martes, 13 de septiembre de 2011

Notas de producción / pressbook y galeria de posters del remake de PERROS DE PAJA (estreno en España el 11 de noviembre)

PERROS DE PAJA: hace alusión a un texto clásico chino, el Tao Te Ching, que compara la condición humana con la de una antigua ceremonia china del perro de paja. Los perros, hechos de este material, se usaban a modo de ofrendas a los dioses en antiguos rituales en esa cultura y eran tratados con la mayor de las reverencias, pero cuando ya no eran necesarios, eran pisoteados y abandonados.

Cuando todo por lo que has vivido está en peligro, ¿qué harías?, ¿hasta dónde estarías dispuesto a llegar? Es una pregunta que llega a ser aterradoramente evidente para el guionista de Hollywood, David Sumner (James Marsden) y su mujer actriz Amy (Kate Bosworth) cuando se mudan al pueblo natal de ésta en el sureste de Estados Unidos, después de la muerte de su padre. La gente les recibe con caras sonrientes, dándoles una calurosa bienvenida, pero lo que una vez fueron buenas amistades toman un siniestro cariz para David y Amy, que se encuentran al borde de una crisis con mayúsculas, en la aterradora versión de Screen Gems del clásico de 1971, “Perros de Paja”.

Esta nueva versión de suspense, desgarradora y catártica, sitúa la historia original en el sur de Estados Unidos y trascurre en la actualidad en un pequeño pueblo donde todos saben demasiado los unos de los otros. La jerarquía de la población viene dada según los resultados de la clasificación del equipo de fútbol americano del colegio y el nivel de juego de los partidos de los viernes determina el destino de muchos.

El plan de David y Amy es reparar y vender la casa de la familia que está bastante deteriorada y, mientras, David aprovecha la tranquilidad y lo solitario del lugar para terminar el guión sobre el que está trabajando. Pero no todo es tan bucólico como parece en Blackwater (Mississippi) y la llegada de los Sumners despierta resentimientos, que llevan mucho tiempo aletargados, y reacciones extrañas. Una vez instalados, Amy se convierte en el personaje del que todo el mundo habla en la ciudad, lo que hace que David se sienta en un segundo plano y ponga en duda el comportamiento de ésta. Mientras tanto, la tensión va haciendo mella en su matrimonio, al tiempo que surgen viejos conflictos con algunos habitantes, destacando por encima de todos el de su ex novio, Charlie (Alexander Skarsgård), quien junto con sus compañeros de equipo de fútbol americano Bic (Drew Powell), Norman (Rhys Coiro) y Chris (Billy Lush), cruzan los límites de la tolerancia de David y del matrimonio Sumner, forzándoles a cuestionarse el uno al otro y su relación.

Cuando la hija del antiguo entrenador de fútbol Tom Heddon (James Woods) desaparece, su padre se toma la justicia por su mano reclutando a Charlie y a sus chicos para ayudarle en la búsqueda que desencadenará una serie de acontecimientos que les llevará a una confrontación tremendamente violenta, intensificándose hasta llegar a un clímax catastrófico y terrible que destrozará la vida de todos los involucrados.

El estreno de 1971 protagonizado por Dustin Hoffman y Susan George fue dirigido y escrito por Sam Peckinpah. David Zaleg Goodman también participó en el guión del original y ambas películas están basadas en el libro The Siege at Trencher’s Farm de Gordon Williams.

Screen Gems presenta Perros de Paja de Battleplan Production, protagonizada por James Marsden, Kate Bosworth, Alexander Skarsgård, Dominic Purcell, Laz Alonso, Willa Holland y James Woods. Dirigida y escrita por Rod Lurie, y con la producción a cargo de Marc Frydman. Basada en la película de David Zelag Goodman y Sam Peckinpah para ABC Motion Picture Screenplay y en la novela “The Siege of Trencher’s Farm” de Gordon Williams. Los productores ejecutivos son Beau Marks y Gilbert Dumontet. El equipo que está detrás de las escenas son el director de fotografía, Alik Sakharov, ASC, el director de producción, Tony Fanning y la encargada del montaje es Sarah Boyd. La música corre a cargo de Larry Groupé y la directora de vestuario es Lynn Falconer. La duración de la cinta es de 109 minutos

DONDE REINA EL MACHISMO

Cuando el director/guionista Rod Lurie y su socio productor, Marc Frydman, se pusieron a revisar el controvertido film “Perros de Paja”, su primera intención fue capturar lo espeluznante de la historia y explorar el lado más oscuro del comportamiento humano, tratando de reconfigurar estos límites y hacerlo a la medida de la sensibilidad de una nueva generación de cinéfilos.

“Peckinpah tenía un punto de vista categórico sobre los seres humanos y su comportamiento”, comenta Lurie acerca de la terrible violencia de la película original. “Era muy pesimista acerca de la raza humana y creo que yo soy más bien optimista. Así que pensé que podría ser un experimento interesante ver si se podría hacer la misma película, pero contarla desde un punto de vista diferente”.

Al tomar como punto de partida la novela de Gordon William “The Siege of Trencher’s Farm“ más que la película de Peckinpah, Lurie pensó que actualizar la historia y trasladar ese terror psicológico especial a la clásica localización norteamericana de un pequeño pueblo sureño, donde la vida está marcada por el resultado del partido de fútbol del viernes por la noche, le daría un toque más moderno a lo que en realidad es un examen exhaustivo y aterrador de una relación que está siendo incomprensiblemente puesta a prueba y puesta patas arriba.

Marc Frydman, socio de Lurie en Battleplan Productions, recuerda que “Rod y yo empezamos a hablar de ‘Perros de Paja’ desde que comenzamos a trabajar juntos hace más de 10 años. Fue trabajando para la ABC, donde nos dimos cuenta que la filial de la compañía que había estado en activo en los años 70, ABC Pictures, tenía aún el proyecto. Contacté con la persona responsable de los derechos y les dije que en cuanto estuvieran disponible, me avisaran”.

Una vez fueron suyos, Lurie se puso a asentar los cimientos de la novela de William, cambiando la ubicación a una ciudad de ficción situada en el sur, salpicada con una tradición de brutalidad, además de transformar a los personajes acorde a ese entorno clásico americano.

“No es que tuviera que ser en el sur”, explica Lurie. “Lo que yo quería describir era una cultura donde la violencia era parte del día a día, donde la gente sale de caza, les gusta el fútbol,-que yo adoro- y donde resuelven sus problemas a golpes. En definitiva, un lugar donde imperara el machismo”.

“Rod sintió que una de las razones por las que la película original no funcionó en Estados Unidos fue porque se desarrollaba en Inglaterra. Cambiando el escenario a la cultura sureña donde reina el fútbol y haciendo que los personajes se conviertan en jugadores en una pequeña ciudad regulada por esa cultura, nos proporcionó un fondo y un entorno familiar que para nosotros falta en el original. Rod y yo creemos que no estamos haciendo un remake de Peckingpah, sino que estamos volviendo a contar la historia”.

Esta localización sureña nos facilitaba la atmósfera concentrada y cálida que Lurie quería dar a la película y que se hizo realidad cuando el presidente de Screen Gem, Clint Culpepper, sugirió que rodáramos en Shreveport (Louisiana). “Clint que sabía que queríamos que el ambiente de la cinta fuera intenso y pesado, comentó que sería el lugar ideal ya que él ya había rodado allí”, recuerda Frydman. “Después de visitar el lugar, supimos que habíamos encontrado nuestro Blackwater, y a pesar de tener que lidiar con la lluvia, fue el escenario perfecto y aportó justo lo que queríamos para nuestra actualización de la historia”.

Algo en lo que Lurie y Frydman estuvieron de acuerdo fue en no cambiar el tema central de la historia sobre la abundancia de amenazas, que obliga a un héroe que se resiste a usar la violencia para defender a su mujer, sus propiedades e incluso sus vidas, y que después de todas esas calamidades, puede que su matrimonio nunca vuelva a ser el mismo. Todo comienza con una aparente unión feliz.

