sábado, 15 de enero de 2011

AMOR Y OTRAS DROGAS con JAKE GYLLENHAAL y ANNE HATHAWAY

FICHA TÉCNICA

Título: Amor y otras drogas
Título original: Love and Other Drugs
Dirección: Edward Zwick
País: Estados Unidos
Año: 2010
Fecha de estreno: 14/01/2011
Duración: 110 min.
Género: Romance, Comedia
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Reparto: Jake Gyllenhaal, Anne Hathaway, Oliver Platt, Hank Azaria, Josh Gad, Gabriel Macht, Judy Greer, George Segal, Jill Clayburgh, Kate Jennings Grant
Guión: Marshall Herskovitz, Edward Zwick, Charles Randolph
Distribuidora: 20th Century Fox
Productora: Fox 2000 Pictures, Bedford Falls Productions, New Regency Pictures, Stuber Productions, Regency

SINOPSIS

Maggie (Anne Hathaway) es una joven libre de ataduras que no se deja dominar por nada ni por nadie y que, por tanto, se toma las relaciones sentimentales muy a la ligera. Pero su concepción de la vida cambia radicalmente al conocer a Jamie (Jake Gyllenhaal), un farmacéutico capaz de engatusarla igual que hace con sus clientes. Ambos caerán de rodillas por el embrujo de la droga más poderosa que existe: el amor. Y es que es imposible luchar contra la voluntad del corazón.

CRÍTICA

Las comedias románticas hoy en día no asombran ni sorprenden: desde que en 1990 Pretty Woman se convirtió en un éxito de taquilla han sido tantas (pero tantas, tantas, tantas) las películas que han entrado dentro de ese género, que es muy dificil (por no decir casi imposible) que un film de esas características pueda sorprender (e incluso entretener) Pero siempre hay excepciones, y aunque con ello tampoco admito que sea una obra maestra (algo que el film tampoco busca), si que puedo admitir que quien se decante por ver Amor y otras drogas no se sentirá decepcionado.

En un film de este estilo el mayor mérito recae en la pareja protagonista: muchas son las ocasiones en las que se han unido en pantalla a dos nombres más o menos célebres pero cuya "química" de cara al espectador es bastante escasa (el ejemplo más reciente que se me ocurre sería The tourist con Johnny Depp y Angelina Jolie). Eso no ocurre aqui, porque el mayor acierto es enfrentar a Jake Gyllenhaal y Anne Hathaway, ya que ambos funcionan a la perfección, dotando en cada momento a la historia de lo que precisa (sea amor y/o comedia) con unas dosis de ironia y encanto como las de parejas clásicas del Séptimo Arte... aunque con reservas.

El motivo del cambio respecto a cánones clásicos en el tema de los protagonistas radica en el propio origen de la relación entre ambos, ya que mientras que en las comedias románticas el chico suele ir detrás de la chica (o viceversa) no produciéndose escenas de sexo (o lo que podriamos llamar la culminación del amor) hasta la parte final (e incluso más sugeridas que mostradas) aqui es a la inversa. O sea (para entendernos), no se conocen primero y follan después sino que la fornicación es lo que da paso al progresivo amor, planteando una curiosa variante a un esquema clásico, lo cual dota al film de parte de su atractivo y novedad inicial (aparte de poder disfrutar de los cuerpos desnudos de ambos protagonistas, siempre hasta los límites lógicos tanto del pudor como de una producción de estas características).

En cuanto al título de la película el mismo hace referencia a la enfermedad de ella (y tranquilos que no suelto ningún spoiler, porque nada más aparece en pantalla ya lo citan) que le provoca la ingesta de medicamentos para el control de la misma, que es lo que le lleva a conocer al protagonista masculino, un representante de productos farmaceuticos que le echa todo el morro posible a la vida, no pudiéndose quejar en cuestiones de sexo, tal y como le reconoce su hermano en la ficción en un momento de la película (sus palabras exactas son Jamie, si ganaras dinero follando serias más rico yo) Con esos elementos Hollywood muchas veces ha caido en la sensibleria pero eso no ocurre aqui, al menos no mucho hasta su tramo final, donde los tópicos ya son más visibles, pese a lo cual uno lo admite, primordialmente por lo mucho que se ha disfrutado en los dos primeros tercios del film.

Otro detalle que da juego en la historia es que en el fondo lo que se retrata aqui es la historia de un vendedor de pastillas en el momento en que salió el más famoso fármaco de los últimos tiempos. Hablo (claro está) de la Viagra, con lo cual en una historia con referencias explícitas al sexo la inclusión de dicho elemento nos da también momentos hilarantes (y mejor resueltos que los vistos en Ahora los padres son ellos, en algunos casos bastante similares). Pese a todo resulta quizás demasiado exagerada la diferencia entre los dos hermanos protagonistas (aunque la fogosidad sexual de ambos está fuera de duda) porque en algunos momentos se exagera demasiado al "digamos" hermano "feo" frente al "guapo", realzando más los valores de este último.

En resumidas cuentas, Amor y otras drogas resulta una agradable sorpresa dentro del género de las comedias románticas con una pareja con química que funciona a la perfección y dos tercios iniciales donde la demoledora crítica que se hace sobre el sistema sanitario estadounidense es digna de mérito (¡y luego nos quejamos de la Seguridad Social española1). La lástima está en que pese a que funcione, el tramo final ya cae más en los arquetipos, bien engarzados en lo planteado previamente pero que circulan por terrenos más conocidos para el espectador (aunque también se podría pensar que lo realmente fuerte le viene a él ahora cuando lo de ella vaya empeorando).

LO MEJOR: La pareja protagonista, el tono en el que se desenvuelve la historia y los dos primeros tercios del film (los más novedosos dentro del género al que pertenece).

LO PEOR: El tramo final se puede acusar de previsible pero aún así consigue no desentonar mucho con todo lo visto previamente.

6 comentarios:

videodromo dijo...

Coincidimos una vez más mi estimado Chacal. Esta película posee momentos geniales, todos situados en los dos primeros tercios del film.

videodromo dijo...

¿A qué te ha molado la sesión de carne? Si ya lo sabía yo ;)

Chacal (Oscar Ferrer) dijo...

La sesión de carne muy destacable en ambos casos (en el caso de ella esto me ha recordado a cuando Julie Andrews hizo lo mismo en no-me-acuerdo que título para quitarse la imagen mojigata que le había dado Mary Poppins y Sonrisas y lágrimas)

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Me he quedado sin coche, lo que duplica el tiempo que me lleva acudir a un pase, así que me dió palo a ir al de esta película.

Dicho esto, pocas películas románticas recientes las consideraría buenas, aunque algunas se me han hehco entretenidas. Si ésta dices que es buena, tendré que echarle un vistazo, aunque sólo sea por su pareja protagonista y por el director (curioso que se meta en este género)

Saludos ;)

Chacal dijo...

Pliskeen, este "buena" mia equivaldría a un 7 o 7,5 sobre 10, tampoco quiero que vayas con unas grandes expectativas porque igual se te queda corta. Pero si vas con las expectativas mínimas para una película de su género, entonces es cuando te convencerá más.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Esa es, más o menos, la nota que yo le pongo a una buena película.

;)