miércoles, 28 de septiembre de 2011

Pressbook y galeria de posters de LAS AVENTURAS DE TINTIN de STEVEN SPIELBERG (y además humor: TINTIN en STAR WARS y TRON)


“En cuanto leí mi primer libro de la serie, Tintín jamás se alejó de mis pensamientos y mi corazón. Supe que Tintín y yo estábamos destinados a colaborar de alguna forma... y a un viaje de descubrimiento”.

Steven Spielberg, director

De la mano del director ganador del Oscar® Steven Spielberg y del productor ganador del Oscar® Peter Jackson, dos de los contadores de historias más visionarios de nuestro tiempo, llega el gran evento del cine en 3D: una odisea épica a lo largo de todo el globo con misterios ocultos, amenazadores criminales y antiguos secretos; trasladando a la gran pantalla, de forma deslumbrante, las clásicas aventuras que han cautivado generación tras generación con su mezcla única de acción, humor y chispeante narración en Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio.

Basada en los indomables personajes, queridos en todo el mundo, creados por Hergé, la historia sigue al curioso e insaciable joven periodista Tintín (Jamie Bell) y su leal perro Milú cuando descubren que la maqueta de un barco contiene un secreto explosivo. Arrastrado por un misterio centenario, Tintín se encuentra en el punto de mira de Ivan Ivanovitch Sakharine (Daniel Craig), un diabólico villano que cree que Tintín ha robado un valioso tesoro vinculado a un cruel pirata llamado Rackham el Rojo. Pero con la ayuda de su perro Milú, el mordaz y cascarrabias capitán Haddock (Andy Serkis) y los torpes detectives Hernández y Fernández (Simon Pegg y Nick Frost), Tintín viajará por medio mundo, siempre yendo un paso por delante y siendo más astuto que sus enemigos en una persecución para hallar el lugar donde finalmente descansa “El Unicornio”, un navío hundido que puede contener la clave de una cuantiosa fortuna... y de una antigua maldición.

Desde alta mar hasta la arena de los desiertos del norte de África, cada giro inesperado arrastra a Tintín y sus amigos a niveles más irrefrenables de emoción y peligro, demostrando que cuando alguien se arriesga a perderlo todo, no existen límites para lo que pueda llegar a hacer.

Columbia Pictures y Paramount Pictures presentan, en asociación con Hemisphere Media Capital y Amblin Entertainment, Wingnut Films y Kennedy/Marshall Production de Steven Spielberg Film, Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio. La película está dirigida por el ganador del Oscar® Steven Spielberg con un guión de Steven Moffat, Edgar Wright y Joe Cornish basado en “Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio” de Hergé. Producida por Steven Spielberg, Peter Jackson y Kathleen Kennedy, con Ken Kamins, Nick Rodwell de la Fundación Hergé y Stephane Sperry como productores ejecutivos. Los coproductores son Carolynne Cunningham y Jason McGatlin. A Spielberg se le han unido sus colaboradores premiados con el Oscar®, el montador Michael Kahn, A.C.E. y el legendario compositor John Williams.

El aclamado reparto de la película está encabezado por Jamie Bell (Billy Elliot) como Tintín, Andy Serkis (la trilogía de El Señor de los Anillos [The Lord of the Rings]) como el capitán Haddock, Daniel Craig (007: Quantum of Solace [Quantum of Solace]) como Sakharine, Nick Frost (Zombies party (Una noche de muerte) [Shaun of the Dead]) y Simon Pegg (Star Trek) como Hernández y Fernández, Toby Jones (las películas de Harry Potter) como Silk, Mackenzie Crook (trilogía de Piratas del Caribe [Pirates of the Caribbean]) y Daniel Mays (The Bank Job) como Tom y Allan, y Gad Elmaleh (El juego de los idiotas [La Doublure]) como Ben Salaad.

El equipo ganador del Oscar® de Weta Digital incluye al supervisor senior de efectos visuales Joe Letteri, supervisor de efectos visuales Scott E. Anderson y el supervisor de animación Jamie Beard, junto con los directores artísticos Andrew Jones y Jeff Wisniewski.

Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio se estrenará en todo el mundo en RealD 3D e IMAX 3D, por Sony Pictures Entertainment y Paramount Pictures.

UNA AVENTURA DE TODOS LOS TIEMPOS SE ENCUENTRA CON DOS MAESTROS CONTEMPORÁNEOS
Hergé, Steven Spielberg y Peter Jackson

Con una serie de aventuras emocionantes a lo largo del mundo, Tintín, el personaje de la novela gráfica se convirtió en una gran sensación mundial. El intrépido periodista con el gracioso tupé y el valor de hacer siempre lo correcto en las situaciones de mayor suspense, se ha convertido en héroe mundial de los jóvenes lectores y una verdadera inspiración para los artistas. Las novelas gráficas de Tintín, escritas e ilustradas por Georges Remi bajo el seudónimo de Hergé, han llegado a diferentes culturas, múltiples generaciones e incluso a fronteras arrasadas por la guerra. Un fenómeno de la cultura pop perenne y de gran magnitud, que ha sido traducido a más de 80 idiomas y ha vendido más de 350 millones de copias... y sigue vendiendo.

A pesar de que Tintín ha viajado a los lugares más remotos –desde Perú al Tíbet y de allí a la luna- aún hay un sitio en el que no se ha aventurado: la gran pantalla de cine actual. Pero eso cambia con Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio, que no solo lleva el cómic al público de todo el mundo por primera vez sino que lo hace en una forma innovadora y única, con el envoltorio creativo de la narración del siglo XXI, pero, a la vez, permaneciendo fiel al inimitable y eterno estilo visual de Hergé.

La fuente del continuo poder de la serie siempre ha sido la forma en que sus desaliñados y adorables personajes, sus pasaportes a lugares exóticos y sus valerosas batallas contra los malos han unido a la gente que viven sus aventuras y se sienten parte de algo en común.

Eso es lo que ocurrió con Steven Spielberg y Peter Jackson, que se han unido por primera vez como colaboradores gracias a la pasión de ambos por las tentadoras narraciones de Hergé. Cada uno se topó con Tintín en un momento diferente y de forma completamente divergente. Aunque el entusiasmo de ambos por las amplísimas posibilidades cinematográficas de los personajes es el mismo. Ninguno de ellos se pudo resistir a la excitación de tratar de fusionar la desenfrenada gracia de las ilustraciones de Hergé con lo último de la tecnología cinematográfica y la inspiración de enriquecedoras interpretaciones para crear una película única merecedora del vasto legado de Tintín.

“Tintín es un periodista entusiasta que está a la caza de pequeñas pistas y claves que súbitamente estallan y se transforman en esas increíbles aventuras alrededor del mundo”, describe Spielberg. “Lo que le hace tan interesante es su inagotable búsqueda de la verdad, aunque ello siempre lo lleva a algunos caminos traicioneros. Con frecuencia se ve atrapado en situaciones muy complicadas, pero de alguna manera encuentra la salida. Desde la primera vez que lo leí, supe que Tintín y yo estábamos destinados a colaborar de alguna forma”.

Peter Jackson creció con Tintín y sus aventuras han ejercido una gran influencia sobre él. De niño en Nueva Zelanda, mucho antes de comenzar con su carrera cinematográfica que incluye la trilogía de fantasía más aplaudida de la historia del cine: la saga de El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings), Jackson devoraba cada libro de Tintín que podía conseguir, incluso se las apañaba como podía con las ediciones francesas. “Cuando eres un chiquillo, fácilmente te puedes imaginar a ti mismo en las aventuras en las que Tintín se ve envuelto”, apunta Jackson. “Porque apelan al primitivo sentido de la aventura que todos llevamos dentro”.

Ambos vieron el potencial cinematográfico impreso en el ADN de Tintín. “A todos nos impresionó el hecho de que Hergé contara sus historias a través de lo que eran, en alguna medida unos hermosos storyboard simples y con una clara fuerza narrativa”, asegura Kathleen Kennedy, socia desde hace años de Spielberg, y finalmente productora junto a Jackson.

Spielberg contactó por primera vez con Hergé hace mucho tiempo, en el año 1983; y descubrió que el artista belga estaba verdaderamente entusiasmado con la idea de poner a su astuto personaje en manos del realizador. Pero lamentablemente, Hergé murió antes de que pudieran conocerse. Más tarde, su viuda, Fanny Rodwell, cumplió con sus deseos y le cedió los derechos a Spielberg. “Hergé eligió a Steven como el único director que, según él, podía hacer una película basada en su trabajo”, cuenta el productor ejecutivo Stephane Sperry, que ha estado involucrado en la propiedad de Las aventuras de Tintín durante décadas y ha sido fan de la serie aún desde hace más tiempo. “Y Steven ha sido siempre respetuoso con eso”.

Los realizadores trabajaron muy estrechamente con Nick y Fanny Rodwell, los cuidadosos guardianes del legado de Hergé y expertos en todo lo relacionado con Tintín. “Lo más importante era honrar a Hergé y acercarnos lo más posible a su sentido de la tonalidad y de sus retratos. Cada una de sus piezas cuenta una historia en términos cinematográficos”, observa el director. “Había una gran energía de movimiento en cada pose y cada acción, casi parecía que había tratado de comprimir 24 fotogramas en uno solo, y lo había conseguido. Creo que esa era, en mi opinión, la genialidad de Hergé. Cada una de las historias tiene la esencia de una película, y ahora podemos ser fieles a eso”.

Spielberg se convenció inmediatamente de que Jackson era el socio ideal. “Peter me dijo: ‘Si estuvieras ahora mismo conmigo podrías ver que detrás tengo la colección completa de los libros de Hergé, y me encantaría formar parte de esto’”, recuerda Spielberg. “Y así comenzó nuestro proceso de encontrar la forma de capturar el estilo artístico tan característico de Hergé y Tintín, y llevarlo a la pantalla”.

Jackson estaba ansioso por comenzar la tarea. “Estaba encantado con que Steven me hubiera invitado a formar parte del proyecto”, cuenta. “Steven se parece bastante al personaje de Tintín”, reflexiona Jackson. “Tiene un corazón joven. Es muy curioso. Es un amante de la aventura y su sentido del humor es similar al que Hergé le dio a Las aventuras de Tintín. Es la combinación perfecta”.

Además de ser el productor de la primera película de la serie, Spielberg le preguntó a Jackson si dirigiría la segunda entrega de la saga. Jackson accedió, y con la aprobación y cooperación de Fanny y Nick Rodwell, y la Fundación Hergé, comenzó la aventura. Fanny, que ahora es presidente de los Hergé Studios en Bruselas, explica: “Fue un verdadero honor para nosotros estar asociados a estos creadores excepcionales que cuentan con nuestra total confianza en que llevarán a Tintín a sus mayores aventuras y a las mayores pantallas. Hergé una vez dijo: ‘Considero a mis historias como películas’. ¡Qué profético!”

Después de consultarlo con la Fundación Hergé, los realizadores ficharon a los guionistas Steven Moffat y el equipo formado por Edgar Wright y Joe Cornish para darle forma a la adaptación. Para presentar a Tintín y sus varios aliados y enemigos al mayor público posible, los realizadores decidieron combinar sus tres libros favoritos de Tintín: “El cangrejo de las pinzas de oro” (The Crab with the Golden Claws), “El secreto del Unicornio” (The Secret of the Unicorn) y “El tesoro de Rackham el Rojo” (Red Rackham’s Treasure) en un solo argumento que estimulara a los espectadores de cine de hoy en día.

Los libros fueron la estrella guía de los guionistas. “Las historias de Hergé te llevan a un mundo vibrante de color y aventura, pero son mucho más que eso: están llenas de conceptos morales, de viajes y exotismo a la vez que presentan la grandeza del mundo y los ideas científicas del momento. Creo que esa es una de las razones por la que es tan importante en la imaginación de millones de niños, y queríamos llevar todo eso al guión”, resume Cornish.

También los guió el enfoque conceptual de Spielberg y Jackson, que vieron los elementos de cine negro, suspense hitchcokniano y efectos especiales escondidos bajo las pícaras líneas de los dibujos de Hergé, y los llevaron a un primer plano.

“El resultado”, explica Spielberg, “es en parte misterio, en parte una historia de detectives y también una intensa y provocadora aventura, y todo gira en torno a una gran historia de amistad, lealtad y fe entre el capitán Haddock y Tintín”.

DISEÑANDO EL MUNDO DE TINTÍN
Los primeros pasos del papel a la pantalla

Steven Spielberg y Peter Jackson no solo comparten una imaginación fértil sino también el impulso por explorar nuevas fronteras. Desde los extraterrestres a la Tierra Media, han forjado personajes inolvidables en mundos tan originales que quitan el aliento y que jamás podrían haber sido experimentados fuera de una sala de cine. Y aún así, ninguno de los dos ha utilizado sus habilidades y arte en la animación en 3D.

Desde el primer día, el voto de fidelidad de Spielberg y Jackson fue en primera medida al legado de Tintín, a su pasión compartida por trasladar el estilo visual de Hergé y su inspiración, al diseño, desde el primer día, de una película completamente de animación en CG.