“Esta es una pareja en el primer estado de su matrimonio, donde pretenden hacer que todo va bien”, añade Lurie, que ha modernizado la historia convirtiendo a Amy Sumner en mujer trabajadora, una actriz en este caso, y a su marido David, profesor de matemáticas en la versión de Peckinpah, en un guionista de Hollywood. “Probablemente hayan pasado toda su relación trabajando y hayan estado poco tiempo juntos. Así que ahora están aprendiendo la dura realidad de su matrimonio, y no ayuda nada el que hayan llegado a un mundo en el que su antiguo novio existe todavía”.

James Marsden y Kate Bosworth, dos de las nuevas estrellas fulgurantes de Hollywood, se meten en los papeles de Amy y David.

Para Marsden, al que hemos podido ver en papeles más livianos, el guión le hizo tilín. “Cuando leí el guión la primera vez, lo vi todo en mi cabeza. Sentí que podría aportar algo”, recuerda.

Lurie sabía exactamente lo que podía aportar Marsden: una actuación completamente diferente a la de Dustin Hoffman. “En vez de buscar a un intelectual judío neoyorquino, quería a un tipo intelectual de un club de campo de Greenwich (Connecticut) y eso fue justo lo que nos dio Jimmy. Resultó muy liberador para todos, porque ya no teníamos que seguir lo que había hecho Hoffman, quien, por otra parte, es una de las personas con más talento que he conocido en mi vida.

A Bosworth tampoco le dejó indiferente el guión. “No había visto la película original, leí el guión antes de hacerlo y pensé que era muy interesante. Siempre me han atraído las relaciones entre personajes y las complejidades que existen y esta historia está rebosante de ellas”. Riéndose, añade que “entonces me alquilé la película y casi me muero de miedo”.

Para aliviar ese miedo, se ensayó durante dos semanas con Lurie antes de empezar la producción. “Fue un gran lujo poder soltar ideas y hablar sobre las diferencias de ambas películas”, recuerda Marsden. “Exploramos sin cesar la dinámica entre David y Amy, su matrimonio, sus problemas y en que punto se encuentran en sus vidas. Rod estuvo genial en los ensayos, dándonos espacio para movernos y darnos cuenta de la historia. Tuvimos bastantes licencias creativas para dar cada uno con su personaje y hacerlos nuestros”.
Bosworth añade que “Rod tuvo que confiar plenamente en mí para saber que podría hacer ciertas cosas, que tendría el coraje suficiente ante algunas situaciones y saber hasta dónde yo podría llegar. Fue un proceso muy creativo y hablamos mucho de confianza, y de cómo lo afrontaríamos juntos, sabiendo que no había nada que pudiera asustarme o que pudiera desestabilizarme. Creo que todos sentimos lo mismo, así que, en cierto modo, el miedo resultó ser algo positivo que mejoraba nuestra interpretación. Espero que se note”. Lurie dice que esa confianza también fluyó entre ella y Bosworth. “Recuerdo que le dije que desde que había escrito el guión, me sabía el personaje mejor que ella. Pero cuando empezamos a rodar, le comenté que acabaría conociéndolo mejor que yo y yo me preguntaba si ella me replicaría”. Como era de esperar, tras una semana de rodaje, le di indicaciones para una escena, a lo que ella me contestó que yo estaba equivocado. Yo creía que no, pero confié en ella y resultó tener razón”.

Mientras comenzaba el rodaje, la decisión de rodar en Shreveport resultó sernos ventajosa por otras razones aparte de la humedad y el calor. Como Marsden y Bosworth tenían ya experiencia al haber hecho juntos Superman en Sydney (Australia), rodar una película en un lugar lejos de tu día a día, hace que la relación entre los actores sea más fuerte. “La vida en las trincheras crea unos lazos muy intensos”, comenta Bosworth. “Salíamos a cenar, a comer, íbamos a un festival de música y hablábamos constantemente sobre los personajes, el guión y la película. El hecho de que no puedas huir a ningún sitio hace que se genere esa buena relación”.

Alexander Skarsgård que hace el papel de Charlie Venner, el novio del instituto de Amy, está de acuerdo en que estar todos juntos rodando es la mejor baza. “Cuando ruedas en Los Ángeles todo el mundo tiene cerca a sus familias y amigos, así que después de un largo día o durante los fines de semana, pasas el tiempo con ellos. Cuando no es así, llegas a conocer a la gente y te aporta más. Nos hicimos pasar por lugareños y como nunca había estado antes en Louisiana, ha sido genial poder conocer más de su cultura”.

Elegir a Skarsgård para el papel de Charlie fue algo inesperado al principio. El hijo del actor Stellan Skarsgård, creció en Suecia y aunque es un actor establecido en ese país, ha sido hace poco cuando ha llamado la atención de la audiencia americana. Frydman recuerda que “teníamos una larga lista de actores para el papel y habíamos visto a Alex en “Generation Kill” y por supuesto en “True Blood”, pero hacer de Charlie podría ser un poco forzado, sobre todo, porque el papel precisaba hablar arrastrando ese acento sureño y su lengua materna no es la inglesa”.

Sin embargo, cuando Frydman y Lurie le conocieron, Skarsgård se las arregló para disipar sus dudas, a pesar de los prejuicios iniciales de ambos sobre su apariencia metrosexual, desgarbada y bastante normal, que no era lo que estaban buscando. “Rod le dijo que el papel exigía que hiciera musculación y que se pusiese en forma, a lo que él se echó a reír y dijo que estaba en buena forma. Se quitó la camisa para demostrarlo”.

Para Marsden, Bosworth, Skarsgård y el resto del casting, lo ensayos y el tiempo libre demostraron ser muy necesarios, ya que se involucraron más y resultó más fácil rodar las escenas más difíciles, incluyendo la secuencia de la violación y los fragmentos del asedio final. Para Marsden, la progresión de la historia hizo que viera venir a su personaje, además de darse cuenta de que no le valdría utilizar sólo su inteligencia para detener lo que se convertiría en una marcha mortal.

Lurie y Frydman sabían que ésta era la clave para contar bien la historia. “David es un tipo que se convierte en héroe en contra de sus principios”, apunta Frydman. “No está hecho para la violencia, pero tiene que dar la cara. Es un intelectual. Hoffman lo hizo a la perfección, incluso durante la acción puedes verle cómo piensa y Jimmy aporta esa misma sustancia al papel”.

Marsden dice que David “tiene la idea de volver a la ciudad natal de Amy y escribir e inspirarse en sus alrededores. Aunque ella es un poco aprensiva, él está encantado de ir donde nació Amy y encontrar la inspiración viviendo en la preciosa casa de la época de la guerra civil, en mitad de ninguna parte y utilizar una vieja máquina de escribir Remington. Un rollo un poco ‘faulkneriano’. Pero éste rápidamente se siente como pez fuera del agua y empieza sentirse fuera de lugar, amenazado por estos tipos y la historia de Amy y Charlie. Los primeros síntomas de debilidad empiezan en la primera escena en Blackie y se extienden a lo largo de toda la película”.

Según Bosworth, la relación de Amy y David es dulce pero superficial. “Jimmy y yo hablamos sobre ello un poco y decidimos que hubieran trabajado juntos en un pésimo show de televisión, algo que la obsesiona durante toda la película. La gente se lo recuerda siempre y siente vergüenza, pero es dónde ella y David se conocieron. Él era guionista y ella actriz. Se casaron y se lo pasaron bien, pero si se hubieran puesto a ver cómo de bien se conocían, se hubieran llevado una sorpresa. Es entonces cuando Charlie entra en escena. Creo que Amy sabe que él sí la conoce muy bien, que comprende sus miedos y sus sueños. Todo eso que buscas en una persona y que creo que es muy reconfortante para ella”.

