jueves, 23 de enero de 2020

MS SPIDERMAN: EL FANTASMA DE JEAN DEWOLFF, YIN Y EL DRAGÓN, varias grapas, MUNDO SALVAJE y MS DAREDEVIL: LADY BULLSEYE


Como me aficioné a Spider-Man por los dos famosos coleccionables rojo y azul de Planeta a principios de siglo, lo que allí salió para mi es lo clásico del personaje, ya que aprendí a conocerlo con ello. Por eso escuchar el nombre de Jean DeWolff me lleva a recordar al citado personaje, emblemático en aquella época y que murió a manos del Comepecados. Pero como en el universo Marvel es raro que los difuntos permanezcan en ese estado (al menos en cuanto a villanos y superhéroes), el título de este tomo me daba a entender el retorno de la citada DeWolff... ¿o no? La resolución no la diré por ser evidente spoiler, pero tengo que agradecer que en ese arco argumental donde sucede sea concreto y conciso (algo no muy habitual) ya que se extiende a lo largo de apenas un par de números de los incluidos en este tomo (los Amazing 663 y 664), siendo el resto una excelente muestra de todo lo que puede dar de si Spider-Man, destacando el especial guionizado por Stan Lee (y donde me gustó el nuevo guiño a la variable situación de Peter Parker con Mary Jane), o el número donde se ahonda en la amistad del protagonista con Betty Brant (un notable número autoconclusivo)
Hay ocasiones en que cuando veo según que obras por la biblioteca, si al hojearlas su dibujo me llama mucho la atención, la misma tendrá muchas posibilidades de que la acabé leyendo, como así me ha ocurrido cuando entre las novedades de la sección infantil me encontré el otro día el comic Yin y el dragón. Estamos ante una obra que conjuga de manera bastante acertada el estilo de comics europeos (por la forma en que vió la luz: tres libros editados en Francia y recopilados en este tomo) y el manga (por el diseño de sus personajes, que puede recordar al de Hayao Miyazaki) en una sinopsis argumental donde los dos protagonistas de la misma que le dan título tienen un recorrido que me hizo rememorar a otro emblemático clásico infantil de mi época como fue La historia interminable de Michael Ende. Ambientada en el Shanghái de 1937, en el que en aquel momento se padecía la guerra chino-japonesa que fue preludio de la Segunda Guerra Mundial, este comic mezcla con considerable eficacia detalles históricos y bélicos con otros claramente más mitológicos, añadiendo un plantel de secundarios muy bien desarrollados que enriquecen el resultado final.
Han entrado de golpe varios comics en grapa nuevos en la biblioteca, algunos de series por las que no me he decantado (o de las que ya me he bajado), pero otras de algunas cabeceras que si voy siguiendo. Entre ellas estaba el número 9 de Los 4 fantásticos de Dan Slott (cuya reseña más reciente dejé por este enlace) en el que se resuelve de una manera coherente el cliffhanger con el que me había dejado el último número en el que parecía que el Doctor Muerte había conseguido dominar a Galactus. A eso hay que añadir los números 5 al 8 de El inmortal Hulk (cuya reseña más reciente está por este enlace), en donde vemos el enésimo combate entre los Vengadores y Hulk que finaliza con este último ¡TROCEADO!, lo cual no es un mayor problema para esta nueva condición del Coloso Esmeralda que lo llevará a continuación a una confrontación con un rojizo Hombre Absorbente e incluso ir a parar nada menos que al Infierno. Los números que he abarcado en esta tanda finalizan con el ¿retorno? de Betty Ross (entre interrogantes por lo que pasa) y Leonard Samsom, en un destacable comic que sigue llevando a Hulk hasta terrenos bastante terroríficos, sin por ello renegar de su extenso pasado.
Jiro Taniguchi es uno de esos mangakas que casi siempre suelen ser sinónimo de calidad, por lo que con el muy apetecible título de Mundo Salvaje me he leído de la biblioteca los dos tomos que componen esta recopilación del citado autor, con las que he disfrutado de forma notable, posiblemente por ser un compendio de historias más o menos breves con el tema común de la naturaleza y donde en la gran mayoria consigue un resultado destacable. En el primer tomo se incluyen ocho historias repartidas en dos grupos de cuatro con los títulos genéricos de Leyendas del Oeste y El depredador, siendo muy evidentes los toques de western en las cuatro primeras, mientras que en las otras cuatro se centra en la figura genérica que las engloba, aunque dejando clara la nobleza del medio natural, la cual el ser humano casi nunca ha respetado. En el segundo tomo se recopilan otras ocho historias divididas en dos grupos de cuatro cada una, llevando los títulos de Pueblos perdidos y El hombre y el animal, en los que se pueden disfrutar de una espléndida narración gráfica en unas historias centradas en la confrontación entre los humanos y la fuerza de la naturaleza, mostrando su vertiente más cruda.
Tal y como adelantaba cuando me leí el anterior (a su vez posterior de este), ya he podido leerme el tomo de Marvel Saga Daredevil titulado Lady Bullseye, cuyo título refleja bien claro quien es la protagonista de este discreto arco argumental. Aún así pese a que pueda parecer que estamos tan solo ante otro ejemplo de personaje con el que cubrir con ambos sexos (tipo Hulk-Hulka para entendernos), de Bullseye tan solo toma el nombre tras haber asistido en su infancia a un suceso en el que pudo ver sus capacidades. La referencia más evidente de esta nueva villana estaría en el manga Lady Snowblood de Kazuo Koike, autor que con su otra obra más reconocida (El lobo solitario y su cachorro) inspiró al propio Frank Miller en su mítica etapa con Daredevil. Por eso más que la punteria del citado Bullseye, lo que más caracteriza a esta variante femenina suya (aunque sólo lo sea de nombre) es la destreza en las artes marciales, que la ha llevado a una posición de relevancia en La Mano, una secta ninja que practica la magia oculta y que siempre ha estado presente en las andanzas de este superhéroe desde que fue introducida por Frank Miller.

