viernes, 27 de julio de 2012

Notas de producción (pressbook) y galería de posters (incluidos virales) del remake de DESAFIO TOTAL (TOTAL RECALL) Estreno 14 de septiembre

Información de producción

TOTAL RECALL (DESAFÍO TOTAL) es un thriller de acción sobre la realidad y la memoria, inspirado nuevamente en el relato corto de Philip K. Dick “Podemos recordarlo todo por usted” (We Can Remember It For You Wholesale). Bienvenidos a Rekall, la empresa que puede transformar vuestros sueños en memoria real. Para Douglas Quaid (Colin Farrell), que trabaja en una fábrica, a pesar de tener una esposa bellísima (Kate Beckinsale) a quien ama, un viaje mental parecen ser las vacaciones perfectas para escapar de su frustrante vida; el recuerdo real de una vida como superespía puede ser exactamente lo que necesita. Cuando el procedimiento al que es sometido fracasa, Quaid se convierte en el hombre más buscado. Obligado a escapar de la policía –controlada por el canciller Cohaagen (Bryan Cranston)– Quaid no puede confiar en nadie salvo, posiblemente, en un miembro de los rebeldes (Jessica Biel) que trabaja para el jefe de la resistencia (Bill Nighy). La línea entre la fantasía y la realidad se desdibuja y el destino de su mundo pende de un hilo cuando Quaid descubre su verdadera identidad, su verdadero amor y su verdadero destino. La película está dirigida por Len Wiseman. El guión ha sido escrito por Kurt Wimmer y Mark Bomback y el argumento para la pantalla es de Ronald Shusett y Dan O’Bannon, y Jon Povill y Kurt Wimmer. Los productores son Neal H. Moritz y Toby Jaffe.

Columbia Pictures presenta una producción de Original Film, la película de Len Wiseman, TOTAL RECALL (DESAFÍO TOTAL). Protagonizada por Colin Farrell, Kate Beckinsale, Jessica Biel, Bryan Cranston, John Cho y Bill Nighy. Dirigida por Len Wiseman. Producida por Neal H. Moritz y Toby Jaffe. Con guión de Kurt Wimmer y Mark Bomback. Argumento para el cine de Ronald Shusett y Dan O’Bannon, y Jon Povill y Kurt Wimmer. Inspirada en el relato corto “Podemos recordarlo todo por usted” (We Can Remember It for You Wholesale) de Philip K. Dick. Los productores ejecutivos son Ric Kidney y Len Wiseman. El director de fotografía es Paul Cameron, ASC. La dirección artística es de Patrick Tatopoulos. El montaje es de Christian Wagner. El diseño de vestuario corre a cargo de Sanja Milković Hays. La música está compuesta por Harry Gregson-Williams. El supervisor de efectos visuales es Peter Chiang.

ACERCA DE LA PELÍCULA

El viaje re-imaginado de TOTAL RECALL (DESAFÍO TOTAL) a la gran pantalla comenzó en el año 2008 cuando el productor Toby Jaffe se detuvo en una librería y se puso a curiosear en la sección de ciencia ficción. “Estaba mirando todos los libros que leí de jovencito y cogí una antología de Philip K. Dick y leí el relato corto “Podemos recordarlo todo por usted” (We Can Remember It for You Wholesale), rememora el productor. “Y recordé que se trataba de algo así como una fantasía hecha realidad”.

Claro que la historia de Dick ya había sido adaptada a la gran pantalla anteriormente, en 1990, con el título Desafío total (Total Recall). Jaffe pensó entonces que sería un buen momento para retomar la historia de Dick y volver a adaptarla al cine y se lo planteó a Moritz, quien leyó el relato y vio la película de 1990.

“Pensamos entonces que podríamos hacer una versión nueva de la historia original”, asegura Moritz. “Reimaginando la historia, pensamos que había muchos más personajes en el relato en los que podríamos investigar. Esto nos pareció nuevo”.

La razón principal es que la ficción de Dick sigue siendo tan rompedora hoy como cuando se publicó por primera vez en los años 60. “Lo genial de la historia es la idea de que se puede implantar una memoria en el cerebro de alguien y que cuando despierte sienta como si lo hubiera vivido”, explica Jaffe. El argumento abre interrogantes sobre un tema fascinante: ¿qué es la memoria?  ¿Cómo sabemos qué fue lo que realmente ocurrió en el pasado?

“Este concepto de Rekall, tal como Philip K. Dick lo creó en su historia, es lo que hizo que quisiera dirigir esta película”, afirma Len Wiseman, conocido por ser el director de las primeras dos películas de Underworld y de La Jungla 4.0 (Live Free and Die Hard). Wiseman también tiene experiencia en dirección de arte, ya que trabajó en grandes producciones de ciencia ficción como Independence Day y Stargate. El enfoque de Wiseman para esta película fue la de bucear más profundamente en el personaje principal y crear un híbrido entre thriller psicológico y acción que transcurre, en este caso, en el futuro.

“Tuvimos suerte de que quisiera hacerlo porque con él los obstáculos se desvanecieron rápidamente”, afirma Moritz.

En lugar de que los eventos ocurran en Marte, Wiseman pone la acción en una tierra que en un futuro lejano está dominada por dos estados-naciones: la Federación Británica y La Colonia. Como en la historia de Dick, asegura Wiseman: “Hay toda una experiencia diferente en la Tierra para este personaje”.

“Cuando recordamos que Philip K. Dick no envió a sus personajes a Marte, realmente nos abrió todo un mundo de posibilidades”, explica Jaffe. “Una vez que tuvimos la oportunidad de mantener al personaje aquí en la Tierra, tal y como lo hace Dick, ya no estuvimos sujetos al paisaje, la época o los comos y porqués de sacarlo de este planeta”.

Para dar vida a Quaid, el personaje principal, Wiseman eligió a Colin Farrell. “Era muy importante que Quaid fuera un tipo corriente”, afirma Jaffe. “Colin como actor le da verdadero genio al personaje. Crea una conexión con el espectador a través de la pantalla y te crees de verdad que es un tipo que trabaja en una fábrica”.

“Es una historia muy común, un hombre que siente que no vive la vida que debería estar viviendo, un hombre que se siente descontento con lo que le rodea”, describe Farrell. “Pero tiene un brutal despertar, porque en realidad no está viviendo su vida. Quaid no tiene idea de quién es más allá de a un profundo nivel celular o emocional. Durante toda la película trata de descubrir quién es el verdadero Quaid”.
  
“Quería involucrarme más en la experiencia de Quaid”, se explaya Wiseman. “Lo que quiero decir es que… imaginad que un día te despiertas -y vas por la vida como si nada y sientes que eres una buena persona-, y sin venir a cuento, todo el mundo alrededor tuyo empieza a decirte que eres uno de los malos. ¿Qué harías?”

Con esta idea en mente, Farrell afrontó el papel desde el punto de vista de batalla entre razón y emoción y trató de mantener ese equilibrio. “Saca a la luz conflictos de identidad, el yo y el superyó; y es divertido bucear un poco en esas aguas”, asegura el actor.

Como parte de la creación del personaje, Farrell hizo algunas cosas poco usuales, entre las que se incluyen dormir por la noche en el decorado del apartamento de Quaid. “Quería ver cómo era pasar la noche y despertarme por la mañana en ese espacio”, aclara. “Y, por cierto, fue fantástico”.

“Colin realmente se entregó a su personaje”, alaba Moritz. “No solo aparece en casi todas las escenas. Sino que hubo muchos días en los que estuvo bajo la lluvia, completamente empapado y todos los días después del rodaje hacía yoga o levantaba pesas”.

Los realizadores entonces se enfrentaron al siguiente reto, elegir a las dos actrices para los papeles femeninos decisivos: Lori y Melina.

Para retratar a la mujer de Quaid, Lori, quien parece ser una amante esposa y se convierte en una despiadada asesina, los realizadores eligieron a Kate Beckinsale, desde hace siete años mujer en la vida real de Wiseman. Ambos trabajaron juntos previamente en las entregas de la saga de Underworld.

Beckinsale cuenta que se sintió especialmente atraída por el proyecto debido a la dualidad de su papel. "Nunca hice el papel de mala hasta ahora. Siempre he estado en el lado de la verdad y la justicia”, confiesa. “Pero lo cierto es que mi personaje cree que está con los buenos luchando por la verdad y la justicia. Esto es lo genial de esta película: nunca sabes cuál es el lado de los buenos. Además, hay un cierto punto maníaco en ella, está ligeramente fuera de control, y para un actor eso es siempre muy divertido".

El guión original tenía en mente un personaje rubio, pero Wiseman pensó que tenía más sentido elegir a alguien que tuviera un ligero parecido con Melina, el verdadero amor de Quaid. “Mi idea fue engañarlo con una mujer falsa que tuviera ciertas familiaridades con su amor verdadero”, explica. “Si la memoria aflora, tiene sentido que tuviera una vaga sensación de familiaridad con ella”.

Para el papel de Melina, los realizadores necesitaban a una actriz que pudiera estar a la altura de la dificultad física del papel. Melina primero aparece en las pesadillas de Quaid, pero más tarde, en carne y hueso le ayuda a redescubrir su anterior vida. “Ella es su GPS; le ayuda a encontrar el camino a casa”, resume Farrell.

