sábado, 1 de octubre de 2011

Notas de producción / pressbook y galería de posters (la mayoría orientales) de ASESINOS DE ÉLITE (KILLER ELITE) con JASON STATHAM, ROBERT DE NIRO y CLIVE OWEN (estreno en España: 18 de noviembre)

SINOPSIS
Inspirada en hechos reales, ASESINOS DE ÉLITE es una película de espionaje repleta de acción y aventura que narra la historia de Danny (Jason Statham), uno de los más hábiles agentes de operaciones especiales. Obligado a abandonar su autoimpuesto exilio, Danny vuelve a reunir a su viejo equipo de agentes de élite para llevar a cabo una casi imposible misión de venganza: rescatar a su antiguo mentor y socio Hunter (Robert de Niro). Juntos deberán lidiar con una de las unidades militares más temidas que existen, el Servicio Aéreo Especial británico (SAS), para neutralizar una célula de soldados renegados y a su líder Spike (Clive Owen) antes de que sus acciones provoquen una imparable crisis internacional.

Una espiral de acción transporta la trama de ASESINOS DE ÉLITE por todos los rincones del mundo, desde México hasta Australia, y desde allí a escenarios como París, Londres, Omán y Gales. La película está basada en el polémico libro superventas de sir Ranulph Fiennes The Feather Men.

SINOPSIS LARGA
(AVISO: ¡Contiene spoilers!)

México, 1979. El mercenario Danny (Jason Statham) y su mentor Hunter (Robert de Niro) están esperando a que aparezca su presa: un convoy de escoltas de la policía y limusinas. Con una eficacia implacable, Danny asesina a su objetivo. Pero en el mismo vehículo viaja un niño de diez años. Danny no consigue reunir el valor necesario para matar al niño, y en ese momento de duda recibe un disparo. Hunter le salva la vida, pero Danny se da cuenta de que no puede seguir viviendo como asesino a sueldo.

Mientras tanto, se está fraguando una situación política que tendrá unas consecuencias de largo alcance: el servicio de inteligencia británico ha establecido en secreto un siniestro pacto con el jeque Amr bin Issa, un cacique omaní renegado al que le quedan seis meses de vida. A cambio de unos derechos de explotación petrolífera, el jeque quiere vengarse de los hombres que mataron a tres de sus cuatro hijos. Ojo por ojo. Pero la petición tiene trampa: los tres hijos del jeque fueron asesinados por el SAS, el Servicio Aéreo Especial del ejército británico, durante la guerra secreta de Omán. El jeque quiere una confesión filmada de cada soldado del SAS responsable antes de ser ejecutado. Además, hay otra condición: que las muertes parezcan accidentales.

Un personaje maquiavélico y poderoso apodado «el Agente» se pone en contacto con Hunter, que ahora trabaja en solitario, y le informa de que tiene 6 millones de dólares esperándole en Omán si acepta un encargo. Al llegar a Omán y enterarse de que el objetivo del golpe es el SAS, Hunter intenta huir, pero es capturado y devuelto al palacio del jeque, donde lo hacen prisionero.

Durante el año que sigue a los acontecimientos de México, Danny ha estado buscando la calma y una nueva vida alejada de las sombras de su pasado como mercenario. Su búsqueda le lleva hasta Australia, donde conoce a Anne (Yvonne Strahovski), propietaria del rancho vecino al suyo.

Pero la nueva vida de Danny cambia drásticamente cuando el Agente le envía una foto de Hunter retenido en el palacio del jeque. Todo es parte de su retorcido plan: sólo amenazando a Hunter conseguirá obligar a Danny, el mejor mercenario del mundo, a volver a las andadas. Para salvar la vida de su antiguo mentor, Danny deberá asumir la misión de Hunter en su lugar: matar a tres de los mejores miembros del SAS.
Para volver a embarcarse en el negocio de la muerte que ahora tanto desprecia, Danny reúne al resto de su antiguo equipo: Davies (Dominic Purcell), un chistoso ex paracaidista, y Meier (Aden Young), un genio de la tecnología.

Pero el ya de por sí difícil encargo se ha vuelto aún más complicado, pues los ex soldados del SAS a los que deben liquidar están protegidos por un siniestro grupo denominado «Los Invisibles», unos veteranos del SAS que dirigen una sociedad clandestina. Convertidos en poderosos ejecutivos, abogados y políticos, estos personajes operan fuera de la ley para proteger a sus antiguos colegas del Servicio Aéreo Especial, aunque prefieren dejar que sean leales ex soldados del SAS los que se ensucien las manos de sangre.

El principal secuaz de los Invisibles es Spike, un ex soldado en busca de una nueva guerra que librar. Spike, retirado del SAS tras perder un ojo por la explosión de una bomba del IRA, ha reunido a una célula de otros antiguos miembros del Servicio Aéreo Especial, apodados «Los Agentes Locales», que obedecerán gustosos todas sus instrucciones para proteger al SAS y ejecutar las órdenes dictadas por los Invisibles.

Ahora, Danny y su equipo, así como Spike y sus Locales, son misiles en trayectorias cruzadas, dispuestos a luchar con sus propias reglas por lo que consideran justo. ASESINOS DE ÉLITE es la historia de su guerra secreta, que se librará desde el Reino Unido hasta Omán, pasando por París y Australia.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN: CÓMO EMPEZÓ TODO

«Está claro que es una película de acción, un thriller, pero los personajes están basados en personas reales, y lo que nos interesaba era explorar su humanidad. Creo que eso fue lo que atrajo a actores de la talla de Robert de Niro, Clive Owen y Jason Statham», explica el director, Gary McKendry.

Sir Ranulph Fiennes, aventurero y escritor británico, escribió la polémica novela The Feather Men en 1991. El libro, basado en hechos presenciados por él durante su servicio en el ejército británico y el SAS, es una trepidante historia que trata de unos antiguos soldados del SAS que se enfrentan a los mejores mercenarios del mundo en una sanguinaria operación de venganza.

Cuando un amigo pasó a Gary McKendry un ejemplar del libro de Fiennes, poco se imaginaba él que aquello lo embarcaría en una viaje que tardaría casi siete años en cristalizarse.

EL ORIGEN DE UNA POLÉMICA NOVELA

LA FUENTE: The Feather Men, de sir Ranulph Fiennes
Ranulph Fiennes nació en 1944 y estudió en Eton (Berkshire, Reino Unido). Sirvió en los Royal Scots Greys, un regimiento del ejército británico, antes de unirse al SAS y convertirse en el capitán más joven del ejército británico. En 1968, se unió al Ejército del Sultán de Omán, y en 1970 fue galardonado con la Medalla del Sultán al Valor. Desde 1969, Ranulph Fiennes ha liderado muchas expediciones. Definido por el Libro Guinness de los Récords como «el más grande explorador vivo del mundo», ha trabajado para recaudar importantes sumas de dinero en pro de varias causas benéficas, y en 1993 fue galardonado por la Orden del Imperio Británico por sus esfuerzos humanitarios en causas benéficas.

Su novela The Feather Men, que ahonda en los aspectos más truculentos de una de las guerras más sucias libradas por Gran Bretaña y en el escándalo político que sucedió a los asesinatos, detalla también la existencia de una sociedad secreta de poderosos veteranos del SAS con un código propio que les permitía llegar hasta donde fuera necesario para proteger a sus compañeros soldados, tanto retirados como en activo.
Fiennes, que sirvió en el SAS, da fe de la autenticidad de los hechos narrados en su libro, y sostiene que los Invisibles encubrieron los asesinatos por encargo de los soldados del SAS haciéndolos pasar por muertes accidentales. No obstante, como quiera que los pormenores del papel del SAS en la guerra de Omán siguen clasificados como alto secreto por el gobierno británico, hasta ahora no ha habido posibilidad de corroborar muchos de los hechos reflejados en el libro.

Sin poder por tanto distinguir realidad de ficción, el guionista australiano Matt Sherring y el director Gary McKendry colaboraron estrechamente para crear una película basada en hechos reales pero dramatizados y condensados para la gran pantalla.

McKendry sentencia: «No sabemos si todos los detalles son verídicos o no. Sólo sé que es una historia fabulosa. Y nosotros nos propusimos hacer de ella una gran película».

EL GUIÓN: ASESINOS DE ÉLITE, de Matt Sherring

La naturaleza oscura y compleja de los hechos que Fiennes describe en su libro llevó al director Gary McKendry y al guionista Matt Sherring a reconsiderar la trama y, sobre todo, el final.

Así lo explica Sherring: «Cuando lees el libro, Fiennes no te cuenta qué pasó al final con Danny y Spike. No te dice adónde fueron, lo que hicieron. A nosotros nos parecía que no podíamos llegar al final de la película y decirle al espectador: “Bueno, en realidad no sabemos qué fue de estas dos personas a las que llevas siguiendo dos horas”».

Adaptar a la pantalla un argumento tan elaborado tuvo sus propias dificultades. Sherring dice: «Es un libro bastante largo e intrincado, que abarca un periodo de diecisiete años, por lo que tuvimos que condensarlo». McKendry añade que optó por «reducir el número de personajes, el número de escenarios, el número de víctimas y el número de incidentes. La clave estaba en simplificar y al mismo tiempo mantener la emoción de una historia muy compleja».

Formar parte de una película con un componente dramático era importante para Jason Statham, que añade: «Muchas de las películas que se ven ahora en los cines son pura fantasía. No hay más que explosiones y acción, sin personajes que te emocionen. Aquí hay gente real haciendo cosas reales, que intentan solucionar un conflicto. Creo que en este caso hay mucho que contar, y una vez enlazas esta situación dramática con la acción, nos encontramos con una gran película».

