sábado, 5 de enero de 2013

LINCOLN de STEVEN SPIELBERG con DANIEL DAY-LEWIS

FICHA TÉCNICA

Título: Lincoln
Título original: Lincoln
Dirección: Steven Spielberg
País: Estados Unidos, India
Año: 2012
Fecha de estreno: 18/01/2013
Duración: 149 min.
Género: Drama, Histórico, Bélico, Biográfico
Reparto: Daniel Day-Lewis, Sally Field, David Strathairn, Joseph Gordon-Levitt, James Spader, Hal Holbrook, Tommy Lee Jones, John Hawkes, Jackie Earle Haley, Bruce McGill
Guión: Tony Kushner
Distribuidora: 20th Century Fox
Productora: Amblin Entertainment, Imagine Entertainment, Kennedy/Marshall Company, The, Parkes/MacDonald Productions, DreamWorks Pictures, Participant Media, Twentieth Century Fox Film Corporation, Reliance Entertainment, Office Seekers Productions

SINOPSIS 

En 1865, mientras la Guerra Civil Americana se acerca a su fin, el presidente Abraham Lincoln propone la instauración de una enmienda que prohíba la esclavitud en los Estados Unidos. Sin embargo esto presenta un gran dilema: si la paz llega antes de que se acepte la enmienda, el Sur tendrá poder para rechazarla y mantener la esclavitud; si la paz llega después, cientos de personas seguirán muriendo en el frente. En una carrera contrarreloj para conseguir los votos necesarios, Lincoln se enfrenta a la mayor crisis de conciencia de su vida.

CRÍTICA

Cuando hace unos meses me leí Abraham Lincoln: cazador de vampiros tengo que reconocer que disfruté con esa novela (mi reseña la teneis por este enlace) porque me parecía que el autor había insertado de manera muy acertada la ficción con los vampiros dentro de la biografía de tan ilustre personaje, que abarcaba desde sus humildes orígenes hasta su triste final asesinado, todo ello sin quitar ni un ápice de mérito a la labor de Lincoln y dejándolo como el gran y famoso político que fue. Por desgracia lo que el libro nos plantea de manera acertada, simpática y entretenida no sirvió de nada en su adaptación a la pantalla (mi crítica de la película la teneis por este enlace), que se olvida de multitud de datos básicos del personaje en pos de un simple producto comercial de supuesta serie B.

Como en muchas ocasiones, a veces en Hollywood los proyectos los sacan por parejas en un mismo año (por ejemplo los dos Robin Hood de 1991 o en 1998 donde coincidieron Armageddon y Deep Impact por un lado y Bichos y Hormigaz por otro) por lo que aparte de esa hipotética y fantástica aventura de Lincoln como un cazador de vampiros a la altura de Blade, se preparaba otra con mejor previsión de calidad y más cercana a la realidad en la que un veterano director como Steven Spielberg por fin realizaba un proyecto soñado por él durante mucho tiempo. Lo malo es que lo que tenía que haber sido una visión general del famoso presidente americano se convierte en una tan solo parcial, al centrarse de manera única en un momento muy determinado de su biografía.

La película abarca el mes que duraron las vicisitudes políticas que llevaron a aprobar la 13ª Enmienda (o sea, la abolición de la esclavitud) centrándose más en todas las negociaciones que consiguieron su victoria final que en la historia (que no la imagen) del personaje central. Tan solo en algunos momentos digamos más "familiares" uno reconoce los detalles reales y más cercanos del hombre (que no del mito) que hubieran servido para conseguir un film más redondo que si se podría haber dicho que ES la biografía de Abraham Lincoln (cosa que, desde luego, aqui Spielberg NO consigue) Pero ahi es donde entra todo un señor actor como Daniel Day-Lewis, que hace suya la figura del conocido presidente para acercarla al espectador actual de manera quizás no muy rigurosa (los historiadores pueden discrepar en según que conceptos) pero si muy amena e incluso entrañable, hasta el punto de que no me extrañaría nada una nominación al actor en los próximos Oscars (y que igual gane, porque su trabajo es la típica actuación que tanto gusta a los miembros de la Academia)

Tambien es de justicia alabar el trabajo de Spielberg en su vertiente digamos más "seria" (este film entraría en el mismo saco que obras previas suyas como Amistad o La lista de Schindler) que consigue mantener el interes del espectador una vez que uno asume que estamos, como he citado antes, tan solo ante un capítulo de la vida política de Lincoln, y ni mucho menos en un repaso a su biografía (e incluso conociendo de antemano el espectador ciertos detalles, algo previsible en cualquier film histórico) En una producción de estas características también destacan otros detalles secundarios pero por igual de importantes como la fotografía, la banda sonora, la ambientación y los decorados, dotando todos ellos de calidad a la película, que se convierte así en el tipo de film sobrio y correcto que tanto gusta en esta época de premios.

Aparte de la enorme presencia de Daniel Day-Lewis como protagonista le secundan actores tan destacados como Tommy Lee Jones (quizás el segundo en importancia y creo que posible nominado como mejor secundario) así como otros tales como Sally Field (una señora Lincoln creíble pero de la que hubiera esperado un poco más), Joseph Gordon-Levitt (visto hace poco en la conclusión de la trilogia de Batman de Christopher Nolan), Jackie Earle Haley (el magnífico Rorschach de Watchmen) así como también James Spader y David Strathairn. Es ese reparto y la citada labor de Spielberg los que consiguen mantener el interes y la calidad de un producto que quizás peca de exceso de duración para lo que cuenta y que se queda bastante corta para lo que podía haber contado, ya que más que una clase de biografía (histórica) es más bien una de política (histórica), algo que puede aburrir al espectador mal informado.

LO MEJOR: Todo el conjunto de la película es destacable, con especial mención (siendo lo más evidente) la labor de un gran cineasta como Steven Spielberg y el magnífico papel de Daniel Day-Lewis como Lincoln, que no me extrañaría que le reporte más de un premio.

LO PEOR: Esto NO es una biografía del famoso presidente americano, lo cual es una lástima porque podría haber dado de si un film épico realmente logrado. En su lugar tenemos una buena película de política histórica pero demasiado parcial como biopic del personaje principal.