miércoles, 7 de agosto de 2013

EXORCISMO EN GEORGIA, la intrascendencia del terror actual

FICHA TÉCNICA

Título: Exorcismo en Georgia
Título original: The Haunting in Connecticut 2: Ghosts of Georgia
Dirección: Tom Elkins
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: 16/08/2013
Duración: 101 min
Género: Drama, Thriller, Terror
Reparto: Chad Michael Murray, Katee Sackhoff, Abigail Spencer, Cicely Tyson, Emily Alyn Lind, Andrea Frankle, Lauren Pennington
Distribuidora: DeA Planeta Home Entertainment
Productora: Gold Circle Films

SINOPSIS 

Cuando Andy Wyrick lleva a su esposa Lisa y su hija Heidi a una histórica casa en Georgia, pronto descubren que no son los únicos habitantes de la casa. Junto con el espíritu libre de la hermana de Lisa, Joyce, la familia se encuentra cara a cara con un escalofriante misterio nacido de un deseo de locura... Un secreto inquietante que va en aumento y que amenaza con derribar a cualquiera que se interponga en su camino.

CRÍTICA

Secuela de un título (Exorcismo en Connecticut) que reconozco no haber visto (pero con el que según he leído no guarda ninguna relación directa) estariamos ante un nuevo intento del cine de terror actual para sentar cátedra, y crear franquicia (algo que se pierde en la versión española, que prescinde del número de marras) Pese a su muy discreto paso por las taquillas americanas, donde fue un "visto y no visto" el pasado febrero, le dí una oportunidad doble, y es que no solo me tenía que gustar sino hacerlo tanto como para interesarme sobre la anterior.

¿Y que tal? Pues es correcta en su visionado, más o menos visible (sin apasionar) pero no aporta nada que no se haya visto antes en tantos (y tantos, y tantos,...) ejemplos que nos ha dado el cine de terror en sus muchas variantes de fantasmas, posesiones y casas encantadas (y es que el error de su título español está en ese "exorcismo" que en ningún momento aparece... al menos como estamos acostumbrados) Uno de los mejores puntos de la película (algo bueno si tiene) está en la jovencita Emily Alyn Lind, que en contra de los típicos niños repelentes de este tipo de cine, consigue hacer un personaje entrañable y con el que el espectador consigue empatizar minimamente mientras que el resto del reparto son personajes tan insípidos que su destino nos resulta indiferente.

¿Problemas? Ya de entrada que haya tres personajes (luego incluso cuatro) que pueden ver espíritus (parece ser algo que se transmite de generación en generación), lo cual unido a que se vayan a vivir a una remota cabaña perdida enmedio de un olvidado bosque es tan evidente de que va a pasar algo como si pones carne fresca delante de un animal famélico. Lo más novedoso podría residir en el motivo de la esclavitud como origen de los males que asolan la zona, y de los que serán víctimas nuestros sufridos protagonistas (lo cual hará recordar en seguida el ejemplo de Poltergeist y otros derivados, estando más cercana a eso que a posibles comparaciones con clásicos como El exorcista por su erróneo título)

Teniendo en mente en muchos momentos la serie Entre fantasmas con Jennifer Love Hewitt (de la que este film podría haber sido argumento para alguno de sus capítulos) la cosa acaba derivando en la típica confrontación fantasmal entre el bien y el mal (este último recordándome mucho al Espantapájaros del Batman de Nolan), con los sustos previsibles con sombras y ruidos vistos hasta la extenuación, así como los consabidos giros de guión que nos haran pensar que todo ha acabado... pero (¡sorpresa!) aún quedan 40 minutos más donde se supone que se va a poner peor la cosa. Por momentos más digna de telefilm de sobremesa que de película que merezca estrenarse en cines lo peor sería el que te quieran vender esto como "basado en hechos reales" mostrando al final los rostros de los personajes reales (al igual que pasó hace poco con la película Lo imposible)

El mayor problema de este film radica en que si usas los tópicos y clichés más rancios y sobados dentro del género del terror (por ejemplo el uso de la taxidermia que nos hará pensar en el Norman Bates de Psicosis), has de mezclarlos de manera novedosa o ingeniosa, algo que aqui aplican en leves momentos (si acaso la escena de un personaje colgando de hilos que le salen de la boca) estando supeditado el resto del supuesto terror de la película a una total indeterminación por parte de sus responsables entre el citado género de miedo, el drama personal o el thriller de suspense, vagando sin rumbo su historia sin decantarse por ninguno de ellos. Por eso que digamos que no es mala pero tampoco es buena... tan solo una película más.

LO MEJOR: Nunca pensé que diría esto, pero la joven Emily Alyn Lind, cuyo personaje está mejor resuelto que el de cualquiera de los adultos que la acompañan.

LO PEOR: Que te ofrezcan lo de siempre por enésima vez.