UNA HISTORIA INTERNACIONAL CONVERTIDA EN UNA PELÍCULA AUSTRALIANA

Tras haber producido varias películas de éxito, Omnilab Media, la mayor compañía mediática independiente de Australia y Nueva Zelanda, estaba desarrollando una serie de producciones internacionales cuando los productores Joni Sighvatsson y Steve Chasman presentaron a la compañía el proyecto de Asesinos de élite. Christopher Mapp y Matthew Street, productores ejecutivos de Omnilab, se quedaron impresionados por el apasionamiento de los productores y la visión creativa que McKendry tenía del material. Además, Omnilab ya había colaborado satisfactoriamente con Chasman y Jason Statham, por lo que todo parecía encajar desde el comienzo del proyecto. Christopher Mapp recuerda: «Tras el enorme éxito de Jason Statham y Steve Chasman en The Bank Job, estábamos deseando hacer otra gran película con ellos. Nos sedujo el entusiasmo y la visión personal de Gary, así que cuando Jason nos confirmó que quería interpretar a Danny, nos propusimos buscar a los actores perfectos para los papeles de Spike y Hunter, que resultaron ser Clive Owen y Robert de Niro».

Después de hacerse con los derechos de la película, la productora de Omnilab, Ambience Entertainment, reunió a los productores australianos Michael Boughen y Tony Winley.

Gran parte de los actores salieron de la cantera australiana, como Dominic Purcell, Yvonne Strahovski, Ben Mendelsohn, Aden Young y el prometedor Firass Dirani, todos ellos en papeles clave.

LOS PERSONAJES

DANNY (Jason Statham)
El director Gary McKendry describe así al personaje de Danny: «Al principio de la película, encontramos a un hombre que ha pasado página: ha dejado atrás la vida de soldado, de asesino a sueldo. Lo vemos en un rancho en Australia, intentando construir una nueva vida, dejar atrás todo ese mundo. No es que se le esté dando muy bien, no le está resultando fácil precisamente, pero al menos lo está intentando y tiene esperanzas de conseguirlo. Cuando lo llaman para ir a salvar a Hunter, se ve arrastrado de nuevo al mundo que creía haber dejado atrás».

Un tema que interesó desde el principio a McKendry fue cómo los ex soldados reemprenden su vida cuando la guerra deja de definir su existencia. En sus propias palabras: «Cuanto más profundizábamos, más nos dábamos cuenta de que para los soldados la guerra no es lo que hacen, sino lo que son».

El guionista Matt Sherring recuerda haberse sentido atraído hacia el personaje por la misma razón: «Una de las características más admirables de Danny es su tremenda lealtad. Está dispuesto a arriesgar su vida y cualquier posibilidad de tener un futuro feliz para salvar a quien considera su única familia. Tiene que cumplir con su misión; desde su punto de vista, no tiene alternativa».

La elección de Jason Statham para el papel de Danny
Jason Statham, una de las más grandes estrellas mundiales del cine de acción, ha aportado al papel de Danny su personalísimo dominio del género. «Por primera vez vemos a la acción alcanzar el mismo nivel que el drama. Ha valido la pena», explica el productor Steve Chasman.

El director Gary McKendry no concebía a ningún otro actor para este rol: «Jason era mi favorito. Cuando aceptó el papel, me volví loco de contento. Danny es un personaje muy difícil, es una persona que hace cosas malas por buenos motivos, y creo que Jason lo captó a la primera. Lo más interesante de Danny es que en la película no tiene con quién hablar, nadie con quien compartir sus problemas. Está atrapado entre dos mundos, y en ninguno de ellos puede abrirse. Básicamente, es un hombre de secretos. Siempre me ha gustado cómo interpreta Jason el silencio. Ésa fue una de las cosas que más me gustó de Transporter. Lo que me atrajo de Jason fue su calma, su circunspección, que han resultado ser fundamentales para su papel, y creo que los ha interpretado magníficamente. A cada paso, en cada mirada, en todo lo que hace se nota que Danny es un tío que no quiere hacer lo que está haciendo, y creo que sólo Jason podía transmitirlo así».

Jason Statham devuelve el cumplido: «Para ser alguien que no posee 20 años de experiencia, Gary tiene cualidades que van mucho más allá. Su confianza es inquebrantable, y creo que es una persona que llegará lejos».

McKendry añade: «A eso hay que añadirle los requisitos físicos del papel (saltar de edificios, desde andamios, atravesar ventanas, conducir a la perfección, usar armas). Danny es un miembro de las fuerzas especiales, tiene que poder hacer eso con total naturalidad. Además, la parte dramática requería poder interpretar bien el sentimiento de culpa. Se trata de un personaje bastante complejo, y Jason lo captó a la perfección, puso todo su talento a su servicio y lo hizo brillar».

SPIKE (Clive Owen)
El soldado de élite al que se enfrenta Danny en el juego del gato y el ratón es Spike, el ex soldado del SAS interpretado por Clive Owen.

Spike está profundamente comprometido con la misión de los Invisibles de proteger la vida y los intereses de los antiguos miembros del Servicio Aéreo Especial. Pero es Spike quien se encarga de hacer el trabajo sucio, puesto que la organización secreta no quiere mancharse las manos. Pero ¿qué precio está dispuesto a pagar, y qué deberá sacrificar en el proceso?

En palabras de McKendry: «Es un soldado que ha servido en el SAS, al que seguramente hirieron en la cúspide de su carrera, perdió un ojo y tuvo que retirarse. Los soldados del SAS reciben un entrenamiento de élite, les dicen que son especiales, que son imprescindibles, todos los días les recuerdan que son distintos al resto del mundo. Y, de la noche a la mañana, los echan de las fuerzas especiales y ya no sirven. Lo más parecido que Spike puede hacer después es trabajar para los Invisibles y, en muchos aspectos, él es su cabeza de turco, porque es el único que está en contacto con los que hacen el trabajo. Creo que Spike está dispuesto a conformarse con esto porque es el único servicio activo que puede prestar».

La elección de Clive Owen para el papel de Spike
Al igual que Jason Statham, el candidato a un Oscar Clive Owen aparece en ASESINOS DE ÉLITE como nunca se le había visto en la gran pantalla. Clive interpreta el explosivo papel de Spike, un hombre siempre listo para la acción, lleno de rabia y demoledoramente realista. Gary McKendry, que ha seguido con entusiasmo la carrera de Owen, sabía que hacía falta un actor de su talla para hacer justicia al papel: «Soy admirador de Clive Owen desde hace muchos, muchos años, desde Crupier. Una de las mejores cosas de Clive Owen en esta película es cómo da la réplica a Jason. Las escenas de lucha entre ellos son increíbles, espectaculares. Y también hay una escena muy silenciosa en un pasillo donde Jason se enfrenta a Clive. Es tan silenciosa y hay tanta energía acumulada que parecen dos tigres dentro de una jaula».

Clive dice que lo que más le atrajo del proyecto fue la fuerza del guión. «Me gusta el guión. Me pareció una película de espías muy original. Tiene muy buenas escenas de acción, pero además te transporta a ese mundillo tan especial y real al mismo tiempo. Tienes a estos dos tipos que han sido agentes de las fuerzas especiales pero que a la vez están muy inmersos en el mundo real. Después vi el corto de Gary Everything In This Country Must y me pareció alucinante».

HUNTER (Robert de Niro)
Hunter, mercenario veterano y amigo de Danny, quien lo considera como un padre, se encuentra retenido en Omán por un jeque y su vida depende de que Danny lo salve.

Gary McKendry explica por qué el personaje se encuentra en esta situación: «Hunter aceptó un encargo que le superaba, que era demasiado para él solo. Todos sueñan con salir de ese mundillo, y por eso muchos intentan abarcar más de lo que pueden. Hunter no sólo aceptó el encargo, sino que cuando las cosas se complicaron intentó huir. Pero en el mundo de los mercenarios hay un código, y ese código dice que si aceptas un encargo tienes que acabarlo, o vendrá alguien a acabar contigo. La única forma de que Hunter vuelva a ver la luz del día es que Danny haga el trabajo por él. Es una encerrona bastante elaborada».

La elección de Robert de Niro
Como era de esperar, Robert de Niro, toda una leyenda del cine, aportó mucho al papel de Hunter. También tuvo una estupenda química con Jason a la hora de representar la relación entre Danny y Hunter. McKendry explica lo que esto supuso para la película: «Estuvo tremendo, fantástico, genial, le interesaba mucho el personaje, puso mucha energía en el papel, y me obligó a explorar quién era Hunter y cuál era su pasado. Fue muy interesante ver a Robert y a Jason trabajar juntos, la química que había entre ellos. Funcionó muy bien porque Robert interpretaba una figura paterna un tanto oscura, que no va de “papi” y que se siente muy culpable por haber metido a Danny en un lío. Creo que es una relación paterno-filial muy interesante, y parece que funcionó».

El productor ejecutivo Christopher Mapp está de acuerdo con McKendry en cuanto a lo que representó la elección del actor: «La idea de tener a alguien como Robert de Niro era perfecta para la película. Por suerte, acudimos a él en el momento oportuno y estaba disponible. Se involucró mucho en la película. Recuerdo la primera vez que hablé con Bob en Nueva York. Le gustó mucho el personaje de Hunter y, con su peculiar e inimitable estilo, lo elevó hasta un nivel superior. Ha subido el valor de la historia, de los personajes y de la interacción entre ellos».

Jason Statham añade: «Toda esta experiencia ha sido probablemente la mejor que he tenido en mi vida profesional. Sería difícil destacar una escena concreta, pero puedo decir sin temor a exagerar que cualquier escena con Robert de Niro ha sido la más memorable para mí».

ANNE (Yvonne Strahovski)
Danny conoce a Anne desde que eran niños, pero cuando vuelve a encontrársela por casualidad en Australia, el amor surge entre ellos. Y Anne se convierte en el principal motivo de Danny para no volver a las andadas.

Yvonne Strahovski dice de Anne: «Es una chica de campo, monta a caballo y tiene un pasado algo oscuro. A medida que la relación entre ellos se desarrolla, Anne empieza a darse cuenta de que algo no encaja. Ella no sabe realmente a qué se dedica Danny. No es que le importe, lo que realmente le importa es que está enamorada de él. Pero a medida que se van conociendo, surgen cosas sospechosas: Danny recibe llamadas de teléfono a deshoras, extraños telegramas, y ella empieza a atar cabos».

La elección de Yvonne Strahovski
El principal personaje femenino de esta historia de machotes es la australiana Yvonne Strahovski. Conocida por ser la estrella de la comedia de acción de la NBC «Chuck», disfrutó mucho del cambio de aires que supuso interpretar el personaje de Anne, a pesar de que se apartaba mucho del registro al que tenía acostumbrado al público. Los productores ya eran fans de «Chuck», pero fue al ver a Yvonne en la comedia romántica australiana I Love You Too, de Peter Helliar, cuando se dieron cuenta de su potencial para interpretar a Anne. «Nuestra directora de reparto, Leigh Pickford, la localizó y ella, que estaba en Los Ángeles, grabó su prueba y nos la envió», recuerda el productor Steve Chasman. Michael Boughen asiente: «Es fantástica, y trabajó muy bien con Jason desde el principio. Hicieron muy buenas migas».

La prueba de Strahovski tuvo el mismo efecto en Gary McKendry: «Yvonne estuvo brillante, magnífica. Yo la había visto en “Chuck”, pero ni siquiera sabía que era australiana, para ser sinceros pensaba que era estadounidense. Cuando vi aquella grabación, con el tráfico de fondo (la había hecho a toda prisa a la hora del almuerzo), me pareció fantástica. Y las escenas que tiene con Jason han quedado perfectas. Les plantamos dos cámaras delante y los dejamos a su aire. Hay un poco de improvisación, se divirtieron haciéndolo, y en el montaje ha quedado genial, porque hay química entre ellos. Montar esas escenas ha sido muy divertido».

EL EQUIPO DE DANNY
Danny se embarca en su peligrosa misión acompañado por su viejo amigo y su mano derecha, el violento Davies (Dominic Purcell) y por el frío asesino Meier (Aden Young), que forman un grupo de mercenarios de élite y que pertenecen a ese dos por ciento de hombres que según las estadísticas son asesinos natos.

DAVIES (Dominic Purcell)
Dominic Purcell resume así el personaje de Davies: Danny se fue una temporada, y al volver necesitaba que le echaran una mano con una situación complicada y por supuesto recurrió a su mejor amigo, en el que podía confiar. «Davies es el mejor amigo de Danny, han pasado mucho tiempo juntos en las fuerzas especiales, cuando eran unos chavales. Davies y Danny tienen un vínculo muy estrecho y se entienden perfectamente, son grandes amigos. Davies es muy extrovertido y le gusta beber, es tan rápido a la hora de sonreír como a la hora de disparar».

Dominic Purcell, internacionalmente conocido por su papel en «Prison Break», la serie de la Fox candidata a un Globo de Oro y que le valió un premio AFI del Instituto de Cine Australiano, se transforma para la película en el ex paracaidista Davies. «Dom estuvo extraordinario, se entregó al cien por cien. Creo que a la mayoría de la gente que lo conoce por “Prison Break” le costará reconocerlo en esta película: aumentó de peso, se dejó crecer el pelo, comía donuts, coqueteaba con las mujeres y se divertía siempre que podía. Se convirtió en Davies, y supo trasladar todo eso a la pantalla», dice McKendry.

MEIER (Aden Young)
El actor australiano Aden Young, conocido por su amplio repertorio de papeles en películas internacionales, interpreta en esta película al siniestro asesino Meier. Young describe así a su personaje: «Meier es un tío con el que a uno no le gustaría relacionarse demasiado, está muy desequilibrado. Es un hombre de costumbres y moral dudosas. Es un técnico experto y un espía muy bien entrenado, por lo que si alguien necesita a un agente de métodos sucios para hallar una pista o hacer un reconocimiento de campo, él es su hombre».

«En realidad Meier no habla mucho en la película, es muy circunspecto, está muy callado. Es sin duda el cerebro de la operación, pero no la conciencia. Lo más interesante de él es que probablemente es el único personaje de la película que nunca ha sido soldado. Hace el trabajo de manera voluntaria, por eso me parece tal vez el personaje más psicótico de la película. «Lo que más me gusta de Meier es ese humor negro que aporta al papel y la extraña química que hay entre él y Davies.»

EL EQUIPO DE SPIKE: LOS INVISIBLES
Los Invisibles son un grupo secreto de ex soldados del SAS cuyo objetivo es ayudar y proteger a los soldados del Servicio Aéreo Especial, tanto en activo como retirados.

El guionista Matt Sherring explica: «Los Invisibles, tal y como los describe sir Ranulph Fiennes en su libro, es un grupo de ex agentes del SAS del más alto nivel. Ahora están observando el campo de batalla desde la distancia, y por debajo de ellos hay un grupo al que llaman los Agentes Locales, que son los que salen a la calle a hacer el trabajo sucio protegiendo a los del SAS. El líder de los Locales es Spike, es su perro de ataque y su mejor hombre.

EL MUNDO REAL DEL SAS
Para el director y su reparto, recrear al detalle un mundo tan secreto, complejo y altamente organizado como el del SAS no habría sido posible sin contar con ayuda privilegiada. Los actores tuvieron la suerte de tener asesores que los instruyeron sobre aquel mundo como parte de su trabajo de investigación de los personajes.

Clive Owen aprendió mucho sobre lo que significa pertenecer al Servicio Aéreo Especial gracias a personas que lo conocen de primera mano: «Lo cierto es que conozco a varios ex miembros del SAS, por lo que pude sonsacarles algunas cosillas, y también tuve un par de reuniones con un asesor del SAS, un tipo que había pertenecido al servicio durante veinticinco años. Él me explicó cómo funciona su proceso de selección, y me pareció fascinante. Me contó que la mitad de los candidatos quedan eliminados en la primera semana de entrenamiento físico. Los eligen precisamente por su buena forma física, pero al empezar el adiestramiento son eliminados muy rápidamente».

También durante el proceso de escritura del guión y de dirección de la película, Gary McKendry contó con la inestimable ayuda de asesores para dar a la película la autenticidad que requería. McKendry recuerda: «Hablamos con muchos miembros del SAS y de los Navy Seal. Fue muy interesante, porque provenían de mundos distintos, tenían visiones distintas, pero habían acabado en el mismo sitio. Tuvimos unos asesores fabulosos, indispensables para dar en el clavo. Y esperamos haber dado en el clavo».

ACCIÓN TAN REALISTA QUE DUELE
La historia de ASESINOS DE ÉLITE toca temas profundamente humanos, como la pertenencia, la pérdida y la redención; pero al mismo tiempo explora las circunstancias de unos hombres a los que se les pide que sean extraordinarios, que se exijan más de lo que la mayoría de nosotros tendremos que hacerlo nunca. Gary McKendry ha vinculado las escenas de acción, tan importantes para el desarrollo de la película, a estos temas más profundos: «Para mí era muy importante que no hubiera una brecha entre el drama y la acción. La clave era que fuera creíble, que fuera realista. Los personajes son hombres de acción, pero al mismo tiempo son muy inteligentes y el precio emocional que pagan por su estilo de vida es bastante alto».

Este realismo requería que gran parte de la acción se desarrollara dentro del cuadro, algo cada vez menos frecuente en las películas de acción actuales. El productor Steve Chasman se muestra muy satisfecho de que el talento de los actores escogidos lo hiciera posible: «Como Jason y Clive son unos actores con unas grandes habilidades físicas, queríamos probar con ellos cosas que sorprendieran al público. En muchas películas de acción actuales, si te fijas, la cámara no para de moverse arriba y abajo, lo único que ves es un golpe de puño, de rodilla o de codo; estas escenas siempre las rueda un especialista, y luego añaden un primer plano del actor. En esta película, en cambio, la mayoría de las veces vemos toda la acción en el cuadro. Jason está muy orgulloso de eso y Clive también. Hasta Robert [de Niro] se atrevió, lo que fue muy emocionante».

Para Clive Owen, rodar él mismo la acción no es nada nuevo, y el tipo preparación que requiere es algo que el actor disfruta mucho: «Hacer tú mismo las escenas de lucha tiene una cosa muy gratificante, y es que son muy, muy específicas. Las indicaciones sobre lo que tienes que hacer son muy claras. Hay un compás marcado, y la precisión y los objetivos están muy definidos. Con los diálogos es diferente, porque hay muchas maneras de interpretar las cosas, pero con una buena pelea tiene que quedar muy clara la ejecución, y eso me parece muy estimulante. En esta película tengo una pelea muy dura con el personaje de Jason, y tuvimos que entrenar mucho. Había un equipo de especialistas buenísimo, a decir verdad el mejor con el que he trabajado nunca, sobre todo en lo que respecta a la disciplina y a la manera de abordar las peleas. Es todo un proceso, es algo para lo que tienes que prepararte. No puedes llegar al estudio sin más y aprenderlo sobre la marcha. La pelea de la que hablo es muy larga. Aunque en la cinta dura sólo unos minutos, lleva mucho tiempo para preparar una lucha de esa duración. Estuvimos trabajando dos horas diarias durante bastantes semanas sólo para prepararnos para las escenas de lucha».

AMBIENTAR UN THRILLER DE ACCIÓN EN LA DÉCADA DE LOS 80
La ambientación de los años 80 afectó tanto al aspecto global de la película como al de los personajes y fue necesario un cuidadoso trabajo de búsqueda de localizaciones. Respecto a la recreación general de la época, el director Gary McKendry explica: «Lo más importante de la película era que resultara auténtica. Al empezar el rodaje, yo la imaginaba con un montón de escenas de cámara en mano, dejándola que se moviera con libertad; pero eso era inviable, porque cuando movía la cámara hacia un lado se veía una antena parabólica, cuando Ia movía hacia el otro se veía un parquímetro moderno, y si la movía más para allá aparecía una torre de telefonía móvil, porque ya no estamos en los años 80. Así que tuvimos que mover la cámara de una manera más íntima, seguíamos rodando cámara en mano y con zoom corto, dejando cierto margen para que el actor se mueva espontáneamente y la cámara lo siga, pero no tanto como yo había querido en un principio. Pero Simon Duggan se encargó de que la fotografía no fuera pulida y estética, sino que pareciera real, y esa era la clave para mí, que fuera una película creíble, que fuera realista».

EL VESTUARIO
El vestuario y la estética de cada personaje también tenían que resultar creíbles dentro de esa época. Pero, en este caso, no estamos hablando del estilo ochentero que se nos viene inmediatamente a la cabeza. En palabras de McKendry: «Estamos hablando de los 80, pero para estos tipos [los ex soldados] es 1972, incluso 1970. Ellos no saben lo que se lleva, lo que es el punk, la nueva ola o los nuevos románticos. Viven en un mundo de bandas como Slade o Sweet».

