domingo, 20 de diciembre de 2015

FÉNIX (1 al 6, de 12), ALCANZAR LAS NUBES, EL JOBBIT y FÁBULAS (22)

En estos últimos días mis más recientes lecturas de biblioteca han sido los tomos 1 a 6 de los 12 que compondrán la edición definitiva del manga Fénix de Osamu Tezuka (de los cuales hasta el momento hay en el mercado 10), el libro Alcanzar las nubes de Phillipe Petit (y base para la película El desafio (The Walk) de Robert Zemeckis), el comic paródico El Jobbit (que se cachondea de las precuelas de El Hobbit de Peter Jackson) y el tomo 22 de la serie Fábulas, cuyo título es Felices para siempre: Conclusión... pero que NO es el último de la serie como yo pensaba, sino el penúltimo. Las reseñas, bajo estas líneas, las realizo de más a menos en proporción a lo que me ha gustado cada una de ellas.

Comenzamos por Fénix, la obra más ambiciosa de Osamu Tezuka, que el autor desarrolló entre 1967 y 1989, quedando inconclusa por su fallecimiento ese año. De la misma ya me había leído parte en una edición previa, incompleta tanto en la biblioteca como en si misma; pero haciendo un repaso al catálogo de las citadas bibliotecas en fechas más recientes ví que estaban disponibles los seis primeros tomos de los 10 editados hasta el momento de los 12 que compondran la nueva edición de lujo de tan magna obra que comenzó la editorial Planeta el pasado 2013.

Como indiqué en su momento (habiendo leído tan solo una parte de lo que en esta ocasión he visto que correspondía al tomo 4 de esta edición definitiva), en esta macrosaga el autor narra diferentes historias que en ningún momento intentan moralizar sino tan solo describir las características propias del ser humano (capaz de los mayores logros así como de las mayores barbaries), desde el pasado más primitivo hasta el futuro más remoto e imprevisto. Pese a ser tan extensa, la mayor ventaja de la misma está en el caracter autoconclusivo de los tomos de la obra, que permiten su lectura de forma independiente, con el único nexo de unión del pájaro mitológico que da título a esta saga, como inmortal guardian de la vida.

Siendo toda una delicia todos y cada uno de los tomos que he podido disfrutar (estaré atento no solo a cuando entren más sino si Planeta completa la prevista edición de doce) hay que señalar que mientras los ambientados en el futuro muestran un estilo de ciencia-ficción muy propio de la época en que fueron ideados (años 60 y 70 del pasado siglo XX, con el dulce sabor de la añorada serie B de aquellos tiempos), los del pasado se dedican a repasar viejas leyendas sobre el origen de Japón que se pierden en el origen de los tiempos.

Con la evidente influencia del Disney de aquellos años (del que Tezuka se define como seguidor), el lector de Fénix puede deleitarse en una obra que en algunos momentos casi parece una película, con viñetas en "formato panorámico" realmente espectaculares. Y aunque su estilo gráfico pueda parecer en algunos momentos caricaturesco, las andanzas que nos narran en diferentes periodos temporales no se priva de giros dramáticos, e incluso crueles, hacia los personajes de sus historias, en un amplio abanico que pretende abarcar a la humanidad desde sus orígenes hasta su extinción.
Este próximo 25 de diciembre se estrena en España la película El desafio (The walk) de Robert Zemeckis, que nos narra las peripecias de Phillipe Petit, un funambulista francés que sin ningún tipo de permiso caminó sobre un cable entre las azoteas de las Torres Gemelas del World Trade Center cuando las mismas se edificaron en 1974 (el año en que nací)

Estando basada la citada película en este libro, tengo que reconocer que la lectura del mismo se me ha hecho rápida y ágil, debido a que lo que aqui se recoge es la descripción en unas 300 páginas y muchos capítulos breves (algunos de apenas un par de hojas) de todos los preparativos para este acto ilegal (la recolección de todos los materiales necesarios, el reclutamiento de cómplices para su actuación, las múltiples ocasiones en que se cuela en las Torres Gemelas para calcular posibilidades y riesgos de su plan, así como todo un sinfin de anécdotas realmente curiosas que el autor nos describe de manera muy entretenida y detallada)

En comparación con la película de Zemeckis, hay que reconocer que la historia original de Petit nos detalla también en su tramo final los hechos posteriores a su hazaña, pasando más discretamente sobre sus orígenes (algo que en la película es justo a la inversa) Porque como es lógico, tras aquello Petit se convirtió en una celebridad por su arriesgado paseo entre las Torres, un acto que queda descrito (al igual que quien lo llevó a cabo) como algo genial, rebelde, loco, suicida, poético y (sin duda) definitivo (ya que tras la tragedía del 11 de septiembre de 2001 Petit se convierte en el único ser humano que hizo lo que hizo entre las azoteas de las extintas torres del World Trade Center)
La exitosa trilogia de El Señor de los Anillos que dirigió Peter Jackson de 2001 a 2003 dió origen, entre 2012 y 2014, a la adaptación de El Hobbit, precuela de la anterior, pero en la que cometieron el error de intentar una jugada similar, cuando en el primer caso si daba para una trilogia mientras que la otra, MUCHO MENOS EXTENSA, se podía haber adaptado en una sola película (o a lo sumo dos, y ni mucho menos de casi tres horas de duración cada una)

Enrique V.Vegas es un autor español famoso por sus parodias tanto de sagas de cine como de comic (en el pasado ya me he leído y reseñado varias de ellas), por lo que no resulta extraño que haya realizado la presente, que sin duda alguna se hace más fácil y ágil de leer que las casi nueve horas que dura la trilogia perpetrada por Peter Jackson.

El mayor problema de esta parodia, así como de las otras de este autor, es que sus grandes viñetas y su corto número de páginas hace que se lean en un suspiro (supongo que por eso su obra esté en el catálogo infantil de la biblioteca) por lo que de nuevo nos encontramos ante un tebeo que destaca más por su apartado gráfico (con el estilo de cabezones que tan buenos resultados le ha dado a Vegas) que por una historia donde si Jackson pecaba de exceso, aqui esta parodia lo hace quizás de simpleza.
Para acabar el tomo 22 del comic Fábulas, una serie que tengo que admitir que empecé a leer con absoluto deleite, y que me hizo ver con otros ojos los cuentos clásicos de mi infancia. La idea inicial de Bill Willingham plasmada en unos bellos dibujos por Mark Buckingham (si bien a lo largo de las diferentes entregas ha habido otros nombres implicados en la misma) era sin duda alguna notable, como demostró hasta la resolución de la trama del Adversario (hacia el número 75 de la cabecera americana)

¿El problema? Que desde entonces el nivel "notable" ha bajado a tan solo un simple "correcto", lo cual no está mal pero que ha hecho que su lectura ya no fuera tan destacada como en su origen, si bien las tramas se han ido desarrollando con corrección (ahora que estamos en una época en la que hay tantas adaptaciones de comics tanto en cine como en televisión, es una pena que aún no se hayan atrevido a hacer una serie basada en esta cabecera, ya que esa sería la mejor adaptación que podrian hacer de la misma)

Lo más destacable de la presente entrega, aparte de la tensión que hay entre BlancaNieves y su hermana Rosa Roja, sería el regreso de Lobo Feroz como un despiadado asesino (en un giro que nunca me acabó de convencer, porque los mismos responsables de la serie se jactaron de que las muertes de sus personajes eran permanentes, y no reversibles como en los comics de superhéroes, por lo que si se cargaron a uno principal como este, tenian que haber apechugado con ello)