martes, 5 de abril de 2016

GREEN ARROW (LOS 5 DE ECC), VIOLADA (UNA HISTORIA D'AMOR), EL LIBRO DEL CEMENTERIO 2, RITUALES y FÁBULAS (23): DESPEDIDA


Leidos los cinco números de la ¿colección? de Green Arrow editada por ECC (lo digo por la disparidad del material incluido) que podriamos asumir que sería la que recopila toda la etapa de Jeff Lemire como guionista de la misma, pese a que en el primer tomo es Ann Nocenti la que ejerce dicha función (en el caso del cual no lo parece, porque sin ser malo no hay nada digno de mención en el mismo) Eso cambia a mejor en el segundo tomo, donde se nos presenta al villano Komodo, al que podriamos considerar como la némesis de Green Arrow en un estilo similar a como Kingpin lo es para Daredevil, siendo testigos en este segundo tomo de como le arrebata a nuestro héroe toda su vida tanto con máscara como sin ella (si bien ECC mezcla esta nueva etapa con vestigios de la previa, por el número 0 incluido al inicio de esta segunda entrega) En el tercer tomo (titulado Vértigo) Green Arrow sigue las pistas sobre su pasado que le dió Magus (lo de los tres dragones), lo que le llevará a enfrentarse con el Conde Vértigo, que luego contraatacará a nuestro héroe (a destacar de esta entrega lo bien que se ahonda en la personalidad de este villano, aparte del entretenimiento general que ofrece) En el cuarto nuestro héroe resuelve lo relacionado con la sociedad secreta de los Outsiders (aunque de aqui lo que me gustó es el número inicial enmarcado en los orígenes de Green Arrow) mientras que por su parte en el quinto y último nuestro superhéroe vuelve a Seattle, su ciudad, donde tendrá que hacer frente a un nuevo villano que controla los bajos fondos, asumiendo que ya no está solo en su cruzada (lo único que comparada con la entrega previa esta peca quizás de un final demasiado apresurado) En resumidas cuentas, y si acaso con la excepción del primero, el resto creo que son unos muy entretenidos comics con los que aproximarse a un personaje casi siempre secundario dentro del universo DC, y que ahora vive su mayor esplendor por el éxito de la serie de televisión Arrow.
Otra cosa no, pero del actor Nicolas Cage no se puede decir que se esté quieto, siendo prueba de ello la cantidad de films en los que ha intervenido en los últimos años. El problema radica en que muchos de ellos (alguno podría decir que todos o casi todos) serían lo que se conoce como "alimenticios", tan solo por cobrar y sin importar la calidad final del producto. Es por ello que en cuanto me enteré de que entre sus proyectos estaba volver a la silla de director para hacerse cargo de rodar la adaptación de la novela Violada: una historia d'amor, levantó mi curiosidad, por lo que (al ser una obra muy concisa: 156 páginas) decidí darle una oportunidad.

Quiero pensar que las cosas han evolucionado un poco (al menos un poco) desde el 1996 en que transcurre la acción y el actual 2016: la historia se centra, como su título deja muy claro, en como una joven mujer y su hija adolescente son agredidas, sufriendo la primera una violación en grupo. Cuando se intenta que la justicia vaya contra los culpables, dan comienzo los típicos chismorreos y habladurias (¿no se lo habrá buscado ella?) aunque nuestra sufrida heroina tendrá un salvador (personaje que, sin spoilear nada, parece perfecto para Nicolas Cage aunque puede recordar al que encarnó en Asesinato en 8 mm) En resumen, una novela concreta y concisa.
Si hace unos meses me leí la primera entrega de la adaptación en comic de la novela de Neil Gaiman (que ya me había leido en su momento) El libro del cementerio, ahora ha llegado a la biblioteca como novedad la segunda y última, que también ha sido una de mis más recientes lecturas. En este segundo volumen nuestro joven protagonista ya es un adolescente, pero sus ansias por descubrir mundo se contraponen con el necesario anonimato para continuar vivo, si bien nuestro héroe conseguirá más datos sobre su historia y su verdadera identidad, lo que le llevará a enfrentarse con su destino, en un digno colofón final para una historia recomendable para todo el mundo en general (y jóvenes lectores en particular)

De nuevo estamos ante una obra coral, por lo que varios autores se encargan de los capítulos 6 al 8 incluidos en este volumen: en primer lugar tenemos el dibujo de David Lafuente, mientras que del séptimo (el más extenso) se hace cargo Scott Hampton. En cuanto al octavo y último, este nos ofrece unas preciosas ilustraciones llenas de melancolia (no en vano es el final de la infancia de nuestro joven héroe y su inicio como hombre adulto) que corren a cargo de P. Craig Russell, Kevin Nowlan y Galen Showman. En resumidas cuentas, y junto con la primera entrega, forman una destacable adaptación al comic de la entretenida obra de Neil Gaiman.
Hace poco descubrí en las bibliotecas a ese gran autor que es Álvaro Ortiz del que reseñé dos obras suyas. Ahora ha llegado el turno de la más reciente, titulada Rituales, que se centra en multitud de historias en diferentes épocas y con variados personajes (aunque algunos repiten) que tienen como nexo común una misteriosa estatuilla fálica de origen desconocido.

Como en sus anteriores trabajos, esta Rituales desprende un tono de realidad bizarra, porque al mismo tiempo que lo que te plantea lo ves como lo más natural y factible, ello no priva para que se incluyan detalles ambiguos o perturbadores, que provocan una incertidumbre e intriga en el lector que lo atrapa sin remedio hasta que ha completado la lectura de esta obra (pese a que son muchas las preguntas planteadas y pocas las respuestas que nos ofrece el autor)

Plagada de curiosos detalles que harán esbozar al lector más de una sonrisa (al mismo tiempo que complementan y enriquecen las ingeniosas historias planteadas que giran alrededor de la misteriosa estatuilla que sirve de nexo central) este comic confirma sin dudas que Álvaro Ortiz es un gran autor que sabe dar ese toque personal (y de calidad) a su obra, ya que sin duda esta Rituales está al mismo nivel de sus trabajos previos.
Desde que la descubrí tengo que reconocer que el comic Fábulas me ha hecho pasar muy gratos momentos (no en vano estamos hablando de la serie más longeva del sello Vértigo de DC) entre los que destacaría sin duda sus primeros 75 números USA, que son los que engloban la extensa saga del Adversario.

A partir de ahi la serie ha mantenido un nivel correcto, hasta llegar a este definitivo final que tiene lugar aqui, dejando para el recuerdo momentos inolvidables así como multitud de seres y personajes carismáticos (no en vano, para los que no la conozcan, hay que recordar que esta serie se ha nutrido de los innumerables personajes que pueblan los cuentos clásicos de nuestra infancia, llevándolos hasta nuestro mundo "real")

Sin llegar al notable nivel inicial (al menos en mi humilde opinión), la serie ha sabido mantener el interes, todo ello gracias a la labor en los guiones de Bill Willingham y de un soberbio dibujo a cargo de Mark Buckingham (si bien desde que se inició en 2003 han pasado por ella otros artistas, que son citados en el tramo final de esta última entrega) Ahora lo que más justicia le haría ahora sería ser adaptada como serie de televisión (y tendrian material para varias temporadas) aunque la existencia de la muy parecida Érase una vez lo hace bastante dificil.