jueves, 14 de mayo de 2015

MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA, brutal genialidad desenfrenada

FICHA TÉCNICA

Título: Mad Max: Furia en la carretera
Título original: Mad Max: Fury Road
Dirección: George Miller
País: Estados Unidos, Australia
Año: 2015
Fecha de estreno: 15/05/2015
Duración: 120 min.
Género: Thriller, Aventuras, Acción
Reparto: Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult, Adelaide Clemens, Richard Norton, Zoë Kravitz, Rosie Huntington-Whiteley, Riley Keough, Nathan Jones
Distribuidora: Warner Bros. Pictures
Productora: Kennedy Miller Productions, Village Roadshow Pictures

SINOPSIS

Nueva historia apocalíptica de la saga "Mad Max". El desierto ocupa la mayor parte del territorio del planeta y la humanidad ha sido prácticamente aniquilada. Unos pocos habitantes luchan por quedarse con los escasos recursos naturales que permiten la subsistencia. Pero dos rebeldes se resisten a morir en este panorama. Sus nombres son Max y Furiosa (Tom Hardy y Charlize Theron). Y para lograr su objetivo tendrán que cruzar el inmenso desierto, en dirección a la región que les vio nacer.

CRÍTICA

Tengo que admitir que las tres primeras entregas de esta saga las ví hace ya MUCHO tiempo (no en vano la más reciente ya tiene tres décadas) pero el recuerdo que tenía de ellas era de unos films entretenidos y dignos de su época, si bien la tercera se podía considerar la más rocambolesca (pese a la mediática presencia de Tina Turner) Con el consabido cambio generacional que representa en esta película la labor de Tom Hardy heredando la del Mel Gibson original, esta Mad Max 4 opta por intentar recuperar el estilo de los dos primeros films de la franquicia.

Aparte del protagonista, la otra presencia mediática de esta entrega sería la actriz Charlize Theron, que demuestra de nuevo sus dotes actorales, en esta ocasión encarnando a una Furiosa que rompe por completo la imagen de candidez que pueda levantar la citada actriz, y la convierte en todo un gran contrincante con el que batirse frente a lo que sea y quien sea (destacando el combate cuerpo a cuerpo que mantiene con Tom Hardy en el primer encuentro de ambos personajes) Y no hay lugar para perderse: el breve prólogo enseguida nos resume la situación, para aquellos que no vieron en su día las anteriores entregas y no conocen al expeditivo Max Rockatansky, hace tres décadas con el rostro de Mel Gibson.

En un momento en que estan de moda los futuros distópicos juveniles (como Los juegos del hambre, Divergente, etc.), el veterano George Miller (ya tiene 70 años) orquesta aqui un salvaje, extravagante e impresionante espectáculo de acción desenfrenada, donde el Max protagonista es uno de los héroes más lacónicos vistos en los últimos tiempos en pantalla (no me extraña que Tom Hardy se haya ofrecido como Punisher para Marvel porque viendo lo visto sería una elección muy acertada) Como es lógico, esta entrega gana en espectacularidad a las clásicas, ya que ahora con un presupuesto de 100 millones de dólares todo luce espectacular de principio a fin, destacando el genial trabajo de Miller, que sin dudas ni titubeos orquesta un espectáculo delirante (en el buen sentido) digno de directores megalómanos como por ejemplo James Cameron o Peter Jackson.

Entre los personajes, y aparte del duo protagonista, hay que citar también la presencia de Nicholas Hoult, visto en X-Men Primera Generación, donde coincidió con la también aqui presente Zoë Kravitz, a la que también hemos visto en la saga Divergente, y Rosie Huntington-Whiteley, pareja en la vida real del actor Jason Statham y que aqui su papel demuestra incluso unas dotes interpretativas (atentos a su momento de parto en plena secuencia de acción) que uno dudaba que ella tuviera viendo su soso debut en Transformers 3: El lado oscuro de la luna.

Mad Max: furia en la carretera es una película que promete lo que da ya desde su inicio, donde de manera visceral y muy acelerada consigue ponernos en situación de manera rápida, para meternos en faena, con dos horas de estimulante acción desenfrenada, que a base de un estilo implacable y emocionante consigue mantener la atención del espectador, dejándonos al final con una sensación agotadora y aturdidora como si acabásemos de viajar por la más espectacular montaña rusa que imaginemos (me recordó a Terminator 2 en el sentido de ser una película que en si contaba lo mismo que la anterior, pero de manera MUCHO MÁS espectacular, notándose el dinero invertido)

LO MEJOR: No aburre en ningún momento llevándolo todo al más puro exceso (y disfrutando con ello)

LO PEOR: Te deja con las ganas de más.