viernes, 12 de junio de 2015

JURASSIC WORLD, muchos dinosaurios y unos tacones muy resistentes

FICHA TÉCNICA

Título: Jurassic World
Título original: Jurassic World
Dirección: Colin Trevorrow
País: Estados Unidos
Año: 2015
Fecha de estreno: 12/06/2015
Duración: 124 min
Género: Aventuras, Ciencia ficción
Reparto: Vincent D'Onofrio, Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Jake M. Johnson, Nick Robinson, Ty Simpkins, Irrfan Khan, B.D. Wong, Omar Sy, Judy Greer
Distribuidora: Universal Pictures International (UPI)
Productora: Amblin Entertainment, Legendary Pictures, Universal Pictures International (UPI)

SINOPSIS

Cuarta entrega de la famosa saga de dinosaurios inaugurada por Steven Spielberg en 1993 con 'Parque Jurásico'. Veintidos años después del catastrófico ensayo perpetrado por John Hammond, Isla Nublar por fin está funcionando como el parque temático que debía ser. La gente paga una fortuna por visitarla y ver de cerca a los dinosaurios, que ya no son una especie extinguida. Sin embargo, el estreno de una nueva atracción va a ser el inicio de otra pesadilla que podría desencadenar el dominio de los gigantescos reptiles sobre la Tierra... igual que hace 65 millones de años.

CRÍTICA

Lo normal ante el éxito de una película era sacar la secuela cuanto antes mejor, pudiendo ser de año en año (caso de Saw) aunque que la tercera entrega de Men in Black llegará una década más tarde del anterior film (o que se hable de secuelas de Independence Day 20 años después o Blade Runner más de 30 años después) ya es sinónimo de que en el mundo del cine nada está muerto y todo es reutilizable. Asimismo otro concepto muy usado es el de reboot, aplicable ahora sobretodo a los superhéroes (Batman, Spider-Man) pero que no priva para ser usado por cualquier franquicia, como es el caso.

22 años después de que Steven Spielberg estrenara la saga (con una película que simplificaba hasta lo infantil la bastante mejor novela de Michael Crichton) y a la que siguieron dos secuelas más en 1997 y 2001 (siendo más o menos aceptable la segunda, totalmente olvidable la tercera) volvemos a una franquicia que en principio se consideraba cerrada, después de la muerte en 2008 de su autor literario. Pese a los varios intentos que hubo de realizar una cuarta entrega (barajando la idea de mezclar híbridos entre humanos y dinosaurios en algunos de los guiones previos) 14 años después se han decantado por un reseteo que al mismo tiempo funciona como secuela de la primera entrega (las otras ni se citan)

Avalada de nuevo por Steven Spielberg como productor, es curioso recordar que aparte de su labor en el primer film, suyo es también el mérito de haber dado nuevos matices a las "películas de monstruos" cuando hace 40 años nos presentó a su Tiburón. Eso sirve para ver la evolución del genérico "cine de monstruos": donde los efectos especiales más "artesanales" hacian que diera más miedo sugerir que mostrar (ya que en ese momento podía verse el trucaje), en esta Jurassic World se decanta por pecar por exceso que por defecto, de manera que se sustituye el suspense que si tenía Parque Jurásico en algunos momentos (recordar la escena de la cocina) por lo espectacular de cuantos más dinosaurios mejor.

Cabe agradecer que los niños (porque si, hay dos niños) que aparecen en esta entrega no caen tan repelentes como los de la primera y la segunda (la tercera no la cuento porque falla en muchos más conceptos), notándose el ataque que sufren los chavales en la giroesfera como claro homenaje al primer ataque del Rex en el film original. Y es que el primer título está muy presente e incluso sus acontecimientos son citados, y se ven algunos elementos y detalles que nos la recuerdan, pese a que el esquema de esta secuela es el mismo, aunque ahora sin la sorpresa de como son los dinosaurios.

Jurassic World es una trepidante película de aventuras, así como (sin lugar a dudas) la mejor secuela de la saga hasta la fecha, pero dentro de su (quizás) excesivo respeto hacia el origen de la franquicia, pierde los elementos de ciencia-ficción (e incluso de terror) que vimos en la película de 1993 (se nota bastante más la mano de Spielberg como productor que de Trevorrow como director, que se limita a ofrecer el espectáculo que todos esperaban) Del reparto citar lo bien que cumple Chris Pratt, que sin duda hace méritos para ser el nuevo Indiana Jones, tras verlo aqui como experto en velociraptores (y después de haberlo descubierto el gran público en Guardianes de la galaxia la pasada temporada).

Pese a lo evidente de que los personajes antipáticos o esquemáticos duraran más bien poco con vida (valga ahi de ejemplo el que encarna Vincent D'Onofrio, cuyo destino se hace muy previsible desde que aparece) hay un detalle que resulta MUY curioso: el personaje al que interpreta Bryce Dallas Howard comienza en un plan un tanto prepotente para luego pasar a ser una variante de Ripley (verla con la camiseta de tirantes) pero ATENCIÓN a sus zapatos: ¡son de tacón alto, pero pese A TODO lo que le pasa no se descalabra con ellos! Sin duda será la envidia de muchas mujeres (nótese mi sarcasmo...)

Aunque en esta película no repite ninguno de los protagonistas de la película inicial, si hay un actor que regresa: BD Wong vuelve a encarnar al genetista Doctor Henry Wu. En cuanto a lo más vistoso (los dinosaurios) no son 100% fieles a lo que debieron ser porque como dicen los personajes en un momento de la acción, lo que querian eran bichos más grandes y con más dientes (lo que se hace evidente en el caso del Mosasaurio, que realmente fue más bien del tamaño de un delfin que no de una ballena como aparece aqui)

LO MEJOR: Se posiciona sin problemas como la mejor secuela de la franquicia (hasta la fecha), siendo un espectáculo muy entretenido y una aventura realmente trepidante, que no decepcionará a los que busquen eso (aparte del placer que es de nuevo escuchar en una sala de cine la banda sonora de John Williams, realmente mítica)

LO PEOR: Quizas demasiado respeto hacia la película inicial de 1993 (que tampoco era ninguna genialidad) lo que le resta entidad propia a esta secuela reboot, notándose más la mano del productor que del director. Y esos tacones tan fantásticos de ella...