martes, 3 de diciembre de 2013

12 AÑOS DE ESCLAVITUD, brutal alegato contra esa lacra social

FICHA TÉCNICA

Título: 12 años de esclavitud
Título original: 12 Years a Slave
Dirección: Steve McQueen
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: 13/12/2013
Duración: 133 min
Género: Drama, Histórico, Biográfico
Reparto: Michael Fassbender, Brad Pitt, Chiwetel Ejiofor, Michael K. Williams, Paul Dano, Benedict Cumberbatch, Garret Dillahunt, Ruth Negga, Sarah Paulson, Scoot McNairy, Lupita Nyong'o
Distribuidora: DeA Planeta Home Entertainment
Productora: Summit Entertainment, New Regency Pictures, Plan B Entertainment, River Road Entertainment

SINOPSIS

Película basada en la increíble historia real de un hombre que luchó por su libertad en los años previos a la guerra civil de los Estados Unidos. Solomon (Chiwetel Ejiofor) es un negro libre de Nueva York que un día es raptado y vendido como esclavo. Su comprador (Michael Fassbender) realiza con él todo tipo de crueldades. Pero Solomon no se rinde y sueña con recuperar su libertad y su dignidad. En los 12 años que ejercerá como esclavo, su encuentro con el abolicionista canadiense Bass (Brad Pitt) dará a su situación un giro de 180 grados.

CRÍTICA

Pese a la casualidad de llamarse igual, el Steve McQueen que consta como director de este film no tiene nada que ver con el actor de idéntico nombre que vimos en clásicos como La gran evasión, Papillon y Bullit. Por su parte en cuanto a lo referente a la esclavitud prevía a la Guerra de Secesión Americana, no es la primera (ni será la última) película en tratar el tema, por lo que tampoco hay mucha novedad en la base... aunque si en el fondo, que es lo que ha hecho destacar al presente título y posicionarlo como favorito para las próximas entregas de premios.

De entrada lo primero a reconocer es la gran labor de Chiwetel Ejiofor que le tendría que valer no solo una nominación al Oscar como mejor actor sino la entrega del premio, porque en sus hombros está la mayor parte del metraje de esta dura película que provocará una angustia frente a las torturas que se ven en pantalla (por su brutal realismo) casi paralela a la vista en La Pasión de Cristo de Mel Gibson. Pero cuando otros hubieran perdido la esperanza, el protagonista la mantiene, sin rendirse ni desfallecer, lo que lo dota de una empatía hacia el espectador realmente abrumadora.

Entre los secundarios me gustaría citar al trio más conocido formado por Benedict Cumberbatch (entre otros de la serie de televisión Sherlock), Brad Pitt (reciente protagonista de Guerra Mundial Z) y Michael Fassbender (el nuevo Magneto del reboot precuela de los X-Men), los cuales hacen una labor encomiable... aunque sin duda es el último de ellos, por su salvaje brutalidad, quien puede conseguir otra nominación a mejor secundario para la película, ya que vendría a ser un malvado sin piedad del estilo al que encarnó Ralph Fiennes en La lista de Schindler (que también le valió en su momento una nominación al citado actor)

Más breve es la presencia del siempre polivalente Paul Giamatti, aunque no por ello inferior a las de los citados, formando entre todos un conjunto que sirve para llevar al espectador a una de las épocas más polémicas y criticables de los Estados Unidos prevía a la abolición de la esclavitud. Pero 12 años de esclavitud también sirve para que no olvidemos esta lacra, que pese a la evolución de la sociedad sigue estando presente en la misma en forma de explotación sexual en mujeres y menores de edad (y sino basta con mirar un poco las noticias).

Una magnífica obra, que quizás hubiera sido necesaria antes (no negaré que el tema de la esclavitud ha sido tratado en tantas ocasiones que puede resultar cansino) Si acaso su mayor mérito sería en no caer en mojigaterias innecesarias y mostrar la crudeza de esta barbarie, hasta el punto de que sale herida al final de la historia incluso el alma del espectador (viendo esto queda lejos el estereotipo de la esclava negra que inauguró Lo que el viento se llevó con ese ya mítico "Si Señorita Escarlata")

LO MEJOR: Es la más realista película sobre la histórica esclavitud racial en Estados Unidos (no se corta en muchas de sus escenas más violentas). Asimismo también destacar su plantel de actores, desde el Solomon protagonista a todos los que se cruzará en su fatídica odisea, a lo que se suma lo destacable de su ambientación en todos los sentidos.

LO PEOR: Tendría que haber llegado antes, porque poca novedad aporta al tema (si acaso el mostrarlo en toda su crudeza y brutalidad)