jueves, 1 de septiembre de 2016

BEN-HUR (2016), un evidente descalabro de proporciones épicas

Han sido varias las versiones que ha tenido Ben-Hur pero para todo el mundo la más emblemática es la de 1959 dirigida por William Wyler y con Charlton Heston en el papel principal. No por nada el citado film consiguió ganar 11 Oscars, algo todavía no superado por ningún título posterior (Titanic y El retorno del Rey tan solo igualaron esa marca), por ello el realizar un remake se antojaba una pésima decisión, ya que estamos hablando de un título mítico del Séptimo Arte (en mayúsculas) La cinta de 1959 recuerdo haberla visto varias veces en televisión hace años, me he leído la novela en la que se basa en mi época de colegial, e incluso mi madre cree recordar que la vió de estreno en su momento, aparte de repetir en posteriores pases televisivos.

Asumiendo el no tener reciente ninguno de los hechos citados, aunque guardando un grato recuerdo de los que me atañen, me atreví a darle una oportunidad a este remake que se ha convertido sin problemas en el mayor descalabro entre los blockbusters de este verano (una época en la que antes se sumaban los éxitos pero que en este 2016 ha dado algunos fiascos que no han cubierto expectativas debido a sus altos costes) Ante las cifras tan disparatadas que en ocasiones se gastan para "supuestos" éxitos asegurados yo me pregunto si es que les sobra el dinero o alguna cosa así, ya que me parece increible que no se den cuenta de lo que la gente quiere (y lo que no) antes de crear mastodontes de celuloide como en este caso que se estrellan sin remedio en la taquilla (sin haberles ido tan mal como a la presente Ben-Hur, las nuevas versiones de este año de Cazafantasmas y Tarzán son dos ejemplos de películas que esperaban que fueran más rentables, teniendo el lastre de sus grandes y excesivos presupuestos: 144 y 180 millones de dólares respectivamente)

Siendo magnánimo, al no tener recientes ni la lectura de la obra literaria ni el clásico de 1959, soy el primero en reconocer el GRAN ERROR de darle un proyecto así a un director cuyas obras hasta la fecha (y siendo MUY benévolo) solo se pueden catalogar de mediocres (lo más minimamente decente sería su adaptación del comic Wanted, y aún asi se parece a la obra en la que se basa lo mismo que un huevo a una castaña) El otro error más evidente estaría en los dos protagonistas de su elenco, a cual más soso e insípido: por un lado Jack Huston pretende que olvídemos el férreo trabajo de Charlton Heston, quedando a años-luz de distancia, aunque peor me lo pones con Toby Kebbell (el nefasto Doctor Muerte de los fallidos 4 fantásticos) cuyo caprichoso y estúpido Messala hace añorar al de Stephen Boyd en el clásico del 59.

Lo jocoso (si es que se puede decir eso) es ver como Morgan Freeman pasea por ahi en algunos momentos con unas pintas que parece el Rey Baltasar (¿donde se habrán quedado Melchor y Gaspar?) porque él es el único que parece darse cuenta del disparate donde se ha metido. Incluso resulta curioso que siendo este remake mucho más ajustado en su metraje que la película de 1959, haya momentos que aburren a las piedras (hasta lo más mítico, la carrera de cuádrigas, te deja frio y sin emoción ni pasión de ningún tipo, siendo resuelta como si esto fuera una película con Vin Diesel) El único que se podría salvar de este desastre sería Rodrigo Santoro como Jesús, aunque mientras lo veía no dejaba de recordar que él también ha sido Xerxes en las dos entregas de 300, pero ni aún así se justifica una inclusión metida con calzador en exclusiva para contentar a los sectores más católicos de su esperado público (uno de los posters del film ya lo deja bien claro, aparte de lo nefasto que es en si mismo)

La historia, como tal, está reducida a su mínima expresión para ofrecer al espectador del siglo XXI un producto sencillo y fácil de asimilar, en el que desde su inicio ya se le nota un excesivo maniqueismo (los buenos son muy buenos, los malos son muy malos) En cuanto a su ambientación, lo mismo resulta más o menos aceptable para lo que se han gastado en ella (100 millones de dólares ha costado este Ben-Hur, los cuales serán muy dificiles de rentabilizar) que en algunos momentos deviene cutre e incluso me atrevería a decir que anacrónica. Tras la carrera de cuádrigas pensaba que ya se acababa, pero ahi comienza un tramo final que no solo bordea el ridículo sino que encima, y pese a todo lo ocurrido, deja el statu-quo de los protagonistas digamos que más o menos inalterable.

Tanto follón y al final para nada.
=====================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 2 de septiembre de 2016
  • LO MEJOR: Que pese a todo sea tan solo "mala", sin llegar a "horrible" (hay pequeños detalles que la salvan del cero absoluto, dejándola en un 1 sobre 10)
  • LO PEOR: Casi 60 años después aún se recuerda la de Charlton Heston (¡por algo será!) mientras que el recuerdo de esta quedará diluido mucho antes, ya que su mediocridad habla por ella misma.