viernes, 17 de enero de 2020

LA BRIGADA DE LUZ, DAREDEVIL (dos) y TRANSMETROPOLITAN (resto)


En ocasiones sucede que la obra que menos te podias imaginar despierta tu interés, siendo eso lo que me ocurrió con La brigada de luz, un libro de ciencia-ficción de Kameron Hurley que pensaba que sería demasiado farragoso para mi gusto, pero que ha acabado siendo bastante entretenido. En el futuro en que nos situa esta obra los paises (tal y como son hoy en día) han sido sustituidos por corporaciones, que controlan con mano de hierro a la población. Obligados a alistarse en las fuerzas armadas si quieren lograr la ciudadania (y los derechos que ello conlleva), la historia se centra en Dietz y su duro periplo para convertirse en soldado y transformarse en luz (esto último en referencia a que las personas en este hipotético futuro pueden ser disgregadas y viajar a la velocidad de la luz siendo eso mismo, para luego volver a materializarse) Pero el problema vendrá cuando en esos "saltos" Dietz se vaya dando cuenta de que los motivos por los que lucha quizás no sean los que le han inculcado, en una obra narrada de forma trepidante, que bien podría considerarse una mezcla entre películas tales como Starship Troopers, Al filo del mañana y Doce monos, lo que bien puede dar una idea del resultado final.
En mi lista de lecturas de Daredevil entró el tomo El diablo en el infierno, que incluye los números 265 al 273 con guión de Ann Nocenti y dibujo de John Romita Jr., el cual me ha resultado una lectura aceptable pero que sin duda alguna se me ha quedado un poco "coja", en el sentido de que las historias que incluyen se nota mucho que son partes de una integridad que aqui no está cubierta. Ello se debe a la mala estructuración a la hora de editar estos comics, ya que la aventura inicial empieza con la historia ya en marcha, al ser la conclusión de Inferno, un crossover mutante de la época, mientras la trama final queda también sin resolver del todo, aparte de encontrar al protagonista en una situación que nunca se sabe nada de lo que la originó, dejando tras su lectura con el problema de no poder valorar en condiciones algo que vendría a ser como ver una serie a medias, sin saber de donde viene ni adonde va. Aparte del buen trabajo gráfico obra de Romita Jr. lo más destacado sería el arco argumental sobre los derechos de los animales, pero al no quedar del todo resuelto en este tomo aumenta la insatisfactoria sensación final citada antes.
Aunque no haya podido leerlos en su orden, debido a la muchas veces comentada disponibilidad que tienen ciertos comics cuando los pides en las bibliotecas, no me pude privar de anticipar El retorno del rey (que pese a ese título no tiene nada que ver con la saga de El Señor de los Anillos), más que nada por la curiosidad de ver a Kingpin en su exilio en Galicia, antes de retornar a Nueva York para ser lo que mejor ha sido: la némesis perfecta de Daredevil. Como es lógico, todo lo que le antecede tendré que leerlo cual si fueran precuelas, ya que este tomo marca el final de la etapa de Ed Brubaker y Michael Lark a cargo del Diablo Guardian de Marvel, pero a diferencia de la reseña superior, incluso leído este comic sin conocer todos los motivos de los personajes que por este arco argumental circulan, estamos ante un destacable relato que sin duda te deja con las ganas de averiguar que llevaron a todos ellos a las circunstancias en las cuales te los encuentras aqui. A resaltar también que el presente volumen finaliza en el que fue número 500 de la cabecera de Daredevil, que se completa con una breve historia a cargo de Ann Nocenti y David Aja.
