miércoles, 14 de mayo de 2014

JUDE LAW es DOM HEMINGWAY... y tú no (así de chulo es el tipo este)

FICHA TÉCNICA

Título: Dom Hemingway
Título original: Dom Hemingway
Dirección: Richard Shepard
País: Reino Unido
Año: 2013
Fecha de estreno: 23/05/2014
Duración: 93 min
Género: Criminal, Drama, Comedia
Reparto: Jude Law, Demián Bichir, Richard E. Grant, Matthew C. Martino, Emilia Clarke, Kerry Condon
Distribuidora: 20th Century Fox
Productora: Recorded Picture Company (RPC), BBC Films, Isle of Man Film

SINOPSIS

Dom Hemingway (Jude Law) tiene muchos defectos, pero entre ellos no está el de ser un chivato, eso está claro. Tras pasar 12 años en la cárcel por no delatar a los jefes de una banda criminal, Dom sale por fin en libertad. Pero hay otro defecto que Dom no tiene: él no es tonto, y no ha pasado tanto tiempo entre rejas para quedarse con las manos vacías. Nada más poner el pie en la calles de Londres después de todo ese tiempo encerrado, Dom va puerta a puerta reclamando lo que cree que se merece por no haber delatado a los criminales.

CRÍTICA

Jude Law es un actor que me cae simpático desde que lo descubrí en El talento de Mr.Ripley. A partir de ahi he seguido la gran mayoría de su carrera, donde hay títulos de todo tipo y condición (las dos entregas de Sherlock Holmes, Inteligencia Artificial de Steven Spielberg, Alfie, Closer, Repo Men, Contagio, Cold Mountain, etc.) demostrando ser un gran actor al que es dificil de encasillar y dúctil para casi cualquier tipo de personaje. Este prólogo a mi comentario de Dom Hemingway viene a colación porque estamos ante el enésimo ejemplo de film hecho por y para el lucimiento de su estrella principal, en este caso el Sr.Law.

En esta película el actor tiene a su cargo un protagonista carismático (no en vano se sustenta sobre él toda la película) pero cuyas características lo harian un ejemplo dificil de recomendar: egocéntrico, malhablado, drogadicto, mujeriego, irascible y todo un imán para los problemas. Para la ocasión el actor Jude Law tuvo que engordar 13 kilos para encarnar al Dom de esta historia, que en el fondo no deja de ser el enésimo ejemplo de ladrón que sufre íntegra una condena de carcel para no delatar a su jefe, pero que al salir está dispuesto a cobrarse tal gesto (aparte de intentar congraciarse con una hija que no lo quiere ver ni en pintura por abandonarla de pequeña)

Nuestro héroe ya queda retratado al inicio de la película, donde el tipo se marca un soliloquio digno de Tarantino acerca de las muchas virtudes de su miembro viril, al que le dedica un homenaje dialéctico que provoca la simpatía inmediata con el espectador mientras le realizan una felación (ese inicio sirve para dejarnos bien claro el excesivo caracter de este tipo, al que Jude Law consigue hacer entrañable, pese a su excesivo histrionismo en más de un momento) Tras ese prólogo vemos como Dom es puesto en libertad, tras 12 años en prisión por no ser un chivato, algo de lo que piensa en resarcirse lo antes posible de mano del que fue su jefe, el mafioso Mr.Fontaine (a cargo de Demián Bichir), cuyo caracter pausado chocará con el excesivo de Dom en algunos de los momentos más hilarantes del film.

Intentando cobrar lo que él cree que se merece, así como volver a su trabajo de ladrón de cajas fuertes, a nuestro héroe le acompaña su amigo Dickie Black, papel a cargo del actor Richard E.Grant (visto hace poco como villano en Doctor Who), cuya química con Jude Law es uno de los grandes aciertos de la película. Tras varios excesos (donde la droga y el sexo son elementos muy presentes), Dom decidirá replantearse su vida así como su relación con su hija Evelyn (a la que encarna la actriz Emilia Clarke, vista en Juego de tronos) Y aunque parezca que a nuestro protagonista le sale todo mal, la suerte le sonreirá en el momento más inesperado de la manera más insospechada.

LO MEJOR: La química que se estable entre los personajes de Jude Law y Richard E.Grant, que puede recordar a la que había en Pulp Fiction entre los personajes de John Travolta y Samuel L.Jackson. También destacar la ajustada duración de esta comedia con elementos del estilo Tarantino que entretiene en todo momento.

LO PEOR: Lo desaprovechado del personaje de Emilia Clarke, así como que en esencia estamos ante una típica historia de redención vista en innumerables ocasiones, cuya novedad aqui sería el esperpéntico caracter del protagonista.