En un principio, mientras se escribía el guión, se puso en marcha el departamento de arte y el equipo de animación, y colaboradores a ambos lados del Pacífico comenzaron a trabajar con lluvia de ideas para dar singularidad a los personajes y elegir atractivos escenarios para Las aventuras de Tintín. Una de las grandes decisiones que se tomaron y que daría forma a todo lo que siguió después, fue mantener la época y la textura de la historia libre de temporalidad, como si estuviera suspendida en un especie de eterno universo “noir”, con oscuras sombras acechando en cada esquina.

“Estas historias podrían haber transcurrido en los años 30, los 50, los 80 o ahora mismo”, se explaya Spielberg, “y esa es parte de la belleza que queríamos conservar. Lo que no queríamos en nuestra película eran teléfonos móviles, aparatos de televisión o coches modernos. Las indicaciones acerca del diseño provenían en primer lugar de Hergé, y no de ninguna presumible época o lugar”. Jackson agrega: “Queríamos que la película diera la sensación un poco retro y de tensión de un drama policial. Ese no es Tintín pero sí el mundo en el que Tintín habita. Había tanto suspense en la historia que vimos que podíamos incorporar personas con largas gabardinas, sombreros bajo la lluvia, faroles nocturnos que arrojaran sombras en el asfalto mojado; ese es el mundo que creamos para que Tintín viviera en él”.

Después, los artistas, diseñadores y animadores comenzaron a visualizar cómo se hubiera visto el arte de Hergé si hubiese existido en el espacio tridimensional. “A pesar de haber sido dibujadas hace ya muchas décadas, las ilustraciones tenían algo de orgánico”, asegura Richard Taylor, uno de los dueños de Weta Workshop y supervisor de diseño y efectos de la película. “Cuando miras los dibujos hechos a pluma negra con la acuarela lavada en la página plana, todo lo que tienes que hacer es entrecerrar los ojos para empezar a imaginar el mundo de Las aventuras de Tintín. No puedes evitar verlo en 3D”, murmura.

Funcionó tan bien en parte porque Hergé desde el primer día en que comenzó a dibujar las aventuras de Tintín dejó claras las reglas de que la realidad se encontraba en estado puro. “Las líneas de lo que Hergé dibujó no son necesariamente precisas”, afirma el supervisor de efectos visuales Joe Letteri. “No trataba de dibujar exactamente lo que veía; y nosotros quisimos mantener esas exageradas cualidades de la misma forma que él. Una gran parte del trabajo consistió en el estudio del diseño, mirar lo que hizo y entonces imaginarlo desde diferentes puntos de vista. Esto nos permitió empezar a construir un vocabulario de cómo queríamos armar su mundo en un entorno completamente de animación 3D”.

Para dar vida al mundo de Hergé y que el público pudiera sentir el viento a través del aire virtual, el departamento artístico investigó en las imágenes y localizaciones que representarían los diferentes entornos en los que se encuentran Tintín, Milú y Haddock: desde las aguas calientes de alta mar, el océano durante una tormenta, a las cambiantes arenas rosas del desierto del Sáhara. Una de las localizaciones favoritas de los diseñadores fue la ciudad imaginaria de Hergé, Bagghar, Marruecos, un seductor reino de la intriga de oriente. “Estudiamos diferentes estilos de estructuras del norte de África, diseños y pasadizos”, explica el diseñador conceptual Rebekah Tisch, “y pudimos utilizar colores y formas fascinantes para crear Bagghar. Me contagió una verdadera pasión por ir y ver ese mundo, y espero que la gente que vea Las aventuras de Tintín pueda experimentar la misma fusión de excitación y color”.

Respondiendo a una invitación de Fanny y Nick Rodwell de la Fundación Hergé, el principal diseñador conceptual Chris Guise viajó a Bruselas para investigar de cerca el lugar natal de Tintín, y sumergirse en la atmósfera que dio como resultado la creación del piso en la calle Labrador, 26 y la silueta del capitán Haddock en el castillo de Moulinsart. “Chris se sumergió completamente en el mundo de Hergé y buscó sus primeras imágenes inspiradoras, luego volvió rebosante de plenitud con la idea completa de cómo era ese lugar”, apunta Richard Taylor.

El supervisor de maquetas digitales Marco Revelant aportó todavía más, gracias a su pasión por las maquetas de barcos que es una de las claves de la aventura. Revelant viajó al Museo de la Marina en París para diseccionar visualmente los navíos en los que Hergé basó “El Brillante” y “El Unicornio”. “Los diseños de Hergé eran un poco más elaborados aunque de dimensiones más reducidas”, ilustra Revelant. “Realizamos esos mismos ajustes a nuestros modelos digitales”.

El director de arte de los efectos visuales Kim Sinclair buscó por todos los sitios vehículos auténticos como el Ford de 1937 que se ve en los libros que fueron escanearon en el ordenador para ser recreados digitalmente. “Hergé realizó una meticulosa investigación del automóvil Ford y del hidroavión, y pudimos saber qué modelo era y de qué año, e incluso hallar la carta de colores original de los fabricantes”, puntualiza.

Pero el elemento más crítico de todos en el diseño fue, desde el principio, los personajes mismos. Desde las poses cómicas y afiladas de Haddock, pasando por la textura del cabello en punta de Tintín y la característica silueta de los bigotes de los detectives Hernández y Fernández, hasta las emociones que cruzan por el hocico de Milú, todos los matices fueron a debate, se reimaginaron y se pulieron a lo largo de intensas reuniones. “Miramos a cada uno de los personajes desde todos los ángulos posibles para asegurarnos de que tenían el facsímil de Hergé”, relata Spielberg. “Nunca tuvimos miedo de decir: ‘este molde en especial del rostro del capitán Haddock no parece estar en la clave del arte de Hergé’”.


EL INTRÉPIDO Y LOS MALVADOS
El reparto y los personajes de Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio

Detrás de cada una de las imágenes cuidadosamente elaboradas hay una inspirada interpretación de talento. La mayor atracción para los actores elegidos fueron los inigualables personajes de Hergé, cada uno con sus inolvidables peculiaridades y flaquezas, que hasta ahora jamás han sido tan profundamente retratadas. Entre ellos se incluyen:

Tintín y Milú
Para interpretar al icónico intrépido y “aniñado” periodista que ha reflejado innumerables sueños de aventura, los realizadores eligieron a Jamie Bell. “La interpretación de Jamie en Billy Elliot me dejó asombrado, no solo por la sutileza de su actuación sino por el tremendo esfuerzo físico que realizó”, confiesa Spielberg. “Peter y yo pensamos que tenía las cualidades perfectas para Tintín”.
Como creció en Inglaterra, Bell ha sido un fan de Tintín desde la infancia. “Hay algo en el arte de Hergé que deja una huella en ti. Es inolvidable”, reflexiona el actor. Pero ahora, él ha tenido la oportunidad de imprimir al personaje emociones humanas tangibles y eso le ha fascinado.
El guionista Joe Cornish afirma que Bell captura a Tintín en el clásico modelo de persona corriente de Spielberg: un joven normal que descubre lo extraordinario que puede llegar a ser cuando la vida se lo exige. “Para mí, es la idea que puede tener un niño de lo que es ser adolescente”, asegura Cornish. “Puede hacer cosas fantásticas pero a la vez mantiene su inocencia y su insaciable curiosidad por el mundo, y la sensación de que está en búsqueda del camino para hacer lo correcto en cada situación. Tienes la sensación de que cualquiera puede aspirar a ser Tintín porque todo lo que se necesita es el conocimiento, el interés y la pureza de espíritu que lo conduce a través de esas aventuras”.
Para Bell, estas aspiraciones fueron el camino al personaje, para llevarlo mucho más lejos de la marca distintiva que es el tupé de su cabello. “Cuando ves a un joven que es tan arriesgado y aventurero como lo es Tintín, eso es todo lo que quieres ser tú mismo”, afirma. “Tintín es un personaje con mucha fuerza, una gran moral y admiro eso. Llegará al fondo del asunto no importa cómo. Pero algunas veces se equivoca, y es entonces cuando tiene que confiar en Milú”.
Milú, por supuesto, es el leal fox terrier y, en ocasiones, su salvador. Cornish llama a Milú: “Casi la personificación del subconsciente de Tintín”, y el truco estuvo en animar al personaje de tal manera que resultara inteligente pero a la vez un pequeño y gracioso perrito. A pesar de que Hergé con frecuencia pone bocadillos de diálogo en los que expresa los sentimientos del amigo canino de Tintín, Spielberg creyó que podía dar vida a Milú con una rica expresividad sin que fuese necesario un efecto textual. “Creo que en ocasiones Tintín es un gran compinche de Milú en lugar de al revés”, asegura Spielberg en cuanto al querido personaje. “Pero decidimos que si había algo de real en Tintín era que el perro no hablase”.

Capitán Haddock
Cuando Tintín compra la maqueta del barco perdido “El Unicornio” en un mercadillo, encuentra en su interior un secreto por el que termina secuestrado en un carguero llamado “Karaboudjan”, donde conocerá a un personaje que, contra todo pronóstico, se convierte en un amigo para toda la vida: el capitán Haddock. Un malhumorado viejo lobo de mar con agua salada en las venas y una botella de whisky siempre cerca, será el contrapunto de Tintín y se convertirá en su brusco compañero de aventuras, siempre unidos a pesar de vientos y mareas.
El capitán ha sido uno de los personajes favoritos de los seguidores de Tintín, el áspero contraste al idealismo de Tintín con su sinfín de palabras desagradables (“¡Extracto de hidrocarburo!”, “¡Palurdo de los Cárpatos!”) y sobre todo, el generoso y retrógrado amigo de Tintín. “Haddock en un principio puede parecer el último tío con el que desearías contar en una peligrosa aventura”, describe Jackson. “Pero Tintín ve algo más en él. Creo que Tintín ve la bondad en este hombre y sabe en lo que se puede convertir”.
Para interpretar a Haddock, Jackson sugirió a un actor que sabía que tenía lo necesario para personificar toda la dinámica del papel: Andy Serkis. “Conociendo a Andy tan bien como yo, supe que sería impresionante, así que arreglé una cita para que conociera a Steven, quien vio inmediatamente lo que Andy podía aportar”, cuenta el productor. Spielberg agrega: “Andy y Jamie tienen una química fantástica como esta pareja icónica de jovencito con una moral de hierro y el pérfido viejo capitán de mar. Son completamente opuestos, pero aún así, el capitán Haddock tiene muchas cosas que enseñar de la vida a Tintín, y Tintín realmente le brinda a Haddock la oportunidad de redimirse”.
Serkis, quien ha sido un forofo del cómic desde su niñez, decidió darle a su personaje, cuyo origen está abierto a interpretaciones, un acento escocés que establece el tono de su trayectoria. “Parecía apropiado que Haddock tuviera una especie de crudeza y disponibilidad emocional al mismo tiempo”, se explaya Serkis. “Es un gran marino y tiene un inmenso potencial como ser humano, pero está sumergido en la autocompasión y es Tintín, este jovencito, quien le ayuda a darse cuenta de que puede volver a conectar nuevamente con los demás”.

Sakharine, Hernández y Fernández y más…
El giro de 180º del capitán Haddock llega cuando él y Tintín tratan de escapar de la amenaza del irascible villano de la película: Ivan Ivanovitch Sakharine, quien cree que Tintín sin darse cuenta ha robado el secreto de “El Unicornio” y su viejo perdido tesoro. Quien asume el papel del vil Sakharine es Daniel Craig, mejor conocido por los espectadores por su papel bastante “más noble” como el espía británico James Bond. Craig, que se ha ganado el aplauso por su trabajo dramático en una gran variedad de películas, colaboró previamente con Spielberg en el thriller político Munich. Pero jamás se había puesto en la piel de un personaje como Sakharine. El actor apreció la posibilidad de regodearse en la volatilidad del malo. “Me lo pasé fenomenal con Sakharine, y traté de hacer que fuera lo más malvado, retorcido y extraño que pude”, cuenta.
Para agregar algún que otro numerito a Las aventuras de Tintín están Hernández y Fernández, dos detectives reconocibles solo por la ligera diferencia en la forma de sus bigotes y la letra “f” en uno de sus apellidos. Para interpretar al par de patosos investigadores los realizadores tuvieron la misma idea en mente: el dúo cómico integrado por Simon Pegg y Nick Frost, que aportaron su irreverente sensibilidad a éxitos de la pantalla como Zombies party (Una noche de muerte) (Shaun of the Dead) y Arma Fatal (Hot Fuzz).

“Peter y yo sabíamos que queríamos contar con un equipo para Hernández y Fernández”, asegura Spielberg. “Entonces Peter sugirió a Simon y Nick, que juntos tienen una gracia sin igual y fueron un gran aporte para el reparto”.

Pegg y Frost se dieron cuenta de que podían pasárselo de miedo con el dúo de detectives. “Tenemos una especie de sincronía que se alimentaba en la interpretación de estos torpes socios”, confiesa Pegg. “Están en la gran tradición de las estrellas del cine mudo, como Laurel y Hardy, y Charlie Chaplin. Son maniáticos pero finalmente vacilantes y aún así se consideran a sí mismos como los mejores detectives del mundo cuando no hay lugar a dudas que son lo peor. Así que tuvimos que hacer un montón de tonterías”.