Tras haber leído hace unos dias los números disponibles en mi biblioteca más cercana de Transmetropolitan decidí que era tiempo de completar la colección, por lo que me solicité el resto a otra biblioteca y procedí a leerlos. Al haber empezado la lectura por los tomos 1, 3 y 4 (de 10) para seguir por orden empecé por el 2 titulado Pasión por vivir, donde destacaría los dos primeros números unitarios en los que se puede ver dos formas de "entender" la vida más allá de la muerte (siendo del todo seca y traumática la segunda), si bien el arco argumental principal sería una historia en tres partes sobre el pasado de Spider. Saltando al tomo 5 (Ciudad solitaria) se profundiza más en conocer a su desatado protagonista más una historia en donde una pelea urbana deviene en una crisis contra todo lo de Spider con brutalidad policial incluida.

En el sexto tomo (Escarba hondo) el protagonista empieza su contraataque hacia los poderes fácticos que lo quieren tener controlado, que continúa en el volumen 7 (Las rajadas de Spider) junto con dos brillantes números con unas acertadas críticas contra la prostitución infantil y como la sociedad trata a la gente con problemas mentales. El destino se descubre predeterminado para el protagonista en el 8 (Canto fúnebre) pero en el 9 (La cura) parece volver a tener la suerte a su favor (al menos en cuanto a sus objetivos), finalizando en el 10 (Una vez más) que además incluye los especiales La escoria de la ciudad y Odio todo esto donde vemos el futuro distópico de esta Transmetropolitan en manos de un montón de destacados autores.

El resultado final es una brutal y muy notable sátira grotesca contra muchos aspectos de nuestra sociedad actual, con unos personajes excesivos pero también entrañables (no solo Spider Jerusalem sino también sus "sucias" ayudantes Channon Yarrow y Yelana Rossini) y envuelto todo en el marco de un futuro distópico de ciencia-ficción que en algunos detalles sigue estando plenamente vigente (esta serie ya tiene más de dos décadas de antigüedad: se extendió de 1997 a 2002), lo que es digno y triste testimonio de la degradación humana: una visionaria muestra de que no vamos precisamente para mejor, sino todo lo contrario.

martes, 14 de enero de 2020

MALASAÑA 32, un EXPEDIENTE WARREN español (crítica sin spoilers)

Es indudable que el triunfo de The Conjuring (conocida por este pais como Expediente Warren) derivó no solo en secuelas del mismo, sino en varios spin-offs más o menos generados de la franquicia principal, siendo uno de ellos (La llorona) el que me hizo darme cuenta de que el filón de historias paranormales ambientadas en la década de los años setenta del pasado siglo es amplísimo si se empiezan a decantar por otras culturas y/o nacionalidades. Eso se podría afirmar que fue lo que ofreció en 2017 Verónica de Paco Plaza (con un resultado mejor de lo esperado) y que ahora quiere repetir esta Malasaña 32 con la ventaja de situarse cronológicamente en 1976, ya que el film de Plaza estaba situado a inicios de los noventa, sin ese "elemento" común temporal de la previamente citada Expediente Warren y la amplia estela que ha generado con sus derivados o secuelas. 