PELUQUERÍA Y MAQUILLAJE
La peluquería y el maquillaje fueron creados por el oscarizado Paul Pattison, que puso todo su empeño en que la estética de la película resultara auténtica. «Lo mejor de este proyecto es que está ambientado a principios de los 80, pero nosotros buscábamos algo que no fuera muy peliculero o extremo, que no fuera tipo Wham. Por suerte, yo viví esa época y sé exactamente lo que había entonces. Así que nos reunimos uno a uno con los veintisiete actores y creamos un look específico para cada uno. Daba igual si iban a rodar dos días o cincuenta, consideramos a cada uno de manera individual. Buscamos un look sencillo pero interesante, atípico pero no exagerado, y creo que lo hemos conseguido».

Paul explica que el hecho de trabajar con cada actor de manera individual permitió prestar mucha atención a los detalles para conseguir el look perfecto, y eso hizo que el proceso fuera más colaborativo que en otras películas. Como resultado, Clive Owen aparece en esta película como nunca lo habíamos visto antes. Su personaje, Spike, luce un bigote muy ochentero que Clive se dejó crecer para conseguir un mayor realismo. Clive dice: «Yo crecí en la década de los 80 y me siento muy identificado con ella. Creo que Gary [McKendry] y yo somos de la misma generación, de modo que es un mundo que me resulta muy familiar, y tengo recuerdos muy vívidos de entonces. A veces era muy raro entrar en el estudio, porque habían hecho un excelente trabajo de escenografía y todo era muy auténtico, no como un desfile de moda de los ochenta con la ropa típica, sino todo muy al detalle, para que resultara lo más realista posible. Yo estuve viendo fotos de la época y todo el mundo llevaba bigote, si miras fotos de los jugadores de fútbol de entonces ves que se llevaban mucho los bigotes, por eso pensé que estaría bien dejarme uno».

LOCALIZACIONES
La mayor parte de la película se rodó en el estado australiano de Victoria, aunque también en Jordania y Gales. También se filmaron en Victoria las escenas correspondientes a Londres, Omán y París, por lo que el director, Gary McKendry, decidió utilizar paletas de color diferentes para contribuir a contar la historia en cada parte del mundo, pero no siempre de la forma que cabría esperar. Gary explica: «La historia se desarrolla en muchos mundos distintos. Ésa es una de las cosas que más me gustaba de ella. Y ninguno de esos mundos nos resultaba familiar, pasábamos de Omán a Australia, de Londres a París, por lo que pusimos mucho empeño en dar a cada ubicación una paleta de color propia. Australia era de color verde hierba, Londres tenía un tono morado, y el desierto era de color hueso. Creo que eso ayuda al espectador a entender rápidamente que se ha trasladado a otro mundo, y se dio esa directriz tanto a los diseñadores de producción como al director de fotografía. Decidimos que la iluminación, el vestuario y la escenografía fueran diferentes para cada lugar».

Sin embargo, la imagen de una Australia verde no es algo que estemos acostumbrados a ver en el cine. McKendry añade: «No queríamos recurrir a esa Australia roja y seca que solemos ver en las películas, queríamos que transmitiera vida. La sensación que queríamos transmitir era la de la nueva vida de Danny, de su futuro; ha dejado atrás un pasado de muerte y lo que busca es vida, por lo que necesitábamos mucha vida, mucha agua y también flores, cosas que no sueles relacionar con alguien así, con el protagonista de una película de acción. Sin duda conseguimos ese efecto en el valle de Yarra, donde rodamos la casa de Anne y donde construimos la nueva casa de Danny. Las localizaciones de Australia eran fantásticas, increíbles».

El productor australiano Michael Boughen coincide con él: «En Victoria hay una gran diversidad de paisajes y pasamos mucho tiempo buscando lo que queríamos. En Melbourne hay ciertos rincones que recuerdan a París; también hay calles que se parecen a las de Londres. Hay muchos tipos de edificios, tienes construcciones de piedra vista y calles adoquinadas. En Victoria, y concretamente en Melbourne, podemos encontrar lugares con los que reproducir esas ciudades si sabes cómo grabarlos. Pero, además, la película está ambientada en los 80, por lo que en muchos sentidos, encontrar un Londres de esa época era aún más difícil, porque es una ciudad que ha cambiado mucho. El París de los años 80 es un poco más sencillo de recrear, y en cuanto al desierto, bueno, el desierto es siempre igual». Según el productor ejecutivo Matthew Street, «las calles de Melbourne, al estar inspiradas en el estilo victoriano, se parecen mucho a las del Reino Unido», cosa que facilitó la tarea. Gary McKendry apunta además que el clima londinense también estuvo presente durante el rodaje: «Creo que fue el invierno más lluvioso que ha habido en Melbourne en diez años, por lo que las escenas de Londres fueron más sencillas, también bastante deprimentes, pero desde luego más sencillas. El cielo se parecía al de Londres, el suelo estaba húmedo y brillante, y eso ayudó».

NOTAS SOBRE EL REPARTO
Jason Statham (Danny)
Jason Statham, nacido en Sydenham (Reino Unido), fue uno de los mejores saltadores de trampolín del equipo británico, y quedó en 12ª posición en el Campeonato del Mundo. Mientras entrenaba en el célebre Crystal Palace National Sport Center de Londres, unos fotógrafos y técnicos cinematográficos repararon en su talento, lo que lo llevó a conocer al productor ejecutivo de Lock & Stock (Lock, Stock and Two Smoking Barrels). Jason se reunió entonces con el director, Guy Ritchie, que le dio su primer papel en el cine. Statham siguió trabajando con Ritchie en su siguiente éxito, Snatch: Cerdos y diamantes (Snatch), que protagonizó con Brad Pitt y Benicio del Toro.

En 1992, Luc Besson lo eligió para el papel protagonista de Frank Martin en Transporter (The Transporter). En 2003 fue Rob el Guapo en la gran producción The Italian Job (remake del clásico de 1969 Un trabajo en Italia), y más tarde interpretó al adrenalínico héroe de acción de Crank: Veneno en la sangre (Crank). Statham recuperó el papel de Frank Martin en Transporter 2.

En 2008, Statham protagonizó The Bank Job, aclamada película de Roger Donaldson basada en los hechos reales que rodearon al atraco bancario de Baker Street en 1971. También protagonizó el remake de Universal Pictures de La carrera de la muerte (Death Race), antes de protagonizar la tercera entrega de la saga Transporter. A continuación volvió a ponerse en la piel de Chev Chelios en Crank: Alto voltaje (Crank: High Voltage), y posteriormente se incorporó a un elenco formado por algunas de las mayores estrellas de acción en Los mercenarios (The Expendables), de Sylvester Stallone, e interpretó al asesino a sueldo Arthur Bishop en el remake de The Mechanic, protagonizado originalmente por Charles Bronson en Fríamente... sin motivos personales. Después se puso en la piel del sargento Brant, creado por el novelista Ken Bruen, en Blitz.

Statham co protagoniza con Clive Owen y Robert de Niro el thriller de acción internacional ASESINOS DE ÉLITE, adaptación de la novela basada en hechos reales The Feather Men, de sir Ranulph Fiennes. Actualmente está rodando con Jennifer Lopez y Nick Nolte Parker, película dirigida por Taylor Hackford con guión de John McLaughlin basado en la serie de novelas de Donald Westlake.

Clive Owen (Spike)
Clive Owen, nominado a un Oscar y ganador de un Globo de Oro, es el actor favorito del público tanto en su Inglaterra natal como en Estados Unidos y en todo el mundo. La diversidad de papeles de su filmografía demuestra que es uno de los intérpretes más versátiles de nuestros días. Gracias a su arrebatadora interpretación en el éxito de culto de Mike Hodges Crupier (Croupier), los críticos lo han comparado con actores de la talla de Bogart, Mitchum y Connery. En 2005 reforzó su estatus de estrella del cine al ganar un Globo de Oro y optar al Oscar por su papel de Larry en Closer, película de Mike Nichols co protagonizada por Julia Roberts, Jude Law y Natalie Portman.

Owen empezó su andadura televisiva en diversos telefilmes británicos y estadounidenses. En 1991 protagonizó su primer gran éxito, la serie británica «Chancer». Poco después se ganó al público estadounidense actuando con Catherine Zeta-Jones en The Return of the Native, telefilme de Jack Gold para la cadena CBS basado en el clásico de Thomas Hardy El regreso del nativo. En su currículo televisivo figuran también la serie «Second Sight» para la BBC y los telefilmes británicos Lorna Doone de Andrew Grieve, An Evening with Gary Lineker de Andy Wilson, The Echo de Diarmuid Lawrence y Split Second de David Blair.

Owen debutó en la gran pantalla en 1988 con Vroom, película de Beeban Kidron que protagonizó con David Thewlis. En 1991 interpretó a un hombre con sentimientos incestuosos en Con mis ojos cerrados (Close My Eyes), de Stephen Poliakoff, y posteriormente siguió interpretando a personajes complejos como el de Bent, de Sean Mathias, donde es un homosexual que encuentra el amor incondicional en un campo de concentración nazi. En 2001 y 2002 actuó respectivamente en la disparatada comedia británica de Joel Hershman Flower power, como una regadera (Greenfingers) y en la película de Robert Altman repleta de estrellas Gosford Park.

