viernes, 6 de diciembre de 2013

CARRIE, adaptando la adaptación del relato de STEPHEN KING

FICHA TÉCNICA

Título: Carrie
Título original: Carrie
Dirección: Kimberly Peirce
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: 05/12/2013
Duración: 100 min
Género: Drama, Terror
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Reparto: Chloe Moretz, Judy Greer, Julianne Moore, Gabriella Wilde, Ansel Elgort, Alex Russell, Portia Doubleday, Skyler Wexler, Michelle Nolden, Connor Price
Guión: Roberto Aguirre-Sacasa
Distribuidora: Sony Pictures
Productora: Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), Screen Gems, Misher Films

SINOPSIS

Carrie White (Chloe Moretz) es una torpe y solitaria adolescente que es humillada constantemente por sus compañeros de clase, además de ser castigada y golpeada por su madre (Julianne Moore), una fanática religiosa. Pero Carrie esconde un secreto: Dios, o quien quiera que sea, la bendijo con el don de la telequinesis. El problema es que ella no quiere utilizar ese poder porque teme quedarse aislada para el resto de su vida y que la traten como a un monstruo. Sin embargo, cuando las humillaciones y la frustración pasan el límite de lo humano, la propia Carrie es incapaz de controlar ese poder.

CRÍTICA

Hablar de Stephen King es citar a unos de los más prolíficos autores de las últimas cuatro décadas, famoso sobretodo por sus relatos de terror, si bien en una carrera que empezó hace cuarenta años sus obras han tocado otros géneros. Buscando como siempre objetivos para nuevos films, su literatura ha sido objeto de varias adaptaciones, pero salvo ejemplos muy contados la calidad ha sido como mucho correcta y entretenida, destacando sobre el resto casos puntuales como los que nos obsequió Kubrick en su maravillosa adaptación de El resplandor (probablemente la mejor película basada en un relato de este autor) o Frank Darabont en La niebla y Cadena perpetua.

Otro de los títulos míticos sería Carrie, una de sus primeras novelas que tuvo ya adaptación hace 37 años de la mano de un gran director como Brian de Palma, que consiguió resultados notables para la época convirtiéndose sin problemas en un mito, en especial las escenas de una ensangrentada protagonista y su dosis de venganza contra sus humilladores. El mayor prejuicio que se puede tener sobre dicho título sería la edad de sus actores, porque siendo el más joven John Travolta (22 años en aquel 1976) no concordaba mucho que los 27 años (por aquel entonces) de la protagonista Sissy Spacek fueran una edad muy adolescente que digamos.

En ese aspecto es donde sale ganando este remake, sobretodo gracias al acierto de coger a Chloe Moretz como la sufrida Carrie, si bien aún en esas lides resulta demasiado guapa para como el personaje está presentado en la novela original.  Pero es Julianne Moore como su fanática religiosa y desquiciada madre quien tiene algunos de los mejores momentos de este remake (sin ir más lejos el inicial, con el perturbador nacimiento de Carrie, algo no visto en el film de 1976) siendo correcto el resto del reparto, a la espera de si alguno triunfa posteriormente como pasó en el original con John Travolta, Amy Irving, Nancy Allen o William Katt (este último mítico en los 80 con la serie de televisión El gran héroe americano)

De todas maneras resulta triste que se invierta en realizar remakes tan innecesarios como este, porque fuera de actualizar al clásico de Brian de Palma, el resto circula por los mismos cauces que su película, por lo que más que poner en los títulos de crédito que es una adaptación de la novela de Stephen King se tendría que haber puesto que es una adaptación de la adaptación que tuvo en 1976 la novela de Stephen King, ya que la directora viene a actualizar detalles sobre una idéntica base, al estilo de lo que hizo Gus Van Sant en 1998 con el remake de Psicosis (cuyo poster también rompía uno de los momentos clásicos de la película, al igual que le pasa a esta Carrie con posters como el adjunto u otros más reveladores)

Pero lo que ganamos en actualizarla lo perdemos tanto en sorpresa (toda la esperable destrucción final) como en libertad, ya que en el film de 1976 en la escena inicial de las duchas se veían cuerpos femeninos desnudos, mientras que ahora en 2013 todo está tapado de manera muy pudorosa; aunque por contra el estigma del acoso escolar sigue tan vigente (o más) que entonces. El tramo final, que todos esperan, está actualizado y llevado a cabo con solvencia y sin caer en el gore, por lo que en resumidas cuentas este remake de Carrie es eficaz aunque siempre tendrá el estigma de basarse en una película mejor (aunque demasiado deudora de su época)

LO MEJOR: Chloe Moretz como Carrie y Julianne Moore como su fanática religiosa madre. Además hay una clara mejora técnica, evidente sobretodo en el destructivo tramo final.

LO PEOR: Que si remakeas un clásico, todo el mundo se conoce el final por lo que quitas toda sorpresa.


1 comentario:

Nerea Rivera dijo...

Como es habitual, coincidimos en nuestra opinión. Lo mejor, Julianne Moore y Chloe Moreltz, y las nuevas técnicas. Lo peor, que no aporta mucho de nuevo y es casi igual que la original, salvo en pequeños detalles.