caótico mundo del teatro. Feore también disfruta haciendo de narrador para diversos proyectos, entre ellos el cortometraje “Voodoo” y la nueva serie “Museum Secrets”.

Feore apareció en el festival Stratford de 2006, protagonizando la obra de Molière “Don Juan”, en la que interpretaba al personaje homónimo tanto en la versión inglesa de la obra como en la francesa. Feore interpretó también al protagonista homónimo de “Coriolano”, e interpretó el papel de Fagin en “Oliver!” con extraordinarias críticas.

Empezó a hacerse famoso como uno de los mejores actores teatrales de Canadá gracias a 13 temporadas con el prestigioso Festival Stratford, interpretando prácticamente a todos los protagonistas de Sjakespeare, desde Ricardo III hasta Yago, pasando por Romeo y Hamlet. Feore también apareció sobre las tablas en la producción de Liev Schreiber de “Hamlet” para el Public Theatre de Nueva York. Regresó a Stratford para su 50ª temporada, interpretando al profesor Higgins en “My fair lady”.

Feore recibió en 2007 el premio NBC Universal Canada en el Festival Mundial de Televisión de Banff. Reside en Ontario con su mujer, la directora y coreógrafa Donna Feore, y sus tres hijos.

Quizás más conocido por su papel en la serie de televisión “Roma” de HBO/BBC, RAY STEVENSON (Volstagg) interpretó al legionario Tito Pulio con gran éxito entre la crítica y el público. Desde que terminó la serie, ha estado trabajando sin parar en una variada serie de largometrajes. Entre sus proyectos actuales, Stevenson aparece en la película del director Jonathan Hensleigh “Kill the Irishman”, interpretando al protagonista de una historia real de asesinatos del famoso gánster Danny Greene, con Christopher Walken, Vincent D’Onofrio y Val Kilmer. Hensleigh y Jeremy Walters escribieron el guión basándose en el ensayo titulado To Kill the Irishman: The War That Crippled the Mafia de Rick Porello. Stevenson interpreta a Volstagg (inspirado en Falstaff, el personaje de Shakespeare a quien se describe como “250 kilos de músculo y el alma de la fiesta”) en “Thor”, que le ha vuelto a reunir con el director, Kenneth Branagh, que trabajó junto a él en “Una extraña petición” del director Paul Greengrass. Después de eso, aparecerá en la película de Paul W.S. Anderson “Los tres mosqueteros,” junto a Logan Lerman, Orlando Bloom, Christoph Waltz y Milla Jovovich. La película está basada en la célebre novela de Alejandro Dumas y su estreno está previsto para el 14 de octubre de 2011.

Tras aparecer últimamente en la película post-apocalíptica de Warner Bros. “El libro de Eli” junto a Denzel Washington y Gary Oldman para los directores Albert y Allen Hughes, Stevenson apareció también en el thriller fantástico “El aprendiz de vampiro”. En 2008, fue el protagonista de “El castigador: Zona de guerra” acerca del antihéroe de los cómic de Marvel llamado Frank Castle y sus esfuerzos para limpiar el mundo de maldad tras la muerte de su esposa y su hija. Entre los papeles anteriores de Stevenson están el de Dragonet en la película de Antoine Fuqua “El rey Arturo,” para el productor Jerry Bruckheimer, la película de culto “El búnker”, para el director Steven Barker, “Vidas encontradas,” junto a Catherine Zeta Jones, y “Some Kind of Life,” junto a Jane Horrocks.

Su trabajo en escena incluye haber interpretado a Cristo en los York Mystery Plays de 2000 en la Catedral de York. En 2001, interpretó a Roger en “Mouth to Mouth,” de Kevin Ely, en el Albery Theatre de London, con Lindsay Duncan y Michael Maloney, y en 2003, apareció como el Cardenal en la producción del Royal National Theatre “La Duquesa de Malfi,” de John Webster y con Janet McTeer. Nacido en Irlanda del Norte, Stevenson se crió en Inglaterra. Estudió interpretación en la escuela de teatro Bristol Old Vic.

Habiéndose hecho famoso por interpretar a Stringer Bell, el calculador jefe en la sombra de un negocio de tráfico de drogas en Baltimore en la serie original de HBO “The wire”, aclamada por la crítica, IDRIS ELBA (Heimdall) ha continuado dejando en Hollywood su impronta de actor prometedor con una serie de interpretaciones muy bien recibidas en películas de alto nivel.

Idris comenzó su carrera en su Londres natal, en donde se había convertido en un habitual de la televisión británica con veintitantos años. Protagonizó algunos de los programas de mayor audiencia del Reino Unido, como “Dangerfield”, “Bramwell” y “Ultraviolet”. En 2000, “Ultraviolet” fue adquirida por Fox para EEUU, ofreciéndole a Idris la oportunidad de entrar en el mercado americano que estaba buscando. Tras mudarse a Nueva York, Idris recibió excepcionales críticas por su interpretación de Aquiles en la producción de Sir Peter Hall en el off-Broadway de “Troilo y Crésida, considerada una de las obras más complicadas de Shakespeare. Poco después, consiguió un papel en la serie de televisión “Ley y orden”.

Por esa misma época, Alexa Fogel, responsable de casting de la premiada serie de HBO “Oz”, estaba buscando actores para otra serie de HBO ambientada en Baltimore. Presintiendo que él sería perfecto para la nueva y descarnada serie, concertó una reunión con David Simon, el creador del programa. Idris lo consiguió, obteniendo el papel de Stringer Bell, el lugarteniente de una banda de traficantes de droga de Baltimore. Como mano derecha y responsable de las operaciones de un capo del tráfico de drogas que está en prisión, la interpretación que hizo Idris del complejo pero mortífero Bell pronto se convirtió en una de las de mayor tirón en la televisión norteamericana. A medida que iba aumentando la popularidad de la serie en todo el mundo, también lo hacía el reconocimiento del público y la crítica de todo el mundo hacia la histórica interpretación de Idris.

El debut de Idris como protagonista se produjo en la película original de HBO “Sometimes in April,” del director Raoul Peck, aclamado por la crítica. Ambientada durante el genocidio de Ruanda de 1994, la interpretación que hizo Idris de Augustan, un soldado hutu que intenta salvar a su esposa y familia tutsis durante los asesinatos en masa, recibió unas críticas extraordinarias. Después vino una prolífica serie de papeles protagonistas: en la película dramática de Tyler Perry “Daddy’s Little Girls,” junto a Hilary Swank en el thriller “La cosecha”, y en el thriller de terror “28 semanas después”. A continuación, Idris protagonizó la premiada película “American Gangster”, dirigida por Ridley Scott. Idris interpretó a Tango, un capo de la droga que se enfrenta a Frank Lucas (Denzel Washington) para hacerse con el control del tráfico de heroína en Harlem. Basada en una historia real, la película se estrenó en noviembre de 2007.

En junio de 2007 Idris se trasladó a Londres para rodar la nueva película de Guy Ritchie “RocknRolla”, coprotagonizada por Gerard Butler, Thandie Newton y Tom Wilkinson. Interpretó a Mumbles, un gánster tras la pista de un cuadro robado. La película se estrenó en octubre de 2009 y llegó directamente al número 1 de las taquillas británicas en su primera semana de estreno. Tras ese éxito, la película se estrenó en EEUU en octubre de 2009.

En abril de 2008 se produjo el estreno del thriller “Obsesionada”, dirigida por Steve Shill. Idris lo protagonizaba junto a Beyonce Knowles, y la película recaudó 28,5 millones de dólares en el fin de semana de su estreno, aupándose hasta el número 1 de las taquillas y convirtiéndose en la película del género “thriller de acosadores” con el estreno más taquillero de la historia. Idris interpreta a un hombre de negocios de éxito con una hermosa mujer que ve amenazada su idílica vida por una siniestra empleada que se convierte en acosadora. En marzo de 2009, Idris apareció en las pantallas de la televisión norteamericana en la serie de enorme éxito “The office”. El personaje de Idris fue una incorporación oportuna a las oficinas de Dunder Mifflin, donde se encontró compitiendo con el Michael Scott de Steve Carell durante seis episodios.