Wiseman eligió para el papel a Jessica Biel. Biel se sintió atraída a su personaje por los temas de la historia. “Entramos de lleno en el elemento del que realmente habla el relato de Philip K. Dick: cuestiones de identidad, relaciones humanas”, asegura Biel. “Él no la recuerda… No recuerda que se amaban y que están apasionadamente conectados. Eso me interesó”.

Farrell recuerda varias ocasiones en las que se quedaron hasta tarde hablando de los personajes con Biel y Wiseman. “Había un mar de preguntas que hacer en cuanto a los personajes”, recuerda el actor. “Con Jessica fue estupendo poder tener charlas entre tomas y, con frecuencia, ella, Len y yo nos juntábamos después del trabajo. Una noche, fuimos los tres al hotel de Len y nos quedamos bromeando y debatiendo durante horas ideas y diálogos, avanzábamos y retrocedíamos sin parar”, cuenta Farrell.

Biel disfrutó especialmente la química que compartía en pantalla con Farrell. “Colin ha sido una de las razones por la cual esta experiencia ha sido tan fantástica”, reconoce la actriz. “Es inspirador verlo. Para mí sus interpretaciones tienen una gran complejidad y poseen muchas capas de lectura”.

“Los personajes femeninos requerían de mujeres que no solo fuesen atractivas y agradables sino que también fueran muy físicas”, explica Moritz. “Y Jessica Biel puede pelear como un demonio y Kate Beckinsale probablemente pueda vencer al diablo. Por lo que ambas, en todas esas secuencias de lucha que tiene la película, fueron increíbles”.

Para interpretar al despiadado Cohaagen, presidente de la Federación Británica, los realizadores contaron con Bryan Cranston, ganador de tres premios Emmy® seguidos y nominado a tres Globos de Oro® por su papel protagonista en la serie de televisión Breaking Bad.

“Bryan tiene una intensidad, elocuencia y fuerza de carácter que se transmite a través de la pantalla” admira Jaffe. “Por eso es tan solicitado como actor”.

Cranston explica que jamás vio a su personaje como un “villano de grandes bigotes”. “El papel de Cohaagen fue muy interesante de interpretar porque quería presentar a un tipo con una acuciante necesidad, deseo y sed por tener el control”, describe. “Al mismo tiempo, tiene una gran predilección por el papel de Colin Farrell, y quería interpretarlo como a una figura paterna, que lo tratase como un adolescente rebelde que solo necesita unos límites”.

El premiado actor Bill Nighy se una al reparto como Matthias, el jefe de la resistencia de FB. Nighy, quien ya ha trabajado con Wiseman en las cuatro películas de Underworld, afirma que fue el director quien inicialmente lo convenció para que participara en TOTAL RECALL (DESAFÍO TOTAL).

“Me gusta muchísimo”, reconoce Nighy. “Siempre hace grandes películas. Me encantó su La Jungla 4.0 (Live Free or Die Hard). Pero luego leí el guión y es buenísimo., Leo mucha ciencia ficción y me gustaron las ideas que había detrás de este proyecto”.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

La visión de Wiseman respecto a TOTAL RECALL (DESAFÍO TOTAL) fue construir decorados siempre que fuera posible. “No hay duda de que hay muchas imágenes generadas por ordenador en esta película porque hay cosas que no se pueden hacer de otra manera”, aclara el director. “Pero si puede ser un decorado real, trato de hacerlo así. Me encanta construirlo y dibujarlo, crearlo y rodarlo”.

“Quería que fuese todo lo real posible porque siente que así es mejor”, explica el productor Toby Jaffe. “Cree que los actores actúan mejor cuando están suspendidos en un coche que colgando de un arnés en un estudio. Así que parte de nuestra agenda, desde el principio, fue construir versiones reales de nuestros coches futuristas y rodar en localizaciones verdaderas”.

Wiseman le propuso a su amigo y colega Patrick Tatopoulos, que dirigió  Underworld: La rebelión de los licántropos (Underworld: Rise of the Lycans), que realizara la dirección artística. Tatopoulos supo que era un proyecto al que tenía que decir que sí. “En primer lugar, lo dirigía Len”, puntualiza Tatopoulos. “ Además, el guión era apasionante. Me encantó, por ejemplo, el concepto de ese gigantesco ascensor que atravesaba la Tierra; para mí eso es incluso mejor que ir a Marte”.

Tatopoulos y Wiseman han trabajado tantas veces juntos que el director artístico se sintió envuelto en un ambiente familiar y relajado. Han desarrollado casi una conexión física, bromea Tatopoulos. “Hemos trabajado juntos en muchas películas y nos conocemos desde hace muchos años, por lo que siempre vemos las cosas de la misma manera. Me doy vuelta para hablar con algún miembro del equipo para decirle: ‘Creo que debería ser más de esta manera’, y Len aparece dos segundos después para decir exactamente lo mismo. En este aspecto estamos muy conectados”.

“Cuando trabaja una idea y le da forma, siempre sé que me va a gustar el resultado”, concuerda Wiseman. “Corre una vieja leyenda por ahí –y ha sido comprobada- que el departamento artístico llega con 35 diferentes opciones para algo y él elige dos. Y luego llevan a mi oficina las mismas 35 alternativas y yo elijo las mismas dos por las que se ha decantado Patrick”.

Para TOTAL RECALL (DESAFÍO TOTAL), la idea fue transmitir que la acción se desarrolla en un futuro lejano, pero no hasta el punto de que no sea reconocible. De hecho, es un mundo que puede haberse desarrollado a partir de nuestro propio mundo. “Tratamos de no pasarnos mucho de la raya”, explica el jefe de utilería Deryck Blake. “Si observas nuestros decorados, nuestra utilería, se ve que tratamos de partir de lo que tenemos hoy por hoy y no salirnos demasiado de eso”.

Jessica Biel asegura que el hecho de poder hacer una escena en un decorado ha marcado una gran diferencia en su interpretación. “Si el decorado está tan bien hecho y es tan realista que no puedes notar Ia diferencia, este se convierte en otro personaje”, se explaya la actriz. “Se convierte en tu realidad y en cuanto pones un pie en el decorado te transporta a donde sea que tengas que estar. Física y emocionalmente es importantísimo”.

Tatopoulos asegura que se siente especialmente orgulloso de su trabajo con el gigantesco ascensor que va a través de la tierra y conecta a la Federación Británica con La Colonia, en gran medida porque es algo que no se ha visto jamás en la gran pantalla. “Jamás había visto un concepto similar en una película: un inmenso ascensor que viaja a través del planeta Tierra”, explica el director artístico. “Eso me permitió hacer algo verdaderamente nuevo. En realidad está diseñado basado en el concepto de un avión 747, para que resulte familiar para el espectador. Cuando la gente vea la película, quiero que se identifiquen con ella y no sean meramente espectadores”.
  
A Jaffe le sorprendió inmensamente cuando vio el producto terminado. “Recuerdo que cuando leí el guión pensé: ‘¡Oh, Dios mío! ¡Hay un ascensor que atraviesa el centro de la Tierra! ¿Cómo vamos a arreglarnos para hacer esto?’”, rememora Jaffe. “Cuando Len y Patrick entraron en el proyecto y vimos los dibujos, se convirtió en algo más tangible. Pero cuando realmente nos quedamos asombrados es cuando lo vimos en el set, y también todos los otros fantásticos decorados. Son asombrosos”.

Uno de los decorados más complicados de llevar a la realidad fue La Colonia -repleta de muelles en el Distrito Waterfront- que necesitaba ser diseñado de forma estratégica.

“Es una inmensa ciudad real”, describe Tatopoulos. “Así que debíamos diseñar un decorado que permitiera al director rodar desde diferentes ángulos para que jamás diera la sensación de que pasábamos una y otra vez por la misma calle”.

“Construimos un decorado en forma de U, y lo cortamos como un pastel y rodamos secciones para que se percibieran diferentes elementos, sitios diferentes de la ciudad”, explica Wiseman.

Farrell afirma que le impresionaron mucho los decorados de La Colonia. “Es uno de los trabajos de carpintería más detallado y sofisticado que jamás he visto en un set”, se admira el actor. “Es simplemente magnífico. Puedes acercarte todo lo que quieras a cualquier elemento del telón de fondo del plano que se ve completamente real. Creo que todo ese trabajo tiene su recompensa porque brinda una sensación y una energía omnipresente que hace que la película se vea más real”.

Gran parte del trabajo del departamento artístico fue la creación de dos mundos separados cada uno con sus propias peculiaridades: la Federación Británica con su esterilidad y clase social “superior”, y su opuesta, La Colonia, más realista y descarnada.

Para el director de fotografía Paul Cameron, esto implicó la necesidad de crear dos texturas de luz diferentes para las dos naciones. “La Federación tiene una luz más fría: el sol brilla pero nunca es vibrante. Es más suave”, explica. “Opuesta a La Colonia que tiene un tono más sepia o verde. Más tarde, además agregamos otra capa de textura con niebla digital”.

Para delinear aún más las dos diferentes regiones, Wiseman sugirió una continua lluvia sobre La Colonia, un elemento que según Tatopoulos le da más credibilidad al decorado. Después de todo, un decorado es solo un set: es ficción con materiales pintados para que parezcan hormigón o metal. Para que estos elementos de ficción entren en juego se necesita agregar algo real, y en La Colonia ese elemento era la lluvia. “Aporta realidad a ese mundo”, se explaya Tatopoulos. “Las gotas de agua en el pavimento crean charcos, los actores los pisan e instantáneamente ya no sientes que estás en un decorado”.

