lunes, 18 de enero de 2016

PESADILLAS, terror literario infantil al estilo de GREMLINS o JUMANJI

Antes de empezar esta crítica tengo que reconocer que en mi juventud no me leí ninguna novela de R.L.Stine, un prolífico autor de relatos de miedo orientados hacia el público joven. No me son desconocidos sus libros, pero cuando veía alguno, el hecho de que fuera terror dirigido al público infantil siempre me hizo descartarlos por prejuzgarlos como relatos muy simplistas (con la mayoria de edad recien superada yo me decantaba más por monstruos más adultos como Freddy Krueger o las obras de terror del también prolífico Stephen King)

De todas maneras el éxito de estas novelas es indudable teniendo en cuenta todas las que hay, lo que propició que la saga se extendiera a televisión, en una serie de la que desconocía su existencia hasta que ahora me he puesto a escribir la crítica de esta película, aunque me aventuro a suponer que siguiera un esquema parecido a La dimensión desconocida o Historias de la Cripta: una presentación de un relato breve de misterio, terror y/o fantasía, siendo autoconclusivos casi todos como tónica general.

Queda por lo tanto claro y conciso que yo no tenía ninguna expectativa previa sobre esta Pesadillas, por lo que decidí verla sin ningún tipo de pretensión, lo cual creo que fue acertado ya que a cambio me encontré con un título que intenta recuperar la esencia del cine infantil de los 80 y 90, tomando como claros referentes a Gremlins y Jumanji (aunque me parece un error el retraso que ha tenido su estreno en España, ya que esta es una película perfecta para Halloween, cuando se estrenó en Estados Unidos, o a lo sumo en Navidad, por su tono de comedia familiar con elementos de miedo. De hecho en principio tenía que haberse estrenado el 4 de diciembre, pero la distribuidora la retrasó hasta finales de enero supongo que para que no quedase superada por el apabullante éxito de Star Wars: El despertar de la fuerza)

Teniendo en cuenta que el anterior título donde habian coincidido el director de esta película y su protagonista principal (Jack Black) era Los viajes de Gulliver (que haría revolverse en su tumba a Jonathan Swift, autor del clásico original) uno podía pensar en lo peor, máxime cuando en el historial de Rob Letterman, el responsable de este film, te encuentras títulos tan discretos como Monstruos contra alienígenas. Pero tengo que reconocer que siguiendo el esquema de Gremlins y Jumanji, como he citado antes, consiguen un entretenimiento solvente aunque sea echando mano de una colección de estereotipos repetidos hasta el hastío (como por ejemplo todo lo de los adolescentes) gracias a ese evidente homenaje al fantástico de serie B caracterizado por muchas de las criaturas que pueblan este film.

Si en mi caso la película ha resultado entretenida, me imagino que también gustará a todos los que conozcan la producción literaria de su autor (que tiene cameo aqui) aunque en mi caso prefiero quedarme con un bastante controlado Jack Black que interpreta a R.L.Stine, el propio autor, que aqui ve como sus criaturas cobran vida real saliendo (literalmente) de las páginas de sus novelas. Teniendo en cuenta lo prolífico de la obra de Stine me hizo gracia el chiste donde se le compara con Stephen King, otro escritor inagotable (lo cual cabrea al personaje de Black, que recordemos que es el propio autor) Destaca también en esta película el trabajo de Danny Elfman (autor de la banda sonora) y Javier Aguirresarobe (que con su fotografía consigue la atmósfera ideal para una historia simple y sencilla. apta para todos los públicos)
=====================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 29 de enero del 2016
  • EL CAMEO: Cuando coinciden el real R.L.Stine (que interpreta al profesor Black) y Jack Black (que sería el R.L.Stine de esta película) en un simpático guiño cruzado.
  • LO MEJOR: El detalle de que las criaturas de los libros salgan de ellos y cobren vida (lo que creo que puede ser un buen incentivo para la lectura en los más pequeños) aparte de que muchas serán reconocidas por los lectores de las novelas originales como por ejemplo Slappy, el muñeco villano principal de esta película.
  • LO PEOR: El evidente tono infantil del conjunto, que hace que por muchos monstruos que pululen por pantalla, ninguno represente una amenaza real o factible.