Los siguientes trabajos de Owen no hicieron más que enriquecer su brillante y variada filmografía. Protagonizó con Angelina Jolie el drama bélico Amar peligrosamente (Beyond Borders); el thriller de Mike Hodges Fuera de control (I’ll Sleep When I Am Dead); el drama histórico de acción El rey Arturo (King Arthur); Sin City: Ciudad del pecado (Sin City), donde compartió cartel con Bruce Willis, Benicio del Toro, Rosario Dawson y Jessica Alba; Sin control (Derailed), con Jennifer Aniston; el thriller de Spike Lee Plan oculto (Inside Man), con Denzel Washington y Jodie Foster; la aclamada película de acción trepidante dirigida por Alfonso Cuarón Hijos de los hombres (Children of Men), con Julianne Moore y Michael Caine; la cinta de acción de Michael Davis Shoot Em Up; y el drama histórico protagonizado por Cate Blanchett Elizabeth: La edad de oro (Elizabeth: The Golden Age), donde interpretaba a sir Walter Raleigh.
En los últimos años, Owen ha protagonizado la película de Tony Gilroy Duplicity, donde actuaba con Julia Roberts; The International: Dinero en la sombra, con Naomi Watts; y el filme de Scott Hicks Sólo ellos (The Boys are Back). Recientemente ha compartido cartel con Catherine Keener y Viola Davis en Trust, una película de David Schwimmer, y ha trabajado en Intruders, de Juan Carlos Fresnadillo.

Owen es asimismo un reconocido actor de teatro. Entre sus trabajos en este campo destacan su papel de Romeo en la puesta en escena del teatro Young Vic de la obra de Noël Coward Design for Living, protagonizada por Sean Mathias y, en 1997, el papel protagonista de la producción original del Royal National Theatre de Closer, de Patrick Marber. En otoño de 2001, protagonizó la puesta en escena londinense de Lawrence Boswell de A Day in the Death of Joe Egg, de Peter Nichols.

Owen también ha protagonizado la serie de cortometrajes de Internet para BMW titulados «The Hire», cuyos episodios han sido dirigidos por directores de la talla de John Frankenheimer, Ang Lee, Wong Kar-wai, Guy Ritchie y Alejandro Gonzalez Iñárritu.

Robert de Niro (Hunter)
Robert de Niro arrancó su prolífica carrera cinematográfica en 1969 con The Wedding Party, de Brian de Palma. Ya en 1973, había recibido el premio al mejor actor de reparto del New York Film Critics Circle (NYFCC) y de la National Society of Film Critics (NSFC) por sus aplaudidas interpretaciones en Muerte de un jugador (Bang the Drum Slowly) y el clásico de Martin Scorsese Malas calles (Mean Streets), respectivamente.

En 1974, De Niro ganó el Oscar al mejor actor de reparto por su papel de Vito Corleone en El padrino. Parte II (The Godfather, Part II). En 1980 recibió su segundo Oscar, esta vez al mejor actor, por su extraordinaria interpretación de Jake la Motta en Toro salvaje (Raging Bull), de Scorsese.

De Niro ha sido nominado asimismo al premio de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas por su trabajo en otros cuatro papeles: el de Travis Bickle en la aclamada película de Scorsese Taxi Driver; el de veterano de la Guerra de Vietnam en The Deer Hunter, de Michael Cimino; el de paciente catatónico revivido en Despertares (Awakenings), de Penny Marshall; y el del vengativo ex presidiario Max Cady en El cabo del miedo (Cape Fear), versión de Scorsese del clásico de 1962 El cabo del terror.

En 2009, De Niro recibió el codiciado galardón del Centro Kennedy en reconocimiento a su extraordinaria labor interpretativa. También fue objeto del premio al mejor actor del Festival de Cine de Hollywood y el premio Stanley Kubrick concedido por la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y la Televisión (BAFTA). Asimismo, la revista AARP The Magazine concedió a De Niro el premio Movies for Grownups 2010 a toda una carrera.

Entre los últimos estrenos del actor se encuentran el thriller psicológico Stone, de Nu Image Films; Ahora los padres son ellos (Little Fockers, la tercera parte de la franquicia de Tribeca Productions Los padres de ella), de Universal Pictures; Sin límites (Limitless), también de Universal Pictures; Machete, de 20th Century Fox; y la comedia de Miramax Todos están bien (Everybody's Fine).

Su impresionante filmografía incluye asimismo los siguientes trabajos: El último magnate (The Last Tycoon), del director Elia Kazan; Novecento, de Bernardo Bertolucci; las películas de Ulu Grosbard Confesiones verdaderas (True Confessions) y Enamorarse (Falling in Love); Érase una vez en América (Once Upon a Time in America), de Sergio Leone; los filmes de Scorsese El rey de la comedia (King of Comedy), New York, New York, Uno de los nuestros (Goodfellas) y Casino; Brasil (Brazil), de Terry Gilliam; La misión (The Mission), de Roland Joffé; Los intocables de Eliot Ness (The Untouchables), de Brian de Palma; El corazón del ángel (Angel Heart), de Alan Parker; Huida a medianoche (Midnight Run), de Martin Brest; Jacknife, de David Jones; Cartas a Iris (Stanley and Iris), de Martin Ritt; Nunca fuimos ángeles (We're No Angels), de Neil Jordan; Despertares, de Penny Marshall; Llamaradas (Backdraft), de Ron Howard; Vida de este chico (This Boy's Life), de Michael Caton-Jones; La chica del gángster (Mad Dog and Glory), de John McNaughton; Frankenstein de Mary Shelley (Mary Shelley's Frankenstein), de Kenneth Branagh; Heat, de Michael Mann; las cintas de Barry Levinson Sleepers y La cortina de humo (Wag the Dog); La habitación de Marvin (Marvin's Room), de Jerry Zaks; Fanático (The Fan), de Tony Scott; Copland, de James Mangold; Grandes esperanzas (Great Expectations), de Alfonso Cuarón; Jackie Brown, de Quentin Tarantino; Ronin, de John Frankenheimer; las comedias de Harold Ramis Una terapia peligrosa (Analyze This) y Otra terapia peligrosa ¡Recaída total! (Analyze That); Nadie es perfecto (Flawless), de Joel Schumacher; Las aventuras de Rocky y Bullwinkle (The Adventures of Rocky and Bullwinkle), de Des McNuff; Hombres de honor (Men of Honor), de George Tillman; 15 minutos (15 Minutes), de John Herzfeld; The Score: Un golpe maestro, de Frank Oz; Showtime, de Tom Dey; Condenado (City By The Sea), de Michael Caton-Jones; El enviado (Godsend), de Nick Hamm; El escondite (Hide and Seek), de John Polson; El puente de San Luis Rey (The Bridge of San Luis Rey), de Mary McGuckian; El espantatiburones (Shark’s Tale), de DreamWorks; los éxitos de Jay Roach Los padres de ella (Meet The Parents) y Los padres de él (Meet the Fockers), Algo pasa en Hollywood (What Just Happened), de Barry Levinson; y Asesinato justo (Righteous Kill), de John Avnet.

De Niro cuida con gran devoción el desarrollo de su compañía productora, Tribeca Productions, así como el Tribeca Film Center, que creó con Jane Rosenthal en 1988, y el Festival de Cine de Tribeca, que fundó con Rosenthal y Craig Hatkoff en 2001 como respuesta al atentado contra el World Trade Center. Este festival, concebido inicialmente para impulsar la revitalización económica y cultural de la parte baja de Manhattan con un certamen anual de cine, música y cultura, tiene como objetivo convertir la ciudad de Nueva York en un gran centro de creación cinematográfica y ayudar a los cineastas a conectar con el público más amplio posible.

Tribeca Productions permite a De Niro desarrollar proyectos en los que participa en diversas facetas, sea como productor, director o actor. De la factoría Tribeca surgió en 1993 Una historia del Bronx (A Bronx Tale), el debut como director de Robert de Niro. Posteriormente dirigió El buen pastor (The Good Shepherd), que co protagonizó con Matt Damon y Angelina Jolie. Otras producciones de Tribeca son Corazón trueno (Thunderheart), El cabo del miedo, Gente de Sunset Boulevard (Mistress), La noche y la ciudad (Night and the City), La noche que nunca tuvimos (The Night We Never Met), Fielmente tuya (Faithful), Panther, La habitación de Marvin, La cortina de humo, Una terapia peligrosa, Nadie es perfecto, Las aventuras de Rocky y Bullwinkle, Los padres de ella, 15 minutos, Showtime, Otra terapia peligrosa ¡Recaída total! y Los padres de él.

1992 fue el año del lanzamiento de Tribeca TV con la aclamada serie «Tribeca», de la que De Niro fue uno de los productores ejecutivos. En 1998, Tribeca TV produjo Witness to the Mob, telefilme para la cadena NBC basado en la vida de Sammy Gravano. La sede de Tribeca Productions se encuentra precisamente en el Tribeca Film Center, un modernizado edificio del distrito TriBeCa de Manhattan. El centro, consagrado al mundo del cine y la televisión, ofrece una completa gama de servicios para los profesionales de la industria del entretenimiento, con espacio para oficinas, una sala de proyección, un salón de banquetes y un restaurante.

Dominic Purcell (Davies)
Dominic Purcell se crió en Australia y empezó a formarse como actor en el prestigioso Australian Theater for Young People. Posteriormente amplió su formación clásica en la Western Australian Academy of Performing Arts, centro del que surgieron compañeros suyos como Hugh Jackman y Francis O’Connor. Tras su graduación, Purcell consiguió varios papeles protagonistas en populares series australianas. También actuó en la miniserie «Moby Dick», con Patrick Stewart y Gregory Peck, y en el telefilme First Daughter, con Mariel Hemingway como protagonista.

Entre sus primeros papeles para el cine se cuentan M.I.-2: Misión imposible 2 (Mission: Impossible II), donde actuó con Tom Cruise; Equilibrium, con Christian Bale; y Visitors, con Radha Mitchell. Sin embargo, fue el papel protagonista de «John Doe», serie de Fox Television dirigida por Mimi Leder, el que le colocó en las miras de millones de espectadores. Esta serie de un año de duración, en la que Purcell interpreta a un amnésico que lo sabe todo excepto quién es, enseguida conquistó a los aficionados y a la crítica por igual.

Más adelante interpretó el papel de Lincoln Burrows en «Prison Break», también para la Fox. La serie se convirtió en un fenómeno internacional con un gran seguimiento y críticas entusiastas, éxito avalado por diversos premios y nominaciones, entre ellas una candidatura al Globo de Oro a la mejor serie de televisión. El papel protagonista de Purcell le valió asimismo un premio al mejor actor del Instituto de Cine Australiano (AFI). Este año estrena Straw Dogs, versión de Rod Lurie del clásico de 1971 Perros de paja.

Aden Young (Meier)
El actor Aden Young ha nutrido una impresionante filmografía desde su debut en Manto negro (Black Robe), de Bruce Beresford. Entre sus primeras películas se encuentra también Broken Highway, incluida en la selección oficial del Festival de Cine de Cannes de 1994. En 1995, su papel en Metal Skin le valió un premio al mejor actor del Círculo de Críticos de Cine y una nominación al premio AFI al mejor actor, y el año siguiente optó al mismo premio con River Street. Otros de sus trabajos destacados son La prima Bette (Cousin Bette), donde actuó con Jessica Lange; Molokai: The Story of Father Damien, con Kris Kristofferson; In The Shadows, con Joley Richardson; Love And War, con Brenda Fricker; Serenades; Adorable locura (Cosi); Hotel de Love; y el filme de Mark Lee The Bet. En 2006 actuó en Nueva York en la aplaudida gira de Hedda Gabler, producción de la Sydney Theatre Company con Hugo Weaving y Cate Blanchett. En 2009 regresó a la gran pantalla para ponerse a las órdenes de Kriv Stender en Lucky Country y de Bruce Beresford en el gran éxito El último bailarín de Mao (Mao’s Last Dancer). En 2010, Young apareció en la epopeya de Jeremy Sims sobre la Segunda Guerra Mundial Beneath Hill 60 y en El árbol (The Tree), película de Julie Bertuccelli que clausuró el Festival de Cine de Cannes de 2010.

Detrás de las cámaras, Young escribió y dirigió los galardonados cortometrajes The Order y The Rose Of Ba Ziz, y también ha colaborado con Paul Cox en el montaje de las películas más recientes del reconocido realizador: Salvation, Kaluapapa Heavan y Tajiri – Samurai In Space.

Yvonne Strahovski (Anne)
Yvonne Strahovski, actriz de impresionante belleza e innegable talento, es una joven estrella de trayectoria ascendente cuyo nombre lleva camino de convertirse en uno de los más solicitados de Hollywood.

Strahovski está a punto de estrenar la quinta temporada de la exitosa comedia de acción de la cadena NBC «Chuck», que trata de un genio de la informática (interpretado por Zachary Levi) que sin querer se convierte en el agente secreto más importante del gobierno. En la serie, cuyos productores ejecutivos son Josh Schwartz y McG, Strahovski interpreta a Sarah Walker, la agente de élite de la CIA encargada de proteger a Chuck, con quien entabla una relación más personal de lo que ella esperaba.

Recientemente ha estrenado la comedia romántica I Love You Too, donde comparte cartel con Brendan Cowell, Peter Dinklage y el reconocido cómico australiano Peter Helliar, así como Matching Jack, un inspirador drama familiar co protagonizado por James Nesbitt, Richard Roxburgh y Jacinda Barrett que trata del amor, la infidelidad, la esperanza y el irrompible lazo entre padres e hijos.

Paralelamente a sus actuaciones en el cine y la televisión, Strahovski ha prestado su voz a la protagonista femenina de Las aventuras de Clutch Powers (Lego: The Adventures of Clutch Powers) y al videojuego de rol Mass Effect 2, lanzado en 2010 por Electronic Arts.

Nacida y criada en Sídney (Australia), Strahovski estudió teatro en el Theatre Nepean, un prestigioso centro de formación de actores perteneciente a la Universidad de Sídney. Al terminar sus estudios en 2003, Strahovski inició una exitosa etapa en la televisión australiana con papeles en la serie del Channel 7 «Headland», el telefilme Blackjack: Dead Memory y la serie del Channel 9 «Sea Patrol».

Strahovski muestra asimismo un apasionado interés en el teatro, donde recibió su intensa formación. Antes de trasladarse a Los Ángeles a principios de 2007, fue cofundadora de una compañía de teatro en Sídney llamada Sauna Productions, en la que participó como intérprete y co productora de las obras Kieslowski’s Neck y Finn City.

Ben Mendelsohn (Martin)
Ben Mendelsohn es considerado ampliamente como uno de los más destacados actores de Australia. Próximamente estrenará el largometraje de Joel Schumacher Trespass, protagonizado por Nicole Kidman y Nicholas Cage. En 2010, Mendelsohn compartió cartel con Guy Pearce en la aclamada cinta de David Michod Animal Kingdom (ganadora del Gran Premio del Jurado del Festival de Cine de Sundance en la categoría de cine del mundo, entre otros muchos). Otros de sus trabajos más recientes son el debut de Rachel Ward, protagonizado por Rachel Griffiths Beautiful Kate (papel que valió a Mendelsohn una nominación al premio AFI al mejor actor), la película de David Caesar Prime Mover, el filme de Alex Proyas protagonizado por Nicholas Cage y Rose Byrne Señales del futuro (Knowing) y la epopeya de Baz Luhrmann Australia.

En la filmografía de Mendelsohn figuran asimismo títulos como El nuevo mundo (The New World, de Terrence Malick), Límite vertical (Vertical Limit), Black and White, Mullet, Adorable locura, Idiot Box: la caja tonta, Metal Skin, Spotswood, The Big Steal y The Year My Voice Broke. El actor interpretó el papel de Rupert Kathner en el docudrama ganador del premio AFI Hunt Angels, y dobló al personaje de Lennie en $9.99, largometraje de animación presentado en el Festival Internacional de Cine de Toronto de 2008.

El trabajo de Mendelsohn ha sido objeto de un gran reconocimiento en su país, como atestiguan las numerosas nominaciones a los premios del Instituto de Cine Australiano (AFI) y del Círculo de Críticos de Cine de Australia (FCCA). En 2001 recibió el premio al mejor actor principal de Saint-Tropez por Mullet, en 1995 el premio FCCA al mejor actor de reparto por Metal Skin, y en 1987 el premio AFI al mejor actor de reparto por The Year My Voice Broke.

Adewale Akinnuoye-Agbaje (El Agente)
Adewale Akinnuoye-Agbaje nació en Londres (Reino Unido), en el seno de una familia nigeriana. Tras obtener un máster en Derecho en el prestigioso King’s College londinense, Adewale descubrió su verdadera vocación cuando el prestigioso productor Frank Marshall lo eligió para actuar en la gran producción de Paramount Congo. A este trabajo le siguieron diversas apariciones en el cine y la televisión, entre las que destacan las películas Ace Ventura, operación África (Ace Ventura: When Nature Calls) y Soldado de fortuna (Legionnaire), los telefilmes Viaje mortal (Deadly Voyage) y 20.000 leguas de viaje submarino (20,000 Leagues Under The Sea), y las series «Cracker» y «Sombras de Nueva York».

Fue gracias a la televisión que su rostro se hizo conocido en los hogares de los espectadores, primero interpretando a Simon Adebisi, el preso toxicómano y homicida de la revolucionaria serie de la cadena HBO «Oz» (papel que le valió dos nominaciones al premio de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color al mejor actor en una serie dramática y al mejor actor secundario en una serie dramática) y posteriormente al misterioso señor Eko de «Perdidos», el gran éxito de J. J. Abrams creado por la cadena ABC cuyo reparto coral obtuvo los preciados premios SAG y Globo de Oro. Recientemente, Akinnuoye-Agbaje ha tenido una inolvidable aparición como estrella invitada en «Monk», serie ganadora de varios Emmy con Tony Shalhoub como protagonista.

Akinnuoye-Agbaje tiene dos nuevos proyectos pendientes de estreno: la precuela del clásico de terror de John Carpenter La cosa (The Thing) para Universal Pictures, y la película de animación The Pirates! Band of Misfits para Sony Pictures.

Firass Dirani (Bakhait)
Firass Dirani es uno de los más prometedores actores australianos. Su papel de John Ibrahim en la tercera temporada de «Underbelly», galardonada serie de Screentime y Nine Network, ha impresionado tanto a los teleespectadores australianos como a los expertos del medio.

En 2010 fue proclamado soltero del año por la revista Cleo, fue nominado al premio «Out of the Box» de Inside Film y recientemente fue nombrado mejor actor de la televisión en los premios «Men of the Year» de la revista GQ.

En su filmografía estadounidense destacan Persecución extrema (The Marine), cinta dirigida por John Bonito para 20th Century Fox, y el papel de Ali en Pitch Black, película protagonizada por Vin Diesel y dirigida por David Twohy para Universal Pictures USA.

NOTAS SOBRE LOS REALIZADORES

GARY McKENDRY (director y guionista)
El corto de Gary McKendry Everything in This Country Must, con Joni Sighvatsson como productor ejecutivo, fue nominado a un Oscar al mejor cortometraje de acción real en 2005. McKendry, que dedicó gran parte del año 2003 a rodar la película en Irlanda del Norte, logró plasmar su singular estilo como cineasta. El éxito de Everything in This Country Must le allanó el camino para dirigir su primer largometraje, ASESINOS DE ÉLITE.

McKendry se crió en el condado de Antrim, en Irlanda del Norte. Su experiencia en el transcurso del sangriento conflicto norirlandés le influyó a la hora de desarrollar, escribir y dirigir ASESINOS DE ÉLITE. El cineasta se formó en el Central Saint Martins College of Art and Design de Londres, especializándose en Artes y Cine. A continuación inició una exitosa carrera en publicidad como artista de storyboard antes de trasladarse a Australia, donde trabajó como director artístico. Posteriormente se mudó a Nueva York para trabajar con las agencias publicitarias Chiat/Day, Ogilvy & Mather y Margeotes Fertitta. Al cabo de un tiempo, McKendry decidió establecerse por su cuenta y fundó la compañía Go Film, con la que dirigió galardonados anuncios para firmas como IKEA, Porsche, Heineken, NASDAQ, Budweiser y DeBeers.

SIGURJON SIGHVATSSON (productor)
Joni Sighvatsson es un productor veterano con más de 30 largometrajes y series televisivas a sus espaldas y ha sido un influyente e innovador artífice del concepto moderno de los anuncios de televisión y los vídeos musicales.

Sighvatsson es propietario y director de Palomar Pictures, una compañía independiente de producción cinematográfica, que en la actualidad está desarrollando más de 20 películas. Entre los títulos más recientes de Palomar se encuentran Brothers: Hermanos, Verdades ocultas (A Little Trip to Heaven), Screaming Masterpiece (Gargandi snilld), Pretty Persuasion, K19: The Widowmaker y El peso del agua (The Weight of Water). Además, Sighvatsson es un importante impulsor del cine de arte y ensayo. Tras abrir las puertas de la dirección a artistas visuales con la aclamada película Basquiat, de Julian Schnabel, Sighvatsson ha vuelto a romper moldes con el revolucionario documental Zidane, un portrait du 21e siècle, así como con Destricted, una polémica colección de cortometrajes que abordan el concepto de la pornografía de la mano de algunos de los artistas visuales más pioneros del mundo.
Antes de mudarse a Estados Unidos, Sighvatsson gozó de una exitosa carrera como músico de rock en su Islandia natal, fundando el primer estudio de grabación del país a los 21 años. Tras licenciarse en Literatura e Inglés en la Universidad de Islandia, Sighvatsson viajó a Los Ángeles con una beca Fulbright para cursar el programa de estudios cinematográficos de la Universidad del Sur de California, donde obtuvo el máster en Bellas Artes. Seguidamente, Sighvatsson fue invitado a incorporarse al programa de formación de directores del American Film Institute (AFI). Con su compañero de estudios del AFI Steve Golin, Sighvatsson fundó en 1986 Propaganda Films, que no tardó en convertirse en una de las principales productoras de vídeos musicales y anuncios del mundo, ganadora de más de 50 premios MTV y de numerosos premios Grammy y Clio.

La compañía amplió su radio de acción al cine con largometrajes como Red Rock West y Kalifornia, y se hizo con la codiciada Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes por Corazón salvaje (Wild At Heart). Con Propaganda, Sighvatsson catapultó las carreras de directores como David Fincher, Michael Bay y Spike Jonze.

Sighvatsson también ha trabajado en varias producciones televisivas, como la miniserie nominada al Emmy «Armistead Maupin's Tales of the City», el innovador clásico de culto «Twin Peaks», la serie tres veces ganadora del premio ACE de la televisión por cable «Fallen Angels», el telefilme cuatro veces ganador del ACE ¿Tierra prometida? (Heat Wave), y la popular serie «Sensación de vivir».

En 1995, Sighvatsson se convirtió en presidente fundador de Lakeshore Entertainment, donde participó como productor o productor ejecutivo en películas como Polish Wedding, Going All The Way, Box of Moonlight: caja de luz de luna, 200 cigarrillos (200 Cigarettes) y Arlington Road, temerás a tu vecino. También adquirió y desarrolló títulos como Mothman: la última profecía (The Mothman Prophecies), L'appartement o Novia a la fuga (Runaway Bride).

En 1999, Sighvatsson se convirtió en accionista mayoritario de Palomar Pictures, productora líder de vídeos musicales, anuncios televisivos y proyectos de mayor formato. Desde esta compañía, ganadora de más de 20 premios MTV, Sighvatsson ha impulsado una nueva generación de buenos directores, entre ellos Joseph Kahn, Marcos Siega y el director de ASESINOS DE ÉLITE, Gary McKendry.

STEVEN CHASMAN (productor)
Tras cursar estudios en la Universidad de Pensilvania, Steven Chasman se matriculó en la Emory University Law School de Atlanta, donde se licenció en Derecho en 1991. Interesado inicialmente por el derecho contractual, ejerció durante unos años como abogado en Washington y Baltimore, en el gabinete Whiteford, Taylor & Preston. Su compañía de producción y gestión Current Entertainment aunó fuerzas con Atlas Entertainment, de Charles Roven, para formar ACE Media en 2006. Chasman está inmerso actualmente en la producción de Parker, película dirigida por Taylor Hackford, protagonizada por Jason Statham, Jennifer Lopez y Nick Nolte, y escrita por John McLaughlin a partir de la obra de Donald Westlake.

Otras de sus producciones recientes protagonizadas por Jason Statham son la película basada en la novela de Ken Brueny Blitz (2011), The Bank Job (2008), la producción de Lionsgate El asesino (War, 2007) y la trilogía Transporter (2002, 2005, 2008), las tres partes en colaboración con el galardonado cineasta Luc Besson. Chasman ha producido también con Besson Danny the Dog (2005), Taxi: Derrape total (2004) y El beso del dragón (Kiss of the Dragon, 2001). Su filmografía incluye otros títulos como la película de Dimension dirigida por Cory Yuen DOA: Dead or Alive (2006), Chaos (2004) y la producción de Sony protagonizada por Jet Li El único (The One, 2001).

Mientras producía Transporter en Francia, Steven tuvo la suerte de conocer a la actriz Nadia Farès, con quien no tardó en casarse. Juntos crearon sus más importantes producciones hasta la fecha: sus hijas Shana Leelee y Cécilia Marti. Chasman y su familia viven actualmente a caballo entre Los Ángeles y París.

MICHAEL BOUGHEN (productor)
Boughen lleva 25 años escribiendo y produciendo para la industria del entretenimiento en el Reino Unido, Nueva Zelanda y Australia. Durante su carrera profesional ha creado guiones para obras de teatro, series, películas y otros espectáculos. Entre 1994 y 2003, en colaboración con Southern Star Group, Boughen fue productor ejecutivo de éxitos de audiencia como «Deal or No Deal», «Celebrity Big Brother», «Fear Factor» y «Catch Phrase». Tras formar una alianza con Ambience Entertainment en 2003, siguió implicándose en el mundo del espectáculo en calidad de productor ejecutivo de programas como «Go Go Stop», «Erky Perky» (este último co producido con la compañía canadiense CCI Entertainment), y de especiales de televisión como MTV Music Awards, Nickelodeon Kids’ Choice Awards y Surprise Surprise Gotcha. En 2006 Boughen, volvió a la telenovela, tendiendo un puente cultural con «Wait For Me», una serie de 26 episodios co producida entre Ambience Entertainment y la principal cadena de China, CCTV.

Boughen también escribió y produjo el largometraje Dying Breed (2008) y produjo The Loved Ones (2010), de Sean Byrne. Recientemente ha producido Mañana, cuando la guerra empiece (Tomorrow, When the War Began). Dirigida por Stuart Beattie, fue la película australiana de más éxito de 2010, recaudando casi 14 millones de dólares en la taquilla de Australia.

TONY WINLEY (productor)
El australiano Tony Winley es un reputado productor de películas internacionales cuya carrera en la industria del espectáculo abarca casi 30 años. Su labor como productor televisivo y cinematográfico ha cosechado grandes éxitos en una gran variedad de géneros, entre ellos la ciencia ficción, el drama bélico, las películas familiares y la comedia.

En 1996 produjo The Munsters’ Scary Little Christmas, comedia protagonizada por la familia de monstruos favorita de todo el mundo y filmada en Australia para la televisión estadounidense, y en 1997 la co producción australiana y estadounidense El asesino de la noche (The Ripper), thriller basado en la vida del infame Jack el Destripador. Especializado en producir aclamados espectáculos de gran presupuesto fuera de Australia, Winley inauguró el nuevo milenio participando como productor ejecutivo en el exitoso thriller de ciencia ficción Pitch Black, una multimillonaria producción estadounidense rodada en Queensland y Australia Meridional. Seguidamente produjo 22 episodios de la serie estadounidense de ciencia ficción Farscape, rodada en Nueva Gales del Sur y nominada a un premio Emmy.

Recientemente ha sido co productor del drama bélico de gran presupuesto El gran rescate (The Great Raid), una co producción australiana y estadounidense ambientada en Filipinas y rodada principalmente en Australia; y el éxito familiar de 2006 La telaraña de Carlota (Charlotte’s Web), co producción estadounidense y alemana filmada en Australia y que cuenta con las voces de un reparto de lujo integrado por Julia Roberts, Oprah Winfrey, Steve Buscemi y John Cleese.

MATT SHERRING (guionista)
Matt Sherring nació y se crió en Nueva Gales del Sur (Australia), y estudió en un internado rural, especializándose en agricultura y rugby. Posteriormente, Sherring probó suerte como agente inmobiliario, profesor de educación física, limpiador de inodoros portátiles y finalmente como publicista. En calidad de guionista publicitario ha trabajado en importantes agencias de Sídney, Ámsterdam y Nueva York para clientes como MTV, Intel, CNN y Nike. En los últimos años, Sherring ha centrado su atención en el cine, escribiendo guiones (como el de Asesinos de élite) con su amigo y director de cine Gary McKendry.

CHRISTOPHER MAPP (productor ejecutivo)
Christopher Mapp, un nombre clave en la producción y financiación publicitaria en Norteamérica, fue productor ejecutivo de The Bank Job (película dirigida por Roger Donaldson y protagonizada por Jason Statham), W. (dirigida por Oliver Stone y protagonizada por Josh Brolin) y The Messenger (dirigida por Oren Moverman y protagonizada por Woody Harrelson y Ben Foster). Mapp también asumió la producción ejecutiva de proyectos australianos como Mañana, cuando la guerra empiece, The Loved Ones, Dying Breed (película de terror australiana de Omnilab Media y Ambience Entertainment protagonizada por Nathan Phillips y Leigh Whannell), «Erky Perky» (serie infantil de animación co producida por Ambience Entertainment y CCI Entertainment) y «Larry the Lawnmower». Mapp ha sido también productor ejecutivo de ASESINOS DE ÉLITE, película de Gary McKendry protagonizada por Clive Owen (premiado con un Globo de Oro y nominado al Oscar) y los taquilleros Jason Statham y Robert de Niro.

MATTHEW STREET (productor ejecutivo)
En el haber de Matthew Street con Omnilab Media y Ambience Entertainment constan proyectos como las series infantiles «Erky Perky» y «Larry the Lawnmower», y las películas Dying Breed (protagonizada por Nathan Phillips y Leigh Whannell), The Loved Ones (escrita y dirigida por Sean Byrne), The Messenger (con Ben Foster y Woody Harrelson como protagonistas), The Bank Job (dirigida por Roger Donaldson y protagonizada por Jason Statham), W. (dirigida por Oliver Stone y protagonizada por Josh Brolin y Elizabeth Banks), Dylan Dog: Los muertos de la noche (Dylan Dog: Dead of Night, dirigida por Kevin Munroe y protagonizada por Brandon Routh y protagonizada por Brandon Routh y Sam Huntington) y Mañana, cuando la guerra empiece (dirigida por Stuart Beattie). Street es también uno de los productores ejecutivos de Asesinos de élite, cinta rodada en Victoria (Australia) y protagonizada por Jason Statham y Clive Owen.