Lurie recuerda que Skarsgård le decía que cuando se conocieron sintió que Charlie amaba muchísimo a Amy, lo que motivó a Lurie a hacer que el actor tuviera una única forma de pensar en la película. “Le dije que desde su punto de vista, él debía de actuar como si esta película fuera una historia de amor”, recuerda Lurie. “Que no es el tipo tosco al que han dejado plantado. Que es el mejor hombre que puede llevarse a esa chica. Creo que durante la primera hora de la película, la gente que la vea estará del lado de Charlie”.

Por supuesto, para Charlie cualquier signo de buena voluntad se disipa rápidamente, lo que nos lleva a una de las escenas más extenuantes de la película para Bosworth. Preparando el rodaje, Bosworth se entera de que Lurie le había preparado una llamada telefónica con Susan George, la actriz que en la película original hacía de Amy. Fue muy positivo para Bosworth. “Fue una conversación increíble aunque al principio no sabía qué me aportaría. Primero pensé que intercambiaríamos algunas historias y que diríamos algo como ¿no es rarísimo que las dos hagamos el mismo papel? No me di cuenta de lo profundo de nuestra conversación y tuvimos esta extraña pero inmediata conexión cuando nos dimos cuenta de que éramos las únicas en el mundo que sabíamos por lo que habíamos pasado”.

Bosworth continua diciendo que, “Rod ha estado genial al hacerlo y al permitirnos encontrarnos con nuestros personajes y sus relaciones. Creo que el mayor reto para todos fue calibrar la tensión que iba en aumento y eso que rodábamos sin ningún orden secuencial. Esta película, las amistades y los personajes son algo que voy a recordar para el resto de mi vida. Durante la conversación con Susan, aludió al hecho de que rodar la película había sido importante en su vida y que se acuerda de ‘Perros de Paja’ no como Amy, sino como un capítulo de la vida de Susan George que la marcó. Y yo me siento exactamente igual. Ha sido increíble”.

HÉROES CON FECHA DE CADUCIDAD

Cuando David y Amy llegan a Blackwater, esa visión romántica de David se ve distorsionada cuando ve por primera vez a Charlie y a sus tres amigos, Bic, Norman y Chris, a quienes David se refiere como los Perros de Paja, comparándoles con las ofrendas de paja que se veneraban en las antiguas ceremonias chinas, que luego se tiraban y se pisoteaban. Marsden se ríe y comenta, “buena analogía pero decir algo así es muy arrogante”. Peckinpah dijo que David era la pieza clave de la película, ya que es el que entra en su territorio y empieza a molestarles. Y David es ese tipo que al final se encuentra completamente aislado de los demás y recibe el apoyo del público”, continúa Marsden.

Según Skarsgård, el retorno de Amy y su marido le crean una complicada mezcla de emociones a Charlie. “En el instituto Charlie y sus amigos vivían en una burbuja. Charlie era el quaterback del equipo y la estrella. Salía con la chica más guapa del colegio y su vida era genial. Luego vendría la universidad, la NFL y sería una gran estrella. Consiguió una beca para la Universidad de Tennessee pero se lesionó durante el primer año y regresó a Blackwater, cuando su novia ya se había mudado a California y su carrera estaba acabada. Así que las expectativas que la ciudad tenía puestas en él y que haría que Blackwater se conociera en todo el mundo, nunca se hicieron realidad. Creo que esto le pesa a Charlie y para colmo Amy regresa con este tío que es su antítesis, intelectual, delgado, con gafas, de Hollywood y que no trabaja, sino que escribe guiones. ¿Es eso un trabajo de verdad? Así que resulta muy duro para Charlie”.

Drew Powell, que hace de Bic, dice que esta analogía es cierta. “Sé muy bien cómo son estos tíos. Crecí en un pequeño pueblo de Indiana donde el gran acontecimiento era el partido de fútbol americano o de baloncesto y he visto a gente así en mi ciudad. Estrellas de 18 años que salen en la portada del periódico, que les entrevistan en la radio y donde todo el mundo habla de ti. Es el mejor momento de tu vida y nunca habrá nada mejor que aquellos cuatro años del instituto. Esto es lo que les pasa a estos cuatro tipos cuando Charlie, el único que tenía potencial fracasa y regresa, y ven que ellos todavía tienen menos posibilidades”.

Rhys Coiro, que hace de Norman, dice que su personaje ve a David y a Amy como una amenaza para su mentalidad de pueblerino. “Este es su sitio, ¿no? Es su ciudad y siente que tiene derecho de hacer lo que le plazca en ella”. Es un aspecto de la personalidad de Norman que Coiro aportó en su audición. “Había visto a Rhys en ‘El Séquito’ y me impresionó mucho como actor. Llegó muy asustado pero supo ganarse a todos rápidamente”.

Para el papel de sheriff, John Burke, los directores querían un actor que encajara con la forma de hacer las cosas en Blackwater, sin subestimar su inquietud cuando sus viejos amigos pierden el sentido común. Eso lo encontraron en Laz Alonso. “Decidimos que queríamos un tipo joven a lo Paul Newman para interpretar al sheriff de la ciudad. En la película original es un personaje muy mojigato y más mayor. Queríamos que fuera más joven y moderno y realmente creo que Laz tiene las cualidades de Paul Newman. No puedes dejar de mirarle en la pantalla”.

Alonso dice que la idea de dejar la ciudad y volver puede darle también una mejor perspectiva. “Rod y yo trabajamos en la vuelta de John y en lo que tiene en común con Charlie y los chicos, todos ellos jugaron juntos al fútbol, pero también fue a Irak, combatió y volvió como un héroe. Así que su autoridad es respetada. Es la voz de la razón y es uno de los que puede mirarles a la cara y decir, “basta ya de este sin sentido, somos mejores que todo esto. John, tras volver de la guerra, no echa tanto de menos como el resto los días de gloria. Regresa con más cariño y aprecio por su vida y es visto como un héroe. Pero Charlie, Norman, Bic y Chris son héroes con una verdadera fecha de caducidad. Nada más graduarse, llegó el siguiente equipo y les quitó la gloria, dejándoles a ellos fuera de juego. Nunca nadie te prepara para esto”.

Lurie tejió a los personajes a imagen y semejanza de una pequeña ciudad del sur, donde el paralelismo del fútbol le permitió tener una historia de apoyo y generar las distintas relaciones para los papeles que pensaba que faltaban en la película de Peckinpah. Powel señala que “Bic es el único Perro de Paja que no está en el original. Hay otros personajes pero concretamente Bic no existe. En mi opinión, Bic es una persona que sigue a un líder. No sé en que escalón se encuentra. Creo que Chris está en el último de todos, ya que Charlie definitivamente es el líder, fue quaterback y donde va él, va el resto. Norman es el segundo, ya sabes, era el corredor o el que recibía, es el segundo y se preocupa de que así sea”.

También se reconstruyó el papel de Tom Heddon, que en la película de 1971 no tenía mucha más trayectoria que ser un matón, pero aquí es lo que Marsden llama la primera generación de Perros de Paja. “El fue el importante entrenador del importante equipo de fútbol del instituto que salía en la portada de todos los periódicos”.

Lurie y Frydman tenían en mente sólo a un actor para ese papel, James Woods, Frydman, nos cuenta que “tanto Rod como yo somos fans, es amigo de Rod, y estaba en nuestra lista cuando estábamos haciendo el casting de “Candidata al Poder”, pero no pudo ser. Cuando pensamos en el personaje de Heddon, acababa de ver el trabajo de Jimmy en “Shark”. Me encantó. Está increíble en el papel de Tom, se mete en la papel y aporta algo diferente a cada escena”.

Lurie añade que “lo que James Woods aporta es la clásica actuación a lo James Woods, un auténtico bombazo por sí sólo”.