También tuvieron la oportunidad de hacer lo que mejor se les da: dejar que la compenetración cómica natural que tienen se desplegara de forma natural. “Lo más difícil como actores es pensar qué hacen los Fernández entre viñeta y viñeta”, explica Frost. “De allí es de dónde cogimos muchas ideas para la caracterización”.
A lo largo de la película Hernández y Fernández se encuentran inmersos en la gran agonía que supone para ellos la persecución para atrapar al carterista Arístides Silk, un papel que asume Toby Jones, quien interpretó a Dobby el elfo en la serie de Harry Potter. Silk, afirma Jones, lo hace por amor no por maldad. “Le encanta el arte del carterismo porque adora las billeteras. Hay algo conmovedor, en cierta forma, en su pasión por ser carterista. Es el clásico ejemplo de la idea de Hergé de que alguien puede parecer una persona terrible pero en realidad no lo es”, sostiene el actor.

También dentro de la trama aparece Néstor, el fiel mayordomo del castillo de Moulinsart, a quien da vida el actor Enn Reitel. “Como muchos mayordomos, él conoce los secretos que se esconden, pero también como muchos mayordomos, es increíblemente leal a su amo, que, por el momento, es Sakharine”, relata Reitel (quien también interpreta al comerciante que le vende a Tintín la peligrosa miniatura del barco).

Para cerrar el reparto de malvados de la historia hay un par de matones, Allan y Tom, interpretados por Daniel Mays y Mackenzie Crook, y el rico comerciante Ben Salaad, que da vida el actor originario de Marruecos, Gad Elmaleh. El popular artista y comediante francés, cuyo padre era mimo, le da mucha importancia al lenguaje corporal que Spielberg le animó a aportar al papel. “Para mí fue como Comedia del Arte, la época italiana de la comedia escénica”, explica el actor. “Crecí en esa cultura y me encanta, y Steven quería que me expresara en esa tradición. Fue un regalo”.

“Gad aportó gran energía a la película”, afirma Kathleen Kennedy. “Él es un criminal pero, tomando el punto de vista de Hergé, también es gracioso y extrañamente entrañable al mismo tiempo”.

Otra parte integral de los libros de Tintín -la imperiosa cantante de ópera que rompe cristales con su voz, Bianca Castafiore- está interpretada por la diva de El fantasma de la Ópera (Phantom of the Opera), Kim Stengel. “A medida que desarrollábamos el guión no tratamos de meterla en la historia deliberadamente”, explica Jackson. “Sencillamente ocurrió que había un papel que era perfecto para ella, así que finalmente terminó en la película de una forma que resulta bastante encantadora”.

Otros personajes de Las aventuras de Tintín que hacen su aparición en la película incluyen a la casera de Tintín, Mrs. Finch (Sonja Fortag); el teniente Delacourt (Tony Curran); y el único personaje estadounidense de la película, Barnaby, un detective que trata de prevenir a Tintín del peligro en el que se está metiendo, interpretado por el actor cómico Joe Starr.

Un hilo conductor que parece afectar a todo el reparto internacional es el amor incondicional por los libros de Hergé y la pasión de formar parte de esta película. “Todos tenemos algo en nuestra niñez que nos marca”, resume Cary Elwes, que hace el papel de un piloto atacante. “Para mí, fue Tintín”. 


PERSONAJES IMAGINARIOS, INTERPRETACIONES VERDADERAS:
En la captura de la interpretación en el rodaje

Se necesitaron dos años de investigación intensiva, desarrollo, diseño, preproducción, escritura del guión y elección del reparto, pero finalmente llegó el momento en que los actores, los realizadores y más de 200 técnicos convergieron en los estudios de Playa Vista, la base en California de Giant Studios, para “capturar la interpretación de los actores” y entrar en el mundo de Hergé. Aquí es donde tuvo lugar la mayor alquimia con las conmovedoras y emotivas interpretaciones de Jamie Bell, Andy Serkis, Daniel Craig y todo el reparto, y la grabación del momento con la transformación en la fiel representación del mundo de las historias de tinta y acuarela de Hergé.

Una vez en el set, Spielberg constantemente innovaba tratando de conciliar la tecnología de la captura de la interpretación con sus instintos de narrador, y alentaba a su equipo a pensar en nuevas soluciones para los más desconcertantes problemas visuales que se presentaban. Él y Jackson terminaron liderando una mini revolución en el plató con un sistema verdaderamente innovador –con una cámara virtual doble- lo que permitía al director tener una relación más tradicional con los actores en el momento en que dirigía la película, todo mientras “veía” el mundo animado en 3D. “No quería deshacerme de esos momentos instintivos que ocurren en los rodajes tradicionales, así que se me ocurrió una manera de hacerlo más natural”, explica Spielberg.

Totalmente diferente a un set de rodaje tradicional, el proceso de captura de la interpretación se despliega en lo que se denomina Volumen: un set limpio en blanco y gris con más de 100 cámaras montadas en una cuadrícula colgada del techo capaz de cubrir y capturar 360º y renderizar todos esos datos en un espacio tridimensional. En el Volumen, todos los actores (y también la utilería colgada de cables y la decoración) llevan puntos reflectantes que son percibidos por la cámara en menos de 1/60 segundo e interpretados en una película virtual en 3D.

Además, otras ocho cámaras de vídeo de alta definición capturaban las interpretaciones espontáneas en el momento que se daban. Esto más tarde fue utilizado por los animadores como referencia para asegurarse de que cada mueca, sonrisa, temblor y matiz de emoción, desde el miedo a la amistad, fueran plasmados en la creación digital.

Spielberg operaba la cámara utilizando un terminal ligeramente más grande que un controlador de vídeo juegos con un monitor adosado. De esta forma podía caminar a lo largo de todo el Volumen, ver a los avatares de los actores interaccionar con el universo de la película en el monitor de la cámara virtual y componer el plano que quería en tiempo real. También los actores, podían verse a sí mismos en el mundo de la película a través de los monitores posicionados a lo largo de todo el estudio, cosa que les permitió un feedback instantáneo.

“La posibilidad de ver el playback en tiempo real era muy importante tanto para el director como para los actores”, explica Joe Letteri. “Trabajamos muy estrechamente con Giant Studios para desarrollar esto, y esa colaboración tuvo un gran éxito porque todo el mundo entendió que las cosas debían ser lo más realistas posibles en todo momento”.

Aunque la cámara virtual solo podía ofrecer una baja resolución similar a la de un vídeo juego, fue más que suficiente para darle vuelo a la creatividad de Spielberg y este congenió con la nueva técnica de inmediato, ya que permitió al director pintar con luz e imagen de una forma en que jamás lo había hecho.

Además, una de las primeras innovaciones de Weta –el proceso conocido como “imagen basada en la captura de interpretación facial”, utilizado para transmitir el realismo emocional de Gollum en El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings) y crear paisajes de otros mundos como el de Pandora de Avatar de James Cameron– fue requisada por Spielberg para agregar riqueza a las interpretaciones de Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio.

Cuando se utiliza este sistema, los actores llevan un casco parecido al que se usa en el fútbol americano al que se adosa una diminuta cámara que enfoca directamente a sus rostros, permitiendo la grabación digital del más mínimo movimiento de los ojos, labios o músculos faciales. Para Spielberg esto ponía énfasis exactamente en donde él deseaba: en el poder de las interpretaciones emocionales verdaderas.

“Cada uno de los humanos representados en Las aventuras de Tintín es un actor que ha realizado una interpretación total, que resplandece a través del maquillaje digital”, explica el director. “Hemos visto renacer a los personajes de Hergé como seres vivos que expresan sus sentimientos y muestran sus almas, y el efecto ha sido asombroso”.

El actor con más experiencia en el mundo en captura de interpretación, Andy Serkis, se convirtió en el líder del grupo, ayudando a que los otros actores se aclimataran. Por toda la experiencia que tenía con el medio, Serkis se sintió inspirado por la compenetración que vio en Spielberg y Jackson cuando trabajaban juntos. “Fue alucinante ver como se lanzaban ideas creativas constantemente”, cuenta. “Ambos son unos apasionados de la realización cinematográfica y en algunas ocasiones parecía que era la primera película que hacían, esa era la energía que desprendían. Se les ocurrían ideas a tal velocidad que daba vértigo”.

El largo tiempo necesario para todo este proceso también era algo nuevo para la mayoría de los actores. Cada mañana, antes del rodaje, los actores tenían que someterse a dos escáneres de “gama de movimiento”, uno para el rostro y el otro para el cuerpo. Una vez completados los escáneres, las cámaras podían identificar a los actores en el Volumen y traducir sus acciones a esqueletos en movimiento que podían luego ser cubiertos con las capas del “maquillaje digital” del personaje en postproducción.

A Jamie Bell el Volumen le parecía más una especie de teatro minimalista que un set de rodaje, pero ese aspecto, en realidad, según cuenta, ayudó a realzar su trabajo. “Es una forma de trabajo muy interesante, porque el set de la película está en tu mente”, explica Bell. “Estábamos centrados en darle vida a esos personajes y hacerlos respirar. Luego, en ese mundo de animación que crearon, podíamos ver reflejado nuestro corazón, nuestra alma y nuestra rabia. Fue algo extraordinario”.

Bell tuvo que interactuar en escenas con distintas “versiones” de Milú: un alambre con la forma del perro, un peluche de Milú e incluso un Milú articulado con ruedas para las escenas de persecución. Todos ellos operados por el jefe de utilería Brad Elliott, que aportó además sus años de experiencia con marionetas en la compañía de Jim Henson y la transformó en pura interpretación. “Esto permite que los actores tengan algo con lo que interactuar”, explica Elliot, “y como Milú es una parte importantísima de esta película, fue un verdadero privilegio poder hacer Milú”.

Desde el principio al fin, Spielberg cultivó una atmósfera en la que cualquier cosa podía suceder en el estudio de captura. El reparto al completo en ocasiones estaba en el Volumen haciendo escenas de acción, actuando suspendidos en artilugios que representaban aviones, coches o barcos, improvisando con el estímulo y aliento de Spielberg y Jackson.

DE LO VIRTUAL A LO REAL:
Finalizando la experiencia total de la película en postproducción

Una vez que el emocionante trabajo con los actores en el Volumen se completó, el equipo de animación de Weta comenzó con el proceso de pulido que llevó 18 meses, donde esculpieron y trabajaron en todos los detalles de las 1.240 tomas, antes de someterlas al proceso de renderización final. Fue aquí donde los realizadores comenzaron a jugar con temas visuales, atmósferas cinemáticas y complicados efectos de iluminación en cada una de las escenas para finalizar el look de la película.

Con el estilizado universo creado por Hergé como plantilla, los artistas y animadores se dispusieron a darle vida al mundo de Tintín. “Todo lo creado por Hergé tiene un color y un look único”, reconoce Joe Letteri. “Sus trabajos originales dan una sensación de animación tal que pareciera que estuvieran esperando cobrar vida”.

Para los supervisores de animación Jamie Beard y Paul Story fue el principio de la realización y animación completa de los personajes de Hergé. “El proceso de captura de interpretación es solo el primer paso para nosotros”, aclara Beard. Porque Jamie Bell, Andy Serkis y los demás actores no se parecen a sus personajes en el sentido literal, el equipo de animadores liderado por Beard y Story comenzó con el proceso de trasladar la interpretación capturada en el estudio a los modelos de personajes digitales construidos por el equipo de Weta.

“Lo que tuvimos que hacer es observar la actuación del actor y preguntarnos: ‘¿Cómo encaja esta interpretación en el diseño de nuestro personaje?’“, continúa Beard. “Básicamente comenzamos con un tosco esqueleto sobre el cual hay una forma geométrica en baja resolución dando una idea somera de cuál es la forma del personaje y a partir de allí pulimos los movimiento del cuerpo”, agrega Story.

“En una película de animación tradicional, los actores son elegidos por la interpretación a través de su voz y finalmente la manera en que dicen las líneas de los personajes en la cabina de grabación nos dan algunas ideas de animación”, explica Letteri.

El proceso de animación de Tintín se apoyó fuertemente en la captura de interpretación para la renderización final del personaje. “Contar con actores para la mezcla nos brinda una cualidad vital que de otra forma es muy difícil de conseguir”, continúa Letteri. “La actuación de un actor subraya toda la animación y aporta una continuidad del principio al fin de la película. En la animación tradicional, eso se denomina ‘mantener al personaje en el modelo’. Aquí son los actores los que son esenciales para mantener al personaje en el modelo. Por eso nos gusta trabajar con los mejores actores posibles cuando hacemos un proceso como este, porque nos da libertad para expandir esas interpretaciones y agregar una sensación intensificada de realismo, drama, comedia o cualquier idea que aparezca en el camino”.

A lo largo del proceso de postproducción, muchos aspectos de los personajes también fueron refinados, siempre utilizando como referencia adicional las tomas de vídeo rodadas en el Volumen para asegurar que cada momento de interpretación digital refleja las opciones emocionales del actor.

Finalmente, Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio fue renderizada por segunda vez para encajar el proceso digital de 3D. “Debido a que Las aventuras de Tintín fue renderizada por ordenador, hizo que el aspecto tridimensional de la película fuera bastante fácil de hacer”, apunta Jackson. “Pero es especialmente llamativo en esta película. Solo pensar en ver Las aventuras de Tintín en la gran pantalla y en 3D me hace sentir que soy un niño otra vez”.

