viernes, 17 de octubre de 2014

THE EQUALIZER (EL PROTECTOR), hay un nuevo justiciero en la ciudad

FICHA TÉCNICA

Título: The Equalizer (El protector)
Título original: The Equalizer
Dirección: Antoine Fuqua
País: Estados Unidos
Año: 2014
Fecha de estreno: 17/10/2014
Duración: 128 min
Género: Criminal, Thriller, Acción
Calificación: No recomendada para menores de 18 años
Reparto: Denzel Washington, Chloe Moretz, Marton Csokas, Melissa Leo, Bill Pullman, Haley Bennett, David Harbour, David Meunier, Alex Veadov
Distribuidora: Sony Pictures
Productora: Columbia Pictures, Lions Gate Films, Escape Artists

SINOPSIS

En The Equalizer: El Protector, Denzel Washington interpreta a Robert McCall, un hombre convencido de haber dejado atrás su misterioso pasado y dedicado ahora a su nueva y tranquila vida. Pero cuando McCall conoce a Teri (Chloë Grace Moretz), una joven prostituta que está en manos de unos violentos gangsters rusos, no puede quedarse impasible: tiene que hacer todo lo posible por ayudarla. Armado con aptitudes ocultas que le permiten impartir venganza contra todo aquel que maltrate a los indefensos, McCall rompe su autoimpuesto retiro cuando despierta de nuevo su deseo de justicia. Si alguien tiene un problema, las probabilidades en contra, si no tienen nadie más a quien acudir, McCall les ayudará. Él es The Equalizer: El Protector.

CRÍTICA

En mi infancia tenía muchas series que me aportaban el entretenimiento deseado, y que quedaron marcadas para siempre (V, El equipo A, El coche fantástico, McGyver,...) siendo una de ellas The Equalizer, que yo conocí como L'Equalitzador al verla en catalán por la cadena autonómica TV3. Pese a los años pasados (que diluyen un poco el recuerdo), mi primera sorpresa cuando me enteré del presente remake fue el cambio de raza de su protagonista (en origen Edward Woodward, ahora Denzel Washington) pero le dí un voto de confianza por la solvencia del actor escogido, cuya mera presencia ha sido sinónimo en muchas ocasiones de mejora en el resultado final de los films donde aparece.

Hay que recordar además que la anterior vez que unieron esfuerzos el citado Washington con el director de esta película (Antoine Fuqua) fue en Training Day, film que le otorgó al primero el segundo de los dos Oscars que ha ganado hasta la fecha (el primero fue en 1989 a mejor actor secundario por Tiempos de gloria) El nuevo trabajo en común de ambos es un estupendo entretenimiento que nos ofrece una nueva versión más del justiciero urbano popularizado por Charles Bronson a finales de los años 70, continuado en personajes como por ejemplo el Punisher de los comics de la editorial Marvel, y en los últimos tiempos popularizado por Liam Neeson en sus films de acción.

Hay que recordar que la serie en la que se basa tenía un planteamiento que abraza sin reparos este remake: un experto detective y ex-espía se dedica a proteger a los desvalidos de las mafias o las personas que quieren abusar de ellos. Si en la televisión mucho del éxito se debe al carisma que tenía su protagonista, su cambio de raza para esta revisión se antoja acertado ya que el buen resultado final del presente film se debe a la sobría labor de Washington, que consigue insuflar a su antiheroe de cierto tono lacónico cual si fuera un moderno samurai (sirva de ejemplo la presentación de su rutina diaria) aunque eso no le priva de dotar de cierta humanidad y tono dramático a su McCall, para justificar sus actos.

Aparte del expédito protagonista el otro personaje a destacar sería el de la joven prostituta a la que encarna Chloë Grace Moretz, que puede tener cierto aire a la que encarnaba Jodie Foster en Taxi driver. De hecho la relación que se establece entre ambos puede recordar al film de Scorsese, si bien el talento de Fuqua no llega al nivel de la película de 1976 (aparte de que sus intenciones son otras) El problema más grave que arrastra The Equalizer estaría en su duración, ya que lo que nos cuenta y como nos lo cuenta daba para más o menos 100 minutos, sin dilaciones que no aportan nada como el cameo de Bill Pullman o el personaje de Johnny Skourtis (el gordo Ralphie)

LO MEJOR: Sin duda alguna su protagonista, que sabe llevar en sus hombros todo el peso del film de manera acertada, a lo que habría que sumar a nivel secundario la labor de Chloe Grace Moretz, descubierta a raiz del éxito de Kick-Ass, y que en sus trabajos posteriores se está labrando una carrera digna de mención.

LO PEOR: Peca de excesiva duración (128 minutos), algo que se hace evidente tras el insustancial cameo de Bill Pullman, o con el obviable personaje de Johnny Skourtis, dilatando demasiado algo que se podía resolver en menos. Asimismo la historia tampoco aporta novedades relevantes, circulando por los terrenos habituales de los films de justicieros urbanos.

LA ESCENA: Cual si fuera una especie de McGyver, todo el tramo final en el almacén donde trabaja el protagonista, y en donde pondrá en juego todo su ingenio e inventiva frente a los villanos.

LA DUDA: ¿Porqué se añade el innecesario complemento de (El protector) cuando se podría haber hecho traducción directa de su título original?