lunes, 19 de mayo de 2014

BIG BAD WOLVES, lo mejor de 2013 según QUENTIN TARANTINO

FICHA TÉCNICA

Título: Big Bad Wolves
Título original: Big Bad Wolves
País: Israel
Año: 2013
Fecha de estreno: 21/05/2014
Duración: 110 min
Género: Criminal, Thriller, Comedia
Reparto: Lior Ashkenazi, Kais Nashif, Tzahi Grad, Ami Weinberg, Menashe Noy
Distribuidora: Filmax
Productora: United Channel Movies

SINOPSIS

Una serie de brutales asesinatos provocan el choque de las vidas de tres hombres diferentes. En primer lugar está el padre de la última víctima, que tiene sed de venganza. Después, un detective que decide saltarse los límites que le impone la legalidad vigente. Y, finalmente, un profesor de religión que parece ser el principal sospechoso de los crímenes.

CRÍTICA

Quentin Tarantino es sin duda un director que mueve a las masas, por lo que cualquier declaración suya siempre es tenida en cuenta por un alto número de cinéfilos. Por eso que si el responsable de Pulp Fiction dice que esta película le parece lo mejor del 2013, tengo curiosidad por saber si es un film meritorio o una simple chorrada (bajo su nombre se han estrenado más de un bodrio, por lo que hay que acudir precavido) Y pese a que la nacionalidad israelí de este film pueda hacer dudar entre los consumidores de cine mayoritariamente americano, sin duda no quedarán decepcionados con esta oferta que nos muestra una curiosa variante al género de los vengadores (tipo Punisher).

No voy a decir que este film sea genial, pero una vez visto queda claro el por qué le llamó la atención a Tarantino, y es que los personajes que pululan por esta historia parecen herederos de los que presentó el famoso cineasta en Reservoir Dogs. La historia vendría a seguir el esquema de esos vengadores que se toman la justicia por su mano cuando esta no responde, aunque aqui siempre con la duda de si van por el camino acertado o se equivocan, ya que el objeto de sus torturas no deja de repetir una y otra vez su inocencia, pese a lo que le hacen el padre de la última niña muerta (al que se suma el abuelo posteriormente) y un policía que se quiere saltar los trámites burocráticos.

Aunque la mayoría de la película esté rodada en un sótano (donde dejan via libre a sus ataques más bestiales) la misma se ve salpicada de momentos de humor negro realmente chispeante (ver el momento de la sopa), que funciona la mar de bien gracias a unos actores que cumplen con su papel de manera convincente y correcta (incluido aqui el pobre desgraciado que sufre las torturas) De todas maneras no todo está tan acertado, y es que sus 110 minutos (¡casi 2 horas!) podrían haber quedado más concretas en unos 90 minutos, ya que pasa demasiado tiempo hasta que empieza toda la acción del sótano, donde quedan más desdibujados los personajes de víctima y verdugo de esta historia. Asimismo la parábola pretendida con un cuento infantil (¿esto es una especie de Caperucita Roja?) la encontré un poco forzada.

Sin duda alguna toda una sorpresa de la que no esperaba nada, y que sin tampoco ser una maravilla si se ha convertido en un film que merece no pasar desapercibido, por lo que me alegro de la recomendación de Tarantino que levantará el interés de muchos posibles espectadores. Por cierto, que nadie se lleve a engaños porque hay escenas de tortura (la del soplete en el pecho es algo digno de verse) e incluso al inicio una bastante desasosegante (un cadaver de una niña sin cabeza y con las bragas bajadas) pero tiene un desarrollo tan clásico que mientras la veía era como si estuviese viendo su remake, de lo facilmente extrapolable que es la situación planteada a cualquier nacionalidad.

LO MEJOR: Que la recomendación de Tarantino haga que muchos espectadores descubran esta sorpresa del cine israelí.

LO PEOR: Escena final y... ¿habían acertado de persona? (¡te dejan con la duda!) Y el parecido con Caperucita Roja no va mucho más allá de su poster y algún detalle más.