Junto con el equipo de Weta trabajó el montador ganador del Oscar® Michael Kahn, colaborador desde hace mucho tiempo de Spielberg. Spielberg y Kahn son conocidos por encontrarse en la lista de los últimos realizadores en Hollywood que aún siguen montando en película, un medio que ambos les encanta por su fase táctil. Aunque Kahn ha editado otros filmes digitalmente, en Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio es la primera vez que él y Spielberg editan en Avid. Una vez que Kahn finalizó con el montaje de la película, Spielberg se la mostró a Jackson, y entonces, mucho antes en esta ocasión que en el proceso habitual de postproducción, el montaje fue enviado al legendario maestro John Williams, que ha compuesto la música de la mayoría de las películas de Spielberg.

Para el director, la música de Williams se convirtió en el elemento final y crucial de Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio, el último toque humano que ayudó a combinar todas las interpretaciones humanas con las creaciones digitales para dar forma a una experiencia única de aventura y amistad. “John es el nexo de unión que unifica todos los elementos disparatados y eclécticos de una película, y con su banda sonora, captura la energía y el espíritu de Tintín como solo él puede hacerlo”, concluye Spielberg.

EL LEGADO DE HERGÉ

En 1929, un ilustrador belga de 21 años creó una nueva tira cómica con un jovencito y temerario periodista y su fox terrier blanco que viajan a la Unión Soviética. El cómic, conocido como “Tintín”, resultó un éxito inmediato entre los lectores, pero el inexperto artista con el seudónimo de Hergé (un juego de sílabas de su nombre real, Georges Remi, que pone del revés las iniciales RE-GE) no pudo prever la increíble larga vida de aventuras en la que su personaje se iba a embarcar.

Cinco décadas y dos docenas de novelas gráficas más tarde, Tintín se ha ganado el corazón de millones y millones entre todas las edades en casi todos los países del mundo, convirtiéndose en un punto de encuentro entre los niños de Europa y Asia, y estableciendo un culto de seguidores en Estados Unidos. Cada año, los libros siguen encontrando nuevos fans. Recientemente se ha traducido al hindi. El fenómeno ha originado juguetes y coleccionables, club de fans y publicaciones, así como también adaptaciones al teatro, la radio y la televisión, y ahora, por fin, una película innovadora donde los personajes cobran vida de una forma en que jamás se ha visto.

¿Cuál es el origen del aparentemente interminable atractivo de Tintín? Para muchos se resume en la original conjunción de Hergé de lo simple con lo complejo: sus verosímiles y reconocibles personajes con sus multifacéticas flaquezas humanas; sus extraordinarias aventuras con sus elementos de intrincado misterio, thriller político y ciencia ficción; y la franqueza del estilo de sus dibujos, las líneas que dibujan sus personajes con exuberante detalle y los mundos llenos de color que despiertan la imaginación de todos.

Hay una frase famosa de Hergé: “No podría contar una historia si no fuera a través de un dibujo”; y fueron sus ilustraciones las que aportaron tanto al universo de Tintín. Pero también fue el corazón del personaje lo que superó idiomas, culturas y tiempo, porque casi todo el mundo, no importa donde se encontrara, podía ponerse en la piel de ese joven cuyas investigaciones lo llevaban a esos increíbles viajes, con sus amistades y con su deseo de estar siempre del lado del bien.

Y a medida que pasaba el tiempo y Hergé publicaba uno tras otro sus muy esperados libros de Tintín, la expresividad y el estilo limpio de la ligne claire del artista influenciaría a una creciente lista de artistas pop como Roy Lichtenstein y Andy Warhol, y este último realizó un retrato de Hergé a petición del ilustrador.
En 1983, Hergé murió, dejando el 24º libro de Tintín sin terminar (“Tintín y el Arte-Alfa” [Tintín and the Alpha-Art]). Pero estaba claro que el legado de Tintín solo podía seguir creciendo y continuar atrapando la imaginación de los fans de todo el mundo.

Con Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio, los realizadores esperan que una nueva generación tenga la oportunidad de descubrir un mundo lleno de inspiración. Kathleen Kennedy resume: “Para nosotros es gratificante que tanto la gente que lo vea por primera vez como los amantes apasionados de Las aventuras de Tintín puedan vivir una nueva y completa experiencia con los personajes y la historia”. 


ACERCA DEL REPARTO

Cuando aún era un adolescente, JAMIE BELL saltó a la fama mundial por su papel protagonista en la película de Stephen Daldry, Billy Elliot (Quiero bailar) (Billy Elliot). Entre muchos de los reconocimientos que recibió por su interpretación se incluyen el premio BAFTA a mejor actor y el premio British Independent Film a mejor actor revelación.
El joven originario del norte de Inglaterra realizó un memorable retrato del personaje de Charles Dickens, Smike, en la adaptación al cine del guionista y director Douglas McGrath de Nicholas Nickleby, por la cual él y sus compañeros compartieron el premio a mejor reparto del National Board of Review.
Entre los siguientes filmes de Bell se incluyen Undertow de Gordon Green, junto a Dermot Mulroney y Josh Lucas; Querida Wendy (Dear Wendy) de Thomas Vinterberg con Alison Pill; la película épica de Peter Jackson King Kong; y la aplaudida película de Clint Eastwood, Banderas de nuestros padres (Flags of Our Fathers), en la que dio vida a Ralph Ignatowski, héroe real de la Segunda Guerra Mundial.
Entre otras de sus películas se incluyen Hallam Foe de David Mackenzie, junto a Sophia Myles, por la que ganó una nominación al premio British Independent Film y otra al BAFTA (Escocia) a mejor actor; Kidnapped (The Chumscrubber) de Arie Posin; Jumper de Doug Liman con Hayden Christensen; y Resistencia, una película de Edward Zwick (Defiance) junto a Daniel Craig, Liev Schreiber y Mia Wasikowska; Jane Eyre de Cary Fukunaga junto a Wasikowska y Michael Fassbender; y La Legión del Águila (The Eagle) de Kevin Macdonald con Channing Tatum.
Actualmente acaba de finalizar The Retreat de Carl Tibbetts protagonizada por Cillian Murphy y Thandie Newton; y está rodando Man on a Ledge de Asger Leth junto a Sam Worthington.

ANDY SERKIS (Capitán Haddock) es un premiado actor que se ha ganado el aplauso tanto del público como de la crítica por su trabajo en una amplia gama de memorables trabajos. Se ganó una legión de fans en todo el mundo por su interpretación de Gollum en la trilogía ganadora del Oscar® El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings), dirigida por Peter Jackson. Serkis ganó el premio Empire por ese papel, además de compartir varios premios a mejor reparto coral incluyendo el premio del Screen Actors Guild®. Coincidiendo otra vez con Jackson, interpretó dos papeles en la nueva versión épica de King Kong, llevando la captura de interpretación a otro nivel como el personaje del título, Kong, y también como Lumpy, el cocinero del barco.
Más recientemente, Serkis ha tenido un papel protagonista en El origen del Planeta de los Simios (Rise of the Apes), una precuela de la icónica película El Planeta de los Simios (Planet of the Apes). Ambientada en el San Francisco actual, la película trata de las repercusiones de unos experimentos de ingeniería genética que tiene como resultado el desarrollo de la inteligencia en los simios y la guerra que se desata por su supremacía. Su trabajo como “Caesar”, recibió el aplauso de la prensa y del público en todo el mundo. Serkis también ha coprotagonizado Brighton Rock, que se estrenó a principios de este año y Death of a Superhero que llegará a la gran pantalla durante este otoño.
El pasado año, Serkis recibió los elogios de la crítica por su retrato de Ian Dury, el legendario músico de punk-rock en la película Sex & Drugs & Rock & Roll para el director Mat Whitecross. El papel le supuso a Serkis una nominación al BAFTA en la categoría de mejor actor. También interpretó al ladrón de tumbas del siglo XIX, William Hare, junto a Simon Pegg en el papel de William Burke, en la comedia negra de John Landis, Burke & Hare.
En la pequeña pantalla, Serkis apareció en la miniserie de la BBC Little Dorrit, basada en el relato clásico de Charles Dickens, que le supuso una nominación al premio Emmy® 2009 a mejor actor de reparto. También protagonizó en el papel del ganador del Nobel de física, Albert Einstein en la producción de la BBC/HBO, Einstein and Eddington.
Serkis previamente fue nominado al Globo de Oro® y al BAFTA TV por su retrato de Ian Brady en Longford de HBO. También se ganó el aplauso por su papel como Bill Sikes en la producción de PBS de Oliver Twist. Los telespectadores británicos lo conocen además por una amplia gama de trabajos en telemovies, miniseries y series.
Entre los trabajos más recientes de Serkis para la gran pantalla se incluyen el muy reconocido drama de Christopher Nolan, El truco final (El prestigio) (The Prestige); la comedia El sueño de mi vida (13 Going on 30), con Jennifer Garner; y las producciones de cine independiente The Cottage, Extraordinary Rendition y Sugarhouse. También le prestó su voz a la película de animación Ratónpolis (Flushed Away). Anteriormente coprotagonizó 24 Hour Party People de Michael Winterbottom y Topsy-Turvy de Mike Leigh. Entre otras de sus colaboraciones para el cine se incluyen películas independientes como Deathwatch, The Escapist, Shiner, Pandaemonium, The Jolly Boys’ Last Stand, Five Seconds to Spare, Sweety Barrett, Among Giants, Mojo, Career Girls, Loop, Stella Does Tricks y The Near Room.
Consagrado actor de teatro, Serkis ha recibido la ovación del público por sus trabajos en Londres y en todo el Reino Unido. Protagonizó en el papel de Iago, “Otelo”, en el Royal Exchange Theatre; interpretó a Emcee en Cabaret; y originó el papel de Potts en “Mojo” de Jez Butterworth, en el Royal Court Theatre. Entre sus trabajos para el teatro se incluyen las producciones de “Rey Lear”, “Hush” y “Decadence”. En 2003, hizo su debut en la dirección teatral en la obra “The Double Bass” en el Southwark Playhouse de Londres.
Como director, Serkis estuvo al mando de la premiada Heavenly Sword™ para PLAYSTATION®3 y la próxima Enslaved: Odyssey to the West para Namco Bandai Games. Además, ha escrito y dirigido un cortometraje titulado Snake, protagonizado por su mujer, Lorraine Ashbourne y Rupert Graves.

Desde James Bond al teatro Old Vic, el multitalentoso actor se ha puesto a prueba una y otra vez en una amplia gama de papeles en el cine, el teatro y la televisión. DANIEL CRAIG (Sakharine) recibió una nominación al premio BAFTA y al Empire por 007: Casino Royale (Casino Royale), y el debut del actor en el papel de James Bond se convirtió en la película de mayor recaudación en la historia de la franquicia de 007.
Nació en Chester en 1968 y se crió cerca de Liverpool, y su primer contacto con el teatro fue en el Liverpool Everyman y el Playhouse Theatre. Con casi 20 años se trasladó a Londres y se unió al National Youth Theatre, antes de continuar con su formación en el Guildhall School of Music & Drama de Londres. Craig desde entonces ha hecho los papeles más eclécticos para la televisión, el teatro y el cine y actualmente es valorado como uno de los mejores actores británicos.
Craig recibió una nominación a mejor actor de reparto del Film Independent Spirit Award por su papel en Historia de un crimen (Infamous) de Douglas McGrath que también protagonizaran Sandra Bullock y Gwyneth Paltrow. Entre sus múltiples trabajos se incluyen la segunda entrega en su papel de James Bond en 007: Quantum of Solace (Quantum of Solace), dirigida por Marc Forster; Camino a la perdición (The Road to Perdition) de Sam Mendes; Resistencia, una película de Edward Zwick (Defiance), basada en la historia real de cuatro hermanos en la Polonia ocupada por los nazis; La brújula dorada (The Golden Compass), coprotagonizada por Nicole Kidman y Eva Green; Flashbacks of a Fool; Elizabeth; Hotel Splendide; Soñé con África (I Dreamed of Africa); Love & Rage; Obsession; La fuerza de uno (The Power of One); The Mother; Sylvia; The Jacket; Layer Cake – Crimen organizado (Layer Cake); y El intruso (Enduring Love).
Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio es la cuarta colaboración de Craig con Steven Spielberg, después de trabajar con él en la nominada al Oscar® Munich y el western de ciencia ficción de Jon Favreau Cowboys & Aliens, que el realizador produce. También protagoniza junto a Rachel Weisz y Naomi Watts la película de próximo estreno Dream House, dirigida por el premiado director Jim Sheridan. También será el protagonista junto a Rooney Mara y Christopher Plummer de la muy esperada adaptación de David Fincher del best seller de Stieg Larsson “Los hombres que no amaban a las mujeres”, The Girl With the Dragon Tattoo.
Consumado actor de teatro, sus trabajos para el escenario incluyen papeles protagonistas en “Hurlyburly”, con la Peter Hall Company en el teatro Old Vic; “Angels in America”, en el National Theatre; y en “A Number” en el Royal Court Theatre, junto a Michael Gambon. El pasado año se subió al escenario con una temporada de 12 semanas en Broadway, junto a Hugh Jackman, en “A Steady Rain” una obra contemporánea estadounidense que cuenta la historia de dos policías de Chicago que hablan de sus conflictivas y angustiosas experiencias.
Craig tiene una notable carrera en televisión con títulos que incluyen la adaptación de la BBC de la obra de Michael Frayn Copenhagen, la miniserie Our Friends in the North, Sword of Honour, The Ice House, The Fortunes and Misfortunes of Moll Flanders, Kiss and Tell, Sharpe’s Eagle y la producción de la BBC en dos partes de Archangel, basada en la novela homónima de Robert Harris.