Idris interpretó al protagonista en dos películas de acción de gran éxito en 2010. Primero fue la adaptación del cómic “Los perdedores”, en donde compartió pantalla con Zoë Saldana, Chris Evans y Jeffrey Dean Morgan. Luego, en agosto, protagonizó la película “Ladrones”, número uno en las taquillas de EEUU, junto a Matt Dillon, T.I. y Hayden Christensen. En mayo de 2009, Idris se trasladó a Glasgow para rodar “Legacy”, dirigida por Thomas Ikimi. Interpretó a Malcom Gray, un agente secreto que regresa a Nueva York tras una misión fallida en Europa Oriental, y se encuentra indeciso entre tomar represalias o salvarse a sí mismo a medida que su mente se va aclarando. Idris fue productor ejecutivo de la película, que fue seleccionada para clausurar el Festival de Cine de Glasgow en febrero de 2010, y se estrenó en EEUU con grandes elogios de la crítica en el Festival de Cine de Tribeca en abril de 2010.

Idris apareció a continuación en la serie de crímenes de la BBC “Luther”, interpretando el papel homónimo de Luther, un complejo detective que lucha contra sus demonios internos. Los seis episodios fueron emitidos por BBC en abril de 2010, y tanto el público como la crítica reaccionaron favorablemente ante la interpretación que hacía Idris del atormentado detective. La serie fue seleccionada por BBC América y se emitió en EEUU en octubre de 2010, obteniendo de nuevo Idris unas críticas excepcionales. La interpretación de Idris le valió en 2011 una nominación al Globo de Oro.

En octubre de 2010 se anunció que Idris iba a interpretar a Moreau en “Ghost Rider: Spirit of Vengeance”, la secuela de la exitosa adaptación del cómic homónimo. Idris la protagonizará junto a Nicolas Cage como Johnny Blaze. La película está escrita y dirigida por Mark Neveldine y Brian Taylor, basándose en una historia de David S. Goyer, y su estreno está previsto para febrero de 2012.

KAT DENNINGS (Darcy) es una de las jóvenes estrellas en alza más prometedoras de Hollywood. Con su muy elogiada interpretación en “Nick y Norah, una noche de amor” y su papel como la hija de Catherine Keener en la película de enorme éxito “Virgen a los cuarenta”, Dennings se ha convertido rápidamente en un nombre familiar.

Además de su papel protagonista en “Thor,” Dennings ha terminado recientemente el rodaje de “Daydream Nation” en Vancouver. Protagoniza junto a Reece Thompson, Josh Lucas y Andie MacDowell en una película romántica provocativa aunque humorística acerca de una estudiante que se ve encerrada con su padre viudo en una remota cabaña canadiense. Su aburrimiento la empuja a coquetear con un profesor y también a un romance más prometedor con un adolescente adicto a las drogas. La película se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Toronto el 10 de septiembre de 2010.

Dennings apareció últimamente en la gran pantalla junto a Woody Harrelson y Sandra Oh en la película “Defendor”. La película gira en torno a un policía corrupto, un capo mafioso y la joven de la que ambos abusan. Dennings interpreta a una prostituta adicta al crack. Dennings también protagonizó la película de Robert Rodriguez “Shorts: La piedra mágica”, con William H. Macy y Leslie Mann. La película cuenta la historia de un chico que encuentra una piedra de colores que hace que se cumplan los deseos, lo cual desata el caos en una zona residencial en donde tanto los niños envidiosos como los adultos intrigantes quieren hacerse con ella.

Dennings protagonizó “Nick y Norah, una noche de amor” junto a Michael Cera y dirigida por Peter Sollett. La película, basada en el libro del mismo nombre, sigue a Nick y Norah en una noche de aventuras en Nueva York. Por su interpretación de Norah, The New York Post calificó a Dennings como “... atractiva, inteligente y completamente natural, una estrella al instante en donde se podrán ver reflejadas las chicas del público”. Por su interpretación en la película, Dennings fue nominada por la Academia de Prensa Internacional a un premio Satellite a la mejor actriz en una película cómica o musical. Dennings apareció en “El hombre de las respuestas” junto a Jeff Daniels y Lauren Graham. La película gira en torno a un autor de libros espirituales propenso a recluirse, a quien atosigan en busca de consejo una madre soltera y un hombre que se acaba de desenganchar de las drogas.

Dennings apareció en la comedia de gran éxito “Una conejita en el campus”, coprotagonizada por Anna Faris, Katharine McPhee, Emma Stone y Rumer Willis. La película gira en torno a una conejita del Playboy que se convierte en la jefa de Zeta Alpha Zeta, una hermandad universitaria compuesta por inadaptados y que está a punto de perder su casa. “Una conejita en el campus” llegó al número 1 de las taquillas el fin de semana de su estreno, y ha recaudado más de 70 millones de dólares en todo el mundo.

Entre los otros títulos de crédito de Dennings están “Charlie Bartlett”, junto a Robert Downey Jr., la película de New Line “ Raise Your Voice”, donde su interpretación fue destacada por The New York Times, “En el valle,” junto a Edward Norton, “London” con Jessica Biel, y ‘”Esta abuela es un peligro 2” con Martin Lawrence. Apareció en la película de IFC “Wanderlust” para los directores Robert Pucini y Shari Springer Berman, y en 2005 fue seleccionada para participar en el prestigioso Sundance Filmmaker’s Lab, en donde trabajó con Robert Redford en la película del director Dante Harper “Dreamland”. Dennings reside actualmente en Los Ángeles.

Realizando unas interpretaciones llenas de pasión, cariño y verdad emocional, RENE RUSSO (Frigga) sigue demostrando su variedad y versatilidad como actriz en cada papel que interpreta. Antes de su interpretación de la reina Frigga junto a Anthony Hopkins en “Thor,” Rene protagonizó la comedia de gran éxito “Míos, tuyos y nuestros” junto a Dennis Quaid. Cuando Russo protagonizó junto a Pierce Brosnan el remake de United Artists de la clásica película de 1968 “El secreto de Thomas Crown”, la crítica se deshizo en elogios ante su sensual y cautivadora interpretación. Russo también ha demostrado sus dotes para la comedia, coprotagonizando junto a Kevin Costner y Don Johnson la película de Warner Bros. “Tin Cup”, así como su registro como actriz dramática, protagonizando junto a Mel Gibson, Gary Sinise y Delroy Lindo en el papel de una madre cuyo hijo ha sido secuestrado en el exitoso thriller de Touchstone “Rescate”, dirigida por Ron Howard.

Russo fue vista recientemente junto a Robert DeNiro y Eddie Murphy en la comedia de acción de Warner Bros. “Showtime”, como una decidida productora de 'reality-shows' que crea un programa de gran éxito para una insólita pareja de policías (DeNiro y Murphy). También apareció en la comedia de Disney “El gran lío”. Dirigida por Barry Sonnenfeld y basada en una novela del columnista Dave Barry, ganador del premio Pulitzer, la película está interpretada por un reparto coral en el que están también Tom Sizemore, Tim Allen, Stanley Tucci, Zooey Deschanel y Janeane Garofalo. En “Arma letal 3”, Russo fue por primera vez la protagonista junto a Mel Gibson y Danny Glover, llamando la atención de los espectadores de todo el mundo. Su interpretación de una agente del departamento de Asuntos Internos que es el contrapunto femenino del personaje de Gibson recibió grandes elogios de la crítica. En 1998, Russo retomó el papel de Lorna, el personaje con el que sedujo por primera vez al público de todo el mundo, en “Arma letal 4”, que la volvió a reunir con Mel Gibson, Danny Glover y Joe Pesci.

Sus películas posteriores han seguido gozando de la aprobación de crítica y público. En 1994, Russo protagonizó junto a Clint Eastwood y John Malkovich el gran éxito de taquilla “En la línea de fuego”, interpretando a la combativa agente del servicio secreto que tiene un romance con Eastwood. Tras esa interpretación, tuvo un papel protagonista con Dustin Hoffman y Morgan Freeman en el thriller de Warner Bros. “Estallido”, interpretando a una doctora tras la pista de un mortífero virus que amenaza con asolar el mundo entero. A continuación, se ganó las alabanzas de la crítica en el gran éxito de taquilla de MGM “Cómo conquistar Hollywood”, interpretando a una actriz de películas de serie B junto a John Travolta, Gene Hackman y Danny DeVito. Interpretó a Gertrude Lintz en “Buddy”, una entrañable historia real ambientada en los años veinte y treinta acerca de una frívola millonaria (Lintz) que cría animales exóticos en su casa. También apareció junto a Robert DeNiro y Jason Alexander en la película de imagen real y efectos especiales de Universal Pictures “Las aventuras de Rocky y Bullwinkle”, basada en los célebres dibujos animados de Jay Ward.

