lunes, 23 de febrero de 2015

INDIANA JONES y el cambio generacional (los años no pasan en balde)

En fechas recientes surgió el rumor de que el actor Bradley Cooper sería Indiana Jones en una nueva entrega del personaje, secundado poco después sugiriendo a Chris Pratt (el StarLord de Guardianes de la galaxia) para dicho papel (la imagen que acompaña a este post es justamente un foto montaje del citado actor en la piel del famoso arqueólogo) Ante la lógica duda del espectador veterano sobre si el actor escogido tendrá  el carisma que Harrison Ford le otorgó al personaje desde el principio, no hay que olvidar que Indiana Jones nació en 1977 cuando Spielberg le comentó a George Lucas sus ganas de dirigir un film de James Bond, y este le contestó que tenía un personaje mejor (y puliendo, puliendo acabó siendo lo por todos conocido).

Inicialmente se rumoreó el realizar una película del arqueólogo cada dos años (como era la tónica habitual de los films de Bond en los años ochenta) pero no pudo ser y la cosa quedó tan solo en una de las trilogias de aventuras más famosas de todos los tiempos (En busca del Arca Perdida, Indiana Jones y el templo maldito e Indiana Jones y la última cruzada)... hasta que casi dos décadas después (en 2008) se intentó el "rescate" con Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal, título que cuenta tanto con defensores como detractores, ya que al tono de aventuras que habían tenido las primeras tres películas se le añadió un toque de ciencia-ficción que no fue del agrado de todos (aparte de otros detalles, como ese hijo suyo a cargo de Shia LaBeouf -que se supone que iba a tomar el relevo-, o la sustitución de los nazis por los comunistas -más coherente en los años 50 en los que está ambientada, pero menos temibles que los otros-)

Ahora que Lucasfilm es de la Disney, los citados supongo que intentarán seguir exprimiendo el filón (como esperan hacerlo con la otra multimillonaria saga de la citada productora: Star Wars) Ante el ansia que levanta el estreno a finales de año del episodio VII de dicha franquicia (El despertar de la fuerza de J.J.Abrams) no encuentro descabellados los rumores sobre Indiana Jones e incluso estaría curioso que este reboot se estrenara en 2017 (antes no lo veo posible, coincidiendo así con su 40º aniversario), ofreciéndose ya el Steven Spielberg original para dirigir ese reboot de tan famosa saga (¿no dirigió Martin Campbell las primeras películas como James Bond de Pierce Brosnan (Goldeneye) y Daniel Craig (Casino Royale)? No dejaría de ser gracioso que ocurriese algo similar en este caso...)

Y es que si James Bond ha tenido varios rostros en su periplo en pantalla, ¿porque Indiana Jones no? En origen nació como una especie de equivalente, y aunque en el caso del agente 007 nadie discute que quien marcó los parámetros básicos del personaje fue Sean Connery (su primera encarnación) creo que respetando la labor de Harrison Ford se puede realizar una nueva aproximación al personaje desde la perspectiva actual. Tras la destacada Star Trek: En la oscuridad reconozco que tengo total confianza hacia lo que J.J.Abrams haya hecho con Star Wars, por lo que este relanzamiento del arqueologo más famoso se me antoja tan ilusionante como lo de la saga galáctica (después de todo en el cine de superhéroes algunos han tenido varios rostros, caso de Batman, Hulk o Spider-Man, y con ellos más o menos ha funcionado, por lo que con Indy... ¿porqué no?)

ANEXO: Recomiendo el somero repaso que le dedicó al personaje el compañero Pliskeen cuando estrenó su cuarto film en 2008: en este enlace teneis el índice con links a cada una de sus categorias.