domingo, 18 de diciembre de 2011

NO TENGAS MIEDO A LA OSCURIDAD (DON'T BE AFRAID OF THE DARK), una producción de GUILLERMO DEL TORO con KATIE HOLMES

FICHA TÉCNICA

Título: No tengas miedo a la oscuridad
Título original: Don't Be Afraid of the Dark
Dirección: Troy Nixey
País: Estados Unidos, México, Australia
Año: 2010
Fecha de estreno: 23/12/2011
Duración: 99 min.
Género: Thriller, Terror
Reparto: Bruce Gleeson, Edwina Ritchard, Garry McDonald, Bailee Madison, Carolyn Shakespeare-Allen, Katie Holmes, Guy Pearce, Jack Thompson, Julia Blake, David Tocci
Guión: Matthew Robbins, Guillermo del Toro
Distribuidora: TriPictures
Productora: Miramax Films, Gran Via, Tequila Gang

SINOPSIS

Madison es una niña corriente... a punto de vivir algo traumático. Se mudará con su padre y la novia de este (interpretada por Katie Holmes) y descubrirá que allí se esconden mil secretos. La presencia de unas criaturas infernales llamarán en un principio su atención... y terminarán siendo su peor pesadilla.

CRÍTICA

¿Es Guillermo del Toro un director sobrevalorado? Su afición a ejercer tareas de producción en productos como este hacen pensar si no estará perdiendo un tiempo que podría emplear mejor en dirigir. Y es que al igual que Tarantino, el poner su nombre en los títulos de crédito de una película parece que quiera hacernos pensar que el film es mejor de lo que es. Y si encima nos enteramos de que estamos ante otro remake (¿pero hay alguna cosa hoy en día en Hollywood que sea algo novedosa?) las expectativas se nos desmoronan. Esas eran las impresiones previas que tenía yo de un título como este... y tengo que decir que me equivoqué.

Muchos citan a El laberinto del Fauno como un título sobrevalorado, pero a mi modo de ver es el film que permitió a Guillermo del Toro demostrar que su labor como director podía ir más allá de una simple estética hueca por dentro, e incapaz de finiquitar con atractivo interesantes puntos de partida (inclsuo su acercamiento a la tan de moda adaptación de comics a películas dió como resultado las dos entregas de Hellboy, funcionales y entrenidas pero dejando con la sensación de que se podía haber sacado más de ellas)

Tampoco quiero levantar falsas expectativas de algo increible, ya que No tengas miedo a la oscuridad es tan solo un film decente, entretenido y para pasar unos buenos 99 minutos, duración perfecta para lo que nos tiene que contar. ¿Y que es? pues un cuento clásico, el de la acostumbrada casa encantada con problemas dentro y con una familia de víctimas que sufrirá las consecuencias. Pero lejos de que el problema sea un maniaco asesino en serie del montón o una presencia tenebrosa, y empalmando con cuentos infantiles como el del Ratoncito Perez o el Hada de los Dientes (y no diré porqué al ser spoiler), aqui los culpables son unos tenebrosos duendes tan cabroncetes como los famosos Gremlins pero con la particularidad (en la que coinciden con los citados bichos del film de Joe Dante) de no soportar la luz (de ahi el título del film)

Muchos de los sucesos que acontecerán a lo largo de la historia se pueden tachar de tópicos, pero lo que el director (el desconocido, al menos para mi, Troy Nixey) ha querido realizar es un film de serie B al estilo clásico, lo cual conlleva que ciertos giros de guión se vean venir (lo que pasa con el viejo se puede decir que resulta esperable y evidente), pero si uno ve la cinta con cierto encanto infantil, resulta divertida e incluso atractiva para asustar a los más pequeños de la casa (sin necesidad de caer en el innecesario gore de los slashers), si bien al público adulto les puede decepcionar al forjar su relativo miedo en trucos ya conocidos por el espectador experto.

El entretenido y agradable resultado final también hay que valorarlo por sus interpretes, sobretodo una Bailee Madison que podía haber caido en el tópico de niña repelente (cosa que no ocurre) y una Katie Holmes que sorprende en su esquemático papel, ya que consigue no desentonar en el mismo (tal y como uno podía pensar de la actual señora de Tom Cruise) Por su parte Guy Pearce cumple en su papel de padre que no se entera de nada (hasta que al final lo viva en sus propias carnes) mientras que el resto del reparto, sin destacar en ningún momento, cumplen con corrección.

La labor de Guillermo del Toro, aparte de en una cuidada ambientación, se nota en un estilo en la estructura de la historia muy semejante al visto en El laberinto del Fauno (aqui de nuevo una niña será el centro de lo que suceda) pero al no conocer yo el original en el que está basado (un telefilm de 1973) tan solo puedo valorar como correcto el resultado final, si bien se cita en muchos sitios que aqui optan por un terror más "físico", a diferencia del original donde era más "sugerido".

LO MEJOR: Entretiene (que tal y como anda el género hoy en día no es moco de pavo)

LO PEOR: Es quizás demasiado clásica (tanto para bien... como para mal)