miércoles, 21 de agosto de 2013

EL LLANERO SOLITARIO, un clásico y arcaico héroe en el siglo XXI

FICHA TÉCNICA

Título: El llanero solitario
Título original: The Lone Ranger
Dirección: Gore Verbinski
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: 21/08/2013
Duración: 149 min
Género: Aventuras, Acción
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Reparto: Johnny Depp, Armie Hammer, Helena Bonham Carter, William Fichtner, Tom Wilkinson, Ruth Wilson, Barry Pepper, James Badge Dale, James Frain, Matt O'Leary
Guión: Ted Elliott, Terry Rossio, Justin Haythe
Distribuidora: Walt Disney Pictures
Productora: Jerry Bruckheimer Films, Classic Media, Infinitum Nihil, Silver Bullet Productions (II), Blind Wink Productions, Disney

SINOPSIS

Tonto (Johnny Depp) es un nativo americano. Es lo que se llama un guerrero espiritual, un valiente defensor de la tierra que, a la vez, está conectado con los dioses. A través de él conoceremos la verdadera historia de John Reid (Armie Hammer), un hombre de ley que luego se convertiría en el famoso Llanero Solitario. Asistimos así al nacimiento de una leyenda del Viejo Oeste, a un enmascarado que se encargó de repartir justicia por los polvorientos poblados de Texas a finales del siglo XIX. Un hombre de los que ya no quedan.

CRÍTICA

Los de Disney no las tenian todas consigo con esta adaptación del mítico pistolero justiciero del Salvaje Oeste, ya que la película tuvo infinidad de problemas previos (reescrituras de guión, reducción de presupuesto, etc.) Pero eso no es a priori sinónimo malo (con las mismas premisas de problemas previos se ha estrenado este verano Guerra Mundial Z y ha sido un éxito) por lo que había que comprobar si los artífices de la franquicia Piratas del Caribe (Gore Verbinski y Johnny Depp) conseguían crear una nueva saga... o erraban en el intento.

A tenor de los resultados parece que la respuesta es un "no" rotundo, porque la película se puede catalogar de fracaso monetario (215 millones de presupuesto frente a menos de 90 en territorio americano) en una situación parecida a la que ocurrió el pasado año con John Carter. Pero como en el fondo aparte de generar dinero, tiene que entretener (¡qué menos!)... ¿cumple El llanero solitario los mínimos para ser catalogada así? Estando precavido por mi parte para lo peor... ¡me lo pasé bien! (aunque con matices, que paso a citar por lo que cuidado con pequeños spoilers)

Cuando se estrenó la primera entrega de Piratas del Caribe la encontré una destacable actualización de los clásicos films de bucaneros y tan solo se estropeó la cosa cuando quisieron ir más allá de eso y lo transformaron en una innecesaria saga donde lo que más chirriaba era una duración excesiva para unas películas que tendrían que haber sido simples films de entretenimiento. Parte del éxito (o todo diría yo) también estaba en el Capitan Jack Sparrow encarnado por Johnny Depp, que le valió una nominación al Oscar, pero lo que en un inicio fue un aventurero burlón se convirtió poco a poco en un cansino estereotipo en las sucesivas secuelas.

Siendo de los mismos responsables de la citada franquicia, el primer error que cometen aqui es dilatar demasiado la duración, ya que sus 149 minutos son como mínimo 40 más de lo que tendría que haber durado. El más evidente descarte que encuentro yo es toda la parte del anciano indio encarnado por Johnny Depp y el niño, cual si estuviera narrando un cuento: ya sé que siendo de la Disney me voy a encontrar algo tal que así, pero no hace falta que me lo remarques tanto, aunque nos estes actualizando un héroe de los más clásicos.

La lástima es que no es eso lo único, porque aún sabiendo que partían de un material digamos "arcaico" y ultrarevisitado como es el western, no les tiembla el pulso circulando por terrenos comunes a tantos y tantos títulos que se nos pueden venir a la cabeza. Aunque la cosa mantiene un cierto equilibrio, reconozco que los films de cowboys poco (o nada) pueden innovar hoy en día (la reciente Cowboys y aliens digamos que se quedó en terreno intermedio), por lo que parte del varapalo crítico supongo que puede haber venido por una historia de creación de héroe que cumple todos los tópicos asignados, lo que en menos tiempo podría haber estado mejor pero que aqui se les dispara.

Esa dilatación también llega hasta el climax final con los trenes, realmente muy bien planificado, trepidante, dinámico y entretenido, en donde escuchamos de fondo la mítica balada del personaje (la obertura de Guillermo Tell de Rossini) Lo que pasa que para llegar a eso se han tardado casi dos horas en un desarrollo irregular donde sobran parte de las supuestas gracias del personaje de Toro (la traducción española del Tonto original), del que quizás se abusa demasiado, todo sea por lo novato que está Armie Hammer en esto del gran espectáculo en cine (lo más conocido en su carrera son pequeños papeles en films como Blancanieves: Mirror, mirror y La red social)

¿Los actores? Cumpliendo, lo que no está mal: aparte de un Johnny Depp que parece que esté haciendo la versión india de su famoso capitan de la otra saga, los que más me gustaron fueron William Fichtner (en la línea de otros trabajos de este magnífico actor de reparto) y Tom Wilkinson, si bien el giro que hay sobre este último me pareció excesivo, casi como si habláramos de un megalómano villano de la saga Bond... o lo más parecido en estilo que podría ser Wild Wild West (film que en su momento no me molestó aunque nunca defendería)

El paralelismo es evidente porque en aquel film muchos dijeron que el tandem Will Smith y Barry Sonnenfeld querían crear (y fallaron) una nueva saga como lo fué Men in Black, efecto que se repite aqui con un director y protagonista que parecen buscar otro éxito en conjunto. Ahi podriamos tener otro de los errores de este film porque si en Wild Wild West quedaba eclipsado Kevin Kline por las supuestas gracias de Will Smith, otro tanto se podría decir aquí entre el héroe y su excéntrico compañero (no hace falta insistir hacía que lado se decanta la balanza) Pese a todo, o igual por su larga duración, El llanero solitario no es tan "payasesca" como aquella y se ahorra el tono steampunk que tenía el film de 1999 representado por un histriónico villano a cargo de Kenneth Branagh.

¿Y que tal Helena Bonham-Carter? Pues en su salsa, ya que pese a salir en cuatro o cinco escenas tan solo, su madame coja de prostíbulo de la época es una adecuada suma a la gran cantidad de personajes excéntricos encarnados por la actriz (es lo mismo que Johnnyp Depp, pero sin llegar a ser protagonista) El otro elemento femenino destacable del relato sería la damisela en apuros (aunque heroina si se requiere) a la que da vida la actriz Ruth Wilson, si bien su papel sería el tópico inserto amoroso en films así.

LO MEJOR: El apartado técnico y visual es tan entretenido como uno puede esperar de un film de los creadores de Piratas del Caribe, que aquí parecen intentar seguir la senda de la primera (y mejor) entrega de aquella saga.

LO PEOR: Del duo protagonista destaca más el "escudero" del héroe que el mismo, aparte de que FALLAN (asi, a lo grande) dilatando demasiado algo que hubiera estado mejor en menos tiempo.

1 comentario:

Agustin dijo...

100% de acuerdo con lo comentado, le sobra unos 20 minutos, aunque es cierto que el filme no se hace tan pesado como las ultimas entregas de Piratas del Caribe.