viernes, 5 de octubre de 2018

ALIENCICLOPEDIA: LOS EXTRATERRESTRES MÁS MEMORABLES DEL CINE, BATMAN: CIUDAD SECRETA y BATMAN: MANBAT (reseñas)

De los mismos responsables del libro sobre James Cameron que me he leido hace poco tiempo también he podido disfrutar de su Alienciclopedia, una muy amena obra que bajo el subtítulo de Los extraterrestres más memorables del cine hace una selección de algunos de los seres de otros mundos que a través del cine hemos conocido. Se podría discutir la no presencia de las múltiples criaturas que pueblan los universos de Star Wars y Star Trek, pero en el prólogo ya se indica su ausencia, avisando de que ambas franquicias darían para rellenar libros ellas solas, lo que resulta coherente.

Las fichas en las que están desglosadas las películas que han seleccionado constan de varios apartados que vendrían a ser los siguientes: Raza alienígena, Planeta de procedencia, como sería su aspecto en Descripción física, Inteligencia, Poderes, capacidades o armas y luego la Historia y los Datos del film. Pese a que este desarrollo en esquema pueda sonar repetitivo a lo largo de sus 237 páginas, el resultado es tan simpático como ameno.

En la selección puede haber decisiones discutibles sobre el hecho de la aparición (o no) de tal o cual título, algunos de ellos relacionados con otros que si se citan (por ejemplo en el caso de remakes) También es cierto que en algunos casos la doble página dedicada a cada título puede saber a poco, ya que solamente amplian hasta las cuatro con ejemplos muy específicos (como las sagas de Alien, Men in black y Transformers) De todas maneras el hecho de estar desarrollado en un tono muy desenfadado, además de una edición realmente destacable, lo convierte en una lectura muy divertida y curiosa, con la que el lector recordará muchos de los films que se citan, descubrirá otros y (en resumidas cuentas) tendrá una amplia visión de las criaturas de otros planetas que nos han visitado desde las pantallas de cine en las últimas décadas.
Nada es eterno en el mundo de los comics de superhéroes, y cada equis tiempo suele haber una reactualización sobre sus conceptos más básicos de cara a hacerlos más afines al público actual. Esto viene a colación porque para muchos el relato canónico sobre el origen de Batman sería el Año Uno de Frank Miller, si bien su condición de ser un comic mítico no tendría que enturbiar planteamientos diferentes sobre el esquema en el que se mueve. Vamos, que resulta absurdo un nuevo reinicio para Batman, pero si nos abstenemos de enrocarnos en dicho planteamiento, se puede disfrutar bastante de lo que nos cuenta Ciudad Secreta.

Tengo que admitir que me decanté por este comic tan solo porque era de Batman, y desconocía por completo que era un nuevo reboot del personaje, pero a medida que lo iba leyendo sin duda lo iba disfrutando más de lo que creia, siendo ahora la única lástima esperar a su continuación, ya que este sería el inicio de un arco argumental mayor titulado Año Cero, en el cual quedarán explicados detalles como el prólogo que nos situa en una Gotham de tintes selváticos.

Muchos son los detalles a destacar de este comic ya que el guión de Scott Snyder es realmente remarcable, logrando que se mantenga el interés del lector en todo momento. A ello ayuda de manera soberbia el apartado gráfico de Greg Capullo, el cual se demuestra del todo adecuado para el tipo de historia que nos están narrando, con detalles tan evidentes como esos rasgos de este joven Bruce Wayne, más suaves de lo que nos tiene acostumbrados, así como más coherentes con su poca experiencia en aquel momento en su lucha contra el crimen. En este nuevo comienzo la amenaza la marca Capucha Roja y su banda, con lo que los expertos ya sabrán que por ahi se puede estar cociendo el origen del Joker (o eso quiero suponer), a lo que se añade un Acertijo que resurge en su tramo final. En resumidas cuentas estamos ante un comic de Batman que podriamos tildar de innecesario pero pese a lo cual resulta muy convincente.
Seguimos con Batman, en esta ocasión en un comic de esos que circula por mundos alternativos (fuera de la continuidad), lo que permite a sus responsables disponer de una cierta libertad que de la otra manera no tendrían (vendría a ser el equivalente a los What If de Marvel: personajes muy conocidos en hipotéticas historias no ligadas a la línea temporal oficial de los mismos) En este caso se junta al muy popular Batman con un villano que vendría a ser su versión opuesta, un Manbat que, continuando con las semejanzas, podría ser como el equivalente al Lagarto de los comics de Spider-Man, sólo que en este caso no se transforma en reptil sino en murciélago humanoide.

Al igual que su equivalente en Marvel, detras de la criatura tenemos a un científico de esos que puede tener mejores intenciones que los resultados que luego obtiene. Eso es lo que le pasó a Kirk Langstrom al probar en si mismo una fórmula desarrollada para dotar a los seres humanos del sónar de los murciélagos, pero que falló convirtiéndolo en Manbat.

Supongo que por el relativo efecto "capicúa" entre el nombre de estos dos personajes se podría tildar al villano de némesis de nuestro héroe, si bien creo que lo justo en el caso de Batman sería el Joker. Admito que con este villano he leido pocas historias, y ninguna muy destacable, por lo que aunque esta sea "alternativa" tampoco eso la hace más buena, si bien sin duda resulta bastante entretenida. El problema radica en que el guión de Jamie Delano sería bastante simple (que no desechable), destacando mucho más en su apartado gráfico, donde John Bolton consigue transmitir de una manera muy acertada las dosis de inquietud que provoca Manbat y todo lo que en este comic le rodea. Digamos que, en resumidas cuentas, este Batman: Manbat es en su base un típico comic de los noventa, con la salvedad de un resultado final más salvable que mucho de lo que generó dicha década en las viñetas.
  • Ficha editorial por este enlace, ficha de la biblioteca PENDIENTE DE ACTIVAR

1 comentario:

Yose Abramovic dijo...

This really answered my downside, thank you! gsn casino slots