Woods se deleitó con el papel y trabajó con Lurie para hacer mejores las escenas. El actor nos cuenta que “es un personaje maravilloso y aunque parezca asqueroso, vicioso, borracho, es un tipo que una vez tuvo una vida estupenda que le cambia de la noche a la mañana cuando muere su esposa. Es entonces cuando todo aquello que no salió bien, emerge en su personalidad y ahora es uno de esos que lo ha perdido todo y que no tiene donde ir, excepto al bar de Blackie. Es un perro de paja al igual que los otros chicos que dejaron el equipo”.

El resto del reparto encontró que tener la oportunidad de trabajar con Woods sería una experiencia alucinante. “Es un honor estar con él”, dice Coiro. “Pone el listón muy alto”. Conocido por cómo improvisa en las escenas, nos tuvo a todos en tensión cambiando diálogos en cada escena. “Como actor tomé una decisión para hacer a este personaje más vivo, y a Rod le gustó. Rod no es uno de esos grandes directores y guionistas que no acepta cambios, si vas con algo que le gusta, va a por ello”.

A Bosworth todo esto le recordó a cuando trabajó en una de sus primeras películas, Wonderland. “Recuerdo que estaba trabajando con Val (Kilmer) y era igual improvisando, lo que fue un gran entrenamiento para mí de cara al futuro. Nos saltábamos páginas enteras y escarbábamos en territorio desconocido incluso para nosotros mismos. Improvisamos sin parar y me encantó”.

El consumado actor, Woods, trabajó junto con la directora de vestuario, Lynn Falconer, así como con el peluquero Larry Waggoner para terminar de desarrollar el look de Heddon. “El look es muy importante y les dije que tenía en mente a Tom Landry”, nos cuenta Woods. “Pelo corto, sombrero y tatuajes. Abrochado hasta arriba, como un militar, rudo, fuerte y delgado”.

Para Alonso, esa atención es clave en la película. “Hay una constante en la historia que se teje en la interacción de todos los personajes, que hace que todos tengan la necesidad de sentirse respetados”

Los Perros de Paja quieren que vuelvan sus días de gloria. El entrenador ha sido destronado, se ha dado al alcohol y en cualquier momento empezará a gritar a la gente como hacía antes. Quiero que todo el mundo esté de acuerdo. Amy sólo quiere volver a casa y estar tranquila, mientras que David, está claro lo que quiere. Hay un montón de testosterona en esta ciudad, como si fuera un gran vestuario de fútbol. Cuando la hija de Heddon desaparece, es la gota que colma el vaso y enciende la mecha de la violencia y del comportamiento depredador de gente defendiendo su pequeña parcela de tierra. Y como en el fútbol, los fuertes son los que sobreviven. Como muestres debilidad, estás acabado”.

Powell resume la desalentadora trayectoria de los “Perros de Paja”. “No hay ningún verdadero ganador en esta película. Nadie sale ileso y creo que ha sido una forma interesante de modernizarla. Rod ha cogido dos estereotipos diferentes: la élite de Hollywood y a un hombre del sur, quienes a menudo están en desacuerdo y a la vez exhiben sus debilidades en la película”. Coiro añade, “esto no va a terminar bien”.

BUSCANDO BLACKWATER

Al ubicar el rodaje de Perros de Paja en el sureste de Estados Unidos, Lurie y su equipo se enfrentaron a las altas temperaturas del lugar y utilizaron colores y visuales que evocaran al calor y al fuego.
Lurie explica, “usamos el fuego como tema en esta película porque me gusta la expresión de Richard Nixon en la que afirma que el acero más resistente debe pasar primero por el fuego más fuerte, y eso es lo que le ocurre a David”.

El director de producción Tony Fanning nos recuerda también la cita de Nixon de la que Lurie nos habla, y está de acuerdo con la relevancia que tiene para la historia que estamos contando. “La razón de usar esta cita fue que él sintió que Amy y David utilizarían esta horrible experiencia para saber quiénes van a ser una vez termine todo, tanto individualmente como en pareja. Para él, la mayor parte de la película fue como caminar por distintos tipos de fuego”.

Con esta visión, Fanning y su director artístico, John Goldsmith trabajaron para darle un color vivo a todos los escenarios. Fanning continúa, “había un montón de rojo, naranja y toques dorados en la casa, el tejado y el terciopelo rojo. El bar de Blackie tenía también algo de rojo. Para el equipo de fútbol americano, Rod eligió un tigre de Bengala como mascota, con lo que teníamos una combinación de naranja brillante con negro. Intentamos que no fuera molesto, pero era imposible obviarlo”.

Lurie también usó estos colores fuertes para el humo y el fuego que se puede ver varias veces en la película, incluyendo la asombrosa escena de caza que no estaba en el guión original y que se acabó rodando.
“Hay una escena en la que David está fuera cazando con Charlie y los chicos”, dice Fanning. “Le abandonan en la mitad de ninguna parte y se cruza con un ciervo en un claro del bosque arrasado por el fuego. Nos dimos de bruces con esta zona donde había un claro de árboles que estaban caídos en el suelo. Rod sugirió hacer un fuego y hacer una gran escena visual, así que lo hicimos y se convirtió en una imagen realmente maravillosa”.

Con la visión global de la película, Fanning y su equipo comenzaron a desarrollar los escenarios clave, el más importante, la casa a la que David y Amy vuelven a Blackwater para trabajar y que es la localización central de la mayor parte de la historia. Un elemento clave en la película original fue la piedra de la casa que Peckinpah usó, que recordaba a una fortaleza, aspecto que se reforzó aún más por lo remoto de su ubicación. Para esta película Lurie y el estudio tenían claro que también querían que la casa fuera de piedra, pero en este caso, un estilo colonial americano clásico. “Rod lo describe en el guión como una estructura que usó el ejército durante la guerra civil. Éste fue nuestro punto de partida”, recalca Fanning.

Fanning y su equipo se pusieron a buscar fortines coloniales y también echaron un vistazo a la zona del sureste de Estados Unidos donde se rodaría la película para tener modelos del tipo de arquitectura que estaban buscando. “Sabíamos que no haríamos lo mismo que en la cinta original porque esa tenía una imagen monocromática, fría y áspera, que era lo que Peckinpah quería. Era verano y nos encontrábamos en el sur profundo, así que había inmediatamente mucho colorido y vegetación, lo que le daba más vida a toda la película, y creo que esto hace que uno en primer lugar se sienta atraído por la belleza para luego acabar traumatizado por la crudeza de los posteriores sucesos.

Además de la piedra de la fachada, había otro elemento de la casa original que también utilizamos. Al igual que en la localización de Peckinpah, situada sobre el Canal de la Mancha, esta casa estaba también rodeada de agua. “Realmente tuvimos mucha suerte al encontrar este lugar, ya que no era la que teníamos pensado en un principio. Nuestro primer emplazamiento fue una estructura de piedra con cobertizo ya existente situado en un lago. El cobertizo tenía un tejado de color rojo del que Rod se enamoró, pero este lugar finalmente no nos sirvió, y Stanley Pearce, nuestro director de localizaciones, encontró un sitio que realmente era mejor porque estaba rodeado de agua por tres lados”.

Para Fanning, Goldsmith y Lurie el lugar era ideal. Situado a lo largo del Río Rojo, en un llano con una gran laguna, la casa está situada sobre una ligera cuesta y da la sensación de estar totalmente aislada. “Tan pronto tuvimos el sitio, comenzamos a trabajar para ver como vinculábamos la casa y el granero con el agua y la arboleda doble que hay en la carretera junto a la casa”, nos cuenta Goldsmith. “Una vez que ya tuvimos todo definido, los pequeños elementos cobraron relevancia: el timbre, el asta de la bandera, la casa de los pájaros, el jardín, etc. Todos ellos se convirtieron en oportunidades para recrear la sensación de abandono de la casa tras la muerte del padre de Amy y un huracán reciente”.