Incluso cuando se tenían que utilizar efectos visuales –como con los coches voladores– Wiseman usó en la medida de lo posible una mezcla entre lo virtual y lo real. “Construimos los coches voladores y los fijamos sobre el techo de coches de carreras. Los actores se sentaban encima y los conductores debajo”, describe Jaffe. “Prefiero esto a que los actores estén sentados en una maqueta o recortados sobre una pantalla verde. Se puede ver la vibración, y en la interpretación de los actores se refleja realidad cada vez que hacen un giro hacia una u otra dirección”.

Farrell recuerda la experiencia: “Teníamos dos coches que se estampaban uno contra otro, y tengo que decir que no estaba muy marchoso en esos días”, bromea el actor. “Pero me alegra que lo hiciéramos de esa forma. Fue muy divertido y hay algunas reacciones muy realistas. Tiene una textura de realidad, un sonido y un cielo que hubiera sido imposible agregar después”.

Siempre que fue posible los actores hicieron sus propias escenas de acción. “Y tengo que decir que literalmente, día por medio, estábamos colgando boca abajo de un cable, flotando, con agujetas en todos los sitios, siendo tironeados o disparando armas de fuego, fue genial”, se entusiasma Biel.

Bryan Cranston también realizó sus propias escenas de acción, y encontró que fue una experiencia enriquecedora. “Las peleas son como aprender una coreografía”, puntualiza. “Tienes que saber específicamente qué es lo que va a ocurrir después para que funcione. Creo que solo le pisé los pies a Colin dos veces".

Farrell, especialmente, trabajó con el coordinador de especialistas Andy Gill (Fast & Furious 5 [Fast Five], Minority Report) y el coordinador de lucha Jeff Imada (La saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 1 [The Twilight Saga: Breaking Dawn, Part 1], Hanna). “Cuando trabajas con ellos es como ir a la escuela”, cuenta el protagonista. “Recibes clases de cosas que jamás necesitarías aprender si no estuvieses haciendo este trabajo”.

Una de las escenas que supuso un mayor desafío a la hora de coordinar fue la primera secuencia de lucha entre Quaid y la policía en las instalaciones de Rekall, cuando Quaid descubre que puede que no sea quien cree que es y que tiene habilidades que no sabía que tenía.

“Desde el punto de vista del personaje, quería que la secuencia diera la sensación de que no había tenido tiempo ni de respirar”, comenta Wiseman. “Quería que el público experimentara esa misma sensación”.

Pero rodar acción a ese ritmo y sin descanso resultaría un desafío para todos los involucrados. El equipo de especialistas que coreografió y entrenó a Farrell para las secuencias de lucha tenía que tener en cuenta los múltiples movimientos de cámara que habría. Wiseman se apoyó en el vanguardista sistema Doggicam (un híbrido entre raíles deslizantes y cámara de alta velocidad utilizada habitualmente en las persecuciones entre coches en películas de super acción) con tres Doggicam secuenciales seguidos, todos con cabrestantes computarizados, lo que no tiene precedentes.

“Los cabrestantes computarizados nos permiten tener puntos de conversión de las tres lentes en el mismo tiempo, y parece que fuera un solo plano cuando lo rodamos”, explica Gill.

Las cámaras viajaban de entre 4,5 a 6 metros por segundo y todas estaban sincronizadas, por lo que la acción se desarrolla muy rápido.

“Tenemos a nueve especialistas y a Colin en el medio, y todos tiene que hacer sus movimientos precisos en el instante correcto o no se podría sincronizar”, explica el productor Ric Kidney. “Todo el mundo tuvo que ensayar cerca de un mes”.

ACERCA DE LOS EFECTOS VISUALES

Los efectos visuales fueron controlados por el supervisor de efectos visuales Peter Chiang, junto con Adrian de Wet y Graham Jack. La casa de efectos visuales Double Negative (DNeg) se ocupó de la mayoría de las 1.600-1.700 tomas VFX de la película.

Aunque el enfoque de Wiseman fue el de construir la mayor cantidad de decorados posibles y hacer todas las tomas posible durante el rodaje, resultó obvio desde el principio que el filme era un thriller futurista por lo cual requeriría un gran trabajo de efectos visuales: desde extensiones a los decorados y las diferentes capas entrelazadas del mundo de TOTAL RECALL (DESAFÍO TOTAL), pasando por las muchas persecuciones de coches voladores en la mitad de la película a los “synths” que forman parte del cuerpo de seguridad del canciller Cohaagen.

De Wet asegura que no le sorprendió que Wiseman rodara la mayor parte del filme, de hecho se sintió más estimulado por esa decisión. “Es genial tener algo físico con lo que empezar”, afirma. “No importa lo bueno que seas como artista de CG, tener una base real para trabajar es muy importante. La película tiene que ser convincente”.

“La visión de Len fue la correcta”, respalda Chiang. “Quería que los actores interactuaran lo más posible con el mundo real y rodar la mayor cantidad de material posible para obtener la sensación de cómo se vería el plano una vez terminado. Eso también fue muy beneficioso para nosotros. Analizamos exhaustivamente hasta los detalles más insignificantes del material rodado y basamos todas nuestras decisiones en ello, cosas como por ejemplo de qué forma íbamos a iluminar o cómo extender los decorados y todos los objetos que íbamos a introducir. Nos brindó un claro entendimiento inconsciente de qué cosas le gustaban a Len y pudimos utilizarlo en nuestro beneficio para que todo se fundiera como la seda”.

Jack también apunta que cuando se rueda en decorados reales el resultado con frecuencia aporta “accidentes positivos”. “Tratamos de diseñar los efectos visuales y darle un sentido orgánico. Por ejemplo, tal vez la cámara no coge la acción directamente y eso por suerte quita la sensación de ser demasiado quirúrgico. Durante la persecución de coches hay un plano de un coche estrellándose contra otro. Ese plano está rodado originalmente en un set pero tuvimos que reemplazarlo casi por completo digitalmente ya que teníamos que hacer que el coche se viera mucho más futurista. Pudimos basar todo el VFX en el plano que fue rodado, y obtuvimos cosas como la bandeja trasera del coche volando de un lado a otro en la parte de atrás. Eso es algo en lo que probablemente no hubiésemos pensado si se hubiera hecho todo en postproducción”.

De la misma forma que los otros departamentos, el objetivo principal de los supervisores de VFX era crear la sensación de diferenciación entre ambos mundos. “Era clave poder darle al espectador una coherencia en la historia; tiene que creer que cuando se está en la FB se está allí y que cuando se está en La Colonia es allí donde transcurre la acción”, se explaya de Wet.

“De hecho creamos dos equipos separados, uno para la FB y otro para La Colonia”, cuenta Jack. “Ellos aportaron sus propias metodologías al proceso, lo que también ayudó a que cada sitio transmitiera sensaciones diferenciadas”.

“Comenzamos con la concepción artística de Patrick Tatopoulos para la FB y La Colonia”, explica Chiang. “Cuando empezamos con la FB, ya teníamos diseños muy ilustrativos de ciertas secciones y estructuras de cosas, pero nos enfrascamos en todo un nuevo proceso de diseño para trasladarlo a un mundo tridimensional. Lo primero que miramos fueron los edificios que le gustaban a Len y a Patrick de una serie de fotografías que eligieron de Londres de una arquitectura con toques neoclásicos. Pero había que darle una vuelta al diseño neoclásico para que reflejaran el futuro, por lo que Len agregó una gran cantidad de vidrio y holografías. Así que la FB es un mundo grandilocuente, con grandes plazas de hormigón, mucho cristal, muchas fuentes y calles abiertas con las que se entrelazan las autovías con coches magnéticos”.

Una vez diseñada la arquitectura los artistas utilizaron un modelo computarizado de corrección para ayudarles a construir la ciudad completa. “Podíamos crear cualquier trazado de edificios de nuestros bloques básicos de edificios –a los que llamamos “activos”– y los mezclamos entre ellos para obtener la FB. En lugar de tener un plano de cada edificio en vista, obteníamos la estructura a partir de varios puntos en 3D y luego les asignamos una randomización que cogía activos de los edificios que le gustaban a Len y reproducía los edificios hasta empapelar casi por completo los cientos de volúmenes creados. Obviamente sería un trabajo intensivo esculpir cada uno de los edificios de forma individual. Dimos forma a 20 activos diferentes de planos cortos, 40 a distancia media y entonces nos metimos de lleno en los entornos gráficos que iban desde una mayor distancia hasta el infinito. Luego agregamos detalles como diámetros, ascensores, iluminación de las calles, señales de tráfico, pequeñas vallas en los laterales de las calles, los detalles de las aceras, los diferentes tipos de pavimentos. En realidad construimos la ciudad que Len y Patrick habían esbozado desde el suelo hacia arriba”.

“En el otro lado del mundo está La Colonia”, continúa De Wet. “Tiene una gran polución y constantemente está cubierta por una nube de gases nocivos, siempre lloviendo una ligera lluvia ácida. Transmite una sensación de bullicio y clandestinidad repleta de luces de neón”.

