miércoles, 21 de diciembre de 2016

PASSENGERS, romance sideral con CHRIS PRATT y JENNIFER LAWRENCE

¿Hay espacio para la innovación actualmente? Vista la presente película de Passengers uno tendría serias dudas, porque estamos ante un muy entretenido título (eso nadie lo duda) pero que recuerda en momentos puntuales a muchos otros films mejor desarrollados que este (que no citaré para no levantar luego falsas expectativas; porque que quede claro que ésta dista de ser la notable película que podría haber sido, aunque tampoco diré por ello que sea un bodrio), siendo su más clara similitud el clásico de la literatura Robinson Crusoe (aqui en vertiente espacial) entre otros muchos géneros por los que transita este film, de manera mejor o peor, aunque el más evidente sea el romántico.

Porque si, hay que decirlo tal cual y no llevar al espectador a engaños: esto ES una película romántica (la mayoría del rato) envuelta en una historia de ciencia-ficción (como bonito papel de regalo) a la que le han dado chispas de comedia y drama (con mayor o menor acierto), algunas pinceladas de aventuras (evidentes en su segundo tramo), un ligero toque de cine de catástrofes (con todo lo del follón que se lía en su último tercio) y un poco (tan solo un poco, apenas un leve toque) de crítica sobre las diferencias sociales, que es donde creo que debería haber ahondado más, mientras que se decanta por lo espectacular (de lo que no me quejaré) pero sin duda alguna más tópico (vamos, que se han ido por la senda de lo esperado, sin arriesgar demasiado)

El tramo inicial hay que admitir que está logrado: vale que es la típica historia donde un superviviente se queda aislado de la civilización, pero su planteamiento resulta curioso (este Robinson Crusoe espacial no se queda tan desamparado como el literario) y está desarrollado de una forma correcta: de hecho creo que se podría interpretar como una crítica hacia el materialismo de la sociedad actual, en donde al final llega a un punto que el individuo, al tener todo lo que desea disponible, no le da valor a nada (claro en los momentos previos a la entrada de ella), aunque algunos también pueden argumentar que el ser humano es una especie social por naturaleza, no estando en la misma el vivir en soledad (de ahi la decisión de él, y las evidentes dudas que le provoca) A eso se añade la diferencia entre clases sociales, que se evidencia en los privilegios de los que gozan los dos protagonistas, y en donde se podría haber ahondado en porque algunos tienen derecho a algo y otros no según su escalafón social (eso se verá también cuando entra en escena el tercer personaje HUMANO en disputa, también mera excusa para conseguir entrada en donde aún no habían podido pasar, preguntándose el espectador la necesidad de desaprovechar así a ese actor viendo lo que luego hacen con él)

Pero de repente lo que había sido un film romántico en un entorno de ciencia-ficción más o menos curioso y llamativo se pone a ser otras cosas que ni necesitaba ni eran necesarias, tan solo para darle un toque espectacular que pueda vender la película (lo que reitero en insistir que aqui no está mal... pero yo pido que una película no solo me entre por los ojos, sino que tenga algo sustancial que la preserve en mi recuerdo) Eso se hace evidente en el momento en que entra en escena el tercer personaje humano citado antes (porque hay otro robótico en cierta barra de bar que recuerda a la de El resplandor, aunque el terror no es un género que toque este film) cuya presencia es meramente testimonial para, como he citado antes en los privilegios según el estrato social, que los dos protagonistas puedan tener acceso adonde no podían (eso si, lo peor sería otro conocido actor que tiene UNA ÚNICA escena al final donde además NO DICE NADA, lo que te hace dudar para que se molestan en ponerlo, a menos que sea un simple cameo)

Como es natural los efectos visuales son portentosos, e incluso hay alguna escena que casi calificaría de sublime (como en el tramo inicial, cuando el personaje de Chris Pratt tiene que enfrentarse a la soledad: atención a su frustrado intento de acabar con todo) pero si esta película será recordada es por su pareja protagonista, cuya química sería equivalente a la de Tom Hanks y Meg Ryan (porque insisto, este film es romántico, aunque no se hace empalagoso en el tema como algunos de los títulos del citado duo) Passengers resulta al final un título entretenido si no pones muchas expectativas, donde lucen palmito dos de los más destacados actores que ha dado el star-system de Hollywood en los últimos años (ambos hermosos y bellos) en una historia cuyo idea sin duda daba para algo mejor, pero que no llega al nivel de muchos clásicos de ciencia-ficción a los que sin duda recuerda (que no son pocos), quedándose tan solo en un simple entretenimiento.
=====================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 30 de diciembre de 2016
  • LO MEJOR: Resulta un entretenimiento solvente si no hay muchas expectativas.
  • LO PEOR: Te deja con la sensación de que podría haber dado más de si.