Para el granero, Fanning y Goldsmith decidieron poner una lámina de metal a la estructura de piedra de la casa. “Amy le cuenta a David que su padre construyó el granero, así que sabíamos que sería algo que tendríamos que enseñar y que por escala y materiales, un equipo pequeño se encargó de hacer”, comenta Fanning. Goldsmith nos continúa diciendo que “lo interesante del granero para nosotros fue que nos permitió destruirlo y volverlo a construir según las escenas, especialmente el tejado, diseñado de manera tradicional. Es el típico granero que está siendo reconstruido tras un huracán. No está hecho de piedra y con tejado de cerámica, sino que tiene una viga vertical con un tejado de madera. Se lo encargamos a un diseñador de decorados de Los Ángeles y quisimos que diera la sensación de que estaba siendo rehabilitado”.

Con el emplazamiento y el diseño determinado, los equipos de Fanning y Goldsmith empezaron a construir la casa y el granero. La decisión era hacer la estructura del exterior en la localización y construir los interiores en un plató. Ambos se hicieron a la vez, transportando el exterior en grandes partes hasta el lugar del rodaje y armándolo in situ. La piedra exterior la hizo una compañía externa y se pintó posteriormente en un color que imitara el rojo arcilloso que rodea la zona. Con un ajustado calendario de preproducción, frecuentemente interrumpido por la lluvia, conseguimos tenerlo todo listo en sólo ocho semanas.

Una vez que el exterior estuvo terminado, el interior pasó a ser un reflejo de éste. Fanning y Goldsmith trabajaron con un esquema visual muy concreto, ya que el diseño era muy americano, muy pequeño y que además había servido como fortín en la Guerra Civil. “Hablamos sobre cómo hacer que pareciera un lugar seguro en contrapartida a todo lo que sucede fuera”, nos dice Goldsmith. “Las contraventanas de hierro, los porta rifles, las pequeñas ventanas que permiten una entrada de luz mínima, hace que todo junto cree un sentimiento único”.

Fanning continúa, “decoramos el interior con un aire muy varonil. Mi percepción de la película en general es que es muy masculina y trata sobre cómo defender tus pertenencias. Era el sitio de su padre e intentamos no poner demasiados toques femeninos para que no pareciera que su madre tenía todo el control de la casa”.
A la hora de añadirle otras ubicaciones, el equipo de producción utilizó estructuras ya existentes dentro y fuera de Shreveport (Luisiana), donde la película se rodó. Para Blackie, el bar donde la gente del pueblo se junta, Fanning estaba encantado de haber encontrado un sitio en Shreveport que reunía todas sus necesidades. “Necesitábamos un espacio que estuviera dividido en dos, una para la zona de billar y otra para comer y cenar. El emplazamiento que encontramos un bar local para parrilladas, era perfecto y nos entró por los ojos porque el interior estaba pintado de rojo y se ajustaba de pleno a la apariencia del resto”.

Para Goldsmith, la localización de Blackie también se amoldaba a su idea de que fuera un lugar donde los lugareños fueran a revivir sus días de gloria, y para ello vestimos el lugar con camisetas de fútbol americano y fotografías que daban una idea de la mentalidad del equipo. “Los elementos colgados en las paredes en Blackie refuerzan el sentimiento de que esta gente ha crecido junta, como un equipo que sigue viviendo en la misma ciudad y que hacen que David se sienta más como un intruso”.

Tanto para Goldsmith como para Fanning, el mejor descubrimiento fue la iglesia que se usó para las escenas que muestran la ceremonia para bendecir al equipo de fútbol americano. Fanning nos cuenta que “fue perfecto. Exactamente lo que Rod y yo teníamos en mente. No demasiado bonita, sólo una sencilla iglesia de una pequeña ciudad en perfecto estado, tanto dentro como fuera”. También nos añade, “literalmente no tuvimos que ponerle nada, unas pocas flores y un letrero en el frontal para convertirla en la iglesia de Blackwater. Era preciosa”.

SOBRE EL REPARTO

JAMES MARSDEN (David Sumner) Ha participado en un gran número de películas en su corta carrera, y continúa forjándose un lugar en Hollywood.
Actualmente, está rodando el thriller, Loft, con Wentworth Miller, Eric Stonestreet y Karl Urban. Es una adaptación del thriller belga de 2008, que trata sobre cinco amigos que comparten un loft para sus asuntos extramatrimoniales y empiezan a desconfiar uno de otro tras encontrar el cuerpo sin vida de una mujer desconocida en la propiedad.
Marsden, recientemente ha estado envuelto en la producción As Cool As I Am, escrita y dirigida por Max Mayer. El film, coprotagonizado por Claire Danes, está previsto se estrene en 2012. También ha sido el protagonista de Robot & Frank junto a Frank Langella y Susan Sarandon. En él, interpreta al hijo mayor de Langella, quien la ayuda para instalar a un robot que cuide a su padre.
Se le ha podido ver en Hop, de Universal/Illumination. Dirigida por Tim Hill e interpretada junto a Russell Brand y Hank Azaria, se estrenó en abril de 2011 alcanzando el número 1 en taquilla en su primera semana y recaudando más de 180 millones a nivel mundial.
En 2010, apareció en Un Funeral de Muerte de Neil LaButte. En este mismo año recibió una nominación para el Teen Choice Award por “Choice Movie: Scene Stealer (Masculino)” por su papel como el novio del personaje de Zoe Saldana, que se siente como un pez fuera del agua” durante un funeral familiar.
En 2007, recibió favorables críticas por cantar y bailar en las taquilleras Encantada: La Historia de Giselle junto a Susan Sarandon, Amy Adams y Patrick Dempsey para Disney y en el hit musical Hairspray junto a John Travolta, Michelle Pfeiffer y Christopher Walken. Interpreta al presentador de un programa de baile en televisión.
También intervino en Superman Returns del director Bryan Singer como “Richard White”, un nuevo rival para los sentimientos de “Lois Lane”. Kevin Spacey, Kate Bosworth, Brandon Routh y Frank Langella forman parte del reparto. Otras de sus películas son Cyclops de la trilogía de X-men, el drama romántico El Diario de Noa, de Nick Cassavetes, Sex Drive, Comportamiento Perturbado, 10th and Wolf e Ingenuas y Peligrosas.
Actualmente reside en Los Ángeles con su mujer y sus dos hijos.

KATE BOSWORTH (Amy Sumner) ha pasado a ser de una joven estrella de Hollywood a convertirse en una de las principales actrices. Interpretó a Lois Lane en Superman Returns para Warner Bros, del director Bryan Singer y mostró toda su elegancia en Beyond the Sea, de Kevin Spacey, donde interpretaba a la famosa “Sandra Dee” junto a Spacey como Bobby Darin.
Más recientemente protagonizó la película de acción The Warriors Way con Danny Huston y Geoffrey Rush. También hizo Another Happy Day, con Demi Moore y Ellen Barkin y la cinta independiente Little Birds, ambas presentadas en el Festival de Cine Sundance en 2011 así como la comedia Life Happens con Krysten Ritter, que se estrenó en el Festival de Cine de Los Ángeles. Acaba de terminar la producción de Black Rock, protagonizada junto a Lake Bell.
Otros de sus trabajos son The Girl in the Park, de David Auburn, junto a Sogourney Weaver y 21: Black Jack de Robert Luketic.
Su mayor reconocimiento llegó por su interpretación En El Filo de las Olas de John Stockwell, que fue su primer papel protagonista para el que tuvo que hacer un cursillo exprés de surf. En contraposición a la imagen de la típica chica rubia surfista y dando muestra de su amplia capacidad de interpretación, hizo la oscura e independiente película biográfica, Wonderland, en la que interpretaba a la novia del último e infame estrella del porno John Homes, interpretado por Van Kilmer.
Con su determinación por no ser encasillada en un tipo de reparto, no sorprendió verla en otro papel muy diferente en El Chico de Tu Vida, una comedia romántica de Robert Luketic protagonizada junto a Topher Grace y Josh Duhamel. La crítica la calificó como la próxima novia de América por su interpretación como una chica de una pequeña ciudad que se encuentra envuelta en triángulo amoroso. También hizo un cameo en La Huella del Silencio, como una convertida Hari Krishna junto a Max Minghella, Richard Gere y Juliette Binoche.
Mientras hacía su debut en el cine en la película de Robert Redford, El Hombre que Susurraba a los Caballos a la edad de los 14, tomó la decisión de que su educación era lo primero, escogiendo sólo los papeles que se ajustaran a su calendario escolar. Estando en el instituto, protagonizó el hit Young Americans para WB e hizo un papel en Titanes: Hicieron Historia de Jerry Bruckheimer.