Desde su debut cinematográfico en 1989 en “Tres granujas en la liga”, los títulos de crédito adicionales de Russo incluyen “Un destino de ida y vuelta”, “Un buen policía” con Anthony LaPaglia, y “Freejack: sin identidad” con Emilio Estévez. Oriunda de California, Russo se crió en Burbank. A los 18 años, fue 'descubierta' en un concierto de los Rolling Stones y le animaron a convertirse en una modelo de moda. Poco después, Russo se trasladó a Nueva York y se convirtió en una top model de la Agencia Ford. Apareció con frecuencia en las portadas de las revistas de moda durante toda su exitosa carrera como modelo a finales de los años setenta y principios de los ochenta. Ella y su marido, el guionista Danny Gilroy, viven en Los Ángeles con su hija Rose.

ANTHONY HOPKINS (Odin), uno de los actores más venerados del mundo del espectáculo, ha sido premiado por su trabajo en una amplia gama de papeles. Ganó un Óscar al mejor actor por su sobrecogedora interpretación de Hannibal Lecter en la película de Jonathan Demme “El silencio de los corderos”, ganadora del Óscar a la mejor película, y por la que Hopkins recibió también un premio BAFTA y varios premios de asociaciones de críticos en la misma categoría. Desde entonces ha obtenido otras tres nominaciones al Óscar, entre ellas dos al mejor actor, por su trabajo en la película de James Ivory “Lo que queda del día” y en el biopic de Oliver Stone “Nixon”, y otra al mejor actor de reparto por su papel en “Amistad”, de Steven Spielberg. Entre sus muchos otros premios cinematográficos hay sendas nominaciones al Globo de Oro por las susodichas películas, otro BAFTA por su papel en el drama de Richard Attenborough “Tierras de penumbra”, y nominaciones al premio de la Asociación de Escritores Cinemtográficos por “Nixon”, “Amistad” y “Bobby”. En 2006, recibió el premio Cecil B. DeMille de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood por el conjunto de su trabajo.

Nacido en Gales, Hopkins realizó su debut cinematográfico en el papel de Richard en la película de 1968 “El león en invierno”, por la que obtuvo su primera nominación al BAFTA. Seguidamente obtuvo grandes elogios por su trabajo en películas como la versión cinematográfica de “Hamlet” de Tony Richardson, las pelíclas dirigidas por Richard Attenborough “El joven Winston”, “Un puente lejano” y “Magic”, la película de Robert Wise “Audrey Rose”, la película de Roger Donaldson “The Bounty”, la película de Mike Newell “El buen padre”, y la película de David Jones “La carta final”. En la década siguiente a su oscarizada interpretación de 1991 en “El silencio de los corderos”, entre sus películas están “Regreso a Howard’s End”, su primera colaboración con James Ivory, la película de Francis Ford Coppola “Drácula de Bram Stoker”, “Chaplin”, que le volvió a reunir con Attenborough, “Leyendas de pasión”, “Sobrevivir a Picasso”, “El desafío”, escrita por David Mamet, “La máscara del Zorro”, “¿Conoces a Joe Black”, “Instinto”, y el primer largometraje de Julie Taymor, “Titus”. Además, dirigió, protagonizó y compuso la banda sonora de de la película independiente “August”.

Hopkins retomó el que quizás sea su papel más inolvidable, el de Hannibal Lecter, tanto en “Hannibal” como en “El dragón rojo”. Entre sus títulos de crédito más recientes están la película de Scott Hicks “Corazones en Atlántida”, la película de Joel Schumacher “9 días”, la película de Robert Benton “La mancha humana”, “Alejandro”, para el director Oliver Stone, la película de John Madden “La verdad oculta”, la película de Steven Zaillian “Todos los hombres del rey”, “Slipstream,” de la que también fue guionista, director y compositor de la banda sonora, la película de Robert Zemeckis “Beowulf”, y la película de Joe Johnston “El hombre lobo”. Hopkins también ha sido premiado por su trabajo en la pequeña pantalla, incluyendo dos premios Emmy, por su trabajo en los telefilms “El caso del secuestro de Lindbergh” y “El búnker”, otras dos nominaciones al Emmy por la presentación en Hallmark Hall of Fame de “El jorobado de Nôtre Dame” y la miniserie “Grandes esperanzas”, y un premio BAFTA de TV por la miniserie de BBC “Guerra y paz”.

Nacido en gales, Hopkins se formó en la prestigiosa Royal Academy of Dramatic Art y comenzó su carrera en el teatro. Sus primeros trabajos más destacables fueron con el National Theatre, en donde protagonizó obras como “Pravda”, por la que ganó un premio Olivier, “El rey Lear”, en el papel homónimo, y “Marco Antonio y Cleopatra”. Realizó su debut en Broadway en 1976 en la producción de “Equus” de Peter Shaffer, por la que ganó un premio Drama Desk.

Además de cumplir con su apretada agenda cinematográfica, Hopkins es también un consumado compositor, cuya obra ha sido interpretada por la Dallas Symphony Orchestra. En 2009, participó como compositor en el “Festival Del Sole” en Cortona, Italia. En 2004, Hopkins comenzó a pintar, obteniendo rápidamente reconocimiento como un prolífico artista contemporáneo. Su obra está siendo exhibida actualmente en galerías de arte, y ha sido adquirida por importantes coleccionistas de obras de arte de todo el mundo. En 1993, Hopkins fue nombrado Caballero por la reina Isabel de Inglaterra. Se convirtió en ciudadano norteamericano en 2000. Anthony Hopkins ha aparecido hace poco en “El rito,” dirigida por Mikael Håfström.

CLARK GREGG (Agente Coulson) comenzó su carrera como actor siendo miembro fundador y director artístico de la Atlantic Theater Company de Nueva York. Ha actuado en numerosas ocasiones con la compañía, entre ellas “Boys’ Life” en el Lincoln Center, “Mojo”, “The Night Heron”, “Sexual Perversity in Chicago” y muchas otras. Entre sus otros títulos de crédito teatrales en Nueva York están la obra de Aaron Sorkin “Algunos hombres buenos” en Broadway, “Restos humanos sin identificar” y la obra de A. R. Gurney “The Old Boy”.

Gregg se mudó a Los Ángeles a mediados de los noventa para proseguir con su carrera cinematográfica y televisiva, consiguiendo papeles recurrentes en “El Ala Oeste”, “Sports Night ,“Will y Grace,” “Sexo en Nueva York” y “The Shield: Al margen de la ley”, entre otras. También apareció en las películas para televisión “My Sister’s Keeper” para Hallmark, y “Tyson” y “Live From Baghdad” para HBO. También coprotagonizó junto a Julia Louis Dreyfus la exitosa comedia de CBS “The New Adventures of Old Christine”. Su trabajo en cine incluye “Thor”, “Mr. Popper’s Penguins”, “Iron Man 2”, “500 días juntos”, “Asfixia”, “Iron man”, “Entre mujeres”, “Algo más que un jefe”, “Spartan”, “State and Main”, “Lovely and Amazing”, “La mancha humana”, “11:14: Destino fatal”, “Pequeños salvajes”, “Cuando éramos soldados”, “Retratos de una obsesión” y “Magnolia”. Interpretó el papel de Hank/Henrietta en la película de debut de Tod Williams “Las aventuras de Sebastian Cole”, por la que recibió una nominación al premio Independent Spirit. Con vocación de escritor, el debut de Gregg como guionista fue “Lo que la verdad esconde”(DreamWorks), protagonizada por Harrison Ford y Michelle Pfeiffer y dirigida por Robert Zemeckis. Su debut como director, la película “Asfixia”, que adaptó a partir de una novela de Chuck Palahniuk, se estrenó en el Festival de Sundance de 2008 y recibió el premio especial del jurado al mejor reparto. Protagonizada por Sam Rockwell y Anjelica Huston, la película fue estrenada por Fox Searchlight en 2008. Clark ha escrito o reescrito guiones para Universal, Disney, Paramount, Warner Bros. y Fox 2000.

Además, ha dirigido diversas obras de teatro, entre ellas la obra de Kevin Heelan “Distant Fires”, que fue nominada a los premios Drama Desk y Outer Critics Circle de Nueva York se trasladó al Circle-in-the-Square del centro de la ciudad para una temporada entera. La producción de Los Ángeles, protagonizada por Samuel L. Jackson, ganó tres premios de la revista L.A. Weekly, los de mejor dirección, mejor reparto y mejor obra, y fue nominada a cuatro premios Ovation, entre ellos el de mejor director. También dirigió la aclamada reposición de 1998 del Atlantic Theater de la obra de David Mamet “Edmond”, y creó, fue coautor y dirigió la obra por entregas de Los Ángeles, “The Big Empty”.