DAVID WHEALY (productor ejecutivo)
David Whealy se incorporó a Omnilab Group en 2007 en calidad de director de asuntos jurídicos y comerciales. Antes de entrar en Omnilab, ocupó puestos de importancia en los departamentos jurídicos y comerciales de ABC y Beyond International, y más recientemente trabajó ocho años como asociado especial en Holding Redlich.

Además de su labor jurídica y comercial, Whealy ocupa una posición clave como productor ejecutivo en la división de ventas y distribución de Omnilab Media, entre cuyos proyectos se incluyen The Bank Job (dirigida por Roger Donaldson y protagonizada por Jason Statham), W. (dirigida por Oliver Stone y protagonizada por Josh Brolin y Elizabeth Banks), The Messenger (protagonizada por Ben Foster y Woody Harrelson), Dylan Dog: Los muertos de la noche (dirigida por Kevin Munroe y protagonizada por Brandon Routh y Sam Huntington), The Loved Ones (escrita y dirigida por Sean Byrne), Dying Breed (protagonizada por Nathan Phillips y Leigh Whannell), Closed for Winter (protagonizada por Natalie Imbruglia) y Mañana, cuando la guerra empiece (dirigida por Stuart Beattie).

PETER D. GRAVES (productor ejecutivo)
Peter Graves posee más de veinte años de experiencia en la producción, comercialización y planificación estratégica de cine. Durante cuatro años fue copresidente de PolyGram Films, etapa en la que participó directamente (bien como directivo, productor ejecutivo o asesor) en la creación de campañas de márketing para más de 250 películas, cuya recaudación internacional suma en total más de 4.000 millones de dólares. Recientemente ha sido productor ejecutivo del éxito australiano Mañana, cuando la guerra empiece, y del próximo estreno ASESINOS DE ÉLITE, protagonizado por Jason Statham, Clive Owen y Robert de Niro. Asimismo, Graves desempeñó un papel clave en el relanzamiento en 2009 de la saga Terminator con Terminator Salvation. También participó como productor ejecutivo en la comedia familiar de animación Planet 51, en la película de Oliver Stone W. y en Vanishing on 7th Street.

En el transcurso de la última década, Graves ha ejercido además de asesor ejecutivo de márketing para numerosas películas, entre las que se cuentan The Bank Job; Terminator 3: La rebelión de las máquinas (Terminator 3: Rise of the Machines); Resident Evil; Love, Actually; La tormenta perfecta (The Perfect Storm); Resistencia (Defiance); Los productores (The Producers); Extrañas coincidencias (I Heart Huckabees); K-19: The Widowmaker; Kinsey; Alejandro Magno (Alexander); The Score: Un golpe maestro; Enemigo a las puertas (Enemy at the Gates); Crossroads: hasta el final; Van Wilder: Animal Party; Camino a la libertad (The Way Back); Km. 666 (Wrong Turn); Persiguiendo a Betty (Nurse Betty); Notting Hill; Planes de boda (The Wedding Planner); Mejor sola que mal acompañada (My One and Only); The Messenger; y The Loved Ones.

Entre los años 1996 y 2000, Graves fue presidente de márketing de PolyGram Films. Los estrenos de la compañía durante esta etapa fueron, entre otros, The Game, Más allá de los sueños (What Dreams May Come), Barney y Los Borrowers (The Borrowers), mientras que algunos de los títulos estrenados por el sello Gramercy de PolyGram son Bean, lo último en cine catastrófico (Bean); Elizabeth; Lock & Stock; Cómo ser John Malkovich (Being John Malkovich); y El gran Lebowski (The Big Lebowski).
Antes de trabajar en PolyGram, Graves trabajó como supervisor o como asesor comercial para diversos clientes en diversas películas, entre ellas Braveheart; Cuatro bodas y un funeral (Four Weddings and a Funeral); Fargo; French Kiss; Maverick; When We Were Kings: cuando éramos reyes; Nell; Star trek VI - Aquel país desconocido (Star Trek VI: The Undiscovered Country); El hombre sin rostro (The Man Without a Face); Sospechosos habituales (The Usual Suspects); Eternamente joven (Forever Young); la serie de películas de Los inmortales (Highlander); Las aventuras de Priscilla, reina del desierto (The Adventures of Priscilla, Queen of the Desert); Sleepers; Profesor Holland (Mr. Holland’s Opus); Pena de muerte (Dead Man Walking); Candyman 1 y 2; Los demonios de la noche (The Ghost and the Darkness); Velocidad terminal (Terminal Velocity); The Relic; Retrato de una dama (Portrait of a Lady); La teniente O'Neil (G.I. Jane); Cadena de favores (Pay it Forward); A casa por vacaciones (Home for the Holidays); Corazón salvaje (Wild At Heart); Drop Dead Fred; Las alucinantes aventuras de Bill y Ted (Bill &Ted’s Excellent Adventure); Doble juego (Romeo is Bleeding); y Hamlet: El honor de la venganza (Franco Zeffirelli’s Hamlet), y supervisó todo el calendario de estrenos de PolyGram/Gramercy de 1992 a 2000.

Peter Graves cursó estudios universitarios en el prestigioso Dartmouth College (Nuevo Hampshire) y es miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas estadounidense.

SIMON DUGGAN A.C.S. (director de fotografía)
Asesinos de élite es el décimo largometraje del multipremiado director de fotografía Simon Duggan. El primero de ellos fue el thriller psicológico australiano The Interview, ganador de tres premios AFI en 1998. Para entonces, se había labrado una sólida reputación en el rodaje de anuncios publicitarios, habiendo recibido 17 premios por su trabajo en este campo para destacadas compañías como Nike, Qantas, Nescafé, McDonalds y Shell.

Su película más reciente antes de ASESINOS DE ÉLITE es el éxito de 2009 Señales del futuro. Esta película, protagonizada por Nicholas Cage, fue la tercera colaboración de Duggan con el popular director de cine de ciencia ficción Alex Proyas, con quien trabajó por primera vez en el éxito independiente australiano Días de garaje (Garage Days). Su segunda película juntos fue el éxito de taquilla protagonizado por Will Smith Yo, robot (I,Robot), que supuso además el debut de Duggan en Estados Unidos.

En el currículo del director de fotografía constan otras producciones de gran presupuesto como La momia: La tumba del emperador dragón (The Mummy: Tomb of the Dragon Emperor), dirigida por Rob Cohen; La jungla 4.0 (Live Free or Die Hard) y Underworld: Evolution, ambas dirigidas por Len Wiseman; y el thriller australiano de Alan White Risk.

JOHN GILBERT A.C.E. (montador)
John Gilbert fue nominado al Oscar al mejor montaje en 2002 por su trabajo en El señor de los anillos: La comunidad del anillo (Lord Of The Rings, The Fellowship Of The Ring), de Peter Jackson. El trabajo que realizó para el director en Agárrame esos fantasmas (The Frighteners) convenció a Jackson de que Gilbert era el montador perfecto para la primera entrega de la histórica trilogía.

Posteriormente, Gilbert ha colaborado en dos ocasiones con el director neozelandés Roger Donaldson, para quien firmó el montaje de la galardonada The Worlds Fastest Indian y The Bank Job. Otros de sus trabajos recientes son el éxito de taquilla de Disney Un puente hacia Terabithia (Bridge To Terabithia) y School Rock Band (Bandslam). Gilbert ha sido nominado a un premio BAFTA y a un premio Eddie de la Asociación de Montadores de Cine (ACE), y ha ganado tres premios al mejor montaje en los New Zealand Film Awards.

Gilbert ha trabajado también como productor. El éxito de Willy Nilly, cortometraje que produjo en 1998, hizo que se convirtiera en una popular comedia de situación de la televisión neozelandesa que prolongó tres temporadas. En 2006 produjo la serie infantil «The Lost Children», y en 2003 fue el productor ejecutivo de seis cortos para la Comisión de Cine de Nueva Zelanda, que fueron seleccionados para los festivales de cine de Cannes, Berlín, Venecia, Sundance, Clermont-Ferrand y Nueva York.

MICHELLE McGAHEY (diseñadora de producción)
Michelle McGahey cuenta con una impresionante carrera como directora artística y supervisora artística. En 1996 fue directora artística del clásico de ciencia ficción de Alex Proyas Dark City, y después desempeñó las mismas funciones en la igualmente revolucionaria película de los hermanos Waschowski Matrix (The Matrix).

McGahey ha trabajado posteriormente en éxitos del calibre de M.I.-2: Misión imposible 2 (Mission Impossible 2), de John Woo; Peter Pan: La gran aventura (Peter Pan), de P. J. Hogan; Star Wars: Episodio II - El ataque de los clones (Star Wars: Episode II), de George Lucas; y Señales del futuro, de Alex Proyas.

McGahey ha sido objeto de dos nominaciones a la mejor dirección artística por parte del Gremio de Directores de Arte (ADG), primero por Matrix y más recientemente por la serie televisiva estadounidense «Divorcio en Hollywood».

FICHA TÉCNICA
Dirección: GARY McKENDRY
Producción: SIGURJON SIGHVATSSON, STEVEN CHASMAN, MICHAEL BOUGHEN y TONY WINLEY
Guión: MATT SHERRING
A partir del libro titulado The Feather Men de RANULPH FIENNES
Producción ejecutiva: CHRISTOPHER MAPP, MATTHEW STREET, DAVID WHEALY y PETER D. GRAVES
Fotografía: SIMON DUGGAN, A.C.S.
Montaje: JOHN GILBERT, A.C.E
Música: JOHNNY KLIMEK y REINHOLD HEIL
Diseño de producción: MICHELLE McGAHEY
Reparto: LEIGH PICKFORD y MAURA FAY CASTING
Título original: Killer Elite
País de origen: Estados Unidos y Australia
Duración: 100 minutos
Año de producción: 2011