domingo, 8 de mayo de 2016

Y para rematar... ¡¡¡también estuve en la conferencia de FRANK MILLER!!!


El destino quiso beneficiarme y además de las firmas de Frank Miller (que ya he citado) del viernes 6, el sábado 7 también fuí uno de los agraciados para la conferencia del citado autor, en una inmensa sala del Palau de Congressos donde al final hubo espacio para los 850 (0 900) ganadores (de los cuales yo fuí el 530 según mi ticket de entrada, otra cosa más que me guardo de recuerdo) Aparte de Frank Miller (con su clásico sombrero) también estaba Brian Azzarello (a la izquierda de este) y hay que decir que aunque nos hicieron esperar fuera (y encima el clima del día no acompañaba, pese a estar ya en mayo) en una cola que nada tenía que envidiar a la que tuvo Ibañez (el otro homenajeado del Salón) se mostraron amenos y muy explícitos a las preguntas de los presentes, entre los cuales surgieron temas tan actuales como Donald Trump o la película Batman v Superman (por los elementos que coge del clásico comic de Miller de 1986)

No sabía yo que harían fotos del público asistente (aparte de que cuando entré pensé que mejor no acercarme mucho a las primeras filas porque estaría ya colapsado) pero de la imagen bajo estas líneas digamos que yo estaba donde la flecha azul (el principio de la flecha, en el lado contrario de butacas, está en el carrito de una que entró con su chiquillo, que lo llevaba disfrazado de Spider-Man) Un saludo también para Maria Jose, bibliotecaria de Francesc Candel, que también estuvo e incluso le hizo una pregunta a Miller: por la biblioteca me pasaré, porque los comics ganadores de la edición de este año (más por este enlace) han sido Els fantasmes de Gaudi (mi reseña por este enlace) y El botones de verde caqui (que ya valoro como próxima lectura de biblioteca)



Por cierto, cabe citar que valoré comprarme el integral de 13 Rue del Percebe para que me lo firmara Ibañez, pero cuando ví que dos horas antes de que empezara su sesión de firmas ya había tantas personas casi que como para lo de Miller al final desistí (máxime cuando escuché un comentario de que por Sant Jordi suele firmar en las Ramblas y la cola no es ni una cuarta parte de lo que se lía aqui. Ya probaré en otra ocasión)