NICK FROST (Fernández) ganó popularidad en un principio por su personaje loco por las armas Mike Watt del programa Spaced de la cadena británica Channel 4, que protagonizó junto a Simon Pegg y Jessica Hynes, y a partir de es momento se convirtió en uno de los actores más solicitados de Reino Unido. Desde entonces ha colaborado con Pegg en una gran cantidad de comedias de éxito incluida la película de culto zombie de Edgar Wright, Zombies party (Una noche de muerte) (Shaun of the Dead), por la que ganó una nominación de los premios British Independent Film a mejor actor revelación, seguida por otro gran éxito de Wright, la comedia Arma Fatal (Hot Fuzz). Frost y Pegg luego escribieron y protagonizaron la comedia de Greg Mottola, Paul; y aparecieron juntos nuevamente en la comedia de ciencia ficción independiente de Joe Cornish, Attack the Block. Entre otros de los trabajos para el cine de Frost se incluyen Pisando fuerte (Kinky Boots), Penelope, Megapetarda (Wild Child) y Radio encubierta (The Boat That Rocked).
Frost demostró su capacidad como actor en la adaptación del best seller de Martin Amis de la BBC, Money. El mismo Amis se sumó a los elogios de la crítica que Frost recibió por el papel. También apareció en la comedia de situación de Channel 4, Black Books, con Dylan Moran y Bill Bailey, y fue presentador de la serie de Channel 5, Danger! 50,000 Zombies! y Danger! Incoming Attack! Frost también fue protagonista de la comedia de ciencia ficción de la BBC Two, Hyperdrive, y en dos temporadas de Man Stroke Woman.

SIMON PEGG (Hernández) recientemente fue visto en la película de John Landis, Burke & Hare y le prestó su voz al personaje de Reepicheep en Las crónicas de Narnia. La travesía del viajero del alba (The Chronicles of Narnia: The Voyage of the Dawn Treader).
También ha sido visto en la película dirigida por J.J. Abrams, Star Trek, donde interpretó el icónico papel de Montgomery Scott (“Scotty”), y se lo escuchó como una de las voces principales de Ice Age 3: el origen de los dinosaurios (Ice Age: Dawn of the Dinosaurs), en el papel de Buck.
Pegg fue coguionista y coprotagonista (como Tim Bisley) de la serie de televisión de culto Spaced. Después de dos rompedoras temporadas, pasó a desarrollar y coescribir, junto a Edgar Wright, la muy aplaudida por la crítica Zombies party (Una noche de muerte) (Shaun of the Dead), donde da vida al epónimo héroe, Shaun, junto a su frecuente colaborador Nick Frost. La película ha sido votada como una de las mejores comedias británicas de todos los tiempos por la revista Empire y la cadena de televisión Channel 4.
Después de conquistar zombies, ceremonias de premios y a los Estados Unidos, Pegg y Wright repitieron el gran éxito de su debut con su siguiente película Arma Fatal (Hot Fuzz), que protagoniza Pegg en el papel del policía chulo Nicholas Angel, otra vez junto a Frost. Pegg después protagonizó la película dirigida por David Schwimmer, Run Fatboy Run, y dio vida al antihéroe Sidney Young en How to Lose Friends & Alienate People, junto a Kirsten Dunst y Jeff Bridges. Pegg y Frost entonces coescribieron y protagonizaron la película de Greg Mottola, Paul, y ambos aparecieron en la comedia de ciencia ficción Attack the Block, con guión y dirección de Joe Cornish.
Pegg próximamente podrá ser visto en Mission: Impossible—Ghost Protocol, en la que vuelve a repetir su papel de Mission: Impossible III, Benji.

TOBY JONES (Silk) ganó el premio del Círculo de la Crítica de Londres por su interpretación como Truman Capote en la película de Douglas McGrath de 2006, Historia de un crimen (Infamous). También fue reconocido por el Círculo de la Crítica de Londres por sus trabajos en El velo pintado (The Painted Veil), así como por sus papeles en dos dramas políticos: Karl Rove en W de Oliver Stone; y Swifty Lazar en El desafío – Frost contra Nixon (Frost/Nixon) de Ron Howard. Además, compartió una nominación a los premios de la Screen Actors Guild® a mejor reparto coral por esta última.
Más recientemente, Jones repitió su papel de actor detrás del personaje como el elfo Dobby, a quien diera su voz por primera vez en Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets). Entre otros de sus recientes trabajos para el cine se incluye el thriller de Mikael Håfström El rito (The Rite), con Anthony Hopkins; la comedia de David Gordon Green, Caballeros, princesas y otras bestias (Your Highness); y la película de acción de Joe Johnston, Capitán América: el primer vengador (Captain America: The First Avenger). Próximamente será visto en My Week with Marilyn, con Michelle Williams y en Tinker, Tailor, Soldier, Spy de Tomas Alfredson con Gary Oldman y Colin Firth.
Jones recientemente apareció en varias películas independientes incluyendo City of Ember – En busca de la luz (City of Ember), producida por Tom Hanks; Creation de Jon Amiel y What’s Wrong with Virginia, que se proyectó en el Festival de Cine de Toronto de 2010. Entre otros de sus recientes trabajos se encuentran La niebla de Stephen King (The Mist) de Frank Darabont; La ronda de la noche (Nightwatching) de Peter Greenaway; Amazing Grace de Michael Apted; Mrs. Henderson presenta (Mrs. Henderson Presents) de Stephen Frears; y la película nominada al Oscar® Descubriendo Nunca Jamás (Finding Neverland) de Stephen Frears; Juana de Arco (The Messenger: The Story of Joan of Arc) de Luc Besson; Por siempre jamás (Ever After) de Andy Tennant; Los miserables. La leyenda nunca muere (Les Misérables) de Bille August; y Orlando, que fue su debut en la dirección cinematográfica.
Premiado actor de teatro, Jones ganó el premio Olivier por su interpretación en la comedia del West End, “The Play What I Wrote”, dirigida por Kenneth Branagh. Volvió a repetir su papel en la producción nominada al premio Tony® de Broadway. Su trabajo en el West End de Londres incluye la producción de “Measure for Measure” de Simon McBurney y, más recientemente, “Parlour Song” y “Every Good Boy Deserves Favour”.
En televisión, Jones coprotagonizó junto a Helen Mirren la muy aplaudida miniserie de HBO Elizabeth I. Entre sus créditos se incluyen proyectos de gran formato como Mo, The Old Curiosity Shop, The Way We Live Now, In Love and War y Victoria & Albert. También ha sido visto como estrella invitada en Dr. Who y Christopher and His Kind.

Una de las caras más conocidas de la comedia británica, MACKENZIE CROOK (Tom), que coleccionaba figuras de La Guerra de las Galaxias (Star Wars) de niño, ahora está inmortalizado como una figura de acción de 1,80m de altura por su papel en el éxito de taquilla Piratas del Caribe (Pirates of the Caribbean). Nació con el nombre de Paul Mackenzie Crook el 29 de septiembre de 1971, en Maidstone, Kent, Inglaterra, Reino Unido, y estudió en la escuela de teatro de Dartford, donde hizo sus primeras apariciones en teatro. También pasó gran parte de su juventud con su tío en Zimbawe.
A medida que crecía, Crook expresó su creatividad a través de la pintura, incluso llegó a replicar pintura pre-rafaelista en la parte trasera de su cazadora motera y se en esa época se unió al teatro juvenil local. A los 18 años no consiguió plaza para entrar a la escuela de arte y se dedicó a escribir sketches de comedia. De todas maneras, el director del teatro local creyó en su potencial y se convirtió en su agente y guió a Crook en su carrera como comediante de monólogos.
En 1996, Crook realizó su debut cinematográfico con la película The Man Who Fell in Love with a Traffic Cone! El siguiente años, fue descubierto por Bob Mortimer en el Festival de Edimburgo y poco tiempo después hizo su primera aparición en la televisión como comediante en el programa The 11 O'Clock Show, luego trabajó en otros programas de televisión interpretando a personajes grotescos y exagerados.
El salto a la fama de Crook fue con Gareth Keenan, un extravagante tipo con un corte de pelo gracioso, en la comedia de gran éxito de la televisión británica, The Office, por la que ganó una nominación al premio British Comedy. También fue miembro del reparto principal del programa de la BBC, TV to Go.
El actor hizo su debut en la gran pantalla junto a Al Pacino en El mercader de Venecia (The Merchant of Venice), y luego apareció junto a Heath Ledger en El secreto de los hermanos Grimm (The Brothers Grimm) y junto a Johnny Depp en Descubriendo Nunca Jamás (Finding Neverland). Depp y Crook conectaron durante el rodaje de Nunca Jamás y fue Depp quien lo recomendó para Ragetti, su papel más conocido en Piratas del Caribe. La maldición de la perla negra (Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl) y su secuela, Piratas del Caribe. El cofre del hombre muerto (Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest). También fue fichado para repetir su papel como Ragetti en la tercera entrega de la franquicia de Piratas del Caribe, Piratas del Caribe. En el fin del mundo (Pirates of the Caribbean: At World's End).
Después de una dura década en el circuito del club de la comedia, su facilidad para la creación de personajes estrafalarios consiguió la atención del público mundial. En la trilogía de Piratas del Caribe, Crook ha exhibido algunas de su más amplia gama de emociones, con gran facilidad para los cambios de expresión facial desde la pensativa filosófica a la emoción más grotesca y de un miedo exagerado al júbilo cuando su personaje se quita el ojo de madera.
En 2004, Crook apareció en el papel de Billy Bibbit, junto a Christian Slater, en la producción teatral del West End de “Alguien voló sobre el nido del cuco”, que inicialmente se estrenó en el Gielgud Theatre y luego en el Festival de Teatro de Edimburgo. También ha escrito el guión de un nuevo proyecto que él describe como una producción de época ambientada en Londres y que coincide con el período de las películas de Piratas del Caribe.
Crook disfruta de una feliz vida familiar con su mujer Linsay, una ex ejecutiva de la publicidad y dueña de un club, y su hijo Jude (nacido en 2003). Le encanta la jardinería y también está centrado en mantener un estilo de vida orgánico. Actualmente reside con su familia en la vieja casa art-decó que fuera de Peter Seller en Muswell Hill, al norte de Londres, Inglaterra.

DANIEL MAYS (Allan) nació en Epping, Essex, y se formó en la Escuela de Arte Dramático de la Royal Academy. Desde su graduación en el año 2000, ha ganado el amplio reconocimiento de la crítica por sus diversos papeles para el cine, la televisión y el teatro.
Mays ganó por primera vez popularidad en 2001, cuando el director británico Mike Leigh lo eligió para su película Todo o nada (All or Nothing), trabajo por el cual cosechó entusiastas críticas. Volvió a reunirse con Leigh cuando protagonizó junto a Imelda Staunton, el drama El secreto de Vera Drake (Vera Drake), que fue nominado a tres Oscar®, tres BAFTA y seis British Independent Film Awards, incluyendo la categoría de mejor película independiente británica.
Entre sus trabajos para el cine se incluyen Pearl Harbor de Michael Bay; Un buen año (A Good Year) de Ridley Scott; y el poderoso drama religioso de época irlandés, Middletown, dirigido por Brian Kirk. En el verano de 2006, Mays rodó el papel de Tommy Nettle, junto a James McAvoy y Keira Knightley, en la muy premiada Expiación. Más allá de la pasión (Atonement), adaptación de la novela homónima de Ian McEwan que dirigió Joe Wright.
Además, protagonizó Hippie Hippie Shake, junto a Cillian Murphy y Sienna Miller, sobre la vida del editor de la contra-cultura Richard Neville y sus desventuras en Londres a finales de los años 60; el éxito The Bank Job, dirigido por Roger Donaldson y coprotagonizado por Jason Statham y Saffron Burrows; la aplaudida película de Nigel Cole, Made in Dagenham, junto a Sally Hawkins, Miranda Richardson y Bob Hoskins; y el thriller británico Shifty, que se estrenó con una calurosa recepción en el Festival de Cine de Londres y fue nominada a cinco premio de los British Independent Film incluyendo el de mejor actor de reparto para May.
La carrera de Mays en teatro también le ha hecho ganarse muchos aplausos. En 2004, Ramin Gray lo eligió para la obra de teatro “Ladybird” de Vassily Sigarev. En el Royal Court, ha participado en “Scarborough” y a continuación en “The Winterling” de Jez Butterworth y “Motortown” de Simon Stephen.
En televisión interpretó el papel principal de Carter Kranz en la serie nominada a tres premios BAFTA, Funland. También protagonizó el drama de ITV, Half Broken Things, y la película de Abi Morgan ganadora del BAFTA, White Girl para BBC 2. También fue elegido para el reparto de la nueva versión de Nick Love de The Firm, y en la comedia de situación de gran éxito de Channel 4, Plus One, así como la trilogía de películas hito de la cadena Channel 4, Red Riding, por la que ganó una abrumadora atención de la crítica.

