jueves, 17 de julio de 2014

TRANSFORMERS (4): LA ERA DE LA EXTINCIÓN, tosco entretenimiento

FICHA TÉCNICA

Título: Transformers: La era de la extinción
Título original: Transformers: Age of Extinction
Dirección: Michael Bay
País: Estados Unidos
Año: 2014
Fecha de estreno: 08/08/2014
Duración: 157 min
Género: Aventuras, Acción, Ciencia ficción
Reparto: Frank Welker, Kelsey Grammer, Miguel Ferrer, Jeffrey Combs, Mark Rolston, Mark Wahlberg, Nicola Peltz, Stanley Tucci, Sophia Myles, Bingbing Li, Titus Welliver
Distribuidora: Paramount Pictures
Productora: Paramount Pictures, Hasbro, Di Bonaventura Pictures, China Movie Channel

SINOPSIS

Han pasado 4 años desde el incidente de Chicago y la humanidad continua reparando los destrozos, pero tanto los Autobots como los Decepticons han desaparecido de la faz de la Tierra. Ahora el Gobierno de los Estados Unidos está utilizando la tecnología rescatada en el asedio de Chicago para desarrollar sus propios Transformers. Se pone al frente del proyecto a Joshua Joyce (Stanley Tucci), un arrogante diseñador que cree que los Autobots son "basura tecnológica" y se cree capaz de realizar unos robots infinitamente más avanzados.

Mientras tanto Cade Yeager (Mark Wahlberg), un mécánico inventor, encuentra un Marmon semi-trailer. Al intentar repararlo descubre que el camión no solo era un Transformer, sino que también es el mismísimo Optimus Prime, líder de los Autobots. Sin duda, Cade no sabe que este descubrimiento traería malas y buenas consecuencias para su vida.

CRÍTICA

Cuando en el verano del 2007 se estrenó la primera entrega de esta taquillera saga, no podía esperar que tuviera un éxito semejante como para dar a luz tantas secuelas en tan poco tiempo. Pero a lo poco que me gustó su segunda entrega, y que la tercera me negué a pagar por ella (aunque cuando más tarde la ví  en formato doméstico digamos que estaba un poquito mejor que la previa, sin tampoco ser una maravilla) mi curiosidad ante esta cuarta era nula, pero ya que tenía el pase de prensa decidí darle una oportunidad (eso y mis simpatias hacia su protagonista Mark Wahlberg).

El director Michael Bay se dió un respiro entre la tercera y esta cuarta entrega rodando Dolor y dinero, un título pequeño (en comparación a lo gastado en esta saga) en una jugada parecida a las que a veces ha hecho Steven Spielberg rodando dos films seguidos (por ejemplo Parque Jurásico y La lista de Schindler), uno más comercial y el otro más personal (otra cosa es la calidad como director de Bay, aparte de esos detalles técnicos típicos a la hora de rodar, inherentes en casi toda su filmografía y logicamente presentes aqui, para goce de sus fans y excusa para sus detractores)

Con esta cuarta entrega se pretende hacer una nueva trilogia (y no me extrañaría que pase, teniendo en cuenta su éxito en taquilla) por lo que hay que olvidar no solo a Shia LaBeouf sino a la sin duda más beneficiada por el éxito de la franquicia: Megan Fox. En el cambio ganamos como héroe de los humanos a Mark Wahlberg acompañado por Stanley Tucci y Kelsey Grammer en papeles secundarios, mientras que la belleza femenina corre aqui a cargo de la jovencita Nicola Peltz (vista en Bates Motel) y aqui hija en la ficción del personaje a cargo de Wahlberg.

Transfomers 4 es MUY larga (casi tres horas es EXCESIVO: Bay se quiere mucho a si mismo y no conoce que en las salas de montaje se pueden meter tijeras al simple relleno) De hecho creo que podría haber sido un poco mejor (dentro de sus límites) reduciendo sobretodo la batalla final en China, pese a que en esta ocasión no se abusa tanto de esos detalles tan propios del cine de Bay (lo cual no quiere decir que no esten presentes, pero no machacan con el patriotismo y la manera de rodar no resulta tan frenética como para no entender lo que se ve en pantalla, si bien que en cuanto a explosiones y ruido hay hasta el punto de parecer un excesivo castillo de fuegos artificiales de una fiesta de verano, con todo saltando por los aires... venga a cuento o no)

Asumiendo sus limitaciones tengo que reconocer que esto ha vuelto a ser el juguete entretenido, tosco y basto que fue la primera, mereciendo por mi parte un aprobado justo y raspado. Esta secuela reboot funciona en esos dos aspectos, porque al inicio nos recuerdan lo sucedido en la tercera entrega pero enseguida conocemos a los nuevos personajes, todos ellos meros clichés tópicos siendo los más destacables Mark Wahlberg y Nicola Peltz, por lo mucho que recuerda su relación paterno-filial a la de Bruce Willis y Liv Tyler en Armageddon (también obra de Michael Bay) También destacaría esa idea del material para crear los humanos sus propios Transformers, detalle en el que pueden ahondar en futuros films.

Entre los secundarios hay que destacar también que Grammer y sobretodo Tucci no caigan en el humor estúpido que hubo en los films previos, si bien no quita para que haya sus momentos irónicos o "graciosos", pero sin caer en la estupidez de la que hizo gala la segunda película (la peor hasta el momento) Por último mencionar el éxito de esta película en el mercado chino (donde ya es la más taquillera de toda la historia, por encima de Avatar) porque el tramo final, que transcurre alli, es digno heredero de las películas de Godzilla y compañía.

LO MEJOR: Pese a lo esquemático de los papeles, los humanos de este film no resultan tan cargantes como los de algunos personajes de la trilogia anterior (como por ejemplo los padres en la ficción de Shia LaBeouf, que sobretodo en la segunda era para apalearlos de lo irritantes que resultaban)

LO PEOR: Hay menos, pero tiene todos esos detalles característicos del cine de Bay y que muchos aborrecen (entre ellos, y aqui si les doy la razón, una duración excesiva para lo que es)

EL DETALLE: Fijaos en todas las marcas (Oreo, Victoria Secret y un largo etc.) que aparecen durante el metraje, una manera curiosa para meter publicidad subliminal en el espectador y que la película goce de más presupuesto.

LA CURIOSIDAD: El prólogo, donde vemos que hasta en la extinción de los dinosaurios tuvieron que ver los Transformers.