ALEXANDER SKARSGÅRD (Charlie Venner) comenzó su carrera de actor a los 8 años y ha trabajado sobradamente en películas y en la televisión sueca. Skarsgård estudió teatro en la Universidad Metropolitana de Leeds, en el Reino Unido, y en Marymount Manhattan College de Nueva York. Volvió a Suecia inmediatamente y trabajó en numerosas producciones volviéndose una estrella en su país nativo. Una visita a Los Ángeles hizo que formara parte del reparto de la comedia Zoolander (2001) con Ben Stiller y Will Ferrell.
Retornó a Suecia para continuar perfeccionando sus cualidades interpretativas con papeles en producciones de teatro y cine como “¿Quién Teme a Virginia Wolf?” y “Bloody Weeding”. También coescribió y codirigió un corto ganador de un premio, Att döda ett barn (To Kill a Child) (2003), que se presentó en los Festivales de Cine de Tribeca y Cannes.
Su primer éxito en USA fue la miniserie de HBO “Generation Kill” (2008). Su interpretación como el Sargento de la Marina Brad “Iceman” Colbert asombró tanto a la crítica como a la audiencia. Inmediatamente, formó parte del reparto en el papel de Eric Northman, un vampiro vikingo de más de 1.000 años, en la aclamada serie de HBO, “True Blood” (2008), que actualmente protagoniza junto a Anna Paquin y Stephen Moyer.
La serie basó su éxito en guiones de calidad, grandes actuaciones y la obsesión del público con el género del vampiro. “True Blood” se encuentra en la cuarta temporada y ya se piensa en la quinta.
Recientemente ha hecho para Universal, Battleship (2012), dirigida por Peter Berg, junto a Liam Neeson. También se le podrá ver en Melancholia (2011), dirigida por Lars Von Trier, protagonizada junto a Kirsten Dunst, 13 Tzameti de Gela Babluani con Sam Riley, Mickey Rourke y 50 Cent, y en la cinta independiente Metropia, que se presentó en el Festival de Cine de Tribeca y ha puesto la voz en el film animado The Moomins, junto a su padre, el actor Stellan Skarsgård. Actualmente se encuentra en la producción What Maisie Knew, dirigida por Scottie McGehee y protagonizada por Julianne Moore y Steve Coogan.

DOMINIC PURCELL (Jeremy Niles) se ganó la atención internacional y el Premio a Mejor Actor en 2007 por el Instituto de Cine Australiano por su papel como “Lincoln Burrows” en la serie “Prison Break”. El show ganó varios premios, incluyendo el People’s Choice Awards en 2006 como Mejor Drama de Televisión y fue nominado a dos Globos de Oro, un Primetime Emmy Award y numerosos Teen Choice Awards.
Nacido en Australia, asistió a la prestigiosa escuela de Teatro Australiana para Jóvenes, y después amplió su formación en la Academia Australiana de Arte Dramático (WAAPA) junto a sus compañeros Hugh Jackman y Francis O’Connor. Tras graduarse, hizo su primer papel, interpretando a un Dj de una radio de hip hop en la serie australiana “Raw F.M.”.
La primera vez que captó la atención del público fue tras aparecer como “Bulkington” en la producción para Hallmark, “Moby Dick”, protagonizada junto a Patrick Stewart, Henry Thomas y Gregory Peck, e interpretó el papel principal para TNT en “Frist Daughter” (1999) como “Troy”, junto a Mariel Hemingway.
Otros de sus trabajos en televisión son “John Doe” y “House” para Fox y “Castle” para ABC.
Su debut en cine llegó cuando formó parte de Misión Imposible 2, en el papel de “Ulrich”, del director John Woo. También hizo Equilibrium, junto a Christian Bale y Emily Watson; The Visitors junto a Radha Mitchell; Blade III:Trinity junto a Wesley Snipes, Ryan Reynolds y Parker Posey y el thriller Primevil con Orlando Jones.
Actualmente vive en Los Ángeles.

LAZ ALONSO (John Burke) elegido como un de los “10 Actores a Seguir” en 2009 por Variety y siendo parte de la nueva generación de hombres de Hollywood, al actor Laz Alonso se le puede ver actualmente en la serie de A&E “Breaking Kings”. Se estrenó consiguiendo una cifra récord para la cadena y continúa teniendo a millones de espectadores cada semana. Trata sobre una polémica sociedad de U.S Marshalls y un grupo de convictos que se unen para dar caza a fugitivos. La serie se produce actualmente en Toronto. Ha sido creada y producida ejecutivamente por los conocidos de “Prison Break”, Nick Santora y Matt Olmstead. También forma parte de la producción ejecutiva Peter Chernin, Katherine Pope y Gavin Hood, que dirigió el episodio piloto. Ray Zancanelli es también el protagonista. Laz ha protagonizado recientemente la comedia para Tri Star, Jumping the Broom, junto a Paula Patton, Angela Basset y Loretta Devine.
Laz ha hecho el papel de “Tsu’ Tey” en la película con mayor taquilla de todos los tiempos, Avatar! Dirigida por James Cameron, esta cinta de ciencia ficción fue lanzada por 20th Century Fox y protagonizada por Sam Worthington, Zoe Saldana y Sigourney Weaver
El film es una de las producciones tecnológicas más difíciles de montar, haciendo uso de 3-D, animación por ordenador y tecnología de efectos especiales. A comienzos de 2009, Laz hizo el papel principal del malvado “Fenix” en la cuarta entrega de la popular saga Fast and Furious, volviendo a reunir al reparto original, Paul Walker, Vin Diesel, Jordana Brewster y Michelle Rodriguez y consiguiendo la mayor taquilla en su semana de estreno en abril. Llegó a generar más de 350.000.000 millones de dólares a nivel mundial contando las ventas de DVD y alquiler, y se convirtió en la película con mayor recaudación en 2009 para Universal Pictures.
A primeros de 2008, fue el productor ejecutivo y protagonizó junto a Danny Glover, Down for Life (también conocida como Por Vida) de Alan Jacobs, que terminó con un codiciada posición en 2009 en el Festival de Cine de Toronto en la que fue elogiada y que pasó a seguir debutando en otros festivales alrededor del país. También hizo Miracle at St. Anna del director Spike Lee, en la que interpretaba a uno de los cuatro personajes principales junto a Derek Luke, Michael Ealy y Omar Benson. La película, se basa en los cuatro negros, “Buffalo Soldiers”, de la 92 División de Infantería que quedan atrapados en un pequeño pueblo de Tuscan durante la Campaña Italiana en la Segunda Guerra Mundial. También está protagonizada por John Leguizamo, John Tuturro y Kerry Washington.
Algunos de sus trabajos anteriores como actor principal son para Sony/Screen Gems, Stomp the Yard y This Christmas, en 2006 hizo el thriller psicológico de Roland Joffe, Cautivos y coprotagonizó en 2005 el hit Jarhead: El Infierno Espera, junto al ganador de un Premio de la Academia® Jamie Foxx, Jake Gyllenhaal y Peter Sarsgaaard. Fue dirigida por Sam Mendes para Universal.
Para televisión intervino como actor invitado en “The Unit”, “Bones”, “CSI:Miami”, “The Pratice”, “Navy: NCIS”, “Eyes” y en 2010 en la serie de TNT “Southland”.
Nació y se crió en Washington DC, y siempre supo que quería ser actor. Recuerda que desde muy pequeño entretenía a su familia imitando a parientes y amigos. Se graduó en la prestigiosa Howard University School of Business, consiguiendo su licenciatura en administración de negocios, en lo que al marketing se refiere. Tras la universidad, trabajó en Wall Street para una firma de inversiones bancarias. El y dos compañeros empezaron a hacer sus propios negocios de marketing, promocionando productos consolidados para los mercados que marcan tendencia. Siendo propietarios y operando con sus propios negocios con éxito, consiguió tener más tiempo para por fin poder dedicarse a su pasión por la interpretación. Comenzó a tomar clases por las tardes para perfeccionar y no le llevó mucho tiempo empezar a tener papeles en anuncios y videos.
Desde D.C. a Nueva York, Laz cree que su educación no sólo le enseñó cómo tratar con los altibajos de la vida, sino que también le preparó para su mayor reto, su carrera de actor. Dice que NY hizo un hombre de él y la ciudad le trae muchos recuerdos. Laz reconoce que su habilidad a la hora de interpretar se debe a estas experiencias de su vida, que le permiten aportar sus vivencias a sus personajes.

