domingo, 15 de enero de 2017

WONDER WOMAN (AGALLAS, HIERRO, GUERRA, HIKETEIA y TIERRA UNO)

En la biblioteca decidieron completar, algo de lo que me alegro, toda la etapa de Brian Azzarello y Cliff Chiang a cargo de Wonder Woman, por lo que le pude hacer una relectura al inicial (Sangre, ya reseñado por este enlace) tras el cual leí, por este orden, Agallas, Hierro y Guerra.

De esta etapa había leído referencias muy buenas pero, como todo en esta vida, hasta que uno no lo prueba no sabe si le gusta o no, pero pensé que si mantenía el estilo del primero, raro sería que no me gustara. No iba equivocado: son sin duda unos muy buenos y recomendables comics.

Como suele ocurrir, me imagino que no es lo mismo haber leído esta serie mes a mes que hacerlo toda del tirón como he hecho yo ahora: a nivel básico podriamos decir que todo gira en torno a como Wonder Woman se propone proteger a una chica embarazada del hijo ilegítimo de Zeus, lo cual derivará en que se crucen por su camino multitud de personajes que le llevarán a vivir varias aventuras en diferentes escenarios. Pero lo que podría haber sido tan solo una sucesión de comics narrados con mayor o menor acierto se convierten en toda una sorpresa (al menos para mi, que a priori NO he sido nunca fan de Wonder Woman) viendo como Azzarello consigue una caracterización de personajes y un desarrollo de los mismos realmente notable, sin que se pueda decir que ninguno de ellos está de mero relleno y dotándolos a todos de su merecida importancia y sus propias motivaciones (me gustó especialmente todo lo relacionado con Hades -tanto el personaje como su inframundo-, o la retorcida Discordia, haciendo méritos para su nombre)

Es verdad que por muy buena que sea la historia, si no te entra por los ojos es dificil que te convenza, pero ahi también es un acierto el trabajo de Cliff Chiang, que congenia a la perfección con el tono que Azzarello le quiere dar al relato (donde no hay ese maniqueismo que uno asociaría con la Princesa Amazona y su universo, porque muchos de los personajes que circulan por estas páginas pueden parecer villanos pero no serlo del todo, y viceversa), logrando una magnífica conjunción entre acción y drama a lo largo de toda la saga, sin innecesarios excesos visuales y con una narrativa sencilla, fluida, clara y concisa. He de admitir que me ha parecido un acierto toda la modernización que se hace de los dioses y la cultura griega en una saga de una calidad (en los guiones) y una elegancia (artística) realmente notable con un agradecido tono adulto que logra al final que estemos ante una etapa magnífica la llevada a cabo por el duo Azzarello-Chiang.

Las fichas editoriales de estos tomos las teneis por este enlace (los tres aqui reseñados más el ya leído de Sangre), por su parte las fichas de la biblioteca las teneis por este otro (los comics aqui reseñados así como la primera vez que se editaron en este pais, ya que Sangre, Agallas, Hierro y Guerra serían sus recopilaciones en tomo) NOTA: En febrero de 2017 saldrá Carne, el siguiente (aunque yo pensaba que acababa la etapa al acabar con un claro FIN el tomo de Guerra) que supongo que en poco llegará a la biblioteca.

Continuando con Wonder Woman el siguiente comic que me leí sería el de Hiketeia, que en su edición en español por parte de ECC ha salido con el erróneo título de Batman-Wonder Woman: Hiketeia, cuando es la Princesa Amazona la protagonista de la historia, siendo Batman aqui un mero secundario y antagonista en la acción (de hecho el título original de la obra no trae para nada al alter-ego de Bruce Wayne)

En esta historia autoconclusiva todo gira sobre un antiguo ritual griego (el del título) por el cual si alguien te solicita ayuda te haces protector de dicha persona. En este caso una joven que ha cometido una serie de asesinatos solicita el amparo de Wonder Woman, que tendrá que lidiar contra Batman, que es quien persigue a la asesina (todo ello bajo el ojo de las Erinias, que son las protectoras de que Hiketeia se cumpla, o en caso contrario de impartir el justo castigo) 

La sensación que me deja este comic es de una buena historia pero que se me hace muy breve, porque cuando se saben los motivos de la joven que ha acudido a Wonder Woman los mismos estan justificados (aunque por encima de la ley), lo que lo ciñe todo a si la justicia es más justicia por medios oficiales o fuera de ellos, representados por Batman y Wonder Woman (esta cumpliendo el Hiketeia del título) La razón yo se la dí a ella, sobretodo tras saber sus motivaciones, pero al final te queda la sensación agridulce de que fuera el que fuera el camino escogido, todos llevan a la perdición, pese a lo cual no negaré que en este comic queda bien retratado el caracter reflexivo, noble y piadoso de Diana de Themyscira (el alter-ego de Wonder Woman) en una historia acertada y entretenida.
Para seguir con los comics leídos de la Princesa Amazona de DC ahora le llega el momento al de Tierra Uno, una actualización del origen del personaje (otro más) en el que me encontré el handicap el ser contradictorio con justo los primeros tebeos reseñados en este mismo post (¿en qué? pues en el padre de ella, famoso en ambas pero sin ser la misma persona -decir más sería spoiler-, lo que me convenció más en el caso de Azzarello que no aqui en el de Grant Morrison)

De todas maneras mentiría si dijera que este comic no es entretenido, porque aunque su trama se puede quedar corta en muchos momentos, eso queda suplido por un apartado gráfico genial y realmente espléndido, donde Yanick Paquette nos deleita con las mayores bellezas femeninas que he visto en viñetas en mucho tiempo. Aún así se le puede achacar cierta visión machista a como se muestra la Isla Paraiso de origen de Wonder Woman, y se hace poco creíble un lugar así en pleno siglo XXI, aislado y sin interferencias del mundo actual.

Asimismo la propia rebeldía de la protagonista en pos de conocer nuevos horizontes (y no quedarse anclada en tradiciones milenarias) se me antojó más típico de una princesa Disney (sobretodo de las más recientes y rebeldes con el patriarcado, en este caso matriarcado) que de una heroina como esta. No es lo único, porque su encuentro con Steve Trevor, el primer hombre que ve en su vida, se me hizo muy similar al primer encuentro entre Tarzán y Jane, tan solo que intercambiando los roles (y eso por no hablar de unos secundarios que rozan el más básico estereotipo, evidente en las chicas que van con ella en su viaje de descubrimiento)

Esto de Tierra Uno (del que ya me he leído otros como el de Superman), supongo que hay que enfocarlo como lo fue la cabecera Ultimate en Marvel, pero sin haber leído el origen oficial de Wonder Woman esta actualización se me hace tan solo entretenida, por esos detalles que quizás hace 70 años funcionaban pero que ahora resultan anacrónicos.
En este punto hago un inciso de reseña, porque cuando me leí el comic ¿Quien es Wonder Woman? me dí cuenta de que ya me lo había leído hace un tiempo, en la edición anterior de Planeta, bajo el título Wonder Woman: Un año después cuya reseña correspondiente la teneis por este enlace. Por eso que para no repetir mi opinión (aunque ahora ya me suenen más ciertos personajes que igual no acababa de encajar la primera vez que me lo leí, como Steve Trevor) os remito a lo que ya dije en su momento (que total fue hace apenas unos meses y mi valoración general sigue siendo la misma)