viernes, 24 de mayo de 2013

BATES MOTEL: Reseña de la primera temporada ¡¡¡CON SPOILERS!!!


Cuando ví el primer episodio ya expresé mis simpatias hacia Bates Motel (lo podeis leer por este enlace) siempre que la misma innovara un poco a partir de su inicio, enfocado como una precuela contemporánea de la mítica película Psicosis de Alfred Hitchcock más que de la novela original (sobretodo por la semejanza física que se establece entre Freddie Highmore con el Anthony Perkins del film de 1960) Tal como cité entonces, esto vendría a ser como la versión Ultimate de tan insigne matarife, con el que nació un género que ha sembrado de muerte las últimas décadas, elevando a la categoría de mitos a los psicópatas de sagas como Halloween, Pesadilla en Elm Street o Viernes 13 por poner tan solo unos ejemplos.

Tengo que decir que mis impresiones iniciales sobre su reparto se han visto del todo confirmadas, porque lo mejor de esta serie son sin duda el citado Freddie Highmore como Norman Bates y la estupenda Vera Farmiga como su madre Norma. En ambos casos han sabido sacar todo su jugo a unos personajes muy bien aprovechados y que provocan la rápida empatía del espectador pese a lo que ambos tienen que esconder (tanto en común como por separado) y que poco a poco se va desgranando... más lo que nos ofrezcan en el futuro.

La raiz de la progresiva caida en la demencia de Norman Bates esta bien justificada en la excesiva actitud de protección que tiene su madre con él, aunque su hermanastro Dylan le haya intentado abrir los ojos y que se separe de ella, algo que no consigue por los chantajes emocionales de Norma que hacen que el joven Bates siempre acabe en su regazo. Es este citado Dylan un personaje del que quizás no se ha explotado todo su potencial dejándolo en una trama secundaria relacionada con una plantación de marihuana. Ya veremos que sucede en la siguiente temporada porque Norma le confiesa a su hijo Norman el abuso que sufrió de pequeña a manos de su hermano, por lo que cabe la posibilidad de que Dylan sea fruto de esa relación incestuosa.

Se ha demostrado todo un acierto decantarse por una temporada corta ya que se ha conseguido mantener el interés del espectador, si bien ha habido un bajón evidente en su segunda mitad tras la resolución de la trama de esclavas sexuales. Afortunadamente nos han dejado con un final acertado donde todos nos preguntamos (entre otras cosas) que sucederá tras el "incidente" en casa de la señorita Watson (profesora de Norman), lo que a muchos puede que les haya recordado (en su planteamiento visual) a la clásica escena con Marion Crane.

El interés de la citada maestra hacia el joven Bates no es el único que ha vivido el protagonista en esta temporada, porque también ha estado en un triángulo formado por Emma y Bradley. La primera es su amiga y confidente, pero que pese a su atracción por el "rarito" del instituto ve como este solo tiene ojos para la segunda, la rubia más popular de la clase y que tuvo un leve acercamiento hacia Norman como consuelo por la muerte del padre de ella. Lo malo es que pasado el tiempo ahora parece decantarse más por Dylan, el hermanastro del joven Bates, lo que provoca unos celos que supongo que darán juego en futuros capítulos.

Por su parte Norma ha estado involucrada en las tramas derivadas de los chanchullos de Keith Summers (anterior dueño del motel que compró ella) que terminó destapando la antes citada trama de esclavas sexuales donde también estaba Shelby (con quien vivió un leve flirteo) y un Jake Abernathy que estuvo a punto de acabar con la pobre propietaria del motel, si no fuera por la intervención de un frio sheriff Romero que parece haberle solucionado la papeleta a Norma... a menos que él mismo tenga algo que ocultar sobre el tema.

En resumidas cuentas, lo que en un principio levantaba todo tipo de prejuicios y reticencias se ha consolidado como una idea tan arriesgada como acertada, cuyo único defecto sería lo irregular de la segunda parte de esta primera temporada. Aún así con la "season finale" han dejado la historia en un punto interesante, e incluso he llegado a divagar que un buen final para la serie sería con la llegada de Marion Crane al motel, enlazando ya con la historia de Psicosis, aunque pese a todo no sé si dará para tanto la historia (¡vamos bien, pero que por favor no la estiren demasiado!)