La belleza natural de la actriz JAIMIE ALEXANDER (Sif) es suficiente para que cualquiera repare en ella, pero tras el estreno de sus próximas películas de alto nivel, la gente apreciará su talento tanto como su belleza. El pasado día de Acción de Gracias, apareció junto a Jake Gyllenhaal en el drama de Ed Zwick “El amor y otras drogas”. En la esperadísima película épica de Marvel, “Thor”, que se estrena a finales de abril, Jaimie interpreta el papel de Sif junto a Chris Hemsworth (”Thor”), Natalie Portman y Sir Anthony Hopkins. También ha terminado últimamente la producción de la película independiente “Loosies”, con Peter Facinelli y Joe Pantoliano, y próximamente rodará el drama histórico “Savannah”, con Jim Caviezel, Chiwetel Ejiofer y Hal Holbrook.

Alexander evoluciona hacia unos papeles tan codiciados después de haber conseguido el estatus de habitual de la popular serie de ABC Family Channel “Kyle XY”. Su enigmático personaje, Jessie XX, resultó ser una parte esencial del pasado y el futuro de Kyle. Regresa a las series de televisión, en un prometedor giro, como la alocada e inmadura cuñada de Eddie Falco en la serie de Showtime “ Nurse Jackie”. Nacida en Greenville, Carolina del Sur, y criada en Grapevine, Texas, Alexander se trasladó a Los Ángeles tras terminar el instituto. Desde entonces no ha mirado atrás.

Descrito como una mezcla entre Johnny Depp y Toshirô Mifune, TADANOBU ASANO (Hogun) es ciertamente el actor japonés más en boga, y quizá el más importante en activo actualmente. Su padre, un agente de actores, le sugirió que aceptara el que sería su primer papel, en el drama para la televisión “Kinpachi-sensei”, con 14 años de edad. Su debut cinematográfico fue en 1990 en “A contracorriente”, aunque su mayor éxito a nivel de la crítica fue el proyecto para televisión de Shunji Iwai “Fried Dragon Fish” (1993). su primer gran éxito en Occidente fue la película de Hirokazu Koreeda de 1995 “Illusion” (“Maboroshi no Hikari”), en la que interpreta a un hombre que inexplicablemente se arroja a las vías cuando pasa el tren, dejando viuda a su hija y huérfano a su hijo pequeño. Sus trabajos más conocidos internacionalmente son “Vidas truncadas” (2003), por la que ganó el premio Upstream al mejor actor en el festival de Cine de Venecia de 2003, y “Mongol” (2007) , nominada al Óscar a la mejor película de habla no inglesa. Aunque es más conocido por personajes que son psicológicamente estrafalarios, si no directamente psicóticos (por ejemplo, el de Kakihara en la película de 2001 “Ichi el asesino”/”Koroshiya Ichi”), Asano es descrito por quienes le conocen como un hombre familiar y con los pies en la tierra. También es dibujante, músico y diseñador.

Oriundo de Louisville, Kentucky, el actor JOSH DALLAS (Fandral) perfeccionó sus dotes dramáticas en Europa, estudiando y practicando en la icónica Royal Shakespeare Company, y añadiendo también unos impresionantes títulos de crédito teatrales a su carrera como actor. Estando en Gran Bretaña, apareció en la producción de Young Vic “The Enchanted Pig”, la de la Royal National “Once in a Lifetime”, y en una serie de obras nuevas en el Royal National Theatre Studio. Dallas también protagonizó la versión de la English National Opera del clásico del musical norteamericano “On the Town”, viajando después con dicha obra para realizar una larga estancia en la Ópera de París.

Los títulos de crédito de Dallas en Gran Bretaña van más allá del teatro e incluyen papeles en las series de TV “Ultimate Force”, “Doctor Who” y “Money”, así como en una película para la televisión británica, “Los últimos días de Lehman Brothers”. El público norteamericano le ha podido ver como estrella invitada en las célebres series “Hawaii Cinco-Cero” y “C.S.I.: Crime Scene Investigation”. Entre los títulos de crédito cinematográficos de Dallas están dos películas para el director alemán Thomas Jahn: “80 Minutes” y “The Boxer”. El actor también apareció en la película de Jon Harris “The Descent: Part II” y se le escuchó (como la voz de Bragg) en la película de Chris Hartwill “Ghost Machine”.

Próximamente, Josh tendrá un papel protagonista en la película de George Lucas donde se vuelve a narrar el valor de todo el escuadrón de combate afroamericano de la Segunda Guerra Mundial, el Tuskegee Airmen, titulada “Red Tails”, y el papel del Príncipe Encantado en el telefilm de ABC “Once Upon a Time”, que narra la historia de un pequeño pueblo de Maine donde se mezclan la realidad y la fantasía.

ACERCA DE LOS REALIZADORES

KENNETH BRANAGH (Director) es uno de los cineastas más reputados del mundo. Como actor y director, su trabajo lleva el sello de la calidad, la verdad y la pasión.

Branagh ha terminado recientemente de dirigir la esperada película de acción y aventuras, “Thor”, protagonizada por Natalie Portman, Sir Anthony Hopkins y Chris Hemsworth. En el centro de la historia está el Poderoso Thor, un poderoso pero arrogante guerrero cuyos imprudentes actos reavivan una antigua guerra, y que es enviado como castigo a la Tierra y obligado a vivir entre los humanos. Una vez allí, Thor aprende lo que hace falta para convertirse en un verdadero héroe cuando el villano más peligroso de su mundo envía a las fuerzas más oscuras de Asgard a invadir la Tierra. Recientemente, Branagh terminó la producción de “My Week with Marilyn”, la cual protagoniza junto a Michelle Williams, Emma Watson, Dame Judi Dench y Julia Ormond. La película se basa en la tensa relación entre Sir Laurence Olivier (Branagh) y Marilyn Monroe (Williams) durante la producción de “El príncipe y la corista”, tal y como la documentó Colin Clark, un empleado de Sir Laurence Olivier. Está dirigida por Simon Curtis.

La primera incursión de Branagh en el cine fue un éxito instantáneo. Su producción de 1989 de “Enrique V”, que adaptó de la obra de Shakespeare y la cual dirigió y protagonizó, recibió numerosos premios internacionales, entre ellos sendas nominaciones al Óscar al mejor director y al mejor actor. Posteriormente, fue invitado a Hollywood para dirigir y protagonizar “Morir todavía”, que tuvo un enorme éxito internacional, y a continuación se dirigió a sí mismo en la película coral “Los amigos de Peter”, que ganó el premio Peter Sellers del periódico Evening Standard a la mejor comedia. El segundo éxito cinematográfico de Branagh con una obra de Shakespeare como actor, director, guionista y productor fue “Mucho ruido y pocas nueces”, que fue invitada a ser proyectada en el Festival de Cine de Cannes. Ese mismo año, su cortometraje de la obra de Chejov “La canción del cisne” recibió una nominación al Óscar. A continuación dirigió a Robert De Niro en el gran éxito comercial “Frankenstein de Mary Shelley”, y su película en blanco y negro “En lo más crudo del invierno” inauguró el Festival de Cine de Sundance de 1996 y ganó el prestigioso Osello d’Oro en el Festival de Cine de Venecia. La versión completa de Branagh de “Hamlet” en 70 mm, aclamada por la crítica, recibió cuatro nominaciones al Óscar. Su cuarta adaptación de Shakespeare fue una versión musical de 1930 de “Trabajos de amor perdidos”. Más recientemente, Branagh dirigió las películas de HBO “Como gustéis”, una versión cinematográfica de “La flauta mágica” de Mozart, y “La huella”, escrita por Harold Pinter y protagonizada por Jude Law y Michael Caine.

Entre sus otros trabajos cinematográficos como actor están la película de Pat O’Connor “Un mes en el campo”, la película de Oliver Parker “Otelo”, “Conflicto de intereses” de Robert Altman, “Celebrity” de Woody Allen, “Alien Love Triangle” de Danny Boyle, “Extraña petición” de Paul Greengrass, “Wild Wild West” de Barry Sonnenfeld, “Generación robada” de Philip Noyce, “Harry Potter y la Cámara de los Secretos”, la comedia de Richard Curtis “Pirate radio”, y la película de Bryan Singer “Operación Valquiria”.

Branagh ha aparecido en destacados programas dramáticos de televisión, entre ellos un reciente giro como el detective Kurt Wallander en la serie llamada “Wallander”, ganadora de varios premios BAFTA, y que le valió sendas nominaciones al Emmy y al Globo de Oro. También protagonizó en el papel homónimo la miniserie “Shackleton” para Channel 4, la serie de A&E “Conspiracy”, por la que ganó un Emmy al mejor actor y obtuvo una nominación al Globo de Oro, y “Warm Springs”, en la que interpretó a Franklin Roosevelt y por la que recibió nominaciones al Emmy, el Globo de Oro y el premio del SAG.