Promocionado como el “Ben Stiller de la comedia francesa”, GAD ELMALEH (Ben Salaad) es una de las estrellas más queridas de la comedia en Francia. En 2006, Elmaleh fue premiado con el premio Chevalier de las artes y las letras por el ministro de cultura francés y fue votado como “La persona más graciosa de Francia”. Nacido en Casablanca, Marruecos, creció en un entorno multicultural (marroquí de ascendencia judía) y habla árabe marroquí, francés, inglés y hebreo.
A los 17 años, Elmaleh dejó Marruecos y se trasladó a Montreal, Canadá, donde estudió y comenzó con su carrera en la radio, la televisión y el teatro. Poco tiempo después viajó a París para estudiar teatro y comedia y allí escribió y protagonizó su primer espectáculo unipersonal, “Decalages”. Esto le condujo a varios unipersonales que arrasaron entre el público de habla francesa de Europa y Canadá, entre ellos se incluyen “La Vie Normale”, “L’Autre C’est Moi” y “Papa est en Haut” en 2006, que se estrenó en el Festival de Comedia “Just For Laughs” de Montreal y su espectáculo agotó localidades en Miami, Los Ángeles y Nueva York. Hizo historia cuando vendió todas las localidades del prestigioso L’Olympia de París durante siete semanas consecutivas en 2007.
En el transcurso de su carrera, Elmaleh ha protagonizado una seguidilla de películas de éxito entre las que se incluyen La verdad si yo miento 2 (La Verite si je Mens 2) y Chouchou, basada en uno de sus personajes más populares de su espectáculo “La Vie Normale”. Otros trabajos en cine incluyen la comedia Ole, que protagonizó junto a Depardieu; El juego de los idiotas (La Doublure) y Un engaño de lujo (Hors de Prix), junto a Audrey Tautou. En 2005, fue invitado para presentar los prestigiosos premios César, de los que volvió a ser presentador el siguiente año.
Más recientemente, Elmaleh escribió, dirigió y protagonizó su primer película, Coco, basada en uno de sus muchos y queridos personajes, y se estrenó en primera posición en Francia, Bélgica y Suiza. Recientemente ha aparecido en su primera película de habla inglesa, Midnight in Paris de Woody Allen.

Nieto de un artista del vodevil, JOE STARR (Barnaby) ha entretenido a todos los que lo rodean desde que era niño. Starr se fogueó en el circuito de comedia, donde trabajó con algunas luminarias de la comedia como Chris Rush, Tim Allen, Kevin James, Wendy Liebman, Soupy Sales y Robert Klein. Ha aparecido en todo tipo de salas desde los clubes de comedias más importantes a los teatros y salones de Las Vegas y Atlantic City, así como en el programa de radio nacional, The Bob & Tom Show.
En 2006, Starr apareció en la secuencia de apertura de la película de Oliver Stone, World Trade Center. También protagonizó junto a Christopher McDonald la miniserie The Bronx is Burning, la historia transcurre en el año 77 y cuenta el intento de los Yankees de ganar la World Series, producida por ESPN Original Entertainment. También ha hecho varias colaboraciones recurrentes en Important Things, de Comedy Central con Demitri Martin, y Premium Blend de la misma cadena.
En teatro, recientemente ha finalizado con una gira por 27 ciudades en Canadá patrocinada por el prestigioso festival de comedia Just For Laughs.


ACERCA DE LOS REALIZADORES

STEVEN SPIELBERG (Director/Productor), uno de los realizadores más influyentes y de más éxito de la industria es socio principal de DreamWorks Studios. En 2009, él y su socia Stacey Snider se unieron con Reliance Anil Dhirubhai Ambani Group para formar el nuevo DreamWorks. Esta nueva entidad es una continuación de DreamWorks Studios, fundada en 1994 por Spielberg, Jeffrey Katzenberg y David Geffen.
Spielberg es además, en conjunto, el director con mayor recaudación de todos los tiempos, dirigiendo grandes éxitos de taquilla como Tiburón (Jaws), E.T. El extraterrestre (E.T. The Extra-Terrestrial) y las franquicias de Indiana Jones y Parque Jurásico (Jurassic Park). Entre los incontables honores y reconocimientos que ha recibido ha ganado el Oscar® en tres ocasiones.
Spielberg se llevó a casa sus dos primeros Oscarâ -a mejor director y mejor película- por la internacionalmente aplaudida La lista de Schindler (Schindler’s List), que recibió un total de siete Oscarâ. La película fue también declarada la mejor película de 1993 por la mayoría de las organizaciones de críticos, además ganó siete premios BAFTA y tres Globos de Oro®, en ambas ocasiones incluyendo el premio a mejor película y mejor director. Spielberg también ganó el premio del Gremio de Directores de Estados Unidos (DGA) por su trabajo en la película.
Spielberg ganó su tercer Oscar®, a mejor director, por el drama ambientado en la Segunda Guerra Mundial Salvar al soldado Ryan (Saving Private Ryan), que fue el estreno de mayor recaudación dentro de Estados Unidos de 1998. También fue una de las películas más valoradas del año, y ganó cuatro Oscar® más, así como dos Globos de Oro® a mejor película y mejor director, y numerosos premios de la crítica en las mismas categorías. Spielberg también ganó otro premio DGA y compartió el premio del Gremio de Productores de Estados Unidos (PGA) con los demás productores de la película. Ese mismo año, el PGA también propuso a Spielberg para el prestigioso premio Milestone por su contribución histórica a la industria cinematográfica.
También fue nominado al Oscar® a mejor director por Munich, E.T. El extraterrestre (E.T. The Extra-Terrestrial), En busca del arca perdida (Raiders of the Lost Ark) y Encuentros en la tercera fase (Close Encounters of the Third Kind). Además se hizo con nominaciones al premio del DGA por todas esas mismas películas además de Tiburón (Jaws), El color púrpura (The Color Purple), El imperio del sol (Empire of the Sun) y Amistad. Con diez premios DGA a la fecha, Spielberg ha sido reconocido por sus pares con más nominaciones que ningún otro director. En el año 2000, recibió el premio del DGA a una vida de logros. También ha recibido el premio Irving G. Thalberg que otorga la Academia de Arte y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, el Cecil B. DeMille de Hollywood Foreign Press, el premio del Kennedy Center y otros numerosos tributos a su carrera.
Más recientemente, Spielberg ha dirigido el éxito mundial Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull). También es productor del éxito del verano Super 8 dirigido por JJ Abrams. Además de dirigir Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio, está dirigiendo War Horse, basada en la premiada novela homónima que ha sido adaptada al teatro con gran éxito en Londres y recientemente ha ganado el premio Tony® a mejor obra dramática de Broadway. Presentada por DreamWorks Studios, la película tiene previsto su estreno para el 28 de diciembre de 2011. En octubre, comenzará con la producción de Lincoln que se estrenará en otoño de 2012.
La carrera de Spielberg comenzó en 1968 con el cortometraje Amblin, que lo llevó a convertirse en el director más joven en firmar un contrato a largo plazo con un estudio. La primera vez que captó la atención del público fue con su telemovie de 1971 El diablo sobre ruedas (Duel). Tres años más tarde, realizó su debut en la dirección cinematográfica con Loca evasión (The Sugarland Express), sobre un guión que él mismo coescribió. Su siguiente película fue Tiburón (Jaws), el primer filme en romper la barrera de los 100 millones de dólares de recaudación de taquilla.
En 1984, Spielberg formó su propia productora, Amblin Entertainment. Bajo el sello de Amblin la compañía produjo éxitos como Gremlins, The Goonies, Regreso al futuro 1, 2 y 3 (Back to the Future I, II, III), Quién engañó a Roger Rabbit (Who Framed Roger Rabbit?), Fievel y el nuevo mundo (An American Tail), Twister, La máscara del zorro (The Mask of Zorro), y las películas de los Hombres de negro (Men in Black). Amblin también produjo la serie ganadora del Emmy®, Urgencias (ER) con la Warner Bros. Television.
En 1994, Spielberg se asoció con Jeffrey Katzenberg y David Geffen para fundar el original DreamWorks Studios. El estudio disfrutó tanto del éxito del público como de la crítica con sus tres Oscar® consecutivos a mejor película: American Beauty, Gladiator (El Gladiador) (Gladiator) y Una mente maravillosa (A Beautiful Mind). En su historia, DreamWorks también produjo y coprodujo una amplia gama de películas entre las que se incluyen éxitos de taquilla como Transformers; los dramas de la Segunda Guerra Mundial de Clint Eastwood, Banderas de nuestros padres (Flags of Our Fathers) y Cartas de Iwo Jima (Letters from Iwo Jima), siendo esta última nominada al Oscar® a mejor película; Los padres de ella (Meet the Parents) y Los padres de él (Meet the Fockers); y The Ring (La señal) (The Ring) por nombrar algunas. Bajo el sello de DreamWorks, Spielberg también dirigió películas como La guerra de los mundos (War of the Worlds), Minority Report, Atrápame si puedes (Catch Me If You Can) y A.I. Inteligencia Artificial (A.I. Artificial Intelligence).
El éxito de Spielberg no se limita a la gran pantalla. Luego de su experiencia en Salvar al soldado Ryan (Saving Private Ryan), él y Tom Hanks formaron equipo como productores ejecutivos para realizar la miniserie de HBO de 2001, Hermanos de sangre (Band of Brothers), basada en el libro de Stephen Ambrose acerca de una unidad del ejército estadounidense en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Entre muchos de los premios que recibió el proyecto ganó tanto el Emmy® como el Globo de Oro® a mejor miniserie. Él y Hanks volvieron a reunirse más recientemente como productores ejecutivos de la aplaudida miniserie de HBO de 2010, The Pacific, esta vez centrada en los marines de la Segunda Guerra Mundial en el Océano Pacífico. The Pacific ganó ocho premios Emmy® incluyendo el de mejor miniserie.
Spielberg también fue productor ejecutivo de la serie de ciencia ficción de la cadena Sci-Fi ganadora del Emmy®, Abducidos (Taken) y la miniserie de TNT, Into the West. También fue productor ejecutivo de la serie de Showtime, The United States of Tara, y es productor además de la serie de TNT, Falling Skies y de la inminente Terra Nova en Fox TV; para principios de 2012 estrenará otra serie en calidad de director ejecutivo, Smash, para la cadena NBC.
Además de su trabajo como realizador, Spielberg también dedica su tiempo y recursos a diversas causas filantrópicas. El impacto de su trabajo por La lista de Schindler (Schindler’s List), lo llevaron a establecer la fundación Righteous Persons Foundation con los beneficios de la película. También ha fundado Survivors of the Shoah Visual History Foundation, que en 2005 se convirtió en la USC Shoah Foundation Institute for Visual History and Education. Además, Spielberg es presidente emérito de la Fundación Starlight Children.

STEVEN MOFFAT (Guión) es uno de los más eminentes guionistas de la televisión británica. Su historia en dos partes, The Empty Child y The Doctor Dances, para la primera temporada de la nueva versión de BBC de Dr. Who (protagonizada por Christopher Eccleston y Billie Piper) le supusieron el éxito y el premio Television Moment of the Year, así como también el prestigioso premio Hugo a mejor presentación dramática de corto formato. Luego se unió a la serie como productor ejecutivo y guionista de la siguiente temporada con David Tennant como el Doctor, para BBC One. Además de escribir y cocrear la serie Sherlock, por la que ganó el premio Royal Television Society, recibió el aplauso por su actualizada versión de Jekyll, que protagonizó James Nesbitt para BBC One.
Como creador/guionista de la comedia de situación de culto de la BBC2, Coupling, Moffat escribió 28 episodios en 4 temporadas, ganando el premio Silver Rose de Montreux en 2001 y el premio a mejor comedia británica de televisión en los British Comedy Awards en diciembre de 2003. Coupling está producida por Sue Vertue para Hartswood Films.
El primer trabajo de Moffat como guionista de televisión fueron los 43 episodios de más de 5 temporadas de Press Gang, acerca de un grupo de estudiantes de instituto a los que se les da el periódico local para que lo dirijan. La serie ganó el premio BAFTA y el premio de la Royal Television Society a mejor programa para jóvenes (y fue nominado a dos premios del Gremio de Guionistas de Gran Bretaña, a un Prix Jeunesse y otro BAFTA).
Entonces escribió dos comedias de situación para la BBC, Joking Apart, dirigida por Bob Spiers, que ganó el Bronze Rose de Montreux en 1995, y Chalk, que causó un gran revuelo entre los profesores y maestros del país. Otros de sus trabajos para televisión incluyen Privates, también dirigido por Spiers, piloto de una hora de comedia dramática para la cadena ITV; Norman at the Office, una comedia de media hora protagonizada por Robert Lindsay; Overkill y Dying Live, obras de teatro para televisión de media hora para Dawn French; y Exam Conditions, media hora de cine mudo para la EBU Commission/Central Television, que ganó el Prix Jeunesse y el premio Plovdiv y fue nominado al RTS.

A pesar de que solo tiene treinta y pico, la lista de trabajos del premiado realizador EDGAR WRIGHT (Guión) parece ser el de un experimentado veterano. Con proyectos como la serie de televisión de Reino Unido que se ha convertido en un fenómeno de culto internacional, Spaced, su película debut Zombies party (Una noche de muerte) (Shaun of the Dead), y la siguiente comedia de acción Arma Fatal (Hot Fuzz), el director ha pasado de ser un joven obsesionado con el cine con algo por demostrarse a sí mismo a uno de los personajes más solicitados del cine actual.
El pasado verano, Wright estrenó su primera producción estadounidense del cómic Scott Pilgrim contra el mundo (Scott Pilgrim Versus the World), protagonizado por Michael Cera en el papel que da título a la película. También fue fichado por Quentin Tarantino y Robert Rodriguez para que contribuyera en el trailer Don’t, para la épica Grindhouse.
Wright recientemente coescribió el guión de The Astonishing Ant Man con su coguionista de Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio, Joe Cornish, para Marvel Studios.

