jueves, 5 de julio de 2012

EL ENIGMA DEL CUERVO, ¡lo que hacen con el pobre EDGAR ALLAN POE!

FICHA TÉCNICA

Título: El enigma del cuervo
Título original: The Raven
Dirección: James McTeigue
País: Hungría, España
Año: 2012
Fecha de estreno: 29/06/2012
Duración: 111 min.
Género: Thriller
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Reparto: Luke Evans, John Cusack, Alice Eve, Brendan Coyle, Brendan Gleeson, Oliver Jackson-Cohen, Pam Ferris, Kevin McNally, M. Emmet Walsh, Dave Legeno Guión: Ben Livingston, Hannah Shakespeare
Distribuidora: Universal Pictures
Productora: Relativity Media, Intrepid Pictures, Pioneer Pictures, FilmNation Entertainment, Galavis Film

SINOPSIS

Una madre y una hija son brutalmente asesinadas en el Baltimore del siglo XIX, y el detective Emmett Fields (Luke Evans) descubre algo sorprendente: el crimen se parece enormemente a uno de ficción publicado en el periódico local, que forma parte de una colección cuyo autor es Edgar Allan Poe (John Cusack), entonces considerado como un paria. La policía interroga al escritor, pero en ese mismo momento se comete otro horripilante asesinato que también se inspira en una de las historias de Poe.

El detective se da cuenta de que se trata de un asesino en serie que se basa en las historias de Poe para cometer sus sangrientos crímenes, y le pide ayuda al escritor para detener al culpable. Pero cuando todo apunta a que alguien muy cercano a Poe puede convertirse en la siguiente víctima, ya hay demasiado en juego y el autor decide hacer uso de sus poderes de deducción antes de que sea demasiado tarde.

CRÍTICA

Por muchos es conocida mi pasión por Sherlock Holmes, pero antes de que él existiera estuvo el chevalier C.Auguste Dupin, personaje claro antecesor del detective de Baker Street, creado por el mítico Edgar Allan Poe. Este célebre escritor, al que la fama no le acompañó en vida (en un ejemplo paralelo al de Van Gogh, otro artista más valorado tras su muerte), sirve en esta película como elemento real dentro de una trama de ficción a medio camino de muchas cosas (thriller, suspense, pastiche, ¿biopic?) pero que finalmente no llega a nada. Y es que con las ganas que le tenía a este film, la decepción sobre el mismo ha sido gorda... y paso a deciros porqué.

No voy a negar que James McTeigue hizo un buen trabajo en V de Vendetta; pese a las licencias que se tomó respecto al magistral comic original, consiguió una película que mantenía el espíritu de la obra en que se basaba (aunque igual puede ser tan solo que la novela gráfica de Alan Moore y David Lloyd es TAN BUENA que incluso en el peor de los casos algo bueno puede salir de ella) Su posterior trabajo, Ninja Assassin, no lo ví, pese a estar auspiciada por los hermanos Wachoski, al igual que la citada V de Vendetta (lo que le ha valido al director el apelativo de "el tercer Wachoski") siendo esta aproximación a la vida de Poe su tercera película.

Por otro lado la figura del asesino en serie meticuloso se podría decir que nació con el victoriano Jack el Destripador aunque el verdadero origen moderno del término lo propició el real Ed Gein, que inspiró a otros ficticios como Norman Bates, del cual ya nacieron algunos tan célebres como los matarifes de La matanza de Texas, Pesadilla en Elm Street, Viernes 13 o Halloween. Con esto quiero decir que un serial killer tipo Hannibal Lecter es MUY DIFICIL de créerselo a mediados del siglo XIX, porque sería más bien algo nacido y surgido en nuestro tiempo y sociedad actual.

No hay problema si se quiere insertar algo tan anacrónico en la biografía de Edgar Allan Poe (basándose sobretodo en ciertas lagunas que hay en la misma) pero si te decantas por hacer un pastiche lo lógico sería darle algo de coherencia al conjunto... y es ahi donde esta película pierde toda intensidad. Tomándose en serio una historia muy sobada desde todas las perspectivas (¿un escritor al que le imitan sus obras? ¿no es ese el mismo planteamiento de la serie Castle?) nos encontramos con un asesino en serie cansino y aburrido, que recuerda a tantos y tantos que hemos visto en otros sitios (como por ejemplo Seven de David Fincher, director del que parece hayan querido coger su estilo)

Con un continuo ir y venir de pistas que va dejando el inteligente psicópata para demostrar que es más listo que nadie (y viendo como actuan los personajes nadie lo negaría), la cosa ni tan siquiera se anima con el secuestro de la prometida de Poe, ya que el recurso de la carrera contrareloj para evitar una muerte se ha visto en infinidad de ocasiones (como por ejemplo en El silencio de los corderos, donde la agente Starling tenía que salvar, con la ayuda del Doctor Lecter, a la víctima secuestrada por Buffalo Bill)  Lástima porque en las escenas de mayor tensión con Alice Eve (sosita pero con hermoso escote) se podía haber ahondado e ir un paso más allá de lo de siempre. Pero el rutinario y previsible devenir de una historia tan poco creíble se lleva la palma en el enfrentamiento final entre protagonista y criminal, que me recordó mucho al del primer episodio de la serie de televisión Sherlock, solo que allí mucho mejor resuelto (y no doy más detalles para no soltar spoilers, aunque en este caso el film se lo merecería)

En definitiva, digamos que El enigma del cuervo (que no es tal, por lo que no sé ni como no se ha respetado el título original de The Raven) quiere ser una película de acción de época al estilo del Sherlock Holmes de Guy Ritchie (pero sin su caracter socarrón) con un asesino en serie tan listo como el de Seven de David Fincher. pero que al final es un simple fanático de Poe (algo al estilo de lo visto, por ejemplo, en Misery de Stephen King) Intentando además englobarlo todo en un film apto para el mayor número de espectadores (de ahí que no haya nada turbador en su puesta en escena), con unos actores muy poco destacables (nada digno de mención por ese lado) lo peor estaría en un histriónico John Cusack, cuya exagerada actuación recuerda por momentos a un desatado Nicolas Cage en alguno de sus peores trabajos.

Siendo como es admirador del genial escritor (que se merecía algo mejor que esto) tan solo queda esperar que Sylvester Stallone lleve a cabo algún día su idea de realizar un biopic de Edgar Allan Poe que haga justicia a un autor que inspiró a otros clásicos como H.P.Lovecraft, y que aqui se ve utilizado como mera excusa para una historia de asesino en serie tópica, rutinaria, aburrida y sin sorpresas.

LO MEJOR: Lo que podía haber dado de si, igual con otro enfoque diferente.

LO PEOR: Es rutinaria, llena de tópicos, anacrónica (el asesino te lo imaginas más en una historia contemporánea que no aqui) y encima los actores no destacan (ni tan siquiera un histriónico John Cusack) ¡Pobre Poe! Se merecía algo mejor...

EL DETALLE-SPOILER-: Si el psicópata es fanático de Poe y por eso imita sus obras, ¿luego va a por Julio Verne para hacerle lo mismo? Menos mal que le paran los pies pero semejante disparate me hubiera gustado saber como lo llevan a cabo.