El trabajo de Branagh en teatro empezó al realizar su debut en el West End londinense con “Otro país”, que le valió el premio de la Asociación de teatros del West End al actor novel más prometedor. Fundó la Renaissance Theatre Company, para la que o bien dirigió o actuó con ella en las siguientes obras: “Twelfth Nigh”, “Mucho ruido y pocas nueces”, “Como gustéis”, “Hamlet”, “Mirando hacia atrás con ira”, “Tío Vania”, “El rey Lear”, “Sueño de una noche de verano”, “Coriolanus” y “La vida de Napoleón”. También escribió las obras “Public Enemy” y “Tell Me Honestly”. Entre sus numerosas apariciones en las tablas están las producciones de la RSC de “Enrique V”, “Trabajos de amor perdidos” y “Hamlet”. Entre sus últimos trabajos teatrales está haber dirigido la exitosa comedia “The What I Wrote”, que se trasladó del West End de Londres a Broadway, en donde recibió una nominación al premio Tony, y varias actuaciones de cinco estrellas en los teatros británicos en “Ricardo III”, la obra de Mamet “Edmond”, e “Ivanov”. Volverá a los escenarios para la reapertura de la temporada en el Lyric Theatre de Belfast en la nueva comedia “Painkiller”.

Branagh está licenciado por la Royal Academy of Dramatic Art, donde ganó la Medalla de Oro Bancroft. Recibió el premio Michael Balcon de la British Academy of Film and Television Arts (BAFTA), por su destacada aportación al cine.

El equipo de escritores formado por ASHLEY EDWARD MILLER (Guión) y ZACK STENTZ (Guión) tiene diversos proyectos en distintas fases de producción en numerosos estudios cinematográficos. Miller y Stentz pasaron al primer plano de los escritores y productores en alza por su trabajo en la exitosa serie de J.J. Abrams “The Fringe” y en “Terminator: Las crónicas de Sarah Connor” para Fox. Juntos han escrito, además de “Thor”, el borrador de “X-Men: First Class” para Fox y Bryan Singer (que obtuvo luz verde para la película con Matthew Vaughn comprometido a dirigirla), y “Damn Nation” para Paramount (con Dark Horse produciendo). Actualmente están escribiendo “The Limited” para Disney (basada en el episodio piloto de Sean Bailey) y un “Untitled Action Film” para DreamWorks (con Walter Parkes y Laurie MacDonald como productores).

Oriundo del área metropolitana de Washington DC, Ashley Edward Miller de licenció por la prestigiosa Thomas Jefferson High School for Science and Technology. A continuación estudió Lengua Inglesa y gobierno en el College of William & Mary, convirtiéndose primero en profesor de secundaria de inglés y un creativo maestro de escritura en Fairfax County, Virginia, y luego trabajando como analista para el Alto Mando de Operaciones Navales a través de la Science Applications International Corporation. Conoció en Internet a su compañero de escritura, Zack Stentz, a consecuencia de la afición que compartían por todo lo relacionado con “Strar Trek”. Desde entonces, Ashley y Zack han escrito y/o producido más de cien horas de programas de televisión, empezando con “Gene Roddenberry’s ‘Andromeda’,” el remake de “En los límites de la realidad” en UPN y, últimamente, “Terminator: Las crónicas de Sarah Connor” y “Fringe”. Su primer título de crédito cinematográfico fue la película de 2003 “Superagente Cody Banks”, y últimamente han participado en “Thor”, la inminente “X-Men: First Class”, y varios proyectos más en distintas fases de desarrollo o producción. Ashley reside actualmente en Los Ángeles, California, donde vive con sus cómics y sus muñecos articulados, a merced de su esposa y su hijo.

Oriundo de los bosques de secuoya de Mendocino County, Zack Stentz estudió antropología y periodismo en la Universidad de California en Santa Cruz. Como periodista, Stentz publicó varias revistas semanales alternativas en la zona de la bahía de San Francisco, y escribió artículos para The Economist, Esquire, Entertainment Weekly, Sports Illustrated, Details y otras publicaciones. Fan desde siempre de la ciencia-ficción y la fantasía, Zack conoció a su futuro compañero de escritura en Internet, durante una encendida polémica sobre “Star Trek”. Con su compañero, Zack escribió y produjo para los programas de televisión “Gene Roddenberry’s ‘Andromeda’,” “En los límites de la realidad” de UPN, “Terminator: Las crónicas de Sarah Connor” y “Fringe”. Además de “Thor”, él y su compañero han escrito “X-Men: First Class”, y varios proyectos más en desarrollo o producción. Actualmente vive en Los Ángeles con su esposa, su hija y sus dos hijos.


Fan empedernido de los cómics de Marvel desde que era un niño, DON PAYNE (Guión) es un guionista y asesor de producción de la célebre serie animada de televisión “Los Simpson”. Ha ganado cuatro Emmys por su trabajo en “los Simpson” y recibido el prestigioso premio Paul Selvin de la Asociación de Guionistas de EEUU por su aclamado episodio “Fraudcast News”. Entre sus títulos de crédito como productor están “Mi súper ex-novia” y “Los Cuatro fantásticos y Silver Surfer”. Está licenciado por la escuela de cine de la UCLA, donde obtuvo un diploma en cine y televisión y una licenciatura en escritura de guiones. También fue distinguido en 2006-2007 con la Cátedra Hunter/Zakin de Escritura de Guiones. Actualmente vive en Los Ángeles con su esposa, Julia, y sus hijos: Nathaniel (12), Joshua (9), y Lila (3).

Además de ser coautor de la historia de “Thor”, J. MICHAEL STRACZYNSKI (Argumento) ha producido guiones como los de “El intercambio” para el director Clint Eastwood, “Ninja Assassin” para los hermanos Wachowki, y “Underworld 4,” que se está rodando actualmente en Vancouver. También está escribiendo “Voices of the Dead” para DreamWorks (en la que también ejerce de productor ejecutivo), así como “Shattered Union” y “Vanishing Point,” ambas para Bruckheimer/Disney. Para la televisión, Straczynski creó y produjo las series “Babylon 5”, “Crusade” y “Jeremiah”, y en el campo de los cómics, ha escrito tanto para Marvel como para DC, escribiendo The Amazing Spider-Man, Thor, Wonder Woman, Superman y otras. Su novela gráfica Superman: Earth One estuvo en la lista de los más vendidos de The New York Times durante 20 semanas seguidas.

Nacido en Nueva Jersey, la familia de Straczynski se mudó 20 veces en sus primeros 18 años de vida, que es la razón por la que se desarrolló su atracción hacia los libros y la literatura: los vecinos siempre cambiaban, pero los libros de la biblioteca siempre eran los mismos. Se graduó en sociología y psicología clínica en la San Diego State University, y fue periodista durante muchos años, escribiendo más de 500 artículos para publicaciones como Los Angeles Times, Los Angeles Herald Examiner, Writer’s Digest, y TIME, Inc. También ha escrito y publicado diversas novelas y relatos cortos.

Además de ser nominado a un premio BAFTA por su guión de “El intercambio”, los guiones de Straczynski han recibido el premio Eisner, el premio Inkpot al conjunto de su obra, el premio Saturn, el premio Hugo, el premio Ray Bradbury, el premio de la Fundación Christopher, el premio de la Fundación Space Frontier y el premio E Pluribus Unum de la American Cinema Foundation, además de una docena de premios más. Escribe diez horas al día, todos los días, excepto en su cumpleaños, en Año Nuevo y en Navidad. Está soltero y disponible.

MARK PROTOSEVICH (Argumento) nació y se crió en Chicago, Illinois. Se crió con una dieta a base de películas, rock and roll y cómics, de los que “Thor” era su favorito. Para él, trabajar en la versión cinematográfica era un sueño de la infancia hecho realidad. Protosevich estudió en el Columbia College de Chicago y después de graduarse el responsable del departamento de cine le pidió que diera clases de iniciación a la producción en la escuela. Lo hizo durante cuatro años y disfrutó de esa experiencia y de su papel de educador. Durante esa época también trabajó como escritor autónomo, y en 1987 escribió y dirigió el cortometraje “Past Voices”, que ganó el premio Gold Hugo y la Placa de Oro en el Festival Internacional de Cine de Chicago.