“Generalmente, el decorado cubría un nivel de La Colonia”, explica Jack. “Teníamos que extenderla hacia arriba y abajo para poder ver los otros niveles.  El nivel cero de La Colonia era principalmente agua, y creamos una gran masa de agua con muelles interconectados. La cantidad de decorado variaba considerablemente; muchos de los planos estaban contenidos dentro de un decorado, mientras que otros estaban realizados sobre una pantalla verde y completados con una extensión del decorado. La mayoría de las tomas se podrían clasificar en un punto medio entre estas dos opciones”.

Para completar la extensión de los decorados de La Colonia, “nuevamente nos basamos en los fantásticos sets creados por Patrick Tatopoulos”, reconoce Chiang. “Desde ese punto, tratábamos de imaginar cómo se verían unas cuatro capas más o todo el paisaje. Cogimos los barcos y activos construidos en el decorado y comenzamos a crear todo otro mundo. Diseñamos 20 barcos más y numerosos edificios con la misma idea de base y, una vez más, creamos todo un nuevo mundo.

La escena que más desafío supuso para el equipo de VFX fue la secuencia de persecución de coches voladores. “Cuando vi la previsualización con el montaje me quedé alucinado. Era extremadamente ambicioso. Está hecho a plena luz del día -por lo que nada puede estar oculto entre las sombras de la noche- y eso me gustó: quería verlo todo, la sordidez, el realismo de la textura de una ciudad industrializada. Todo el entorno estaba establecido, por lo que se podían ver espléndidas tomas aéreas a través del trazado de la ciudad. Para mí fue terrorífico e increíble al mismo tiempo, porque eso era lo que teníamos que crear”, explica De Wet.

Según De Wet, Wiseman aportó un fantástico punto de partida al diseñar y construir tantos decorados y utilería, incluyendo los coches voladores. “Necesitábamos una realidad física, particularmente en cosas como las personas dentro del coche, reaccionando frente a la fuerza de la gravedad cuando cambiaban de dirección” continúa el experto. “En realidad es algo muy difícil de fingir, por eso es tan importante contar con las reacciones justas”.

Chiang coincide en que el enfoque realista de Wiseman fue muy beneficioso para la película. “Cuando muchos directores crean todo el plano con CG tienden a esperarlo todo de la postproducción: el equipo de VFX es quien pone todo y luego queda estupendo. Pero cuando ruedas una escena de acción, como el caso de una persecución de coches, el director trata de mantener el flujo de acción en movimiento. Len hizo que toda la secuencia se viera real. Nos pidió un fondo en cierto modo desdibujado para fundirlo con la acción; solo se ve todo el entorno cuando los coches van hacia cámara, y entonces rápidamente se retira. El fondo se torna en algo segundario para la acción; nos retiramos para que los coches reales resalten en primer plano”.

El equipo de VFX también fue responsable del gigantesco ascensor que conecta la FB con La Colonia. En el clímax de la película el ascensor hace honor a su nombre (The Fall “La Caída”) y es destruido. Chiang afirma que saber cuál era el final del ascensor fue clave en la forma de concebirlo. Si iba a destrozarse en pedazos de la forma en que Wiseman esperaba, con ejes y abrazaderas rompiéndose en determinada forma, debía ser construido de forma sofisticada y metódica para permitir que esto ocurriera. “Romper cosas y destruirlas en general ha sido algo que he hecho bastante aquí en DNeg”, confiesa Jack. “Utilizamos algunas herramientas hechas aquí especialmente fabricadas para que se rompieran en sus componentes básicos”.

Los “synths” – las fuerzas de seguridad– se rodaron en acción real con trajes creados por Legacy Effects, pero tal y como explica Chiang, Wiseman siempre tuvo en mente el componente VFX para ellos. “Quería crear espacio negativo dentro del cuerpo, para crear pistones y que parte de la estructura interna de los
’synths’ pudiera verse”, afirma Chiang. Finalmente para lograrlo necesitamos crear a los ‘synths’ de forma totalmente digital. “Muchos de ellos eran digitales, sobre todo donde era difícil ajustar la acción real que había sido rodada. En otros casos, pudimos mantener la acción real y reemplazar la articulación de un codo, una rodilla o una muñeca”.

ACERCA DEL REPARTO


Originario de Irlanda, COLIN FARRELL (Quaid) continua llamando la atención en Hollywood. En 2009 Farrell ganó el Globo de Oro® por su papel el Perdidos en Brujas (In Bruges) y recientemente ha vuelto a formar equipo con el director Martin McDonough para el filme de CBS Seven Psychopaths. La película se centra en un guionista (Farrell) que lucha por sacar adelante su guión titulado Seven Psychopaths. Se ve envuelto en las correrías de sus amigos (interpretados por Sam Rockwell y Christopher Walken). Cuando Shih Tzu -protegida de un gángster psicópata- desaparece, el guionista encuentra todo el material dramático que necesita para su guión, eso si puede vivir lo suficiente como para escribirlo.

Actualmente está rodando la película independiente Dead Man Down junto a  Noomi Rapace para el director Neils Arden. El filme de acción lo produce Neal H. Moritz y se rodará en Nueva York.
 
Recientemente ha concluido con el rodaje de la película de Peter Weir Camino a la libertad (The Way Back) protagonizada por Ed Harris y Jim Sturgess. La historia cuenta el periplo de un grupo de soldados que se las ingenian para escapar de un campo de trabajo forzado en Siberia en 1942. También ha finalizado el largometraje de William Monahan, London Boulevard basado en el bestseller de Ken Bruen sobre un criminal del sur de Londres que acaba de salir de prisión y resiste la tentación de volver a su vida de gángster y acepta el trabajo de guardaespaldas de una joven y excéntrica actriz interpretada por Kiera Knightley.

Recientemente fue visto en Noche de miedo (Fright Night); la comedia de Warner Bros. Cómo acabar con tu jefe (Horrible Bosses); y Ondine, del director irlandés Neil Jordan, que gira en torno a un pescador irlandés que descubre a una mujer que cree que es una sirena. Entre otras de sus películas se incluyen Cuestión de honor. Pride and Glory (Pride and Glory) de Gavin O’Conner; Cassandra’s Dream de Woody Allen; Corrupción en Miami (Miami Vice); Alejandro Magno (Alexander) de Oliver Stone; El nuevo mundo. The new world (The New World) de Terrence Malick; Pregúntale al viento (Ask the Dust), basada en la novela de John Fante; junto a Al Pacino protagonizó La prueba (The Recruit); Una casa en el fin del mundo (A Home at the End of the World), basada en la novela de Michael Cunningham, y dos papeles en las películas de Joel Schumacher: Última llamada (Phone Booth) y Tigerland.  Entre otros de sus trabajos para el cine se incluyen Minority Report, Daredevil, American Outlaws, S.W.A.T. (Los hombres de Harrelson) (SWAT) e Intermission.

Nacido y educado en Castleknock en la República de Irlanda, Colin es hijo del exjugador de fútbol Eamon Farrell y sobrino de Tommy Farrell. Ambos Tommy y Eamon Farrell jugaron para el Football Club, Shamrock Rovers en los años 60.

La ambición de Farrell en su adolescencia era seguir los pasos de su padre y su tío, pero su interés cambió en poco tiempo hacia la interpretación y se unió a la School of Drama de Dublín. Antes de finalizar su curso, Colin lanzó un papel principal en la miniserie de Dierde Purcell Falling for a Dancer, papel protagonista en la serie de BBC titulada Ballykissangel y en poco tiempo, le siguió una interpretación en el debut en la dirección de Tim Roth, The War Zone (La zona oscura) (The War Zone).

Actualmente vive en Los Ángeles.

La actriz inglesa KATE BECKINSALE (Lori) se ha revelado como una de las artistas más versátiles y carismáticas del cine actual. Despertó la atención de todos por primera vez en la película de Kenneth Branagh, Mucho ruido y pocas nueces (Much Ado About Nothing), en su siguiente película cuando se erigió como la heroína en la película de John Schlesinger, La hija de Robert Poste (Cold Comfort Farm), con The Last Days of Disco de Whit Stillman junto a Chloe Sevigny, Sueños rotos (Brokedown Palace) de Jonathan Kaplan con Claire Danes y en la comedia británica Como pez en el agua (Shooting Fish). Entre otros de sus trabajos para el cine se incluyen Hechizados (Haunted) con Aidan Quinn y Mary Louise ou la permission de Manuel Fleche.

En 2001, Beckinsale protagonizó junto a Ben Affleck y Josh Hartnett la película épica de Disney, Pearl Harbor. También fue la estrella junto a John Cusack en  Serendipity, con Matthew McConaughey y Gary Oldham en Tiptoes y con Christian Bale y Frances McDormand en el drama coral La calle de las tentaciones (Laurel Canyon). Entre otras de sus apariciones en la gran pantalla se incluye su papel protagónico junto a Hugh Jackman en Van Helsing y el éxito del género de vampiros Underworld y su secuela Underworld: Evolution para Sony Screen Gem. Beckinsale también se puso en la piel de la leyenda de la pantalla ‘Ava Gardner’ en la película de Martin Scorcese, El aviador (The Aviator), protagonizó el thriller de Screen Gems Habitación sin salida (Vacancy) junto a Luke Wilson y el gran éxito de comedia Click con Adam Sandler. Entre sus recientes filmes se incluye la producción independiente Snow Angels con Sam Rockwell, dirigida por David Gordon Green y el drama independiente Fragmentos (Winged Creatures) con Forest Whitaker y Dakota Fanning,

Sus apariciones en televisión incluyen el papel que da título a Emma de A&E y  One Against the Wind para Hallmark Films. En el escenario, ha trabajado en “Clocks & Whistles”, “Sweetheart” y la gira de la producción nacional británica de “La gaviota” (The Seagull).