Esta cinta dirigida por Albert Pintó coincide con la de Verónica a la hora de ser el retrato de una época determinada (en este caso 1976, si bien hay un conciso prólogo que tiene lugar cuatro años antes), lo cual logra con mucho acierto gracias a una cuidada ambientación que nos sitúa en aquellos años del final del franquismo, a lo que ayuda también el uso de emblemáticas canciones de Julio Iglesias o Raphael (si bien en esos momentos puede captarse como un guiño de humor negro, no siempre del todo adecuado) Mejor es el uso que se le da al clásico Un globo, dos globos, tres globos, consiguiendo que algo que sería tan infantil como Barrio Sésamo se vuelva inquietante y perturbador.

Los mayores aciertos de Malasaña 32 estarían en esa multitud de pequeños detalles que se utilizan de cara a situar al espectador en aquellos años, ya que aparte de la citada ambientación o el uso de algunos temas musicales, el film aprueba con solvencia en su intento de ser un retrato costumbrista de una época determinada usando multitud de elementos que van desde las peonzas o las canicas hasta las Galerias Preciados (unos grandes almacenes muy famosos por entonces y absorbidos a mediados de los noventa por El Corte Inglés) Asimismo los personajes principales están presentados de una manera sincera y creible, quedando muy bien retratada la dificultad económica de la clase obrera de por aquel entonces, lo cual logra la inmediata empatía del espectador ante los más que evidentes sustos por los que tendrán que pasar. La única excepción a esa regla sería el personaje a cargo de Concha Velasco, que parece esbozado de una forma muy clara para parecerse al de Elise Rainier (encarnado por la actriz Lin Shaye en la saga Insidious, también franquicia de terror iniciada por James Wan, el mismo responsable de la de Expediente Warren), si bien la veterana actriz cumple con corrección.

El mayor problema con el que tiene que lidiar Malasaña 32 viene en su planteamiento (aceptable dentro de los cánones del género, aunque sin duda bastante común: de familias que quieren comenzar una nueva vida se han visto ejemplos de todo tipo) y su posterior desarrollo, que abraza sin problemas todos los clichés más habituales del ya de por si sobreexplotado género del terror en su variante sobrenatural. No negaré que en conjunto consigue mantener la atención del espectador sobre lo que vaya a ocurrir, pero los recursos que emplea son tan clásicos que el mayor mérito estaría en la buena labor como director de Pintó para manejar la tensión, los sustos y el suspense, aunque luego no logre ser del todo sutil con esos elementos (hecho que se hace más evidente cuando se dan al final las explicaciones oportunas, que aunque aceptables dejan con la sensación de ser algo forzadas y apresuradas para justificar todo lo anterior) Es curioso porque el abuso que se hace del sonido en algunos momentos para asustar devalúa al propio film, que pese a circular por terrenos más que conocidos para el espectador de este género, sabe recrear con acierto los espeluznantes lugares por los que transita.
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 17 de enero de 2020
  • LO MEJOR: Su acertado retrato de la época que recrea así como su cuidada ambientación, a lo que añadir un reparto bastante solvente en el que destacan los más jóvenes, sobre los que se sustenta la mayoría del film.
  • LO PEOR: La sensación de déjà vu al manejar elementos más que usuales de los que se ha abusado en exceso en el género del terror sobrenatural. También unas explicaciones finales algo forzadas y apresuradas.

lunes, 6 de enero de 2020

EL CIELO ENJAULADO, CREEPSHOW, TERROR EN SERIE, LOS FRAGUEL: VIAJE AL GRAN MANANTIAL y TRANSMETROPOLITAN (1, 3 y 4)