WILLA HOLLAND (Janice Heddon) la primera vez que el público se enamoró de ella fue cuando hizo el papel de Katlin Cooper en la serie de FOX “The O.C.” en 2005. Desde entonces, ha intervenido en diferentes proyectos con algunos de los actores más establecidos como Susan Surandon, Colin Firth, Catherine Keener y Paul Bettany. En 2008, interpretó a la hija de Susan Sarandon en la película para BOLD del director Jock Stockwell, Middle of Nowhere. Anton Yelchin también la protagonizó y se estrenó en el Festival de Cine de Toronto en 2008. En ese mismo año Willa protagonizó junto a Colon Firth, Génova, del director Michael Winterbotton. El film cuenta la historia de un padre que tras la trágica muerte de su esposa, se lleva a sus dos hijas a Génova en busca de un nuevo comienzo. Sin haber tocado nunca el piano, Willa aprendió a tocar una pieza de Chopin para esta película.
Más recientemente, intervino en el thriller de acción supernatural para Screen Gems, Legión, con Paul Bettany. Otro de sus trabajos fue en “Gossip Girl” para CW. Y sus proyectos futuros son el papel principal en la película de Judy Blume, Tiger Eyes.
Willa comenzó como modelo para Ford a la edad de 7 años, y ha aparecido en campañas para numerosas marcas como Burberry of London, Guess, Gap, Nivea, Ralph Lauren y Abercrombie & Fitch, entre otras.

JAMES WOODS (Tom Heddon) ha estado maravillando al público durante más de tres décadas con actuaciones tanto en películas de gran éxito de grandes estudios de cine como en películas independientes, que abarca desde la comedia al drama y también ha trabajado en numerosos proyectos para televisión incluida la serie “Shark”, así como las películas Pretty Persuasion, y la comedia Be Cool, la secuela de Como Conquistar Hollywood.
Hijo de un oficial de la inteligencia estadounidense, consiguió una beca para el Instituto de Tecnología de Massachusetts, completado con una licenciatura en ciencias políticas, tras esto, se dirigió a Nueva York para hacer carrera sobre un escenario. Después de intervenir en un puñado de obras teatrales en Nueva York, obtuvo su primer papel en All the way Home, inmediatamente después consiguió papeles de reparto para Tal Como Éramos y
The Choirboys. Sin embargo, fue la interpretación de un frío asesino de policías en El Campo de Cebollas la que cautivó tanto a la crítica como al público.
Otros de sus trabajos en cine son Erase una vez en América, Salvador, Casino, Nixon, John Q, Las Vírgenes Suicidas, Los Chicos de Mi Vida, Northfolk, Contact, Un Domingo Cualquiera y Scary Movie 2.
Entre sus numerosos premios en teatro, cine y televisión, ha recibido muchas nominaciones a los Oscar® por su trabajo en Salvador y Fantasmas del Pasado. Tiene el honor de haber ganado un Globo de Oro como Mejor Actuación de un Actor en una Mini Serie o Película hecha para TV por su actuación “En el Amor y En La Guerra”, y también ha sido nominado para otros ocho Globos de Oro.

SOBRE LOS DIRECTORES

ROD LURIE (Director/Guionista) Escribió y dirigió el ampliamente elogiado thriller político nominado a los Premios de la Academia® y a los Globos de Oro, Candidata al Poder, protagonizada por Joan Allen, Jeff Bridges, Gary Oldman y Christian Slater. También recibió el premio Alan J. Pakula por primera vez de la Broadcast Film Critics. Más recientemente, ha escrito y dirigido el drama político Nothing But The Truth, con Kate Beckinsale, Vera Farmiga, Alan Alda y Matt Dilon, y el thriller sobre una prisión militar, La Última Fortaleza, con Robert Redford, James Gandolfini y Mark Ruffalo y El Último Asalto, interpretada por Samuel L. Jackson y Josh Hartnett.
Algunos de sus trabajos como creativo y productor ejecutivo para televisión son las aclamadas series “Señora Presidenta”, con Donald Sutherland junto a Geena Davis como la primera mujer presidente de los Estados Unidos. También fue el productor ejecutivo del drama sobre el FBI, Line of Fire, protagonizada por Anson Mount, Leslie Hope y David Paymer.
Lurie hizo su debut como guionista y director en 1998 con el corto dramático Four Second Delay, con el que ganó el premio al Mejor Corto en el Festival de Cine de Atlanta y en el Crested Butte Reel Fest. Este corto también ganó el Premio del Jurado en el Festival de Cine Americano en Deauville, Francia. En el 2000, hizo su primera película, Deterrence, un drama que trata sobre América al borde de una guerra nuclear, con Kevin Pollak y Timothy Hutton y en 2003 hizo el corto, The Nazi, que formó parte de la Selección Oficial del Festival de Cine Sundance.
Antes de ser director de cine, hizo carrera militar, graduándose en la Academia Militar de West Point en 1984 y sirviendo cuatro años como oficial de la división Combat Arms de los Estados Unidos. Tras su época militar, entró en el periodismo como reportero de entretenimiento para el New York Daily News y fue crítico de cine y entrevistador para el Channel 12 en Fairfield, Conéctica, y colaborador para Premiere, Movieline y Entertainment Weekly.
Después se trasladó a Los Ángeles, trabajó como crítico de cine, reportero de investigación y colaborador editor para Los Ángeles magazine desde 1990 a 1995. Como periodista de investigación dentro de la industria del entretenimiento, su descubrimiento de la falta de ética y prácticas ilegales de los tabloides de los periódicos, hizo que consiguiera exponerse a nivel nacional en programas como 60 Minutes, Entertainment Tonight, The Larry King Show, Nightline, Geraldo y The Jane Whitney Show.
De 1995 a 1999, fue crítico de cine para 790 AM KABC Radio en Los Ángeles, donde cada sábado sus críticas sobre películas entretenían a cinéfilos del Sur de California. Sus invitados en directo abarcan a Tom Hanks, James Woods, Billy Bob Thornton, Dustin Hoffman, John Travolta, Francis Ford Coppola, Martin Landau, James Cameron y Mel Gibson.
Además, en 1995, publicó el libro Once Upon A Time in Hollywood.