En 2009, Beckinsale protagonizó el thriller de acción Whiteout producido por Joel Silver, y la comedia negra Todos están bien (Everybody’s Fine) junto a Robert de Niro y Drew Barrymore. Ese mismo año, también protagonizó el drama político independiente Nothing But The Truth junto a Alan Alda y Matt Dillon, interpretación con la que ganó un gran reconocimiento a su trabajo.

Beckinsale recientemente ha protagonizado la cuarta entrega de la franquicia Underworld donde repitió su papel de Selene en Underworld: el despertar (Underworld: Awakening) y el thriller de gran éxito Contraband junto a Mark Wahlberg. Recientemente ha finalizado el rodaje del drama independiente Trials of Cate McCall junto a Nick Nolte y James Cromwell acerca de una abogada caída en desgracia, alejada de su familia, que se hace cargo de la apelación de una mujer inocente condenada por homicidio.


JESSICA BIEL (Melina) recientemente ha protagonizado las comedias románticas dirigidas por Garry Marshall, Noche de fin de año (New Year’s Eve) y  Historias de San Valentín (Valentine’s Day), y la película de acción y aventura  El equipo A (The A-Team). Próximamente se la podrá ver en el thriller The Tall Man y en la comedia de deportes Playing the Field. También protagonizará el filme Alfred Hitchcock and the Making of Psycho junto a Anthony Hopkins, Helen Mirren y Scarlett Johansson.

Biel recibió el aplauso de la crítica por su interpretación en la película El ilusionista (The Illusionist). Por su trabajo en el filme ganó varios premios incluyendo el premio a actuación destacada en el Festival de Cine de Newport Beach, el premio Shining Star en el Festival de Cine de Maui y el premio Rising Star en el Festival Internacional de Cine de Palm Springs.

Recientemente se la ha podido ver en la película independiente Una familia con clase (Easy Virtue), que se estrenó con excelentes críticas en el Festival de Cine de Toronto de 2008 antes de proyectarse en los festivales de cine de Roma, Londres y Tribeca. También protagonizó el éxito mundial de la comedia Os declaro marido y marido (I Now Pronounce You Chuck & Larry).

Entre las apariciones en la gran pantalla de Biel se incluyen Next de Lee Tamahori; Elizabethtown, escrita y dirigida por Cameron Crowe; La amenaza invisible. Stealth (Stealth) de Rob Cohen; Blade: Trinity; la nueva versión de The Texas Chainsaw Massacre; y ¡Vaya partido! (Summer Catch).

BRYAN CRANSTON (Cohaagen) ganó tres premios Emmy® consecutivos a mejor actor de serie dramática por su retrato de Walter White en el drama de  AMC Breaking Bad. Cranston tiene el honor de ser el primer actor en una serie de emisión por cable -y el segundo actor principal- en la historia de los premios Emmy® en ganar tres veces seguidas. Su interpretación también le ha valido el premio de la Asociación de Críticos de Televisión, dos nominaciones al Globo de Oro® y tres al premio del Gremio de Actores. La 5ª temporada de Breaking Bad se comenzará a emitir en Estados Unidos el domingo 15 de julio a las 22h en la cadena de televisión AMC.

En la gran pantalla, Cranston recientemente protagonizó Rock of Ages de Adam Shankman junto a Tom Cruise, Alec Baldwin y Catherine Zeta-Jones y fue la voz de Vitality en Madagascar 3: de marcha por Europa (Madagascar 3 Europe’s Most Wanted).

Este otoño, protagonizará Argo de Ben Affleck con John Goodman y Alan Arkin. El filme es una adaptación de un artículo de abril de 2007 de la revista “Wired” que cuenta cómo la CIA y el gobierno canadiense rescataron a seis diplomáticos estadounidenses que fueron secuestrados en 1979. La agencia utilizó una artimaña sosteniendo que los cautivos eran en realidad un equipo de Hollywood que se encontraba rodando una película titulada Argo, y utilizando esas identidades falsas pudieron huir del país. Cranston dará vida a Jack O'Donnell, un agente irlandés de la CIA de Boston que fue guardaespaldas del presidente Eisenhower. Warner Bros. Estrenará la película el 12 de octubre de 2012.

Recientemente ha concluido con la producción de la producción de CBS Films, Get a Job y protagonizó el aplaudido filme de Nicolas Winding Refn, Drive, junto a Ryan Gosling y Carey Mulligan.

Entre otros trabajos de Cranston para el cine se incluyen: Contagio (Contagion), John Carter of Mars, Larry Crowne, El inocente (The Lincoln Lawyer), Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine), Seeing Other People, Salvar al soldado Ryan (Saving Private Ryan) y The Wonders (That Thing You Do!). Nacido en una familia del negocio del espectáculo se crió en el sur de California y realizó su debut en la actuación en un anuncio de la United Way a los ocho años. Pero no fue hasta que terminó con sus estudios universitarios que no consideró a la interpretación como un tema serio. Mientras viajaba en motocicleta por el país con su hermano, descubrió el teatro comunitario y comenzó a explorar los diferentes aspectos de la escena. Poco tiempo después fue elegido para trabajar en una prestigiosa compañía de teatro de verano.

Cranston regresó a Los Ángeles y rápidamente fue elegido para un papel en la telemovie Love Without End, que lo llevó a conseguir se parte del reparto original de Loving de ABC. Luego apareció en numerosos papeles de televisión incluyendo el de Hal en la serie de siete temporadas de la FOX, Malcolm (Malcolm in the Middle), por el que fue nominado al Globo de Oro® y a tres premios Emmy®; el papel recurrente del dentista Tim Whatley en la serie Seinfeld; la aplaudida miniserie de HBO De la Tierra a la Luna (From the Earth to the Moon), como Buzz Aldrin; y la película para televisión I Know My First Name is Steven, entre muchas otras. También ha sido estrella invitada en numerosos programas de televisión.

Cranston continúa con su idilio con el teatro cuando le es posible. Entre sus trabajos se incluyen: “The God of Hell”, “Chapter Two”, “La fierecilla domada” (The Taming of the Shrew), “Casa de muñecas” (A Doll's House), “Eastern Standard”, “Wrestlers”, “Descalzos en el parque”(Barefoot in the Park) y “The Steven Weed Show” por el que ganó el premio Drama-Logue.

Cranston es también un entregado guionista y director. Escribió el drama romántico original titulado Last Chance como regalo de cumpleaños para su mujer, Robin Dearden, y dirigió y protagonizó el filme. Cranston además ha dirigido varios capítulos de la serie Malcolm (Malcolm in the Middle), el capítulo piloto para Comedy Central de Special Unit, Breaking Bad, y recientemente un episodio de Modern Family.

A principios de 2011, Cranston desempeñó las labores de productor ejecutivo y estrella de una serie exclusivamente online titulada The Handlers para Atom.com. La serie de comedia en formato de cortometraje seguía a Cranston en la piel del personaje Jack Powers y su carrera para ganar un escaño en el Senado.

Cranston también produjo un DVD educativo titulado KidSmartz, diseñado para enseñar a las familias cómo mantenerse a salvo de secuestradores de niños y depredadores de Internet. KidSmartz recauda sus ingresos para el National Center for Missing & Exploited Children.

El actor JOHN CHO (McClane) llamó la atención del público por primera vez en 1999 en la irreverente comedia de gran éxito American Pie, donde popularizó el término de argot: “MQMF” (en inglés MILF). Más tarde, logró hacerse un nombre en el papel de Harold Lee en las comedias de culto Dos colgaos muy fumaos (Harold & Kumar Go to White Castle), Dos colgaos muy fumaos. Escape de Guantánamo (Harold & Kumar Escape from Guantanamo Bay) y recientemente A Very Harold and Kumar 3-D Christmas. Actualmente uno de los actores más interesantes de la industria, Cho continúa brindando brillantes interpretaciones en comedia y drama.

Cho recientemente ha finalizado el rodaje de la última entrega de la franquicia Star Trek de J.J. Abrams junto a Zachary Quinto y Chris Pine. Actualmente tiene un papel regular en la nueva serie de la cadena NBC, Go On. Cho ha sido visto últimamente en American Pie: el reencuentro (American Reunion) así como en el éxito de la cadena ABC, FlashForward como el agente Demitri Noh. Entre otros de sus trabajos para el cine se incluyen American Dreamz – Salto a la fama (American Dreamz) de Weitz Bros junto a Willem Dafoe y Hugh Grant, Better Luck Tomorrow, la serie American Pie, Pavilion of Women, Solaris de Steven Soderbergh y la ganadora del Oscar® a mejor película American Beauty.  Además de sus numerosos papeles como estrella invitada en televisión, tuvo un papel regular en la serie de Weitz Bros, Off Centre y ha tenido un personaje recurrente en la última temporada de Kitchen Confidential.

Nacido en Seúl, Corea, se crió en Los Ángeles, California, y comenzó a actuar mientras estudiaba literatura inglesa en la Universidad de California, Berkeley.  Realizó una gira por todo Estados Unidos con su primer espectáculo, “The Woman Warrior” una adaptación de las conocidas memorias de Maxine Kingston. Entre otros de sus papeles para el teatro se incluye el de Laertes en la producción de “Hamlet” del Singapore Repertory Theater y numerosos montajes para East West Players. Cho reside en Los Ángeles.

