sábado, 11 de agosto de 2012

El cachondo osito TED de SETH MACFARLANE (el creador de PADRE DE FAMILIA, AMERICAN DAD y EL SHOW DE CLEVELAND)

FICHA TÉCNICA

Título: Ted
Título original: Ted
Dirección: Seth MacFarlane
País: Estados Unidos
Año: 2012
Fecha de estreno: 10/08/2012
Duración: 106 min.
Género: Comedia, Fantástico
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Reparto: Mark Wahlberg, Mila Kunis, Seth MacFarlane, Joel McHale, Giovanni Ribisi, Patrick Warburton, Matt Walsh, Jessica Barth, Aedin Mincks, Bill Smitrovich Guión: Seth MacFarlane, Alec Sulkin, Wellesley Wild
Distribuidora: Universal Pictures
Productora: Universal Pictures, Media Rights Capital, Smart Entertainment, Fuzzy Door Productions, Bluegrass Films

SINOPSIS

Poco se imaginaba John Bennett (Mark Wahlberg) lo que ocurriría cuando, siendo todavía un niño, pidió el deseo de que su osito, Ted, tuviera vida propia. Desde entonces, y con su deseo cumplido, John y Ted son inseparables y lo hacen todo juntos. El problema llega cuando la novia de John desde hace 4 años le pide más en su relación. Y él tiene que decidir qué hacer con su amigo de peluche.

CRÍTICA 

Del creador de las series Padre de familia, American Dad y El show de Cleveland llega su primera película como director, en la que se nota mucho el estilo de humor que le ha hecho famoso con las series antes indicadas, ya que Ted podría ser una ampliación y/o variación de las mismas, al coincidir con ellas con su tono irreverente, sarcástico y de humor grosero, transgresor, insolente y absurdo a partes iguales (entendiéndose estos calificativos en su lado positivo, porque no quiero dar falsa imagen de que me voy a cargar la película)

El osito protagonista hay que reconocer que resulta creíble en su recreación física (perfectos efectos visuales) y emocional: aunque empieza con espíritu de niño (cuando el protagonista pide su deseo siendo un crio), al igual que si fuera un intemporal vampiro, su cuerpo no cambia pero si su mente, que madura y se hace adulta (en el sentido más coherente que querais darle al hecho de que se trata de un osito de peluche) volviéndose la cara oculta del por momentos bobalicón personaje a cargo del hierático Mark Wahlberg (Ted vendría a ser el Hyde oculto del protagonista masculino, algo que queda claro en sus orgias y adicciones, que parecen importarle más que su propio futuro)

Pese a todo lo que podría haber sido un film redondo y una de las mejores comedias de los últimos años (al estilo de los hermanos Farrelly cuando hacían cosas como Algo pasa con Mary) queda roto por dos errores, uno de la propia película y otro del doblaje español. En el primer caso se me hizo bastante innecesario el arco que engloba al personaje de Giovanni Ribisi, que rompe en parte el ritmo que llevaba la película hasta ese momento, si bien la justificación de su presencia estaría en lo que provoca en el tramo final. Entre ese y el jefe de ella (desesperado por acostarse con el personaje de Mila Kunis) la película hubiera podido desmoronarse, pero al estar bien llevada la historia incluso se pueden considerar más o menos graciosos.

Por otro lado no criticaré el doblaje de Santi Millán como Ted, que se puede hacer más o menos soportable (aunque en ningún momento destacable) pero, ¿es necesario en la escena de las dobles parejas en el restaurante ese comentario estilo Belén Esteban en esa choni de barrio cajera de supermercado a la que se liga Ted? Eso y una mención a Verano azul hacen pensar cuales serían las referencias en su versión original a las que se hacía mención, cambiadas en este pais nuestro por estereotipos televisivos de la más baja calidad.


Esos detalles emborronan una comedia MUY divertida, irreverente y zafia en el estilo de su director (sobretodo para los que conocemos y somos seguidores de sus series de animación televisivas) pero que podría considerarse una variante de comedia romántica en la que la pareja protagonista ve problemas en su continuidad por un elemento externo, con la salvedad de que aqui es un osito de peluche con vida propia (curiosamente coincide en esquema con Paul, lo que pasa que allí era un alien lo que se inmiscuia en la amistad de los personajes principales... y también doblado por Santi Millán)

La bella y ya experta Mila Kunis (habitual de MacFarlane, al ser la voz de Meg, la hija de Padre de familia) sería la parte responsable de la pareja, y que intenta por todos los medios la maduración del personaje de Wahlberg, algo que conseguirá cuando se separe de Ted (que vendría a representar sus excesos juveniles e irresponsables) Aún así en el tramo final un giro de los acontecimientos nos hará dudar de si la moralina más bobalicona se apodera de la historia (atención al previsible deseo que pide ella) pero la resolución consigue manejar muy bien la situación sin perder el tono jocoso de humor absurdo.

Siendo como es Seth MacFarlane fan declarado de la saga Star Wars (basta ver los capítulos de su serie Padre de familia que han parodiado a la trilogía clásica) son muy divertidos los detalles que hay hacia la misma (entre los muchos que pueblan el guión), si bien la palma se la lleva la ochentera Flash Gordon, que consigue llegar a algo más que mera referencia cultural, convirtiéndose en un elemento importante en el devenir de los personajes principales.

LO MEJOR: Todo lo que rodea al osito de peluche protagonista, bien sea lo que hace, con quien lo hace, lo que dice o lo que su presencia provoca (atención a su manera de ligarse a la cajera del supermercado), siempre que uno se deje llevar por el hecho ¡de que Ted es tan solo un osito de peluche!

LO PEOR: El doblaje español (sobretodo en las innecesarias referencias autóctonas) y ciertos personajes secundarios, que rozan por momentos el innecesario desmadre.

EL DETALLE: Entre los muchos momentos destacables atención al cameo de Linterna Verde... y no digo más, ya vereis, ya...