miércoles, 28 de julio de 2010

AIRBENDER: EL ÚLTIMO GUERRERO de M.Night Shyamalan

FICHA TÉCNICA

Título: Airbender, el último guerrero
Título original: The Last Airbender
Dirección: M. Night Shyamalan
País: Estados Unidos
Año: 2010
Fecha de estreno: 06/08/2010
Duración: 103 min.
Género: Familiar, Bélico, Aventuras, Fantástico
Reparto: Jackson Rathbone, Cliff Curtis, Dev Patel, Nicola Peltz, Noah Ringer, Jessica Andres, Seychelle Gabriel, Shaun Toub, Randall Duk Kim, Dee Bradley Baker
Distribuidora: Paramount Pictures
Productora: Paramount Pictures, Kennedy/Marshall Company, The, Blinding Edge Pictures, Nickelodeon Movies

SINOPSIS

La película de M. Night Shaymalan narra las aventuras de Aang (Noah Ringer), el último y más joven descendiente de la estirpe de los avatares. Su misión es detener la guerra que ha empezado la Nación del Fuego contra las naciones de Aire, Agua y Tierra. Aang es el único que posee el don de dominar todos los elementos, pero necesitará la ayuda de Sokka (Jackson Rathone) y Katara (Nicola Peltz). Además, deberán escapar de las garras del malvado príncipe Zuko (Dev Patel), que quiere perpetuar el caos y la destrucción para aumentar su tenebroso poder.

CRÍTICA

Hace ya una década que me quedé encantado con El Sexto Sentido, el film más popular y exitoso de su director, M.Night Shyalaman. Tras él vinieron varios títulos que mantuvieron un cierto nivel de calidad y entretenimiento (El protegido, Señales) si bien ya empezó a aburrirme (en El bosque, pese a todo vanagloriada por algunos). Su mala estrella ya se hizo evidente con La joven del agua (que, mira tú por donde, a mi si me gustó, pese a que fueron muchos los que echaron pestes de ella) y alcanzó límites de ridículo con la también ridícula El incidente (que tenía un gran planteamiento muy mal resuelto). Ahora le toca el turno a Airbender: El último guerrero y yo pensaba que quizás Shyamalan hubiera corregido los errores que se han hecho patentes cada vez más en sus films (¿donde está el que muchos catalogaban como el nuevo Alfred Hitchcock?) Pues no.

¿Por donde empiezo? De entrada el primer negativo es para los actores, TODOS ellos poco creíbles y de una insipidez que tira de espaldas (mala señal cuando los personajes que pululan por la historia te importan tan poco como la historia en si). Pero bueno, eso no sería problema si hablamos de un film de este estilo (superproducción fantástica), donde lo normal es que venda más el envoltorio que el contenido (mirar sino la reciente trilogia de Star Wars, mejor visualmente que por el apartado argumental) pero es que aqui nos obsequian con un guión totalmente absurdo donde se van sucediendo diferentes acciones sin orden ni concierto (yo es que me perdí en un argumento místico con el que nunca te sientes identificado). Probablemente la culpa del resultado final no hay que achacársela a Shyamalan, que como buen artesano cumple la función de director sin aportar nada personal al conjunto (vuelvo a mi pregunta anterior, ¿en donde se nota su mano por este film?) pero es que las críticas negativas contra el film que parecían un simple despiece de su director se confirman una vez visto el resultado final, aburrido y presuntuoso (e insisto en que es una lástima porque a mi Shyamalan me cae bien).

Mi comparación anterior con la reciente trilogia de Star Wars tampoco va muy desencaminada, ya que al igual que aquella, en este film parece como si su director hubiese querido imitar el estilo de George Lucas en la citada saga. A todo ello se añaden elementos y estilos de los éxitos de taquilla de la última década (se nota la sombra alargada de Harry Potter y El señor de los anillos en una película que tiene toda la pinta de haber querido sumarse al carro comenzado por ellos de éxitos de género fantástico, uniendo también parte del estilo Matrix de combate). Pero lo de Shyamalan no son las superproducciones, y menos esta, que se suma a la larga lista de títulos que han intentado comenzar sagas como la del mago de J.K.Rowling pero que se han quedado por el camino, en este caso de manera justa viendo su pretencioso resultado final.

Y si pese a todo esto no resulta desastroso es, como dije antes, más por el envoltorio que por el contenido: desconociendo en mi caso el manga/anime en el que está basada (y que viendo el resultado de esto no me anima a descubrir) es su aspecto visual donde más destaca la película, con una estética realmente conseguida y llamativa, y con unos efectos visuales que por momentos recuerdan a Dragon Ball (si esta también se hubiera adaptado en condiciones, y no con el despropósito que llegó a las salas de cine) El problema es que todo eso se mueve en un cenagal argumental donde las acciones de los personajes con las que se supone que tendriamos que sentirnos identificados nos importan un comino (digamos que Shyamalan consigue aqui acercárse más al Frank Miller que perpetró The Spirit que al Peter Jackson de El Señor de los Anillos. Con eso creo que lo digo todo).

Como detalle curioso citar que al pase de prensa al que acudí, cuando en los títulos de crédito salió el nombre del director, este fue abucheado pese a un espontáneo que defendió su estilo de trabajo. Por cierto, yo la ví en 3D pero para el caso es otro detalle que importa bien poco porque el efecto es casi en todo momento nulo: al final va a ser verdad eso de que el 3D es un engaña-tontos con el que te hacen pagar más por algo que no lo merece.

LO MEJOR: Visualmente es muy llamativa con escenas realmente conseguidas (y de las cuales tendrian que haber tomado nota los responsables de la adaptación de Dragon Ball de la pasada temporada, ya que por momentos esta película parece más fiel al citado manga de lo que lo fue el fallido film que se estrenó en cines)

LO PEOR: La película intenta ser para todos los públicos, en lo que falla estrepitósamente, ya que para los niños se hará aburrida mientras que para los adultos se les hará simplona (aparte de una trama con la que nunca congenias, y en la que te importa un pito lo que pase o a quien le pase). A eso se le suman unos actores que levantan la mayor de las indiferencias y el resultado final es una intentona MUY FALLIDA de su director (espero que por compromiso) de levantar una franquicia taquillera de género fantástico al estilo de la del famoso Harry Potter con elementos de peleas tipo Matrix.

5 comentarios:

Summerand dijo...

Hola Óscar! podría participàr en tu blog poniendo noticias del cine de terror? Gracias :)

Chacal (Oscar Ferrer) dijo...

Summerand, te agradezco mucho tu ofrecimiento, pero como este blog ya tuvo una época en que fue grupal pero la cosa no prosperó, prefiero dejarlo como mi pequeño rinconcito en la blogosfera para ir poniendo mis cosas. De todas maneras donde si podrias poner noticias si quieres es en el otro donde yo colaboro, Godmakers (http://elblogdegodmakers.blogspot.com/)

Summerand dijo...

Vale, podria probar a ver que tal :)

Pabela dijo...

Bueno, yo sí seguía la serie original y no dejes de darle chance por lo que hizo Shyamalan que es muy buena. No obstante intenté verla sin prejuicios porque pese a todo a mí Shyamalan me merece respeto a pesar de sus incontables últimos desastres. Es que como dices a esta no se la entiende ni por detrás ni por delante y el reparto es nefasto. Cuando vi el trailer le tenía fe pero vaya fue una real desilusión lamentablemente y de su sello nada nada, que quizás hasta hubiera resultado interesante.

- YOGUR - dijo...

La serie de animación es bastante entetenida y hay capítulos memorables al lado de otros más chorrones (como es normal). Yo que tú le daría un vistazo.