domingo, 27 de julio de 2014

OCULUS, la ex-companion del DOCTOR WHO contra el espejo maldito

FICHA TÉCNICA

Título: Oculus
Título original: Oculus
Dirección: Mike Flanagan
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: Próximamente
Duración: 104 min
Género: Terror
Reparto: Katee Sackhoff, Brenton Thwaites, Rory Cochrane, James Lafferty, Kate Siegel, Miguel Sandoval, Karen Gillan
Distribuidora: Relativity Media
Productora: Blumhouse Productions, Intrepid Pictures, WWE Studios

SINOPSIS

Kaylie Russell (Karen Gillan) es una mujer que hará todo lo posible por demostrar la inocencia de su hermano, acusado de asesinato. Kaylie está convencida de que su hermano no cometió ese crimen por voluntad propia, sino que algo o alguien le empujó a ella. En concreto, alguna fuerza sobrenatural. Demostrarlo será complicado, pero Kaylie no es de las que se rinden fácilmente.

CRÍTICA

Aunque mi interes inicial hacia este film era por su protagonista (recordemos que Karen Gillan fue Amelia "Amy" Pond durante más de dos temporadas en la serie Doctor Who) tengo que reconocer los méritos del resultado final, más allá de la labor de la protagonista, hasta el punto de conseguir ser por momentos tan tensa como cabe para un film que planea como mínimo inquietar (asustar ya es algo más dificil en los tiempos que corren) Y eso sin olvidar la "sorpresa" final, en la cual se unen pasado y presente en un giro que puede recordar en esencia a la de los films de Shyamalayan justo después de El sexto sentido, y antes de su actual etapa más olvidable.

Con lo vilipendiado que está en la actualidad el cine de terror, siempre resulta destacable encontrarse una propuesta que destaca sobre los tópicos que pululan por el género; en este caso no por decantarse por ellos de manera mecánica, sino por saber plantearlos de forma coherente en la historia. Uno de los mayores aciertos del presente film estaría en un montaje que integra pasado y presente, para acabar formando al final un conjunto que nos da respuestas hacia los flecos sueltos con los que nos comienzan la historia, y que pueden pecar de cierto tono predecible.

Uno de los ejemplos hacia la concisión del miedo estaría en las escenas más truculentas, que sin caer en el gore gratuito logran impactar al espectador (atención a la final con el ancla del techo) El film también acierta en su funcional reparto, acertado en los adultos, pero que en sus flashbacks de jóvenes consigue un resultado sorprendente en la joven Annalise Basso (a cargo del personaje que en su versión adulta encarna Karen Gillan)  Y es que Oculus es un film de esos que va de menos a más (al estilo de El resplandor, con la que también guarda ciertas semejanzas), remontando sobre un inicio más tópico, mérito sin duda de un director (Mike Flanagan) cuyo nombre habrá que seguir en el futuro.

La acertada mixtura entre el pasado y el presente se va haciendo más vertiginosa y brusca a medida que avanzamos, hasta el punto de que el espectador puede tener ciertos reparos a mirarse en un espejo tras ver esta película, si bien se le puede achacar al guión el no dejar muy claro cuales son los límites del poder del espejo, aunque hay que destacar la propuesta inicial de Kaylie (Karen Gillan) de tener una explicación lógica ante lo sucedido en el pasado, lo que nos permite escuchar de su boca el macabro historial del citado objeto mientras asistimos a su preparación tecnológica para descubrir la verdad oculta sobre el mismo.

LO MEJOR: La protagonista femenina, sobretodo en sus flashbacks de infancia, así como una historia que sabe cumplir al ser tan inquietante como pretende, manejando con acierto los habituales tópicos de películas sobre objetos embrujados o malditos. Y SOBRETODO SABER LO MÍNIMO antes de verla, lo que la hará más disfrutable.

LO PEOR: Que sus pocas pretensiones (apenas costó 5 millones de dólares) la hagan pasar inadvertida, aparte de ser una película que no busca el susto facil (por más que el productor sea el mismo del de Paranormal Activity), lo que puede decepcionar a los que quieran algo más explícito.