miércoles, 27 de junio de 2012

ICE AGE 4: LA FORMACIÓN DE LOS CONTINENTES

FICHA TÉCNICA

Título: Ice Age 4: La formación de los continentes
Título original: Ice Age: Continental Drift
Dirección: Mike Thurmeier, Steve Martino
País: Estados Unidos
Año: 2012
Fecha de estreno: 29/06/2012
Duración: 94 min.
Género: Comedia, Animación, Aventuras
Calificación: Apta para todos los públicos
Reparto: Peter Dinklage, Kunal Nayyar, Jennifer Lopez, Seann William Scott, Ray Romano, John Leguizamo, Alan Tudyk, Nick Frost, Queen Latifah, Josh Peck
Guión: Mike Reiss, Michael Berg, Jason Fuchs
Distribuidora: 20th Century Fox
Productora: Blue Sky Studios

SINOPSIS

Manny (Ray Romano), Diego (Denis Leary) y Sid (John Leguizamo) se embarcan en una nueva aventura helada en la cuarta parte de Ice Age: La Edad de Hielo. Hasta ahora, todos los continentes que hoy conocemos y que forman parte de la Tierra, habían estado unidos... Pero, poco a poco, empiezan a separarse. Nuestros amigos explorarán un mundo completamente nuevo y desconocido, lucharán contra los bichos del mar y tendrán que salir corriendo para que los piratas no les hagan prisioneros. Mientras tanto, Scrat seguirá enamorado de una preciosa bellota...

CRÍTICA

Aunque es dentro de la factoría Pixar donde mejor han sabido combinar calidad y cantidad en lo que a la animación por ordenador se refiere, eso no priva para que otras productoras hayan probado suerte. En el caso de la Fox ha sido la saga Ice Age la que más rentable les ha salido (de hecho cada nueva secuela ha superado la recaudación de la anterior) pero no por eso nos encontramos ante unas películas magníficas, ya que a una animación pobre en sus inicios, pero que ha ido evolucionando poco a poco, nos encontramos con grandes altibajos en los personajes protagonistas, que van desde lo magistral hasta lo estúpido e irritante. En el primer caso me refiero a Scrat (siempre detrás de su amada bellota), todo un digno heredero de los clásicos Looney Tunes, mientras que en el segundo sería Sid, el irritante perezoso cuya torpeza y estupidez parece estar creada tan solo para solaz y disfrute de los espectadores más pequeños.

En una curiosa maniobra, de esas que se estilan tanto en los últimos tiempos para sobrellevar el pirateo por internet, se estrena este film dos semanas antes que en Estados Unidos, adonde llegará el 13 de julio. No tengo ni idea de cual es el criterio para ello, porque los films infantiles suelen tener buena salida aún si no tienen estreno simultáneo (la prueba este mismo verano está en Madagascar 3) por lo que no entiendo porque esta adelanta dos semanas su estreno en nuestro pais, mientras que Prometheus (la precuela de Alien dirigida por Ridley Scott) retrasa su llegada a nuestras pantallas hasta principios de agosto, dos meses después de su estreno americano. Y lo cito porque ambos títulos son de la misma productora, la 20th Century Fox.

En cuanto a la película en si... ¿que tal? (os preguntareis): pues bien, una secuela previsible y dentro de lo esperado, lo cual actua a su favor y en su contra. Por un lado nadie niega la coherencia de las progresivas entregas de esta saga en plantear un panorama que luego han respetado y con el que han sido coherentes, pero por otro lado el cuarteto protagonista ha ido sumando secundarios a lo largo de los títulos precedentes, de tal manera que las disputas familiares de Manny (el mamut) me hicieron recordar a tantas y tantas sit-coms (tipo Médico de familia), ya que todos los personajes giran bajo los estereotipos propios de ese tipo de comedias familiares, que viene a ser lo mismo que nos encontramos aqui pero representado con animales de la era glacial.

El principio de la película hace temer lo peor, porque al irritante personaje de Sid se le presenta la familia, cuyos miembros son tan disfuncionales como el citado bicho, pero por fortuna dura poco ya que (y ahi una de las sorpresas del film) lo único que quieren es abandonar a la agobiante abuela. Aunque es un simple recurso para meter a OTRO personaje más en el grupo (que como mínimo tiene un poquito más de gracia que el atontado de su nieto) el tema está tomado de una realidad como el hecho del abandono de seres mayores (cual si de perros se tratara) porque no se sabe que hacer con ellos, detalle que los más pequeños supongo que no entenderán (el otro claro guiño a Braveheart es más evidente y accesible)

La excusa argumental se basa en el típico argumento de la pérdida de un personaje (aqui personajes) y sus intentos por volver al hogar, dentro de la cual meten MÁS personajes, en esta ocasión piratas encarnados por un mono, un conejo, una morsa y una tigresa (entre otros) que tan solo sirven para caer en todos los tópicos de ese género, cual si estuvieramos viendo una variante animalesca de Piratas del Caribe (algunos, como lo de la tigresa, es TAN EVIDENTE como acabará...) Menos mal que sabiendo que la historia no da para mucho la cosa no excede los 94 minutos, incluyendo el corto previo protagonizado por Maggie Simpson (que resulta un preámbulo eficaz y más conciso y concreto que la película en si)

Como en anteriores entregas, lo mejor es Scrat, un personaje que ha sufrido tantas perrerías y vicisitudes a lo largo de todas las películas que por momentos sus peripecias tras su deseada bellota recuerdan a clásicos como el Coyote, también víctima de todos los absurdos planes que preparaba para cazar a su deseado Correcaminos. Lo mismo que los pingüinos de Madagascar (lo mejor de esa otra franquicia de animación) tienen serie propia de televisión (spin-off de las películas) es una lástima que no se frecuente más a Scrat, si bien mucho de su humor funciona en pequeñas dosis (tipo los cortos citados de los Looney Tunes) por lo que una historia extensa centrada en él podría ser igual demasiado cansina y/o repetitiva. Pese a todo me reitero en decir que sigue siendo lo mejor de la saga, y sin duda lo mejor de esta entrega.

LO MEJOR: Scrat, sus momentos son de obra maestra. Y la duración, concisa y ajustada a lo poco que hay que contar.

LO PEOR: Su guión, lleno de tópicos como para parar un tren

LA CURIOSIDAD (1): Al haber ido al pase de prensa me he encontrado la sorpresa de que regalaban camisetas verdes con (¿adivinais?) Scrat, o sea que como mínimo ya tengo de recuerdo lo mejor de la saga.

LA CURIOSIDAD (2): La imagen que acompaña a estas líneas es la versión manga de los personajes de este film, en una variante que me ha hecho gracia por lo curioso del resultado final.

2 comentarios:

Mar Caldera dijo...

¿entonces es un gigantesco cliche andante?

Chacal dijo...

Mismamente.