Hace poco fuí a ver la película Jojo Rabbit y me sorprendió hasta el punto de interesarme enseguida por la novela que se supone que adaptaba, titulada El cielo enjaulado de Christine Leunens. Cual ha sido mi sorpresa al encontrarme que los parecidos se dan tan solo en detalles de su primer 25%, ya que a partir de ahi la novela se vuelca en una historia de amor enfermizo llevada a su extremo, donde no hay nada de la sátira que si desprende el film, sustituida por la mezquindad de un protagonista que empareja "amor" con "posesión" en lo que sin duda se podría describir como una malsana relación de dependencia. En un primer momento también me hizo recordar a Misery de Stephen King, donde también se trataba una temática más o menos similar (el fanatismo llevado al exceso), pero aqui más que terror habría drama, incluso desde el punto de vista del narrador, al que se llega a comprender pese a que su forma de actuar provoque rechazo.
Siempre que he podido he hablado maravillas por este blog de los comics de terror de antaño, primero los de EC y luego los de Creepy, por lo que me alegré bastante cuando ví en la biblioteca este tomo de Creepshow, que parecía un homenaje a dichos tebeos clásicos. De hecho en si es eso, ya que adapta a las viñetas la película de 1982 de idéntico título dirigida por George Romero cuya idea era recordar aquellos comics clásicos, en cinco relatos que conservan toda la esencia de aquellas siniestras viñetas, ayudado por el arte gráfico de Bernie Wrightson en unas narraciones surgidas de otro clásico del terror como es Stephen King. Pese a ser claro reflejo de la época en que fueron creadas (por su evidente misantropia y palpable misoginia, como se analiza en el propio comic) su mayor handicap estaría en su brevedad, apenas 80 páginas que se leen en un suspiro y te dejan con ganas de más. Sin duda alguna un comic MUY recomendable.
Con el muy acertado título de Terror en serie, este libro que ha sido reciente novedad en las bibliotecas hace un notable e impresionante recopilatorio de 77 series de televisión de todos los tiempos ordenadas de forma cronológica, en las que el terror ha sido o la temática primordial o una de las más llamativas. Abarcando desde mediados del pasado siglo XX hasta el mes de diciembre de 2018 el repaso resulta exhaustivo y bastante entretenido, ya que tan solo ofrece dos páginas por cada serie (con datos, apreciaciones y referencias diversas, así como recomendación de los mejores episodios), pero el trabajo está realizado de forma tan amena que sirve igual para recordar algunas de las citadas, que alcanzaron mayores o menores éxitos de audiencia en su momento, como para descubrir otras muchas de las que no conocía ni su existencia. El resultado es un notable análisis de como ha sido la evolución del terror en una buena selección de series de televisión, así como los paralelismos e influencias que tuvieron entre si algunas de ellas con el transcurso de las décadas.
A los que vivimos nuestra infancia en los ahora muy recordados años 80 nos marcaron muchas series, entre las cuales una fue Fraggle Rock, con una cabecera tan emblemática que aún muchos pueden tararearla pese al tiempo transcurrido. Con el evidente factor nostálgico por mi parte no lo dudé ni un instante en coger de la biblioteca el reciente comic dedicado a estos personajes de la factoria de Jim Henson titulado Los Fraguel: Viaje al gran manantial. Al final ha resultado ser un placer de tebeo, que sabe alcanzar el espíritu de la serie original, hasta el punto de que esta historia que nos narran aqui bien podría haber sido la de cualquiera de sus episodios televisivos. Ello se debe al buen trabajo conjunto de su guión (obra de Kate Leth) y apartado gráfico (a cargo de Jake Myler), que sabe recrear sin problemas la personalidad de su quinteto de protagonistas (Gobo, Rosi, Musi, Bombo y Dudo), en una simpática aventura apta tanto para todos los públicos, desde aquellos que lo recuerdan de su infancia como para las nuevas generaciones, si bien a estas últimas les faltará el referente televisivo con el que relacionarlo.
Hace ya mucho tiempo me leí el tercer tomo de Transmetropolitan, pero el tema se quedó pendiente hasta que hace poco entraron en mi biblioteca más cercana los tomos 1 y 4 de la mencionada serie, por lo que me decanté por ellos añadiendo una relectura del que ya pasó por mis manos hace unos años. En su origen en Transmetropolitan tenemos la historia de un periodista llamado Spider Jerusalem que se había concedido un retiro espiritual y que ahora vuelve al trabajo habitual por una trama relacionada con disturbios urbanos, situando la acción en un futuro indeterminado en el cual las cosas (drogas, sexo, religión, etc.) han cambiado bastante, pero en donde se hace evidente que dichos "cambios" están específicamente insertados para resultar una nada velada crítica sobre lo que representan en nuestra sociedad actual (teniendo además en cuenta que este comic vió la luz en origen a finales de los años noventa, si bien sigue teniendo una indiscutible vigencia en muchos de los temas que toca) Ya desde el principio queda claro que los personajes que se mueven por sus viñetas, Spider Jerusalem incluido, son extremos en todos los sentidos, claros ejemplos de los males habituales de la humanidad cuando se la lleva al exceso (maldad, vileza, ansiedad, sed de poder, sadismo, etc.)