Tras mudarse a Los Ángeles, Protosevich trabajó como analista de argumentos para el productor Scott Rudin y Columbia Pictures, y después como encargado de desarrollo para Orion Pictures, el productor Dawn Steel, y Metro-Goldwyn-Mayer. En 1996 vendió su guión original “La celda”, y desde entonces se ha convertido en un guionista muy solicitado. New Line Cinema estrenó “La celda”, dirigida por Tarsem Singh y protagonizada por Jennifer Lopez, Vince Vaughan y Vincent D’Onofrio, en 2000. Roger Ebert la nombró una de las diez mejores películas del año, y la Asociación de Escritores de Terror nominó el guión de Protosevich para un premio Bram Stoker.

En 2006, Protosevich escribió el guión de “Poseidon”, el remake de la película de 1972 “La aventura del Poseidón”. Dirigida por el aclamado cineasta Wolfgang Petersen, “Poseidon” estaba protagonizada por Kurt Russell, Richard Dreyfuss y Josh Lucas. Protosevich (con Akiva Goldsman) escribió el guión para la película de 2007 “Soy leyenda”, protagonizada por Will Smith y dirigida por Francis Lawrence. La película era un proyecto que apasionaba al escritor, pues llevaba más de 10 años trabajando en el mismo. Los ingresos mundiales en taquilla de “Soy leyenda” fueron 585.349.010 dólares. Protosevich participó en el guión de “Thor” desde 2006 hasta 2008, y le encantó trabajar con Kevin Feige y todo el equipo de Marvel.

Recientemente, ha completado el guión del remake norteamericano de la película coreana Oldboy” (para Mandate Pictures), y actualmente está trabajando en un guión basado en el popular y aclamado videojuego de BioWare “Mass Effect” para los productores Avi y Ari Arad y Legendary Pictures. Vive en Cape Cod con su esposa, la pintora Robena Malicoat, y aún sigue teniendo toda su colección de cómics de Thor.

Durante la pasada década, KEVIN FEIGE (Productor) ha jugado un papel fundamental en una serie de películas supertaquillleras adaptadas de las páginas de los cómics de Marvel, entre ellas las exitosas trilogías de “Spider-Man” y “X-Men”. En su puesto actual como productor y presidente de Marvel Entertainment, supervisa la parte creativa de sus proyectos cinematográficos y actividades de entretenimiento en casa.

Antes de “Thor”, Feige fue productor de “Iron Man 2”, que se estrenó en cines el 7 de mayo de 2010. La secuela de “Iron Man”, dirigida por Jon Favreau y protagonizada por Robert Downey Jr. y Gwyneth Paltrow, así como por los nuevos miembros del reparto Mickey Rourke, Scarlett Johansson y Don Cheadle, ocupó el puesto número uno de las taquillas en el fin de semana de su estreno, con una recaudación en EEUU de 218 millones de dólares. A día de hoy, la película ha recaudado más de 620 millones de dólares en todo el mundo.

En el verano de 2008, Feige produjo las supertaquilleras películas veraniegas “Iron Man” y “El increíble Hulk”, que fueron las primeras películas totalmente financiadas y desarrolladas por los nuevos Marvel Studios. “Iron Man”, en la que Robert Downey Jr. Se pone por primera vez el poderoso traje del superhéroe para el director Jon Favreau junto con los coprotagonistas Gwyneth Paltrow y Jeff Bridges, se estrenó el 2 de mayo de 2008, y tuvo un enorme e instantáneo éxito en las taquillas. Consiguiendo el primer puesto dos semanas seguidas, la película recaudó más de 100 millones de dólares el fin de semana de su estreno, y recaudó más de 571 millones de dólares en todo el mundo.

El 13 de junio de 2008, Marvel estrenó “El increíble Hulk”, que significó su segundo estreno en el número uno de ese verano. La película está protagonizada por Edward Norton, junto a William Hurt, Tim Roth y Liv Tyler. La espectacular versión del director Louis Leterrier del icónico goliat verde recaudó más de 250 millones en las taquillas mundiales. Feige está produciendo actualmente los tres próximos proyectos de Marvel Studios: “El Capitán América: El primer Vengador”, protagonizada por Chris Evans, Sebastian Stan, Hugo Weaving y Hayley Atwell, y que se estrenará el 22 de julio de 2011, “Los Vengadores”, cuyo estreno está previsto para el 4 de mayo de 2012, y “Iron Man 3”, que se estrenará el 3 de mayo de 2013.

Feige fue anteriormente el productor ejecutivo de la segunda y tercera películas de “Spider-Man”, que recaudó en total en las taquillas de todo el mundo más de mil quinientos millones de dólares. La saga de “Spider-Man”, protagonizada por Tobey Maguire, Kirsten Dunst y James Franco, son las tres películas de superhéroes más taquilleras de todos los tiempos. Feige también coprodujo “X-Men: X2”, la segunda parte de la popular saga de “X-Men”, y fue productor ejecutivo de “X-Men 3: La decisión final”. Las dos películas juntas, protagonizadas por Hugh Jackman, Halle Berry y Ian McKellen, recaudaron 866 millones de dólares en taquilla. Feige fue también productor ejecutivo de la adaptación de Marvel Studios del cómic de “X-Men Orígenes: Lobezno”.

Desde que se unió a Marvel en 2000, Feige ha ocupado puestos clave en todas las producciones cinematográficas de la compañía. Entre sus títulos de crédito están haber sido productor ejecutivo de “Los Cuatro Fantásticos” y su secuela, “Los Cuatro Fantásticos y Silver Surfer”, que juntas recaudaron más de 600 millones de dólares en todo el mundo. Fue también productor ejecutivo de la película de Ang Lee “Hulk,” protagonizada por Eric Bana y Jennifer Connelly, “Elektra”, protagonizada por Jennifer Garner, y “El castigador”, protagonizada por Thomas Jane. Además, Feige produjo en 2003 la película de gran éxito “Daredevil”, protagonizada por Ben Affleck.

Tras graduarse en la Escuela de Cine y Televisión de la Universidad de Southern California, Feige trabajó para Lauren Shuler Donner y Richard Donner en The Donners' Company, socios de Warner Bros. Estando con ellos, trabajó en la película de acción y aventuras “Volcano” y en la exitosa comedia romántica “Tienes un email”. Evolucionó hacia un puesto de desarrollo que le condujo a un papel como productor asociado en “X-Men”, la película que relanzó el género de los cómics. En 2003, Feige apareció en la lista anual de la revista Hollywood Reporter de los 35 jóvenes ejecutivos destinados a convertirse en líderes de la industria del entretenimiento.

ALAN FINE (Productor ejecutivo) ejerció de vicepresidente ejecutivo del despacho del presidente en Marvel Worldwide, Inc., y de responsable principal de marketing en Marvel Characters, Inc. Es también presidente de los Comités Creativos de Animación y Cine de Marvel. Además, fue presidente y director general de la División de Juguetes y Publicaciones de Marvel, así como presidente de las tiendas de juguetes Kay Bee.

Fine se crió en Rhode Island, en donde asistió a la Universidad de Rhode Island y se graduó con un título en psicología. Actualmente, reparte su tiempo entre West Palm Beach, en Florida, y Mattapoisett, en Massachussets. Fine está felizmente casado y tiene dos hijos.

STAN LEE (Productor Ejecutivo) es fundador y desde su creación el presidente y principal responsable creativo de POW! Entertainment. Conocido por millones de personas como el hombre cuyos superhéroes impulsaron a Marvel hasta su posición preeminente en el mundo de los cómics, entre las creaciones compartidas de Stan Lee están Spiderman, la Masa, X-Men, los Cuatro Fantásticos, Iron Man, Daredevil, Los Vengadores, Silver Surfer, Thor y el Doctor Extraño.

Actual presidente honorario de Marvel Media, Lee se convirtió en editor de Marvel Comics en 1972. Es reconocido como la fuerza creativa que llevó a Marvel al primer plano de la industria editorial del cómic. En 1977, llevó el personaje de Spiderman a los periódicos bajo la forma de tira impresa que se convirtió en la tira impresa de mayor éxito de todas, apareciendo en más de 500 periódicos de todo el mundo, lo que la convierte en la tira impresa de un superhéroe más longeva de todas.

Desde junio de 2001 hasta la creación oficial de POW! en noviembre de 2001, Stan Lee trabajó en crear POW!, en crear propiedad intelectual para POW! y en el desarrollo de diversos proyectos de POW!