BILL NIGHY (Matthias) es un premiado actor de cine y teatro. Nighy recibió el premio BAFTA, el premio del Círculo de la Crítica de Londres y el Evening Standard British por su trabajo como vieja gloria del rock en la comedia coral de  gran éxito de 2003 dirigida por Richard Curtis, Love Actually. También ganó un premio de la Crítica de Cine de Los Ángeles por su trabajo en el reparto de esa película y por El castillo soñado (I Capture the Castle) y Lawless Heart.

Entre sus muchas participaciones en el cine se incluyen Wild Target, con Rupert Grint and Emily Blunt; Pirate Radio, que lo reunió con Richard Curtis; Valkyrie de Bryan Singer con Tom Cruise; Diario de un escándalo (Notes on a Scandal) de Richard Eyre por la que ganó una nominación al premio del Círculo de la Crítica de Londres; Underworld y Underworld: Evolution; El jardinero fiel (The Constant Gardener), de Fernando Meirelles que le supuso una nominación al premio de Cine Independiente Británico (BIFA); Lawless Heart, película por la que también fue nominado a otro BIFA; y Siempre locos (Still Crazy), por la que ganó el premio Standard British Film. También realizó una interpretación estelar como el capitán pirata Davy Jones –mitad calamar, mitad humano- en Piratas del Caribe, el cofre del hombre muerto (Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest) y Piratas del Caribe en el fin del mundo (Pirates of the Caribbean: At World's End), y prestó su voz a numerosas películas de animación entre las que se incluyen Ratónpolis (Flushed Away).

Nacido en Inglaterra, Nighy comenzó su carrera en el teatro británico y desde siempre ha sido aplaudido por su trabajo en diferentes obras de teatro incluyendo “The Vertical Hour”, “Pravda” y “A Map of the World” de David Hare. También participó en montajes de otros dramaturgos de primera línea entre los que se incluyen Tom Stoppard, Harold Pinter, Brian Friel, Anton Chekhov y Peter Gill. Recibió una nominación al premio Olivier por su trabajo como Joe Penhall en “Blue/Orange”. En Broadway, protagonizó el estreno en 2006 del montaje de “The Vertical Hour” de David Hare dirigido por Sam Mendes.

También conocido por su trabajo para la pequeña pantalla, Nighy recientemente fue nominado al Globo de Oro® a mejor actor por su trabajo en la película para televisión de la BBC Page Eight, dirigida por David Hare y producida por David Heyman, productor de Harry Potter. Nighy ha trabajado en diversas ocasiones con el director David Yates, incluyendo proyectos tan populares de la BBC como State of Play, por la que ganó el premio BAFTA TV a mejor actor. Yates también dirigió el telefilme de BBC The Young Visiters, y The Girl in the Café de HBO que le supuso una nominación al Globo de Oro® a mejor actor de televisión. Más tarde ganó el Globo de Oro® en la misma categoría por su interpretación en el telefilme de 2005, Gideon’s Daughter. Sus trabajos para televisión también incluyen papeles como estrella invitada y regulares en muchísimos proyectos incluyendo el primero con el que captara la atención del público en 1991, The Men’s Room.

En marzo de 2012, Nighy protagonizó, y recibió el aplauso de la crítica, El exótico hotel Marigold (The Best Exotic Marigold Hotel) que fue un éxito de taquilla en Reino Unido superando a La mujer de negro (The Woman in Black) en la lista de películas más vistas. Nighy también fue visto recientemente en   Ira de titanes (Wrath of the Titans), y en 2013 protagonizará I, Frankenstein y Jack the Giant Killer.

ACERCA DE LOS REALIZADORES 


LEN WISEMAN (Director / Productor ejecutivo) comenzó su carrera en el departamento artístico de grandes producciones de efectos especiales como Godzilla, Hombres de negro (Men in Black) e Independence Day. Fue guionista y director de Underworld y Underworld Evolution y dirigió a Bruce Willis en el éxito de acción La Jungla 4.0 (Live Free or Die Hard).

Wiseman también fue director del capítulo piloto de Hawai 5.0 (Hawaii Five-0) y produjo la última entrega de la exitosa franquicia Underworld: el despertar (Underworld: Awakening).

KURT WIMMER (Guión/Argumento para el cine) es guionista y director estadounidense. Se formó en la Universidad de Florida del Sur y se graduó en historia del arte. Se trasladó a Los Ángeles donde trabajó durante 12 años como guionista, adaptando proyectos como Sphere, protagonizada por Dustin Hoffman, y El caso de Thomas Crown (The Thomas Crown Affair), con Pierce Brosnan.

En 2002, Wimmer hizo su debut en la dirección con Equilibrium, protagonizada por Christian Bale y Emily Watson. Wimmer también escribió y dirigió Ultravioleta (Ultraviolet) protagonizada por Milla Jovovich, y fue coguionista de Dueños de la calle (Street Kings) con Keanu Reeves y Forest Whitaker. Sus más recientes trabajos incluyen Un ciudadano ejemplar (Law Abiding Citizen), con Gerard Butler y Jamie Foxx, para el director F. Gary Gray, y Salt, protagonizada por Angelina Jolie.

Además de TOTAL RECALL (DESAFÍO TOTAL), MARK BOMBACK (Guión) produce proyectos como Imparable (Unstoppable), La montaña embrujada (Race to Witch Mountain), La jungla 4.0 (Live Free or Die Hard), La lista (Deception) y El enviado (Godsend). Recientemente ha finalizado los guiones de The Art of Racing in the Rain (Universal) y Shadow Divers (20th Century Fox), así como la revisión de The Wolverine para el director James Mangold. Mark también imparte talleres de guión en su universidad, Wesleyan University. Vive en Nueva York con su mujer y sus cuatro hijos.

Las películas de ciencia ficción, acción y terror de RONALD SHUSETT (Argumento para cine) han recaudado en el mundo más de 1.500 millones de dólares. Fue productor ejecutivo de Minority Report de Steven Spielberg y Tom Cruise que recaudó 358 millones de dólares internacionalmente. Él fue uno de los creadores de la adaptación del relato de Philip K. Dick “Minority Report” que originalmente iba a ser una secuela del éxito de taquilla de 1990 Desafío Total (Total Recall), protagonizado por Arnold Schwarzenegger y Sharon Stone, que también produjo y escribió el guión. Shusett también escribió el argumento original y fue productor ejecutivo de la película de Ridley Scott, Alien, el 8º pasajero (Alien).

Además de los Oscar® ganados por los innovadores efectos especiales tanto de Alien, el 8º pasajero (Alien) como de Desafío Total (Total Recall) (1990), las películas de Shusett fueron reconocidas por la Academia de Ciencia Ficción, Terror y Fantasía y recibió personalmente el premio Saturn a mejor película de terror por Alien, el 8º pasajero (Alien) y un segundo premio Saturn varios años después a mejor película de ciencia ficción por Desafío Total (Total Recall) (1990).

Shusett ha trabajado con algunos de los talentos artísticos más taquilleros de nuestra época, los ya mencionados Ridley Scott y Steven Spielberg, Paul Verhoeven, David Cronenberg y Andrew Davis.

Entre otros de los títulos que ha producido, fue productor ejecutivo y/o coguionista se incluyen Freejack (Sin identidad) (Freejack), con Anthony Hopkins y Mick Jagger, King Kong 2 (King Kong Lives) (secuela del original), y Muertos y enterrados (Dead and Buried), que se convirtió en un clásico de culto del cine de género de terror en todo el mundo.

En Alien Vs. Predator (2004), que fue la quinta secuela de Alien, Shusett recibió el crédito de coargumento junto con el de “personajes de Alien cocreados por”.  Alien Vs. Predator (2004) generó 170 millones de dólares en la taquilla mundial y fue estrenada en DVD en enero de 2005.

Los trabajos de DAN O’BANNON (Argumento para cine) incluyen Aluniza como puedas (Dark Star) (1974) (argumento y guión), Alien, el 8º pasajero (Alien) (1979) (argumento y guión), Muertos y enterrados (Dead & Buried) (1981) (guión), El trueno azul (Blue Thunder) (1983) (guión), El regreso de los muertos vivientes (The Return of the Living Dead) (1985) (dirección/guión), Lifeforce-Fuerza vital (Lifeforce) (1985) (guión), Invasores de Marte (Invaders from Mars) (1986) (guión), Desafío total (Total Recall) (1990) (argumento y guión), The Resurrected (1992) (director), Asesinos cibernéticos (Screamers) (1995) (guión) y Alien Vs. Predator (2004) (argumento). Su libro “Dan O’Bannon’s Guide to Screenplay Structure”, será publicado en primavera de 2013. O’Bannon falleció en el año 2009.

Conocido principalmente por su trabajo en Star Trek – La película (Star Trek – The Motion Picture) y Desafío Total (Total Recall) (1990), JON POVILL (Argumento para cine) ha escrito guiones para Universal y Allied Artists Pictures así como proyectos para o en asociación con varias luminarias de la industria, incluidos el cuatro veces ganador del Oscar® Robert Wise, Emanuel L. Wolf, Robert Watts y Gene Roddenberry. Ha escrito numerosos episodios de series para televisión y desarrollado pilotos para Fox, Kushner-Locke y los legendarios productores de  TV, Fred Silverman y Lee Rich.