Transmetropolitan representa una crítica social bastante bizarra, e incluso en muchos momentos bastante bruta y justo por ello acertada, de nuestra forma de vida actual, por lo que la labor en los guiones de Warren Ellis no puede menos que aplaudirse. A ello hay que añadir el destacable trabajo de Darick Robertson en su apartado gráfico, que sabe recrear ese decadente, opresivo y malsano Nueva York por el que se mueve su peculiar protagonista. Tras el primer tomo titulado De nuevo en las calles, la relectura del tercero (que lleva por título El año del cabrón) es un excelente recordatorio de como la política se ha ido transformando en un circo mediático, con personajes indeseables con ansias desmedidas de llegar al poder pero sin ningún interés por los problemas reales del pueblo, como también queda patente en el cuarto tomo titulado La nueva escoria, el cual continua la historia iniciada en el previo.

domingo, 29 de diciembre de 2019

Lo mejor y lo peor del 2019 (y de la década) según El blog del Chacal


Se nos acaba el año, y he aqui mis particulares galardones a lo que ha dado de si el apartado de cine y televisión, con mi valoración hacia las películas y series que he visto en uno y otro medio. En el caso de este 2019 han sido un total de 48 estrenos que podeis ver comentados por este enlace (o según mi valoración de calidad con las etiquetas pertinentes a críticas de cine de la columna de la derecha) Como en el caso de algunos estrenos las galerias de posters son variadas y extensas, adjunto los posters referidos como el mejor (en este caso compartido) y el peor del año, picando sobre los cuales se pueden ver a mayor tamaño. Para lo bueno y para lo malo mi selección de este año es la siguiente:
====================================================
====================================================
====================================================
Con el descarte de The walking dead desde su T10 y el de Watchmen tras ver tan solo los cuatro primeros episodios, estas serían las series que he seguido con fidelidad este 2019: Black Mirror (Bandersnatch y T5), Des-encanto (T1, 2ª parte), Doctor Who (especial Año Nuevo), El cuento de la criada (T3), Jessica Jones (T3), Gotham (T5), IZombie (T5), The big bang theory (T12), The Flash (T5 y T6), The Mandalorian (T1), The Punisher (T2), The twilight zone (T1), The walking dead (T9) y Young Sheldon (T2 y T3) Se adjunta una caricatura del Baby Yoda, mejor personaje secundario del año, realizada al estilo de la serie de televisión Los Simpson y vista en el blog Springfield Punx.
  • Mejor serie: El cuento de la criada
  • Mejor nueva serie: The Mandalorian
  • Mejor actor: Iain Armitage por Young Sheldon
  • Mejor actriz: Krysten Ritter por Jessica Jones 
  • Mejor actor y/o personaje secundario: Baby Yoda de The Mandalorian 
  • Mejor actriz secundaria: Rachael Taylor por Jessica Jones  
  • Mejor banda sonora: The Mandalorian
  • Mejor reparto: The big bang theory 
  • Mejores efectos especiales:  The Mandalorian
A todo esto hay que añadir que hace ya diez años hice una mínima selección de lo mejor y lo peor de la década (contando del 2000 al 2009), por lo que como ahora también las fechas cumplen, doy mis votos a la mejor y peor película estrenada entre 2010 y 2019 y vista dentro de la citada década:
  • MEJOR PELÍCULA: Los Vengadores, por significar el inicio del ahora taquillero universo Marvel y demostrar que lo que parecía algo incoherente, crear un mundo común para todas las películas de dicho sello, podía llevarse a cabo.  Muy cerquita podría quedar La cabaña del bosque, del mismo director, que sería la mayor sorpresa de la década y uno de sus títulos más destacables dentro del apartado de terror y/o fantástico.
  • PEOR PELÍCULA: Ghost Rider 2: Espíritu de venganza, porque aunque he visto algunas cintas que pueden ser tan malas o peor que esta, la presente secuela representa la parte contraria en las adaptaciones de comics de superhéroes vistas en esta década: aquellas realizadas de forma nefasta aportando más vergüenza ajena que méritos propios. Otra vergüenza han sido las películas paródicas, que han rebajado su calidad a niveles ínfimos, sirviendo de ejemplo, entre otras muchas, la de Holmes y Watson que ha arrasado entre mis premios a lo peor del año.