DAVID MAISEL (Productor Ejecutivo) fue vicepresidente ejecutivo de la oficina principal y presidente de Marvel Studios desde 2005 hasta 2009. Ocupó también puestos de responsabilidad en Endeavor, Creative Artists Agency y The Walt Disney Company. Se graduó en la Universidad Duke y en la Harvard Business School.

PATRICIA WHITCHER (Productora Ejecutiva) está trabajando actualmente en Albuquerque, Nuevo México, como productora ejecutiva de “Los Vengadores”, su segunda película para Marvel Studios. Dirigida por Joss Whedon, “Los Vengadores” reúne a Iron Man, Thor, el Capitán América y el Increíble Hulk en un solo relato épico. El reparto está formado por Robert Downey, Jr., Chris Hemsworth, Chris Evans, Mark Ruffalo, Scarlett Johansson, Samuel L. Jackson, Jeremy Renner y Tom Hiddleston.

Antes de entrar en el universo Marvel, Whitcher fue productora ejecutiva de “El solista”, el drama basado en un hecho real y rodado en los barrios marginales de Los Ángeles y en el escenario del Walt Disney Concert Hall en 2008. Adaptación de los artículos escritos por el columnista de Los Angeles Times Steve Lopez, la película estaba protagonizada por Downey y Jamie Foxx. En 2006, Whitcher fue productora ejecutiva de la adaptación cinematográfica del musical de Broadway “Dreamgirls”, protagonizada por Jamie Foxx, Beyoncé Knowles, Eddie Murphy y Jennifer Hudson. Dirigida por Bill Condon, “Dreamgirls” ganó dos Óscars (para Hudson y para las mezclas de sonido) y recibió ocho nominaciones.

“Memorias de una Geisha,” de la que Whitcher fue productora ejecutiva en 2005 para el director Rob Marshall, fue otra gran candidata a los Óscars, con seis nominaciones y tres Óscars ganados (dirección artística, fotografía y vestuario). Whitcher fue previamente productora ejecutiva de la comedia dramática de Steven Spielberg “La terminal,” protagonizada por Tom Hanks y Catherine Zeta-Jones. Entre sus títulos de crédito como productora están también la película de Brad Silberling “El compromiso,” protagonizada por Dustin Hoffman y Susan Sarandon, “La fuerza del amor”, protagonizada por Natalie Portman y Ashley Judd, y el gran éxito de P.J. Hogan “La boda de mi mejor amigo”, protagonizada por Julia Roberts y Cameron Diaz. Entre sus títulos de crédito adicionales como productora están “Donde reside el amor”, “High School High” y “Una mujer peligrosa”.

Antes de producir, Whitcher fue encargada de unidad de producción en “Mentiras arriesgadas”, “The Meteor Man”, “El cortador de césped”, “Laberinto de acero” y “Darkman”. Residente en Los Ángeles toda su vida, es madre de dos niños y licenciada por la Universidad de Loyola Marymount.

LOUIS D’ESPOSITO (Productor Ejecutivo) es copresidente de Marvel Entertainment. Fue productor ejecutivo de las supertaquilleras películas “Iron Man” y “Iron Man 2”, y actualmente está trabajando en la esperadísima “Thor”, “Capitán América: El primer Vengador” y “Los Vengadores”. Como co-presidente del estudio y productor ejecutivo de todas las películas de Marvel, D’Esposito compagina la dirección del estudio con la supervisión de todas las películas en sus distintas fases de producción.

D’Esposito comenzó su trabajo en Marvel Studios en 2006. Antes de Marvel, los títulos de crédito de D’Esposito como productor ejecutivo incluyen la película de 2006 En busca de la felicidad”, protagonizada por Will Smith, de “Zathura: Una aventura espacial”, y del éxito de 2003 “Los hombres de Harrelson”, protagonizada por Samuel L. Jackson y Colin Farell.

HARIS ZAMBARLOUKOS, BSC (Director de Fotografía) fotografió el gran éxito mundial “Mamma Mia!”, protagonizada por Meryl Streep y Amanda Seyfried. Entre sus títulos de crédito recientes está la última película de Richard Eyre, “The Other Man”, protagonizada por Liam Neeson, Laura Linney y Antonio Banderas.

Zambarloukos colaboró previamente con el director Kenneth Branagh en “La huella,” protagonizada por Michael Caine y Jude Law. Entre sus títulos de crédito adicionales están la película de Gillian Armstrong “El último gran mago,” protagonizada por Guy Pearce y Catherine Zeta-Jones, y la película de Roger Michell “Venus”, protagonizada por Peter O’Toole, que le valió una plaza en la lista de la revista Variety de los 10 directores de fotografía a tener en cuenta de 2006. También se encargó de la fotografía de “El intruso”, protagonizada por Daniel Craig y Samantha Morton, que le valió una nominación a la mejor técnica fotográfica en los premios British Independent Film. “El intruso” fue elegida mejor fotografía de 2004 por el crítico de cine de la revista LA Weekly.

Entre sus otros títulos de crédito como director de fotografía están “Opa!”, “Loco por la novia”, “Spivs”, “Oh Marbella!”, “Mr. In-Between” y “Camera Obscura”. Fue también director de fotografía de la segunda unidad en la película de Christopher Nolan “Batman Begins”.Nacido en Nicosia, Chipre, Zambarloukos reside actualmente en Londres.

BO WELCH (Director Artístico) es uno de los diseñadores de producción más dotado y versátil del cine contemporáneo. Ha llevado a cabo importantes colaboraciones con directores de primera fila, consiguiendo cuatro nominaciones al Óscar y llegando a ponerse él también detrás de la cámara.

Graduado de la Universidad de Arizona College of Architecture, Welch comenzó una prometedora carrera como arquitecto en Los Ángeles. Ilusionado por probar algo nuevo, encontró un trabajo en Universal Studios como diseñador de platós. Welch obtuvo sus primeros títulos de crédito cinematográficos con la película de Robert Zemeckis “Frenos rotos, coches locos” y con el western de época de Walter Hill “Forajidos de leyenda”. Tras volver a trabajar como diseñador de platós en películas como “Queridísima mamá” y la película de Mel Brooks “Historia del mundo: Parte I,” Welch ascendió a director artístico en la película de Jonathan Demme “Chicas en pie de guerra”.

Welch recibió una nominación al Óscar® en 1986 por su trabajo como director artístico en la película de Steven Spielberg “El color púrpura”. Fue diseñador de producción en el ingenioso cuento de vampiros de Joel Schumacher “Jóvenes ocultos”, y poco después comenzó una fructífera colaboración con el director Tim Burton en “Beetle Juice,” “Eduardo Manostijeras” (que le valió un BAFTA) y “Batman Returns”. El hermoso diseño de Welch para la película de Alfonso Cuarón “La princesita” le valió una nueva nominación al Óscar en 1996. La Academia volvió a nominarle en la película de Mike Nichols “Una jaula de grillos”, y en 1998 por la comedia de ciencia-ficción “Men in Black”. Entre sus otros títulos de crédito están “El turista accidental” “Ghostbusters II”, “Grand Canyon”, “Men in Black II”, “Primary Colors”, “Wild Wild West” y “¿De qué planeta vienes?”, entre muchas otras.

Welch se atrevió a probar suerte en otra carrera, la de director, haciendo su debut como director televisivo en 2000 en un episodio de la serie de detectives en clave de parodia de Barry Josephson/Barry Sonnenfeld “ Secret Agent Man”, y a continuación en otro proyecto de Josephson/Sonnenfeld, el cómic satírico “The Tick”, en 2001. Welch también se encargó del diseño de producción del episodio piloto. Su debut como director cinematográfico fue en 2003, en la adaptación en imagen real de “El gato” del Dr. Seuss. Después de terminar “Thor” Welch ha comenzado el diseño de “Men in Black III”.

PAUL RUBELL, A.C.E. (Montaje) ha sido nominado dos veces al Óscar, ambas por películas dirigidas por Michael Mann. En 2000, compartió su nominación por “El dilema” con William Goldenberg y David Rosenbloom. Su nominación en 2005 por “Colateral” la compartió con Jim Miller. Rubell montó también el drama de gánsters de Mann “Enemigos públicos”, y su adaptación cinematográfica de la popular serie de televisión de los ochenta, “Miami Vice”. Para el director Michael Bay, Rubell montó el mega-hit “Transformers”y su secuela de 2009, “Transformers: La venganza de los caídos”, así como “La isla” en 2005.