JOE CORNISH (Guión) es conocido por ser una de las mitades del dúo cómico británico Adam and Joe. También por ser el guionista y director de su primera película, Attack the Block, para Film Four y Big Talk Productions. Cornish recientemente ha sido coguionista de The Astonishing Ant Man, junto a Edgar Wright, para Marvel Studios.
Cornish apareció por primera vez en la pequeña pantalla británica en 1997 como coprotagonista y cocreador de The Adam and Joe Show, una comedia casera famosa por sus sketches, canciones y animaciones que satirizan la cultura pop. El programa se convirtió en un producto de culto, obtuvo el aplauso de la crítica, además de ganar el premio revelación de la Royal Television Society en 1998, y de emitirse durante cuatro temporadas.
El éxito de The Adam and Joe Show llevó a varias series de comedias secuelas para Channel 4 y la BBC, incluyendo Adam & Joe’s Formative Years, Adam and Joe’s American Animation Adventure y Adam and Joe Go Tokyo. Cornish también trabajó como director para Channel 4 en series de comedia como Modern Toss y Blunder, como guionista para Big Train de la BBC2 y como presentador para la BBC2 y la BBC Radio 4.
Junto con su trabajo en el cine, Cornish mantiene una carrera de gran éxito en la radio con Adam. El dúo reemplazó a Ricky Gervais en la estación de radio XFM en 2003, y dio por resultado una popular serie de podcasts. En 2007 se trasladaron a BBC 6music donde su programa de los sábados por la mañana fue premiado con el Broadcasting Press Guild de 2008 a mejor programa radiofónico del año, tres premios Silver Sony en 2009 y el Sony Gold a mejor radio de comedia en 2010.

PETER JACKSON (Productor) hizo historia con la trilogía de El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings), convirtiéndose en el primero en dirigir tres grandes producciones simultáneamente. La comunidad del anillo (The Fellowship of the Ring, Las dos torres (The Two Tower) y El retorno del rey (The Return of the King) fueron nominadas y recibieron una innumerable cantidad de premios en todo el mundo, incluyendo 12 Oscar®, 12 BAFTA y 4 Globos de Oro®.
Fue por El retorno del rey (The Return of the King) por el que Jackson recibiera su colección de premios más impresionante. Estos incluyen 3 Oscar® (mejor guión adaptado, mejor director y mejor película), 2 Globos de Oro® (mejor director y mejor película), 3 BAFTA (mejor guión adaptado, mejor película y premio del público), un premio del Gremio de Directores, un premio del Gremio de Productores y el premio de la Crítica de Nueva York.
Luego de la trilogía de El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings), en 2005, Jackson dirigió, escribió y produjo King Kong para Universal Pictures. La película recaudó más de 500 millones de dólares y ganó 3 Oscar®. Más tarde se ganó el elogio de la crítica por su película dramática The Lovely Bones.
Jackson previamente había recibido un amplio reconocimiento por su filme de 1994, Criaturas celestiales (Heavenly Creatures), que recibió una nominación al Oscar® a mejor guión original. Otros de sus trabajos para el cine incluyen Agárrame esos fantasmas (The Frighteners), protagonizado por Michael J. Fox; la película de marionetas para adultos El delirante mundo de los Feebles (Meet the Feebles); y Braindead: tu madre se ha comido a mi perro (Braindead), que ganó 16 premios internacionales de ciencia ficción incluyendo el Saturn. Jackson también fue codirector del documental para televisión La verdadera historia del cine (Forgotten Silver), que tuvo un gran éxito en el circuito de festivales.
En 2009, Jackson produjo el éxito mundial de ciencia ficción District 9. También es productor de la nueva versión de la película ambientada en la Segunda Guerra Mundial, Dambusters.
Jackson actualmente se encuentra inmerso en la dirección de la muy esperada adaptación en dos entregas de la novela de Tolkien, The Hobbit, de la que también es coguionista.
Nacido en Nueva Zelanda en Halloween de 1961, Jackson comenzó a hacer películas desde muy pequeño con la cámara Super 8 de sus padres. A los 17 dejó la escuela y después de comprar una cámara de 16mm empezó a rodar cortometrajes de comedia de ciencia ficción que tres años después había crecido hasta convertirse en una producción de 75 minutos titulada Mal gusto (Bad Taste).
Jackson trabaja muy estrechamente con su socio Fran Walsh, con quien comparte su pasión por la escritura de guiones, la producción y la familia. Tiene un especial interés por los objetos de la Segunda Guerra Mundial y es orgulloso propietario de algunas aeronaves de esa época.

KATHLEEN KENNEDY (Productora) es una de las productoras y ejecutivas más respetadas de la industria. Como muestra de su posición en la comunidad cinematográfica, recientemente fue elegida vicepresidente de la Academia de Arte y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos (AMPAS). Ha producido algunos de los éxitos más notables y reconocibles de la historia del cine, incluyendo sus colaboraciones con Steven Spielberg en películas como E.T. El extraterrestre (E.T. The Extra-Terrestrial), La lista de Schindler (Schindler’s List) y Parque Jurásico (Jurassic Park). Además de Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio, es también productora del drama de Spielberg ambientado en la Primera Guerra Mundial, War Horse.
Seis veces nominada al Oscar® en la categoría de mejor película, recibió su última nominación por su trabajo en la producción de la película de David Fincher, El curioso caso de Benjamin Button (The Curious Case of Benjamin Button) que recibió un total de 13 nominaciones de los cuales ganó 3. La película fue una producción de Kennedy/Marshall Company, que ella cofundó en 1992 con el director/productor Frank Marshall.
Bajo el sello Kennedy/Marshall Company, Kennedy cosechó tres de sus nominaciones al Oscar® a mejor película: Munich de Spielberg; Seabiscuit: más allá de la leyenda (Seabiscuit) de Gary Ross; y el innovador filme de M. Night Shyamalan, El sexto sentido (The Sixth Sense). Kennedy/Marshall también produjo la trilogía de las películas de Bourne que en conjunto, han sido calificadas como una reinvención del género de espías; Las crónicas de Spiderwick (The Spiderwick Chronicles); Airbender, el último guerrero (The Last Airbender) de Shyamalan; y Más allá de la vida (Hereafter) de Clint Eastwood; además, la compañía ha producido películas independientes como Persepolis, que fue nominada al Oscar® a mejor película de animación de 2008, y La escafandra y la mariposa (La scaphandre et le papillon), por la que ganó una nominación a mejor película del premio Independent Spirit. Para la pequeña pantalla, Kennedy/Marshall produjo la telemovie nominada al Emmy® 2010 de HBO, La relación especial (The Special Relationship), con guión de Peter Morgan.
Kennedy lanzó su carrera en la producción gracias a una fructífera asociación con Steven Spielberg que comenzó cuando trabajó como asistente de producción en 1941. Luego continuó trabajando con el director en En busca del arca perdida (Raiders of the Lost Ark) antes de hacer su debut en la producción con E.T. El extraterrestre (E.T. The Extra-Terrestrial), que también supuso a Kennedy su primera nominación al Oscar®.
En 1982, Kennedy cofundó Amblin Entertainment junto con Spielberg y Marshall. Con Amblin, produjo y guió dos de las franquicias de más éxito en la historia del cine: las películas de Parque Jurásico (Jurassic Park) y la trilogía de Regreso al futuro (Back to the Future). También recibió su segunda nominación al Oscar® por su trabajo en El color púrpura (The Color Purple) de Spielberg y fue productora ejecutiva de la ganadora del Oscar® a mejor película de 1993, La lista de Schindler (Schindler’s List). También produjo las películas dirigidas por Spielberg El imperio del sol (Empire of the Sun), A.I. Inteligencia Artificial (A.I. Artificial Intelligence), y, más recientemente, La guerra de los mundos (War of the Worlds).
Además, Kennedy produjo o fue productora ejecutiva de algunos de los mayores éxitos de crítica y taquilla de Amblin, como Twister, Los puentes de Madison (The Bridges of Madison County), Los picapiedras (The Flintstones), Rex: un dinosaurio en Nueva York (We’re Back! A Dinosaur’s Story), ¡Qué ruina de función (Noises Off…), Hook (El capitán garfio) (Hook), El cabo del miedo (Cape Fear), En busca del valle encantado (The Land Before Time), Quién engañó a Roger Rabbit (Who Framed Roger Rabbit?), El secreto de la pirámide (Young Sherlock Holmes), Fievel y el nuevo mundo (An American Tail), The Goonies y Gremlins, así como el debut en la dirección de Frank Marshall en 1990, Aracnofobia (Arachnophobia).
Kennedy ocupa un lugar en el Comité Ejecutivo de Productores de la Academia y es miembro del Consejo de Dirección de la Academia. Recientemente ha completado su mandato como presidente del Gremio de Productores de Estados Unidos, que en el año 2006 le otorgara su máximo honor, el premio Charles Fitzsimons Service. En 2008, ella y Marshall recibieron el premio David O. Selznick del Gremio de Productores a una carrera de logros.

Nacido en Brooklyn, Nueva York, KEN KAMINS (Productor ejecutivo) se graduó en la escuela de declamación y teatro de la universidad de Northwestern. En cuanto terminó la carrera empezó a trabajar en la industria del cine con un puesto en MGM/UA en ventas en su departamento de 16mm. Más tarde se convirtió en vicepresidente de adquisiciones internacionales para RCA/Columbia Pictures Home Video.
En 1992, Kamins se unió a la InterTalent Agency, donde Peter Jackson firmó un contrato con él, dando comienzo a una colaboración de casi dos décadas. Kamins entonces se unió a la agencia ICM como vicepresidente ejecutivo y se dedicó a la financiación de la trilogía ganadora del Oscar® El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings) además de otros filmes independientes como Gosford Park de Robert Altman, Gangs of New York de Martin Scorsese y El general (The General) de John Boorman.
Kamins entonces formó Key Creatives, su propia firma de gestión, entre sus clientes se incluyen artistas ganadores del Oscar® como Peter Jackson, Fran Walsh, Philippa Boyens y el guionista/productor Christopher McQuarrie, así como el equipo de realizadores Paul W.S. Anderson y Jeremy Bolt.
Otros de sus créditos como productor ejecutivo incluyen el drama de Tom Cruise, Valkiria (Valkyrie), con McQuarrie como guionista y productor, y Bryan Singer en la dirección, así como el reciente éxito de ciencia ficción, District 9. Además, Kamins desempeñó las mismas tareas en The Lovely Bones de Jackson, la nueva versión del drama que produce también Peter Jackson, Dambusters, y su adaptación en dos entregas de The Hobbit.

NICK RODWELL (Productor ejecutivo) conoció a Tintín a los 7 años y jamás olvidó ese mágico momento. Ha pasado los últimos 27 años protegiendo y promoviendo el trabajo de Hergé en todas las maneras posibles. Y en 2009 abrió las puertas del Museo Hergé en las inmediaciones de Bruselas en Bélgica.

STEPHANE SPERRY (Productor ejecutivo) formó su propia compañía de producción, Liaison Films, en otoño de 2002. Liaison tiene un acuerdo de producción de primera opción con Focus Features. La empresa tiene la tarea de llevar propiedades, ideas y talento europeo al mercado estadounidense y más allá.
Divide su tiempo entre Los Ángeles y París y mantiene un acuerdo de consultor exclusivo con Focus, que incluye la comunicación continua con Canal +, Studio Canal, y con Universal Pictures.
Antes de establecer Liaison, el avezado productor ejecutivo cinematográfico fue durante casi tres años copresidente de operaciones en Estados Unidos de Canal +. Basado en Los Ángeles, supervisó las inversiones de la compañía en filmes estadounidenses.
Antes de ello, Sperry fue durante cuatro años vicepresidente ejecutivo de programas y desarrollo estratégico de una división subsidiaria de la empresa francesa. Durante este período supervisó el fortalecimiento de las unidades de negocio de la compañía en su conjunto en el proceso de estatización de la empresa. Entró en Canal + en 1987, y como director de adquisiciones fue el arquitecto de la filmoteca de la empresa que cuenta con más de 5.500 películas.
Sus puestos previos incluyen tres años como presidente de Alliance International, así como cuatro años como director de Island Records (Francia), donde ayudó a construir el negocio cinematográfico de la compañía. Comenzó su carrera en la industria del cine en los años 70 y trabajó en casi tres docenas de películas en diferentes puestos.
Más recientemente ha producido Asalto a la comisaría del distrito 13 (Assault on Precinct 13), y la historia de fantasmas de Pascal Laugier, El internado (Saint Ange), protagonizada por Virginie Ledoyen.