jueves, 26 de diciembre de 2019

EL ABC DE LOS MONSTRUOS EN EL CINE, EL CASTIGADOR (varios), EL EFECTO TARANTINO y MASACRE: PRESIDENTES MUERTOS


Me llamó la atención este libro con el título de El ABC de los monstruos en el cine cuando lo detecté en el catálogo de las bibliotecas, por lo que ya que lo tenía accesible decidí pedirlo. Se trata de una guía de muy facil y rápida lectura donde hay 35 seleccionados (uno ya se imagina que hay más, pero no deja de ser un amplio grupo) en donde, con textos a cargo de Alexis Puig y un sobresaliente apartado gráfico obra de Costhanzo, se nos da un dibujo de cada monstruo, algunos datos informativos (como su película más emblemática y referentes de la misma), una descripción de los rasgos, historia, orígenes, etc. de cada uno de los seleccionados, así como algún detalle curioso o anecdótico relacionado. Con tan solo 144 páginas sería un libro que se lee en un suspiro pero que se disfruta bastante recordando los detalles que quizás el lector ya conozca de algunos de los 35 monstruos de los que consta o aprendiendo algo nuevo sobre algunos de ellos, si bien son todos bastante emblemáticos y populares. Muy recomendable para fans de esta temática.
Al igual que hace poco reseñé algunos tomos conjuntos de Marvel Saga Spiderman, ahora me ha surgido la oportunidad de hacer algo parecido con el Castigador, y de cara a realizar una lectura más o menos cronológica decidí comenzar por el de El pelotón, ya que aunque su fecha de edición lo hace el más reciente, su condición de precuela le da la posición justa que he citado antes de cara a una lectura lo más coherente posible. Y es que en este tomo el guionista Garth Ennis se ayuda de la destacable labor gráfica de Goran Parlov para narrar como fue el primer asesinato de un joven Frank Castle durante la Guerra de Vietnam, relatado desde el punto de vista de cuatro supervivientes del pelotón que comandó el que luega será conocido como el Castigador (Punisher) Aún con referencias a otras historias del personaje, este tomo es perfectamente disfrutable por si mismo, siendo un entretenido preámbulo para lo que después fue el personaje conocido por todos.
Había leido referencias al tomo de Marvel Saga El Castigador que lleva por título Las viudas cuando en su momento me leí el de Lobezno va al infierno, ya que su esquema es bastante similar: si en aquel son las víctimas colaterales de Lobezno quienes pretenden darle un escarmiento final, en este caso serían viudas de los mafiosos a los que se ha cargado Punisher (el Castigador) las que unen fuerzas para intentar darle su merecido por la situación en la que las ha dejado. Y es que la política de Castle siempre ha sido "limpiar" el mundo de malvados pero respetar a las víctimas colaterales de tales "actos" (mujeres e hijos de los mafiosos) que no siempre son culpables... aunque aqui se dará cuenta de su error. Un detective de policia y una misteriosa mujer con motivos propios tendrán también un papel determinante en este entretenido tomo cuya historia está desarrollada, a lo largo de siete capítulos, de manera destacable y acertada.
