lunes, 6 de abril de 2015

De como la adicción a las redes sociales puede consumirte la vida


He pensado mucho en si dejar constancia de esto por aqui o no, pero la calidad del video adjunto (sobretodo en su mensaje implícito) me ha calado muy hondo. Como muchos sabreis hace poco cumplí una década como usuario de la blogosfera, en la cual he dejado mi humilde huella en miles de posts y aportaciones diversas (y no solo por aqui) Pero lo mismo que un alcohólico admitiría su adicción si quiere salirse de ella (o un drogadicto la suya) yo caí en la tentación de las nuevas tecnológias y mi estilo de vida se resintió por ello.

Eso me llevó a la decisión que ya llevo aplicando desde estos últimos años, con la organización actual que deja las entradas más extensas para este blog (principalmente las críticas de cine y los recopilatorios de final de mes con mis lecturas de biblioteca) mientras que en su homónimo en internet destaco los titulares relacionados con cine y televisión, en Lecturas de biblioteca: de papel a pantalla pongo mis reseñas de los comics y libros que me leo más destacar lo relacionado con las adaptaciones litearias y comiqueras. ¿Y Twitter? También por ahi me podeis seguir pero siendo el 99,9% de su contenido una simple traslación de lo antes citado (lo he hecho automático) Con eso he conseguido que un día sin críticas ni reseñas lo más destacado lo pueda pulir en media hora, sin las angustias que me provocaba a mi "yo" anterior el pensar que podía surgir algo llamativo por la red y yo no enterarme (de ahi que en los años iniciales de este blog las entradas mensuales se contaran en ocasiones por cientos)

Las redes sociales y la blogosfera son buenas si no te obsesionas con ellas (intentando estar a la última en cada segundo), porque desde que repartí mi trabajo como he indicado más arriba ¡TENGO AÚN MÁS SEGUIDORES QUE ANTES! (lo que pasa, logicamente, que repartidos entre todos) Y ahora sin más el video en cuestión, una genial animación donde se ve como poco a poco la adicción a internet (representada por el pajarito azul de Twitter) puede llevar a apoderarse de ti, en un corto coescrito y dirigido por Sylvain Chomet, realizador de Bienvenidos a Belleville y El ilusionista, que sirve como videoclip de la canción Carmen de Paul Van Haver, más conocido como Stromae.