martes, 30 de octubre de 2012

MOCKINGBIRD LANE, el fallido remake de LA FAMILIA MUNSTER


FICHA TÉCNICA

Título original: Mockingbird Lane (TV)
Año: 2012
Duración: 40 minutos
Pais: Estados Unidos
Director: Bryan Singer
Guión: Bryan Fuller
Música: Jim Dooley
Fotografía: Guillermo Navarro
Reparto: Jerry O'Connell, Portia de Rossi, Eddie Izzard, Mason Cook, Charity Wakefield, Cheyenne Jackson, Beth Grant, John Kassir, Dante Brown
Productora: Broadcast by NBC Network; Universal Television
Web oficial: http://www.nbc.com/mockingbird-lane/
Género: Comedia, drama, fantástico, remake

SINOPSIS

Reboot de la clásica sitcom de los 60 "La familia Munster". En pleno campamento boy scout, el pequeño Eddie Munster sufre el ataque de un animal salvaje que no puede recordar... y que era él mismo, un hombre lobo que ha heredado el terrible legado de los Munster. La familia huye a su nuevo hogar, la destartalada mansión victoriana en el 1313 de Mockingbird Lane: la madre Lily es una sexy vampira; el padre Herman, un zombie creado a base de otros cuerpos; la prima Marilyn es la rara de la familia por ser completamente normal, y el Abuelo es un poderoso vampiro que planea darse un banquete con el nuevo vecindario. Los problemas crecen: el corazón de Herman está fallando y el Abuelo debe encontrar un repuesto antes de que sea tarde.

RESEÑA

No sere yo quien critique la actual avalancha de remakes y reboots tanto en cine como en televisión, porque justamente la gran cantidad permite que en ocasiones (no es regla general, pero a veces pasa) alguno destaque, sobretodo si sirven para modernizar viejas fórmulas de éxito como fue en su momento una serie tan clásica como La Familia Munster. Pero aunque uno ve destellos de lo que fue un título tan mítico como aquel (que recuerdo haber visto en mi más tierna infancia dentro del programa La Bola de Cristal, si la memoria no me falla) no me extraña el resultado final de esta serie, que fue cancelada con tan solo este episodio piloto.

Cuidado porque el resultado final es correcto y entretenido, pero sin esa chispa esencial que la haga una serie por la que preocuparse capítulo tras capítulo, pese a que en sus créditos tenga a Bryan Fuller al guión (quien ya tuvo las mismas funciones en títulos como Tan muertos como yo, Criando malvas, Héroes o la próxima Hannibal) y la dirección corra a cargo de Bryan Singer (responsable de las dos primeras entregas de los X-Men o Superman returns, por poner unos ejemplos) Aún así parece recuperar parte del estilo de comedia familiar de la clásica sitcom de los 60, al girar este primer (y único) capítulo sobre algo tan familiar como la llegada a la adolescencia del benjamín de la familia, con la particularidad de que es un hombre-lobo.

Uno de los cambios más notables es el aspecto de los miembros de la familia, no TAN evidentes como en su versión clásica, algo que se hace especialmente visible en el caso de Herman Munster (a cargo de Jerry O'Connell) que más que una variante del clásico Frankenstein vendría a ser más parecido a la criatura a la que encarnó Robert de Niro en la adaptación que hizo Kenneth Branagh en 1994 de la popular novela de Mary Shelley. Eso si, me hizo gracia que la entrada a su corazón (enfermo de amor) la tenga con una cremallera, cual si fuera un pantalón tejano.

La modernización que han tenido en los últimos años los vampiros hace que tampoco sean tan evidentes las características de la esposa y el abuelo, ambos de esa condición (de hecho este último queda bastante claro de que es Drácula, aparte de por las galletas con su inicial por tomar características del vampiro según nos mostró Coppola en su versión de 1992 como las transformaciones en ratas o en monstruo alado) Se nota además bastante el dinero invertido en este fallido piloto, ya que una adaptación de una serie con características tan específicas podía caer facilmente en la parodia ridícula si se hacía de manera cutre, lo cual no es el caso.

Al final la NBC emitió esta única entrega el pasado 26 de octubre, con unos resultados de audiencia correctos pero tampoco como para tirar cohetes. Visto lo visto no creo que se animen y cambien de opinión, otorgándole la temporada perdida, pero contra otros proyectos fallidos (como la serie de Wonder Woman de la pasada temporada) aqui el resultado final es más entretenido de lo esperado, no tan vergonzoso como se podía preveer pero falto de la chispa que encumbró a la serie original hace medio siglo, y que este piloto recupera en muy pequeñas cápsulas. Lógico que no acabara de convencer.

LO MEJOR: No es tan descabellado como uno podría esperar.

LO PEOR: Carece de el encanto de la versión original.