viernes, 6 de diciembre de 2013

PLAN DE ESCAPE, la evasión de STALLONE y SCHWARZENEGGER

FICHA TÉCNICA

Título: Plan de escape
Título original: Escape Plan
Dirección: Mikael Håfström
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: 05/12/2013
Duración: 115 min
Género: Thriller, Acción, Intriga
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Reparto: Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger, Vinnie Jones, 50 Cent, Matt Gerald, James Caviezel, Vincent D'Onofrio, Sam Neill, Caitriona Balfe, Amy Ryan
Distribuidora: eOne Films
Productora: Summit Entertainment, Emmett/Furla Films, Atmosphere Entertainment MM, Grosvenor Park Media, Envision Entertainment Corporation

SINOPSIS

El veterano Ray Breslin (Sylvester Stallone) es el mayor experto en seguridad estructural de todo el planeta. Tras analizar todas y cada una de las prisiones de alta de seguridad que hay en los Estados Unidos, él mismo podría diseñar una cárcel de la que fuera imposible escapar. El problema es que ahora es él quien ha sido encarcelado en un centro de estas características. Primero debe salir con vida de allí y, después, encontrar a la persona que le ha metido entre rejas.

CRÍTICA

La pareja protagonista del presente título tuvo sus dias de gloria durante los años 80 y principios de los 90, convirtiéndose en seguros éxitos de taquilla (salvo excepciones) tanto los films del italoamericano Stallone (y sus míticos Rocky y Rambo) como los del austriaco Schwarzenegger (con sus emblemáticos Conan y sobretodo Terminator) Tiene gracia que sin ser 100% norteamericanos ejemplifiquen junto con el belga Jean-Claude Van Damme las películas de acción y aventuras propio de aquellos años (no cuento a Chuck Norris, 100% estadounidense, aunque él se movía más bien por la serie B... cuando no Z).

Para la ocasión la unión viene determinada por una historia de fugas carcelarias, género en el que ya se ha visto de todo, por lo que la película no innova mucho (si acaso su diseño de producción, con esa gran prisión en estilo de colmena, que me recordó a la de las criaturas de La cabaña en el bosque), siendo su mayor interés el saber donde está localizada, hecho que se descubre cuando ya llevamos una hora de metraje (y que no citaré por ser el único spoiler más evidente del film) También resultan curiosos los métodos de la fuga (por ejemplo lo del sextante), a medio camino entre la acción ochentera tipo McGyver contra la innovación al estilo de Misión Imposible.

Cumpliendo todos los tópicos y clichés tanto del género carcelario como de los títulos de acción de la época de esplendor de estos héroes casi jubilados, la película gustará a los aficionados a los mismos, si bien al final resulta un mero trámite para demostrar la amistad que les une detrás de las cámaras. El duo de ya maduros héroes se reparte dejando a Stallone más acción (en si el protagonista sería él) y a Arnie más frases lapidarias de esas que a él le gustan tanto desde su ya clásico "Volveré" de la saga Terminator (Schwarzenegger en todo momento muestra lo bien que se lo debió pasar rodando este Plan de escape). De todas maneras el espectador se queda al final con la sensación agridulce de que si esta película se hubiera hecho en los años 80 o 90 igual hubiera ilusionado a los fans más que ahora, que pilla demasiado mayores a estos héroes de acción y demasiado experimentado al espectador.

Del resto del reparto citar también la presencia de Sam Neill como médico de esta prisión de alta seguridad, y que jugará un papel determinante en la fuga, mientras que en el bando contrario el director de la prisión (encarnado por Jim Caviezel) y su lugarteniente (al que da vida Vinnie Jones) encarnan todos los tópicos más evidentes de los malvados de este tipo de films (lo que hará recordar a muchos la película Encerrado, donde también Stallone tenía una carcel de la que fugarse y un director de la misma, allí encarnado por Donald Sutherland, que no se lo iba a poner nada facil) En la confrontación final de Sly con el director de la penitenciaría, el gesto del personaje de Caviezel queda más bien ridículo, siendo más digna la pelea previa con Jones, digna de cualquier entrega de Los Mercenarios

LO MEJOR: Es un correcto entretenimiento con el que los dos amigos protagonistas dejan evidente que se lo pasaron muy bien rodándolo.

LO PEOR: Su guión desbordado de tópicos y clichés

LA CURIOSIDAD: Su título previo (The tomb, o sea La tumba) hace referencia al nombre de la prisión aunque más a nivel metafórico que literal (por eso queda mejor su título final, más expeditivo y adecuado para una película con estos dos de protagonistas).

EL DOBLAJE: Nada que objetar al correcto trabajo realizado... pero sigue siendo raro escuchar a Schwarzenegger en castellano con una voz distinta a la tan inconfundible que tuvo como la del fallecido Constantino Romero. Hay voces que marcan para toda una vida.


2 comentarios:

Agustin dijo...

El tema del doblaje hay que tener en cuenta que Constantino Romero solo doblo a Schwarzennger en todas las de Terminator y las dos primeras de Los Mercenarios, el resto de sus filmes ha contado con otros actores de doblaje.

Lo mismo le sucede a Stallone, desde sus comienzos conto con la voz de Ricard Solans, pero en los 90 tuvo a otro hasta hace bien poco con su regreso de Rocky Balboa y John Rambo conto de nuevo con la voz de Solans pero desde Los Mercenarios 2 ha contado con otra diferente.

No dijo...

Así es. De hecho, el gran Héctor Cantolla ya puso la voz a Arnold como John Matrix en Commando, y es el mejor para doblarle.