Povill entró en el negocio del cine poco tiempo después de graduarse en Bellas Artes por la UCLA, haciéndose con el codiciado puesto de editor de guión en la mítica serie Star Trek Phase II que luego fue adaptada al cine en Star Trek – La película (Star Trek – The Motion Picture), de la que fue productor asociado. También ha participado en el argumento para cine de Desafío Total (Total Recall) (1990) y fue vital en la popular serie Salto al infinito (Sliders), donde trabajó como consultor ejecutivo de guión de la primera temporada y guionista y productor de la segunda.

En 1952, PHILIP K. DICK (Autor del relato breve “Podemos recordarlo todo por usted” [We Can Remember It For You Wholesale]) comenzó a escribir profesionalmente y eventualmente publicó 45 novelas y 120 cuentos.

Ganó numerosos premios por su trabajo, incluyendo el premio Hugo a mejor novela en 1962 por “El hombre en el castillo” (The Man in the High Castle) y el premio John W. Campbell Memorial a mejor novela de ciencia ficción de 1974 por “Fluyan mis lágrimas, dijo el policía” (Flow My Tears, the Policeman Said). Su trabajo ha sido adaptado a películas de gran éxito como Blade Runner,  Desafío Total (Total Recall) (1990), Minority Report, A Scanner Darkly y Destino oculto (The Adjustment Bureau). Electric Shepherd Productions, la rama de entretenimiento del patrimonio de Philip K. Dick, continúa desarrollando proyectos de cine y televisión basados en su trabajo.

Desde su muerte, a los 53 años, ha sido reconocido como uno de los escritores estadounidenses más influyentes y de más éxito de la ciencia ficción. En 2007, Philip K. Dick se convirtió en el primer autor de ciencia ficción admitido en la Biblioteca de América.

NEAL H. MORITZ (Productor), creador de Original Film, se ha dedicado a la producción de películas para cine y televisión durante más de tres décadas.  Su último estreno, la comedia de acción de Columbia, Infiltrados en clase (21 Jump ST) (21 Jump Street), se estrenó en marzo y recaudó en su primer fin de semana en cartel 36,3 millones de dólares. Poco antes, su película Fast & Furious 5 (Fast Five), la quinta entrega de la franquicia The Fast and the Furious, trajo de regreso a Vin Diesel, Paul Walker, Jordana Brewster y Tyrese e introduce a Dwayne “The Rock” Johnson al equipo. La película abrió con una recaudación de 86 millones de dólares y se hizo con 626 millones en la taquilla mundial.

Moritz actualmente se encuentra en la fase de postproducción de Jack the Giant Killer de Warner Bros. dirigida por Bryan Singer y R.I.P.D. de Universal Pictures  protagonizada por Ryan Reynolds, Jeff Bridges y Kevin Bacon.

El 2012 será un año muy atareado para el sello Original Film. Este verano comenzará con la producción de la sexta y séptima entrega de la franquicia Fast and Furious así como Dead Man Down financiada por IM Global, protagonizada por Colin Farrell y Noomi Rapace, dirigida por Neils Arden Opvel (trilogía sueca de Millenium [The Girl With the Dragon Tattoo]). La nueva versión de Summit Entertainment de Los inmortales (Highlander) también está en el calendario de producciones para este año, con la dirección de Juan Carlos Fresnadillo.

Con más de 40 películas en su haber, los títulos que Moritz ha producido incluyen El cambiazo (The Change-Up), Invasión a la tierra (Battle: Los Angeles), The Green Hornet, la franquicia The Fast and Furious, Soy leyenda (I Am Legend), XXX, S.W.A.T. (Los hombres de Harrelson) (SWAT), La boda de mi novia (Made of Honor), La vida en juego (Gridiron Gang), Ex-posados (Bounty Hunter), Sigo como Dios (Evan Almighty), Sweet Home Alabama, Click, En el punto de mira (Vantage Point), A contrarreloj (Out of Time), De ladrón a policía (Blue Streak), Crueles intenciones (Cruel Intentions), Sé lo que hicisteis el último verano (I Know What You Did Last Summer), The Skulls – Sociedad Secreta (The Skulls), Volcano, Leyenda urbana (Urban Legend) y Juice. La recaudación de Original Film en taquilla supera los dos mil millones de dólares en todo el mundo.

Los trabajos de Moritz para televisión incluyen la película para HBO, The Rat Pack, nominada a 11 premios Emmy, la serie Prison Break para Twentieth Century Fox y la muy aplaudida serie de Showtime,  Con C mayúscula (The Big C), protagonizada por Laura Linney, quien ganó el Globo de Oro® en 2011 por su papel como Cathy.

Graduado por la UCLA con un diploma en economía también obtuvo una licenciatura en la Escuela de Cine y Televisión de la USC (University of Southern California).

TOBY JAFFE (Productor) actualmente es productor de Original Film, uno de los más prolíficos productores de la industria del cine de hoy. La compañía ha producido éxitos de taquilla como la franquicia The Fast and The Furious, Sé lo que hicisteis el último verano (I Know What You Did Last Summer), Sweet Home Alabama, En el punto de mira (Vantage Point), Una noche para morir (Prom Night), The Green Hornet, Invasión a la tierra (Battle Los Angeles), y más recientemente Infiltrados en clase (21 Jump St.) (21 Jump Street. En 2012, la empresa además de estrenar TOTAL RECALL (DESAFÍO TOTAL), lanzará R.I.P.D.

Antes de unirse a Original, Jaffe estuvo tres años como vicepresidente ejecutivo de MGM Studios. Durante su mandato en MGM, supervisó la producción de numerosos filmes incluyendo el éxito La pantera rosa (The Pink Panther) protagonizado por Steve Martin, Pisando fuerte (Walking Tall) con Dwayne “The Rock” Johnson y La morada del miedo (The Amityville Horror).

Previamente, Jaffe dirigió su propia productora independiente y colaboró con algunos de los más célebres talentos de Hollywood como Angelina Jolie, Mark Wahlberg y Martin Lawrence, con los que produjo reconocidos filmes como Rock Star, Siete días y una vida (Life or Something Like It) y la comedia De ladrón a policía (Blue Streak).

Anteriormente a todo esto, fue presidente de producción de The IndieProd Company, una empresa conjunta de Sony Pictures Entertainment y Japan Satellite Broadcasting. Durante su mandato trabajó con artistas como Leonardo DiCaprio, Russell Crowe, Kenneth Branagh y Sam Raimi mientras supervisaba películas como Rápida y mortal (The Quick and the Dead), Frankenstein de Mary Shelley (Mary Shelley’s Frankenstein) y Soldado universal (Universal Soldier).

Jaffe comenzó su carrera en la industria del entretenimiento como representante artístico en Leading Artists Agency. Después de una fusión la compañía se convirtió en United Talent Agency, y Jeffe ascendió al departamento de guiones y proyectos representando a guionistas, productores y directores como Barry Sonnenfeld, Curtis Hanson, Rob Cohen, Boaz Yakin, Frank Darabont y Joss Whedon. En ese puesto, fue responsable de la integración de elementos financieros y creativos que llevaron al éxito películas como Los gemelos golpean dos veces (Twins), Point Break, Acción judicial (Class Action), The Rookie (El novato) (The Rookie) y Buffy, la cazavampiros (Buffy The Vampire Slayer).

Jaffe es graduado de la Universidad de Harvard y vive en Santa Mónica con su mujer y sus dos hijos.

RIC KIDNEY (Productor ejecutivo) entre muchos de sus trabajos para el cine se incluyen Salt, Imagine (Imagine That), Shooter: el tirador (Shooter), Cuatro hermanos (Four Brothers) y El vuelo del Fénix (Flight of the Phoenix).

PAUL CAMERON, ASC (Director de fotografía) ha trabajado para algunos de las producciones más vanguardistas visualmente de la pasada década. Su trabajo fue visto recientemente en Al borde del abismo (Man on a Ledge) protagonizado por Sam Worthington, con dirección de Asger Leth y Elizabeth Banks, Ed Harris y Kyra Sedgwick como coprotagonistas. Actualmente ha vuelto a formar equipo con la estrella de TOTAL RECALL (DESAFÍO TOTAL) Colin Farrell, como director de fotografía del filme Dead Man Down.

Cameron ha rodado con directores como Tony Scott (en El fuego de la venganza [Man on Fire], Déjà Vu), Dominic Sena (en Operación Sworfidsh [Swordfish], 60 segundos [Gone in Sixty Seconds]) y Michael Mann (Collateral).

La fotografía de Cameron en Collateral confirmó las posibilidades del aún entonces incipiente medio digital; fue una de las primeras superproducciones en probar con la cinematografía digital. La película le supuso a Cameron el premio de la Academia de Cine y Televisión Británica (BAFTA) y el premio de al Crítica de Los Ángeles a mejor fotografía. En 2003, su maestría con la cámara captó la atención de los premios Clio y los AICP. Su fotografía en la pieza para BMW  Beat the Devil con el director Scott se llevó los honores a la fotografía en ambos certámenes; y ahora forma parte de la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York. En 2008 ganó otro Clio por el anuncio de VW Golf Night Drive con el director Noam Murro: su tercer premio Clio a la fecha.

