martes, 8 de junio de 2010

ARRUGAS

FICHA TÉCNICA

Tomo 17x24cms, tapa dura, 104 páginas a color, 2ª ed.
Idioma: Español
Guión y dibujo: Paco Roca
Color: Paco Roca

SINOPSIS y COSAS DEL AUTOR

Paco Roca aborda en Arrugas temas delicados, hasta ahora escasamente tratados en el cómic, como son el Alzheimer y la demencia senil. Y lo hace de un modo intimista y sensible, con algunos apuntes de humor pero sin caer en ningún momento en la caricatura. El aire de verosimilitud que se respira en el relato se ha visto propiciado por un cuidadoso trabajo de documentación. Roca comenzó a recopilar anécdotas de los padres y familiares de ancianos, de sus amigos y visitó residencias para saber cómo era la vida en ellas, un material de primera mano que le ha servido para estructurar una consistente ficción. Ives-Marie Labbé, crítico literario de Le Monde, ha escrito de Arrugas que “cuenta con precisión la batalla contra la vejez. Una batalla sin armas pero no exenta de lágrimas”.

En el punto de partida de Arrugas encontramos a Emilio, un antiguo ejecutivo bancario que es internado en una residencia de ancianos por su familia tras sufrir una nueva crisis de Alzheimer. Allí, aprende a convivir con sus nuevos compañeros –cada uno con un cuadro “clínico” y un carácter bien distintos– y los cuidadores que les atienden.
Emilio se adentra en una rutina diaria de cadencia morosa con horarios prefijados –la toma de los medicamentos, la siesta, las comidas, la gimnasia, la vuelta a la cama…– y en su pulso con la enfermedad para intentar mantener la memoria y evitar ser trasladado a la última planta, la de los impedidos, cuenta con la ayuda de Miguel, su compañero de habitación…

Paco Roca (Valencia, 1969) es un versátil autor de cómic e ilustración. Comenzó a realizar trabajos de publicidad y acabó montando un estudio de ilustración en su ciudad natal. Pronto empezaría a compaginar los trabajos con los que se ganaba el sustento con la creación de relatos de cómic y son ya varios los álbumes –Gog, El juego lúgubre, Hijos de la Alhambra– que ha publicado con diversas editoriales. En Astiberri, además de desarrollar una serie para la revista Humo, ésta es su segunda obra publicada en formato álbum tras El faro, una sensible obra con la guerra civil como telón de fondo y premiada al mejor guión realista por el Diario de Avisos de Tenerife, el decano de los premios de cómic que se otorga en nuestro país. Es un dibujante con un reconocimiento internacional creciente, y es que sus obras se publican también regularmente en Francia, Italia, Holanda

RESEÑA

Toda una agradable sorpresa la que me he llevado con este comic (cosa que le tengo que agradecer al compañero Francesc Martinez, que fue quien me lo citó la última vez que nos vimos), del que no me ha extrañado nada encontrarme luego por internet (por ejemplo en Guia del Comic, donde tienen el recopilatorio más completo y conciso sobre esta obra) las referencias que he leído, no sólo a su calidad (visible desde la primera página) sino también a los premios que ha conseguido el autor con el citado comic (cosa que yo ya le otorgaba, y sin saber aún previamente los mismos).

Dotado de una gran sensibilidad (sin por ello caer en la sensiblería) así como también de una gran concisión (¡cuantas cosas nos explica en apenas 100 páginas! ¡Y a que poco nos sabe al acabar!) la historia nos narra el "largo adios" de su protagonista, o como poco a poco (o igual demasiado rápido) el Alzheimer va devastando a Emilio, antiguo empleado de banca y ahora anciano dejado por su familia en una residencia para la tercera edad, lugar en donde transcurre la gran mayoría de la acción del relato.

Uno de los detalles que el lector enseguida agradece de la historia es la claridad con la que están expuestos los hechos (lo que propicia también su delicado y bello dibujo), que se ven representados en unos personajes que son vivos ejemplos de muchas de las características propias de la gente mayor (demencia senil, monotonía, soledad, problemas físicos, etc.) pero que el autor nos muestra de manera tan cariñosa (y sin caer en la caricatura fácil) que uno no puede menos que enternecerse con las vivencias y recuerdos de todos ellos (a mi me gustó especialmente la anécdota de lo de la torre de un campanario, AUTÉNTICA Y EMOTIVA OBRA MAESTRA por si sola, no sólo por lo que representa sino por lo que es). Mención especial también a lo claramente que está plasmada la monotonía en la vida de los personajes en apenas unas pocas páginas, así como la necesidad de la búsqueda de apoyo por parte del ser humano en momentos de crisis (claramente reflejado cuando el protagonista asume el cruel futuro que le espera, y decide luchar para posponerlo o... ¿evitarlo?).

Quizás se le podía achacar clichés cinematográficos (la huida en coche) así como pequeños detalles reiterativos (como los hurtos del compañero de habitación del protagonista, que por momentos parecen excesivos, o algunos insertos humorísticos como lo del viejo verde sordo) pero no dejan de ser situaciones naturales que se pueden dar en un ambiente como este, en donde tarde o temprano todos nos veremos (y roguemos a Dios para que no sea padeciendo enfermedades como el citado Alzheimer, ya que en el fondo lo único que nos puede calificar como personas son nuestros recuerdos, y tal y como nos da a entender la obra, si estos los perdemos... ¿qué nos queda? Meditar la respuesta...)

En resumidas cuentas, una auténtica maravilla en su género, recomendable para TODO tipo de público (así, en mayúsculas) y del que no me extraña que se hable de una adaptación cinematográfica, porque sin duda alguna la historia (y sobretodo el tono en el que está narrada) lo merece. Imprescindible y una auténtica maravilla que a todo persona con raciocinio debería hacerle meditar no solo sobre esa edad por donde empezarán (o empiezan) a pasar nuestros padres, sino por la que pasaremos todos en el futuro, nos guste o no. ¿Nosotros también seremos un estorbo que será aparcado en una residencia a la espera de un lento final?

LO MEJOR: Todo

LO PEOR: Nada

1 comentario:

Nerea dijo...

El tema de esta historia como bien dices nunca se trata en un comic, que mas bien nos narra aventuras de personajes jovenes y llenas de accion. Pero la vejez, el Alzheimer, la soledad, las enfermedades de la edad... son cosas que afectan a miles de personas en nuestra sociedad y es estupendo que un autor nos cuente este tipo de historias.

Un heroe no es aquel que tiene superpoderes y lucha contra el mal, como se suele ver en los comics. Tambien lo es este protagonista, que lucha contra el tiempo, contra su propia mente, contra una devastadora enfermedad para poder seguir siendo quien siempre ha sido. Parece una hermosa historia que contar, sobre todo si s ehace como dices con calidad y sensibilidad. Una adaptacion al cine parece posible y serie una estupenda idea.