martes, 16 de julio de 2013

DOLOR Y DINERO, ¿es que MICHAEL BAY se cree TARANTINO?

FICHA TÉCNICA

Título: Dolor y dinero
Título original: Pain and Gain
Dirección: Michael Bay
País: Estados Unidos
Año: 2013
Fecha de estreno: 30/08/2013
Duración: 129 min
Género: Thriller, Comedia, Acción
Reparto: Mark Wahlberg, Dwayne Johnson, Anthony Mackie, Tony Shalhoub, Ed Harris, Rob Corddry, Bar Paly, Rebel Wilson, Ken Jeong, Michael Rispoli
Guión: Christopher Markus, Stephen McFeely
Distribuidora: Paramount Pictures
Productora: Paramount Pictures, Platinum Dunes, De Line Pictures

SINOPSIS 

Del aclamado director Michael Bay nos llega “Dolor y Dinero”, una nueva comedia de acción con Mark Wahlberg, Dwayne Johnson y Anthony Mackie. Basada en el increíble hecho real de un grupo de entrenadores personales en el Miami de los noventa, que persiguiendo el sueño americano, acaban atrapados en una trama criminal con un final inesperado.

CRÍTICA

Está tan enganchada la grandilocuencia y la exageración a Michael Bay (llevada a sus límites en la saga Transformers) que uno se preguntaba si sería capaz de algo que no fuera una superproducción con exceso de efectos especiales y explosiones. Es por ello que entre secuela y secuela (robótica, en 2014 tendremos cuarta de Transformers) se ha decidido por un film menor (al menos para el estilo que nos tiene acostumbrados) basado en hechos reales (aunque cueste imaginárselo por lo absurdo de muchas de las situaciones que se producen)

La historia nos narra como unos culturistas con unos egos muy subidos y altas dosis de chuleria (aunque bastante inutiles en acción) deciden conseguir el "sueño americano" de triunfar, secuestrando, extorsionando y robando a un empresario. Lo que empieza pareciendo un pequeño plan de aficionados se les irá descontrolando poco a poco acabando en asesinatos (¡por accidente!), desmembraciones (atención al "incidente" con la sierra mecánica) y drogas (el personaje de Johnson se pasa parte de la película esnifado hasta las trancas)

Teniendo en cuenta el histrionismo y la exageración con la que se nos presentan y actuan los miembros que se involucran en este plan (en especial el encarnado por Mark Wahlberg) me recordé de los films iniciales de Tarantino. Y es que los culturistas de esta historia recuerdan a esos perdedores que se meten en tramas criminales de baja estofa que les vienen grandes, como lo era por ejemplo el Vincent Vega de Pulp Fiction (el pase de prensa en versión original subtitulada al que asistí me hizo estar bien atento a la pantalla porque los diálogos son tan intensos, que no profundos, como en las películas de Tarantino)

Resulta hilarante que en cierto momento del desmadre que se lía aparezca un cartel avisando al espectador de que esto sigue estando basado en una historia real (porque uno podría pensar que el director se ha dejado llevar por sus excesos habituales, ya que la película se podría catalogar de relativa comedia de un humor bastante, bastante negro) ¿Estamos ante la variante culturista-mafiosa de Dos tontos muy tontos? Por momentos da sin duda esa sensación (ver los primeros intentos de llevar a cabo el plan), aunque la misantropia que tiene el guión lleva a que se puedan ofender desde las mujeres (tratadas como simple muñecas sin cerebro) pasando por los curas, el cristianismo, los niños, los latinos, los judios, los afroamericanos,... (vamos, que no deja "títere con cabeza")

Hablando de Michael Bay... todo el mundo tiene asumido que no es precisamente un realizador sutil, por lo que todos sus "vicios" visuales (esos que en sus películas le han servido para ganarse tanto defensores como detractores) estan en un relato que tiene el tono trepidante, estilizado y efectista propio de él pero al que solo le sacó máximo partido en La Roca (su mejor film hasta la fecha) Del citado título repite aqui con el director Ed Harris, el personaje más "normal" de toda la historia y el que mejor está representado en pantalla, todo sea porque el actor le da un poco de carisma a una historia y unos personajes que parecen carecer de sentido común (así les pasa lo que les pasa...)

Como prueba de que Bay sabe hacer otra cosa que no sean blockbusters de taquilla hay que reconocer que el resultado cumple a medias: si que es verdad que el film acaba siendo entretenido de tan puro exceso, pero es justo ese el que tenía que haber controlado un poco, ya que se nota en la bajada de ritmo durante su último tercio donde le sobrarían de 10 a 20 minutos de reiteraciones innecesarias, sobretodo desde lo ya visto en su prólogo (Bay es de esos directores que no saben meter tijeras en la sala de montaje y alargan demasiado cosas que en menos tiempo podrían quedar mejor)

LO MEJOR: Si nos dejamos llevar por el desmadre, el personaje de Dwayne Johnson es el que mejor le puede caer al espectador, si bien es Ed Harris (todo un gran actor) quien se encarga del personaje con más sentido común.

LO PEOR: Todo aquello que exaspera de las películas de Michael Bay está presente aqui... para bien o para mal (todo depende del gusto de cada espectador)

2 comentarios:

Agustin dijo...

O sea que la peli es un regreso a la raíces de Bay con Bad Boys dejando de un lado toda la parafernalia de Transformers, no?

Chacal dijo...

Excelente comparación, ya que la citas es verdad que en algunos momentos me recordaba a Bad Boys.