MICHAEL KAHN (Montaje) ha ganado el Oscar® a mejor montaje por tres películas de Spielberg: En busca del arca perdida (Raiders of the Lost Ark), La lista de Schindler (Schindler’s List) y Salvar al soldado Ryan (Saving Private Ryan). También ha recibido nominaciones a la estatuilla por Atracción fatal (Fatal Atractivo) de Adrian Lyne, y El imperio del sol (Empire of the Sun) y Encuentros en la tercera fase (Close Encounters of the Third Kind) de Spielberg.
Miembro de la American Cinema Editora, su carrera en montaje se remonta a trabajos para películas de televisión como Hogan’s Héroes y Eleanor and Franklin, por las que ganó el Emmy®. Entre las muchas películas para las que realizó el montaje se encuentran Los ojos de Laura Mara (The Yes of Laura Mara), The Goonies, Operación: Soldados de juguete (Soy Soldares), Hook (El capitán garfio) (Hook), Twister, Lara Croata Toma Reidero: La cuna de la vida (Toma Reidero II) y Las crónicas de Spiderwick (The Spiderwick Chronicles). Más recientemente, ha realizado el montaje del éxito de taquilla Piratas del caribe. En mareas misteriosas (Pirates of the Caribbean: On Estrangule Cides) así como Prince of Persia. Las arenas del tiempo (Prince of Persia).
Además de su extraordinaria lista de títulos, los trabajos de Kahn incluyen la mayoría de las películas de Steven Spielberg como su reciente War Horse, Munich, La guerra de los mundos (War of the Worlds), La terminal (The Terminal), Atrápame si puedes (Catch Me If You Can), Minority Report, A.I., Salvar al soldado Ryan (Saving Private Ryan), Amistad, El mundo perdido (Jurassic Park: The Lost World), La lista de Schindler (Schindler’s List), Hook (El capitán garfio) (Hook), Indiana Jones y la última cruzada (Indiana Jones and The Last Crustáceo), Indiana Jones y el templo maldito (Indiana Jones and The Temple of Boom) y En busca del arca perdida (Raiders of the Lost Ark).

Con una carrera en la industria del entretenimiento que se expande a lo largo de casi 30 años, CAROLYNNE CUNNINGHAM (Coproductora) colaboró por primera vez con Peter Jackson en Criaturas celestiales (Heavenly Creatures) como primer asistente de dirección. Volvieron a encontrarse para la audaz trilogía ganadora del Oscar®, El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings). Después de completar la trilogía, Cunningham siguió colaborando con Jackson, en el rol de productora, en King Kong y The Lovely Bones, mientras mantenía sus funciones como primer asistente de dirección. También fue productora del reciente éxito de ciencia ficción District 9.
Entre los eclécticos trabajos de Cunningham como primer asistente de dirección se incluyen Peter Pan, la gran aventura (Peter Pan), A contracorriente (Domingos Maestrea), Dativo the Enema, Chine, Nosotros dos (The Sum of Us), Flynn y muchas otras producciones, miniseries y telemovies.
Originaria de Sidney, Australia, Cunningham reside en Nueva Zelanda.

JASON MCGATLIN (Coproductor) tiene una larga lista de trabajos en varios puestos dentro de la producción como El Grinch (How the Grinch Stole Christmas), Deep Blue Sea, Tú a Londres yo a California (The Parent Trap), Medianoche en el jardín del bien y del mal (Midnight in the Garden of Good and Evil) y Los puentes de Madison (The Bridges of Madison County) de Clint Eastwood.
Escaló en la cadena de producción a director de producción y supervisor de producción y sus siguientes trabajos fueron Los 4 Fantásticos y Silver Surfer (Fantastic 4: Rise of the Silver Surfer), X-Men 2 y X-Men. La decisión final (X-Men: The Last Stand), y La guerra de los mundos (War of the Worlds), su primera película con Steven Spielberg y Kathleen Kennedy, así como Una serie de catastróficas desdichas de Lemony Snicket (Lemony Snicket’s A Series of Unfortunate Events) con Kennedy.
McGatlin también produjo y realizó el montaje de los documentales Old Coaches y Head Hunter.

Uno de los más famosos y compositores de orquesta contemporáneo de más éxito, JOHN WILLIAMS (Compositor) es ganador de 5 Oscar®, 17 Grammy®, 4 Globos de Oro®, 2 Emmy® y 5 BAFTA® de la Academia de Cine, Televisión y Arte de Gran Bretaña. Conocido por sus bandas sonoras y música ceremonial, Williams es además un notable compositor de piezas de concierto y reconocido director de orquesta.
Las bandas sonoras compuestas por Williams para Steven Spielberg incluyen Tiburón (Jaws), E.T. El extraterrestre (E.T. The Extra-Terrestrial), La lista de Schindler (Schindler’s List), así como la serie de películas de Indiana Jones, que le ha supuesto múltiples premios y un número récord de ventas de álbumes. Sus composiciones para la trilogía original de La Guerra de las Galaxias (Star Wars) transformaron el panorama de la música del cine en Hollywood y se convirtieron en iconos de la cultura estadounidense.
Williams ha compuesto la música y ha sido director musical de casi ochenta películas entre las que se incluyen Salvar al soldado Ryan (Saving Private Ryan), Amistad, Siete años en el Tibet (Seven Years in Tibet), El mundo perdido (The Lost World), Rosewood, Sleepers, Nixon, Sabrina, La lista de Schindler (Schindler’s List), Parque Jurásico (Jurassic Park), Solo en casa (Home Alone), Un horizonte muy lejano (Far and Away), JFK, Hook (El capitán garfio) (Hook), Presunto inocente (Presumed Innocent), Para siempre (Always), Nacido el 4 de julio (Born on the Fourth of July), la saga de Indiana Jones, El turista accidental (The Accidental Tourist), El imperio del sol (Empire of the Sun), Las brujas de Eastwick (The Witches of Eastwick), la trilogía de La guerra de las galaxias (Star Wars), E.T. El extraterrestre (E.T. The Extra-Terrestrial), El imperio contraataca (The Empire Strikes Back), Superman, Encuentros en la tercera fase (Close Encounters of the Third Kind), Tiburón (Jaws) y Adiós Mr. Chips (Goodbye Mr. Chips).
Williams ha sido premiado con varios discos de oro y de platino y su banda sonora por La lista de Schindler (Schindler’s List) le supusieron el Oscar® y el Grammy®. En el año 2000, en la convención estadounidense de ShoWest, fue honrado como Maestro del Año por la National Association of Theater Owners.
John Williams nació en Nueva York y se trasladó con su familia a Los Ángeles en 1948. Allí asistió a la UCLA y tomó clases privadas de composición con Mario Castelnuovo-Tedesco. Después de servir en la fuerza aérea, Mr. Williams regresó a Nueva York y continuó con su formación en el Juilliard School, donde estudió piano con Madame Rosina Lhevinne. Mientras estaba en Nueva York también trabajó como pianista de jazz tanto en clubes como en estudios de grabación. Luego regresó a Los Ángeles donde comenzó su carrera en la industria del cine trabajando con compositores como Bernard Herrmann, Alfred Newman y Franz Waxman. Luego compuso la música de numerosos programas de televisión de los años 60, ganando 2 premios Emmy® por su trabajo.
En enero de 1980 Williams fue nombrado 19º director de orquesta de la Boston Pops Orchestra desde su fundación en 1885. Recibió el honor de ser director de orquesta laureate de la Boston Pops después de retirarse en diciembre de 1993, y actualmente posee el título de artista residente en Tanglewood.
Williams ha escrito numerosas piezas de concierto entre las que se incluyen una sinfonía, una sinfonietta para instrumentos de viento, un concierto de violonchelo que estrenó Yo-Yo Ma y la Boston Symphony Orchestra en Tanglewood en 1994, conciertos para flauta y violín grabados por la Sinfónica de Londres, conciertos para clarinete y tuba, un concierto para trompeta que estrenó la orquesta de Cleveland y su principal trompetista Michael Sachs en septiembre de 1996. Su concierto para fagot, “The Five Sacred Trees”, que estrenó la Filarmónica de Nueva York y su principal intérprete de fagot, Judith LeClair en 1995, fue grabado por Sony Classical con Williams y LeClair y la Sinfónica de Londres.
Además, Mr. Williams ha compuesto el conocido tema musical para el telediario de la NBC "The Mission"; "Liberty Fanfare" compuesta en dedicación a la Estatua de la Libertad, "We're Lookin' Good!", composición hecha especialmente para la celebración de los Juegos Olímpicos de Verano de 1987 y otros temas para los Juegos Olímpicos de Verano de 1984, 1988 y 1996. Entre sus conciertos más recientes está Seven for Luck –para soprano y orquesta–, una pieza de siete canciones basadas en los textos de la poetiza estadounidense Rita Dove. Seven for Luck se estrenó mundialmente por la Sinfónica de Boston, con Williams como director de orquesta y la soprano Cynthia Haymon.
Williams ha dirigido la Boston Pops Esplanade Orchestra en sus giras por Estados Unidos en 1985, 1989 y 1992 y una gira por Japón en 1987. También fue director de la gira de Boston Pops Orchestra en Japón en 1990 y 1993. Además de dirigir la Sinfónica de Boston en el Symphony Hall de Tanglewood, Williams ha sido director de orquesta invitado de las formaciones más importantes del momento, como la Sinfónica de Londres, la Orquesta de Cleveland, la Filarmónica de Filadelfia, la Sinfónica de Chicago, la Sinfónica de Pittsburgh, la Sinfónica de Dallas, la Sinfónica de San Francisco y la Filarmónica de Los Ángeles.
Es licenciado honorario de catorce universidades estadounidenses incluyendo la de Berklee College of Music de Boston, Boston College, Universidad de Northeastern, Universidad de Tufts, Universidad de Boston, el Conservatorio de Música de Nueva Inglaterra y la Universidad de Massachusetts en Boston. El 23 de junio de 2000, pasó a formar parte del Paseo de la Fama de Hollywood.

JOE LETTERI (Supervisor de efectos visuales senior) ganador de cuatro Oscar® por sus innovadores efectos visuales en Avatar de James Cameron; las dos últimas entregas de El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings) -Las dos torres (The Two Towers) y El retorno del rey (Return of the King)-; y King Kong, estas tres últimas todas con Peter Jackson. También fue nominado por los efectos visuales de Yo, robot (I, Robot).
Letteri es socio de la compañía de efectos digitales establecida en Nueva Zelanda, WETA Digital. Antes de unirse a WETA, trabajó en ILM. Entre otros de sus trabajos para el cine se incluyen X-Men. La decisión final (X-Men: The Last Stand), Ultimátum a la tierra (The Day the Earth Stood Still), Van Helsing y Mi monstruo y yo (The Water Horse).

SCOTT E. ANDERSON (Supervisor de efectos visuales) ha sido nominado en tres ocasiones al Oscar® a mejores efectos visuales: por El hombre sin sombra (Hollow Man), Starship Troopers (Las brigadas del espacio) (Starship Troopers) y Babe, el cerdito valiente (Babe), ganando la estatuilla por la última. Previamente a Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio trabajó con Peter Jackson en King Kong y The Lovely Bones.
Entre sus trabajos como supervisor de efectos visuales se incluyen películas como Superman Returns (El regreso) (Superman Returns), James y el melocotón gigante (James and the Giant Peach), Babe, el cerdito valiente (Babe), Jungla de cristal. La venganza (Die Hard: With A Vengeance) y la vanguardista película de Kerry Conran, Sky Captain y el mundo del mañana (Sky Captain and the World of Tomorrow), en la cual asumió la responsabilidad de supervisor de efectos visuales senior. Otros trabajos adicionales en diversas posiciones dentro de los efectos visuales se incluyen Yo, robot (I, Robot), La novena puerta (The Ninth Gate), El guardián de las palabras (The Pagemaster) y muchas otras. Comenzó su carrera en gráficos de ordenador en Industrial Light & Magic, donde contribuyó en películas como The Abyss y Terminator 2: el juicio final (Terminator 2: Judgment Day) de James Cameron, Aquel país desconocido (Star Trek VI: The Undiscovered Country), A la caza del octubre rojo (The Hunt For Red October) y Memorias de un hombre invisible (Memoirs of an Invisible Man).

JAMIE BEARD (Supervisor de animación) es realizador y animador y ha trabajado en una gran cantidad de películas en Weta Digital, incluyendo El Señor de los Anillos: el retorno del rey (The Lord of the Rings: The Return of the King), King Kong y The Lovely Bones de Peter Jackson, así como en los filmes Yo, robot (I, Robot X-Men). La decisión final (X-Men: The Last Stand), Eragon y Mi monstruo y yo (The Water Horse). Trabajos adicionales incluyen Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets), Hechizada (Ella Enchanted) y la serie de televisión Dinotopia.

ANDREW JONES (Director artístico) compartió el premio del Gremio de Directores Artísticos a la excelencia en el diseño artístico por su trabajo como director de arte de la película de James Cameron, Avatar. También ha ocupado el puesto de director artístico de Alicia en el País de las Maravillas (Alice in Wonderland) y Green Lantern. Linterna verde (Green Lantern).
Jones comenzó su carrera como escultor y realizador de moldes y luego pasó a ser asistente de dirección artística de películas como The Polar Express, Monster House, Transformers y Beowulf.

JEFF WISNIEWSKI (Director artístico) también compartió el premio del Gremio de Directores Artísticos a la excelencia en el diseño artístico por su trabajo como director de arte de la película de James Cameron, Avatar. Además desempeñó el mismo papel en Noche y día (Knight and Day) y Acero puro (Real Steel). Wisniewski fue asistente de dirección artística en Munich y Marte necesita madres (Mars Needs Moms).