Nacido en Montreal, Quebec, Cameron fue expuesto desde muy jovencito al teatro y al cine por su hermano mayor. Sus tempranas experiencias lo inspiraron para apuntarse en la escuela de cine de la Universidad de Nueva York Purchase College. Se unió al gremio de cine Nabet 15 cuando aún se encontraba en la universidad, y asistió religiosamente a todas las ediciones del Festival de Cine de Nueva York y se enamoró del cine internacional. Labrándose un nombre desde el principio en vídeos musicales y anuncios, Cameron atribuye a sus experiencias de entonces el estilo único que ha podido desarrollar y llevar a todos sus trabajos.

Cameron actualmente reside en Oregón y Los Ángeles, entre sus trabajos se incluyen Al borde del abismo (Man On A Ledge), Henry’s Crime, Déjà vu, Entre mujeres (In the Land of Women), Collateral, El fuego de la venganza (Man on Fire), Beat the Devil, Operación Swordfish (Swordfish) y 60 segundos (Gone in Sixty Seconds).

PATRICK TATOPOULOS (Diseño artístico) es director artístico y creador de efectos para criaturas que realizó su debut como director en 2009 con el filme, Underworld: La rebelión de los licántropos (Underworld: Rise of the Lycans). Por más de una década sus logros en el diseño artístico y en efectos de criaturas han dejado una profunda impresión en la industria cinematográfica y han sido una gran influencia en la calidad y la dirección del cine contemporáneo.

El estilo de su firma es reconocible por su imaginación sin límites en filmes de muchísimo éxito como Stargate, Independence Day, Godzilla, Drácula de Bram Stoker (Bram Stoker's Dracula), Stuart Little, Las crónicas de Riddick (The Chronicles of Riddick), Resident Evil: Extinction, Pitch Black, Soy leyenda (I Am Legend), La Jungla 4.0 (Live Free or Die Hard), entre muchas otras.

Tatopoulos recientemente ha diseñado las criaturas para la última Underworld: el despertar (Underworld: Awakening) así como la nueva película de Pitch Black para el director y amigo David Twohy.

Además de su trabajo en dirección artística, actualmente se encuentra desarrollando tres proyectos cinematográficos que dirigirá. Las películas incluyen el thriller de acción para Constantine Film Productions, Shi, el thriller ecológico The Colony, así como Non-Stop, un filme de ciencia ficción con Dreamworks.

Además de su notable carrera en el cine, preside como uno de los tres jurados en el nuevo reality de competición de la cadena SyFy: Face Off; programa centrado en el maquillaje y los efectos especiales. Debido a la popularidad y los altos índices de audiencia, la segunda temporada comenzó en septiembre e 2011 con Patrick nuevamente en su papel de jurado.

Adicionalmente, Tatopoulos ha sido el director artístico de numerosos vídeos musicales, incluyendo tres para la popular banda de rock Linkin Park. En el área comercial, ha colaborado en una serie de anuncios de Mike’s Hard Lemonade y ha hecho el diseño artístico de varios anuncios de Intel Pentium 4 para David Kellogg, realizados por Blue Man Group. Otro trabajo notable en publicidad hecho por Tatopoulos fue el comercial de Reebok “Clones” para Sam Bayer.

Tatopoulos nació en París, Francia, donde vivió hasta los 17 años. Comenzó sus estudios en el Art Decoratif de París; el Art Applique's de París y el famoso Bellas Artes de París. Su pasión e interés por el cine finalmente lo llevó hasta Estados Unidos donde comenzó su carrera cinematográfica en 1989. En muy poco tiempo se convirtió en director artístico de anuncios publicitarios, vídeos musicales y largometrajes. Tatopoulos es frecuente colaborador de los directores cinematográficos Roland Emmerich, Alex Proyas y Len Wiseman.

CHRISTIAN WAGNER (Montaje) entre sus prestigiosos trabajos para el cine se incluyen Amor a quemarropa (True Romance), Misión explosiva (Chasers), Dos policías rebeldes (Bad Boys), Caza legal (Fair Game), Fanático (The Fan), Cara a cara (Face-Off) (Face/Off), Negociador (The Negotiator), Misión imposible II (Mission Impossible II), Spy Game - Juego de espías (Spy Game), Muere otro día (Die Another Day), El fuego de la venganza (Man on Fire), La morada del miedo (The Amityville Horror), La isla (The Island), Domino, Next, Presencias extrañas (The Uninvited), Fast & Furious, Invasión a la tierra (Battle: Los Angeles) y Fast & Furious 5 (Fast Five).

SANJA MILKOVIC HAYS (Diseño de vestuario) es conocida por brindar un look original a todos las películas en las que ha trabajado, incluyendo el sexy e icónico vestuario de las cinco entregas de la franquicia The Fast and The Furious.

Entre sus diseños se incluyen las películas Invasión a la tierra (Battle: Los Angeles), Piraña 3D (Piranha 3D), La momia: la Tumba del Emperador Dragón (The Mummy: Tomb of the Dragon Empire), Next, La vida en juego (Gridiron Gang), XXX, XXX: Estado de emergencia (XXX: State of the Union), Taxi, Doce en casa (Cheaper by the Dozen), Big Fat Liar, gordo mentiroso (Big Fat Liar), La hora de la araña (Along Came A Spider), Misión a Marte (Mission to Mars), Star Trek: Insurrección (Star Trek: Insurrection), Blade, Ocho cabezas (8 Heads in a Duffel Bag), Spaced Invaders, Enterrado vivo (Buried Alive) y La máscara de la muerte roja (Masque of the Red Death).

También fue asistente de vestuario en la película de fantasía y ciencia ficción Power Rangers: la película (Mighty Morphin Power Rangers: The Movie) y Stargate e Independence Day del director Roland Emmerich.

Hays nació en Zagreb, Croacia y se graduó en la universidad local.

HARRY GREGSON-WILLIAMS es uno de los compositores más solicitados de Hollywood, sus partituras abarcan un amplio abanico desde la acción, el drama a las películas de animación; cada una con su propia intensidad emocional y de ambientación tan característica de su distintivo estilo musical. Trabajó en las cuatro entregas de la exitosa franquicia Shrek, y fue nominado al premio BAFTA por la banda sonora de la primera; y fue nominado al Globo de Oro® y el premio Grammy® por su partitura de Las crónicas de Narnia. El león, la bruja y el armario (The Chronicles of Narnia: The Lion, The Witch and The Wardrobe) de Andrew Adamson.

Su trabajo más recientemente escuchado fue en la película de animación Arthur Christmas: operación regalo (Arthur Christmas), el thriller de acción Cowboys & Aliens dirigido por Jon Favreau y el documental La vida en un día (Life in a Day). También escribió el tema para la película Prometheus dirigida por Ridley Scott. Entre sus próximos proyectos se incluyen el drama Mister Pip con Hugh Laurie como protagonista y dirigido por Andrew Adamson. Gregson-Williams también compuso la música de la muy aplaudida por la crítica The Town: ciudad de ladrones (The Town), que marcó su segunda colaboración con el director Ben Affleck.  Gregson-Williams primero trabajó con Affleck como compositor en la película nominada al Oscar® Adiós pequeña adiós (Gone Baby Gone). También ha trabajado en numerosas ocasiones con otros directores como Joel Schumacher en las películas Twelve, El número 23 (The Number 23), Veronica Guerin. En busca de la verdad (Veronica Guerin) y Última llamada (Phone Booth); y Tony Scott en Imparable (Unstoppable), Pelham, uno, dos, tres (The Taking of Pelham 1 2 3), Déjà Vu, Domino, El fuego de la venganza (Man on Fire), Spy Game - Juego de espías (Spy Game) y Enemigo público (Enemy of the State).

En su larga lista de trabajos también se incluyen Prince of Persia: las arenas del tiempo (Prince of Persia: The Sands of Time) de Mike Newell; X-Men orígenes: Lobezno (X-Men Origins: Wolverine); Las crónicas de Narnia. El príncipe Caspian (The Chronicles of Narnia: Prince Caspian) de Adamson; Enfrentados (Seraphim Falls); El reino de los cielos (Kingdom of Heaven) de Ridley Scott; Bridget Jones: sobreviviré (Bridget Jones: The Edge of Reason) de Beeban Kidron; el éxito de animación de Aardman Chicken Run; Sentencia de muerte (Return to Sender) y Smila, misterio en la nieve (Smilla’s Sense of Snow), ambas para el director Bille August;  Asesinos de reemplazo (The Replacement Killers de Antoine Fuqua y Antz (Hormigaz) (Antz).

Nacido en el seno de una familia de músicos en Inglaterra, Gregson-Williams ganó una beca de música en el St. John’s College, Cambridge a los 7 años. A los 13 años, su voz aparecía en más de una docena de grabaciones, y a partir de allí se trasladó al Stowe School como el mejor de la clase y seguidamente ganó un codiciado lugar en la prestigiosa universidad Guildhall School de Música y Drama de Londres. Harry entonces se interesó por la enseñanza, primero en Inglaterra y más tarde en Alejandría, Egipto. Comenzó su carrera en el cine como asistente del compositor Richard Harvey y luego como arreglista y orquestador para Stanley Myers, y luego compuso sus primeras bandas sonoras para el director Nicolas Roeg. Su colaboración y amistad con Hans Zimmer resultó muy beneficiosa para Gregson-Williams que pudo aportar música para películas como La roca (The Rock), Armageddon y El príncipe de Egipto (The Prince of Egypt), y ayudó a lanzar su carrera en Hollywood.

“OSCAR®” es una marca registrada de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Estados Unidos”.