viernes, 4 de enero de 2008

HALLOWEEN EL ORIGEN de Rob Zombie

FICHA TÉCNICA

Título: HALLOWEEN: EL ORIGEN
Título original: Halloween
Dirección: Rob Zombie
País: Estados Unidos
Año: 2007
Duración: 109 min.
Género: Terror
Calificación: No recomendada para menores de 18 años
Reparto: Danny Trejo, William Forsythe, Udo Kier, Bill Moseley, Sheri Moon, Tom Towles, Malcolm McDowell, Clint Howard, Brad Dourif, Ken Foree, Leslie Easterbrook, Lew Temple, Tyler Mane, Hanna Hall, Daeg Faerch, Richard Lynch, Steve Boyles, Scout Taylor-Compton, Danielle Harris, Skyler Gisondo, Jenny Gregg Stewart, Kristina Klebe, Adam Weisman, Nick Mennell
Guión: Rob Zombie
Distribuidora: Universal International Pictures
Productora: Dimension Films, Nightfall Productions, Spectacle Entertainment Group, Trancas International Films
Dirección artística: T. K. Kirkpatrick
Director de fotografía: Phil Parmet
Diseño de Producción: Anthony Tremblay
Montaje: Glenn Garland
Música: Tyler Bates
Productor: Andrew G. La Marca, Andy Gould, Malek Akkad, Rob Zombie
Productor asociado: Patrick Esposito
Productor ejecutivo: Bob Weinstein, Harvey Weinstein, Matthew Stein
Vestuario: Mary E. McLeod

SINOPSIS

Después de estar recluido durante 17 años en una institución mental, Michael Myers, ahora un hombre adulto y muy peligroso, logra escaparse de ella y regresa a Haddonfield. Busca a su hermana, y todo aquel que se cruce en su camino corre un peligro mortal.

CRÍTICA

El género de los psycho-killers es uno de los más explotados de las últimas décadas, habiendo caido en el más sobado aburrimiento y degradación por insistir una y otra vez en repetir la misma fórmula. Pero eso no quita para que los films que iniciaron las sagas fueron mayoritariamente entretenidas (cuando no buenas películas). Pero de tantos que ha habido (Viernes 13, Pesadilla en Elm Street, etc) sin duda alguna el que brilla con luz propia es el Michael Myers de Halloween ya que detrás estaba todo un maestro como John Carpenter, que con un argumento más bien mínimo consiguió una obra maestra del suspense que dió a conocer a la por entonces desconocida Jamie Lee Curtis.

Como he citado arriba las progresivas secuelas, no sólo de este título sino de tantos otros que proliferaron sobretodo por la década de los ochenta, desvirtuó totalmente el género, haciéndolo caer en una autocomplacencia mediante la cual los tópicos campaban por sus anchas, adivinándose en ocasiones el argumento entero del film y el orden en que iban a morir las víctimas (progresivamente también de manera más cruel y sangrienta en cada nueva entrega).

Con esta introducción seguramente pensareis que voy a poner a caldo a este remake, y encima cuando está dirigido por un Rob Zombie del que reconozco no haber visto ninguna de sus películas anteriores porque el trailer de La Casa de los 1000 cadáveres me pareció en su momento desagradable porque si (lo cual me decidió a no ver aquella película) mientras que su secuela no me llamó para nada la atención. Pero me he llevado una sorpresa... agradable.

Y con esto tampoco quiero decir que este remake sea una obra maestra, ni un peliculón imprescindible, pero si he de reconocer que frente a otras nuevas versiones de antiguas películas que lo único que provocan es añoranza del film original cuando no directamente vergüenza ajena (y pocas ganas de conocer la película en la que está basada la nueva versión) aqui me he encontrado con un film que intenta por momentos rememorar la película de Carpenter no sólo en esencia (ya que es un remake de la misma) sino incluso en estilo, prevaleciando durante gran parte del metraje el suspense frente a la matanza sangrienta (especialmente durante su segundo acto, el más tópico). Porque es que lo bueno de esta nueva versión es que justifica al criminal, otorgándole una infancia (no explicada en el film original, del que recuerdo que el prólogo era bastante breve) que aqui ocupa casi media película, y donde vemos las hostiles condiciones sociales y familiares que propiciaron la creación del psicópata (si bien también influye que muy bien de la cabeza desde luego que no está...). Es ese primer acto el que más sorprende, porque de él se puede extraer la idea de que muchos monstruos nacen por las condiciones sociales hostiles en las que viven, algo ya mostrado en el remake de Las colinas tienen ojos estrenado hace año y medio. Con dicho film guarda algunos paralelismos en lo que se refiere a momentos de tensión y ambientes "malsanos" y "sucios", aunque Zombie sólo actualiza la estética (no cayendo en ciertos aspectos desagradables del film de Aja) porque la base del film sigue siendo la misma que la del original de Carpenter, primando más la tensión en su segunda parte (con un Michael Myers ya adulto) que es donde, por otra parte, la película menos novedades puede aportar (si bien consigue alguna sorpresa como lo que ocurre con el Doctor Loomis encarnado por Malcom McDowell o lo que al final hace la protagonista).

Y no puedo menos que acabar citando a la actriz que hace ahora de Laurie Strode, una Scout Taylor-Compton que recuerda mucho a la Jamie Lee Curtis original (o al menos a mi me la recordó bastante) lo cual vuelve a favorecer a una película que sin superar al original de Carpenter, si consigue hacer que uno se interese por él, debido sobretodo a un primer acto novedoso en cuanto a orígines del psicópata seguido de un segundo más tópico argumentalmente pero donde se prima la tensión (como en la película original) sobre los efectos más macabros o decididamente desagradables.

LO MEJOR: Que siendo un remake de una película que ya de por si ha tenido bastantes secuelas (creo que ocho sin contar esta) sea lo bastante entretenida como para no aburrir (teniendo en cuenta el género al que pertenece, bastante sobado), respete al film original (recuperando de él más la tensión que el efecto sangriento gratuito) y nos explique las causas de la creación del monstruo, con un mensaje que deja claro que muchas veces es la sociedad quien crea a los críminales.

LO PEOR: No se puede obviar el género al que pertenece, del que se ha abusado mucho, con lo cual la segunda parte de la película puede resultar la más tópica, si bien Zombie consigue no hacerla cargante rememorando en esos momentos los aspectos mejores de la película de Carpenter.

1 comentario:

Pliskeen dijo...

Tp yo he visto nada de Zombie y el trailer de "La casa..." me produjo la misma sensación que a tí. Vamos, que no tengo ningún interés en verla por mucho que me la hayan recomendado.

Pronto veré este remake/precuela y ya comentaré. De momento, esta crítica y la de Bloody Will en TBDC me tranquilizan un poco, pues voy a ser bastante exigente con ella.

Saludos ;)