jueves, 13 de agosto de 2015

OPERACIÓN U.N.C.L.E., espias clásicos pero desde una óptica moderna

FICHA TÉCNICA

Título: Operación U.N.C.L.E.
Título original: The Man from U.N.C.L.E.
Dirección: Guy Ritchie
País: Estados Unidos
Año: 2015
Fecha de estreno: 14/08/2015
Duración: 116 min
Género: Comedia, Aventuras, Acción
Reparto: Henry Cavill, Armie Hammer, Alicia Vikander, Elizabeth Debicki, Jared Harris, Hugh Grant, Luca Calvani, Christopher Sciueref, David Menkin
Distribuidora: Warner Bros. Pictures
Productora: Warner Bros. Pictures

SINOPSIS

A principios de la década de los sesenta, el agente de la CIA Napoleón Solo y la espía del KGB Illya Kuryakin participan juntos en una misión contra una misteriosa organización criminal, la cual pretende contribuir a la proliferación de las armas nucleares, un negocio sumamente lucrativo.

CRÍTICA

No me equivoco si afirmo que ya (casi) todas las series de televisión de los años 60 y 70 (y alguna de los 80) han tenido su versión en película, entre las que te puedes encontrar títulos muy famosos (Misión Imposible, El fugitivo, etc.) u otros no tanto, como ocurre con El agente de Cipol, una (vieja) serie de espias de la que reconozco no haber visto nada, por lo que no puedo valorar que tal es como adaptación esta Operación U.N.C.L.E. dirigida por Guy Ritchie, que aqui se da el gusto de narrarnos una aventura de espionaje digna del mismísimo James Bond.

De hecho el Napoleon Solo al que pone cuerpo Henry Cavill (el actual Superman) es también un personaje creado por Ian Fleming (el padre de 007), por lo que viéndolo en el presente film me hizo preguntarme como es que el citado actor no ha sido valorado para sustituir a Daniel Craig cuando deje al personaje (porque visto lo visto lo haría de perlas) y que curioso sería que esta película iniciara una franquicia (el final da para ello) hermana de la ya lóngeva de James Bond (de hecho en algunos momentos parece que el director le haga todo un homenaje al 007 más clásico, puede que para demostrar (siendo inglés) que él también podría ser responsable de un film del famoso agente con licencia para matar)

Ritchie sigue en parte aqui el esquema de sus películas sobre Sherlock Holmes: si en aquellas el famoso detective junto a Watson trabajaban en contra de un enemigo común, eso mismo resulta aqui, con la pareja que forman el citado Napoleon Solo y el agente soviético Illya Kuryakin (al que da vida Armie Hammer, al que muchos recordarán como protagonista de la reciente versión de El llanero solitario) Entre ellos se completa el trio con Alicia Vikander, cuyo aspecto tras sobrepasar el Muro de Berlín parece todo un homenaje a la Audrey Hepburn de aquellos años.

Aunque resulte dificil de creer esa unión entre los dos frentes en el escenario en el que transcurre la acción (plena Guerra Fría), hay que reconocer la química existente entre los dos agentes de la CIA y el KGB, unidos (pese a sus diferencias) en contra de un enemigo común (detalle este que Ritchie deja un poco colgado, ya que el personaje sobre el que recaería ese "honor" queda bastante desdibujado frente al trio protagonista) Junto a ellos hay una cierta tensión sexual no resuelta con Gaby, el personaje de Alicia Vikander, que ofrece una sorpresa hacia la mitad del film para asombro de sus protagonistas masculinos, la cual explica la presencia de Hugh Grant (aqui tan solo un secundario de lujo)

El resultado final de esta Operación U.N.C.L.E. es entretenido, siendo una película con una historia sencilla, dotada de un ritmo ágil, en la que destacan por méritos propios una ambientación muy cuidada (tanto en fotografía como en vestuario o banda sonora) hasta el punto de que no me extrañaría que en esos apartados optará a algún futuro premio. Con este título el 2015 destaca como un buen año en el género de espias, con los aciertos de Kingsman y Misión Imposible 5 (a la espera del estreno a finales de año de Spectre, el nuevo Bond)

LO MEJOR: Su notable ambientación (que en todos sus aspectos resulta muy destacable) y la química que hay entre los tres protagonistas (pese a que en algunos momentos sean meros estereotipos en manos del director)

LO PEOR: Su falta de un villano con más entidad que justificara mejor la unión de ambos bloques (un megalómano al estilo de los de las películas de James Bond; el que hay aqui no llega a eso)