jueves, 22 de marzo de 2012

Reseña de la segunda temporada de THE WALKING DEAD


Dice un famoso refrán que "de fuera vendrán, que de tu casa te echarán" y eso parece ser el colofón final de una segunda temporada de la serie The walking dead (seguro que para alegria de muchos espectadores) que ha tenido de todo, y que aunque no consigue llegar a la calidad del comic en el cual se basa (algo dificil, al haber optado por caminos separados) al menos no es una adaptación de esas que dan vergüenza ajena (y ello pese a las múltiples licencias que se han tomado con el argumento de la adaptación gráfica, del que salvan detalles y personajes si bien no necesariamente situaciones).

Lo más claro que se puede decir de esta segunda temporada es que ha cumplido con lo esperado (al menos a mi gusto), dándonos momentos de gran calidad como por ejemplo el final del séptimo capítulo (con el que se cerró la primera mitad de la temporada) o, sin ir más lejos, el propio final de temporada (sin olvidar la angustiosa escena en la carretera con la que empezaron estos nuevos capítulos) Pero pese a esos grandes momentos, la serie ha sufrido altibajos en su ritmo, más reseñables en su primera mitad que en la segunda.

En esta temporada que se puede denominar como la de la granja (de Hershel) ha habido quizás cierto enquistamiento en la inicial búsqueda de la desaparecida Sophia, y aunque ello nos sirvió para que fuera más dramático el momento en el que se resuelve este asunto, dedicar la mitad de la temporada a este hecho ha resultado cansino a algunos espectadores, a los que no negaré que algo de razón tienen. Eso se ha corregido en su segunda mitad con un ritmo más ágil, cuyo colofón final ha sido todo lo que acontece en este último capítulo de temporada, que nos deja abiertas las puertas a varios detalles que los lectores del comic conocemos (como la inclusión del personaje de Michione, que es quien salva a Andrea en el capítulo final, o la futura localización de la acción en un presidio)

Aunque creo que nunca fue su intención (y se agradece que no gire hacia ello, al menos de momento) los personajes son lo más importante de la historia, y no caen en estereotipos o personajes esquemáticos tipo Resident Evil… ¿o si? Al ser un relato coral se intenta dar presencia a todos ellos, pero entre ellos hay algunos cuyo desarrollo ha sido tan nulo que su desaparición como carnaza de zombi no provoca ningún especial pesar en el espectador (y sirvan de ejemplo las bajas que causan los muertos vivientes en el grupo en este capítulo final) Incluso momentos clave como lo de Sophia, vistos en perspectiva, se antojan más sentidos por la crueldad hacia el personaje de Carol que porque importara más o menos el destino de la pequeña.

Uno de los hilos argumentales más evaluado en esta segunda temporada ha sido el triángulo entre Rick, Lori y Shane, donde estaba claro el destino que tenía que sufrir uno de los tres (sobretodo para los que conocemos el comic) lo que ha servido para que los supervivientes ya sepan que hagan lo que hagan estan condenados, porque aunque no mueras en las garras de un zombi, en un muerto viviente te acabarás convirtiendo. De todas maneras el Rick del final, por todo lo acontecido, ya deja claro que queda olvidada la democracia en el grupo, en clara contraposición con su carácter previo más equilibrado y moderado.

De todas maneras el ataque final a la granja por parte de la horda se antoja demasiado casual: ¿justo en ese momento hay por ahí una jauria de zombis a los que les llama la atención UN disparo? ¿En cambio no había ni uno cuando fue el tiroteo del granero? Esa extrema casualidad es la que ha propiciado algunos de los mejores momentos de la serie hasta el momento, pero espero que no abusen de la misma dejando entremedio esos momentos vacios, porque de momento tienen MUCHO comic por adaptar, ya que más o menos (y en su edición española por parte de Planeta Agostini) de momento ha habido un tomo por temporada… y de ellos hace poco se ha editado ya el número 15. Eso es lo que ha repercutido al ritmo de la serie hasta la fecha, porque un comic de seis números te lo lees en MUCHO MENOS de lo que tardas en ver una temporada televisiva.

En resumen, no es ni nunca ha sido la obra maestra definitiva, y quizás se le han dado demasiado expectativas en lo referente a su calidad, pero sin duda alguna estamos ante una de las más destacables ficciones que hay ahora mismo en televisión. Consciente de sus aciertos y sus errores espero que la tercera temporada ahonde más en los primeros y deje un poco de banda a los segundos.

4 comentarios:

Moniruki dijo...

Pues fíjate que a mí casi me ha gustado más esta 2ª temporada que la 1ª...como bien dices, la aparición de Michione y la vista de la cárcel a lo lejos fueron unos detalles que a los lectores del cómic nos entusiasmaron.

Moniruki dijo...

Otra cosa, si te fijas, la horda que ataca al final es, en un primer momento atraída por un helicóptero. Yo tengo mi teoría sobre quien lo mandó...pero no diré nada por si acierto jajaja

Nerea dijo...

A mi la temproada en general me ha gustado bastante, si bien la primera parte buscando a Sophia y eso reconozco que si se hizo lenta. Genial el final. Joe, si vn a tomo por temporada aun tienen mucho material del que ir tirando, vamos, que sin ideas no se van a quedar.

rolando dijo...

No es que llegaran los caminantes a la granja por casualidad. Es claro que alguien los atrajo hacia allí, fue desde el helicóptero. Tal vez con la intención de limpiar Atlanta, no lo sé.