MARC FRYDMAN (Productor) comenzó su carrera como parte del equipo fundador que creó el canal de televisión de pago francés Canal+, del que fue vicepresidente para coproducciones de cine. En 1992, cuando Canal+ creó Hexagon Films, se convirtió en presidente de Hexagon para producciones de cine. Tras su paso por Hexagon, fundó Battleplan Productions con su compañero de producción, el guionista y director, Rod Lurie.
Sus primeras películas fueron Stargate, Homicidio en Primer Grado, Candidata al Poder, The Jacket, Héroes del Aire, El Último Asalto, What Doesn’t Kill You y Nothing But The Truth.
Sus trabajos en televisión son la serie “Señora Presidenta” para ABC, protagonizada por Geena Davis, que fue premiada en 2006 con un Globo de Oro como Mejor Actuación de una Actriz en Series de Televisión y “Line of Fire”, con Leslie Bibb.

BEAU MARKS (Productor Ejecutivo) es la tercera generación como miembro de Directors Guild of América y cuarta generación de directores, Beau comenzó instalando cables en el mundo del cine en películas independientes antes de convertirse en ayudante de director para Universal Studios para TV y Cine. Su primer trabajo como producción fue en Depredador para 20th Century Fox del director John McTiernan. Continuó colaborando con McTiernan en producciones como La Jungla de Cristal y A la Caza del Octubre Rojo, siendo en ambos proyectos director de la segunda unidad.
En Columbia produjo y dirigió la segunda unidad de Anaconda. En Disney produjo Los Últimos Días del Edén y El Juez Dredd. Después pasó a desarrollar proyectos con los Hermanos Wachowski, Ridley Scott y Darren Aronofsky. Para Screen Gems fue el productor ejecutivo de Mardi Gras y The Roommate.

GILBERT DUMONTET (Productor Ejecutivo) trabajó como vicepresidente senior de producción para Screen Gems y para Sony Home Entertainment Group, siendo responsable del desarrollo y producción de películas de cualquier género y para identificar y crear marca para mercados nuevos, emergentes y minoristas.
Antes de unirse a Sony, dirigió las operaciones en Norteamérica para el gigante francés de pago, Canal+, manejando todas las operaciones en Estados Unidos para la división de cine StudioCanal, así como la supervisión de las inversiones de la compañía en New Regency y Carolco Pictures.
Comenzó su carrera haciendo prácticas en Coudert Brothers en Nueva York en las relaciones internacionales de la compañía y en activos, donde se especializó en complejas transacciones internacionales así como en fusiones, adquisiciones y posicionamiento de compañías para Ofertas Públicas de Venta.
Después trabajó como ayudante general y consejero senior de producción/distribución para HBO donde estaba a cargo de Tristar y de la financiación cinematográfica de Delphi.
Dumontet ha producido de manera independiente numerosas películas como The Novice, Conspiracy, The Sheperd y Tortilla Heaven. Bajo su marca Lynx Filmworks, está desarrollando activamente proyectos para público familiar latino y mercados bilingües y para el crecimiento del mercado basado en la fe.
Se doctoró por la Universidad de Columbia y tiene una licenciatura en económicas por Yale.

ALIK SAKHAROV, ASC (Director de fotografía) es claramente uno de los favoritos para la “familia” HBO, siendo el responsable de la fotografía de 38 episodios de la premiada serie “Los Soprano”. También ha trabajado como fotógrafo para series de HBO como “Roma” y “Sexo en Nueva York”. Sus colaboraciones en cine son Lulu on the Bridge del guionista y director Paul Auster; de la película basada en el éxito teatral Love! Valour! Compassion! del director Joe Mantello; The Repair Shop de Phillip Noyce y el documental nominado a los Oscar®, Ayn Rand: A Sense of Life.

TONY FANNING (Director de producción) es un premiado director de producción con trabajos en televisión, cine y teatro. Algunos de ellos son El Gran Salto, Forrest Gump, La Llave Mágica, Spider Man, Una Serie de Catastróficas Desdichas de Lemony Snicket, Ocean’s Twelve, Crueldad Intolerable, Munich, Nancy Drew y Ocean’s Thirteen. Para televisión hizo “Melrose Place” y “El Ala Oeste de la Casa Blanca” por las que ganó en el 2000 un Emmy como Mejor Dirección Artística y el premio Art Directors Guild Award por su diseño de producción.
En el teatro hizo una gira a nivel nacional con “The Who’s Tommy” y la producción para Broadway de “Two Trains Running” en el Teatro Walter Kerr. También diseñó numerosas producciones locales como “Splendour” “Un Sueño de una Noche de Verano” y “Vita y Virginia” en el Teatro Globe y numerosas producciones para South Coast Repertorym, la Escuela de Arte Dramático de Yale y la Escuela de Bellas Artes de Carolina del Norte.
Fanning obtuvo su licenciatura de la Escuela de Bellas Artes de Carolina del Norte y un Master en Bellas Artes por la Escuela de Arte Dramático de Yale.

SARAH BOYD A.C.E. (Editor) ha trabajado tanto en cine como en televisión, haciendo recientemente el montaje de Nothing But The Truth, protagonizada por Kate Beckinsale, Matt Dillon, Alan Alda y Angela Bassett. Otros de sus trabajos son El Último Asalto, con Samuel L. Jackson y Josh Hartnett, así como Hard Pill y Topa Topa Bluffs, que fue el debut como director nominado a los Oscar®, Eric Simonson
Boyd recibió una nominación a los Emmy y a los ACE Eddie por su trabajo en “Perdidos” y el episodio piloto de “Señora Presidenta” para ABC, protagonizada por Geena Davis y Donald Sutherland. Otros de sus trabajos son “Anatomía de Grey”, “Betty La Fea”, “Kevin Hill”, con Taye Diggs; “Line of Fire”, creada por el guionista y director Rod Lurie; “The Education of Max Bickford”, con Richard Dreyfuss y Marcia Gay Harden y “Nash Bridges”, protagonizada por Don Johnson y Cheech Marin.
También ha sido actor en numerosos proyectos como en la película Old Enough y está graduado por la Escuela de Cine de la Universidad del Sur de California y por la Universidad de Yale.

LARRY GROUPÉ (Música) es uno de los compositores más talentosos y versátiles que trabajan hoy en la industria del entretenimiento. Con un impresionante bagaje musical para cine y televisión así como en los escenarios, su trabajo ha recibido elogios por parte de la crítica y público.
Las bandas sonoras de Groupé incluyen a Nothing But The Truth, El Último Asalto, Candidata al Poder y Diario de un Ejecutivo Agresivo. Además compuso la música para el último guión de Ed Wood, Me Levanté Temprano El Día de Mi Muerte, una película producida y protagonizada por Billy Zane, y grabó la banda sonora del documental Missions con la Orquesta Filarmónica de Londres. Sus trabajos para televisión son “Señora Presidenta”, “Line of Fire”, por la que fue nominado a un Emmy como Compositor de Una Banda Sonora Original y “The Mind of A Married Man”.
Ha ganado dos Emmy por Mejor Banda Sonora para un Documental por su trabajo en Jonas Salk: Personally Speaking y Residue.
Graduado por el Conservatorio de Música de la Universidad del Pacífico, fue el receptor del premio ASCAP para estudiantes de composición en su último año y consiguió un master de música y composición por la Universidad de California en San Diego. Ha compuesto, dirigido y producido más de ochenta grabaciones y su música ha sido interpretada por numerosas orquestas sinfónicas.

LYNN FALCONER (Directora de Vestuario) tiene numerosos trabajos en cine, televisión y anuncios. Graduada por la Escuela de Diseño Parsons en Nueva York, Falconer trabajó en moda y diseño de ropa antes de dedicarse a la dirección de vestuario.
Algunas de sus obras se pueden ver en La Isla del Miedo, Duane Hopwood, Nothing But The Truth, Salvation Boulevard y Silent House. Para televisión trabajó en “Sexo en Nueva York”, siendo la estilista de Kim Cattrall, “Category Seven” y “The Body Politic”. Además ha hecho numerosos trabajos publicitarios para Microsoft, American Express, Verizon Wireless, Walmart, Samsung y Raddo Sack, por nombrar algunos.