Siguiendo el orden ahora le llegó el turno al tomo de Marvel Saga El Castigador titulado La larga y fría oscuridad, el cual marca el regreso de Barracuda. Si asumimos que Frank Castle como Punisher (el Castigador) ha estado impartiendo "su" justicia sin conseguir que nadie haya logrado pararle los pies, el personaje de Barracuda vendría a ser su opuesto elevado a la enésima potencia, su reverso oscuro (más aún si cabe), que ya había sido presentado en números previos que ya me leí en su momento, pero en donde era algo así como una exageración paródica, hasta que en este arco argumental queda patente que puede ser devastador. El previsible choque entre esos dos titanes (Punisher y Barracuda) será implacable y muy brutal, ofreciendo sorpresas así como profundizando en la personalidad del Castigador en un volumen tan entretenido como toda la etapa de Garth Ennis, beneficiada de nuevo aqui por un adecuadísimo apartado gráfico.
Mis reseñas de comics de Punisher acaban en este post con Marvel Saga El Castigador: El fin, en el cual se pone punto y final a la etapa de Garth Ennis con este personaje. Con el arco argumental en seis capítulos Valley Forge, Valley Forge se nos relata como un grupo de militares que se saben comprometidos por cierta información que posee el Castigador deciden emplear contra él un escuadrón de soldados, algo que saben que su objetivo respetará. La planificación y ejecución de ese plan se va desarrollando paulatinamente a la inclusión de fragmentos del ficticio libro que da título a este arco argumental. Esta entrega se cierra con el one-shot El fin y en el que se narra la última historia del Castigador, con este ya muy viejo y en un hipotético futuro donde una guerra nuclear casi ha erradicado a la especie humana del planeta, si bien eso no será obstáculo para que Frank Castle lleve a cabo su póstumo acto de justicia, todo ello con dibujo obra de Richard Corben.
Con aún pendiente el estreno de Érase una vez en Hollywood cuando se escribió este libro, ha entrado en la biblioteca y me he cogido en préstamo El efecto Tarantino, que con el subtítulo de Su cine y la cultura pop realiza un pormenorizado repaso a la filmografía de este famoso director. A ello hay que sumar una mención a algunos de los títulos fetiche para Tarantino, un apartado dedicado a los actores que han trabajado con él (y en la constan usuales de su films, algunos a los que revitalizó sus carreras y cameos de todo tipo), así como aquellas películas en las que ha participado el citado director, o que sin duda se han visto marcadas por el estilo de sus obras. También hay espacio para un análisis de la música de sus películas, en un libro de Jordi Picatoste Verdejo que tendría que ser ideal para todos los fans de Tarantino, ya que con un evidente y muy notable trabajo de documentación realiza un destacable análisis de la figura y la huella dejada por este director en el cine de estas últimas décadas.
Tengo que admitir que he disfrutado mucho con el tomo de Masacre (Deadpool) titulado Presidentes muertos que me he leido hace bien poco de la biblioteca. De los 12 números más un especial que incluye tenemos un primer arco argumental en los seis primeros capítulos que es el que da título al presente volumen y en el cual el protagonista tendrá que vérselas con un aprendiz de mago algo aficionado que ha revivido a todos los presidentes muertos de Estados Unidos con la idea de que salven el pais, si bien ellos vuelven con más ganas de destruirlo. Por su parte en el segundo arco argumental de este tomo Masacre tendrá que lidiar con un misterioso individuo llamado Vetis que le llevará a vivir todo tipo de alocadas aventuras, entre ellas una muy simpática situada (tanto cronológica como artísticamente) en los años ochenta, con el protagonista en la armadura de Iron Man. En ambos arcos el tono es de lo más divertido, con un humor negro bastante bruto y cafre, con además unas poco o nada sutiles críticas a los temas más insospechados, que sin duda te hacen esbozar una sonrisa.