Entre sus otros títulos de crédito están “Hancock” (protagonizada por Will Smith), “La liga de los hombres extraordinarios”, “S1m0ne”, “xXx,” “La celda”, “Blade”, “La isla del Dr. Moreau”, “Ruby Cairo”, “El niño de piedra” y “Terror final”. Ruby tiene numerosos títulos de crédito en películas para televisión, y fue nominado a los premios Emmy por su trabajo en “Andersonville” y “My Name Is Bill W.”, las cuales compartió con John Wright.

ALEXANDRA BYRNE (Diseño de vestuario) ha ganado un Óscar y un BAFTA, y ha sido nominada a un premio Tony. Recibió su primera nominación al Óscar en 1997 por el vestuario que diseñó para la adaptación cinematográfica de Kenneth Branagh de “Hamlet”. Byrne recibió una segunda nominación en 1999 por su trabajo en la película de Shekar Kapur “Elizabeth”, y una tercera en 2005 por la película de Marc Forester “Descubriendo Nunca Jamás”. Ganó el Óscar en 2008 por la película de Kapur “Elizabeth: La edad de oro”. Recibió también nominaciones al BAFTA por “Hamlet”, “Elizabeth”, “Descubriendo Nunca Jamás” y “Elizabeth: La edad de oro”. Otros títulos de crédito de Byrne son “El fantasma de la Ópera”, “La huella” de Branagh, y “El jardín del edén”.

A finales de los años setenta, Byrne estudió arquitectura en la Universidad de Bristol antes de estudiar diseño teatral en el Motley Course de la English National Opera con la leyendaria Margaret Harris. Ha trabajado mucho en teatro y televisión, tanto de diseñadora de platós como de vestuario. Entre sus títulos de crédito en televisión están “Persuasión” de Roger Michell, por la que recibió un premio BAFTA al mejor vestuario, y “El Buda de Suburbia”, por la que recibió una nominación al BAFTA y un premio RST. Byrne recibió en 1990 una nominación al Tony al mejor diseño escénico por “Some Americans Abroad”, que se trasladó desde la Royal Shakespeare Company al Lincoln Center de Nueva York. Byrne está casada con el actor Simon Shepherd. Tienen cuatro hijos y viven en Inglaterra.

CRAIG KYLE (Co-Productor) comenzó su carrera en Marvel Entertainment como asesor de animación en 2000, pero pronto fue contratado como ejecutivo creativo único para la división de animación de la compañía. Ha desarrollado dos proyectos de imagen real para televisión, así como nueve series animadas.

Craig también supervisó el desarrollo y producción de diversos proyectos de animación de Marvel para el mercado del DVD, entre ellos “Ultimate Avengers: The Movie”, “Ultimate Avengers II”, “Iron Man”, “Hulk VS”, “Doctor Extraño”, “Planet Hulk” y “Thor: Historias de Asgard”. En cada una de estas películas de edición directa en DVD, Craig ejerció de supervisor de producción y de coautor de cada historia. Habiendo escrito numerosos episodios animados y cómics para Marvel, Craig es un consumado narrador. Aparte de sus labores habituales como productor, es coautor de las series de cómics de Marvel, donde aparece a menudo un personaje muy popular llamado X-23, una de sus creaciones. Hace tres años, Craig fue ascendido a vicepresidente de producción y desarrollo de la división de imagen real de Marvel Studios, y es actualmente coproductor de “Thor”.

Consumada productora, VICTORIA ALONSO (Coproductora) fue coproductora tanto de la película original de “Iron Man” como de “Iron Man 2” con el director Jon Favreau, y ahora está coproduciendo “El Capitán América” para el director Joe Johnston y la película de Marvel Studios “Los Vengadores” para el escritor y director Joss Whedon. La carrera de Alonso comenzó en la época del nacimiento de la industria de los efectos visuales, en donde ejerció de productora de efectos visuales para anuncios. A partir de ahí, produjo numerosos largometrajes, trabajando con directores como Ridley Scott (“El reino de los cielos”), Tim Burton (“Big Fish”) y Andrew Adamson (“Shrek”), por nombrar a unos cuantos. Actualmente es vicepresidente de efectos visuales y post-producción de Marvel Studios.

DAVE JORDAN (Supervisor Musical) ejerció de supervisor musical tanto en “Iron Man” como en su exitosa secuela, “Iron Man 2”. Recientemente ha ejercido la misma labor en “Esta abuela es mi padre”, “Los viajes de Gulliver”, “ Lottery Ticket”, “Híncame el diente”, “Marmaduke”, “En la boda de mi hermana”, “El increíble Hulk”, “Dos canguros muy maduros”, “Charlie Bartlett”, “Transformers”, “En algún lugar de la memoria”, “Casi 300”, “El motorista fantasma”, “Date Movie”, “Los Cuatro Fantásticos”, “Diario de un ejecutivo agresivo”, “Elektra”, “Un entrenador genial”, “Más allá del odio” y “Dos colgaos muy fumaos”. Sus otros títulos de crédito incluyen “Colega, ¿dónde está mi coche?”, “A todo gas”, “Daredevil”, “Doce en casa” y “El castigador”, así como la serie de televisión “Glory Daze”.

PATRICK DOYLE (Música), colaborador de Branagh desde hace mucho tiempo, se graduó en la Royal Scottish Academy of Music and Drama en 1974. Se convirtió en miembro de la Royal Scottish Academy of Music en 2001. La primera banda sonora teatral fue escrita por Doyle en 1978, y desde entonces ha escrito ha escrito música para muchas producciones teatrales y de radio, cine y televisión. En 1987, se unió a la Renaissance Theatre Company como compositor y director musical. Durante esa época, realizó giras por Gran Bretaña con diversas producciones para directores de primera fila como Sir Derek Jacobi, Geraldine McEwan y Dame Judi Dench. En 1989, Brangh le encargó que escribiera la banda sonora original para “Enrique V”. La canción de la película ‘Non Nobis Domine’ recibió en 1989 el premio Ivor Novello al mejor tema para una película. En 1990, Su Alteza el Príncipe de Gales le encargó que escribiera “The Thistle and The Rose, a song cycle for Soprano and Choir”, en honor del 90º cumpleaños de la Reina Madre. También compuso ese año la banda sonora para la película “Shipwrecked”.

En 1991, Doyle compuso la banda sonora de la película de Branagh “Morir todavía”. Entre sus posteriores colaboraciones están “Frankenstein”, “Mucho ruido y pocas nueces”, el musical “Trabajos de amor perdidos”, “Como gustéis”, y la épica adaptación de cuatro horas de duración de “Hamlet”, por la que Doyle recibió una nominación al Óscar a la mejor banda sonora original. También compuso la música para “La huella”, protagonizada por Jude Law y Michael Caine.

Doyle ha trabajado frecuentemente con el director Regis Wargnier, y ha recibido dos nominaciones al César por “Indochina”, ganadora del Óscar, y por “East West”, también nominada al Óscar. Con Wargnier, Doyle también compuso la banda sonora de “Man to Man” (protagonizada por Joseph Fiennes) que se estrenó en el Festival de Cine de Berlín, y “Pars Vite et Reviens Tard”, que llegó al número uno de las taquillas en Francia en 2007.

Entre sus otros trabajos más destacados están haber trabajado con los directores Brian De Palma en “Atrapado por su pasado”, con Alfonso Cuarón en “La princesita” y “Grandes esperanzas”, y con Ang Lee en la oscarizada “Sentido y sensibilidad”, la cual le valió a Doyle ser nominado al Óscar, al Globo de Oro y al BAFTA en la categoría de mejor banda sonora original. En 2001, Doyle compuso la banda sonora para la exitosa comedia “El diario de Bridget Jones”, y luego el director Robert Altman le pidió que compusiera la música para su oscarizada película “Gosford Park”. En 2003, compuso la banda sonora para la comedia “Calendar Girls”, seguida de “Nanny McPhee” (protagonizada por Emma Thompson), “Eragon” (protagonizada por John Malkovich) y “Harry Potter y el cáliz de fuego”, dirigida por Mike Newell.

Él y Branagh colaboraron de nuevo en octubre de 2007, cuando Branagh dirigió la obra musical “Patrick Doyle’s Music from the Movies” en el Royal Albert Hall. En ese concierto benéfico a favor de la Fundación para la Investigación de la Leucemia, que agotó todas sus localidades, aparecieron muchas estrellas internacionales, como Emma Thompson, Sir Derek Jacobi, Dame Judi Dench, Alan Rickman, Imelda Staunton y Robbie Coltrane, entre muchas otras más. En 2008, Doyle realizó la banda sonora para la película “La isla de Nim”, dirigida por Mark Levin y Jennifer Flackett, y el largometraje de animación “Igor,” dirigido por Tony Leondis.