viernes, 20 de enero de 2017

EL LIBRO DE SHERLOCK HOLMES y LOS CUATRO DE BAKER STREET (2)

De todos es conocido el mítico personaje de Sherlock Holmes; el detective más famoso de toda la historia puede que sea también el que más veces ha sido adaptado a todo tipo de formatos y al que más actores han dado vida. Como es lógico, en este libro se deja constancia de ello, pero no deja de ser un apéndice que se complementa con otros en los que analizan los métodos del personaje o la situación histórica en la que vivió, aunque lo importante y meritorio no es nada de eso...

El canon para los fans del personaje son los 56 relatos cortos y las 4 novelas que de él escribió Arthur Conan Doyle y en este libro se hace el mejor y más grande desglose de todos y cada uno de ellos, analizando hasta el detalle más pequeño e intrascendente, por lo que sin duda creo que estamos ante el más extenso y laborioso análisis al detalle de la obra original (al menos que yo conozca y/o me haya leído) El presente libro, repleto de esquemas, ilustraciones y citas memorables resulta tan profundo como ameno, quedándo quizás un poco corto en los apéndices citados al principio (que por su extensión igual daban para otro volumen tan gordo como este o más), aunque siendo sin duda excelente en el resto.
Siguiendo con el mismo personaje ahora le toca el turno al segundo album de Los cuatro de Baker Street (del que me leí el primero hace pocas semanas), el cual me confirma todas las virtudes que ya cité en referencia al previo. En esta ocasión se recopilan los tomos 3 y 4 de su edición francesa, titulados El ruiseñor de Stepney y Los huérfanos de Londres.

En el primero de los relatos nuestros cuatro héroes reciben el encargo por parte de Sherlock Holmes de vigilar a un joven heredero que pasa las noches en cierto tugurio del East End de Londres, pero lo que a priori se presentaba como algo sencillo se complica cuando se enteran de que las visitas vienen motivadas por estar enamorado de la hija del dueño de ese local, el cual está siendo extorsionado por un cruel delincuente. En esta historia se sigue un esquema similar al de las del anterior tomo con una aventura vibrante y de ritmo trepidante, pese a lo cual todos los personajes tienen su poso de importancia, incluyendo un Holmes que será vital en el desenlace de la trama.

Por su parte el segundo ya no sigue esa tónica tan procedimental, al centrarse en el impacto que tiene sobre este cuarteto cuando se enteran de la muerte de Sherlock Holmes en su combate con Moriarty en las cataratas de Reichenbach: eso les llevará a disgregarse mostrando como cada uno intentará sobrevivir en las duras calles del Londres victoriano. Eso se usa de manera acertada para centrarse más en los personajes y profundizar en ellos, sin amilanarse a la hora de mostrar otras discriminaciones y abusos que había en aquella época contra ciertos sectores desfavorecidos de la sociedad.

No hay comentarios: