martes, 16 de junio de 2015

ESPIAS, o como descubrir al gran comediante que es JASON STATHAM

FICHA TÉCNICA

Título: Espías
Título original: Spy
Dirección: Paul Feig
País: Estados Unidos
Año: 2015
Fecha de estreno: 26/06/2015
Duración: 120 min
Género: Comedia, Acción
Reparto: Rose Byrne, Jason Statham, Melissa McCarthy, Jude Law, Miranda Hart, Allison Janney, Peter Serafinowicz, Morena Baccarin, Bobby Cannavale, 50 Cent, Nia Long
Distribuidora: 20th Century Fox
Productora: 20th Century Fox

SINOPSIS

Susan Cooper (Melissa McCarthy) es una modesta y sedentaria analista de la CIA y la heroína olvidada de las misiones más peligrosas de la agencia. Pero cuando su compañero (Jude Law) desaparece de la faz de la Tierra y otro agente (Jason Statham) se ve envuelto en problemas, Susan se presenta voluntaria como agente secreto para emprender una misión encubierta en la que se tendrá que infiltrar en el mundo de un sanguinario traficante de armas para evitar un desastre mundial.

CRÍTICA

Reconozco que a la hora de ver una comedia americana mis expectativas suelen estar en un límite medio sobre el cual ir bajando. Tan solo en ocasiones puntuales reconozco haber llorado de tanto reir (caso de South Park) o haberme divertido mucho más de lo esperado (caso de Algo pasa con Mary), siendo la tónica común una relativa corrección que en ocasiones acaba en lo lamentable. Lejos quedan los tiempos de comedias tan desternillantes como las parodias del trio ZAZ (gracias a ellos se puso de moda el acabar el título de todo tipo de comedias con el omnipresente "como puedas", aunque la calidad no fuera pareja a las películas que propiciaron la moda: Aterriza como puedas y Agárralo como puedas)

Pues bien, para sorpresa mía tengo que admitir que la presente Espias se puede calificar (sin muchos problemas) como la mejor comedia de la temporada, así como una de las más agradables sorpresas que me he llevado en mucho tiempo, y no solo por descubrir a esa gran cómica que es Melissa McCarthy (reconozco no haber visto ningún título suyo previo) sino por regalarme un momento tan antológico del mejor humor como el monólogo que le suelta el personaje de Jason Statham a la protagonista cuando se encuentran en un hotelucho de Paris.

¿De verdad hay para tanto? (os preguntareis) El humor es algo muy personal, y siempre ha habido los típicos chistes que a uno le hacen gracia pero a otro le dejan frío. En el ejemplo que os cito (el de ese monólogo de Statham) mi inicial sonrisa pasó a tan sincera risa (a carcajadas) que al final de la misma noté que estaba hasta llorando de tanto cachondeo (siendo esa la sensación que se contagió al resto de público de la sala) Y es que llega a tal nivel la hipérbole de excesos que recita, que me recordó a esos chistes que circulan por internet donde ponen a Chuck Norris como el tipo MÁS DURO, le echen lo que le echen. Es muy dificil de describir, lo mejor es verlo para disfrutarlo.

Como es evidente, al tratarse en esta película de parodiar al género de espias, uno de los más famosos (James Bond) está siempre presente, no solo en la forma de actuar del personaje al que da vida Jude Law (cuya "sorpresa" digamos que la ví previsible) sino ya desde la multitud de escenarios lujosos por los que circula el relato o unos títulos de crédito que parecen dignos de cualquier film de la saga Bond (de hecho la idea de llevar a cabo este film le vino al director Paul Feig cuando vió Casino Royale, el primer título con Daniel Craig siendo el mítico espia 007 creado por Ian Fleming)

Aunque ya ha habido otras parodias en este género (Superagente 86, Johnny English) esta parte con la novedad de ser la versión femenina de las mismas, manejando a lo largo de sus 120 minutos todo tipo de humor (del más escatológico al más ingenioso, del chiste más elegante al más vulgar,...) que funciona desde el primer momento en que aparece por escena la simpática Susan Cooper, una especie de Moneypenny un poquito entradita en carnes (lo que da para algun que otro gag más o menos acertado sobre su físico) y que tendrá que entrar en acción cuando la situación asi lo requiere.

En resumen, esta Espias es una comedia que de verdad hace gracia (cosa que no todas pueden testimoniar) gracias a una historia que sabe parodiar muchos de los clichés del género, a lo que ayuda una historia muy fluida que se desarrolla de una manera acertada en sus dos horas de duración, sobretodo beneficiada por un gran reparto que sabe estar a la altura, bien sean personajes principales (los del trio a cargo de McCarthy, Statham y Law) o secundarios (caso de, por poner ejemplos, Morena Baccarin, Rose Byrne o un desternillante Bobby Cannavale)

LO MEJOR: Todos los actores, no porque tampoco hagan un trabajo antológico, sino por lo bien ajustados que están en sus diversos roles, sobresaliendo el trio protagonista formado por McCarthy, Statham y Law. Ello nos lleva a un resultado final que supera las expectativas al conseguir lo más dificil en una comedia: hacer gracia de verdad (destacando el monólogo de Statham en Paris, si bien el film tiene muchos más momentos acertados)

LO PEOR: Para una comedia la duración ideal serían sobre 90 minutos, y aunque aqui no aburren sus dos horas, si que se podía haber recortado en alguna que otra escena, alargada innecesariamente sin que ello aporte nada esencial al conjunto de la película.