jueves, 23 de agosto de 2012

ABRAHAM LINCOLN, CAZADOR DE VAMPIROS

FICHA TÉCNICA 

Título: Abraham Lincoln, cazador de vampiros
Título original: Abraham Lincoln: Vampire Hunter
Dirección: Timur Bekmambetov
País: Estados Unidos
Año: 2012
Fecha de estreno: 31/08/2012
Duración: 105 min.
Género: Thriller, Terror, Fantástico
Reparto: Mary Elizabeth Winstead, Dominic Cooper, Alan Tudyk, Benjamin Walker, Anthony Mackie, Rufus Sewell, Jimmi Simpson, Robin McLeavy, Jaqueline Fleming, Laura Cayouette
Guión: Simon Kinberg, Seth Grahame-Smith
Distribuidora: Warner Bros. Pictures
Productora: Tim Burton Productions, Bazelevs Production, Abraham Productions

SINOPSIS 

Todo el mundo sabe quién fue Abraham Lincoln (Benjamin Walker): el decimosexto presidente de los Estados Unidos y uno de los más importantes de la historia. También es sabido que fue asesinado en el teatro Ford de Washington por un enemigo que no había asimilado la derrota de la Confederación en la Guerra Civil. Pero lo que casi nadie sabe es que Lincoln llevaba una doble vida: además de político, fue cazador de vampiros. El sabía mejor que nadie de su existencia, ya que su propia madre fue asesinada por uno de estos monstruos. Por fin, una película reconstruye fielmente la biografía no autorizada de Abraham Lincoln y su esposa Mary Todd (Mary Elizabeth Winstead)

CRÍTICA

Con el reciente recuerdo de la novela en la que está basada, que me he leído hace poco (teneis la reseña por este enlace) llega ahora su adaptación en cine a cargo del responsable de la entretenida pero exagerada Wanted (Se busca) que sustituye aqui a Angelina Jolie (máximo reclamo comercial del citado título) por nada más y nada menos que Abraham Lincoln, el 16º Presidente de los Estados Unidos y uno de los más míticos, que murió asesinado lo mismo que el posterior John F.Kennedy (también responsable de la mayor potencia mundial y también mítico en la historia)

Lo que pasa que esto dista mucho de ser un acercamiento histórico a la figura de tan emblemático personaje (de eso se encargará Steven Spielberg en el biopic sobre el famoso Presidente con Daniel Day-Lewis dándole vida) quedándose más bien en la curiosidad de su idea inicial, que rellena las lógicas lagunas en la biografía de todo personaje clásico (sobretodo si es de hace más de un siglo) aqui narrándonos unas andanzas que parecen dignas del Profesor Van Helsing, conocida némesis del popular Drácula.

¡Ojo! que lo que puede parecer una chorrada en la novela se nota bien documentado y expuesto (a mi al menos me gustó más que Orgullo y prejuicio y zombis, anterior obra de su guionista muy lastrada por lo mucho que se notan los insertos zombis dentro del original de Jane Austen), pero todo eso... ¿como se ha trasladado en pantalla? Pues de manera bastante irregular: frente a un comienzo en el que uno mantiene la esperanza de ver un producto lo más fiel posible al libro (que podía haber dado de si un agradable film fantástico de serie B), a medida que el metraje va pasando que todo se derrumba de manera tremenda.

El mayor error de esta nueva película de Timur Bekmambetov es que sabiendo que estamos ante un claro y simple divertimento (que, INSISTO, en papel está muy bien planteado y consigue incluso ser entretenido) SE TOMA EN SERIO lo que nos cuenta. Craso error si lo que estas montando dista mucho de ser ni siquiera un biopic para acercarse con peligro al desatino total. Lo que resulta inconcebible es que el propio autor de la novela (Seth Grahame-Smith) la haya fagocitado (ya que él es co-guionista) de manera tan descarada al servicio de un Hollywood pobre de imaginación y desesperado por el próximo blockbuster de taquilla.

Aparte de las grandes diferencias con la obra original (en lo más evidente sería en los hijos de Lincoln, porque tuvo más que el único que sale en pantalla, pero HAY BASTANTES MÁS) está lo mucho que se pierde de la misma (¿donde está el mensaje esperanzador de su conclusión? ¿donde está la supuesta crítica contra el racismo imperante en aquella época? y en resumen ¿donde está la épica del personaje?) convirtiendo el final (que tenía que haber sido el asesinato del protagonista, y no es spoiler, coger sino un libro de Historia) en una suerte de Jungla de cristal en un tren desbocado al borde de un abismo.

De los protagonistas Benjamin Walker convence en su papel de Lincoln (incluso con el maquillaje que lo envejece para su etapa más madura) mientras que Mary Todd (encarnada por Mary Elizabeth Winstead) resulta creíble en su etapa joven aunque no tras la muerte de su hijo (el maquillaje no consigue avejentarla como debía haber sido) Por su parte Rufus Sewell hace su típico papel de villano (lo mismo que le vimos en La leyenda del Zorro) siendo el resto del reparto cumplidor de manera correcta pero anódina (lo que es una lástima en el personaje de Henry Sturges, con bastante más importancia en la novela). En fin, que en resumidas cuentas, ¿que vamos a esperar del ruso que convirtió el comic Wanted de Mark Millar en algo tan parecido a un huevo con una castaña?


LO MEJOR: No empieza mal, dando esperanzas a los que nos hemos leído la novela en la que se basa de que quizás asistiremos a una adaptación más o menos decente y fidedigna de la misma, que nos haga pasar un rato entretenido a raiz de su curiosa idea argumental. Además, ahora que están tan de moda los vampiros, al menos los de aqui son las bestias que uno imagina, y no los ñoños de sagas como Crepúsculo.

LO PEOR: Que lo que en el libro era un pasatiempo histórico curioso se convierta en pantalla (y sobretodo desde que hace su aparición el personaje encarnado por Rufus Sewell) en una película de acción del montón, que además pasa de puntillas (cuando no ignora) muchos hechos esenciales en la biografía de Lincoln (que SI salen en el libro) aparte de un tramo final (todo lo del tren) que ya parece un delirio (sin gracia) de los creadores de Wild Wild West.

EL DETALLE: Al pase de prensa al que asistí regalaban un abridor de botellas con forma de hacha, que es el arma preferida del protagonista de esta película. Eso y el grato recuerdo del libro será lo que me queda.